Los 10 relatos mejor valorados

cojiendo con mi amigo de 11

Hola a todos los lectores de relato...

QUÉ QUIERES QUE TE HAGA

Soy Santandereano y bien conocida e...

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTRO VERGA

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTR...

descocado por mi perro

Descocado por mi perro lobo Hola mi...

Estacionamiento

Hola espero que te guste esta histo...

me iso el amor un san bernardo

Todo comenzo hace un par de años c...

amigas por accidente

mi nombre es karina les cuento este...

Primera vez

Bueno esto que les contare es porqu...

YUYI

Mi nombre es Obdulia... Pero todos ...

Me encantan los machos heterosexuales...

Desde que era un niño, tengo memor...



Ultimos relatos


La secretaria de Papa.Categoría: Sexo en familia

Por nena | 2014-06-25 16:28:09 | 0 comentarios

Hola mi nombre es Paola, la historia que voy a contar es 100% verídica, saben quizás, por el estilo de vida actual me consideren una mujer anticuada, pero mi educación y mis principios siempre me han hecho ser de una manera un tanto cuanto conservadora, es decir soy la típica señora decente que vive con su marido y mis hijas; y siempre lo estoy atendiendo, mi marido es un excelente padre de familia es honrado y muy trabajador, pero es el clásico marido serio que siempre me está diciendo lo que debo de hacer, que siempre debe estar todo en su lugar porque si no mi marido se enoja, que todo debe estar siempre a tiempo porque si no a mi marido se le hace tarde, caray; bueno, en fin, así que poco a poco el me ha ido haciendo a la idea de que debía ser una esposa sumisa y abnegada, quizás eso fue lo que me hizo buscar en otros medios, algo de placer.
Mi hija Marlene generalmente siempre está en eso de la Internet, deja frecuentemente abierta algo que ella le llama su sesión, y yo realmente a eso no le entiendo mucho, y falta decir que me falta un gramo para ser una burra en eso de las computadoras y en general, reprobé casi todas las materias cuando yo era alumna, apuradamente se prender una computadora, no termine la escuela y soy tan tonta; que cuando conocí a mi marido pensé que él era mi salvación económica, pues fue un excelente estudiante, así que he vivido así bajo su custodia desde muy jovencita el me enseño a hacer mujer en la cama y a satisfacerlo como Dios manda, pero fuera de nuestra alcoba me obliga a vestir muy decente y recatada, y por ningún motivo me permite voltear ver a otro hombre cuando vamos por la calle, mis amigas varias veces me han insistido en que mejor lo deje pues yo creo que yo tengo derecho a vivir, y a mí me gustaría vestir más coqueta, mas femenina y a veces si he pensado en dejarlo, además a veces llega borracho a la casa y arma unos escándalos, y tengo que decirles la verdad a veces me siento presa bajo su mirada inquisidora, a veces lo veo como un dictador, o un verdadero tirano.
-un día mi hija salió al colegio de monjas al que asiste, y me acerque a la computadora que empezó a emitir sonidos extraños, de esos sonidos modernos virtuales.
-¿Marlene estas ahí?
-Se podía ver en una ventanita que decía chat en el monitor
-¿Marlene estas ahí?
-Por un momento decidí apagar la computadora y seguir con mis labores domésticas diarias, pero entonces volví a ver con detenimiento el monitor de la computadora.
Y que sorpresa me lleve cuando vi en la parte superior derecha de la pantalla una foto de mi hija prácticamente encueros, solamente con unas zapatillas de plataforma que yo no sé las conocía, y con un bikini de encajes de florecitas hasta arriba de las caderas de tiritas, definitivamente yo no se lo había comprado, y pensé rápidamente si quizás lo había adquirido ella sola con el dinero que le damos para sus gastos del diario, sin embargo por la ropa que me compra mi marido para modelárselas en la intimidad me di cuenta que era una ropita interior cara, el bikini parecía de corte francés y arriba de la cintura estaba totalmente en topless, sin brasiere y se podía ver con claridad todas sus tetas insolentemente grandes, también me di cuenta que se había puesto un piercing en el ombligo muy sugestivo con la forma de un miembro fálico, de color plateado.
Marlene se parecía mucho a mi las dos somos de senos grandes, aunque yo nunca me exhibiría así en la compu, pude observar sus pezones y sus aureolas y eran tan grandes, y tan rosadas como las mías,
Mis pezones están un poco más rosados que los de ella pues ya han recibido los chupetones de mi marido por extensas jornadas de placer durante horas en las noches, sobre todo los días Viernes que es el día de sexo obligatorio según él, ya que el sábado descansa en su trabajo, mis pezones también ya han sido disfrutados por varios novios antes que él; el pobrecito de mi marido trabaja mucho para poder mantenerme como una diosa, pero aun así en la intimidad siento que no me coge bien, y casi siempre termino fingiendo todos mis orgasmos con un excelente estilo debo decir, no tengo nada que envidarle a las mujeres hermosas del porno, me he fijado mucho en como gimen y hago un esfuerzo por gemir con la misma vehemencia para mantener a mi esposo satisfecho y no se me vaya a ir con otra, pero la verdad es que en el fondo cuando estoy desnuda en la cama con mi marido siempre termino inevitablemente recordando a uno de mis ex novios, Ricardo el cual sí que me cogía bien y con el cual no tenía yo que fingir nada, por momentos me follaba despacio, me lamia mi conchita a conciencia y me empalaba gentilmente como un caballero y me machacaba mi pucha por horas lentamente, de momento y sin decirme nada, me tomaba fuerte de la cintura y me comenzaba a cogerme muy duro a empellones, metiéndome la verga furioso hasta adentro haciendo retumbar mis nalgotas contra su torso de hombre todo peludo y oliendo a sudor, jalándome el cabello hacia atrás con fiereza como si me estuviera montando cual potra, y gritándome toda clase de improperios, y a Ricardo fue a quien realmente le entregue mi Virginidad, también la de mi cola por cierto.
La Verdad es que hasta la fecha me remuerde un poco la conciencia pues cuando me embarace de Marlene aún estaba saliendo con ambos y aunque Ricardo era todo un galán conmigo no sé porque elegí a mi Actual esposo y la cuestión es que no recuerdo con exactitud si las fechas en que las que aún me cogía Ricardo coincidían del todo con las fechas en que me empezó a coger mi actual marido de novios; cuando me entregaron los análisis de que estaba yo embarazada de Marlene, de inmediato le dije a mi actual marido que iba a ser papa y pronto fijamos fecha para casarnos, Ricardo en cambio era un Mujeriego y pendenciero, empedernido y cuando supo lo de mi embarazo y de mi boda, de inmediato me felicito e incluso asistió a la fiesta, aún recuerdo como abrazo a mi marido varias veces, y se emborracho junto a él como si fueran grandes Amigos, pero mi esposo nunca se imaginó que Ricardo era probablemente el padre de Marlene.
La última vez que vi a Ricardo fue en la boda precisamente, mi esposo había bebido de mas, y estaba con su mama y su familia dejándome sola en la mesa de honor, Ricardo se acercó sigiloso y se sentó a mi lado, mientras con una de sus manos toco mis piernas desnudas por debajo de mi vestido de novia y comenzó a jugar con mi liguero y con mi tanga blanca, por debajo de la mesa, y susurrándome al oído cosas sucias como me excita oír, me obligo a ir al baño de caballeros o si no le diría a mi marido que él era el padre de Marlene, de inmediato accedí a ir con él al baño de hombres y allí entre mingitorios y olor a orines de caballeros, previo a ponerle seguro al baño me arrincono como loco en contra de las paredes del baño, y a base nalgadas hizo que me subiera yo sola el vestido de novia hasta la cintura, me desgarro la tanga de un tirón, y comenzó a follarme a un ritmo vertiginoso, haciéndome gritar de placer; la música de la fiesta hacía que mis gemidos de hembra ardiente se perdieran en medio del escándalo de la fiesta y no pudieron oírlos los invitados, de una cosa estoy segura, Marlene ya estaba en mi vientre hacia cuatro meses y seguramente la primera verga que ella vio fue la que se asomaba por mi vagina y era la de su verdadero Padre, Ricardo, que la estuvo sacudiendo durante cerca de media hora, al final Ricardo se corrió como todo un caballero al tiempo me besaba románticamente dentro de mí, sobre las dos; llenándonos de su abundante simiente, que de mi vagina comenzó a escurrir entre mis piernas, lo bueno es que Marlene aun no nacía y mi Marido nunca se dio cuenta.
Cuando por fin salimos del baño el cabron de Ricardo tuvo la idea prodigiosa de regalarle a mi marido como regalo de luna de miel la llave de su chalet, para pasar allí la luna de miel, mi marido no tenía dinero y de inmediato acepto la invitación, yo no le dije nada a mi marido pero me enamore aún mas de Ricardo esa noche en silencio.
Pues como les decía, mi tradicional mañana de ama de casa se había transformado en la de una investigadora, sin querer de la vida íntima de mi hija, no era mi intención espiarla, ya que siempre la he respetado, y así seguí viendo a mi pequeña hija de 18 años semidesnuda, en plena red, tenía una sonrisa pícara en el rostro que parecía invitar a cualquier extraño a que la viera y la siguiera observando y en la otra mano sostenía un cigarro, a medio fumar.
Del otro costado aparecía el tal Mario un Hombre como de 30 años, de facciones toscas muy varonil y guapo, muy bien vestido con ropa muy elegante, y sin duda se veía un muchacho de buena familia con un rostro que me pareció algo familiar, pero definitivamente nunca lo había visto,
Por un momento sentí cierta vergüenza ya que siempre he educado a Marlene de otra manera y la verdad es que nunca había visto a mi hija así, no parecía una adolescente normal sino toda una putita adolescente, digo, con la educación que le hemos dado mi marido y yo, todos en la colonia la hacen una santa; y bueno es que siempre ha ido a puras escuelas de monjas no entiendo porque se portaba así, si era igual que sus hermanas; ¡Qué barbaridad!, pensé, eso de verla casi desnuda exhibida y ¿si su papa la viera? ¿Qué pensaría?, pero yo estaba segura que eso nunca pasaría; por otro lado la verdad es que Marlene ya era toda una mujer y su cuerpo parecía la de toda una Diosa Griega, pero acababa de cumplir 18 años y nunca me imaginé que se mostrara como Dios la trajo al mundo sobre todo frente a cualquier extraño con el que ella platicara, además porque pude ver que tenía más de noventa contactos en su chat privado, y la gran mayoría hombres, casi todos mayores que ella.
-Mario dice: ¿Marlene estas o no?
Volvió a preguntar ese Hombre, por un momento no pude más y decidí indagar acerca de la vida privada de mi hija, y me hice pasar por ella.
-Si soy yo, Marlene dije, fingiendo ser ella
-Hola mi amor, pensé que ya te habías ido al cole.
Por un momento trate de hacer un esfuerzo en no sonar desentonada para una cría de su edad y no me descubriera su amigo.
-Es que se me hizo tarde Mario, pero dime ¿que necesitas?
-Nada Reyna, solo te escribía de rápido, la verdad es que voy camino al trabajo y decidí hablarte desde mi nuevo celular, para probarlo, ja, ja; no y además para confirmar lo de esta noche.
-Intrigada, me hice la que conocía el tema y le dije,
-claro, como quedamos amor
-Que cariñosa estas hoy mi Vida, me da gusto, mira la verdad es que ya hable con los tipos que te platique, son unos ancianos de mi chamba y ya vieron tus fotos, yo me encargo del negocio tu sabes y ya después te doy tu parte, solo quería decirte que te arregles con la lencería que le sacaste a tu papa el otro día que andaba borracho y de preferencia usa el baby doll negro, eso hará resaltar tu piel tan blanca, y te maquillas en tonos cargados, quiero que hoy en la noche les des un espectáculo de lujo, son como diez empresarios socios de mi padre Ricardo, nos conectaremos de manera simultánea, ya sabes pones tu cam y tu micro y las bocinas, ah y por favor no quiero volverte a recordar que debes tener suficientes dildos y consoladores a la mano, y si te piden cualquier posturita la haces mi amor; ya que recuerda que a veces son exigente los viejos.
-Claro que si Mario, le dije sorprendida, oyes
-¿Todos son de la Empresa de tu padre?
-No amor, algunos son de la empresa de zapatos de mi papa, Ricardo Roldan, pero otros son de algunos amigos.
¡No supe que decir era el apellido de su propio papa!
-Pero me apure a terminar la conversación antes de que el sospechara algo
-Bueno nos vemos en la noche nena te hablo al celular para que estés lista en el chat privado ya con tu ropita puesta.
-Chao Marlene
-Chao Mario.
-Espera, salúdame a tu madre amorcito, y a ver cuándo le dices que esta preciosa, desde el día en que la vi de lejos no he dejado de pajearme pensando en cogerme a las dos al mismo tiempo, ¿como ves?
-Por Dios Mario no sabía que decir, y de inmediato mi cuerpo se estremeció, y mi pucha se puso mojada.
-Ay Mario como dices esas cosas mi mama es muy decente a demás solo vive para mi papi, lo más que puedo hacer por ti es mandarte algunas fotos de ella en la playa conmigo y mis hermanas,
No sé porque le dije esto último, creo que la excitación me gano
-Está bien nena, nos vemos en la noche.
El resto del día, seguí haciendo mí que hacer acostumbrado; vino mi marido a comer, y después de alimentarlo, me pidió que se la chupara un rato debajo de la mesa a lo cual accedí como buena esposa esclava de inmediato, después de un rato de mamársela a conciencia se vino en mi boca y como de costumbre me trague todo su delicioso semen.
Pero por primera vez mi mente ya no estaba pensando en la verga de mi marido, sino en la verga de un desconocido, Mario.
Mi marido volvió al trabajo en el turno vespertino y yo me quede sola esperando a mis hijas.
Me puse a ver la televisión, cuando de pronto la computadora volvió a sonar, y me acerque a verla
La misma ventanita del chat se abrió y decía:
Mario dice: Marlene, mira no serán diez hombres porque mi papa Ricardo también va a ver tu sesión espero que lo complazcas en todo lo que te diga porque después quiero presentártelo para que trabajes en su empresa como su secretaria particular, y puedas llevar un buen sueldo a tu casa, porque lo que es tu papa.
-Y se cerró la ventanita del chat a la vez que escuche que mi Marlene llegaba del cole.
-¡No puede ser pensé se va a desnudar frente a su propio padre!, ya eran casi las siete de la noche, y a mi mente regreso toda la conversación que había tenido con ese tal Mario.
-Mama creo que deje mi sesión abierta por descuido, ¿sé que no leíste nada verdad?
-Claro que no hija,
-Es que ando muy distraída con eso de que las monjas son muy payasas y nos dejan muchísima tarea, precisamente hoy tengo que hacer algunos trabajos por la Internet, y como es en equipo unos amigos me van a ayudar, voy a poner un poco de música para que no te moleste si hablo con ellos, ya ves que como son adolescentes a veces dicen groserías;
-Está bien hija.
-Sabes la Tarea esta algo difícil y laboriosa y creo que voy a desvelarme quizás no duerma nada, tu sabes es que pronto hay exámenes y quiero ganar una mención honorifica este año.
- pero no te preocupes mami yo siempre saco el diez, ja, ja;
Sonrió Marlene, y dándome un beso se fue a su recamara presurosamente.
Tratando de olvidar la imagen de mi hija siendo observada por varios hombres desconocidos, y por su propio papa; me dirigí al televisor, imaginándola todo lo que esos hombres la obligarían a hacer esa noche, y todo por ganar un excelente puesto en la propia compañía de su padre, comencé a pensar en situaciones sexuales acerca de mi propia hija y mi coño se comenzó a mojar.
-Cuando escuche que el celular de Marlene sonó tres veces.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 332 veces

Me cogi a mi prima por culpa de sus amigasCategoría: Sexo en familia

Por ismael | 2014-06-13 19:09:58 | 0 comentarios

Me llamo ismael y tengo 18, pero esto que ocurrio me paso hace 2 años.
Todo comenzó un dia viernes por la noche cuando me encontré con una de mis compañeras mientras caminaba por una calle casi vacia debido al frio que hacia. Mi compañera se acerco y nos saludamos ycasi inmediatamente comenzo a hablarme sobre una chica que conocia desde hacia tiempo. La escuché atentamente porque me la describia de una manera genial, ya podia imaginarla con su cuerpo de mujer sexy y su piel blanca y suave. Mi compañera me dijo todo sobre su amiga Daniela. Yo solo queria ver a esa hermosa mujer.
Continuamos caminando con mi compañera mientras ella hablaba por telefono a su amiga Daniela. Me sentia super excitado de saber que iba a conocer a una chica linda...muy linda!!
Llegamos a un lugar medio oscuro, alli habia una casa abandonada o medio construir, entramos alli tambien y adentro nos sentamos a esperar por Daniela..hacia frio y estaba oscuro pero minutos despues sentimos un ruido.de repente una persona apareció y pude apenas reconocer que se trataba de una mujer. Se acercó mas y casi al instante mi compañera se despidio de ambos. Se fue rapido.
Nos quedamos los dos solos. Daniela se sentó frente a mi y sacó su celular. Me saludó con un beso y encendió el celular. En ese momento me quedé inmovil. No lo podia creer. La chica que estaba parada frente a mi era mi PRIMA!! No supe que hacer hasta que ella ilumino mi rostro con el celular y y casi gritando dijo ISMAEL!! Nos quedamos callados unos segundos y despues ella dio la vuelta y salio apresurada en direccion de la puerta. Miles de cosas me pasaron por la cabeza en ese instante y lo primero que hice fue correr tras ella. Alcancé su brazo y la jalé hacia mi. La tomé de la cintura y le dije: "me muero por besarte" y la besé. Ella intento soltarse pero al final se aferró a mi y me besó casi desesperadamente. Luego de un minuto nos separamos y el silencio nos volvio a invadir. Yo esperaba a que ella intentara irse de nuevo pero no fue asi. Daniela se acercó timidamente y me abrazó.
-Perdón le dije yo pero por dentro queria decirle que la queria cojer.
Daniela no decia nada...nuevamente mi mente era un enrriedo de pensamientos. Entonces, decidí arriesgarme y la volviaa abrazar y le acaricie su cintura hasta casi llegar a su tan deseado culo que muchos querian tocar. La besé y pude sentir su respiración acelerada. Me di cuenta lo que ella queria asi que comencé a acariciarla por todas partes de su cuerpo. Daniela no se oponia a nada asi que continué hasta que me animé a explorar su vientre y suavemente comence a levantar su ropa hasta sentir su piel. Rapidamente llegué a sus tetas perfectas. Redonditas y de buen tamaño. Las tenia en mis manos. Las apretaba pero yo queria chuparlas, queria morder esos pezones tan ricos y queria meterme ese par de tetas en mi boca. Levanté su buso y apareció una de sus tetas. Estaba dura . Acerqué mis labios y pude llegar a su pezon. Abri la boca lo mas grande que pude y me meti esa hermosa teta a mi boca. La chupé como un loco sin contro hasta que senti una mano sobre mi poronga que ya estaba durisima
Me acomodé para que ella pudiera desprenderme el pantalon y asi lo hizo hasta que tuvo en sus manos mi poronga. Sentia como la acariciaba toda. Mis huevos se lo agradecian. Senti que se agigantaba mas y mas pero yo seguia engolosinado con la hermosura de sus tetas.
Daniela gemia y se acercó y me dijo al oido que queria que le haga el amor.
Le quité el pantalon hasta descubrir su culo el cual acaricié. La abracé y la levanté de sus piernas. La tenia alzada cuerpo a cuerpo. Corri un poco su tanga diminuta y con mi pija busqué su concha que estaba humeda. Alli la penetré, senti el calor en mi pija y comencé a metersela lo mas fuerte que pude. Ya estabamos transpirando asi que le quite suremera hasta tener sus dos tetas frente a mi cara. Las apreté y se las sobé lo mas fuerte que pude. Le chupé interminablemente las tetas. Despues de unos minutos la bajé y la coloqué a Daniela contra la pared, me mojé la pija con saliva y asi los dos de pie la penetré...ella gimio un poco mas fuerte pero me tomó ambas manos y las coloco sobre sus tetas
La cogia sin parar mientras le amasaba las tetas. Estabamos calientes.
Sin decir nada Daniela se separó y se arrodilló. No se veia nada en la oscuridad pero pude sentir la lenga de Daniela en mis huevos, me la estaba chupando pero solo fue por un rato porque despues senti que a mi pija la apretaban dos cosas suaves y calientes. Alli comenzó el movimiento de sube y baja. Mi prima me estaba haciendo una paja con sus tetas.. Sentia que ya no daba mas asi que se lo dije.
Pero Daniela no hacia nada por detenerse sino que aceleró hasta que ya no pude mas y largué toda la leche en sus tetas. Yo casi grité del placer. Automaticamente mi prima se puso de pie y casi de manera rapida se vistió. Yo hice lo mismo.
Unos minutos mas tarde ya estabamos caminando por la calle sin hablar casi nada. Asi fue todo el camino hasta despedirnos.
Ya cuando llegué a mi casa vi en mi celular un mensaje. "Me gustaria verte la cara cuando lo hacemos" era de mi prima. Yo no le respondi en ese momento pero con el tiempo quedamos en vernos de nuevo.
Continuará...

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 292 veces

Mi padrastro sexyCategoría: Gays

Por Daniel vasques | 2014-06-06 08:40:50 | 0 comentarios

Él se casó cn mi mamá cuando yo tenía seis años. A pesar de mi edad, ese hombre siempre me exitó. Era un hombre alto, fornido, moreno claro, nalgón,piernudo, velludo,con brazos marcado y pectorales perfectos. Sabe yoga, karate y defensa personal.
Cuando cumpli los quince años, mi deseo por él ya era extremadamente enorme. Yo para esa edad ya estaba casi de su estatura de 1.87, yo media 1.80,llevaba ya dos años en el gym.
Un dia, el pasó a mi baño enredado con una toalla. Yo lo veia desde un sillón de una de las estancias, de momento, se bajó la toalla y me ensenó las nalgas. Eran hermosas. Sólo me empecé a reir,y después me masturbé imaginandolo conmigo.
Otro dia, ya llegué de la tienda,y por alguna razón venia medio encandilado,yo no veía nada,entré a mi baño.me acerque a las regaderas,y cuando volteé,él estaba ahi,masturbandose,medio sacado de onda por haber entrado asi. Entonces le dije-perdón,no sabia...-
-te perdono si me ayudas-
-ayudarte, ¿a qué?-
-mamame la verga-
Fue super excitante verlo asi. Me agache. Toque su pene esponjoso, era muy grueso, media talvez 18 o 20 cms,quizá más...
Lo tomé y me lo puse en la boca. Sintiendo su piel humeda,y su miembro caliente y palpitante.
Tenia un sabor delicioso. Le mamé la verga y probé sus bolas también,senti una excitación que me hacia temblar de nervios y tragar saliva con dificultad.
Pasaron unos minutos,y me comenzó a desnudar. Me tocaba de una forma tan tierna pero ruda a la vez.
Me puso de espaldas y me empezó a besar el cuello,bajó por la espalda,y se detuto yen mis glúteos. Senti su lengua entrando. Yo no conocía esa sensación. Asi,que me di la vuelta ,lo acomodé y lebesé las nalgas. Mis manos no abarcaban esos gluteos.
De repente me volteóy me dijo -siempre quise tener sexo contigo.
Separó un poco mis piernas,y senti la cabeza de su pene rosando mi culo. Le dije- metemelo-
Comenzó su labor,y con. saliva me la empezó a meter. no hubo problema xq yo ya usaba dildos.
Me cojió un buen rato y se vino dentro de mi.
Después le di la vuelta y me lo cojí tmbn.fue riquisimo penetrar a un hombre asi. Espro os haya gustad

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 538 veces

Me jodi a mi propia Madre!!Categoría: Sexo en familia

Por Antonio | 2014-05-09 09:37:01 | 1 comentarios

La tenia bien empinada sobre la orilla de su cama..sujetándola de las lonjas, mas que de la cintura pues es una mujer gordita, le daba sus fuertes empujones, metiendo, hundiendo mi verga, los 19cm de gruesa y potente carne caliente y dura en su apretada vagina, un coño que podía sentir como me ceñía la carne..su cuerpo se cimbraba por los empujones que le metía..por el espejo del tocador podía ver claramente sus gestos, ese mismo espejo de tocador donde ella durante gran parte de su vida se arreglo para mi padre y donde el seguramente muchas veces miro a mi madre en la misma situación que ahora yo tenia con ella..pero que el destino y la buena fortuna ahora hacían que yo ocupara su lugar..el lugar que el quiso dejar vacante al abandonarla después de toda una vida juntos por una mujer mas joven y bonita.
Veía como las aguadas tetas, arrugadas, flácidas, enormes..se mecían, se balanceaban de un lado a otro, atrás y adelante al ritmo de las duras metidas de verga que le daba a mi propia Madrecita..tiene 59 años y sabia que desde hacia muchos años ya, ella no gozaba de una vida sexual plena, que hacia ya tanto tiempo ella no era follada con la intensidad que ahora yo lo hacia, por eso mismo estaba dando lo mejor de mi para ayudarla a olvidar pronto a mi padre al menos en lo sexual, si el se había conseguido una mujer joven, mi madre tenia el mismo derecho y oportunidad de estar con alguien mas joven..aunque se tratara de su propio hijo...

Juana; mi madre es una señora seria, tímida, apacible..de aspecto muy humilde, fue empleada domestica, pero no es fea..tenia los ojos cerrados con fuerza, los apretaba..pero abría la boca sin poder evitar soltar ricos pujidos al ser penetrada con tal fuerza, dejaba escapar los grititos mas ricos que yo había escuchado en mi vida, eso y aunado al ver mi gruesa y tiesa macana entrando y saliendo de su hermosa panocha, un coño de labios carnosos, gruesos y deliciosamente cubiertos de largos, gruesos, ensortijados vellos plateados completamente, que al recibir mi verga además de apretarme y cubrirme, hacían un delicioso sonido a causa de deslizarme dentro de ella..las gruesas piernas le temblaban apenas y podía sostenerse..las enormes y planas nalgotas, aguadas, con estrías, flácidas pero tan ricas en ese momento de calentura le temblaban como enormes gelatinas cada que al embestirla chocaba contra ellas, mi abundante pelambrera se restregaba tan rico entre y contra sus nalgotas al hundirla por completo que la sola imagen que yo tenia frente a mi era maravillosa y exitante..yo no paraba de halagarla, de decirle lo rica, lo sabrosa, lo hermosa que ella es..de decirle las palabras justas que yo sabia mi madre necesitaba tanto para recuperar su autoestima, estaba tan dolida, tan lastimada por el abandono de mi padre..que necesitaba no solo quien se la cogiera, si no quien le dijera que era hermosa, sensual y amada..
Quieto detrás de el tembloroso cuerpo de Juanita, sujetándola de las sabrosas lonjas cachondas..la jalaba contra mi, penetrándola hasta el fondo, para que sintiera el rigor de una verga potente y joven...ella se estremecía y de su boca solo podían salir quejidos intensos, pujidos deliciosos y gemidos profundos, producto del placer no vivido durante mucho tiempo..
La puse boca arriba, suavemente me monte sobre ella, podía hacerle el amor tierno, cariñoso..delicado..pero lo que Juanita necesitaba era ser cogida, usada sexualmente..así que colocando sus muslos por detrás de sus rodillas en mis brazos, le alze y abrí las piernas para dejarme el camino libre a su coño, ella se quejo dulcemente..no protesto a pesar de ser gordita y ya bastante madura sus muslos se flexionaron con facilidad, quedando sus rodillas a la altura de sus hombros..en su rostro, en sus gestos vi la sorpresa de esa acción, después diría que jamas la habían puesto de ese modo..era algo nuevo para ella, atrevido y un tanto sucio pues la hacia sentir como una mujer deseada, como una cualquiera dijo después..busque su boca y la bese ardiente al tiempo que de nuevo le dejaba ir la verga..mordiendo sus labios, nuestras lenguas enroscandose dentro de nuestras bocas con lujuria, probando, saboreando la abundante saliva que ella hacia, con sus quejidos dentro de mi boca la penetraba con fuertes empujones, se la metía con rudeza..mis vellos, mi pubis se restregaba contra su clítoris expuesto en esa pose y ella temblaba, se estremecía, las piernas le temblaban y ella no podía hacer otra cosa que chillar de placer..sabia que estaba a punto de arrancarle un orgasmo a mamá..y no paraba de metérsela, de estimular su clítoris...ella se abandono, hundía sus dedos en mi espalda, clavando sus uñas largas, gruesas, curvas, bien cuidadas en mi piel..repitiendo mi nombre, diciendo que me amaba y apretando los ojos, echando la cabeza hacia atrás dejando que yo mordiera su cuello, que lo chupeteara a placer..terminado el acto sexual entre madre e hijo nos daríamos cuenta para pena y vergüenza suya.,que la había dejado bien chupeteada de cuello, hombros y pecho, ella dijo que parecía una puta, una mujer vulgar..a lo cual yo dije que si, pero que a mi así me gustaba ella, después intentaría cubrir con maquillaje esas huellas de pasión entre nosotros al salir a la calle..
Mi madre estaba experimentando un delicioso orgasmo, el primero en décadas según ella..sentí como su vagina se estrechaba, se cerraba sobre mi, engullendo, ciñendo la carne que tan feliz la hacia..expulsandome incluso fuera de ella al cerrarse con fuerza..la deje correrse, seguía dándole pero mas despacio, mas acompasado..acompañándola en ese rico momento..al terminar quedo desfallecida entre mis brazos, flácida, sin fuerzas..pero yo no me detube, la besaba en la boca amoroso..metiendo y sacando mi verga de ella despacio, suave, lentamente..
Una vez recuperada..hize que me montara, ella se sonrojo..se veía apenada y con timidez pero decidida se subió en su hijo, aunque tímida no dejaba de ver maravillada el tronco duro, grueso, venoso y bien parado que su hijo le ofrecía, en sus gestos se veía el enorme placer y orgullo que esto le causaba y yo..aun mas orgulloso, sostenía mi macana de la base para sostenerla erguida mientras dulce y cariñoso, con las palabras que solo un hombre que ama a su pareja le pedía que me montara, que se ensartara mi verga..se subió, su cuerpo gordito no me pesaba sorprendentemente..la sujete de las lonjas alzándolas para poder ver nuestro pubis..para poder ver como ella tímida se colocaba mi verga en su gruta hermosa y delicada se dejaba caer ensartandose, clavándosela ella misma, abriendo de nuevo la boca de placer, dejando escapar los quejidos mas ricos al sentirse inundada de carne una vez mas..una vez con toda la verga dentro, la jale de la espalda hacia mi buscando sus tetotas, esas enormes chichotas aguadas y tan arrugadas que tan rico me sabían..y se las chupe, las mamé goloso, succionando sus pezones deliciosos mientras ella me cabalgaba tímida...apenada pues eran cosas a las que a pesar de haber estado casada toda su vida desde muy joven no estaba para nada acostumbrada...pobre madre pensé, limitada y reprimida sexualmente la mayoría de su vida, pero eso iba a cambiar y yo me iba a encargar de eso..lo juro pensé..

Mamando sus tetas, acariciaba su espalda, sus nalgas planas y aguadas, que rico sentía sobre mi su piel suave, ardiente, sudada..le apretaba las nalgas, con ambas manos sobre sus nalgas, con los dedos le abría no solo las nalgas, sino mis dedos sobre los bordes de sus labios vaginales se los abría para sentir como mi verga se hundía entre ellos, Juanita no sabia que hacer de tanto placer, se quejaba quedito, pujaba tan rico, gemía tan profundo y en voz baja y entrecortada no dejaba de repetir que era una mujer sucia, una mujer indecente, una puerca..sus palabras solo me exitaban aun mas y le contestaba que tenia razón, que ninguna mujer decente, respetable seria capaz de acostarse con su propio hijo..que solo una cualquiera, una puta era capaz de darle las nalgas a su propio hijo y le decía al oído..que ella era solo una puta, que era una puta mustia con cara de mujer decente..y que de ahora en adelante ella seria mi puta y haría todo lo quedo pidiera, ella entre quejidos decía que si.,,que si..

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 622 veces

me coji a mi primita de 6 añosCategoría: Sexo en familia

Por el | 2014-05-06 01:06:28 | 0 comentarios

Eh tenido muchos relatos verdaderos obvio de como me eh cojido a mi vecina de 9 años incluso a su hermanita de 3 años pero esta vez contare como me coji a mi prima de 6 años todo empezo cuando ella tenia alrededor de 4 años y yo 14 recien cumplidos era su hora de dormir y me pidieron que si la podia dormir y accedi porque ella y yo nos tenemos mucho cariño la verdad a pesar de que me gustan las niñas jamas la vi como aldo mas que mi primita hasta que ese dia ella estaba tratando de dormir pero hacia mucha calor y se quito su ropita y se quedo en pantis y no se que paso pero me provoco tocarla y espere a que se durmiera un poco y le empece a bajar el panti y ahí estaba su vaginita solo le pase la lengua y se desperto y le subi su panti sin que se diera de cuenta o eso creo yo bueno pasaron los años y no haciamos nada hasta que ella cumplio 6 y yo volvi a visitarla y me salto y me abrazo era mas grande estaba mas blanquita y su pequeña colita redondita habia crecido un poco se le empezaban a marcar los pesones y en fin la salude y no pense que recordara nada de lo sucedido la ultima vez que nos vimos pero al parecer asi fue ya que fui a mi cuarto y me acomode y ella vino y me dijo que si la podia dormir como la ultima vez y me sorprendi y accedi pero esta vez hubo una sorpresa esta vez se desnudo por completo y se durmio en frente mio y yo sin dudar le abri las piernas y le empece a lamer la vaginita sin pelos y era delicioso y ella al parecer se desperto y me dijo que haces primito y yo le dije te gusta? Y me dijo si se siente rico y me dijo ahora yo te hare lo mismo y cuando saque mi pene sin dudar ella se le quedo mirando no son mucho solo 14 cm en ese entonces y ella me dijo que es eso y yo le dije es mi pene es lo que tenemos los hombres ven agarraloy lo agarro y le dijo metetelo a la boca y chupalo como si fuera una paleta y empezo al principio no loo hacia bien me raspaban sus dientes pero me gustaba su pequeña boquita y perdi el control se lo saque de la boca y le dije ahora te hare mujer y la acoste y le abri las piernas le moje la vaginita y le intentaba meter el pene pero no entraba y luche hasta que le entro la cabeza y pego un grito y le tape la boca y se lo meti todo y se lo deje metido para que se acostumbrara y demore como 20 minutos digo yo hasta que dejo de llorar y le pregunte que si le dolia y me dijo no y empece a moverlo y empezoo a gemir como una putita y me decia se siente rico primito y yo bombeabaa hasta quue no aguante mas y me vine adentro de ella cuando lo saque tenia restos de sangre pero no mucha le busque unos pantis y se los puse y despuess. Se fue bañar y le pregunte y me dijo si al principio me dolio muchisisimo pero despues me gusto un poco quiero volver a hacerlo y le dije despues y este es el final de esta parte si les gusta este relato despues les contare como me la coji por el culo y despues como me coji a una de sus compaÑeritas de la escuela

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 713 veces

Las Vacaciones con Marco y su Familia... Parte 01Categoría: Sexo en familia

Por faboles72 | 2014-05-04 08:32:45 | 1 comentarios

La Familia de Marco…
Hola, soy Fabio de nueva cuenta, en esta ocasión les relatare el cómo se dio un encuentro sexual bastante intenso con las hermanas y la madre de un amigo.
Para comenzar, debo decirles que Marco, es un buen amigo desde la escuela secundaria, sin llegar a ser mi mejor amigo, no llevamos bien en innumerables ocasiones llegamos hasta a compartir la misma habitación para tener sexo con nuestras chicas….
La familia de Marco está formada por sus padres Andrés, su madre Inés y sus hermanas Natalia y Noemí, las mellizas del diablo… Inés es una mujer bastante atractiva, tiene un cuerpo algo relleno sin llegar al sobrepeso, nalgas muy muy grandes y algo levantadas, unas piernas regordetas pero muy sexys, tetas inmensas, y una cara angelical rasgos finos, ojos grandes y de color azul, pelo largo a media espalda…
Sus hermanas como dije antes son mellizas, Natalia es la mayor por algunos minutos, es la viva imagen de su madre en cuanto al rostro, pero con un cuerpo, delgado y tetas pequeñitas, un culito fino y paradito, piernas delgadas y largas, cabello castaño claro hasta la cintura siempre sujeto en una larga cola de caballo, Noemí, por su parte es apiñonada pelo corto hasta la oreja de color castaño obscuro, cara larga y delgada, ojos cafés y nariz redonda, un cuerpito digno de comérselo a besos, tetas medianas y culo parado y regordete.. Unas piernas divinas…
En ese entonces las mellizas tenían 14 años e Inés 40, ya que se casó con su marido Andrés muy joven. Marco es el más grande al igual que yo en ese entonces tenía 17 años, eran vacaciones de verano y habíamos terminado la preparatoria, yo estaba muy maltrecho por no coger con la maestra Catalina, así que deseaba salir a algún lado y desconectarme de todo.
Mi madre quería salir de vacaciones con mis tíos, cosa que a mí no me agradaba naditaaa. Un viernes antes de salir con ellos, me encontré con marco en la tienda, platicamos un rato largo y me comento que ellos irían a su casa de la playa durante dos semanas… le dije que me invitara, a lo que el respondió –estaría de huevos- le dije que les comentara a sus padre y me avisara para yo avisarle a mi madre.
Ese mismo día por la tarde, llamo a mi casa y me dijo –esta echo wey, salimos el Lunes temprano- pfff dije ya se armó, le avise a mi madre que no deseaba ir con ellos pero que Marco me invitaba a pasar dos semanas en su casa de la playa. Mi madre accedió y me dio un poco de dinero… yo saque lo que tenía ahorrado e hice mis maletas, el lunes temprano está en su casa listo para partir, salió a recibirme su papa, me dijo –Marco, bajara enseguida- note que estaba subiendo el equipaje a su camioneta y me ofrecí a ayudarlo, -Gracias, Fabio eres muy amable- dijo el, terminamos de subir las maletas y note que Marco no bajaba, su padre me dijo –será mejor que vayas por el- entre a su casa y subí la escalera, su madre salió de pronto al escuchar mis pasos y me saludo – hola muchacho- yo me perdí en esos senos grandes, que se asomaban por encima de una blusa sin mangas y un sostén que los mantenía en su lugar, aplaudió delante mío y me dijo –despierta niño- me sonreí y la salude con un beso en la mejilla, seguí caminando por el pasillo dirigiéndome al cuarto de Marco, pase por enfrente de la habitación de las mellizas y escuche un Holaaaaaaaaaa, las dos agitando su mano me saludaban, las salude mandándoles un beso, y ellas se sonrojaron y me respondieron igual, guiñe un ojo y seguí adelante, llegue a la habitación de marco y lo salude –wey, que pedo ya estás listo o no, pareces niña- le dije.
Tomado su maleta, me dio un golpecito en el hombro y dijo – nada wey ya vámonos- salimos de la habitación y nos dirigimos afuera su madre y hermanas iban saliendo tambien, entramos a la camioneta y comenzamos el viaje. En la camioneta iban su padre manejando, su madre de copiloto y en asiento de atrás, Marco de mi lado derecho, yo y las mellizas enfundadas en pequeños pantaloncillos cortos… muy cortos y ajustados, camisetas de algodón sin mangas y sin sostén, lo cual dejaba ver las diferencias, Natalia con sus pequeños pero firmes senos, y Noemí, con esas dos toronjas y unos pezones algo abultados…
Después de un rato en la vía, su madre y Marco, se quedaron dormidos, las mellizas charlaban conmigo de cosas de la escuela, ellas habían terminado la secundaria y nosotros la prepa, su padre encendió la radio, y comenzó una canción que les gusta a las mellizas comenzaron a sacudirse como bailando y en un momento mire los melones de Noemí, balanceándose d un lado a otro, Natalia, movía sus caderas y levantaba las manos su pequeñas tetas no se movían, pero su cadera compensaba todo… de pronto mire hacia el frente y note que Inés, al estar dormida había dejado ladear su cuerpo y su blusa se corrió hacia abajo, su grandes y apetitosas tetas se asomaban cada vez más… dejando ver un poco sus areolas, color marrón… Natalia, de cacho viéndole las tetas a su madre, se sonrojo y me golpeo la pierna, como diciendo compórtate…
Después de un rato todos excepto su padre quedamos dormidos, paso el tiempo y de pronto sentí que la camioneta se detenía, medio abrí los ojos para ver que pasaba y mire que estábamos en una gasolinera, Andrés bajo para hablar con el hombre del combustible y después se dirigió al baño, lo que aproveché para acercarme a Inés y bajar más su blusa sin que se despertara, uffff lo que vi fue impactante, unos pezones muy muy grandes se doblaban dentro de su brasier, pase un dedo por encima de uno de sus senos y ella se movió, rápidamente me deslice a mi lugar y me hice el dormido. Ella volvió a dormir, y yo aproveché para hacer lo mismo con los melones de Noemí, tocándolos por encima de su camiseta. A Natalia, solo le sobe un poco sus pezoncitos, y mire que su papa venia de vuelta, así que me incorpore y bostece, el me miro y dijo –vaya por lo menos tu estas despierto- comenzamos a hablar y Asi seguimos hasta llegar a nuestro destino…
Bajamos de la camioneta, y tomamos nuestras maletas, nos dirigimos a las habitaciones y nos instalamos, cada quien tenía su habitación, la casa es grande y bien lujosa, producto de que su padre tiene un buen trabajo. Los primeros día transcurrieron sin mayor sobresalto.
Llegamos un lunes por la noche, Martes, Miercoles y Jueves, los días se basaron en meternos en la pisina, comer y volver a la pisina, y por la tarde noche jugar cartas sentados en la mesa del comedor, la verdad era divertido y me olvide de todo, solo la pasaba bien…
El viernes por la mañana, escuche que la puerta del garaje se abria y el motor dde la camioneta encencia, y unas palabras que decían –te vas con cuidado, nos vemos luego.- me levate en boxers y fui al baño, al salir Inés, iba subiendo las escaleras yo frotándome el pene caminaba hacia el baño al dar vuelta me miro y dijo –chamaco déjate ahí, o te lo vas a arrancar- ella llevaba puesta una pijama de seda color rosa, que constaba de un pantaloncillo corto hasta la mitad de la nalga, un top de seda y no traía brasier, los grandes senos de ella se notaban no tan flácidos, sus piernas blancas y regordetas se veían exquisitas, me perdí en aquella imagen, entre abriendo la boca, ella se rio y me dijo –escuincle que no ves que podría ser tu madre- me sonroje y rápidamente entre en el baño… me la jale hasta dejar el lavabo lleno de mocos, mientras pensaba en ese par de tetotas y mi pene en medio de ellas.
Salí del baño y mire que no estuviera por ahí, corrí a mi habitación y me acosté en la cama…nos levantamos y fuimos a desayunar, al escuchar a Inés, que gritaba
- El desayuno está listo….
Yo no sabía cómo iba a reaccionar después de lo de esa mañana, apenado y excitado, baje y me senté a la mesa, Inés me miro y note que su mirada había cambiado… ahora era esa clásica mirada de deseo… me puso nervioso y no sabía qué hacer, Marco, pregunto qué en donde estaba su padre, a lo que Inés dijo
- Tuvo que regresar a la cuidad, hijo, por cosas del trabajo..
Marco, pregunto si volvería ese mismo día, Inés con cara de enfado dijo, no solo vendrá para recogernos… Marco pregunto, si quería jugar un poco de billar, yo dije que sí, sus hermanas dijeron que ellas también jugaban.
Terminamos el desayuno, me levante de la mesa y tome mi plato, lo lleve hasta la cocina, ahí dentro estaba Inés, enfundada en unas bermudas color azul sandalias y una playera de algodón sin mangas, sin sujetador, me puse nervioso y quise salir deprisa ella al ver que quería huir me dijo -cobarde, chamaco.- yo solo respondí –perdón señora, pero es que está usted muy guapa.- ella me miro y se sonrojo, -hace mucho que nadie me decía eso- respondió. Se acercó y me dio un beso tierno cerca de la boca… me sentí listo para desnudarla y empinarla ahí mismo… ella noto el gran bulto que se formaba en mis bermudas…. Me miro y volvió a decir –vete de aquí, chamaco caliente- salido de prisa y note que los demás ya no estaban.
Me dirigí al salón de juegos y los encontré, Marco dijo nosotros dos contra ustedes, refiriéndose a sus hermanas, ellas molestas dijeron Nooooo!!!!! Tú juegas muy bien mejor Fabio con nosotras…
Yo me encogí en hombros y el juego empezó, después de un rato, el timbre sonó, y se escuchó la voz de Inés, -Marco sal a ver quién es- Marco salió de la sala de juegos y nos dejó solos, esperamos por un rato, y no regresaba, así que decidimos jugar solos, comenzamos un nuevo juego y comenzó la diversión sexual…
Natalia, tiro y saco la bola de la mesa, soltamos una carcajada al escuchar, el sonido de la bola golpeando el piso de madera… Noemí, dijo –hay hermana ya ni la chingas, noes boliche- yo seguí riendo y tire, meti la bola 12 y dijeron –porque no nos enseñas a jugar, Fabiooo!!!- dije –si claro- tomo su turno Noemí, me coloque detrás de ella y sin dejar de mirar su trasero parado y regordete al inclinarse sobre la mesa, la tome por la cintura y la acomode dejando que sus nalgas restregaran libres mi pene, con las manos aun en su cintura subí por sus costados y tome sus brazos acomodándolos para el tiro, baje las manos y rose suavemente su meloncitos… ella me miro y me dijo
- Asi, si aprendo rápido… con una sonrisa pícara…-
Llego el turno de Natalia, de la misma manera que había hecho con Noemí, la tome por la cintura y deje sus nalgas posadas en mi pene, subí mis manos rose sus pequeñas amigas y acomode sus brazos, me miro y se sonrojo…
Asi seguimos, hasta que los arrimones ya eran naturales y voluntarios… les pregunte
- Niñas? Tienen novio?
Como queriendo averiguar si ya habían cogido con alguien, las dos contestaron con la cabeza asintiendo… y se avergonzaron.
Ellas mirándome con cara de cógenos aquí…preguntaron
- Y tú? Tienes novia?
Yo respondí que no, que por tal motivo en todas esas vacaciones ellas serian mis novias…
Seguimos en el juego de billar y arrimones de pene, hasta que en uno de ellos Noemí, al estar acomodándole sus redondas nalgas en mi pene, volteo de pronto y me beso en la boca… Natalia, dio un pequeño grito y dijo
- Noemiiii!!!!! No seas Asi…
Noemí, se separó de inmediato sonrojada y miro a su hermana, y dijo
- Pues bésalo tu tambien….
Natalia se abalanzo sobre mí y me beso profundamente, después Noemí, hizo lo mismo, comenzó el cachondeo clásico, mientras me turnaba para besarlas les toma las manos y las ponía en mi pene ellas lo frotaban y jadeaban muy rápido. Les tomaba las nalgas y se las masajeaba. Tomaba sus tetas y hacia lo mismo… de pronto escuchamos que alguien venia, las dos se separaron de mi si seguimos el juego como si nada pasara…
Al voltear vimos a Morco regresar… diciendo…
- Ya se armó la fiesta, wey.
- En la noche en casa del vecino de al lado.
Sus hermanas dijeron
- Podemos ir nosotras?
Marco molesto dijo –no, la fiesta es de grandes.-
Como si nosotros fuéramos, adultos. Los dos se molestaron y salieron de la habitación. Jugamos por un par de horas más. Inés volvió a gritar preguntándonos que queríamos para comer… salimos y acordamos que una pizza. Pidió la pizza y en lo que esperábamos, miramos televisión, sentados en la sala, yo estaba concentrado mirando la película, de momento sentí como si alguien me estuviera desnudando con los ojos, lévate la mirada y vi a las mellizas, mirándome y cuchicheándose al oído, mientras se sonrojaban y reían. Inés por su parte sentada frente a mí, no me dejaba de mirar la entre pierna….
De pronto sonó el timbre, Inés salió a recibir la pizza, entro a la casa y dijo que nos sentáramos a comer. Después de empujarnos esa pizza, nos fuimos a dormir un poco, para estar listos para la fiesta de en la noche…
Continuara…

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 427 veces