Los 10 relatos mejor valorados



Ultimos relatos


con la hija de un señorCategoría: Sexo en familia

Por juan | 2014-03-13 18:32:04 | 1 comentarios

resulta ser que un dia me puse a tomar a
l otro dia me levante crudo y con ganas de cojer para eso no avia nadie en mi casa cuando de repente tocan y era la hija de un señor que conosco ella tiene como 5 años
bueno abri la puerta y me dise te habla mi papa y le dije ven pasate ella se paso y le dije aver midete esta ropa si te keda te la dejas y me dijo donde aki en la sala en eso me paso ami cuarto y veo x la ventlana ke se kita la ropa rapido abrila la puerta aprobeche en ese momento y me vio y le dije tu cambiate sin pena y le dije aver esperate esa ropa no ella se kedo desnuda y le dije ven a mi cuarto ella se paso ya no podia mas y le dije te enseiio un juego me dijo sii pero no le digas a nadie para eso le dije acuestate en mi cama ella se acosto le abri sus piernas le empese abesar su vagina me dise ke ases te va a gustar asi se la empese a besar la ouse de acuatro le lami sus nalgitas su puchita y su culo ella estaba bn exitada le puse mi verga en su entrada de su culito se la meti y dijo aiii le dije aguantate se la metu poco a poco ella se keria safar pero io la agarre ella llorava me dijo me duele cuando la tenia td adentro de su culo le dije ya paso le dije te la sacare despacio si no te va a dolor pero era metira la acomode bn le agarre sus manos y la empese a cojer ella gritava y llorava pero eso me valio estava tan exitado ke nd me importava la coji lo mas rapido ke pude ella seguia llorando le dava de nalgadas se escuchava como mis bolas pegavan en sus nalgitas de hay la agarre de las greñas la tratava casi como una puta pero yo gosava por ke apretava bn rico mi verga con su anito de hay la puse en varias pocisiones no dejava de llorar pero me valio verga para esole empese a meter mis dedos junto con mi verga adentro de su culito me verga estava adentro y mis dedos se los metia y sacava me dijo me duele me duele le diije ya esperate tantito de hay la carrge con mi verga adentro de su culo me la coji mas rapidoo sin importarme nd de nd estuvimos cojiendo bn rico la deje bn adolorida con sus nalgasg rojas de las nalgadas que le dava la trate cm una puta en fin me vine adentro de ella la carge y le vese su panochita se la keria meter pero dije no x ke se daran cuenta
en fin de despedida ise que me la chupara lo ise y la yene de semen ise que se lo tragara todo le dije no le digas a nadie eso va ser nustro secreto ella dijo sii con sus ojos llorosos se los lipie le puse gotas y kedo como si nd uviera pasado espero les guste mi relato
mi correo es smalving123@live.com

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 392 veces

Mi suegra y yo IICategoría: Sexo en familia

Por Humberto | 2014-03-12 12:42:22 | 0 comentarios

Lo que había deseado durante mucho tiempo por fin se me había concedido, tener relaciones con mi suegra, así que iba a disfrutarlo al máximo.
Presumo de tener un gran control sobre mis eyaculaciones, así que me controlé lo mejor que pude, sabiendo que no iba a aguantar mucho.
“Déjame ahora darte lo que mereces”
“Espera, creo que no aguanto mucho y quiero sentirme dentro de ti, aunque termine afuera”
“No, no lo hagas puedes y quiero que termines dentro de mi”
Se puso de espaldas en la cama, brindándome el espectáculo de su cuerpo. Suavemente la penetré, empecé el movimiento se mete-saca, tan lento como podía, quería desfrutar el momento; la lubricación de su vagina era abundante y aromático. Me prendí prácticamente de uno de sus pezones, cuando empecé a eyacular, uno dos, tres, cuatro y cinco chorros salieron a gran presión y luego lo máximo, al sentir que mi pene iba quedando flácido, la sensación de que ella lo apretara con la vagina, (TENIA PERRITO)aquello que nadie me había hecho y que algunos de mis amigos me habían presumido. La sensación de que te jalan del miembro y te lo estrujan, te hace volver a la vida, casi al mismo tiempo que me venía, tenía una nueva erección, igual de sólida.
Esta vez María Luisa, quiso tomar cargo,
“Ponte de espaldas”
Prácticamente abrazados, empezó a mover solo el culo como en círculos, haciéndome sentir que estaba en la gloria, al tiempo que se movía, me besaba el cuello, me mordía los pezones, me besaba en la boca insertando su lengua lo más profundo, pude sentir como se volvía a poner cachonda, tratándose de mover más rápido, lo que impedí, con una mano sobre sus nalgas, quería que se moviera lento, para gozar más
“No puedo, me estoy viniendo, no seas malo, déjame”
Empezó un movimiento casi frenético y luego eyaculó en gran cantidad, reposando su cabeza sobre mi hombro,
“Por un momento no supe donde estoy, me has dejado vacía, ya no puedo más”
La besé, le dije que no se preocupara, que yo había quedado satisfecho.
“Espera, te voy a dar lo que mereces”
Siento su boca en mi miembro, diciendo si muchas veces, y aquello fue el acabose, tres o cuatro metidas y sacadas, terminé nuevamente, sintiendo como mi cuerpo se estremecía al tiempo de eyacular.
Quedé completamente exhausto, con solo 2 eyaculaciones mi cuerpo había tenido lo suficiente, aquello no solo habían sido eyaculaciones, en cada una se me fue toda la energía.
“Ya está amaneciendo, té quieres quedar aquí o te vas al cuarto de Angélica, no quiero que Raúl se entere de lo que pasó”
Apenas alcancé a llegar al cuarto de mi esposa, donde quedé como muerto, sin sabe de mi hasta el día siguiente. Desperté como a la una de la tarde, para darme cuenta de que estaba solo en la casa, mi ropa estaba sobre una silla lavada y planchada, me vestí y dirigí a mi carro, lavado y limpio de la vomitada de mi cuñado.
“Bueno menos mal que lo lavó” pensé.
Llamé al trabajo para avisar que estaba indispuesto y que si me necesitaban estaría en mi casa el resto del día.
Al llegar a casa, suena el teléfono, mi esposa:
“Donde pasaste la noche, sinvergüenza, te estuve llamando y nadie contestaba. En la mañana me llamó mi mamá, para decirme que pasó con Raúl, y que te habías quedado en casa.
Te llamo para avisarte que llego el sábado, para que vayas por mí al aeropuerto, mas tarde le prometí a mamá que íbamos a comer juntos, Te tengo que platicar lo que pasó con mi hermano. Mi mamá nos va solicitar algo y quiero que estemos de acuerdo.
“OK, entonces nos vemos el sábado, llegas a la misma hora, si?”
“Así es, te veo el sábado, ciao”
Llega el sábado, voy por mi esposa al aeropuerto, la recibo con flores y un besote de aquellos de remordimiento.
“Um, flores, que habrás hecho….. Nada corazón, estoy jugando”
Llegamos a casa de mi suegra, quien nos esperaba con una paella, la favorita de mi esposa. Después de comer opíparamente y disfrutar un par de botellas de vino, pasamos a la sala a tomarnos un vaso de cognac, del que bebía mi suegro.
“Luis, quiero preguntarte que pasó el jueves que te quedaste a dormir aquí, y por favor no me mientas, que ya mamá me platicó como la forzaste a coger contigo”
Se me cayeron los calzones. No sabía que contestar, nunca en los cinco años que llevábamos de casados le había sido infiel a mi esposa, ahora de sopetón me suelta la acusación de que había violado a su madre, se me pusieron los pelos de punta.
“Mira, yo sé del atractivo que mi mamá tiene sobre ti, también ella lo ha sentido hacia ti, hijo, pero eso de forzarla, ya es mucho no crees?”
Yo callado, no sabía que responder, se me estaba cayendo el cielo encima, no hay respuesta.
Repentinamente mi esposa empieza a reír a carcajadas, le sigue mi suegra, yo completamente sorprendido y desubicado, ambas destornilladas de risa y yo como lelo, contemplando y pensando, “ya se volvieron locas, fue mucho para ellas y se volvieron locas o están teniendo una crisis nerviosa”
“Tonto y re-tonto, lo que pasó el jueves lo teníamos planeado mi mamá y yo desde que fuimos a la playa, recuerdas como se te caía la baba al ver a mamá en bikini, pues bien desde entonces planeamos que como mamá que no tiene experiencia con los hombres, mi papá fue el único, eras tú el indicado para “solventar” sus necesidades físicas, que crees que fueron tantos repegones y todo lo necesario para calentarle con ella”
“Ahora las noticias: Raúl se fue de la casa a buscar a su familia, vendió el bar y va a tratar de reconciliarse con su esposa y quedarse a vivir con sus suegros.
Nosotros, es decir tu y yo nos vendremos a vivir a casa de mamá, dado que ella va a estar solita y no quiero que algo le sucede, cuando no esté yo tú estarás para cuidarla. Ya he puesto nuestro departamento a la venta y al parecer ya tenemos una buena oferta por él.
Yo voy a seguir viajando como hasta ahora, pero mamá se encargará de ti cuando esté ausente, en todos sentidos, dos semanas sin sexo, son mucha tentación para una persona de tu temperamento y en lugar de que te enredes con una buscona que te a separar de mi, prefiero que lo hagas con mamá, que además de velar por mis intereses, nunca va a tratar de separarte de mi.
Tercero, en mi presencia, trataras a mamá como si fuera la tuya, es decir con el debido respeto y nunca frente a mí, caricias o apapachos, cuando no esté yo, ella te va a tratar como si fueras su esposo y tú la trataras como si fuera yo, en cuanto al sexo, mijito, te recomiendo te alimentes bien y hagas mucho ejercicio, porque ahora tienes dos bocas que mantener.

COMO LES QUEDO EL OJO?

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 315 veces

Mi suegra y yoCategoría: Sexo en familia

Por Humberto | 2014-03-10 15:44:19 | 0 comentarios

Hace ya varios años intento sacarme de dentro un suceso verídico que muchos criticarán porque es una falta grave a la moral y las buenas costumbres de la sociedad. Debo de ser sincero y confesar que no me arrepiento, ni tampoco me vanaglorio de lo sucedido.
Los personajes:
Mi esposa Angélica, una muñeca en toda la extensión de la palabra 1.65 mt de estatura delgada, no flaca, de piel clara, ojos cafés grandes, bellos, con unos atributos físicos que ya los quisiera cualquier mujer; 8 años menor que yo, a quien amo entrañablemente; contadora con especialidad en auditorias, quien por su trabajo viaja constantemente, dos semanas en residencia y dos semanas de viaje.
Mi suegra, María Luisa, quien como su hija goza de una belleza que hace palidecer de envidia a muchas mujeres; a diferencia de mi esposa sus ojos son verdes y su tez morena, pelo negro azabache. Como mi esposa un cuerpo que puede tentar al mismo Satanás; viuda (de solo 42 años) de un coronel del ejército, desde hacía 15 años, nunca se volvió a casar ni siquiera tener una amorío (que se sepa), dedicada solo a sus hijos. Al morir su esposo le dejó una pensión vitalicia y bienes que le han permitido sin vivir en la opulencia, tener una vida sin sobresaltos económicos.
Mi cuñado (menor que mi esposa 4 años) Raúl, el “causante indirecto” estos sucesos, vive en casa de mi suegra, debido a que su esposa lo abandonó porque de que desde que adquirió el bar, descuidó su familia pasando la mayor parte del tiempo borracho, por lo que se separaron, ella y su niño viven ahora con sus padres en otra ciudad.
Yo Luis Guillermo, Ingeniero civil de profesión, quien con otros 3 ingenieros y una arquitecto formamos una sociedad que nos mantiene ocupados.
En alguna ocasión cuando vacacionábamos en alguna playa o acudíamos a algún bar o restaurante tuve que espantar a moscones que buscaban ligar o con mi esposa o mi suegra y alguna vez que fajarme a los golpes para retirarlos.
Recuerdo la primera vez que vi a mi suegra en bikini, me cortó la respiración, pocas mujeres he visto que se vean tan bien como ella semidesnudas. Inclusive opaca la belleza de mi esposa y ya es mucho que decir.
Desde ese día me obsesioné con ella y creo que ella se sintió atraída por mí, que aunque no soy del todo feo, no soy ningún Adonis. En varias ocasiones cuando bailábamos juntos, pude sentir como su pierna tacaba mi miembro, o cuando al pasar junto a ella encorvaba el cuerpo para sentirme al pasar, o se agachaba para darme el hermoso espectáculo de su muy bien trazado trasero. En más de una ocasión mi esposa me sorprendió contemplando a su madre o al terminar de bailar con el comentario de que hacíamos una muy bonita pareja.
Mi esposa se encontraba de viaje, estando solo en casa, cuando suena el teléfono como a las 2 de la mañana. Mi suegra, pidiéndome de favor ir por mi cuñado al bar, quien se encuentra perdido de borracho y no hay quien lo lleve a casa, no teniendo confianza en taxis. Así que levanté de mala gana para recoger a mi cuñadito y llevarlo a casa. En el camino iba tan perdido que se vomitó en el carro y sobre mi, dejando un cochinero, por si fuera poco empezó a llover como si fuera a acabarse el cielo.
Al llegar a casa mi suegra salió a recibirnos en bata de dormir, empapándose como yo, hasta los huesos. Llevamos a mi cuñadito a bañarse porque venía y olía como cosaco al igual que yo. Lo acostamos y quedó como angelito perdidamente dormido. Mientras mi suegra y yo empapados, yo vomitado.
Iba a retirarme cuando mi suegra me lo impide, “a que te expones, con este tiempo, mejor quédate a dormir en el cuarto de Angélica, te bañas, mientras te lavo y seco tu ropa”. No me pareció mala idea debido a que en la ciudad las calles se vuelven intransitables debido a la acumulación de agua.
Estaba a la mitad del baño cuando repentinamente (cosa muy común en esta ciudad cuando llueve) se fue La luz, dejándome bañado a medias y en completa oscuridad. Repentinamente aparece mi suegra con una vela, “par que veas aunque sea un poco y no te vayas a tropezar”, me fijo en ella y con la poca luz de la vela percibo que solo lleva puesta un camisón mojado que se transparentaba a cause de estar mojado, permitiéndome ver que no lleva nada abajo, a pesar de la oscuridad.
Mi primera reacción es disimular que no veo, pero la tentación es mucha y ella es una belleza que es lujuria andando. Estoy desnudo en la regadera al verla así mi reacción se manifiesta con una tremenda e inmediata erección, sorprendiéndola y dejándola muda de la impresión. Cayeron los escrúpulos y la moral, salgo de la regadera la tomo de la cintura y le beso con pasión, ella acepta y responde, entrelazando nuestras lenguas, como si quisiéramos comernos en ese momento. Entramos a la regadera yo desnudo, ella con el camisón empapado, que muy pronto retire para pasar a besar, chupar y morder sus hermosos pezones rojizos, erectos a más no poder, no hablamos una sola palabra solo el accionar de nuestros cuerpos calientes, poco a poco fui bajando, primero su estomago llegando al ombligo, y por fin la cueva de los deseos, primero la besé, luego al abrir sus labios descubrí su clítoris, erecto, firme esperando las caricias de mi lengua, que ni tarda ni perezosa le dedica toda la atención merecida, pasando entre su clítoris y su preciada raja, dando pequeños toques a su ano. Ensimismado como estaba probando los jugos de su cuerpo que no sentía las uñas clavadas en mi espalda, ni los jalones de pelo, ni siquiera escuchaba las súplicas de María Luis, pidiéndome que parara, que ya estaba a terminar.
“Por favor para, ya no aguanto, es demasiado, me estoy yendo al cielo, nunca me había sentido así, es demasiado, que rico, que rico, Aghhhhhh, aghhhhh”
Este fue el principio de una noche inolvidable para mi.
“Vamos a mi cama, quiero reciprocar el placer que me acabas de dar”
“Esto es solo el principio de algo que te prometo será inolvidable, te prometo que aunque esta sea la primera y última vez que te hago el amor, te quedara un recuerdo inolvidable”
Desnudos como estábamos, nos retiramos a su recamara, la coloque de espaldas en su cama y proseguí a darle la mejor mamada que le pudieran dar, primero jugué con sus hermosísimos senos, dedicándome a chupar y morder sus pezones, bajar por su cintura hasta su dulce cueva, su clítoris se rindió ante los ataques de mi lengua, recorriendo desde su ano hasta la entrada de su concha, mi lengua no se detuvo ahí, escudriño con la extensión de la lengua, esta parte, hasta sentir la descarga de su orgasmo, jugos y saliva se mezclaron, pero no quise para ahí, seguí, esta vez dedicándome al orificio de su ano, clavando profundamente mi lengua, hasta que ella alcanzo por segunda vez el orgasmo, bañándome la cara con sus fluidos.
“Para por favor, me vas a matar, nunca había experimentado tanto placer, déjame darte un poco de lo
que me has dado”
“En un momento, todavía me queda más para darte, te he deseado desde que te vi y ahora me voy a dar el placer de dedicarte, lo mejor de esta noche”
Así que volví a poner a trabajar mi lengua, nuevamente dedicándome a su clítoris, pero esta vez acompañándolo con dos de mis dedos en su concha, buscando el punto G. Apenas lo toqué y surgen de nuevo los gritos de placer.
“Esto es nuevo para mi, por favor no te detengas, dame más, más, más, voy a terminar otra vez, MAS, POR FAVOR NO PARES, MAS, MAS AGH, MAS AGH, AGH, AGHHHHHHHHHHH, ya, ya para por favor ya no puedo más, es demasiado, ya, otra vez, aghhhhhhhhhhh.
Aquello para mi fue la gloria, acababa de darle a mi suegra lo que en mis sueños había anhelado, sentir su cuerpo estremecerse de placer, había descubierto en ella los puntos más sensibles, en correspondencia, ella me había regalado sus mejores orgasmos, quedando totalmente exhausta.
“Espera un momento aún no me puedo recuperar, ha sido demasiado para un solo encuentro, nunca, nunca había sentido el placer como lo he sentido hoy”
(continuará, si tu quieres, con detalles de cómo me correspondió en este nuestro primer encuentro)

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 460 veces

mi hijo y mi mujer son amntesCategoría: Sexo en familia

Por franco | 2014-03-08 07:06:40 | 0 comentarios

hola mi nombre es julian tengo 3 hijos con mi esposa uno 19 otro de 17 y el ultimo de 9.mi esposa adora a todos sus hijos,pero desde un tiempo para ca la he visto muy apegada con el mayor de 19.cierto dia iba a bañarme y al pasar por el sesto de ropa sucia vi una tanguita de mi mujer la agarre y estaba llena de semen el semen estava fresco deduje que habia sido el mayor ya que mis otros hijos haun estavan en el colegio.en ves de darme rabia por lo que estaba descubriendo me dio pero fue una calentura y exitacion como nunca antes. me propuse a vijilar mas de cerca a ese muchacho el casi siempre salia de ultimo de la casa a la universidad yo y mis otros hijos saliamos mas temprano.sierto dia en la mañana me devolvi a casa por algo que deje olvidado,al entrar a la casa escuche unos ruidos provenientes del cuarto de mi hijo boy con mucho cuidado a aveiguar,cual sereia mi sorpreza cuando me asomo por la puerta del cuarto que estava entre habierta.mi esposa le estaba dando una mamada a mi hijo estaba poseida con ese troncode mi hijo que por cierto la tenia mas grande y gruesa que la mia,quise entrar y darle una paliza a los dos pero mi morbo y calentura querian saber como terminaria todo aquello ella segui con esa gran verga mamandola como poseida trataba de metersela toda en la boca pero solo le cabia la mitad luego el la agarro por la mano y la acosto en la cama le quito la tanguita y le empezo a chupar el coñito a la madre tambien con gran pacion ,ella blanqueando los ojos le decia ooooh siii asiii mi bebeee ooooh sii me rasure mi coñito para tiii y me he dejado un poquito de bello como te gusta oooh me corro en tu boocaaa mi bebeee aaaah diciendo todo aquello le agarraba la cabeza a mi hijo y la apricionaba con fuerza contra su coño era obvio que estaba en la gloria con un multi orgasmo,luego el rapidamente tomo su verga y se la clavo a la madre de un solo empujon ella abrio los ojos como buscando aire mi hijo empezo a penetrarla como un salbaje paresia una maquina de lo rapido que se movia el cabron le decia oooh mama que rico y tibio esta tu coñito oooh siiii....continura

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 597 veces

Desde los nueve años con mi hermanaCategoría: Sexo en familia

Por ABC123 | 2014-03-06 18:11:04 | 0 comentarios

Muy buenas a todos los afortunados y calientes lectores.

Mi hermana se llama Elizmar y nuestra hija Coco

Todo empezo cuando teniamos 9 años, estabamos tranquilos jugando en casa y ya nos ibamos a acostar eran como las 12 de la noche y nuestros padres habian salido, mi hermana y yo aunque teniamos una edad muy corta siempre nos tocabamos y nos besabamos en las noches ya que dormiamos en la misma cama, en ocasiones le besaba la vagina y ella lamia mi pene. al despertar en la mañana como siempre nos dimos un beso de boca y nos levantamos. no habian llegado nuestros padres asi que nos preocupamos un poco, los llamamos como 15 veces a cada uno y no contestaban, total que esa noche no hicimos mucho por la preocupacion, al dia siguiente llego un agente de la policia local a decirnos que nuestros padres habian fallecido en un accidente de transito. en ese momento yo actue normal y le dije al policia que esta bien que le diremos a nuestra tia para que nos cuide, cuando cerre la puerte me tumbe a llorar, mi hermana me vio, le dije lo que paso e hizo lo mismo, por un lado malo por que nos cuidaban, pero bueno por que nos trataban como una mierda ya que eramos no deseados. por suerte eramos de dinero y nosotros mismos podriamos comprar comida. Entonces nos besamos y dijimos que todo estaria bien, no teniamos mas familia asi que nos resignamos a vivir solos a ver que pasaba.

Teniamos casi 10 años y ya practicamente habiamos superado lo de nuestros padres. el dia del cumpleaños de mi hermana (ella cumple una semana antes que yo)le dije que como todas las noches haciamos lo mismo de solo besarnos y tocarnos era hora de intentar la penetracion, nos acomodamos en el sofa. le abri las piernas y le empece a meter mi pene, era dificil ya que solo tenia 9 años y ella 10, estaba muy apretada. Con tanta fuerza lo intente meter que cuando lo hice meti todo mi pene de una sola vez y ella grito por lo rapido y fuerte que fue, en eso empiezo con un mete y saca muy placentero para nosotros dos. al terminar ella me chupa el pene y se acuesta al lado mio. Nos dormimos ahi hasta el dia siguiente. Pasamos una semana haciendo lo mismo hasta el dia de mi cumpleaños. Ella me dijo que se lo hiciera por el otro hueco como regalo de mi cumpleaños, me emocione y le dije que esta bien. Nos fuimos al cuarto de nuestros padres y nos pusimos de lado yo atras de ella, le abro las piernas y con un poco de saliva en su ano se lo empiezo a meter lentamente, cuando se empieza abrir al paso de mi pene ella hace gemidos de dolor y placer. Yo seguia empujando mi pene hasta llegar al fondo, empece con el mete y saca muy rapido y mientras se lo hago le agarro sus pequeños pezones y la beso como si fueramos una pareja de casados expertos en eso. Ya cansados nos dormimos en la misma poscicion y al despertar nos dimos cuenta de que me dormi con mi pene en su culo, nos separamos nos besamos y nos levantamos para empezar con nuestro dia normal, la escuela ir al parque un rato y ya regresar a casa a comer, hacerlo con mi hermanita y dormir.

La misma rutina por dos años mas viviendo sin padres hasta que a los 12 años mi hermana y yo ya desarrollados lo empezamos a hacer, y por descuido le llene la vagina de mi abundante semen, despues de cuatro meses nos dimos cuenta de que quedo embarazada, de mi, DE MI. YO EMBARAZE A MI PROPIA HERMANA. no lo podia creer pero ya no habia vuelta atras, un tiempo despues nos dijeron que era una niña y como yo era alto aparentaba unos catorce años. Asi que decidi comenzar a trabajar para pronto ya empezar a comprarle la ropita y los pañales a la niña, mi hermana estaba muy triste pero me dijo que estaba bien por que la cuidaremos y la vamos a querer mucho a diferencia de nuestros padres con nosotros.

Ya pasado un año y medio de nacida la niña empezamos a tener una ENORME atraccion sexual hacia la niña de tan solo un año y medio. A veces cuando le ibamos a cambiar el pañal o bañarla mi hermana le lamia la vagina y el ano a la niña mientras yo le metia mi pene en su boca. La niñita solo cerraba los ojos y sonreia como que le gustaba jejejeje, otras veces yo le lamia la vagina a la niña mientras que mi hermana la besaba y me exitaba ya que veia como le metia toda la lengua a una niña tan pequeña, cuando tenia los dos añitos mi hermana y yo teniamos sexo enfrente de ella, sexo anal, oral, vaginal, de todo para que ella empezara ver lo que le iba a tocar.

A sus 3 años años mi hermana y yo decidimos que era hora de penetrarla. La desnudamos y mi hermana le empezo a besar mientras yo le lubricaba el ano, a ella se le veia que le empezaba a gustar mas y mas. Entonces empiezo a intentar meterselo por su culo pero no podia por tener 3 años, intente por la vagina y nada.

Cuando cumplio 4 años mi hermana desarrollo un extraño gusto por el orine, un fetiche que a mi no me gustaba mucho que digamos. pero me exitaba mucho ver a mi hijita orinandole la cara a su madre y mi hermana, mientras yo me masturbaba viendo esa hermosa escena mi hija me veia y solo se reia.

Finalmente cumplio los siete años y ya mi hermana y yo eramos mayores de edad, dejamos de hacerlo todos los dias entre nosotros tres, pero un dia que yo lo estaba haciendo anal con mi hermana casi a punto de correrme adentro de ella llego nuestra hija y empezo a desnudarse, no le dimos importancia y una vez me corri adentro de mi hermana rapido agarre a mi hija y le empuje su cara contra el ano de su madre para que chupara todo lo que habia ahi. una vez terminado eso mi hermana se acosto al lado mio agotada y mi hija se me puso encima y me dijo que intentara meterselo y asi lo hice, se lo meti completo por su pequeña vagina y empezo a llorar y como que a gemir al mismo tiempo. despues de un rato mi hermana se recupero, levanto a la niña y la puso boca abajo para empezar a cuparle su culito mientras yo me masturbaba enfrente de ella, una vez me iba a correr le levante su carita le meti el pene en la boca y me corri en ella, al instante se lo trago todo, luego nos metimos en la ducha y tambien lo hicimos ahi, nuestra hija me empezo a chupar el pene mientras que mi hermana levantaba una pierna y orinaba mi pene y la cara de la niña, mi hija abrio la boca esperando solo orine pero trago orine y mi semen, desde ese entonces lo hacemos dos veces a la semana y aparentamos ser una familia normal, saliendo a la playa, de compras etcetera.


No se si me crean lo que acabo de escribir pero es real, y si desean ver alguna foto de mi hermana y mi hija escribanme: marcoplaystation@hotmail.com

Ojala que les haya gustado espero sus comentarios

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 592 veces

Velatorio ardorozoCategoría: Sexo en familia

Por carpi76 | 2014-03-06 15:06:37 | 0 comentarios

VELATORIO ARDOROZO

Armando 26 Isabel 44 Angelita 23

He venido desde mi lugar de residencia de mas de 1000 kms. para acompañar a mi ma-dre y a mi hermana en este momento difícil, ha fallecido mi padre después de una larga enfermedad, por lo mismo los tres ya estamos mas bien conformados, él era un hombre de 62 años, que trabajó a brazo partido, para dejarnos una pequeña fortuna.

Mi madre es una señora pelirroja, de muy buen físico, unos senos generosos sin ser so-bredimensionados, un cuerpo con algunos pocos kilos de mas, lo que la hace mas inte-resante por su encantador y relleno vientre, lo que deja a la imaginación lo que puede haber algo mas abajo, unas piernas encantadoras, largas gruesas, bien delineadas, unas caderas que incitan a la lujuria, de cara alegre, rostro distendido, encantadora, ha sufri-do el abandono obligatorio de los últimos dos años debido a la enfermedad de su mari-do, joven aún en edad de merecer y de querer merecer, está sedienta de horas de impe-tuosos encuentros en pareja.

Soy soltero, vivo lejos, soy profesional en un estudio contable importante con una parti-cipación del 40 %, mis socios me aprecian, soy mas bien atlético, con 1.78, amplias es-paldas, buen tórax, musculoso, fuertes brazos, piernas seguras, robustas, una cara sim-pática, cuello fuerte, de muy bien ver por las femeninas, de las que gusto mas de las pelirrojas, a las que atiendo con sumo placer.

Mi hermana, hace cinco años se casó ante la negativa de mamá, pero fue mejor que lo hiciera antes de que sea la comidilla del ambito social, ahora está en dificultades de las que no tengo referencias, es una mujer bonita, igual que mamá no le falta nada, tam-bién consiguió el pelaje rojizo, es tan linda como mi madre, con unos senos mas reduci-dos, una cola mas aniñada, una cintura bien marcada, sus caderas están en pleno desa-rrollo, y según información está mas necesitada que su madre .

Llegué dos horas antes del sepelio, con mi madre nos retiramos a un reservado para acompañarnos en intimidad del dolor estrechamente abrazados, sin lágrimas, sostuvi-mos unos minutos nuestro recogimiento ante este hecho, luego se sumó Angelita, así estuvimos los tres en la intimidad, mi madre y yo unidos firmemente, Angelita al tratar de besarme lo hizo en los labios, y los sostuvo, esto me agradó, mamá vio este hecho, al abandonar mi hermana mis labios, Isabel me plantó sus labios, pero ella lo hizo con un suave movimiento mediante el cual nuestras narices se rozaron, atornillando sus labios a los míos, lo que me produjo algo que repercutió en la parte baja donde ella se percató de la dureza.

Recobramos la compostura, salimos a recibir saludos, luego llevamos el cajón todo ter-minó en unas dos horas, de regreso a nuestra casa, los tres al llegar Angelita sirvió tres vasos de whisky y bebimos eran aproximadamente las 19 horas.

Nos sentamos en el salón a conversar, mi hermana bebió algo mas, dejó bastante en el vaso, se despidió agachándose, mostró sus senos, me besó en los labios, “mañana vengo hermanito para ponernos al día en nuestras vidas, mamá algo te va a contar, te quiero hermano” “Yo a vos hermanita”

edamos solos, en el sofá doble, nos pusimos a hablar de los dos, ella preguntó si no tenía algún compromiso en mi vida, le dije que no que estaba bien solo, ella aseguró que debía tener alguna compañía, debí reconocer que en oportunidades conviví durante semanas, pero nada llamativo, era mas bien higiénico, -ella miraba de forma extraña, penetrante, con chispitas en los ojos, se levantó tomó mi vaso en ambos, al alejarse mo-vió sus caderas sensuales provocativas, sirvió algo mas en el mío mas que en el de ella, al sentarse lo hizo casi sobre mi pierna izquierda- “estas hermosa mujer, pocas veces vi. mujer tan linda como vos” solo un gesto de agrado, averigüe sobre ella se desató di-ciendo que los últimos tiempos, mas de dos años, ha vivido en completo celibato expli-cando lo que había pasado, de que ella no admitió ninguna participación de terceros a pesar de reiterados ofrecimientos, los que reconocí que debieron existir en virtud de la belleza que mostraba mas la que irradiaba sus presencia, lo que agradeció con un beso, -terminó su bebida- dejó el vaso, recostó su cabeza, corrió algo sus nalgas, se despren-dió tres botones de su blusa mostrando el nacimiento de sus hermosos pechos, su pier-na derecha rozó la mía, inclinó su cabeza hacia mi hombro, seguimos conversando de los negocios de papá, ella levantó su pierna, la subió sobre la mía, apoyé mi mano sobre su rodilla.

Le pregunté de cómo se encuentra ella de salud, respondió que salvo la necesidad fisio-lógica de cualquier mujer estaba bien de salud, al escuchar esto, mi mano se insinuó ba-jando, me miró, le dí a beber un sorbo, lo tomó dijo “amor, no olvides de que soy tu madre” dijo con una sonrisa muy pícara pero abriendo algo mas sus piernas, mi mano seguía bajando por la cálida y suave piel de su muslo interno “por eso mismo cariño, no es conveniente que terceros ajenos a la familia tengan participación” al escuchar esto se sonrió ampliamente, nos besamos, se distendió en el sillón, mi mano bajó decidida-mente, ella levantó su brazo derecho rodeo mi cuello, me atrajo y me besó.


“Todo quedará en familia mi amor” ella se acomodó, mi mano llegó a su prenda intima que está húmeda, la acaricié, se revolvió en su asiento, movió su pubis para arriba, la palma de mi mano cubrió todo su sexo, la apreté con fuerza, gimió, busque su pezón, está duro, sobre la tela lo apreté con mis labios, se retorció, abrió su boca como para morder algo “dale cariño, “ mi mano estiró su trusa, levantó su cola se hizo el espacio mis dedos acariciaron sus vellos púbicos, nos besamos con pasión, detuvo todo el ac-cionar “estoy cansada me voy a bañar y a la cama, vos sabes donde está tu pieza, acos-tate donde quieras” sin mas se levantó y se fue al baño.

No fui lerdo busque mi valija, tome un slip, me dirigí al baño cuando ella entraba a su dormitorio.


En el baño había un agradable perfume íntimo, me bañé rápidamente me dirigí a su pie-za, me recosté, le dije “no queres que vamos a otra cama amor?” “si va a ser mejor”,se levantó nos besamos, nuestras lenguas se encontraron, sus senos están duros, su cadera se pegó a mi pubis, levanté su camisón no hay prenda, mis dedos juegan en sus vulva entre los largos, rizados vellos, levanté su camisón se lo saque sobre la cabeza, me pre-ndí de sus tetas, ella bajó mi slip, no hicimos lugar la recosté en la cama mientras agasa-jaba a sus senos, ella quedó con las piernas colgando, bajé mis labios, mi lengua a lo lar-go de su pecho, su abdomen, su pelvis llegué a su vulva, abrí los labios, separé los vellos di rienda suelta a mi deseo de mimar su vulva, con mi lengua levante su clítoris ya rígido, mezclado con el aroma artificial, percibí la fragancia de la MUJER, mi aparato se incenti-vó, levantó sus rodillas, apoyó los pie, así levantó su vulva, la movi1ó refregándola co-ntra mi boca y mi nariz, se había prendido de mi cabeza gozaba, gemía, gritaba, estaba gozando de su éxtasis, en vos alta dijo “amor, dame todo por favor, necesito calmarme” ya estaba sobre sus labios, ella entró su cuerpo sobre la cama mi palo está en la puerta de su vagina, entró la cabeza, mientras nos besábamos, ella movió su cadera haciendo que se hundiera toda mi verga dentro de su concha con un gran gemido de satisfacción, sus piernas se cruzaron sobre mis nalgas, quedamos quietos su cara quedó sobre mi oí-do, la mía también, escuché “es muy lindo amor, me gusta, está caliente, me gusta chini-to, dame , dame lo quiero todo amor”, movió sus caderas incitándome a cogerla, em-pecé mis movimientos de entrar y salir, me clavó los dedos entre mis costillas, sentía su respiración mas agitada, sus pechos aplastados por mi cuerpo, mis brazos por debajo de los suyos, la sostenía desde los hombros, así le serruchaba delicadamente, “que rico, que lindo como me lo haces, amor, seguí así…… me gusta ”, lentamente fue aumentan-do el accionar corporal, ella comenzó con un sonido distinto entre sufrimiento y placer, era bien sonoro, me excitaba más, luego de unos minutos los movimientos cóitales fue-ron mas vehementes, sus demostraciones también pero mas elevados, hasta que antes que yo, ella dio muestras de estar gozando de sus orgasmos, ahora fueron sus uñas las que se clavaron en mis nalgas, sus caderas acompañaban mis movimientos, le regué su vagina, “que lindo, que tibio”, me mordió mi clavícula, me chupó el cuello, mientras mi rígido cuerpo apretaba su concha para dejar bien adentro mis líquidos.

Agitados, traspirados, jadeantes quedamos encimados, por el morbo de coger a mi ma-dre, creo que fue eso, mi aparato no aflojó, estaba rígido dentro de ella, “que pasa mi amor…. no afloja??” “no te gusta” “estás loco?? dame vuelta cariño” sin sacarlo la di vuelta quedó encima, sus rodillas cerca de mis axilas, me besó, me dio las tetas mientras sus caderas revolvían con mi palo toda su vagina, los líquidos formaron un enchastre mientras ella continuaba gozando de mi palo dentro de su concha, gritaba, levantaba su cabeza sus cabellos desordenados, sobre sus ojos le daban un aspecto de mujer muy caliente que me excitaba mas aún, lo que se ampliaba con su tetas colgando y bailando un ritmo excitante, mi cabeza daba la sensación que se expandía entro de la vagina, gri-taba en forma demasiado caliente, gozo, gozó, gozó, hasta que se terminaron sus fuerza y cayó sobre mi cuerpo, su baba corrió por mi pecho.
Al calmarnos, se calzó su camisón, fuimos juntos al baño, gradué las canillas con agua tibia, se sacó su camisón, estaba desnudo, entramos a la bañeras dejamos correr el agua mientras permanecimos abrazados bajo la lluvia, no besamos, tomó el gel lo derramo en su mano lo espació por mi cuerpo, se arrodillo para lavar bien mis genitales, él está flá-cido, ella lo peló, lo besó, lo limpió prolijamente, lavó mis piernas, me dio vueltas, previo besarme en los labios, sus miradas, sus gestos eran felices, me lavó bien la espalda las nalgas, el ano, luego me dio el gel hice lo mismo con la diferencia que su vulva y su vagi-na estaban cubiertas por la pelambre “vamos a tener que tomar medidas con este mon-te” “lo que quieras amor, es toda tuya, querés pelarla?” “Si me gusta bien lisita” ahora lo hacemos, pero inmediato quiero comer algo tengo hambre.

Nos preparamos dos emparedados cada uno, estamos en la cocina ella con un tohallón de baño, con una toalla de baño cubrí mis partes, comíamos mientras nos mirábamos profundamente, ella no se sentó se recostó por la mesada, serví un vaso de vino tinto, ella tomó dos sorbos, ¡”estuviste muy bien mi amor, me gustó mucho, sos muy suave y cariñoso, me has proporcionado un feliz final a mis abandono sexual, te deseo, no te asombres, te esperaba hace mucho tiempo” me beso “como que me esperabas” esta-ba colgada de mi cuello “si cariño, tenía fantasías a tu respecto, te deseo hace mas de cinco años, él no me satisfizo no podía pensar en nadie mas, tu figura –estaba apretada contra mi cuerpo, me habla al oído- se me presentaba en los momentos mas excitantes y te desee muchas veces- -movió sus pelvis-, vos no pensabas en mi”” “no ma, pero fue una agradable sorpresa tu desenvolvimiento, me arrastraste con suavidad a lo que mas me gusta, hacerle el amor a las mujeres, con vos es muy especial, nunca lo hice con tan-ta vehemencia, con tanto furor y ahora te digo que no conocí nada parecido, mi deseo es algo nuevo –estamos abrazados nos besamos cada momento que lo deseamos, mi amigo tiende a presentarse- ella insiste con su presión, pero es casi imperceptible el cre-cimiento del amigo de mi mamá.

Me llevo al dormitorio prendió la luz del pasillo que dejó un penumbra íntima en la habi-tación, me acostó, al costado de la cama se sacó la toalla, se arrodillo sobre mi pecho, puso su vulva cerca de mi cara, me miró “te gusta cariño, no te da ganas amor’” invirtió su ubicación, dejó a mis vista su hinchada vulva, su ano limpio se dedicó a besar y lamer mi semi erecto falo, sus manos acariciaban mis testículos, la lengua hizo su trabajo y pronto tuvo su satisfacción, mientras de mi parte le acaricié su vulva a través de sus lar-gos vellos, “ahora me podes dar cariño, ella se ubicó nuevamente, se penetró con suavi-dad, mirándome diciendo “es lindo, es mas grueso y largo, me gusta mas me satisface, cariño dame”, se movió le gustaba tenerlo dentro, la paré se sorprendió “que quieres amor” espera mujer, espera, la levanté la hice poner en el borde de la cama, la hice arrodillar, “que vas ha hacer, por atrás no, noooooo” no mi amor por atrás pero por adelante” “como?” me miraba arrodillada, las manos apoyas mi falo lo ubique en el lugar, la tome de la caderas, abrió mas sus piernas, se deslizó por la lubricación sin difi-cultad, gimió fuerte cuando conseguí la total penetración, movió sus caderas, abandoné las caderas y busque sus senos, los sostuve con ambas manos a la vez que los amasaba con suavidad, ella tenía expresiones de placer, bajé la mano al clítoris se lo acaricié con la humedad de su vagina, su cabeza se movía como dislocada, con la misma humedad de su concha lubrique su ano, gimió de gloria, mi dedo siguió hundiéndose comenzó con sus raros gritos, alaridos de placer “voy a probar por el otro lugar” “noooooo “ se la saqué,. lo puse en la entrada, me agaché besándole la espalda, amasando su teta más su clítoris continuaba gimiendo de forma tan extraña, empuje, entro algo, se hizo el silen-cio, “me duele desgraciado, me duele” “después te va a gustar amor, no te tensiones, afloja” se lo hundí otro poco, gritó, le tome de la melena, le levanté la cabeza tirando de él, ahora si se lo enterré todo, fue un grito de dolor, plenamente de dolor, la sostuve desde las tetas, quedé dentro aguardando, así pasaron varios minutos hasta que fue ella la que movió sus caderas tratando de ubicar bien mi verga, movió suavemente en re-dondo dos o tres veces, luego con serenidad levantó su ano, luego lo bajó para empezar a hundirlo y sacarlo, tome parte en la acción dijo en voz alta “me gusta mi amor dale mas fuerte, hasta bien adentro, rómpemelo, cariño dale fuerte asiiiiiiiiiiiiiiii, siiiiiiiiiiiiiiii, te quiero esto nunca lo probé” ya fue todo un desorden de movimientos de gritos, de suspiros, gemidos, alaridos “acaboooooo siiiiiiiiiiiiiiii acabooooooooooooooo mi negro lindo aaaaaaajjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjj, aaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhh, otra veeeeeeeeezzzzz aaaaaaayyy yyyyyyy, le mordí el lomo, encorvaba su espalda para mas profunda pene-tración, no pude acompañarla pero permanecí firme dando mayor placer, se abandonó, quedo tendida sobre la cama, su vulva esta repleta de secreción, la acomodé sobre el centro de la cama me acosté a su lado, la besé, agasajé sus senos, me preguntó si que-ría tener un hijo, le dije que había que analizarlo, pero que era peligroso, “entonces compra la pastilla del día después estoy en mi período fertil” ella me pidió que me lava-ra, fui al baño me lavé con jabón prolijamente, cuando regresé estaba durmiendo, me acosté y la acompañé. Al otro día a primer hora fui a comprar el medicamento.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 344 veces