Los 10 relatos mejor valorados



Ultimos relatos


Sexo con mi primo (completo)Categoría: Sexo en familia

Por Eduardo | 2016-04-27 05:31:10 | 0 comentarios

Léelo, te gustará
Mi nombre es Eduardo
Soy del D.F y tengo recién 17 años
Si van a la página 11 encontrarán mi relato Sexo Con Mi Primo y ahora lo contaré completo
Tengo dos primos (ellos son hermanos) uno de 18 y otro de 15
Y una hermana de 18
Los 4 íbamos juntos a la misma primaria
Y mi tía siempre iba a recogernos a la escuela para llevarnos a casa de mi abuela (y después nos recogían a mí y a mi hermana hasta la noche, mis primos vivían ahí)
Mi hermana siempre escogía los juegos cada día
A la casita
O a ver la tele
O a la escuela
O escondidas
O cosas así
Y un día estábamos aburridos en la sala
Ese día mi tía se fue temprano dejando encargada a la vecina *solo nos preguntaba "estan bien niños?" Desde su ventana (ya que mi abuela no podía cuidarnos a todos)
Y aburridos nos pusimos a ver la tele de paga
A lo que en los últimos canales
Había una película llamada Casa De Corazones
Que trataba de una orgia entre 3 hombres
Mi hermana dijo que a eso jugaríamos
A Casa de Corazones
Y yo y mi primo el más chico (se llama
Alejandro) éramos los primeros en jugar
Yo tenía 7 años y mi primo recién 6

Nos encerramos en el cuarto pero había una pequeña ventana y no me gustaba que me vieran así que me subi el pantalón y le dije a mi primo que hiciera lo mismo
Con el tiempo yo y mi primo nos escondíamos solos para tocarnos y vernos
Y lo que empezó con un juego de niños fue cambiando
Fueron pasando los años y un simple Rose de penes se convirtió en algo más extremo
Un buen día me puse aceite en el pené y le lubrique su ano a mi primo con saliva
Y se lo metí lento
Sentí su ano desgarrarse poco a poco
No es por nada pero siempre eh tenido un pene algo grande para lo delgado que estoy
Un tiempo viví en la misma casa y teníamos un poco más de tiempo libre y lo hacíamos muy seguido
siemore empezábamos viendo porno y yo le preguntaba "se te paró?" Obviamente el me contestaba que si
Y le decía
Quieres que te haga como en las películas
Y él me decía que si
Siempre lo hacíamos de una forma simple
Orales
Penetracion leve un par de minutos y ya
Pero le dije que quería hacer nuevas posiciones
Nuevas cosas
Casi siempre él es el que se deja coger

Pero un día por fin el tomo el control
Un día cuando yo iba como en 6 de primaria
Le conté que me masturbe en mi salón cuando era recreo y una compañera me vio y dijo que lo tenía grande pero le daba asco
Él se éxito y me bajo el pantalón tan decidido y exitado que solo le di un beso mientras lo hacía y le dije
Yo me desvisto solo

Me dio una manada tan deliciosa que casi se me IBAN los ojos
Después le aventó un escupitajo a mi ano y me lo metió de golpe
Fue delicioso
Me dio tanto tiempo que me vine sin tan siquiera tocar mi pene

Su primera corrida fue en mi ano y fue delicioso

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 117 veces

Mi Culo ya no es Virgen (con fotos)Categoría: Sexo en familia

Por BarbieGuzman | 2016-04-20 01:08:40 | 0 comentarios

Dame duro cabrón-Gritaba yo una y otra vez-Revientambe cabrón! Parteme en dos...

Estaba a cuatro patas sobre el piso, con Jorge arrodillado detrás de mi metiendo duramente su verga grande como un pepino por mi cuevita.

Para que veas mis fotos me puedes encontrar en facebook como Angelique Ficachi, bueno continuamos...
Lo sentía moverse rápida y fuertemente, pero seguía sin ser suficiente para mi, necesitaba algo más, quería más para poder alcanzar la cima una vez más. Llevabamos toda la tarde en esto, cerca de tres horas y todavía quería más, ya había perdido la cuenta de cuantos orgasmos había alcanzado, solo sabía que necesitaba otro, uno más, pero aún con toda su potencia no era suficiente para mi. Me había encargado de darle varios orgasmos a Jorge, varías veces había vaciado su leche en mi, me había tragado varias veces hasta la última gota y con cada enbestida todavía salían de mi concha chorros de semen de las anteriores veces que se había corrido dentro de mi, se arrastraba por mis piernas y ya había pequeños lagos en el suelo donde mis rodillas estaban apoyadas.

-Vamos cabrón! Damelo todo... Toda la fuerza...

-Es toda mi fuerza...

-Ahhhh!!! Haz algo cabrón o no lo voy a alcanzar...

Lo sentí salir de dentro de mi y estuve a un par de segundos de darme la vuelta y darle una cachetada, estaba tan caliente que no podía permitir que se detuviera ahora, no me importaba nada, solo quería que me siguiera dando con todo.

-¿Que mierda haces cabrón...?

Mi pregunto quedó inconclusa cuando sentí la punta de su glande presionandose en la entrada de mi ano, haciendo fuerza para entrar, pero mi culito aún virgen no se lo permitía y comenzaba a sentir el dolor.

-Para cabrón! Por ahí no!

Dije intentando retorcerme, moviendome hacia adelante e intentando alejarme de él.

-Dijiste que hiciera algo zorrita, es lo que estoy haciendo, deja de moverte puta!

Me agarró fuertemente por la cadera evitando que me moviera y presionó más fuertemente su miembro por mi culo, comencé a sentir como entraba cada parte de ella en mi. El dolor ya era desgarrante.

-Hijo de puta! Me vas a partir!

-Callate puta! A menos que vallas a gritar guarradas callate!-Dijo mientras me daba varias nalgadas fuertemente-Muevete puta! Comienza a mover tu culo zorra! Tiene que entrar todo...

No se como o porque, pero esas palabras me calentaron y comencé a mover mi culito, intentando presionarme más contra él, sentia su miembro haciendose espacio dentro de mi, pedazo a pedazo, entrando poco a poco, hasta que el hijo de puta de Jorge me agarró por los hombros e hizo fuerza dirigiendo mi cuerpo hacia el de él. Su verga entró fuertemente toda dentro de mi, estaba completamente llena y sentía que se saldría por mi boca, sentí sus huevos chocar contra mi concha.

-Ahhhhhh HIJO DE PUTAAAAAAAA!!!!

El dolor fue degarrador, pero en el momento en el que él se quedó quito esperando que mi cuerpo se adaptara comencé a sentir un poco menos el dolor y más placer, sentía la necesidad de que el cabrón se moviera, necesitaba esa fricción.

-Voy a moverme puta, será fuerte y rápido, como lo pediste, así que aguanta...

Se aferró fuertemente a mis caderas y comenzó a salir, sentía como su enorme verga iba saliendo poco a poco de mi, dejandome vacía. Pero después de salir completamente de mi, entró nuevamente de un solo golpe y repitió varias veces la misma acción, fuerte y rápido.

-Cabrón! Hijo de puta!

-Vamos perra! Si estás difrutandolo zorrita, tu culo tenía hambre de mi polla...-Mientras hablaba sentí su mano hundiendose entre mis piernas e intruciendo un dedo en mi rajita

-Ahhh...

-Ves zorra! estas toda mojada, empapada...-Sacó su dedo y lo introdujo en mi boca, pude sentír el caracteristico sabor de mis fluidos mezclado con su semen de las corridas anteriores-Chupa puta! chupa fuerte!

Cumplí con su petición mientras el seguí taladrando mi orto. Luego arrancó sus dedos de mi boca e introdujo fuertemente tres por mi concha

-Ahhhhh

El gemido que solté fue tan fuerte que estaba segura de que todos los vecinos ahora sabían lo que hacíamos, pero no fue nada comparado con el gemido y la zarta de palabras que solté cuando el hijo de puta metió todo su puño dentro de mi

-Cabrón! Vas a matarme!

-Si puta, pero de placer...

Estaba clavandome su verga fuerte y rápido por el culo mientras se cogía mi coño con todo su puño, no hay nada más erótico que eso y las palabras de Jorge diciendome puta, perra, zorra en mi oido

-Damelo perra! Correte de una vez que no aguanto más, sino te quedarás...

-No hijo de puta! No me dejes así...

-No voy a aguantar más puta!

Sentí como con una última estocada de su verga comenzaba a vaciar toda su leche dentro de mi. Al sentír el calor dentro de mi cuerpo y como poco a poco retiraba su verga de mi orto, sentí como la leche comenzó a salir de mi culo y mientras el cabrón seguía partiendome la concha con su puño me corrí en medio de un fuerte gemido, como nunca antes me había corrido, el cabrón se acostó debajo de mi y comenzó a succionar todos los liquidos que salían de mi concha, incluyendo los restos de su corrida.

-Hijo de puta...-Susurré mientras caía sobre él, con mi concha sobre su cara, sin duda el cabrón me prepararía para otro asalto..

** En facebook me puedes encontrar como Angelique Ficahi, ahí estaré para cualquier cosa.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 1057 veces

de niñoCategoría: Sexo en familia

Por alex | 2016-04-15 14:00:41 | 0 comentarios

bueno esta historia es 100 por ciento real. me llamo alex y los nombres q boy ha usar son no son reales por respeto y preecaucion. esto sucedio con mi prima karolina 5 años mayor q yo
y todo comiensa asi!:
tendria yo la edad de 10 años cuando comenso..
mis padres me llevaron a una reunion q tenian con mis tios y bueno en cada reunion siempre tomaban alcohol hasta altas horas de la madrugada, bueno yo jugaba con mis primos q son tres y una prima.
ya siendo las 11 de la noche mis primos se van ha acostar yo estaba al costado de mi mama q ya estaban todos tomados en eso mi mama le dice a mi tia: para llevarlo a dormir y mi tia me lleva al cuarto de mis primos pero la cama estaba llena de 2 niveles era la cama ,arriba estaban mis 3 primos y abajo estaban 3 bebes creo de otros parientes.

mi tia me llevo al cuarto de mi prima y me dijo: alex ahi duerme, y luego se fue, me heche en lacama y no podia dormir la verdad se me hes dificil dormir en casa agena nose porq bueno entonces abre dormido un rato y me despierto no se oia musica ni nada todo estaba oscuro me imagino q se durmieron todos, bueno entonces senti una comeson en los huebos y desabrocho mi pantalon y meto la mano para rascarme al sacar la mano la liga de mi trusa ase un sonido no escandaloso muy silencioso, luego siento a mi prima moverse y me dice en voz baja: no puedes dormir alo q yo respondoq no

entonces me agarra el pene por encima de mi trusa ya q no terminaba de abrocharme el pantalon y lo comiensa a sobar se acerca a mi y me besa era mi primera ves q hacia eso y no savia q estaba pasando pero me deje llevar y mi pekeño pene se erecto muy rapido y ella me decia besame" yo no savia pero copie loq hacia ella con mi boca y nos besamos mucho ella metia su lengua y yo la mia mientras me sobaba el pene, metio la mano en mi trusa y me agarro el pene q se comensaba a mojar y lo masturbaba, no savia porq pero sentia muy rico, luego me dejo de besar y se aparto y yo escuchaba sonidos de como si se estubiera kitando la ropa porq nose veia nada estaba totalmente oscuro , se vuelve a mi y me baja los pantalones y la trusa yme saco todo me dejo desnudo total, ella igual. me volvio a besar y agarrar mi pene, paro y se subio encima mio, se acerco y me volvio a besar pero esta ves sentia su conchita caliente con pelitos, separo sus labios de los mios y me dijo me amas? a loq yo no savia q decir entonces me vuelve a decir dime q me amas!! y yo le digo te amo karolina y me dice yo tambien t amo me besa y se sienta bien se alza un poko agarrandome el pene y lo comiensa a frotar en su vajina q estaba toda mojada y caliente mi pekeño pene estaba muy duro y ella lo savia por q lo masturbaba y lo sobaba en su conchita, asta q para de acer eso, siento q se acomoda bien y empiezo a sentir apretado hasta q bajo de golpe y dijo aaahhhh!! algo fuerte pero no tanto no desperto a nadie, yo por instinto comienso a moverme y me dice: no espera no t muevas, se kedo ahi un rato se inclino hacia mi y me dijo t amo a lo q yo respondi yo tambien t amo y nos besamos rico con lengua , se imcorpora y comiensa a moverse primero despacio y luego subio poco a poco el ritmo yo estaba en las nuves sentia muy rico ella no paraba de cabalgarme me dirigio ls manos a sus tetas y me decia tocalas y yo tocaba sus teta q eran medianas y unos pesones erectos, chupamelos me decia: y yo se los chupaba eran muy ricas y suaves y ella gemia y gemia vuelta me cogio las manos y me las llevo a sus nalgas grrandes t gustan me decia y yo si estan grandes, en eso aceleró el ritmo y dijo un ahhhhh!!! retorciendose y yo sentia muy moajado abajo pensando q se habia orinado, sentia su vagina muy apretada no pude aguantar y algo de mi salio era mi supuesto semen en ese tiempo solo likido transparente y palpitanban los dos mi pene y su conchita, te gustó? me dice.. y yo ledigo q si. te amo me dijo y yo tambien t amo me beso me agarro el pene q seguia duro se separo se cambio y yo tambien, se voltio y se durmio.

a la mañana siguiente como si nada ubiese pasado me despierta y me dice tus papas ya se van salgo y encuentro a mis padres despiediendose y me despido tambien ya en casa me boy al baño a orinar y me doy con la sorpresa q habia sangre en mi trusa me revise el penee y nada no me dolia ni nada en ese momento no savia pero creo q la desvirgue eejjjejeje...

bueno lectores esa fue mi primera vez tengo mas anecdotas con ella con otras primnas como las deflore , espero les haya gustado es 100 porciento real si les gutó me lo hacen saver para seguir contando otras anecdotas

una cosa mas no puedo registrarme intente y nada no sale nada revise mi correeo para confirmar y nada si alguien me puede ayudar se lo agradeceria bueno saludos.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 536 veces

Mi gran familia (III)Categoría: Sexo en familia

Por saymeT | 2016-04-15 12:45:09 | 0 comentarios

Estuvimos varios meses de vida "normal", follando a mi hijo y a mi mujer, hasta que después de mucho pensarlo decidimos que "esterilizar" a Gwen, no queríamos más hijos, además aprovechó y se retocó un poco, se redujo el estomago y se puso tetas básicamente; unas peras como globos, un poco más grande que mis manos, muy firmes y perfectas. Nada más verlas Manu y yo nos lanzamos a por ellas, y sorprendentemente a Manu se le empalmó, apenas 10 cm de pito pero se empalmó al fin y al cabo tenía solo 10 años. A partir de ahí cada vez que se le pinaba, iba corriendo donde su madre que se la mamaba un rato, aunque aún era muy pequeño para correrse.

A los 12 años Manuel ya se pasaba todo el día con la polla arriba, cascandosela y haciendo que su madre se la chupara. Un día mientras me follaba a Gwen le llamé y me aparté permitiendo que follase con su madre; su madre estaba a cuatro patas así que la agarró por la cintura y se la metió, Gwen exageraba los gritos para darle más ánimos. Después de dejarle disfrutar un rato me uní yo, me puse detrás de Manu y se la metí, haciendo el trenecito, luego nos follamos a Gwen entre los 2. Con 5 años Eva me la empezó a mamar, pero solo a mi, esa niña de pelo rojo oscuro iba a ser mía y le dejé claro a Manu que no la tocase.

Así pasaron los años, poco antes de que Manu cumpliese los 15, llamé al doctor para que viniera unos días, nada más llegar nos follamos los 3 a mi mujer y permití que tuviese a Manu para complacerle durante las noches. Por la mañana le pregunté varias cosas mientras el resto dormía, si podría desvirgar a Eva, tras examinarla me lo confirmó; y si conocía a algún otro medico que pudiese operar a mi hijo, alargarle el pene, ponerle tetas y esterilizarle (no quería que pudiese preñar a Eva), la idea le agradó, así que se fue ese mismo día y me llamó a la semana para confirmarlo aunque con una clausula especial. La doctora se había interesado por nuestro caso y quería follar con mi hijo cuando se recuperase de la operación, a lo que yo no le vi problema, solo que no conocería el camino a mi casa.

El día de su 15 cumpleaños, permití que Eva le mamase la polla a mi hijo y después de follarnos a Gwen vino el doctor a recogernos y llevarnos a la clínica de la doctora que le iba a operar. Fueron varias horas en las que me dediqué a administrar mis negocios, tenía muchísimo dinero así que fui a comprar cositas para mi deleite y el del resto de la casa: lencería para mi mujer e hija, una polla de goma para atar a la cintura para Gwen y geles de placer. Por la tarde llevamos a mi hijo sedado a la casa, también nos acompañaba la doctora aunque con los ojos vendados, tanto por supervisar la evolución de mi hijo como para aprovecharse de él. Entre el doctor y yo le llevamos a su cuarto y le dejamos dormir, mientras abajo mi mujer follaba con la doctora con su nueva polla de goma. Sin dudarlo nos unimos y disfrutamos de varias horas de sexo: yo montaba a la doctora y el doctor a Gwen mientras mi hija miraba, luego nos follamos los 3 a la doctora rotando posiciones, mi hija se tragó la corrida de ambos todo el rato. Por último para finalizar cogí a mi hija y le fui penetrando lentamente hasta que topé con su himen, Eva gritaba y se debatía pero no podía irse, mientras los otros observaban de un empujón la desvirgué, dio un grito y se desmayó en mis brazos, sin sacarla nos sentamos en el sofá mientras los otros follaban. Mi hija despertó, yo no me moví y poco a poco sus gritos disminuyeron mientras se acomodaba mi polla en su vagina, lentamente le empecé a follar, ahora que mi hija gemía aumenté el ritmo hasta que me corrí dentro.

A la mañana siguiente mi hijo se despertó el primero, y tras admirar su nuevo cuerpo decidió que quería que le llamásemos Karem. Como premio por su cumpleaños le di carta blanca durante todo el día que se quedaban los doctores, sin pensarlo fue a por la doctora. Primero ella le dio una mamada, para luego cabalgar sobre ese pollón de 20 cm, tras esto la puso de espaldas y le reventó el culo sin piedad. Después fue a por su madre, que se entregó gustosa, la montó primero para luego ella con su nuevo pene de goma follarle a él. Cuando acabaron el doctor se cambió por Gwen y le folló y se dejó follar por el travelo de mi hijo. Luego se acercó a su hermana temeroso, me miró y yo asentí, entonces se lanzó a por ella, Eva echó a correr pero la cogió y tirándola al suelo la penetró sin piedad a lo que ella gritaba como una loca. Para hacerla callar me acerqué yo y la llené la boca con mi miembro. Los médicos se fueron y nos fuimos a dormir todos menos yo.

Me dirigí al cuarto de Karem, que me esperaba con el culo en pompa, la agarré por la cintura y la empecé a penetrar violentamente, luego le di la vuelta y le empecé a masturbar mientras le follaba, nos corrimos los dos de forma increíble. Nos metimos en la ducha, ella se agachó y empezó a mamármela, luego me empezó a masturbar con sus nuevas tetas, para luego volvérsela a tragar entera, hasta la garganta, donde me volví a correr. Estuve follándomela toda la noche.

Así pasaron los años, seguíamos follando como locos, Gwen tenía predilección por la polla de Karem, mientras que yo me centraba en mi hija. El día de su 14 cumpleaños me encerré en mi habitación con ella dispuesto a embarazarla. La monté de todas las formas posibles corriéndome siempre dentro, después de 3 horas salí yo y entró Karem, para darla su ración de polla hasta acabar agotados; pero no habíamos acabado, Gwen con su polla de goma continuó follandola durante otro par de horas.
Ahora 9 meses después a nacido Julia mi nieta, la de cosas que haremos en familia…

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 319 veces

Mi gran familia (II)Categoría: Sexo en familia

Por saymeT | 2016-04-15 12:40:17 | 0 comentarios

Ahora necesitábamos un médico que supervisase su embarazo y que además pasase por alto la edad de Gwen. Después de mucho buscar lo encontré, a cambio de una buena suma estaba dispuesto a ser su médico, y tras convencer a Gwen que le mamase la polla en cada revisión estuvo más que convencido. A los cuatro meses nos dijo que sería un niño y que parecía estar sano, sin más preámbulo nos sacamos la polla y Gwen se apresura a chuparlas, tras unos minutos me siento en el sofá, coloco a Gwen encima y la penetro su coño, ofreciendo al doctor su culo, que no tardó en estar relleno de carne. Gwen gritaba como una loca, era su primera doble penetración; desde entonces el doctor venia más a menudo, con este premio nos asegurábamos de su silencio. Cuando estuvo de 7 meses dejamos el sexo por temor a dañar al bebe nonato, solo mamadas y un día probamos las cubanas; a Gwen le habían crecido considerablemente las tetas en los 2 últimos meses, con 13 años tenía las peras de una de 18, para deleite mio y del doctor.

2 semanas antes del parto convencí al doctor para que se quedase de interno, dado que si empezaba el parto tardaría media hora en llegar y no podíamos ir al hospital. Al final aceptó y el muy cabrón se pasaba la mayoría del tiempo con su polla en la boca de Gwen, cosa que no me importaba dado que iba a ser poco tiempo. Al final dio a luz tras una tarde intensa en la que yo me sentía fuera de lugar, fue un niño sano y de pelo pelirrojo como Gwen al que llamamos Manuel como mi padre.

A las 2 semanas del parto volvimos con el sexo, estaba desatado, además el niño era super tranquilo, todo el día durmiendo y mamando teta, por lo que no nos molestaba demasiado. Cuando ya dejó la cuna dormía en nuestra cama, lo que a mi no me importaba, pues tenía intención de seguir con mi modo de vida lujuriosa. El niño fue creciendo y cuando fue capaz de más o menos hablar nos preguntó por lo que hacíamos y le explicamos que nos dábamos amor con lo que se quedó más o menos complacido.

Un día mientras Gwen me daba una mamada se acercó Manuel y se arrodilló junto a su madre y nos dijo que quería jugar, así que Gwen se echó hacia atrás y dejó al niño, que empezó a mamarla torpemente, pero el morbo de la situación fue tal que me corrí a los pocos segundos. Desde entonces me dio alguna que otra mamada.

Con 20 años volví a embarazar a Gwen y volvimos a contratar al mismo doctor, que se deleito con el culo de mi mujer y la boca de mi hijo que asumió que era normal chupársela a los hombres. A los 4 meses nos dijo que venía niña, con lo que nos alegramos aunque por razones distintas. Como la vez anterior dejamos de follar al séptimo mes de embarazo, esta vez decidí probar con mi hijo de 7 años, después de la mamada me lo puse encima y le fui penetrando poco a poco, que estrecho estaba, no entró ni la mitad de mi miembro, pero yo lo disfrutaba como un animal; Manu se puso a llorar como un loco y Gwen vino corriendo a ver que pasaba. Al ver la situación se acercó y le puso una teta en la boca a su hijo, que fue dejando de llorar para empezar a gemir, Gwen se arrodilló y empezó a mamársela a Manuel, que como era muy pequeño no se le empalmaba pero parecía disfrutarlo. Cuando me fui a correr se la saqué y se la metí en la boca. Con el tiempo empezó a disfrutarlo y pedía que le diese caña, cosa que yo hice con gusto. También vino el doctor a los pocos días del parto, entre los 2 nos follábamos a mi hijo sin parar todo el día, tanto juntos como por separado. A los pocos días nació Eva, la futura nueva hembra de mi territorio.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 305 veces

Mi gran familia (I)Categoría: Sexo en familia

Por saymeT | 2016-04-15 12:36:22 | 0 comentarios

Mi nombre es Javier, tengo 22 años, mido 1.82, de pelo castaño y con un cuerpo bien cuidado. Soy hijo del primer matrimonio de mi padre, mi madre se divorcio cuando yo tenia 12 y se fue con su amante, a los 3 años se volvió a casar con una mujer divorciada que tenia una hija.
Carmen, mi madrastra, tenía 35 cuando se casó con mi padre, menuda mujer, pelirroja atlética y super cariñosa con mi padre. Y su hija Gwen de 8 años, una niña pequeña pero muy graciosa, estaba todo el día pegada a mí. Desde que llegaron los cambios en la familia fueron a mejor, redecoramos la casa, nos íbamos de viaje(el dinero no era un problema, mi padre era vicepresidente de una gran empresa), todo eran risas y diversión.

Así pasaron 3 años, yo empecé en la universidad, estudiando medicina, y Gwen con 11 empezó la ESO y entonces ocurrió. Un día muy lluvioso a la vuelta de vacaciones el coche de mi padre patinó y nos estrellamos contra otro coche que venia de frente. Mi madrastra murió en el acto, Gwen sorprendentemente salió con unos pocos golpes y arañazos, yo me partí un brazo y un par de costillas y mi padre quedó en estado crítico.

A las pocas horas de estar en el hospital llegaron mis únicos tíos, para hacerse cargo de Gwen que estaba desolada, a mi me tuvieron que sedar porque no me quedaba en la cama, a pesar de los dolores quería hablar con mi padre. Después de 4 días me comunicaron que mi padre había fallecido que lo único que pudieron hacer era darle una muerte indolora, lleno de sedantes. Al mes me dejaron irme a mi, estaba en la casa de mis padres con Gwen ya que mis tíos nunca vieron bien su segundo matrimonio y en cuanto pudieron se desquitaron.

No sabía que hacer, sin mis padres estaba solo, Gwen se había recluido en su habitación y casi no comía y yo no sabía como volver a mi vida anterior. En ese mismo día llegó la respuesta, un abogado, el mejor amigo de mi padre vino a vernos y nos contó la situación: mi padre me lo dejaba todo en herencia, la casa, los coches, las cuentas del banco, además había hecho un seguro de defunción o algo así, que era que si él o su mujer morían el seguro nos daba una burrada de dinero. Después de ofrecernos su ayuda el abogado se fue y yo ya supe que hacer.

Vendí la casa y los coches y pasé todo el dinero a una cuenta, luego invertí en una empresa en la que mi padre estaba muy interesado, me explicó en su momento que había 3 empresas peleando por lo mismo y si esta ganaba todos sus inversores multiplicarían lo invertido por muchísimo.

Compré una casita en las afueras de un pueblo y solo le di mi nueva dirección al abogado. La casa era pequeña, 3 habitaciones salón cocina y un gran baño, además de piscina y jardín. Allí nos instalamos, con el tiempo Gwen fue mejorando, volvió a hablar y a comer, y entonces vi lo que había cambiado. En este año de dificultades había crecido casi 15cm, su cintura había pasado de niña a ser de una muchacha y su cara era más angulosa, además de su melena pelirroja. Sin quererlo me había empalmado pensando en mi hermana de 12 años. Empecé a trazar mi plan.

Hice instalar en casa una calefacción radial para mantener el calor en la casa, le compré peluches gigantes de los que la gustaban para encandilarla, y por último saqué y edité un articulo científico sobre el nudismo. La convencí de que si íbamos desnudos nuestras defensas serían mayores y cosas similares, ella se lo creyó.

A partir de entonces íbamos desnudos por la casa, por lo que yo tenía varias erecciones diarias y no me importaba pajearme delante de ella, al principio la estrañó pero luego ni le importaba; también dejaba películas de incesto en la tele o el ordenador para que ella las viera. Y llegó el día de dar el paso siguiente.

-Gwen, a partir de ahora si quieres vivir en mi casa y usar mi dinero tendrás que ser mi mujer y obedecerme, o sino te vas de casa- La dije muy seriamente
-Pero papa nos dejó el dine...
-Papa me dejo a mi el dinero, a ti no te dejó nada, todo estaba a mi nombre. Así que te lo vuelvo a repetir, serás mi mujer?
-si, no quiero vivir en la calle
-Perfecto, solo hay dos normas, me obedecerás siempre y no dirás nada a nadie

Sin más preámbulos la besé, fue un beso muy húmedo, en el que ella se resistió al principio y luego se dejó llevar. La obligué a arrodillarse y la puse mi polla en la boca(lo cierto es que la tengo algo pequeña, solo 14 cm) y ella empezó a chupar como había visto en las películas. Primero lamia el glande y luego empezaba a succionar, a los 5 minutos yo estaba por correrme, así que se la saqué y me corrí en su cara. Después nos metimos los 2 en la ducha, mientras ella se jabonaba me empecé a empalmar de nuevo, sin pensarlo, la agarré por la cintura, la incliné mientras frotaba mi polla contra su coño y poco a poco se la fui metiendo. Ella se revolvía y quejaba, que le dolía, me paré y dejé que su coño se amoldase a mi miembro, poco después ya la estaba penetrando con todas mis fuerzas, como un animal, la cogí en brazos y dejé caer todo su peso sobre mi polla que entró hasta lo más hondo, ella se puso tensa y se relajó de golpe con un tremendo grito de éxtasis; a los pocos segundos yo eyaculé dentro de ella sin preocuparme de nada. Terminamos de ducharnos y la llevé a la habitación donde la volví a montar hasta que quedé dormido abrazado a ella.

A la mañana siguiente con todo más claro me entró la curiosidad de porque mi hermanastra no había sangrado, cuando le pregunté me dijo que mi padre la follaba cada 2 semanas o así en los últimos 2 años. Ahí entendí el porque fue tan fácil convencerla. A partir de ese día empezó mi paraíso particular, me la follaba todos los días, la empresa en la que invertí absorbió a las otras, con lo que conseguí muchísima pasta; después de mucho pensarlo me hice un alargamiento de pene, 23 cm me calzaba ahora y con una anchura aceptable, con la que destrozaba a Gwen, que iba al cielo con cada polvo. Una vida feliz.

Pasaron los meses y un par de semanas después de cumplir los 12 le vino su primera regla, a partir de ahí tuvimos más cuidado, empezamos a probar el sexo anal; el primer día que le reventé el culo no paró de gritar y llorar y suplicaba porque se la sacase, con el paso de los días le empezó a molar. También le empezó a crecer el bello púbico, pero la ordené afeitárselo, no me agradaba la imagen.

Al cumplir ella los 13 decidí preñarla, empecé el día penetrándola en la ducha sin piedad y corriéndome dentro, más o menos a media mañana la volví a montar culminando dentro, después de descansar toda la tarde me propuse dar el máximo, estubimos varias horas sin para, ella en brazos, a cuatro patas, cabalgando... Al día siguiente fui a por varios análisis para embarazos, el primero no funcionó, lo volvimos a intentar durante toda la semana hasta que el domingo salía positivo, había conseguido preñar a mi hembra.
CONTINUARÁ

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 471 veces