Los 10 relatos mejor valorados

descocado por mi perro

Descocado por mi perro lobo Hola mi...

Estacionamiento

Hola espero que te guste esta histo...

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTRO VERGA

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTR...

amigas por accidente

mi nombre es karina les cuento este...

Kim: Mi primita... Mi putita (V)

" Despues de una buena temporada fu...

la puta de mi esposo séptima parte

Agradecer vuestros correos fotos pr...

la puta de mi esposo Sexta parte

Holaaaaaaa continuó con mi histori...

la puta de mi esposo cuarta parte

Continuó Después de la orgía de ...

drogue a mi tia real

hola, soy Jorge tengo 22 años, es ...

Mi prima numero uno

Era verano cuando ella llego, soy p...



Ultimos relatos


Encuentrame en BarcelonaCategoría: Violaciones

Por Morgan | 2016-05-25 21:46:00 | 0 comentarios

Hola soy Morgan de Chicago. Estare viajando a Split, Croatia este verano llegando el dia 6 de Junio a Split y luego ire a Barcelona del 12 al 18 de Junio. Mira mis fotos ya que soy nudista--- http://www.dumparump.com/gallery.php?gid=02rJNUH
https://personal.filesanywhere.com/FS/M.aspx?v=8a6b688e5ba1ae7ba668
https://personal.filesanywhere.com/FS/M.aspx?v=8a6b688e5a9f7675b3aa
https://personal.filesanywhere.com/FS/M.aspx?v=8a6b688e61a16e759d9a
https://personal.filesanywhere.com/FS/M.aspx?v=8a6b688e609fb1aea09f
https://personal.filesanywhere.com/FS/M.aspx?v=8a6b688e5f676fb2aea9
https://personal.filesanywhere.com/FS/M.aspx?v=8a6b688b5f669fafa36b
https://personal.filesanywhere.com/FS/M.aspx?v=8a6b688e5e93ad76a1a9
https://personal.filesanywhere.com/FS/M.aspx?v=8a6b688e5da6b6799d6e
https://personal.filesanywhere.com/FS/M.aspx?v=8a6b688e5964a377a06a
https://personal.filesanywhere.com/FS/M.aspx?v=8a6b688e58a4aaa8b098
https://personal.filesanywhere.com/FS/M.aspx?v=8a6b688d61959eaeab9b
https://personal.filesanywhere.com/FS/M.aspx?v=8a6b688b5d9aabadb3
https://personal.filesanywhere.com/FS/M.aspx?v=8a6b688b59a3a3ab6d9c
https://personal.filesanywhere.com/FS/M.aspx?v=8a6b688b5893b0afab6c
https://personal.filesanywhere.com/FS/M.aspx?v=8a6b688b5ba8b676a3a3
https://personal.filesanywhere.com/FS/M.aspx?v=8a6b688b5c9a73aaa0a5
https://personal.filesanywhere.com/FS/M.aspx?v=8a6b688b5a95a9a9b46b
https://personal.filesanywhere.com/FS/M.aspx?v=8a6b688b6090b0b79c9d
https://personal.filesanywhere.com/FS/M.aspx?v=8a6b688b619870ac6d9f
https://personal.filesanywhere.com/FS/M.aspx?v=8a6b688b5ea8ada79fa8
https://personal.filesanywhere.com/FS/M.aspx?v=8a6b688c5896a27aa599
Tengo fantasias de salir por la noche e ir a beber fumar mota y que me den ruffies y cuando este incapacitada que varios hombres me cojan al mismo tiempo - jovenes, viejos, negros, blancos o turcos - toda la noche y que todos a descarguen su semen dentro de mí. Si estas en Barcelona la semana del 12 de Junio encuentrame en el aeropuerto, el apartamento que estoy rentando, busca mi cara en la playa y bares en las azoteas al aire libre con tu plan para que mi fantasía se convierta en una realidad. Tengo casi 27 años, nacida el 16 de agosto de 1989, y por supuesto me gusta beber, junto con el sexo anal, vaginal y oral sin protección.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 4 veces

Ayude a mi mujer a descubrir lo perra que esCategoría: Sexo infieles

Por Rodolfo Rodriguez | 2016-05-24 16:15:41 | 0 comentarios

Comenzare contando que somos de un pueblito en Colombia en la costa atlantica, ella Angelica de 30 años y yo Rodolfo de 40 ya llevamos 10 años de casados con una hermosa niña de 10 y un varoncito de 3. Nos queremos mucho y en la cama somos muy apasionados.

Cuando nos casamos ella no tenia mucha experiencia en lo sexual, asi que fue adoptando mis gustos y mis conocimientos, hemos disfrutado nuestros cuerpos de muchas maneras, hasta el punto de encontrarnos en un momento de no saber que mas hacer, asi que comenze a ver mucha porno y a leer estos relatos escubriendo que una de mis mas obscuras fantasias era de verla tener sexo con otros hombres.

Yo al principio no lo entendí así pero solo me llamaban la atencion los relatos de hombres que impulsaban a su mujer a serle infiel.

Poco a poco fui cayendo en cuenta y cuando teniamos sexo le comence a preguntar acerca de sus fantasias, al mismo tiempo que ponia peliculas porno para que ella las viera conmigo.

En principio siempre me hablaba de querer mas tiempo para nosotros pero yo queria que fuera mas sucia y sincera, queria saber sus gustos.

Pasado un tiempo comence a hacerle preguntas mas directas, como con quien le hubiera gustado culiar en el colegio, con quien estuvo su primera vez y asi, ella no soltaba nada, hasta que un dia de sexo desenfrenado cuando la tenia ensartada por el culo me confio que le hubiese gustado comerse al profesor de geografia, que por su escasa edad no fue capaz cuando el se lo propuso y solo logro darle un beso muy apasionado en el salon de profesores y le permitio tocarla,toda excitada se vino no sin antes decirme que en esa ocasion le agarro la verga por encima del pantalon y se la sintio muy dura y rica.

Esto me puso a millon y la volvi a ensartar con fuerza para que me sintiera dentro y le llene el culo de leche.

Yo no sabia como decirle lo que sentia, hasta un dia que viendo porno le comence a molestar con que la de la peli era ella y el que la clavaba era su profesor, ella se hizo la molesta pero los ojos se le querian salir viendo culiar a la pareja de la tv, en eso que comenzo a mamarme la verga como loca chupando en un ritmo constante metiendosela y sacandola para darle besitos en un momento me hizo venir y trago mi leche sin dejar de chupar hasta dejarme impecable y despues de tragar me dio un beso, y riendo me pregunto que si yo la dejaria.

Entre las conversaciones que teniamos me entere que tambien existia un muchacho en el colegio que siempre quizo ser su novio, pero a ella nunca le gusto ya que era un poco mas bajito que ella, pero que despues de comenzar a salir conmigo una amiga le confeso que ese muchacho tenia un pene descomunal. Lo que en ese entonces le parecio gracioso hoy dia le daba curiosidad y morbo, me decia que de pronto hubiera sido rico sentir esa verga dentro, yo me excitaba y le pregunte que si se lo encontraba seria capaz de follarselo, se rio a carcajadas y me dijo que si sin dejar de reirse.

Al dia siguiente le comence a convencer para que lo contactara y se volviera amigo de el a ver que pasaba, me dijo un rotundo no y me trato de loco, yo no insisti, pero a la semana mas o menos me conto que se lo habia encontrado en la parada de buses y como el trabaja con una moto (lo que llaman en mi pais mototaxi), la convencio para traerla a casa, ella acepto pero no dejo que llegara hasta el frente para que yo no me diera cuenta y no fuera a pensar mal, pero decidio contarme para evitar malos entendidos.

Pasados los dias en un momento de pasion cuando le comia el coño le pregunte por Jose, el amigo, y si no habia sentido curiosidad, a lo que me contesto que fue tanto lo tenso de la situacion que se mojo durante el viaje pensando perversidades, la volvi a presionar para que lo volviera a contactar y como ella es manicurista a domicilio le pidiera carreras, ya que era una persona de confianza, ella se negaba pero la convenci con ese argumento, pasaron varios dias y el la llevaba y traia, yo segui con el juego haciendola vestirse insinuante y que le coqueteara de vez en cuando, ella decia que lo hacia contra su voluntad pero se excitaba.

Llegaba lista para culiar y contarme de sus picardias, me conto que un dia queria sentirle la picha y le pidio que la enseñara a manejar la moto, el tuvo que colocarsele atras, ella ese dia tenia una licra muy ajustada con un hilo dental debajo y se le marcaba todo, asi que no se le hizo extraño al sentirle la verga dura rozandola desde atras.

Alli me confeso que lo disfruto mucho y que si el le hubiera pedido el coño se lo hubiera dado sin ningun obstaculo.

Senti mi verga mas dura que cualquier dia y la puse a chuparmela sin penetrarla para que estuviera mas alborotada de lo que estaba, ese dia me insulto y cogio mucha rabia.

Cuando lo iba a volver a ver me comento que irían a comer juntos, que el la invitó, ahi aproveche para llenarle la cabeza de pensamientos morbosos como si estuviera jugando, le pedi que esta vez lo provocara mas, que le coqueteara mas fuerte y directa.

Cuando regreso ese dia no dejaba de reir y me dijo que ya lo habia hecho y que era mi culpa, pero no se veia para nada arrepentida, no me decia mas nada, lo que me torturaba, asi hasta la noche siguiente que me prometio los detalles, me dijo que habian ido a comer y que el no dejaba de piropearla y adularla, comieron y conversaron, tomaron unas cervezas y no tuvo que ser muy coqueta para desinhibirlo, ya que el fue el que le toco el tema de que era muy sexi y que siempre la habia querido para el, ella le repondio coqueta que ese podia ser su dia de suerte y le toco la pierna dandole a entender lo que estaba por suceder.

Se subieron a la moto y en el camino no decian nada pero los dos sabian lo que querian. El se dirigio a un motel y ella sin decir nada le abrazo y aprovecho para tocarle el pene sobre el pantalon, el solo gimio suavemente al sentir la caricia en su miembro.

Al entrar ella tenia un vestidito muy suave y ligero con su habitual hilo dental debajo el se acerco por detras y se lo arrecostaba sobandoselo en la division de sus nalgas y con sus manos le acariciaba una teta y su coñito con la otra, sintiendola empapada la desvistio quitandole el vestido y el brasier dejandola con solo la tanguita y los pezones duros al descubierto, comenzo a chuparselos y a besarla por todos lados empujandola suavemente hasta la cama donde la hizo ponerse boca abajo y continuo con los besos por toda la espalda llegando a sus nalgas y separandolas para darle lenguetazos a su ano cubierto por la pequeña tela de la tanguita brasilera le abrio las piernas y ella levanto un poco el culo permitiendole pasar su lengua por la conchita mojada la cual le chupo por encima del interiorcito, luego sin dejar de besarle se la quito y la hizo girar, parado en el borde de la cama y ella sentada pudo ver en toda su expresion ese pollon inmenso y grueso cuando lo saco del pantalon poniendoselo a la altura de la cara, solo lo veia y abria sus ojos por no poder creer lo provocativo de ese miembro, lo beso suavemente sin que el se lo pidiera y comenzo a chuparlo de una manera que como ella misma dijo que nunca habia chupado, lo queria saborear, disfrutarlo lentamente para que el placer durara mas, lo trataba de meter todo en su boca y era imposible, hasta le dolian las comisuras de abrir tanto para tragarlo, y solo poder lograr abarcarle la cabeza dura y rosada llena de liquido que ella supo lamer, luego el se sento en la cama y le pidio que se sentara en su verga, poco a poco se lo metio doliendole un poco pero disfrutando su primera infidelidad, descubriendo lo perra que es, cabalgando ese monstruo del extasis total dejandose llevar por las pasiones bajas, en ese momento no pude mas y me vine, pero ella no dejaba de relatar, fue muy meticulosa en los detalles y describia como sentia entrar esa verga por su coño mojado, como le partia las entrañas ese amigo de escuela que la llevaba al paraiso de las corridas, los orgasmos iban y venian haciendo la coreografia de los gemidos y alaridos de placer que desbocadamente emanaban de su ser se sentia clavada sin quedar un milimetro dentro de ella sin probar esa deliciosa herramienta que visitaba sus entrañas.

Yo estaba otra vez con la picha parada queriendo explotar de lo hinchada, me dolia el estomago y todo me daba vueltas me sentia humillado y celoso con rabia conmigo mismo por haber llevado las cosas tan lejos pero con unas ganas de escuchar , con un morboso placer de saberla tan puta y asustado tambien por no medir las consecuencias, ella continuaba su alucinante relato contandome lo rico que sintio el semen de el rebotando por dentro de su ser, caliente y espeso estrellandose con sus propios fluidos de una venida que la estremecio y la dejo exhausta y tumbada al lado de el, que todavia con la verga medio dura y chorriando semen la besaba y le agradecia casi con llanto el polvazo que acababa de darle, pero mi mujer insaciable de por si, solo pensaba como ponerlo a punto de nuevo para poder seguir gozando, le tomo algunos minutos recuperarse y lo vio tendido durmiendo desnudo y aprovecho para abrazarlo y sobarse el coño con su picha dandose placer y tratando de levantar esa cosa maravillosa, le besaba el vientre mientras el balbuceaba algo despertandose para encontrarla pegada chupandosela nuevamente dejandosela bien parada y lista para culiar de nuevo, siguio chupando y le pidio que se la metiera por el culo, estaba loca pensaba yo, pero ella queria que el disfrutara todo lo que yo le habia enseñado, queria que le partiera el culo, el sin perder el tiempo se coloco detras y le lamia el coño y el culo alternadamente, ella en cuatro rogandole para que se la metiera.

Le metia la lengua en el ano y comenzo a darle dedo metiendole uno en su cuca y otro en el culo ella se volvio a venir y el aprovecho los liquidos para lubricarle el hoyito y metio su verga en la cuca para que saliera empapada, sin ponerla a esperar le abrio las nalgas y se la metio hasta donde pudo, ella dice que grito y sintio que se partia en dos y agarrandosela como pudo lo aguanto para que no la sacara y con movimientos circulares de su trasero logro poco a poco metersela ella misma, sentia un corrientazo en la columna vertebral pero fue entrando dolorosamente y a la vez delicioso, la sintio casi toda dentro y el empezo a meter y sacar dandole un placer fuera de este mundo, me comenzo a chupar mientras se le volteababan los ojos recordando la faena, me dijo que se vino dos veces mas con ese tronco dentro de su culito, el le lleno el agujerito de lefa y cuando la saco ella sintio un fresquito por alli y le dolia pero la sonrisa de perra satisfecha nadie se la quitaria.

Me puse a follarmela suavemente con los ojos cerrados tratando de imaginarla clavada por ese compañero, duramos asi casi una hora, sacandola cada vez que sentia que me corria y chupandole la cuca, hablandole suciamente de lo perra que era por darle cuca y culo a ese afortunado mortal que aunque superdotado, solo pudo probarla despues de muchos años, y ella feliz de no tener que disimular conmigo, su complice, de ser tan puta perra e insaciable.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 32 veces

Mi Prima Se casaCategoría: Sexo en familia

Por littleperv | 2016-05-24 14:08:48 | 0 comentarios

Mi nombre es Graciel. Esta es la continuación ficticia de un relato real llamado vacaciones en Egipto aún no escrito.
Mi prima se casaba el mes entrante y mi tía tuvo la fantástica idea de irnos las 2 familias de vacaciones, eso me trajo recuerdos. Recuerdos como mi prima arrodillada atorándose con mi pedazo que entraba y salía de su boca, recuerdos como mi prima en 4 pidiéndome más mientras yo la penetraba aferrado a su pelo.
Era una gran idea siempre nos divertíamos y la pasábamos bien en familia.
Hace rato que no veía a mi prima pero nuestra relación siempre era de extrema confianza. Y nos tratábamos como si de 2 amigos se tratara.
Habíamos alquilado una casa en la costa, nos estábamos instalando cuando mi prima y el resto de la familia llegaron. Yo que estaba subiendo mi bolso escuché una voz a mis espaldas.
Boludito que bueno verte dijo mi prima.
Hola nena si pasó demasiado tiempo.
Mi prima Zeneca seguía estando tan buena como siempre, morocha de bucles unas tetas no muy grandes pero muy redondas y muy bien puestas, un culo firme grande y parado.
Nos dimos un abrazo y aprovechó a manosearme el culo. Yo le sonreí y ella me dijo al oído que buen culo pendejo. Somos de la misma edad pero ella insiste en llamarme pendejo. El día siguió normal muy tranquilo compartiendo y pasándola bien en familia. Llegada la noche mis viejos y mis tíos dijeron de salir a comer, mi prima y yo dijimos que estábamos cansados por el viaje que mejor nos quedábamos. Ni bien se fueron fui al súper y compre una botella de tequila y mucha cerveza y también algo para preparar la cena.
Charlamos durante largo rato con Zene hasta que le pregunté por su prometido, ella le dijo que lo quería mucho que era una excelente persona e iba a hacer un gran marido. Conocía a mi prima algo le molestaba.
¿Pasa algo? No te ves muy feliz.
Soy feliz... Pero...
Note que mi prima me miraba fijamente el bulto.
Largue una risita. Ahh… con que el tema viene por el tamaño
Si, dijo con algo de tristeza, no la tiene chiquita pero la tiene chica. Y la sabe usar... Pero la tiene chica.
Y bueno no todos pueden tener una como esta dije manoteándome el bulto
Provocativamente.
No pido una bestia como esa dijo riendo. Sin dejar de mirarme el paquete. Pero si, me gustan las PIJAS GRANDES
Mi prima se ve que estaba sufriendo por no sentirse satisfecha con la chota de su futuro marido.
Bueno prima siempre vas a poder contar con tu primo.
Si lo se dijo ella. Se levantó, vino hacia mí y nos besamos. Cada vez más frenéticamente le saque la blusa y desprendí su corpiño, sus pechos rebotaron frente a mí y comencé a besarlos y chuparlos, le retorcía sus pezones suavemente sacándole jadeos y leves gemidos, me saco la remera, le desabroche y saque el pantalón. Quedó solamente con su tanguita de hilo que se perdía entre sus nalgas. La acaricie ahí abajo y ya estaba algo húmeda me desabroche el pantalón y saque mi herramienta se mordió el labio inferior de excitación mientras se agachaba y me agarraba la pija. Esta más gorda de lo que me acordaba me dijo. Considero importante describir a mi pequeño gran amigo, roza los 19 cm y es gorda muy gorda a la gran mayoría de las mujeres que le han probado no les entra en la mano incluso a algunas no les entra en la boca. A mi prima si le entra en la boca y no se conforma hasta que los huevos le golpeen la pera. Ahí estaba ella chupándola a más no poder intentando arrancarme la leche de los huevos en base a succión.
Estoy x acabar le avisé. Ella chupo con más ímpetu y más bruscamente y me hizo acabar en el fondo de su garganta.
Inmediatamente la recosté de espalda a la cama y enterré mi lengua en su Sexo, se lo devoraba con pasión frenesí y mucho esmero quería hacerla gozar como ella a mí. Ella se aferraba a mi pelo presionando mi cabeza contra su concha. Métemela me rogó a los gritos. Y como soy un caballero no me hice rogar apunté y se la clave hasta los huevos, grito de sorpresa, dolor y placer. La cogía desaforadamente, dándole sin parar, bien duro, bien fuerte.
Quiero un cambio de panorama le dije. Y la puse en cuatro. Ese culaso se erguía frente a mí y note algo.
Se te dilató la cola le dije. Un poco ruborizada me confesó, para sentirla mejor dejo que Liom me la meta por ahí. A lo que le dije enseguida, ah bueno, yo quiero prima. Ni ahí me dijo con eso me vas a romper todo. Dale prima sólo la punta, ella sabía que se la iba a poner toda. Bueno pero dale despacio. Apunté mi verga hacia su culito y empecé puerteando estaba estrecha empecé a empujar y ella se quejó empecé con el mete saca y ella gritaba de dolor y placer. Dame más putito dijo. Ella se lo buscó. Empecé a darle fuerte y más fuerte ella gritaba a todo pulmón y yo seguía aumentando la intensidad. Ayy ! para hijo de puta dijo. Yo ya no iba a parar hasta llenarle la cola de leche. Creo que se dio cuenta porque con sus manos abrió sus cachetes, me aproveche de eso y fui más profundo a lo que pego otro grito desgarrador mientras vaciaba mi carga en su gran culo. Los 2 quedamos exhaustos uno junto al otro, nos miramos con cariño y ella dijo me voy a bañar se levantó de la cama pero antes de irse me metió un puño en el antebrazo. Por romperme el culo de manera tan deliciosa y dolorosa pendejo me dijo. Y se fue a la ducha.

Este es mi primer relato espero les haya gustado y me encantaría que dejen su opinión!!
Gracias por leerme y si les gusto este avísenme y escribo “vacaciones en Egipto” una historia real de incesto !!

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 53 veces

EL PROTAGONISTA DE MI HISTORIA PORNOCategoría: Gays

Por gonzo | 2016-05-24 11:38:39 | 0 comentarios

Él entro en mi vida y se convirtió en el protagonista de esta historia.

A él le quemaba por dentro el deseo de tener sexo y a mí también, así que después de seducirlo, lo llevé a la parte de atrás de la tienda de su abuelo donde él trabajaba. De hecho era el único empleado así que no tuve más que esperar a que cerrará la puerta una vez que acabo su horario de atención y después de irme tras el mostrador con él y agarrarlo fuerte entre mis brazos para estrecharle el culo con mis manos y sentir su aliento, él cedió y me dejo llevarlo de la mano atrás de la cortina donde tenía un especie de depósito de los suministros que vendía.

Allí le pedí que me mostrara su cuerpo, esa piel blanca, ese pecho que hacía unos segundos había estrechado y que me paso su calor apasionado, ese fuego de sexo que traía entre las piernas y que ya había formado un bulto en la parte de delante de su pantalón. Él, muy diligente y muy apresurado trataba de descalzarse frotando un zapato con otro mientras se abría el pantalón, yo le pedí que lo hiciera con calma y una cosa a la vez; entonces fue primero por el pullover que traía encima, debajo llevaba puesta una sudadera negra sin mangas que dejaba ver sus delgados brazos, se sacó también la sudadera y se descalzo esta vez con las manos, se dejó los calcetines pues el piso era de loza y como era un ambiente cerrado y sin ventanas hacia un poco de frío, pero de inmediato termino de desabrocharse el pantalón y bajárselo, me impresiono el bulto que había formado su verga dentro de su ropa interior, cuando bajaba su pantalón hacía sus muslos el bulto prácticamente cayo hacia abajo con todo su peso marcando sus dos pelotas en la tela, pero lo que más me sorprendió fue su prenda íntima, que la pude apreciar bien cuando termino de sacarse el pantalón y se puso a modelarme esa prendita moviendo las caderas a los costados y dándose la vuelta para que se la viera por detrás, o más bien viera de ella lo poco que se veía puesto que se trataba de una tanga, sí, una tanga negra que tapaba muy bien su pene y sus bolas por delante pero que por detrás apenas y se dejaba ver de la parte de la cintura y lo poco que salía de entre sus monumentales nalgas que después de habérselas tocado tras el mostrador, y que ahora al verlas me emocionó y me excito al extremo saber que las traía prácticamente desnudas bajo el pantalón, eran unas nalgas redondas, no muy gruesas, diría pequeñas pero se veían muy apetecibles, especialmente para mí que ya se las había tocado. Pero quería más de ese culo. Y por debajo de esas nalgas, entre sus piernas salía recién la tela negra de la tanga que sujetaba sus preciadas pelotas hacia adelante.

-Quítatela- Le dije

Y él obedeció de inmediato, me gustaba que fuera tan obediente y que se dejara llevar por la emoción del momento. Tomó su tanga de la cintura por encima de sus nalgas y la jalo hacia abajo hasta ponerla debajo de sus nalgas, ahí hizo una pequeña pausa para separar un poco las piernas, y prosiguió liberando esas fabulosas pelotas que salieron hacia abajo, pude ver poco desde donde me encontraba pero las vi y me encantó, no quise esperar a verle la verga y le pedí que se diera la vuelta, el obedeció y aunque aún no se había sacado la tanga por completo y la traía suspendida entre las piernas, lo hizo dando pasos cortos a su alrededor sin dejar que la tanga caiga hacia abajo, no puedo negar que esa maniobra de mantener su tanga suspendida y voltearse me excito mucho, más cuando empezó a aparecer su pene a medida que iba volteándose.

Era una verga deliciosa que había estado esperando verla desde hace rato. Apenas vi su punta salir de entre la piel que la cubría la boca se me lleno de saliva por saborearla, quería terminar poniéndosela bien dura y puntiaguda, quería acariciarle las bolas mientras me comía su pene a chupadas; pero el termino de voltearse y me dejo ver su verga en todo su esplendor con sus testículos bien hinchados empujando su verga hacia adelante, el espectáculo fue maravilloso, más cuando se quitó la tanga de entre las piernas y me dejo verlo desnudo por completo. Me permitió disfrutar de su cuerpo desnudo un buen rato y era como ver el lienzo de un cuerpo juvenil y delgado en un fondo oscuro en el que resaltaba su blanca y suave piel, él se mostraba muy bien y me dejaba verle todo, eso era lo que más me excitaba.

Salí del ofuscamiento de verlo, de tenerlo desnudo frente a mí y con la voz casi entrecortada por la excitación que sentía en ese momento le dije.

-¿Por qué no nos vamos de aquí?

Él agarró su verga con una mano y empezó a frotársela delante de mí para ponerla más tiesa, cosa que me encanto que hiciera, y con una voz que apenas y se dejaba escuchar entre los jadeos de su excitación me dijo.

-¿Por qué no me la chupas de una vez aquí?

No me iba a rehusar a la invitación que me hacía de probarle la verga ahí mismo en la tienda de su abuelo, menos con la excitación que yo también sentía, y sin pensarlo me fui sobre su verga poniéndome de rodillas; él retiro la mano y la dejo libre teniendo ya cerca mi boca, su polla le palpitaba y se movía levemente como si la punta quisiera salir más hacia adelante pero la piel ya la tenía muy tersa y su punta rojiza estaba totalmente afuera, era un pene grueso y carnoso, muy liso en el tallo, casi no se le notaba ninguna vena que se marcara por los costados y la punta la tenía muy roja, redonda, como queriendo reventarle de la excitación, y su orificio en medio muy abierto como si estuviera esperando que le lamiera justo ahí.

Pero primero se la cogí con la mano, rodeándosela por completo del largo con mis dedos, cuando ya la tenía bien agarrada, se la empecé a frotar y sentía como se ponía más dura en mi mano, era algo realmente excitante. Notaba su firmeza y como se dejaba masajear con mi mano para salir más hacia afuera entre mis dedos. Lo mire fijamente, saque la lengua y lo primero que hice fue ponérsela justo en el borde, donde su orificio estaba esperándome latiendo de excitación.

La primera lamida, justo en el orificio, hizo que se estremeciera, luego agarre con firmeza esa polla y me la metí a la boca, se la mame y su sabor me salió a gloria, puse mi otra mano sobre sus pelotas y seguí mamando metiéndome esa deliciosa verga más adentro, el gemía mientras acariciaba suavemente sus testículos con mi mano y metía a bocanadas su verga en mi boca, con cada mamada sentía que mi verga quería salir de una vez de mi pantalón, pero estaba de cuclillas y no podía ni tocármela.

Seguí chupando esa verga con todas mis ganas, se ponía muy jugosa, me gustaba sentirla dura dentro de mi boca, sus testículos aunque se pusieron rígidos también se los seguí acariciando suavemente para que no sintiera más que placer. Ese placer que advertía con mi boca devorando su verga, esa lujuria que lo inquietaba y lo ponía a gemir, y que con cada gemido suyo me ponía a apresurar mi boca sobre su pene para metérmelo todo y darle unas chupadas que lo dejaran exhausto, gimiendo y agitado de tanto placer que le estaba dando ahí, entre sus piernas.

A lo hacía y para recobrar el aliento, solté esa verga y me trague la saliva cargada del rico sabor de su polla, lo mire, le sonreí haciéndole notar el gusto que me daba estarle chupando el pito y sin soltárselo, me la volví a meter a la boca para darle puras chupadas. A pesar que no había soltado sus huevos me concentre en mamarle, en chuparle y hacerle sentir mi lengua y mi paladar deslizándose por toda su verga, era rico hacerle eso, me gustaba, y él lo estaba disfrutando tanto como yo, me lo hacía saber con sus gemidos, pasando a momentos su mano por mi cabeza, pero más, cuando cerraba los ojos soltando los brazos a los costados, y sus piernas, sobre todo sus muslos, empezaban a temblarle.

Sin dudarlo le agarre el pito con fuerza, se lo masaje un par de veces por todo lo largo y volví a sumergirlo en mi boca, grandes bocanadas me hacían sentir la punta de su pene casi en la garganta y mis labios ya podían sentir la piel de su vientre alrededor de su tiesa polla, era maravilloso percibir eso con mi boca y se lo hice muchas veces, hasta dejar su verga llena de saliva y sentir como se estremecía casi sin poder mantenerse más en pie.

Solté su verga de mi boca, se la deje bien tiesa, húmeda de saliva y palpitándole, él estaba agitado, el pecho se le inflaba y resoplaba aire de la boca, por mi parte tomé aire después de haber tenido un buen rato su verga en mi boca, juntando los labios y moviendo la lengua deguste los últimos sabores de su verga que habían quedado dentro de mi boca. Me puse de pie y volví a insistir en que nos fuéramos a otro lado, él sin decir una palabra, me miro muy excitado y puso mi mano sobre su verga, se la volví a sujetar con todas mis ganas para masturbarle, el no paraba de mirarme, no sé si quería darme un beso o no pero no paraba de mirarme mientras le meneaba el pene haciendo ricas fricción con mi mano cerrada.

La sentía bien tiesa, dejando que mi mano se moviera de un extremo al otro, se la tenía bien sujetada, se la masturbaba con vigor y él no decía nada, solo no dejaba de mirarme perdido en la excitación tremenda que seguramente sentía por dentro y que le ponía a mirarme tan contento con los ojos casi brillándole de emoción. A lo así sentí su mano sobre mi muslo muy cerca de mi entrepierna, entonces pensé que era el momento oportuno para sacar mi verga, ya que no faltaba más que abrirme el pantalón para que saliera hacia afuera como un resorte por lo crecida que estaba; pero no me abrí la bragueta por completo, sólo me baje el cierre dejando el botón cerrado arriba y jale un poco mi ropa interior hacia abajo, bastó ese jalón para que mi verga saliera disparada hacia afuera, él bajo la mirada para verla, mi polla estaba tan caliente y parada como la suya. Sentir nuestras vergas tan próximas nos puso más que excitados y yo solté la suya para recoger la mía y juntarlas.

Así que puse ambas vergas juntas, la piel de su miembro por primera vez se juntaba a la mía, eso casi y me hizo gemir de placer, él tampoco se pudo resistir a la sensación de sentir nuestras pollas juntas y trago aire casi temblando.

Él se quedó quieto, yo agarre bien ambas vergas con la mano y las manosee juntas a las dos, empecé a masturbar ambos penes ¡Que placer más inaudito me daba hacer eso! Sentir la piel, el calor de nuestras vergas, me abandone al placer absolutamente agarrando nuestras vergas bien tiesas. Él gemía sin poder controlarse y se agarraba de uno de mis hombros agachando la cabeza casi sin fuerzas para seguir manteniéndose de pie, yo no podía parar de menear su verga pegada a la mía, o más bien no quería hacerlo, porque su polla era deliciosa y sentir su delicada piel junto a la mía era el acto de masturbación más glorioso que podía haber sentido. ¿Tú lo has hecho?

Solté nuestras vergas, y le cruce mi brazo por el cuello para traer su boca hasta la mía y plantarle un beso, él se dejó hacer, nuestros pechos se juntaron a pesar que yo estaba vestido, y aunque ya había dejado sueltos nuestros penes, ahí abajo muy tiesos siguieron rozándose. Deje de besarlo aunque no de sujetarlo con mi brazo rodeándolo y muy suave le dije.

“Ahora sí, vámonos, porque quiero más de esto” y para estimularlo toque su verga con la mía, luego metí mi mano al bolsillo de mi pantalón y busque apresurado las llaves del carro porque no sabía dónde habían quedado, cuando di con ellas, las saque y haciéndolas sonar le sonreí. Lo solté y me fui metiendo la verga en el pantalón para darle tiempo a que se vistiera, pero el reacciono de inmediato y me tomó de la mano para decirme.

“No, no vamos a ningún lado, yo también quiero que sigas haciéndome más de lo mismo, así que mejor vamos adentro, aquí vive mi abuelo, en la parte de atrás” yo lo miré abriendo los ojos y él continuó; “No te preocupes, mi abuelo pasa a cenar a mi casa todas las noches, así que no estará aquí hasta después de las nueve. Y nosotros podemos aprovechar para usar su dormitorio… ven vamos”. Entonces él levanto su ropa del piso y me condujo agarrándome de la mano.

Mientras nos dirigíamos a la habitación de su abuelo yo veía como su verga aun algo rígida se movía con cada paso que dábamos y eso me mantenía excitado; ver el borde rojo de su verga entre los pliegues de piel que no llegaban a cubrirlo, sus bolas ahí abajo colgando, era como para volver a sujetarle la verga en el camino. No había motivo para no hacerlo, después de todo ya se la había chupado y todo, así que se la agarre mientras íbamos caminando y le puse la otra mano en una de las nalgas, apenas me vio y sintió hacerle eso, se sonrío y estrecho su cuerpo junto al mío, así fue que seguimos el resto del camino.

Llegamos a la habitación de su abuelo, era un dormitorio con muebles antiguos muy bien conservados, sin ir muy lejos su cama era de fierro torneado tanto la cabecera como la parte de los pies, es lo único que puede distinguir en un vistazo rápido, pues estábamos los dos muy concentrados en continuar lo que habíamos comenzado en la parte trasera de la tienda. Lo sujete una vez más entre mis brazos, estreche su pecho junto al mío.

-¿Quieres más? ¿Ah chico? Le dije sintiendo una vez más su aliento y agarrándole las nalgas, solo que esta vez se las manoseaba desnudas, sintiendo lo carnosos que estaban esos glúteos.
-Sí, quiero más. Dijo muy excitado, seguramente sintiendo como le agarraba el culo.
-¿Más de qué? ¿Ah?
-Más de tus manos, más de tu boca, más de todo.

Ya estábamos muy excitados como para seguir con el jueguito de palabras, así que lo solté, pero fue solo mientras me quitaba la ropa, lo hice a toda prisa. Ambos quedamos desnudos, uno frente al otro. El pene lo tenía tan tieso como el suyo o creo que más porque él lo tenía apuntando levemente hacia abajo, en cambio yo lo tenía ya bien parado apuntando a su verga como un arma lista para disparar, cosa de la que me parece, no se percató. Como sea, tomé su verga con mi mano, se la termine de remangar para que saliera completa su punta y la acaricie unas cuantas veces, pero tenía deseos de sentirla otra vez en mi boca y comérmela a chupadas.

Así que lo senté sobre la cama de su abuelo con el culo desnudo sobre las mantas, lo agarré del hombro y le apunte la verga hacia la cara, él no supo si se la iba a dejar chupármela o si solo estaba jugando, así que lo empuje del hombro hacia atrás para ponerlo de espaldas sobre la cama, separe sus piernas metiendo las mías en medio y me puse de rodillas.

De rodillas entre sus piernas sentía el aroma penetrante de su verga y con la intensidad de ese olor y el calor de la excitación mantenida, me fui una vez más sobre su verga con la boca bien abierta, de una sola vez me metí toda su polla, disfrute de esa primera chupada, ese rico pene era delicioso, su piel tierna rozo mi lengua suavemente y se deslizo casi hasta el borde de mis labios donde la sostuve cerrando los labios, disfrute de la piel fresca y abultada de su punta con su orificio justo en medio, me la volví a meter por completo, hasta sentir el bulto de sus testículos en mi quijada, me la mame con toda gloria, chupada tras chupada no pare hasta dejar esa polla bien humedecida por mi boca.

Más tarde y cuando sus gemidos se escuchaban en toda la habitación, levanté su verga hacia arriba y deje que sus bolas salieran bien infladas hacia afuera, con su pene levantado me las chupe, lamí esas ricas pelotas, pase mi lengua por ellas y cerré la boca reteniéndolas en mi boca, disfrute de chuparme sus pelotas, las chupe y lamí tanto y tan abajo que había momentos en los que alcance sus nalgas; pero preferí volver sobre lo que más me gustaba para darle una larga lamida con toda mi lengua desde el medio de sus testículos, subiendo por todo el largo de su pene, una lamida majestuosa que me permitió recoger el sabor de esa imponente verga.

Me puse de pie y levante sus piernas hacia arriba con su espalda extendida sobre la cama, separé sus piernas y las lleve a mis costados hasta recargar sus pies por encima de mis hombros, sus testículos se veían maravillosos después de tanta mamada y su culo se abrió cuando se acomodó haciendo sus nalgas hacía atrás, recargaba su peso en mis hombros y termino flexionando levemente las rodillas para alzar el culo, desde arriba, su ano se veía magnifico. Se lo comencé a acariciar con un dedo y esa piel arrugada con el hueco en medio se sentía exquisita en la yema de mi dedo, él lo disfrutaba meneando levemente el culo, por un momento quise encajarle el dedo pero pensé que aún era demasiado pronto y seguí tocándoselo alrededor.

Luego le puse mi verga bien dura encima y empecé a acariciar ese ano aun cerrado, con cada roce del borde de mi pene quería explotar de excitación y reventarle el culo, sentía que mi verga explotaba cada vez que pasaba el orificio de mi miembro por el agujero de su culo. Hasta que ya no pude contenerme del placer que me ocasionaba pasarle la verga encima y la aliste para metérsela, la apunte en dirección a su ano, moje el dedo con mi boca, lleve ese dedo mojado alrededor de su ano y luego de repasárselo, le pase la verga hacia adentro.

Su ano estaba bien apretado y presionaba mi pene, pero cedió ante la rigidez de mi excitación y se dejó reventar hasta tenerla dentro, cuanto más adentro sentía mi verga en su ano más levantaba las nalgas y las iba cerrando alrededor de mi pene.

Hasta que no pudo soportar más mi embestida y cerró los ojos con fuerza, abrió la boca, gimió a gritos y termine de romperle el culo metiéndole por completo mi polla. Lo demás fue irse contra ese culo para clavárselo bien, así que agarre bien sus piernas, las metí debajo de mis brazos, lo jale un poco hacia mí y comencé a mover mi verga dentro de su ano. Se la metía cada vez más adentro y le hacía gritar de placer, movía su cabeza sobre la cama descontrolado pero aun así me pedía que le diera más y yo no paraba de sacar más fuerza de no sé dónde para encajarle más mi verga. Su culo ya estaba bien abierto reteniendo mi verga, se sentía muy rico estar dentro de él, luego, cuando ya se acostumbró a tener mi polla dentro, él mismo meneaba las nalgas para que se la encajara más, a lo así, agarró su verga y masturbándose con todas sus ganas, no tardó mucho en excitarse al punto de llegar al orgasmo y aun con mi pene bien metido en su culo se vino, apuntando la punta de su pene hacia arriba se descargó sobre su vientre, una espesa y blanca descarga de semen que llego hasta su ombligo y lo cubrió por completo.

Yo seguí penetrándolo, su culo estaba prácticamente en el aire y cada vez que me abalanzaba sobre su ano, sentía sus nalgas rozar mi vientre muy cerca de mis entrepiernas. Esta penetración era fuego y yo también ya quería descargarme, no sabía si dentro de su culo o en su boca, pero hice el último esfuerzo, y lo penetre con todo, no le di ni un descanso y arremetí contra su culo, al final ya no me importo nada y puse mis brazos por debajo de sus muslos hasta que mis manos alcanzaran sus caderas, lo sujete con fuerza y presione contra su culo, mi pene ya entraba y salía de ahí con toda soltura y no pare de hacérselo, todo mi sexo, cargado sobre su culo se metía hasta adentro, mis testículos golpeaban contra sus nalgas, mi pene ya dominaba su ano y cuando más empujaba hacia adentro, sentí esa corriente que me hacía llegar al momento culminante, junto a un poderoso alarido que salió de mi boca, solté su peso contra la cama, deje que cayeran sus piernas, mi pene salió abruptamente de su culo y sólo alcance a agarrar la punta y posarla sobre su pene para empezar a soltar mis chorros de semen encima.

Él dejo que lo hiciera y me chorree por completo encima de él, chorro a chorro salía sobre su pene, la baba blanca chorreo hasta sus testículos y no solté mi verga hasta acabar de venirme sobre la suya, luego me quede tomando aire, estaba totalmente agotado, miraba su verga llena de mi semen y no puedo negar que me gustaba, él puso una mano encima su polla y se la embarro, pero no le importó y froto un par de veces su miembro dejando que mi baba se esparciera por su miembro quedando todo pegajoso y lustroso a la vez.

Luego se sentó en la cama, me sonrío y me pido que le prometiera que siempre iba a hacérselo así. Yo no tuve en reparo en prometérselo, después de todo me gustaba hacérselo. ¿Y a ti te gustaría? ¿Te gustaría ser el protagonista de mi próxima historia?
ellibrodegonzo@gmail.com

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 23 veces

Se la chupé a un viejo de 60 años para conservar mi empleoCategoría: Sexo infieles

Por Núria | 2016-05-24 09:01:04 | 0 comentarios

Mi nombre es Núria, y esto ocurrió hace dos años, cuando tenía 21 años. Soy de pelo castaño, mido 1,66 y tengo los ojos verdes. Mi sueño era ser modelo, y aún lo es, pero mientras sale mi oportunidad me dediqué a ser azafata de conferencias y también figurante en televisión. En este último empleo conseguía bastante dinero, y tenía posibilidades de crecer.

Un día, el jefe de ese trabajo, jefe de una gran productora de cine y televisión, me llamó a su despacho para una reunión.

- Núria, lamento decirte que a pesar de ser muy guapa, muy atractiva, hay quien cree que no tienes talento para la actuación. Lo siento pero tengo que despedirte.

No pude retener el llanto,y le supliqué que me dejara seguir en la compañía, que me esforzaría más y ensayaría para ser mejor.

- Tranquila pequeña; ya sabes que soy el jefe, y todas las decisiones tienen que pasar por mí. ¿Harías lo que fuera por seguir aquí y tener una carrera como actriz?

- Lo que fuera, señor.

El jefe sonrió con cierta maldad.

- Bien, te ofrezco un trato muy rápido y sencillo. Hazme una felación, aquí y ahora. Una mamada, vamos. Hazme disfrutar durante unos minutos. Chúpamela y haz que me corra en tu boca, y te aseguro que no solo vas a conservar tu puesto, sino que yo mismo me voy a encargar de que consigas buenos papeles durante los próximos años.

Yo en principio me negué, diciendo que no me iba a ofrecer a ese tipo de cosas.

- No seas tonta, pequeña. Solo son unos minutos, pero si te niegas a hacerlo también te digo que me encargaré de que ninguna otra cadena o productora te contrate jamás.

Tras pensármelo un rato, acepté el trato. Él se levantó y fue hacia la puerta, para cerrarla con pestillo. Volvió a la mesa, cogió el teléfono y habló con su secretaria.

- No me pases llamadas durante media hora. Estoy reunido.

Se puso frente a mí y comenzó a desabrocharse el pantalón.

- Vete poniendo de rodillas.

Aparté la silla y obedecí. Él se bajó los pantalones y los calzoncillos de rayas azules, y se los quitó a través de sus pies. Su pene era bastante blanco, no muy grande y con bastante pelos blanco alrededor. Aún no estaba duro del todo.

- ¿A qué esperas? Métetela en la boca, que no se va a chupar sola.

Me la metí en la boca, y aún estaba blanda. Comencé a utilizar mi saliba y mis movimientos con los labios para ponerla dura. Con mi mano derecha masturbaba el principio del tronco mientras con mi boca estimulaba la punta. En unos segundos, el pene se hinchó y se puso muy duro en mis labios.

- Oh dios, qué buena eres. Dale un poco a papaíto con la lengua, que me gusta.

Le hice caso y comencé a utilizar también la lengua. Acariciaba con ella el prepucio, recorriendo su diámetro e incluso masajeando el agujero de la punta. Comencé a gemir mientras chupeteaba la punta de su pene. Cuando noté que comenzaba a hacer movimientos con su caderas para meterse un poco más dentro de mi boca, cogí sus nalgas con las manos y comencé de nuevo a meterla y sacarla, ajustando mis labios a su tronco y utilizando mi saliba para lubricarla.

- Eres increíble, Núria. Es la mejor mamada que me han hecho en mi vida. No pares por favor.

El viejo comenzó a gemir bastante, y pensé que si aceleraba el ritmo quizás pudiera conseguir que se corriera pronto. Él cruzó sus manos tras mi cabeza, aguantando mi pelo con ella, y comenzó a embestir mi boca con su pene. Yo movía mis labios con rapidez, y chupeteaba todo el tronco hasta llegar a la punta, donde utilizaba también la lengua de forma rápida. Con la mano acompañaba los movimientos que hacía con mi boca para masturbarlo.

- No me lo puedo creer, me voy a correr ya. No pares, que quiero correrme en tu boca, pero no te tragues el semen todavía.

Bajé un poco el ritmo pero sin sacármela de la boca. Con un gemido, el jefe comenzó a correrse sobre mi lengua. Aunque su pene estaba caliente, la corrida estaba sin duda muchísimo más caliente, y además muy espesa. Las primeras corridas fueron abundantes y rápidas, pero cuando dejó de correrse de ese modo la agarró con la mano, la sacó de mi boca y comenzó a meneársela. La cogía desde el tronco a la punta, exprimiendo cada gota de corrida para meterla en mi boca. Con la otra mano me agarraba la nuca para que no me apartara, y cuando el último chorro de semen salió de su pene lo dejó dentro de mí, y tembló. Lo dejó unos diez segundos en mi boca y ya comenzaba a quedarse blando de nuevo, y cayó sobre la corrida que yo guardaba en mi lengua. Entonces, la sacó, y me dijo muy exhausto.

- Abre la boca y enseñame mi corrida.

Lo hice, y el miro bien dentro de mi boca, disfrutando de como había llenado a una chica tan joven con su blanco jugo.

- Muy bien; ahora trágatelo todo y saborea mi semen.

Cerré la boca y trague de un solo movimiento toda su corrida, algo que sin duda le gustó. Se miró el pene y vio que habían quedado algunos restos de corrida de cuando la había dejado unos segundos dentro.

- Limpiamela con la lengua y ya habremos terminado.

Y así lo hice: pase mi lengua por su pene para recoger las últimas gotas de semen, y así lo tragué. De ese modo conservé mi empleo durante mucho tiempo. ¿Creéis que fue una buena decisión?

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 54 veces

Fantasia durante viaje a Split CROATIA y BarcelonaCategoría: Violaciones

Por Morgan | 2016-05-24 00:39:55 | 0 comentarios

Hola soy Morgan de Chicago. Estare viajando a Split, Croatia este verano llegando el dia 6 de Junio a Split y luego ire a Barcelona del 12 al 18 de Junio. Mira mis fotos ya que soy nudista--- http://www.dumparump.com/gallery.php?gid=02rJNUH

http://www.turboimagehost.com/p/27477624/M1.jpg.html
http://www.turboimagehost.com/p/27477626/M10.jpg.html
http://www.turboimagehost.com/p/27477629/M2.jpg.html
http://www.turboimagehost.com/p/27477630/M3.jpg.html
http://www.turboimagehost.com/p/27477631/M4.jpg.html
http://www.turboimagehost.com/p/27477632/M6.jpg.html
http://www.turboimagehost.com/p/27477635/M7.jpg.html
http://www.turboimagehost.com/p/27477636/M9.jpg.html
http://www.turboimagehost.com/p/27477627/M12.jpg.html
http://www.turboimagehost.com/p/27477637/Mo.jpg.html
Tengo fantasias de salir por la noche e ir a beber fumar mota y que me den ruffies y cuando este incapacitad de que varios hombres me cojan al mismo tiempo - jovenes, viejos, negros, blancos o turcos - todo en una noche y que todos a descarguen su semen dentro de mí. Si estas en Croatia la semana del 6 de Junio o en Barcelona la semana del 12 de Junio seguirme desde el aeropuerto hasta mi hostel y sin que yo lo sepa y un plan para mi fantasía se convierta en una realidad. Tengo casi 27 años, nacidos el 16 de agosto de 1989, y por supuesto me gusta beber, junto con sexo anal, vaginal y oral sin protección.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 19 veces