Los 10 relatos mejor valorados



Ultimos relatos


El primo de mi esposo me follo y me hizo su mujerCategoría: Sexo infieles

Por Silvia | 2014-07-28 14:31:17 | 0 comentarios

Mi nombre es Silvia, tengo 23 años de edad y 2 años de casada; soy delgada pero con curvas bien voluptuosas, de fina cintura ( 55 cm ) anchas caderas ( 90 cm ) con nalgas bien firmes y paradas; mis senos son grandes, redondos y firmes con pezones y auroras rosadas (92 cm) de hombros delgados por lo que mis 92 cm son por mis grandes senos, no soy alta, mas bien estatura media 1,55 metros, cabellos negros, ojos asiáticos color caramelos; hermosos rostro y preciosa sonrisa; soy muy sexy.

Mi esposo es un hombre blanco, de estatura alta ( 1,80 ) bue cuerpo y muy atractivo, somos sexualmente activos, pero a pesar de eso no me siento satisfecha sexualmente, mi esposos me atiende casi todos los días, pero solo dura entre 5 o 10 minutos y casi nunca alcanzo el orgasmos ( de cada 10 encuentros solo 1 alcanzaba el orgasmo), ademas de que tiene una polla bastante normalita ( 14 cm largo y 3,7 cm ancho); somos muy felices en todo los aspectos, el ha sido mi primer hombre, mi primera experiencia, por lo que siempre pensé que era normal nuestra vida sexual, aun que me sentía insatisfecha, pero igual lo amaba a mi esposo y nunca pensé en ser infiel.

Todo empezó un día que hubo escases de agua en el barrio que vivimos; nosotros no teníamos problemas ya que contábamos con cisterna; el primo de mi esposo vive a una cuadra de nosotros, el era un hombre de 33 años blanco, muy delgado ( apenas 110 lbs.) y bajo ( 1,60), no muy agraciado físicamente y de rostro se veía mayor a su edad,su mirada muy morbosa, no me gustaba para nada.

Ese día mi esposo me comunico que su primo iría a ocupar el baño de la casa ya que no tenia agua en la suya; se despidió y se fue al trabajo, nosotros vivíamos los dos solos; apenas mi esposo salio me fui al baño a tomarme un ducha y cuando estaba en mi habitación secándome, sonó el timbre de la puerta, rápidamente me puse una bata de algodón muy ligera, pero como aun estaba humedad se humedeció un poco y se me pegaron los senos y las nalgas a la bata dejando ver mis curvas prominentes y las puntas de mis pezones; no llevara nada debajo de la bata.

Abrí la puerta así, y era el desagradable primo de mi esposo, me quedo mirando con mucha morbosidad mis pezones que estaban erectos por la humedad;

Me saludo diciendo:

Luis: Hola, Silvia, si te dijo mi primo que venia?

Silvia: Si, mi esposo me dijo, pasa el baño esta por alli.

Luis: Gracias Silvia

Pasaron como 10 minutos y me acorde que no había puesto toalla y me dispuse a llevarle una a Luis, cuando estaba saliendo de mi habitación lo encuentro a Luis saliendo completamente desnudo dirigiéndose a la habitación de visita en busca de una toalla; nos encontramos de frente y mi sorpresa fue ver que ese delgaducho tenia una enorme polla ( 22 cm de largo y 6 cm de ancho) que estaba semi-erecta no podía dejar de mirar tu inmensa polla e inmediatamente sentí una gran excitación, mis pezones se pusieron muy duros y mi coño se lleno de jugos vaginales; tanto era mi excitación que el primo de mi esposo se dio cuenta y al verme también se excito y vi como su polla se puso en segundos completamente erecta;

Me quede con la boca abierta, mientras Luis empezó a caminar hacia a mi con su polla erecta y bien dura apuntando a mi, yo di un paso atrás y quede contra la pared; Luis se acerco a mi hasta que senti la punta de polla en mi vientre y se pego a mi levantando mi pierna izquierda dejando a su merced mi coño bien mojado y depilado; tomo su polla y puso la cabeza en la boca de mi coño humedeciendola con un moviemiento de arriba a abajo y luego me penetro de una sola embestida y yo grite de placer

Silvia: aaaaauuuuuhhh.... estas dentro de mi....aaaauuuuhhh... es inmenso.....aaaauuuhhh Dios que es esto....

Instintivamente me apoye en su cuello y el tomo mi otra pierna y empezó a bombear con fuerza

Silvia: ahi! Dios.... que es esto.... ahhhhiiii.....ahhhiiiii...ahhhhiiii... Dios... que es esto que estoy sintiendo... no puede ser.... me esta follando.... y me esta haciendo gozar tanto.... nunca antes he sentido esto... que es......ahhhhiiii....

No pasaron 5 minutos y ya estaba teniendo mi primer orgasmo; mi esposo solo lograba hacer tener un orgasmos de cada diez encuentros y su primo no tenia mas de 5 minutos y ya me estaba haciendo correr con un increíble orgasmo, el mejor de mi vida...

Silvia: aaaaaahhhhhhiiii.... me corrrooooo....ahhhhhhhhhhi....ahhhhhhhi...Dios.... que ricoooooo......ahhhhhhiii

entonces el bajo mis piernas muy despacio sin sacar su enorme polla dentro de mi y me termino de quitar mi bata y dejar a su alcance mis grandes senos... y empezó a mamarlos como nunca antes mi esposo lo había hecho.... y empece a jadear y a gemir....me tenia parada con mis dos pies en el suelo y su polla insertada en mi coño sin dejar de embestir y sin dejar de mamar mis senos...

Fue increíble solo fueron 10 minutos y ya estaba corriéndome por segunda vez;

Silvia: No pares...sigue mamandome los dos senos y dame mas duro que me corroooooo....otra vez....siiiiii....otra vez....siiiii .....siii...siii-....Dios....

Mi coño estaba chorreando de tanto placer....entonces Luis miro mi cara de satisfacción y lujuria y empezó a besarme... fue un besos con lengua que me excitaba tanto...que solo deseaba que siguiera besándome y follándome como estaba haciéndolo hasta ahora.... asi estuvimos por unos 10 minutos y seca muy lentamente su enorme polla y mirándome a los ojos con mucho morbo... me tomo de la mano y me llevo a mi habitación para tomarme boca arriba, subió mis piernas a sus hombros y estaba vez me penetro hasta el fondo... recién estaba sintiendo toda esta gran envergadura de polla....toda hasta el fondo haciendo gritar de inmenso placer....

Me hizo acabar por tercera vez a los 10 minutos en esa nueva posición, luego bajo mi pierna izquierda dejando solo la derecha en su hombro y continuo embistiendo por otros ya minutos hasta hacerme correr por cuarta vez... Dios ya iba cuatro orgasmos en 45 minutos de fornicación....

Luego se acostó sin sacar su polla quedándonos acostados de lado el atrás de mi, yo con la pierna derecha alzada ayudada por su brazo derecho, el me embestida con mucha fuerza mientras chupaba nuevamente mis senos haciendo me grita y gemir de mucho placer...hasta hacer correr por quinta vez...si fueron 10 minutos mas... cada 10 minutos era un orgasmo mas...y si sacarme su polla me abrazo por atrás y me trepo encima de el y tomo mis piernas con sus dos manos para mantenerlas abiertas y follarme , yo encima de el con mi espalda acostada sobre sus pechos;así fue que luego de 10 minuto mi sexto orgasmo....no podía creerlo ... tantos orgasmos juntos....y aun vendrían mas...si...mas orgasmos... Dios... era la mejor follada que me podían haber dado en mi vida....
Terminada mi sexto orgasmo me ayudo empujando mi espalda hacia delante para dejarme ahora sentada encima de el con mi espalda hacia su cara y ahora empece yo a tomarlo y sentir su polla dentro de mi, mientras yo lo cabalgaba con mucho excitación...y sentía como su polla se me entraba y se me salia... wow!! y otro vez estaba por correrme... mi séptimo orgasmo...en una hora y quince minutos...era una maratón de sexo y lujuria.... sexo en cantidad y calidad....

No se como hizo pero sin sacarme su inmensa polla se me puso en cuatro y empezo nuevamente a embestir y ahora con mas fuerza... haciéndome gritar mas y mas....ahhhi....aahhhhhi....ahiiii...Dios.... me muero.... me muero de placer.... ssiiiii.... me corroooo... era mi octavo orgasmo.... y caímos juntos a la cama sin que su polla se saliera quedando encima mio respiran dome en mi nunca...y me dijo:

Luis: Te ha gustado mucho me polla... verdad?
Silvia: Siii... pero esto esta mal... tu eres el primo de mi marido...

Luis: No, mujer mía... tu marido soy yo... desde ahora tu marido soy yo... sere el primo de tu esposo... pero nunca te olvides que tu marido soy yo, porque solo yo te he hecho sentir mujer... por eso eres mi mujer...mi hembra... y yo soy tu macho...

y sin dejar de embestir... y empezó a cabalgarme otras vez... y yo empece a gritar.... Dios...siiii.....siiii... tu eres mi unico marido...mi macho... mi semental... Dios... me corrrroooo....siiiii.....

Luis: Yo tambien me estoy corriendo... ahhiiii siiii...que rico coño que me estoy comiendo...que rico....y apretadito....siii....

y terminamos juntos... sentí como su semen inundaba mi coño, mi coño lleno de su leche tan caliente y espesa...era su primera corrida y mi novena corrida... me había tomado nueve corridas y una hora 35 minutos poder hacerlo correr a este semental....

Luis: Que rico Silvia... tienes un coño deliciosos...

Silvia: tu eres un verdadero semental... nunca me había follado tanto tiempo y hacerme correr tantas veces....

Luis: Mi hembra,,, esto solo fue el primer palo que te doy... aun tengo para darte tres palos mas...

Silvia: Ahi...Dios... me vas a seguir follando...

Luis: Por algo soy tu macho y tu mi hembra...vamos al segundo palo...

y me tomo patas al hombro y empezo a embestir y a follarme... haciendo me terminar muchas veces mas...me saco la puta a punta de verga...

Estuvimos follando toda la mañana y parte de la tarde, fueron tres horas mas de full folladero... y mas de diez orgasmos mas... perdí la cuenta de tantos orgasmos... y cumplió con darme tres palos mas....todos se corrió dentro de mi coño...dejándome inundado de leche...y era de esperar que de tanto semen en el fondo de mi coño era fácil que sus esperma me fertilizaran...me hizo su mujer y madre de sus hijos....después de ese encuentro nos veíamos casi todos los días para follar... y quede preñada de gemelos...

Puntuacion: 10.00 - Votos: 1

Leido: 492 veces

Mis Labios de Rojo Carmesí III - Diario de una InfidelidadCategoría: Sexo infieles

Por Carmelo Eduardo | 2014-07-23 18:30:09 | 0 comentarios

Tomé el diario de María, no me atrevía a abrirlo porque sentía que era una invasión brutal a su intimidad, y aunque fuese yo su marido no tenía derecho a hacerlo. Si ella escribía cosas, ideas, sentimientos, experiencias, secretos en éste, ¿qué derecho tenía yo para abrir su vida de esa manera? No sé si fue la curiosidad, o fue la sospecha, tal vez la excitación misma, el momento me llevó y entonces lo abrí justo en la página menos afortunada.

Ahí encontré un relato llamado “Jimy, fuimos fruta prohibida” el cual desnudaba una parte de la vida de mi mujer, la cual narro a continuación.

Jimy, fuimos “fruta prohibida”

Tuviste la osadía de introducirte una mañana en mi departamento, sin aviso alguno, sin tocar siquiera el timbre, me tomaste por sorpresa, fui tu presa; así fue como te introdujiste en mi vida privada y sobre todo en mi cuerpo. Tuviste las agallas y las pelotas para hacerlo, te lo reconozco y me congratulo por eso, lo cual sin duda me atrajo mucho hacia ti.

Me lanzaste de reojo una mirada lasciva muy penetrante. Al principio me hice la desentendida, pero llegó el momento en que no podíamos fingir nuestros deseos, y ahí fue cuando te dije:

-Jimy, Jiiim...yyyyy .... se hizo el silencio, hubo una pausa y continué diciendo:

-Jimy, lo que tú deseas no te pertenece.

Y es que las ascuas de tus pupilas me quemaban la piel. Tu mirada te traicionaba y te delataba, hasta que ésta alcanzó mis ojos y ambos sentimos cómo el deseo se posesionaba de nuestros cuerpos, al grado que ya no obedecían nuestras voluntades impuestas por la decencia, la cordura y la razón, sino que el deseo empezaba a dominarnos.

Mi piel no tardó en responder ante tu mirada.... mi pecho se dilató, mis pobscuros ezones se erizaron provocando en mi un escalofrío que sacudió todo mi ser; me impregné de cada movimiento de tu cuerpo, todo era para mí un estímulo, hasta tu sonrisa burlona. Te gustó saberme vulnerable a ti, por primera vez pude percatarme de que tal vez sí te pertenecía, aunque fuese por un instante, aunque fuese una sola vez. Lo deseábamos mucho.

Tu mirada, Jimy, calaba, quemaba profundo, traspasando la piel por donde iba pasando, logrando respuestas indiscretas en mi cuerpo que no te pasaron inadvertidas... Abrí mis ojos lo más que pude, mis fosas nasales se abrieron, me mordí un labio y mi parte más íntima, mi pepa, comenzó a papalotear, empecé a sentir ese cosquilleo incontrolable que me domina y entonces, ya rendida, al igual como el boxeador cuando se sabe derrotado, “tiré la toalla” hasta que ésta cayó a mis pies, dejándome indefensa ante ti y mostrándote mi desnudez completa. Tus ojos se clavaron en mi estrella negra, ese agujero absorbedor que deseaba comerte todo; me sentí impúdica e invadida, me la cubrí con mi mano izquierda y mis tetas las cubrí con mi mano derecha, pero no podía hacer nada, estaba a tu merced, a tu antojo. Apartaste las manos de los lugares que reguardaba para verme desnuda a plenitud, y luego manoseaste mis partes más íntimas, mis tetas, mi puchita y mis caderas, hasta arrancarme un (AAAaaaaahhhh, AAAAAaaaaaaaahhhh, AAAAAAaaaaahhhhhhyyyyyyy yyyy!!!!) al experimentar un orgasmo… Era tan solo el inicio, luego me giraste bruscamente, con autoridad, era ya tu prisionera y podías hacer conmigo lo que quisieras, estaba a tu disposición aunque no fuese tuya, aunque fuera de Carmelo.

Pude notar tu cálida respiración agitada cosquilleando mi nuca... tus manos como si fuese unas enormes tenazas estrujaron gozosamente mis tetas, mientras mordías suavemente mi nuca... de la misma forma que un semental cuando se sabe poderoso, mordisquea el cuello de su yegua para demostrar quién manda en ese momento... y tú Yimy ya mandabas en mis adentros.

Me obligaste a inclinarme, para entrar en mí sin contemplaciones... uuuuuummmmmmmmhhh JJJimmmmyyyyy!!!!... no te costó demasiado penetrarme... y es que tu tamaño... y el grosor de tu miembro erecto, qué grosor y qué dureza, y que dulzura... y yo también estaba tan lubricada que aún con tu enorme tamaño invadiste mi cuerpo sin mayor dificultad...lo metiste hasta lo más hondo de mis entrañas, así lo logré sentír en toda su dimensión; tus grandes pelotas de hierro alcanzaron mi puchita; así fue realmente como tomaste mi cuerpo a placer.

Tus embestidas aumentaron de ritmo y de intensidad; igual que nuestros jadeos, tu verga entraba y salìa de mi puchita, yo de espaldas a ti pero te sentìa en toda tu presencia, me estabas cogiendo y haciendo tuya. Todo se aceleró; envueltos en un torbellino de sensaciones, tus pelotas rebotaban como si estuviesen en una cancha de frontón, golpeteando mis partes íntimas, en un movimiento de vaivén con una perfecta cadencia que se aceleraba rítmicamente.

Yo jadeaba y gemía como perra, totalmente empalada; pedía clemencia por un lado, pero por otro lado quería más, quería sentirte mucho más adentro, que invadieras todo mi ser, en cuerpo y alma, te suplicaba, te imploraba:

-Ayyh!! Jimy cabròn, dame máááássss duro mi amor!!!! Quiero máááássss papacito !!!!

Yo estaba totalmente perdida mientras que tú respondías como un verdadero garañón. Te portaste a la altura de las circunstancias. No necesitaba que me trataran como una dama, lo que quería era que me trataran como una ramera, y lo lograste, sacaste de mi a la puta que llevo adentro.

Y así seguimos, dale que dale, unidos en el ritmo de la naturaleza misma.........y yo seguía gimiendo e implorando:

“Uuuhm, sííí, ssíííh, sssííííííhhh…” ante cada embestida suya. Era tanta mi desesperación que inconscientemente llevé una de mis manos hasta mis intimidades para acariciarme.

-Cabróóóón !!!! - - grité al sentir como derramabas con derroche abundantes chorros de lava que quemaban mis entrañas, al tiempo que mi cuerpo se estremecía y temblaba frenéticamente desatando en mi cuerpo mi propio torrente de pasión hasta convulsionar y casi perder el sentido y el conocimiento... mi concha quedó empapada y embadurnada de leche. Fue sensacional.

-¡¡Zorrraa!!... -¡¡Putita mía!!... me dijiste en forma dulce, pero burlona a la vez, jijiji.

-¿Ves cómo sí me perteneces?...

Es cierto, me entregué a ti, me tomaste y te pertenecí, sin lugar a dudas; algo me decía que también hacías de mi vida tú pertenencia. ¡Pero no GJomy!, tú bien sabes que somos frutos prohibidos, ambos sabíamos que aquella iba a ser la primera y la última vez (debut y despedida)... no podía ser de otra manera, aunque quisiéramos alargar nuestro encuentro por toda la eternidad. Al fin y al cabo, en realidad, ni tú ni yo nos pertenecíamos el uno al otro, teníamos otros dueños a quien rendir cuentasm y que ambos conocíamos ampliamente.

Y así permanecimos unos instantes unidos, pegados, abrazados, entrelazados el uno con el otro sin querer separarnos... besándonos y acariciándonos, recorriendo nuestros cuerpos ahora con dulzura y mucha ternura, así continuamos hasta que nuestras respiraciones recobraron el ritmo normal. Entonces comprendí que el acto se había consumado a plenitud; tú te levantaste y te separaste de mí, me cubriste con la toalla, y después de besarme larga y profundamente por última vez, de despedida, desapareciste de mi vista dejándome extasiada. Me hiciste sentir una mujer realizada. Eras ya el tercer hombre en mi vida: Tony quien me desvirgo salvajemente, Carmelo mi marido y ahora tu Jimmy, ahora eras tu quien me tomaba y me hacias tuya. Que delicia y que placer.

Su último párrafo en ese relato diario decía:

En la madrugada del día siguiente, al despertar junto a Carmelo me pregunté a mi misma: ¿Sueño?… ¿Todo fue un sueño María?… Confundida y extrañada me levanté, oriné en el baño, me vi al espejo, y nuevamente surgió el cuestionamiento, segura María, segura que… ¿Fue sólo un sueño?...ó ... Jimy... Jimy, Jimy, musité dulcemente tu nombre en varias ocasiones. Jimy, Jimy y me percaté que en mis entrañas, donde el día anterior habías dejado constancia de tu hombría aún resguardaba tu viscosa virilidad. Asi fue Jimy papacito.

Pero, cómo ver a la cara a Inocencia .... la comadre, no voy a tener el valor de sostenerle la mirada.

Dejé el diario en su lugar, aquello había sido una invasión a la intimidad de María, violé el derecho a su privacidad, ese derecho que tiene toda persona aun estando casada, y por eso me sentí culpable y avergonzado; al mismo tiempo que me encontraba en shock, pues aunque sabía que mi mujer me había sido infiel nuevamene, ahora con otro hombre. No esperaba encontrar lo que encontré en esa parte de su diario, Jimy mí compadre. María nunca lo supo, me refiero a que encontré su diario y leí sobre su encuentro con Jimy, e Inocencia nunca lo supo tampoco, me refiero a la infidelidad de nuestros conyugues.

En su último párrafo decía:

Carmelo, Suerte que vos no leés este diario, mi cielo, sino te enterarías de cada cosa… pero si María dejó el diario a mi alcance, fue tal vez una forma de confesarme sobre sus infidelidades. Nunca volví a tomar su diario.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 115 veces

Preñada y MastrujadaCategoría: Sexo infieles

Por Carmelo | 2014-07-21 20:29:37 | 0 comentarios

Una tarde lluviosa le llamó Gina a mi mujer:

- María, hace mucho que no nos vemos. ¿Cómo vas con tu embarazo?

- Gina, voy bien, tan solo me falta un mes. Pero dime Gina, puedes venir mañana a desayunar y le hablo también a Romina, para juntarnos las tres.

- Está bien María, quedamos de estar contigo a las 9:30; yo llevo un pastel.

La puntualidad de Gina estaba más que comprobada y a las 9:30 sonó el timbre del departamento en donde vivíamos mi mujer y yo.

- Hola María dijo Gina y le dio un beso en la mejía. Por su parte Romina quien llegó junto con Gina, por cierto vestía un tanto descocada para ser una reunión matutina de señoras, también saludó con mucho gusto a María.

María las sentó en la sala de la casa. Gina y Romina se refirieron al embarazo de María. No dejaban de hacer bromas, típicas en ellas, sobre todo Romina que no perdía oportunidad para dejar caer su comentario jocoso, picante pero tajante.

- Dinos María, en verdad ¿de quién es el niño?

- María respondió con una sonrisa, y luego les dijo. Se ve que no han cambiado nada.

Y es que yo siempre he dicho, "para putas mi mujer". Hoy tengo que reconocer que si había una señora más puta que María, esa era Gina. Gina tenía fama de haberse encamado con la mitad de los estudiantes de la Universidad, dicho esto en término figurado. Pero la fama la tenía, y si había algún marido que ostentara una enorme cornamenta, ese era Edgardo, esposo de Gina. Y bueno, qué decir de Romina, ella no cantaba más las rancheras.

Gina insistió:

- Dime María, ¿acaso no has visto nuevamente a Tony?

Antes de que yo contestara, Romina se adelantó y le dijo:

- No seas tonta Gina, qué no ves que no puede ocultarlo. Jajaja rieron las dos amigas de María y María misma también sonrió.


Y siguió diciendo Gina,


- No sabes la cantidad de señoras casadas que quedan panzonas y engendrán chamacos que les hacen sus amantes, otros hombres distintos a sus maridos, mientras ellos sin saberlo ni sospecharlo piensan que el producto lleva sus genes. La verdad es que no llevan la marca de la casa, se los hicieron fuera.



- Se equivocan conmigo - dijo María. Es cierto, tuve varios encuentros con Tony y no niego que de alguna manera ayudó en el proceso de la fecundación, pero esto fue solamente en términos de reducir los quistes que tenía. No hay la menor duda que el padre es Carmelo.



- ¿Cómo puedes estar tan segura?



- Lo estoy, porque hace más de un año que no me acuesto con Tony, así es que el calendario no miente.

Pero bueno, el tema de conversación era el típico de estas dos amigas de mi mujer. Hay que mencionar que Gina, por cierto, junto con Edgardo, fueron padrinos de Iglesia nuestra boda. Pero la fama de puta la tenía bien ganada, y por el lado de Edgardo, de ser un super-cornudo no obstante los pocos años de casados, también tenía un sólido fundamento.



Entonces María comentó:



- Recuerdo aquella vez en que nos reunimos en casa de Sandra, una amiga de la Universidad, y entonces llegó "el peruano" un amigo nuestro. Tan pronto llegó él, te empezó a meter mano Gina, manoseándote por todos lados enfrente de quienes estábamos ahí. Ya te agarraba las tetas, ya te agarraba las caderas, las piernas, te estrujaba las nalgas, etc.



María recordó, aunque no lo mencionó, que Gina tenía algo de sobre peso y este se notaba también en su busto, esto último para deleite de "el peruano".



- Después de cachondearse - continuó diciendo mi mujer, se fueron a una de las habitaciones disque con la excusa de enseñarte un instrumento musical que él había comprado, pero en realidad el único instrumento que te quería enseñar estaba ya totalmente erecto: su vergota, su instrumento follador. Todas rieron.

Yo me sé la historia porque María ya me la había contado, de cómo ella y Sandra salieron a la parte trasera de la casa, y por la ventana vieron como Gina estaba de rodillas mamándole la verga a "el peruano", quien en su rostro expresaba todo el placer que estaba sintiendo del acto de felación de la amiga de mi mujer, quien estaba ya a punto de contraer nupcias con Edgardo, pero eso no la detuvo.



En el relato María siguió diciendo:



- Luego vimos como explotó él en tu boca Gina, y no pudiste contener todos los chorros de mecos que salían de su verga, de hecho tu rostro quedó totalmente embarrado de mecos. Luego, no contentos con lo sucedido, y seguramente considerando que "el peruano" tendía varias semanas de abstinencia, te desnudó totalmente mi putita amiga y te dirigió hacia la cama, para luego recostarte y abrirte las piernas dejando a la vista de "el peruano" tu peluda puchita, y el cabrón sin miramientos introdujo toda su virilidad en tus entrañas y te hizo gemir de placer, y comenzaste a retorcerte como una puta en celo. Ya gemías tú, ya gemía y jadeaba él; y así encendidos se hicieron el amor por espacio de 15 minutos teniendo de testigos a Sandra y a mi; tanto que hasta nos calentamos de ver tan tremenda escena de sexo. Luego no tardó en escucharse un:

- OOOuuuugggggjjhhhh !!!!! OOOOOOuuuuuuuuugggggggggjjjjhhhhhhhh !!!!!



- Justo en el momento en que "el peruano" te vaciaba toda su leche, mojando tus putas entrañas. ¿Lo recuerdas Gina?, ¿Te acuerdas bien Gina cuando te acostaste con "el peruano" en la casa de Sandra? ¿Recuerdas como agujeró tu chocho?




- No, claro que no - contestó nerviosamente. Eso me lo inventaron ustedes.

- ¡Que si lo inventamos! Para nada Gina, te cogió y Sandra y yo fuimos testigos oculares y también auditivos pues gemías como una perra. Jajaja

Romina no tardó en preguntar por los detalles de aquella tarde, y María se los dió con santo y seña de todo lo que había sucedido, para que quedara constancia que la más puta de las tres (María, Gina y Romina) era sin duda Gina.

- No cabe duda, para putas tú Gina - dijo Romina.



Pero las tres eran hábiles en el manejo de las conversaciones, entonces Gina dijo:

- Está bien María, está bien Romina, lo reconozco, soy una piruja de lo peor y mi marido un cornuto de mierda. Pero aquello fue ya hace mucho tiempo. Ahora dime ¿Cómo te ha ido con Carmelo ahora que estás embarazada? ¿Te la está metiendo? ¿Ya te dió tu “mastrujada”?



- Mastru …. qué ¿?? Preguntaron María y Romina.



- Mastrujada idiotas, ¿qué no saben lo que es eso?



- Yo sé lo que es “masturbada” pero no “mastrujada”



- Bueno si serás mensa – replicó Gina; tú sí que estás masturbada.



Y ahora Romina aprovechó y cambió de tema; ahora fue ella quien contó que ya estaba en proceso de divorcio, porque su marido la encontró en la cama con Carlos su antiguo novio. Lo dijo con un quedo de nostalgia pero sobre todo de coraje.



- No es posible que porque me acosté con otro hombre mi marido haya decidido divorciarse de mi. Es un machista, vivimos en una sociedad machista en donde solamente los hombres tienen derecho al sexo, bueno hablando en términos extramaritales. Por más que le rogué a Federico, no me hizo caso, pero él se la pierde. No va a encontrar quien se la mame como yo sé hacerlo, quien le acaricie su miembro con la maestría que yo sé hacerlo. No va a encontrar una mujer tan cándida y cálida como yo, dispuesta a todo lo que me pide. Es cierto, con Carlos gocé como una ramera. Me metía su verga con potencia, me sabía tocar todos mis puntos G, los interiores que tengo en mi puchita, y los exteriores que tengo en mis caderas y en mis nalgas. Me llenaba de leche candente. Ese era Carlos mi amante, !Qué vergototota tiene el garañón! pero no es justo que mi marido me abandone de esa manera, es un desgraciado.



Dicho esto salieron unas lágrimas de sus ojos, y luego dijo:



- Pero eso ya está consumado, ahora lo que quiero es aprender que es eso de la “mastrujada”, así es que continúa por favor Gina.



- Déjenme y les explico nacas. Cuando yo estaba embarazada y un poco gordita, ……. – se hizo un silencio.



- Estaba acostumbrada a que alguien me la metiera, claro estoy hablando de Edgardo, perras. Y bueno, si no todos los días me tomaba, cuando menos cuatro o cinco veces a la semana, y algunos días hasta doble.



- Guauuuu !!! - dijeron Romina y María. Qué envidia nos das.



- Pero cuando me embaracé, al notárseme la pancita, mi marido dejó de hacerme el amor argumentando que podía lastimar al bebé, y yo en las noches casi sin dormir queriendo sentir el calor de un hombre, sus tanates rebotando en mi puchita, …. Ustedes saben.


-Cuando menos te entendemos bien – respondió Romina.


- Así amanecía mojadísima de mi rajita, me metía a bañar y me masturbaba constantemente, pero entre más días pasaban no se si a causa del embarazo, más ganas me daban, mi esposo cada día estaba peor a veces hasta me sentía humillada.



- Por esos días trabajaba con mi marido un señor de alrededor de 45 años de nombre Antulio y un ayudante veinteañero, ambos de Chiapas. Varias veces al día me acercaba a ellos para llevarles su comidas, a Antulio y a Marcelino, quien por cierto no era guapo pero tenia lo suyo, o quizás yo lo veia así por lo ganosa que andaba sobre todo por las tardes y ante las ausencias constantes de mi esposo, Don Antulio se acercaba a platicar conmigo casi tenia yo entre 8 y 9 meses de embarazo.


Y Gina siguió contando:


- En una ocasión sin querer vi orinando a Don Antulio, vaya verga! me excitó mucho su miembro. Recuerdo que pensé “este sí es un hombre de a deveras, no chingaderas”. Como el sábado por la tarde para no variar mi esposo se ausentó yendo al juego de futbol, yo me quedé platicando con Don Antulio y ya saben amigas, “el diablo nunca duerme”. Le empecé a preguntar que si en Chiapas a las mujeres les dejaban de hacer el amor cuando se embarazaban, él me dijo que al contrario que era cuando más ricas se ponían las hembras.


María empezaba a calentarse escuchando aquel relato de su amiga Gina. Seguramente lo mismo pasaba con Romina, aunque muy probablemente con menor intensidad.


Continuó Gina:


- También me dijo que les daban su “mastrujada” palabra que de momento no entendí y le pregunté que era eso. Me dijo que era una especie de apretuje que les daban a sus mujeres en sus tetas para que estuvieran aptas para amamantar a sus crías y que además el baño de leche en la pancita de las embarazadas era bueno para el bebé - y siguió contando: Esa platica me tenía más excitada de lo normal al grado que sentía mis pantaletas bien mojadas.


- Entonces Don Antulio me dijo que ¿porqué la pregunta? ¿Qué si a poco mi esposo no me lo hacía? Yo le dije que no y él me contestó


- Qué pendejo es tu marido. De plano el señor no sabe lo que es bueno.


- Luego me preguntó que si me gustaría hacerlo con alguien, ruborizada le dije que "sí", que sí me gustaría hacerlo con alguien, y que mi pepa papaloteaba por una verga; esto se produjo por la conversación con Don Antulio, y tan ganoza que me encontraba que no me dudé en aceptar.


- Al poco rato entraron los dos, Marcelino quien ya venía bañado y Don Antulio, y yo acababa de salir de bañarme envuelta con una toalla. Marcelino se quedó conmigo, mientras Don Antulio recorrió las cortinas, en esos momentos me sentí poseída por ese par de chiapanecos, de tal manera que tuve mi primer orgasmo. Entonces Marcelino me empezó a besar apasionadamente mientras sus manos rudas me despojaban de la toalla, mis tetas quedaron al aire, él me empezó a acariciar los pezones con la punta de la lengua lo que provocó que empezara a salir un liquido transparente de ellos, sus manos apretujaban mis nalgas levantándomelas hasta que mis pies quedaban de puntitas, luego me acosté en la cama y le abrí las piernas, Marcelino me chupaba rico la rajita metiendo su lengua entre mis labios vaginales, me la mamaba, lamiéndola, chupándola. mordiéndola suavecito mientras yo gritaba como puta, me quejaba, suspiraba y gemia de placer a cada momento, sentía como verdaderos chorros de líquido corporal caliente corrían por dentro de mi abdomen para fluir por mi vagina.


Ni Romina ni mi mujer querían interrumpir el relato de su amiga.


- Luego Marcelino me pido que se lo mamara, por lo que me senté a la orilla de la cama y él se paró frente a mí, te juro María que tan solo una vez con anterioridad le había dado sexo oral a mi marido. pero el pendejo no sabe de eso. Aquello fué riquísimo, el sabor saladito del líquido que salía por la puntita de la verga de Marcelino me sabía delicioso, se lo mamé suaveciiiiiito, jugueteándoselo con mi lengua y con mi boca. Después de un buen rato de sexo oral Marcelino se tiró en la cama boca arriba y me pidió que lo montara. Yo panzona como estaba me subí con cuidado y me dejé sumir en su virilidad, sentí su pene entrándome lentamente lo que me provocó estallar en un gran orgasmo que hizo estremecer mi cuerpo de pies a cabeza.


El relato era tan caliente, y Gina lo estaba narrando en forma tan cachonda que mi mujer estaba frotándose su puchita; se estaba sobando sus partes íntimas.


- Y luego, ¿qué paso Gina?, termina ya de contarnos de una vez por todas.


- No se impacienten chicas, que espero a ustedes también les den su “mastrujada” putas.


- Parece que nos encantaría – dijo Romina. Y María se rió con la respuesta de ella.


- Luego Don Antulio aprovechó, se acercó con su verga de hombre bien parada, de esas que ya no encuentras, y la mentió en mi boca, mientras Marcelino me chupaba los pezones. Claro que no puse ninguna objeción, ustedes me conocen, que se chingue Edgardo pensé, que se frote sus cuernos.


- Jajaja – rieron todas. Tu marido es un cornuto de mierda dijo María mi mujer, ya ni el mío.


- Tu marido sí que es un antílope, recalcó también Romina, se pasa de buey.Y el tuyo María, no curte mal las baquetas, parece un alce de Alaska.


- Pobre, con el frío que hace allá le va a dar una pulmonía a Carmelo.


- Jajaja – rieron todas.


- Que se chingue dijo Romina.


Y Gina siguió con el relato:


- Jamás me imagine que existiera tanto placer, de hecho a cada rato eran más intensos los orgasmos, mas cuando Don Antulio me penetró por delante y Marcelino por atrás; le dí mi chocho



- Sí que eres la más puta de todas – le dijo mi mujer. Putííísima !!!


- La verdad es que cuando Don Antulio me introdujo su miembro, me hizo ver estrellitas. Y es que el cabrón la tenía gruesa y dura como a mi me gusta. Supo hacerlo con delicadesa por el estado en que me encontraba, no quería lastimarme pero yo sentía a plenitud su miembro recorrer el camino de mi vagina hasta albergarla totalmente en mi interior, luego la sacaba suavemte. Adentro-afuera, adentro-afuera, yo gemía de placer, me estaba transportando a otro mundo, el mundo de los hombres de a deveras. El mundo de los hombres de poronga grande, de los que saben dejar huella en una, de los que nos hacen sentir su masculinidad sin contemplación alguna, nos dan duro sin tregua. Esos son los hombres que me gustan. Marcelino por su parte, más jóven y menos experimentado, no la tenía tan grande, pero me hizo daño al meterla por mi culito. Aquello fue una orgía, un arrebato de pasión, una ………………. Eran dos contra una, pero resistí como una verdadera puta. No me da vergüenza decirlo, aunque sea una señora casada.


- Por cierto los cabrones se vinieron varias veces dentro y fuera de mi, Don Antulio me dijo: te voy a mastrujar bien rico mamacita. Me sentó en unala la cama, se paró por mi espalda y me tomó mis tetas con sus manos grandes, manos rudas, manos ásperas; me los empezó a apretar primero suavecito de atrás hacia adelante, desde la base hasta la punta, sentí primero dolor pero el placer que experimenté al sentir sus manos callosas apretando y estrujando mis senos era una sensación de placer inenarrable. Así, primero empezaron a salir pequeñas gotas de leche, Don Antulio empezó a apretarlas más fuerte, lubricando mis tetas con la misma leche que me iva saliendo de pronto aventé un gran chisguete y de ahí me apretaba más y más, sacándome chisguete tras chisguete de leche. Sí, iba saliéndome más leche, y me levantaba los pezones bruscamente hasta apuntar a mi propia cara, y el chorrito de leche me la estaba mojando, escurriéndome por mi nariz, boca y cuello, hasta caer en mi cuerpo. Ya bien mastrujada, Marcelino se acercó para que yo les echara leche.

- Ya estás lista para amamantar me dijo Don Antulio.

- Mi recámara tenia un olor a sexo, semen, leche, fluídos vaginales, todo eso me enloquecía de placer. Otra vez pedi y supliqué como puta queridas amigas, que me ensartaran de nuevo, eran verdaderos hombres metiéndome su verga; y asé estuvimos casi hasta las 10:00 de la noche, cuando alcanze a escuchar cuando llegó mi marido. Don Antulio, viejo vergón, ni se inmutó: pues entendía su posición de supremo corneador. Por la ventana vi pasar a Edgardo semi-ebrio, como siempre que regresaba los sábados del estadio, y entonces mis amantes salieron despacito. Que manera de terminar “su obra”, que manera de cornear a Carmelo. Me dieron duro ese par de chiapanecos, me la dejaron caer, remojaron sus brochas en mis adentros.


- Al otro día se marcharon y la verdad solo dos cosas me dolieron. Una que ya no los volví a ver-


- Y la segunda Gina, ¿cual fue la segunda cosa que te dolió? – preguntó María.


- Pués mi panocha pendeja, ¡ qué no te estoy contando !


Cuando se marcharon Gina y Romina María estaba tan caliente que había empapado sus bragas. Estaba nerviosa, inquieta, desesperada, necesitaba verga, necesitaba que la mastrujaran así como se lo hicieron a su amiga Gina. No cabía duda, Gina era su amiga más puta, la más experimentada, la más salvaje; y Edgardo, seguramente pensaba María, me superaba en tamaño y puntas de cornamenta.


Se masturbó un par de veces pensando en Don Antulio, se imaginaba a un hombre rudo, de manos ásperas, un garañón salvaje, un coje-viejas ajenas, un hombre de a de-veras como dice Gina. Se imaginó a Don Antulio con su vergota bien erecta, con unos enormes tanates colgando, listos para enchufar a la mujer que tuviese enfrente, sería ella María, ahora le tocaría el turno a ella


- AAAhhhhhjjjjjj AAAhhhhjjjj !!!!! se vino fantaseándo con Don Anatulio.


No aguantó, agarró el teléfono y marcó el número que había jurado no iba a marcar de nueva cuenta: sabía que era una mujer casada, una ama de casa, futura madre y aún así, no aguantó, porque necesitaba verga, verga grande, verga gigante; verga dura, verga y más verga, su naturaleza se lo pedía y se lo exigía a gritos:


- Alóh ........., quiero que vengas a mastrujarme.


Y así, esa misma tarde María se arregló. Se posaría desnuda y panzona ante su amante. Solamente se aplicaría lápiz labia, lápiz de color rojo carmesí. Y así apareció ante su amte con los Labios de Rojo Carmesí, como siempre que quería sexo.

Ya en su lecho conyugal, tomó con su mano derecha esa enorme verga dura, bien parada, la jaló durante unos minutos para que tomara su mayor nivel, luego se subiò arriba de ella, todo con cuidado por su calidad de mujer embarazada, y dirigiò la verga hacia la entrada de su pepa para después lenta y suavemente ir hundiéndose en semajante pija la cual se iba introduciendo hasta alcanzar las partes más profundas de ella, no obstante lo ìncomo de la situación, María estaba feliz, gimiendo cual goloza es.


- AAAaaaahhhhhh, ya lo necesitaba, yaaaa !!!!


Tantos meses de abstinencia porque el pendejo de su marido ni mano le metía.


- Sssíííí Tony, ssíííí !!!! Hazme tuya otra vez, Tony, otra vez !!!!


Y Tony se dejaba hacer porque era María la de la iniciativa.Y así la zorra jadeo, gimió, gritó y hasta lloró de placer con la verga del Tony hundida en sus entrañas; hasta que el pobre no aguantó más:


- OOOOhhhh !!!! OOOhhhhh !!!! - y ella sintió una chorro de leche caliente y espesa inundando el interior de su pepa. Ya lo necesitaba, estaba desesperada, hay que tomar en cuenta que María es una ninfómana.


- Sssíííí, sssííí, papcito ! Vacíate tus tanates en mis adentros que para eso estoy, soy tu putita cariño.


AAAhhhhh Ahhhhh Tony me vengo !!!! AAAaaaaaaaahhhhhhhhh !!!! y mi mujer tuvo la serie de orgasmos más intensos de toda su vida; considerando el período de abstinencia que había tenido era de entenderse.


Después del éxtasis permanecieron abrazados el uno al otro durante un cuarto de hora.


- Ahora quiero que me mastrujes Tony


- No sé que es eso - y buen mi mujer le explicó con detalle lo de que se trataba.


Aquello fue al final de cuentas un intercambio de leches entre mi mujer y Tony. Así se amaron intensamente aquella tarde en mi propia cama.


- Eres un de esos hombres de a deveras - le dijo María a Tony. De esos que ya casi no hay.


Y claro, el ego de Tony se subió hasta las nubes, sabiéndose todo un garañón; y gandaya porque se parchó a mi mujer.


- Y me encanta que le pegues al cornudo de mi marido. que le duelan los cuernos por pendejo, por tenerme sin sexo todo este tiempo.


- No te preocupes María, que de ahora en adelante yo me voy a encargar de que no te falte verga.


- Jajajaja se rieron los dos, y se dieron un tierno beso de despedida.


Antes de salir Tony de casa de su amada María, ésta le peguntó.


- Tony, ¿cuándo había sido la última vez que cogimos?



- No sé María, ¿porqué lo preguntas?



- No, nada más, estaba haciendo cuentas. Tú no te preocupes.



La verdad es que las cuentas no daban !!!!



Y así es que se fue Tony de nuestro departamento.



Yo no supe esta historia sino hasta mucho tiempo después, como siempre el marido engañado ni cuenta se dá de los cuernos que ya lleva acumulados.


Cuando María me contó lo que sucedió durante su octavo mes de embarazo avanzado, ya panzona a punto de dar a luz, me quedé pasmado. Mi reacciòn fue de molestia.


- Eres una puta - le dije. Una zorra insaciable, no tienes remedio.


- Y tu un cornudo pendejo, mira - y con sus dos dedos índices puestos a ambos lados de su frente representaba los cuernos que me había puesto, tal y como lo había hecho su prima con anterioridad.


- Deberías de agradecerle a Tony la ayuda que nos ha brindado.


- ¿Ayuda? dije yo en tono de asombro


- Sí ayuda Carmelo.

Bueno esa es la historia que quería contarles. Por cierto si alguna señora desea hacerme algún comentario, alguna experiencia suya o sobre mi condición de marido engañado puede enviarme una nota a eduardo.mainfiel hotmail.com

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 222 veces

Mi Diosa en CartagenaCategoría: Sexo infieles

Por raul | 2014-07-17 08:05:45 | 0 comentarios

Eso me sucedió en el años 2009 cuando viaje a la ciudad de Cartagena por cuestión de una congregación de la empresa de los productos que yo distribuyo me invitarlos y todos comenzó el dia 22 de Octubre de 2009 .
Eran la 5 de la mañana y me fui a Aeropuerto de Palmira y allí me reunir con varios Distribuidores de los productos que yo vendo y el vuelo salio a la 7 a.m y llegamos a Cartagena a la 11 a.m y llegamos a hotel Decamerón de Cartagena y no toco espera para entregarnos la llave de la habitación y a mi me toco con un distribuidor de Cali y es escogio la mejor cama y a mi me toco la cama con vista a mar y no dije nada y me dio muchas rabia porque a el escogio la habitación con Televisión y me fui para la playa y allí me sente a la allí se me acerco una señora ofreciéndome un masaje y yo le dije que siy mecobro $10.000 y me cayo muy bien y por la noche me fui a restaurante a comer y allí conoci a unos distribuidores de Pereira y después me fui a mi habitación a descansar y a otro días me di cuesta que una señora había llegado de Cali con su hijo de 8 años que le había dejado en vuelo de nosotros y ella le cogio la tarde y a ella le toco una habitación cerca a la mia y yo la conoci en el restaurante y se sento en la misma mesa donde yo estaba y se veía muy rics y a la 8 de ma mañana no tocaba a la congregación hasta la 5 p.m y porla noche se volvió a sentarse en la misma mesa conmigo y su hijo y no pusimos hablar de todos yme decía que yo le cai muy bien y me invito a pasear a la isla de baru porque salio un grupo de distribuidores y yo le dije quesi y madrugue la 8 am y cuando fui me dijeron que había cupo para 2 personas y entonces ella dijo vámonos por aparte no fuimos a muelles y espera la embarcación ella pago la embarcación y llegamos a una isla y el niño quería ver a los animales de mar y el entro y ella se quedo conmigo y estuvi mo hablado de el esposo de ella y me dice que la suegra no la quería y ella me decía que no sabia nadar y yo le dije si quiere te enseño y allí me aprovechava para tocarle todos el cuerpo y ella estaba muy contestar y cuando llego el niño y no fuimos a playa blanca de baru y allí me toco bajar a ella de la embarcación y me toco mi verga y se me paro mi polla y le estaba enseñardo a nadar cuando ella me dijo que si quería comer algo y no fuimos a comer algo y me dice que le gustaría estar conmigo solo y yo le dije que por la noche yo iria a su habitación a la 11 p.m y a si quedamos y no volvimos a Cartagena y en la embarcacion me encontré con una argentina y me cogio de la mano y ella me veía y decía que yo no me perdia nada y llegamos a hotel y me dice que me espera a la 11 pm ya que su niño estaría durmierdo y fui a su habitación me abrió me dijo no haga tanta ruido y me metir a baño y ella también entro y vio mi pene y me dijo que cosa tan rico me quite la ropa y ella empezó a chuspa mi pene y yo le tocaba sus senos y mas mas calientes estaban yme dice que vamos a la cama y le comencé a chuspale los senos y me dice meterme la polla que estoy muy calientes y ella hacia muchos ruidos y yo le dije allí esta su hijo y me dice no me importar porque nunca es sentidos nada como eso y me mordio y me dice muchas gracias mi amor nunca había sentidos nada de eso ni con mi esposo gracias a Dios vine a Cartagena y espero que el próximo años te quiero ver y ella se vino y me dijo que me quedaba en la cama con ella y yo le dije que no porque su hijo despronto me veía y a otro dia volvir a Cali y ella en el aeropuerto me dio un beso en la boca adelante de su hijo y me dijo te espero en otro años si falta y esa señora para mi fue como una Diosa y cada año me llamar recordarlo los maravillosos días que pasos conmigo y cada dias la recuerdo muchos
Gracias a Dios que estuve en el lugar indicado y la hora indicada

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 86 veces

El amigo de mi exCategoría: Sexo infieles

Por Celeste | 2014-07-08 01:37:20 | 0 comentarios

EL AMIGO DE MI EX



PUES UNOS DIAS DESPÚES DE HABER TERMINADO CON MI AMANTE DE UN PAR DE AÑOS, DE REPENTE ME SALUDA UNO DE SUS MEJORES AMIGO POR MEDIO DEL FACE, LO CUAL ERA RARO PUES AUNQUE SOMOS CONTACTOS EN FACE, CREO QUE SOLO DOS VECES EN 3 AÑOS HABIAMOS HECHO UN COMENTARIO. DESPUES DE LA SORPRESA LE CONTESTE Y A PARTIR DE ESE MOMENTO TODOS LOS DIAS NOS SALUDABAMOS Y PLATICABAMOS TEMAS DEL TRABAJO QUE ALGUN DIA TUVIMOS EN COMUN. UN BUEN DIA ME AVISA QUE VANDRA DE COMISION A CANCUN POR UN PAR DE DIAS Y QUE ME INVITABA A TOMAR UN CAFÉ.

PUES LLEGO EL DIA Y QUEDAMOS DE VERNOS DESPUES DE MI HORARIO LABORAL, A MI SE ME HIZO NORMAL DEBIDO A QUE EN NUESTRAS PLATICAS POR FACE NUNCA SE HABLO DE SEXO O DE ALGO DIFERENTE A LA AMISTAD. NOS QUEDAMOS DE VER EN UN BAR, CUANDO YO LLEGUE EL YA ME ESTABA ESPERANDO, PEDIMOS UNOS TRAGOS Y COMENZAMOS A PLATICAR DE TEMAS EN GENERAL, DE REPENTE ME SUELTA QUE DESDE QUE ME CONOCIO LE HABIA GUSTADO, PERO QUE DEBIDO A QUE ERA LA AMANTE DE SU AMIGO PUES NO SE HABIA ATREVIDO A DECIRME NADA POR RESPETO AL AMIGO, APROVECHANDO QUE EL LUGAR ESTABA A MEDIA LUZ COMENZO A ACARICIARME LAS PIERNAS POR DEBAJO DE LA MESA, DESPUES DE REPONERME DE LA SORPRESA, LE CONTESTE QUE NO ME LO ESPERABA PERO QUE EL ESTABA DE BUEN VER Y ME AGRADABA. PARA ESE ENTONCES YA HABIAMOS TOMADO UN PAR DE COPAS Y PEDIMOS LA TERCERA, COMO YA LO HABIA DICHO ESTABAMOS EN UN BAR A MEDIA LUZ, CON MESAS DE ALTURA NORMAL PERO PEQUEÑAS Y CON MANTEL LARGO Y SENTADOS EN SILLON DE MEDIO CIRCULO Y NOS ACERCAMOS UN POCO MAS, ASI QUE JORGE SIGUIO APROVECHANDO QUE LAS DEMAS PERSONAS NO PODIAN VER NADA, SEGUIA ACARICIANDO MIS PIERNAS CADA VEZ MAS ARRIBA LENTAMENTE, HASTA QUE LLEGO A MI PANTALETA Y COMENZO A ACARICIAR LA ENTRADA DE MI VAGINA SOBRE LA MISMA, NOSOTROS SEGUIAMOS PLATICANDO COMO SI NO PASARA NADA PARA NO LLAMAR LA ATENCION, DESPUES DE UN RATO HIZO A UN LADO MI PANTALETA Y CON UNO DE SUS DEDOS COMENZO A ACARICIAR MI CLITORIS, YO PARA ESE ENTONCES YA ESTABA MOJADA Y CASI SIN PODER GUARDAR LA COMPOSTURA PORQUE YO NO PODIA TOCARLO, PUES SI LO TOCABA EL NO ALCANZARIA A SEGUIR ACARICIANDO MI CLITORIS, SIGUIO POR UN RATO MAS Y DE REPENTE ME METIO DOS DEDOS UNA Y OTRA VEZ HASTA QUE LE DIJE QUE YA ERA TIEMPO DE IRNOS PERO SIGUIO HASTA QUE TERMINAMOS LA COPA Y TERMINE VINIENDOME.

PAGO LA CUENTA NOS DIRIGIMOS AL ESTACIONAMIENTO Y CASUALMENTE ESTABA EN LO MAS LEJOS DEL MISMO, CADA QUE NO VEIMOS GENTE NOS DETENEMIAMOS A BESARNOS, AL LLEGAR AL CARRO, ME AYUDO A SENTAR EN LA CAJUELA CERRADA Y ME DIJO QUE NO PODIA ESPERAR MAS, ME QUITO LAS PANTALETAS ME SUBIO LA FALDA Y ME ABRIO LAS PIERNAS COMENZANDO A BESAR MI CLITORIS Y A MORDER MIS LABIOS VAGINALES HASTA QUE ME PENETRO CON SU LENGUA POR UN RATO, Y PUES YO CLARO ENLOQUECIDA POR QUE FUE EL MEJOR SEXO ORAL QUE HABIA RECIBIDO, DE REPENTE ME BAJO Y ME REGARGO DE FRENTE EN LA CAJUELA, SE BAJO LOS QUE EN SEGUIDA SE BAJO LOS PANTALONES Y ME PENETRO POR MI VAGINA, ESTABAMOS TAN DESEOSOS QUE NO TARDAMOS MUCHO EN CONSEGUIR EL ORGASMO.

NOS SUBIMOS AL CARRO Y PUES YO PENSE QUE YA ME LLEVARIA A MI CASA, VI QUE SE DIRIGIA A OTRO RUMBO Y YO NO LE DIJE NADA, LLEGAMOS AL HOTEL DONDE SE HOSPEDABA Y ENTRAMOS CON PRISA A SU HABITACION, NOS FUIMOS DIRECTO AL BAÑO A REFRESCARNOS Y YA CON EL AGUA CAYENDONOS PUES SEGUIMOS CON LOS BESOS Y CARICIAS POR TODO EL CUERPO, ME SIGUIO ACARICIANDO MI CLITORIS CON SUS DEDOS Y AHORA SI PUDE ACARICIARLE SU VERGA QUE YA ESTABA BIEN DURA DE NUEVO, TERMINAMOS DE BAÑARNOS Y YA EN LA CAMA PUDE DARLE UNAS BUENAS MAMADAS A SU VERGA EN TODO LO LARGO Y ANCHO, EL MIENTRAS ESTABA APURADO ACARICIANDO MI ANO, ENTRE MAS PROFUNDO METIA SU VERGA EN MI BOCA MAS ME ACARICIABA MI ANO HASTA QUE ME LO PENETRO CON UNO DE SUS DEDOS METIENDOLO Y SACANDOLO, ME PIDIO CLEMENCIA PARA PENETRARME CON SU VERGA Y YO ME SUBI EN EL Y ME ENSARTO CON TODO LO LARGO DE SU VERGA DE UNA METIDA, DESPUES DE SUBIR Y BAJAR SAQUE SU VERGA DE MI VAGINA Y DESPACITO LA FUI METIENDO POR MI ANO HASTA QUE ENTRO COMPLETA Y LISTA PARA ENTRAR Y SALIR, PRIMERO SUAVE Y DESPUES SALVAJE Y RAPIDO HASTA QUE LO HICE GRITAR CUANDO SE VINO DENTRO DE MI ANO Y YO ENCIMA DE SU PUBIS.

TERMINAMOS BASTANTE SATISFECHOS Y CANSADOS, ASI QUE DESPUES DE UNAS CARICIAS Y BESOS FINALES NOS QUEDAMOS DORMIDOS. DESPUES DE ALGUNAS HORAS DE DESCANSO SONARON NUESTROS DESPERTADORES PUES YA ERA HORA DE ALISTARNOS PARA EL TRABAJO, SOLO QUE DESPERTARMOS CON GANAS DE MAS Y EN SEGUIDA SENTI SU VERGA DURA Y PARADA EN MIS NALGAS, ASI QUE SOLO ME ACOMODE UN POCO Y ME PENETRO DE NUEVA CUENTA POR MI VAGINA, YA MAS CALIENTE Y A PUNTO DE VENIRSE ME PUSO BOCA ABAJO ME PENETRO DE NUEVO Y ME A PUESTO TREMENDA COGIDA CON MOVIMIENTO BRUSCOS HASTA QUE ME HIZO GRITAR DE PLACER HASTA QUE NOS VENIMOS JUNTOS.

YA TENIA UN BUEN TIEMPO QUE NO TENIA SEXO TAN RICO Y DURO, NOS DUCHAMOS Y NO QUEDANDO CONFORME TODAVIA ME VOLVIO A CHUPAR MI VAGINA HASTA QUE SE CANSO, TERMINAMOS DANDONOS RICAS CARICIAS Y BESOS, YO LA VERDAD QUERIA QUE SU COMISION DURARA MAS DIAS, PERO PUES NADA, SE TUVO QUE IR, AHORA SOLO ESPERO QUE LO MANDE DE NUEVO A TRABAJAR POR ACA.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 128 veces

con el vecino parte tresCategoría: Sexo infieles

Por sandra | 2014-07-06 16:24:33 | 0 comentarios

bueno, llegamdo el lunes como alas tres y media, oi la puerta del vecino,no se que me dio paro me dije va, ya me habia areglado,me puse una minifalda blanca de tela delgadita,una tanguita tambien blanca transparente,un brasier de media copa y una blusita rosita muy coqueta ,que salgo y subi le toque y me abrio, pasale amor me dijo, pero como es, me volteo y le di un beso lo abraze del cuello y el me agarro de las nalgas que rico beso me cae,como ve jefe mi pollo, no no no muy rico,saludalo anda, me acerque y le di tambien un beso lo abraze del cuello y tambien me agarro de las nalgas ,que duritas,ven mami que eres de mi dile a mi jefe,no se que me dio pero me calente tu putita papi bueno apartir de ahora vas hacer tambien de mi jefe esta claro si papi, bueno jefe venga vamos a empezar,que pone un poco de musica y me dice bailanos un poquito ,es que nose le dije algo cachondo que dice el jefe y vete encuerando puta quiero ver en vivo y a todo color esa nalgas,nada mas como me lo dijo me estava como mojando,y que empiezo a encuerarme en un dos por tres ya estaba nada mas con las zapatillas,que les empiezo a quitar la ropa alos dos cuando le quite los boxer wuauuu que vergota tinia el jefe que te gusta lo que ,si se ve sabrosa pues pruebala,y que me agacho,que se la empiezo amamar la verdad no me cabia toda la lamia de ladito,wuauu en eso que siento en el otro lado la verga de lalo,y que las empiezo a mamar alos dos ven acuestate que me abren las piernas,el jefe me dio una mamada sabrosa,la mordia un labio y luego el otro me metia un dedo nonono subete me dijo lalo,que lo empiezo a cabalgar,como 5 o 10 minutos que siento un dedo en mi culito voltie, es que por ai me duele un poco cuando me lo hace mi marido,ni modo reyna eres mi putita y las putitas se las meten de a dos ,yo no sabia que hacer relajate amor me dijo lalo,bueni despscio por favor ya ves como cambian las cosas,pideme que te la meta por el culo,esta bien metemela papi por el culo es tu yo papi, y zaz que me la deja ir heche un gritito hayyyy ya calma ya entro y que empiezan el mete y saca que sabroso me retorcia como lombriz mas mas mas haci estuvimos com una hora ya me ardia la cola,y sieron cambio, y en un rato que me empiezo a venir yayay me estoy vieniendo ya ve jefe que le dije que esta es bien puta,si soy bien puta en donde los quieres me dice lalo recuerda en donde de ven ir esta bie en la boca,que me sientan en el sillon y se pusieron los en frente de mi se las empeze a chupar el primero en disparar fue lalo hay te van puta abre la boca,abri todo lo que pude y me los empeso a ventar fue mucho, me imagino que su jefe al ver eso se calento mas por uqe luego luego melos empezo aventar el tambien yaaa dijo que rico cojes verdad de dios gracias amor espero que no los haya defraudado,como cres linda,bueno ya mas calmados ne dijo lalo el miercoles le dices s tu marido que vamos de compras aver como le haces con las niñas por que te quiero desde temprano, y te regreso en la noche ojo te estoy avisando desde una ves si amor yo me las arreglo,bonitame dice el jefe te puedo invitar denntro de 15 dias es la fiesta del despacho,yo soy viudo y me gustaria llevarte como mi novia que dices te animas,estaria padre pero se lo voy a comentar a mi marido va y yo te aviso,para decirle si puedo tener un novio formal,como ves esta bien sale bueno los dejo por uqe no tarda en llegar mi marido,me empeze a vestir ,que culo eres gracias me dieron un beso bien cachondo cada uno y ya me despedi nos vemos lalo el miercoles en la esquina del metro si amor ay te veo,jefe yo le viso mañana deme su tel,me subi a mi casa rapido antes que hubiera una vieja chismosa,llego mi marido y me vio con cara de que hicisteeee ,si te cijiern los dos me dijo si amor y estuvo genial ven dame un beso te amo ya me estoy comportanto mas puta como quieres,le platique todo yse puso bien cachondo se la empeza amamar ,cuando le dije que el jefe queria que fuera su novia oficial.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 113 veces