Los 10 relatos mejor valorados



Ultimos relatos


mi prima la seductoraCategoría: Sexo en familia

Por Alexander | 2014-04-08 15:47:23 | 0 comentarios

Bueno amigos este es mi primer relato ....bueno lo que contare paso hace un mes atrás yo tengo 15 y mi prima 17 resulta que un dia mi familia decidio y de visita a casa de mos tios con los cuales nos llevamos muy bien .bueno llegamos a su casa ellos vivian en otra ciudad y como era temprano nos llevaron de paseo y todo bien solo estabamos mis dos hermanos , mis tios y yo . Regresamos a la casa ya era de noche y fue cuando aparecio mi hermosa prima a la cual llamare cristina ella tiene unos pechos enormes linda cara es rubia mide 1,65 con un culo tremendo y unas piernas firmea y musculosas y desde pequeño me habia gustado pero ella nunca me presto atencion , nos saludo a todos y procedimos a comer. Despues de la comida todos ya se iban a dormir pues ya estaban cansados y bueno haci paso una noche . Al dia siguiente mis tios se fueron por la mañana a comprar unas cosas y en la casa solo quedamos mis hermanos cristina y yo y fue cuando mis hermanos me dijeron que irian al mall para pasear y yo les dije que no tenia ganas de salir asi que me quede en la casa . Y bueno se fueron y aparecio cristina preguntandome que donde estaban todos y le dije que salieron , y bueno me quede mirandola y ella me dijo que estaba muy guapo pues como ya habia crecido y no era un mocoso aun . Fue entonces que decidi jugarmela y cogermela esa noche .entonces paso el dia normal y yo mirandole el culo a cristina todo el dia y asi fui planeando todo hasta que llegue la noche. Y listo la noche llego y para entonces ya todos estaban en casa pero no importaba mi plan era perfecto ,comimos y despues vimos peliculas y ya todos se habian ido a dormir y mi plan empezó por fin entre al cuarto de mi prima con el cuento de que hacia calor en mi cuarto y le pregunte si podia dormir alli y ella dijo que si pero que no molestara . Bueno me avoste a un lado de ella y comenzamos a hablar de cosas que habian pasado y fue cuando llegamos al tema de los novios y las novias y me pregunto si habia tenido sexo con alguna novia y le respondi que no que aun era virgen y ella me dijo que ella si habia tenido con varios chicos pero.que no habia "recargado pilas" desde hace un tiempo y fue cuando mi verga salto bueno de hay yo ya estaba ecxitado pero no pasaba nada aun y asi paso un rato y me dijo que se iria a cambiar de ropa ,se fue al baño, y regreso con un vestido color rosa casi transparente que dejaba ver su corpiño blanco y su calzón que parecia casi hilo y mi verga se volvio un monstruo se me notaba mucho pero intentaba disimularlo , ella se tiro sobre mi en forma de juego y yo por intentar cogerla para que no callese sobre mi ella toco mi verga que parecia fierro y me dijo ummm primito acaso estas excitado y yo me quede mas rojo que un tomate y me dijo tranquilo todo esta bien esperaba que con esto que me puse hicieras algo. Y de repente me beso y yo era el hombre mas feliz del mundo . Ella comenzo a tocarme el pecho y haci fue bajando hasta mi verga que parecia que explotaba fue besandome todo hasta bajar a mi polla y se la metio a la boca , fue la mas delicioso que me habia pasado pese a que ella ya tenia experiencia en eso me la solto y me susurro quieres cogerme? Yo sin decir una sola palabra se saco el vestido y dejo al aire esos pecho enormes despues de saco su calzoncito y yo con tanta ecxitacion me tire sobre su coño para hacerle un oral ella gemía pero los contenia mucho ya que habia gente en los otros cuartos y hasta que llego al orgasmo y dejo salir esos jugos sobre mi yo los bebi todo sin pensarlo y entonces por fin llego la hora ...se poso sobre mi verga y se la metio a la vagina ...que ricooooo decia yo y ella ..me razguñaba la piel por la ecxitacion ella saltaba encima de mi metiendosela cada vez mas una y otra vez hasta que le dije me vengo me vengo tengo que sacarla por si acaso puedes quedar embarazada y en vez de soltarme en agarro mas fuerte y deje salir todo mi semen dentro de ella fue algo extraordinario nos recostamos y nos besamos me dijo que lo habia querido hacer hace mucho tiempo pero que no habia tenido una oportunidad . Nos dormimos y al dia siguiente la levante para vestirnos y bajar a comer y bueno bajamos comimos , todo normal ya al medio dia teniamos que regresar a nuestra ciudad , era hira de irnos y bueno nos despedimos de la familia y Cristina me llamo y me dijo tengo algo que darte ..aubimos a su cuarto y me entrego su corpiño y su calzoncito de la noche anterior en la que habiamos cogido y me dijo para que te acuerdes de mi .. te estare esperando para cuando vengas la proxima vez .... bueno regresamos a nuestra casa justo la semana pasada fui de vista otra vez y volvimos a coger pero eso sera en otro relató .. espero que les halla gustado mi primer post gracias

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 122 veces

mi prima veronica, el angel de mis sueños CAPITULO UNO, DOS, TRESCategoría: Sexo en familia

Por jose | 2014-04-08 01:24:16 | 0 comentarios

EL ÁNGEL DE MIS SUEÑOS
MI PRIMER AMOR “VERÓNICA”
CAPITULO PRIMERO: Mi prima Verónica mi amor prohibido, y yo
En ese entonces yo tendría aproximadamente 16 años, cuando por problemas familiares me vi obligado a irme junto con mi madre y hermano a Santa Cruz, donde conocí a mis primos Daniel de 11 años y Verónica de 9 años, quien eran hijos de mi tía Carla, en un principio para mí solo eran parte de la familia jugaba con ellos al escondite, a las peleas, en las noches cuando se cortaba la luz los dos gritaban y entraban en pánico, para que mentir eran un poco cobardes, hasta que un día sentados en el sofá mi prima estaba con una minifalda y sin querer toque sus piernas, pero casi no sentí nada solo curiosidad, pero un martes cuando venía de su escuela después de educación física note que su culito era bien formadito, redondito debido a lo apretado de shorcito, a partir de ese momento note que prima era una niña hermosa, blanconcita, con cabello medio crespo corto cariñosa, traviesa, y por alguna razón algo dentro de mi me impulsaba a tocarla, a veces me gustaba abrazarla sentir su respiración, de esa manera decidí avanzar poco a poco, aprovechando cuando jugábamos resistiéndose a mis caricias como toda niña inocente mientras sonreía y para disimular, primero tocaba su espalda, la cargaba, le decía que me gustaba jugar solo con ella y se ponía feliz. Así, un día me pidió mi tía que le enseñe a realizar copias de lecturas, en esa época por falta dinero mi madre, mi hermano y yo vivíamos en un pequeño cuarto en alquiler al frente, motivo por el cual me la lleve a mi cuarto aprovechando que mi hermano jugaba con mi primo Daniel, ese día ella llevaba un busito y polerita, nos echamos en la cama y me pidió que le indique como hacer su tarea, disimuladamente primero la abrazaba primero por la espalda, luego bajaba lentamente hasta la cintura, luego subí mi pierna derecha encima de su traserito haciendo lo posible de que no sospeche, luego le decía a modo de juego que era tontita por eso no podía hacer bien su trabajo, mientras frotaba mi pierna derecha encima de su culito, de ese modo me anime a subirme encima de ella, mi pene estaba a punto de salir de mi short, lo acomode en medio de su hermosas nalgas, pero al poco rato me dijo que me baje por que pesaba mucho, y para evitar que me suba se puso de cuclillas en la cama algo parecido a la posición de perrito, yo seguía insistiendo, ya no me interesaba su tarea, me puse detrás de ella y lentamente sobaba mi pene entre medio de su colita, ojo seguía con buzo, no soy un enfermo violador, al final me pregunto que porque siempre me ponía detrás de ella, que ya estaba cansada y no quería jugar.
Al día siguiente, creo que era jueves ella se comportaba normal como si no pasara nada, por ese motivo me di cuenta que podría seguir, así que en tardes me iba a su casa a jugar y acompañarla supuestamente, ese día ocupaba una especie shorsito algo parecido a una falda o casi llegaba hasta las rodillas, junto con una polera de animalitos, en casa de mi tía había una esponja como de cocina pero tamaña de media cama, ese momento había una serie de moda los power rangers, misma que fingíamos jugar, yo era el malo a propósito y me dejaba pegar, me daba patadas y yo fingía que las detenía acariciando sus piernas, la agarraba y le daba la vuelta de espaldas le decía que no ganaría, ofrecía resistencia, se reía, estaba feliz conmigo, de esa manera me empecé a ganarme su cariño y confianza paso casi un mes, pero este juego era mi favorito y ella ya me tenía más confianza, un viernes decidí colocar la esponja que había en su casa tamaño media cama a la lado de la cama matrimonial de mi tía Carla y su esposo (tío Rodrigo) donde está la televisión mientras mirábamos tele le dije que jugáramos a los power rangers, entre medio de la pelea la puse de espaldas e hice que se arrodille, en medio broma le decía que esta vez yo ganaría, inesperadamente ella se arrodillo justo en la orilla de la cama, por lo que quedamos en posición de perrito, en ese momento aproveche para restregar mi pene en medio de su colita, pero a diferencia de la primera vez no se quejaba simplemente dejo de jugar, y se puso a ver la tele, lentamente bajaba y subía mi pene por el medio de sus nalgas, note que al poco rato dejo de ver la tele y se puso pensativa, de hecho para ella esa sensación de placer era nueva, pero recién se estaba dando cuenta, al poco rato nos llamo mi tía de quien me había olvidado por completo ya que estaba en el cuarto de al lado cocinando.
De esa manera pasaron los días, a veces nos dejaban solos en la tarde ya que mi hermano ingreso a intermedio en la tarde, junto con mi primo Daniel y mi tía salía en las tardes de compras o con mi madre quien era su hermana, uno de esos días me dejaron solo con mi prima verónica y ella por voluntad propia me dijo que jugáramos, en ese momento peleando medio en broma la puse en la orilla de la cama en posición de perrito, ella se quedaba quieta en esa posición como si ya supiera, a fin de no lastimar sus rodillas puse una frazada debajo de sus rodillas, mientras ella sonreía, me amenazaba en juego diciendo que ganaría, así que me puse detrás de ella y la abrace, le dije que no escaparía y se reía, cariñosamente la agache y puse mi pene (ojo tenía el short puesto) en medio de su culito, así que para que no se asuste la acariciaba en medio del juego, luego se quedo callada como la anterior vez, ella se deba cuenta que mi pene estaba duro desde el momento en me que ponía detrás de ella, pero no decía nada, así que de manera tranquila, lentamente subía y bajaba mi pene por el medio de su culito, mi verito se me empezaba a relajar, cerraba sus ojitos, ya no hacia fuerza, solo disfrutaba el momento, aprovechando aquello decidí acariciar sus nalgas, era muy hermosa, blanconcita, inocente, poco a poco ella se relajaba más, con una mano la acariciaba cariñosamente su espalda y con la otra tocaba su colita, lentamente empecé a meter mi mano bajo su calzoncito para tocar sus nalgas, como se sentía su glúteo derecho suavecito y cuidado, en ese momento me asuste porque escuche un ruido, entre pánico pensaba que me habían descubierto, era la puerta principal, más bien le puse llave, cuando abrí era su amiguita angélica quien vino a preguntar si vero podría ir a su casa a jugar con ella, lastimosamente mi prima escucho eso, y se fue con ella pasado una hora llego mi tía, y me tuvo que ir excitado y caliente. Como consecuencia de aquello tendría que ser más cuidadoso, pero también supe que la próxima podría avanzar más, fatídicamente ese momento llego 2 meses después, se imaginan tanto tiempo tuve que esperar para estar con ella a solas, pero a diferencia de las otras mi tía dijo que saldría con una amiga, que la cena ya estaba hecha, eran las 01:30 de la tarde, era miércoles, mi verito se volvía más hermosa y delicada, estaba más desarrollada, sus piernitas mas rellenitas, su colita era más marcada, (como se desarrollan las niñas de rápido nooo…), llevaba a su estilo un short que parecía falda a media pierna, una polerita de tirantes, mientras esperábamos que su mama saliera, ella y yo estábamos sentados en los sofás uno frente al otro, mi verito leía una revista con una pierna recogida encima del sofá sin querer ella me dejo ver su calzoncito de color blanco con florcitas de color rosa, estaba feliz este era mi día, entonces mi tía me dijo que por favor cuide a mi prima y que le ponga candado a la puerta o que le eche llave mejor dicho, apenas se fue me senté a lado de mi verito y le pregunte que leía nada, me contesto nada.., en tono bribón le dije mentirosa, y la abrace, diciéndole que ella era mi prima favorita, entonces la cargue a modo de caballito y nos fuimos a ver tele, pero yo me fui en dirección de la cama la puse de espaldas, y comencé tiernamente a besarle la cabeza, tenía un olor dulce recién bañadita, con un tinte de inocencia, empecé a acariciar sus piernas, poco a poco subía hacia arriba tocándola despacio por encima de su calzoncito, luego se me ocurrió hacer lo mismo que la anterior vez, la jale a la orilla de la cama en posición de perrito poniendo la cabecera debajo de sus rodillas para que no se lastime, con mis dos manos comencé a acariciar su colita restregando mi pene en medio de su culito, pero esta vez me baje short, mi verito no se dio cuenta porque ella estaba con los ojitos cerrados, en un principio restregaba mi pene encima de su short, pero me anime y después de un rato se los puse de lado su short con mi mano derecha, también hice lo mismo con su calzoncito, y lentamente puse pene directo en medio de sus nalgas se sentía tan también, era un lugar muy cálido y su piel era de color blanco claro era suave, poco a poco subía mi pene y bajaba, pensé que mi prima estaría asustada, más todo lo contrario se encontraba bien relajada, pero note que se estaba excitando porque se agarraba con sus uñas de la sabana de la cama, decidí subir un poco el ritmo, estaba emocionado nos movíamos en vaivén de atrás hacia adelante, era la primera vez que podía ver sus hermoso glúteos vírgenes aunque a medias, sentía que eran firmes y suaves al contacto, sus piernas eran hermosas, para mi sorpresa mi primita vero con sus piernitas me apretó la cintura con fuerza en dirección de su colita como para que la penetrara, era la primera vez que la veía tan excitada, por ese motivo separe sus piernas para que mi pene pudiera estar mejor acomodado en medio de su colita, mis movimientos se hicieron más rápidos y bruscos mientras ella se sujetaba con más fuerza de la sabana, al final cuando estaba a punto de eyacular, lo pensé y decidí hacerlo dentro de mi calzoncillo para no asustarla, además su ropa quedaría con manchas de semen, después de eso la abrace, le dije que la quería, y me dirigí al baño a limpiarme el semen, cuando salí mi prima verito me estaba esperando me decía que quería seguir jugando conmigo y que regresara a la cama, lastimosamente yo ya no podía, le dije mañana tal vez.
Esta fue mi primera vez con una mujer, quien pensaría que sería una niña y lo peor mi prima, sentía algo extraño como culpa o confusión, pero el tiempo fue pasando y olvide esa sensación extraña, más todo lo contrario mis impulsos sexuales hacia mi prima fueron aumentando, mi forma de mirarla cambio, sobre todo cuando un día regresando del colegio, venía con unas hermosas pantis blancas adornadas con rositas blancas, con su short guindo bien ajustado que hacía posible ver su hermoso y delineado traserito bien marcado y levantado, mas su polera de la escuela, lo bueno era que mi prima no se cambiaba enseguida, sino que primero almorzaba y luego descansaba un rato, por lo que podía verla más de una hora, hasta ese momento nuestra relación ya no era la misma, mi vero se daba cuenta que yo esperaba que su mama saliera a acompañar a su hermano Daniel, para poder acariciarla, hasta mientras yo me la traía al sofá para que mi tía no sospeche le preguntaba como la había ido, ella me decía que estaba cansada, así que la abrace y le di un beso en cabeza, le acariciaba su cabello medio rizadito, la agarraba de sus manitos, preguntándole en que le podía ayudar con su tarea, ella me contestaba que le daba un poco de flojera, mientras yo disimuladamente ponía mi mano derecha en su pierna, en instante mi tía Carla me pidió que me quedara un rato con ella, porque acompañaría a su hijo Daniel a su colegio y de pasada conversaría con la Directora, está bien le conteste, cerré la puerta me senté a su lado y seguí acariciándola, ella fingía leer una revista para mujeres mayores, mientras yo tocaba sus piernitas, y acariciaba su colita por debajo de su short y por encima de su panti, se veía hermosa, se empezó a relajar, así que la senté encima de mis piernas procurando acomodar su culito en medio de pene, seguía besando su cabecita, acariciaba su estomago, y luego bajaba hacia sus piernas y metía mis manos a través de su short para acariciar sus muslos de nuevo por encima de su panti, en instante note que ella ya no leía sino que estaba recostaba encima de mi nomas, procedí a quitarle revista de sus manos la puse encima de la mesa, y le di la vuelta a mi primita, se abrazo de mi cuello sentándose sobre mis muslos, su vagina estaba justo encima de mi pene (yo estaba con ropa y ella también por si acaso) la levante en mis brazos y me la lleve a la cama, y la acomode despacio en una orilla, me recosté a su lado y comencé a besarle su frente, luego su mejilla mientras que con mi mano acariciaba sus piernas, era preciosa, proseguí bajando hacia su cuello, en ese momento me percate de su olorcito a inocencia y pureza, y le di un tierno beso en su cuello, mientras seguía acariciando su piernas por encima de su licra, la jale un poco hacia la orilla de la cama, y lentamente procedí a bajarle su shorcito guindo hasta debajo de sus rodillas, en ese instante perdí la cordura, y pude observar que se veía increíblemente hermosa y sexy, su panti resaltaba su bello cuerpo, a través de él se podía ver sus piernas blanquitas y claras, su calzoncito era de color rosadita con bordes floreados, pude ver como se marcaba su vaginita, en ese momento me sentía el hombre más privilegiado al estar en presencia de algo tan puro e inocente, lo más extraño hasta ese momento era que mi prima verito no ofreció resistencia, sino que ella aligeró su cuerpo para que pudiera moverla fácilmente, lo que más me gustaba de mi prima era que solo cerraba sus ojitos y no decía nada, como dándome el visto bueno para que yo prosiguiera, entonces hice algo alocado para mí en ese entonces, baje mi cabeza en dirección de su vagina y se lo besaba por encima de su licra, me percate que emanaba un hermoso aroma dulce, mientras que con mis manos acariciaba sus dos piernas, en ese momento recordé que tendría que tener cuidado porque tía Carla no tardaría en llegar, bese su estomago y despacio le di la vuelta, el espectáculo fue tremendo y mas desbordante para mi aún, su culito era delineado y bien marcado efecto que era ayudado más por su panti, decidí darle un beso en la nuca y luego morderle suavemente uno de sus glúteos, mi verito seguía relajada mientras se aferraba con sus dos manos a la sabana, comencé a bajarme el short solo para estar en calzoncillos, pude ver que mi pene no aguantaba más, así me subí encima de ella sin quitarle su panti y comencé a frotar mi pene en medio de sus nalgas, me gustaba observar como mi pene se movía de abajo hacia arriba y de arriba hacia debajo de su colita, también pude ver que su calzoncito se estaba deslizando poco a poco con ese movimiento hacia la zona media de su colita, le di un beso en la nuca acariciando al mismo tiempo sus hermosos glúteos con mis dos manos mientras me seguía deslizando y tomando impulso para mecer mi pene en medio de esos dos carnosos bultos, note que ella tenía sudor en su cuello y por debajo de su cabellito, recordé que era época de calor lo que ayuda perfectamente a que se desinhiba mas (desinhibir es liberar su impulso sexual – como es de conocimiento general en climas cálidos las mujeres son más abiertas que en clima frio), para ayudarla le quite el sujetador de cabello que llevaba puesto y puse su cabello de lado para que pueda aguantar un poco más el calor, esto debido a que yo más me encontraba encima de ella o como se dice vulgarmente me la estaba montando, en ese instante estaba tan excitado que tome con mis manos su carnosos glúteos y los apreté de tal manera que mi pene se fundiera y desapareciera de mis vista en su colita, era algo angelical, a mi verito parecía gustarle ya que ella ya aferraba con mucho más fuerza a las sabanas, en ese instante me comencé a agitar más y me movía mucho más rápido hasta eyacular en mi calzoncillo, y para que no se diera cuenta me puse mi short rápidamente, y le dije que se cambie por su mama se iba enojar si la encontraba todavía vestida con su ropa de escuela, luego de eso me dijo que salía un rato para ir jugar con su amiga angélica, como ya saben una niña que era nuestra vecina. De esta manera ella salió, y yo me que solo en su casa pensando en que cosas estaba haciendo y que todo se me estaba saliendo de control, estaba asustado, nervioso, por lo que decidí recostarme en la cama de mi tía un rato hasta que ella llegue, recostado me percate de que la cama estaba impregnado del olor dulce de mi primita, recordé lo que sucedió y me sentía feliz como si lo hubiera hecho con una mujer a la que realmente amo, era una sensación extraña.
Esa noche sentía miedo y recordaba todas las veces que mi prima hablaba con su madre y la mía pensando será que les está contando lo que le hago cuando estamos solos, cada mañana yo desayunaba junto con mi hermano en casa de mi tía Carla debido a que no teníamos mucho dinero, mi tía Carla era buena y cariñosa, al igual que su hija verito, como rara vez mi prima se quedaba solo en casa me dedica a jugar con ella, a veces mientras la abrazaba me decía que quería jugar a los doctores, pero yo no podría tocarla ni modo que hacer, me gustaba verla sonreír, siempre era cariñosa pero solo conmigo, de vez en cuando al llegar de su escuela disimuladamente la levantaba en mis brazos y la cargaba como caballito pero por el frente de manera que su vagina quede encima de mi pene, que hermosa y bella niña era mi primita vero, en algunas ocasiones me decía que le ayuda a cepillarse el cabello, pero yo me quejaba diciéndole que era pequeña y no podía agacharme tanto, así que me llevaba a su dormitorio, mientras mi tía cocinaba a lado, para que no sospechara siempre dejaba la puerta abierta, la subía encima de mis piernas y acomodaba su culito en medio de mi pene en un principio solo la peinaba y cuando acababa le decía que faltaba un poco más, ese pequeño momento aprovechaba para tomarla de su cintura y comenzaba a mecerla sobre mi pene como si me la estuviera cogiendo, pero al poco rato nos llamo mi tía para decirme que iba a llevar a vero con su tía (una hermana de su padre a la cual no conocía) y que por favor cuide su casa, si claro conteste, lastimosamente ella se fue feliz y yo quede como alma en pena. Pasado será unos dos meses y medio de aquella situación mi madre por el cumpleaños de mi hermano Manuel decidió comprar un juego de video de los sencillos, se ubicaran que hay unos chinos que funcionan con caset o casete y que es barato, cuando mis primos Daniel y Verónica se enteraron solo paraban en mi cuarto, pero siempre los dos juntos, adiós a los días de a solas con mi prima vero me decía, recordando su linda figura, en esa época mi tío Juan padre mi primita vero ero un hombre machista no dejaba por nada del mundo que su hija toque un pelota de futbol, menos aún que aprenda a manejar bicicleta por él decía que perdería su virginidad en la punta del asiento, la verdad no sé si será cierto ese rumor, a veces me daba pena y rabia ese hombre era demasiado estricto, hasta yo le tenía miedo, entonces un día jueves cuando regresaba del colegio a las 12:30 note que se estaba nublando, todo se hacia un poco oscuro llegue me descambie fui a almorzar a la casa de mi tía, mi verito no había llegado, así que no pude verla, por la tarde mientras mi hermano y primo Daniel estaban saliendo hacia su colegio, regrese a mi cuarto y me puso a jugar yo solo mario Bross, a eso de las 15: 10 de la tarde de repente para mi sorpresa de la nada toca la puerta mi primita verónica diciéndome que si ella también podía jugar conmigo sonriendo, en ese momento estaba endemoniadamente feliz, y le dije que si, cuando la vi llevaba puesta una licra de color azul marino bien apretada y una polerita blanca con florcita en el pecho, su figura estaba bien marcada, vi que era un poco delgada pero no al extremo, un par de piernas bien dotadas para su edad y su bello portaequipaje (su colita) bien delineado heredado por su madre, que permitía ver la forma y líneas de su calzoncito, en ese momento le dije que yo no tenía otra silla por lo que tenía que sentarse en mis piernas, ese día oscuro no tenía ni idea de lo que me esperaba. Bueno a los 10 min. Mi prima verito se divertía jugando Mario pero de rato en rato fallaba y se caía en los barrancos dentro del juego, y yo me reía le decía que era una tontita, y ella se enojaba, por lo que le decía que era mentira que no se enoje, la abrazaba, besaba su cabecita, su hombro, y para animarla le dije ¡no te rindas! que intentara hasta pasar de nivel, aprovechando ese instante para mover su culito en medio de mi pene, cada vez que fallaba se movía de enojada haciendo que me excite más, de esa manera comencé a acariciar su espalda, bajaba a su cintura, luego acariciaba sus piernas, y finalmente la tocaba en medio de su entrepierna y vagina, después de 30 minutos note que ella ya no estaba concentrada en el juego porque fallaba seguido, se apoyo en mi espalda y fingía que jugaba pero se notaba que ya no estaba interesada, al poco rato las nubes que amenazaban, dejaron caer su furia ¿yo creo que entienden no..?, pensé que con esa lluvia tan estrepitosa nadie vendría a llamar a mi primita menos su mama, por si acaso la deje un rato sentada en la silla y le puso cerrojo a la puerta, llovía tan fuerte que apenas se podía ver la esquina de la cuadra, regrese la levante cuidadosamente y la puse en mis piernas de nuevo, y proseguí manoseándola sin temor de que alguien venga, al poco rato pude ver que respiraba lentamente y que ya ni siquiera estaba jugando, solo agarraba el mando con una mano mientras yo la acariciaba, apoyando nuevamente su espalda en mi pecho y cerrando los ojos, entonces me di cuenta de que este era el momento que estaba esperando, le di la vuelta para que me mire, le di un beso en su cabeza y ella solo se dejaba, era como tener un muñeca para ti solo, la agarre de sus piernas con amor y suavemente la levante mientras ella se agarraba de mi cuello y la deposite en la cama, empecé a tocarla con cariño y mientras la acomodaba lentamente, luego la tape con una sabana y me recosté a su lado, bese su ojito mientras acariciaba su cabello, su olor siempre me pareció angelical, muy despacio me subí encima de ella, y comencé a besarla la frente y su mejilla, mientras acariciaba su cintura, bese su estomago y procedí a bajarle muy despacio su licra hasta sus rodillas, dejando a la vista su hermoso calzoncito blanco, con bordes floreados, mire hacia la ventana no se veía a nadie que espiara, proseguí besando sus piernitas, su vagina por encima de su calzón, le miraba su carita y tenía unos hermosos labios, su piel clara, cuando me acerque a su rostro para darle un beso en el cuello, ella me abrazo y me dio un beso tierno en la boca, no besamos un rato, yo estaba más motivado que antes, solo que esta vez estábamos completamente solos en mi cuarto, de esa manera me anime a darle un último beso en su boquita, sus ojitos claros me miraron, me acaricio la cara y cerró los ojos, deseaba ver de manera más clara sus piernas su vagina, su bella colita, así que deslice la sabana casi por debajo de su cintura, y con cariño le quite su licra por completo, dejándola solo en calzoncitos levante un poco su polerita casi por encima de su ombligo, mientras besaba y acariciaba sus piernas con un mano, cuando la mire de nuevo a su rostro me di cuenta de que estaba excitaba por se agarraba con un poco de fuerza de cabecera, lentamente le di la vuelta para ver su hermoso culito, y no sé cómo se me ocurrió darle un mordida suave a su glúteo derecho que gusto mucho y ella no se quejaba, lentamente le fui quitando su calzoncito y me sorprendí al ver esa hermosa colita, era la primera vez que veía por completo su colita, su piel era bien clara, cuando la acariciaba note que eran firmes, estaba como loco en ese momento mi impulso sexual me tenia dominado, apasionadamente bese su espalda, luego sus glúteos, y comencé a bajarle su calzoncito con mi pierna derecha con delicadeza deslizando su calzoncito hacia abajo quitándoselo por completo, entendí que ese momento era especial no como las anteriores veces, me subí encima de ella, de manera más literal me la monte, y me quite mi pantalón, deje caer todo mi peso encima de su cuerpo, sentía como mi pene tocaba y se deslizaba a través de la línea media de su culito, entonces me agarre de sus piernas con suavidad, y comencé a tomar un poco impulso para subir y a bajar viendo como mi pene se movía a través de su colita, no estaba conforme por que aún tenía las piernas un poco cerradas, así que puse mi pierna derecha en medio de sus piernas, y con mi muslo derecho deslice y empuje su pierna derecha hacia fuera, note un poquito de resistencia pero cedió, lo mismo hice con su pierna izquierda dejándola en una posición de “Y”, me excitaba la posición en la que la tenia, su piel clara resaltaba como para no ignorarla, y lo más emocionante era que la tenía complemente abierta, por lo que comencé a mecerme de atrás hacia adelante podía ver como mi pene desaparecía y aparecía en medio de sus dos nalgas, al mismo tiempo su hermosa colita subía y bajaba con la presión que hacía con la parte pélvica de mi cuerpo estaba emocionado con esas imágenes, ella seguía aferrándose a la cabecera y lo hacía con más fuerza, en ese momento cambie de ritmo, empecé a moverme en vaivén, levantaba mi cintura de mi cuerpo hacia arriba y luego presionaba hacia abajo como si la quisiera penetrar, ella enloqueció, no lo podía creer realmente estaba excita, porque en ese momento me apretó mi culo con sus piernas como si no quisiera que saque mi pene de su colita, al ver esa imagen o situación perdí el control totalmente y empecé a moverme más rápidamente y de manera brusca en vaivén, mientras que ella me apretada con sus piernas con mucha más fuerza y mientras se agarraba de la cabecera, era la primera que estaba con una mujer aunque sea mi prima menor, hacia que la cama rechiné, en ese instante no me interesaba si me descubrían o el inquilino de al lado escuchaba los ruidos de la cama, seguía culeandomela como se dice vulgarmente, de arriba hacia abajo cada vez más rápido, en ese momento sentí deseos de eyacular en su culito, pero mi prima apenas tenía 9 añitos podía asustarse, así que rápidamente acomode mi pene por debajo de su culito para eyacular encima de la cama sin que mi semen llegue a tocarla, cuando termine ella seguía recostada, no decía nada, me di cuenta que ella a partir de ese día ella ya sabría cómo era hacer el amor, así que agarre su calzoncito y se lo puse junto con su licra, la levante, la abrece y le dije que fuéramos a su casa a tomar café con pan porque se estaba poniendo un poco frio, para ese momento la lluvia había amainado ( o sea que se había moderado – solo caía como especia de roció), ella me dijo que estaría esperándome para jugar en su casa después, mientras se iba me dirigí a la ventana para ver como se marchaba, su colita se veía bien marcada en su licra, pero note que su forma de caminar había cambiada, ya no caminaba con las piernas rectas, sino un poco rosca con las piernas abiertas, en ese momento no sabía que cuando una mujer tenía sexo continuamente su forma de caminar se hacía medio entreabierta, por lo que tenía dudas si su madre o su padre peor se daría cuenta, después de eso, ni modo la limpiar la cama, rápidamente antes de que mi hermano llegue ya eran casi las 6 de la tarde, ni cuenta me daba me di que habrían transcurrido casi 3 horas.
CAPITULO SEGUNDO: Mi prima Verónica, una niña angelical mi peor pecado
Después de transcurrir todo aquello, mis deseos sexuales cambiaron hacia mi primita había algo que faltaba pero no sabía que era, el tiempo pasaba, y prima ya no jugaba seguido conmigo, paraba en casa de su amiga angélica, a veces cuando jugábamos encima del sofá ella se ponía sería y me abrazaba haciéndose la dormida, dándome oportunidad para que la acaricie y toque su colita, y sus bellas piernas ya que su short parecía falda, lo que me facilitaba tocar su culito y ver el color de su calzoncito, a partir de ese momento me di cuenta que ella solo se acercaba a mi pero ya no para jugar, sino para que le de amor o cariño, poniéndome algo confundido y feliz.
Para ese entonces yo creo que vivía frente a la casa de mi tía Carla un año y un mes aproximadamente, mi prima Verónica había cumplido sus 10 añitos el pasado año, se estiro un poco en altura, sus piernas eran un poquito más voluminosas, y su colita se hizo más redondeada y levantada, cosa natural para alguien como ella en crecimiento, aparte que era inteligente, la mejor de su curso, aprendía rápido cualquier cosa que le ensañaras (ya saben a qué me refiero), bueno la situación era que querían hacerla saltar de grado de básico a intermedio directamente porque los trabajos que le daban siempre le resultaban bastantes fáciles, era consciente porque primero realizaba sus trabajos y después recién jugaba, la idea de mis tíos me asustaba porque si pasaba eso, ella ingresaría en el mismo turno que hermano y mi primo Daniel por la tarde. Pero poco tiempo después me entere que no podía, ya que ellos debían haberla hecho saltar de 3 a 5 grado, al enterarme de ello me sentía realmente feliz y para celebrar fuimos a la piscina junto con mi primo y mi hermano, pero mi tío dijo que no iría mi prima vero, ella estaba triste entonces de pura pena decidí quedarme y jugar con ella a lo que ella deseara.
Después de unas dos semanas de la rutina de ir y venir del colegio, quedarme en mi cuarto o en casa de mi tía junto con mi verito pero sin forzarla a hacer algo que no quiere, había algo que me perturbaba, era la idea de nunca había intentado hacerle el amor por delante o sea por su vagina, idea que ahora considero un grave error cosa que explicare más adelante. Bueno, comenzare de la siguiente manera era miércoles por la tarde 02: 30 de la tarde aproximadamente, la cuestión es que mis primos Daniel y Verónica se turnan para ir de visita donde su tía (lo siento nunca tuve interés en aprenderme su nombre y como ni siquiera era mi pariente no intente conocerla), quien tenía según sabia 2 hijas y 1 hijo, para que mentir les encantaba irse a su casa porque ellos eran de dinero, tenia videos juegos caros para esa época, bicicletas de sobra ya se harán una idea, lastimosamente Vero fue un día anterior, por lo que le tocaba a Dani, ella estaba refunfuñando de rabia porque su madre le dijo que ya no podía ir por segunda vez, pidiéndome que por favor la cuide y que le ponga seguro a la puerta, en ese momento ella estaba enojada por lo que se recostó encima del sofá mientras leía y resolvía una pequeña revista de acertijos y adivinanzas. Ese día llevaba su shorcito parecido a una falda, con una polerita roja, para animarla me senté al lado de sus piernas, y comencé a acariciar sus pies subiendo muy despacio porque estaba hecha furias, suavemente tocaba sus piernas, sus muslos se encontraban tersos, así que los masajeaba en círculos, al principio puso las piernas cruzadas como diciéndome en este momento no me toques, pero yo estaba arrecho, la ignore y seguí masajeando sus piernas, mis intentos al final dieron resultado abrió sus piernas, entonces levante la parte inferior de su cuerpo hacia arriba y me recorrí un poco, para que sus piernas encima de mis muslos, dándome de esa manera mayor facilidad para acariciarla, lentamente metía mi manos por debajo de su short y por dentro de su calzoncito, o sea deslizaba mi mano por medio de sus piernas y luego tocaba la rajita de su vagina dándole masajitos en “O” con mi pulgar, lo bueno de todo esto era que ella ya tenía experiencia y se hacia una idea de los iba a pasar después, así que solo bajaba la revista de vez en cuando como inspeccionando que hacía con su cuerpo, muy despacio fui abriendo sus piernas mientras la manoseaba a mi gusto, en instante pensé que si se dejaba, ya no la volcaría de espaldas, sino que iría por delante. A modo de conversación para que se olvide de lo sucedido le dije que estaba feliz de que se quedará conmigo, pero no respondía nada pensé que era una mala señal, no tenía más opción que animarme entonces para ver si deseaba estar a mi lado o mejor dicho si quería tener relaciones sexuales, la levante para que sentara encima de mí, pero mi verito como siempre me sorprendió, tiernamente con su carita angelical me abrazo de mi cuello sentándose con las piernas abiertas encima de mí, así comencé a acariciar su cabello mientras le daba un beso en su mejilla, luego en su frente, con una mano respondí a su abrazo y con la otra acariciaba su pierna derecha, la idea en principio la idea era llevármela a la cama pero se resistió, no tuve más opción que acomodar un poco el sofá que quitando algunos almohadones para hacer espacio, dejando uno de ellos como cabecera desde la posición incómoda en la que estaba, luego la abrace con mis dos manos y utilice el sofá de largo como si fuera una cama improvisada, de esa manera la acomode y me subí encima de ella, empecé a besarla en sus cachetitos, le di un pequeño beso en su boca, y comencé a sacarle su shorcito para mi suerte su calzoncito era nuevo de color negro parecía como para alguien adolescente, me excite y me puse a besar su vagina por encima de su calzón, al poco rato le daba mordidas muy suaves lo que me permitió sentir su vagina suave, cuando le quite su calzoncito pude ver sus labios vaginales, fue mi primera vez que veía la vagina de una mujer virgen, no era como me lo esperaba, se encontraba bien cerradita y en medio de ella había algo como pequeño bulbito señal de su virginidad, así que instintivamente lamia solo los bordes de su vagina y luego sus entrepiernas (como era joven en esa época no tenía idea que ese lugar donde lamia su entrepierna se encuentra la arteria femoral, mismo que es punto de excitación en la mujer ya que facilita la circulación de la sangre mucho más rápido), ella empezó a agitarse un poco cada vez que repetía el mismo acto, aprovechando eso le quite completamente su calzoncito, pero ella instintivamente cerro sus piernas, pero yo estaba demasiado arrecho, y deseaba como sea su vagina, así que se me ocurrió frotar la punta de mi pene en su vagina, mi Verito al sentir aquella sensación comenzó a relajarse, vi que sus piernas no ejercían ya fuerza de presión para cerrarse, entonces lentamente me subí encima de ella, abriendo sus piernas con una mano, y para comenzar le di un beso en su ojito derecho, y empecé a masajear mi pene alrededor de su vagina de abajo hacia arriba, ella estaba con la boca abierta mientras su respiración se iba acelerando, su reacción era distinta a cuando me la cabalgaba, ella lo disfrutaba más, esa reacción me gusto porque ella estaba degustando del sexo como yo, y para no acabar rápido lo hacía más lento mientras me mecía mi pene sobre su vagina con mi mano tome su manita izquierda y la agarre con fuerza, ella respondió tomando mi mano acomodándola para hacer un empanada, mientras mi mano derecha solo se concentraba en masajear ese hermosa pierna y nalga derecha, cuando me acerque para darle un beso en la boca, pude sentir como su respiración se aceleraba cada vez que mi pene parecía querer entrar en su vagina, ella sentía lo mismo que yo en ese momento, que la lujuria la contralaba, decidí continuar besándola suavemente en su boca y subirle un poco su polerita, seguidamente proseguí masajeando sus dos piernas con ambas manos, tomando impulso de vez en cuando para restregar mi pene en su vagina que poco a poco se ponía de color rojo, cuando comencé a acelerar mi ritmo ella me abrazo con fuerza y me apretó mi cintura con sus piernas presionando su vagina en dirección de mi pene, si seguía así acabaría rápido, y según lo que aprendí en todo este tiempo era que debía detenerme porque sino la diversión terminaría, por ese motivo deje que se calmara mi pequeña vero y ya que yo también lo necesitaba, apenas vi que se volvió a relajar proseguí masajeando su vagina con mi pene, ese momento para mí era glorioso, ella no se quejaba, la tenía en el sofá para mí solo con sus piernas abiertas, le besaba en su cuello, así que después de un rato determine que ya era hora de acabar y eyacular porque ya no tenía resistencia, entonces presione mi pene con más fuerza sobre su vagina moviéndome más rápido, en ese instante ella instintivamente hizo un modesto intento de cerrar su piernas pero ya era tarde, note que estaba un poco asusta, motivo por el cual me subí rápidamente mi short y eyacule en él, ya que mi intención no era arruinar el privilegio que tenía sobre ella. Desde ese día, nuestra relación se hizo muy apasionada y lujuriosa porque mi prima verito ya no se comportaba como una niña, empezaba a coquetear se ponía mas traviesa, al punto de cruzar la línea roja, creo que entienden a que me refiero, ya que a veces cuando llegaba del colegio venía directo a mí para abrazarme y subírseme encima, acto que su madre pensaba que solo era señal de cariño infantil, empeorando la situación cuando su madre cocinaba en el cuarto de al lado nos íbamos a su dormitorio rápidamente donde se aferraba de mi cuello y yo instintivamente obedecía a mi impulsos sexuales, asimismo gracias a que su short que ocupa era de los grandes estilo falda me facilitaba intentar tener coito, por lo que simplemente me bajaba un poco mi short para sacar mi pene, y retiraba a un lado su calzoncito sin quitárselo para puntearla con mi pene, la sensación era rara sentía miedo y excitación, pero nunca llegábamos al clímax mas todo lo contrario cada vez más caliente sin poder saciar mi sed, en cierta ocasiones mientras su madre se entraba a su dormitorio a descansar, aprovecha esos minutos para llevarla al sofá hacer que se eche para poder manosearla a mi gusto, mi vero realmente cambio, era mucho más flexible ante estas situaciones, detenidamente me puse a pensar que ya no deseaba simplemente frotar mi pene en su vagina y en medio de sus nalgas, sino que tal como estaba la situación podía penetrarla sin que ofrezca resistencia, pero este no era el momento porque su culito y su vagina no estaban totalmente abiertos, para ese fin cada vez que podía debía intentar introducirle mi pene en su vagina poco a poco tomándome mi tiempo, viendo la manera más fácil (recuerden que en ese momento no era yo un experto, sino que intentaba aprender junto con mi primita vero).
A veces sucedía que su madre ( mi tía Carla) no dormía simplemente se ponía a ver tele, hecho que me ponía nervioso debido a que tuve una mala experiencia, creo que era un lunes o martes pero el caso es que tenia a mi verito sentada encima de mi pene solo en calzoncitos, ya que me gustaba frotar su culito a largo de mi pene, cuando su mama repentinamente salió de su cuarto, ni ruido hizo, al verla se me puso la piel de gallina, mi prima con sus 10 añitos apenas, reacciona más rápido que yo, enseguida se puso su short y disimuladamente le dijo que nos ayude a resolver una sopa de letras que había encima de la mesa de vidrio, me quede pálido porque mi tía se lo creyó todo ni cuenta se dio de lo sucedido debido a en ese rato ella miraba en dirección de la cocina y no en dirección donde estábamos nosotros. Con relación a lo anterior, tal vez se pregunten por qué no simplemente no me la llevaba a mi cuarto, el hecho es que cada vez que se lo insinuaba ella inventaba un excusa o lo peor si iba a jugar con su amiga angélica y regresaba a las 4 o 5 de la tarde para cenar o sea que se me hacía imposible estar con ella si eso sucedía, lo que más me gustaba en ese entonces era que por la calor llegaba cansada de la escuela, almorzaba, se cambiaba, mientras yo disimuladamente me sentaba en el sillón, y le decía a mi tía que descanse, y que su almuerzo estaba muy delicioso, lo bueno era que mi tía Carla pensaba que era un chico consiente, por lo que me decía que intentaría dormir un poco para luego preparar la cena ( ojo era ama de casa- no trabajaba), mi prima verito salió del cuarto para dejar dormir a su madre y se venía a mi lado, yo cariñosamente la recibía con un beso en la frente preguntándole si estaba cansadita, ella me respondía que si, aprovechando eso me ponía de pie y la levantaba en mis brazos, solo agarrándola de sus piernas, ella como de costumbre se sujeta con sus brazos de mi cuello y me volvía a sentar en el sofá acomodando su vagina encima de mi pene, y comenzaba a abrazarla y acariciarla, mientras acomodaba cariñosamente su cabeza en mi hombro y comenzaba a manosearla, a meter mi mano bajo su short, ese día yo llevaba un buzo deportivo el cual me lo baje un poco para sacar mi pene y luego se lo ponía en su vagina haciendo a lado su short y calzoncito sin quitárselo, al sentir eso mi prima verito se ponía más caliente ya que su cuerpo se estremecía y aumentaba su temperatura, la tomaba de su cintura comenzaba a cogerla mientras la columpiaba de arriba abajo con sumo cuidado intentando ensanchar el espacio de su vagina de manera disimulada para que se acostumbre, mi primita sentía como metía dos de mis dedos para acariciar y abrir un poco más su vagina volviéndola a mecer encima de mi pene, pero como ya sabrán solo era durante rato, mi tía se despertaba y verónica le decía preguntaba si podía ir donde su amiga Angélica, a cual mi tía Carla respondía afirmativamente. Yo la verdad estaba muy feliz en esa rutina hasta que un día por culpa de libido sexual incontrolable cometí el peor error, ese día regresaba del colegio tarde como a las 02:30 pm. Debido a que me hicieron quedar unas amigas con acompañar a una de sus compañeras, que fue una total pérdida de tiempo porque supuestamente le gustaba, bueno ese tipo de estupideces, hasta momento no me daba cuenta de que mis preferencias sexuales habían cambiado radicalmente, cuando retorne fui a almorzar a la casa de mi tía Carla pero ella no se encontraba, buscando en la casa encontré a mi primita Verónica recostada en el patio de atrás debajo del árbol, se había llevado hasta la colcha de esponja, donde leía las fabulas de esopo, de la cintura para abajo estaba cubierta con una pequeña manta, me acerque y le preguntaba donde se encontraba su madre, mi prima me respondió que salió no sabía dónde, pero que si iba demorar por lo que dejo la cena preparada, yo no lo podía creer era demasiado bueno para ser cierto, almorcé y rápidamente me fui a mi cuarto a cambiarme lo más rápido posible pensando en las cosas que haría con mi prima a solas en su casa, me puso una polera blanca y un short negro fácil de quitar, entre cerré la puerta a la rápida y me dirigí donde estaba mi prima recostándome casi a su lado con mi pierna y brazo derecho encima de ella, para hacer conversación le preguntaba que hacía, ella respondió que un resumen de lectura de una fabula, te voy ayudar le dije para que acabes rápido y podamos jugar videos juegos aquí en tu casa ( ya saben una pequeña mentirilla blanca), si claro me decía sonriendo, entonces me metí dentro de la manta que la cubría y me puse a masajear sus pierna y culito mientras leía boca abajo, lentamente me subí arriba de ella y acomodando mi pene justo en el medio su culito moviéndome poco a poco en vaivén ella al darse cuenta de lo que ocurría dejo el libro a un lado y simplemente se recostó dejándome hacer con ella lo que yo deseara, muy despacio le fui quitando su shorcito en forma de falda junto con su calzoncito, me baje mi short y acomode mi pene desnudo en medio de esos dos hermosas nalgas, al sentir eso mi prima se dio la vuelta, ya no quería hacerlo conmigo por detrás sino por delante, una reacción mala para mí porque lo más sexy de su cuerpo para siempre fue su colita redondeada y levantada, bueno eso no me afecto mucho porque ya sabrán que tenía otras intenciones, algo que me gustaba hacer con ella antes de intentar cogerla, era subir mi miembro lentamente rozando sus muslos y entrepiernas como para que mi prima verito tuviera una idea del tamaño de pene, como no se quejaba daba poder entendido que a ella también le gustaba el roce de miembro muy suave para acabar finalmente con mi pene en su vagina, al sentir ese contacto comencé dándole un beso en su mejilla, luego proseguí acariciando sus piernas, a manera de calentarla y prepararla para lo que venía, en ese instante estando solos los dos me anime a intentar introducirle mi pene muy despacio, mientras me movía de abajo hacia arriba, cuando observe de reojo su vagina note que ya no era como la primera vez, el que pequeño bulbo que había encima de su vagina señal de que su virginidad ya no estaba, sino que estaba un poco más abierta dejándome apreciar un poco la separación de sus labios vaginales, todo eso fruto de nuestros numerosos encuentros sin penetración, en ese momento hice un poco de presión pero ella sentía un poco de dolor, cosa que se notaba en su cara y también porque empujo mi cintura con sus manos hacia arriba como para que me detenga, lentamente incorporé de nuevo mi pene en su vagina y no sé como de la nada frente a la puerta del patio se encontraba su hermano Daniel quien seguro nos miraba lo que estábamos haciendo hace buen rato, en ese momento rápidamente me subí mi short y mi primita Verónica tapándose con la manta se puso su shortcito ni tiempo tuvo para ponerse su calzón simplemente lo escondió dentro de la misma manta, la erección se me paso en un segundo, y una palabra me vino a la mente ¡estoy jodido por imbécil!, como se me había olvidado poner seguro a la puerta, era un completo estúpido la emoción que sentía no había dejado ser precavido, no sabía qué hacer esta muy asustado, el no decía nada, pero tampoco no sabía que preguntarle o decirle, mentalmente me decía primero me acusara con su madre (mi tía Carla) y luego con su padre quien era el más jodido quien armara un lio inmenso en mi contra, en eso de la nada escucho la vos de mi prima Verónica, quien con agallas viveza e imaginación le dijo que estábamos jugando a las peleas y que yo le estaba ganando esta vez, pero también le indico que ya estaba aburrida y que se iba con su amiga Angélica a jugar, por alguna razón mi primo le dijo está bien, no entendía lo que había pasado, pero él me indico que lo dejaron salir temprano por que pidió permiso debido a que tenía fiebre y que descansaría, en ese momento estaba confundido, no sé si fue suerte o no nos quería delatar, pero por si acaso toma la decisión de juntarme menos o a la vista de parientes con mi prima Vero.
Después de una dos semanas y media, note que mi primo Daniel tenia sospechas porque un día cuando regresaba del colegio lo más seguro, se puso espiarnos desde afuera a mí y a Verónica para ver que hacíamos solos en la cama, disimuladamente me puse a ver tele junto con ella quien se dio cuenta antes que mi que su hermano nos miraba a escondidas, paso cerca de una hora y le dije a la Verónica que me iba a dormir en mi cuarto, si claro me respondió, paso un mes de aquella situación pero supuso que ese día Daniel debido a su enfermedad no nos puso mucha atención por eso no sabía lo que sucedía, lo bueno fue que se rindió y dejo de perseguirnos, como se darán cuenta después de aquella horrible situación me sentía feliz, aliviado sin una carga, solo tenía en mente a una persona mi primita Verónica.
CAPITULO TERCERO: Mi prima Vero, el origen de mi enfermiza lujuria.
Era un día sábado, después de salir de clases caminando de regreso a mi cuarto pensaba en todas las cosas que habían sucedido, y cómo era posible que alguien como yo que nunca le prestaba atención a las niñas menores de edad, y que solo pensaba en mujeres bien dotadas, mayores en edad que mi persona, perdiera la cordura a causa de mi prima Verónica de tan solo 10 añitos, el hecho de solo pensar en ella me hacia recordar su pelo castaño, su hermosa piel blanca, sus ojitos claros, su bella sonrisa inocente y picara, sus piernas cuidadas para su edad, y su colita bien formada y levantada, esa imagen tan solo esa imagen en mi mente borraba por completo del mapa a cualquier mujer sin importar lo sexy o atractiva que fuera, porque me di cuenta que la inocencia es algo que no se obtiene con maquillaje, ni con la mejor ropa es una cualidad con la que se nace, ese día de clases un grupo de jóvenes universitarios vinieron a nuestro colegio a impartirnos un charla sobre el sexo, el momento adecuado y la protección, pero yo estaba perdido en las nubes imaginando las cosas que haría con mi primita Verónica, así de en broma uno de mis amigos Jhoshep me indico que mientras volaba en las nubes nos entregaron como regalo preservativos y lubricantes, el había cogido 3 preservativos y 2 lubricantes de los cuales me regalo uno de cada uno diciéndome en broma que deben ser de mala calidad cuidado que la embaraces, no entendí bien la indirecta, tal vez el tenia la idea que salía con alguien de mi edad. Después de salir del colegio casi a tres cuadras de mi cuarto tenía en mente lo que nos sucedió a mi primita vero y a mí, pero aun así no quería aprender mi lección que tal vez la próxima no sería tan suertudo, por lo que me propuse terminar aquello con lo que había empezado, pero que esta vez debería tener mucho más cuidado, cuando llegue a mi cuarto mi hermano se encontraba mirando tele porque no tenía clases ese día, mi madre había salido a su trabajo al salón de belleza, me cambie y me fui a la casa de mi tía Carla pero Verónica no se encontraba, mi tía me indico que salió a jugar a la casa de su amiga angélica, y a medio día llego su tía diciendo que se llevaría el fin de semana a Verito a su casa para que juegue junto con sus hijas, así que ni modo pues todos mis planes se fueron al agua como se dice.
Día lunes por la tarde cuando intentaba acercarme a mi prima Vero que estaba jugando sola encima de la cama, ella me dijo que me fuera del cuarto que ya no quería jugar nunca más conmigo, bueno ese rato no entendí pensé que estaba molesta porque la trajeron a la fuerza a su casa ya que le gusta quedarse con sus primas, así que la deje en paz, al día siguiente cuando estaba sentada encima del sofá e intentaba tocarla me indico que ya no quería que la toque, también observe que ya no ocupaba sus shorcitos en forma de falda, sino que se ponía un bikini y un buzo o licra como dándome a entender que ya no podría tocarla o desvestirla fácilmente, a partir de ese momento me sentía enfadado y algo triste no sé por qué, pero no era la misma, no sonreía, ni me hablaba, y cuando quería quedarme solo junto a ella o se iba a otro lado o se encerraba en su cuarto, perdí las esperanzas por completo hasta que cierto día me pidieron que la acompañara donde mi Tía Marcia para que no le pase nada en el micro, no habiendo asientos libres a la fuerza se sentó en mis piernas y yo la abrece ya que no podía decirme nada dentro del bus, cuando llegamos a casa de tía Marcía ella se puso a hablar con mi prima Grecia quien era menor que yo solo con 2 años, también tenía su hermano menor Coco de 13 años, la verdad para mi ese día era el más aburrido la única que se divertía era Verónica, pero se hizo tarde ya eran casi las nueve de la noche, y debido a que era peligroso por esa Zona no quedamos en su casa y como hacia un poco de calor salí a sentarme al patio, cuando me quede mirando al cielo escuche voces, era Verónica hablando con mi prima Grecia en su cuarto, ella le preguntaba en broma ¿cómo harías el amor con tu novio? pues según ella era inocente, pues se harán a la idea de las cosas que respondió, mi prima Grecia estaba roja, parecía que ella era la inocente frente a mi verónica, yo me reía mentalmente y con un poco de miedo porque tal vez era capaz de contarle lo que hacíamos juntos cuando estábamos solos.
Bueno, ya eran casi las once de la noche y pensé que Vero dormiría con Grecia y yo con su hermano, pero para mi sorpresa mi tía Marcía nos indico que yo y Verónica dormiríamos juntos en cuarto de Coco, cuando escuche eso me puse feliz, yo primero me fui a dormir al poco rato apareció mi prima, se acomodo a mi lado y se durmió con su jean y polerita puestas, espere a que todos se durmieran y la tome de la cintura a mi prima lentamente y la jale hacia mí, no sentí ningún tipo de resistencia entonces la abrece y empecé a besarla y a acariciar sus colita por encima del jean, y cuando intente bajárselo ella me pidió que por favor no la toque, que tenía miedo de nos vean juntos y le riñan junto conmigo, la verdad es que la quería, así que simplemente la abrace, le di un beso en su mejilla, y dormimos juntos para mí era suficiente en ese instante, ya que también ella me abrazo, eso era una señal de que aun tenía esperanzas. Lo cierto es que el momento que esperaba llego muy después, ya que pasaron casi tres meses era abril, tres meses de abstinencia, la verdad no sabía si lograría aguantar más, a veces tenía fantasías con mi prima Vero, ya estaba cansado de esperar, hasta me cruzaba la loca idea de obligarla, ya estaba fuera de mí no entendía que tenía ella de especial, bueno el punto es que era un día miércoles después de cenar le di las buenas noches a mi tía antes de retirarme a mi cuarto, ese día no pudo ver a mi prima por que se había ido al cumpleaños de uno de sus primos acompañada de su padre, esa noche hacia viento y estaba empezando a llover, el clima se puso un poco frio así que me puse a hacer rápido mis deberes para el día siguiente, ese día mi madre no estaba porque salió junto con mi hermano para que conozca al hombre con el cual salía y le llamo a mi tía indicándole que le ponga candado a la puerta antes de dormir, y que no regresaría porque estaba lloviendo muy fuerte por la zona donde estaban.
Finalmente cuando acabe mis deberes me puse a ver televisión hasta las 10:30 de la noche, justo empezó a llover pero no tan fuerte, solo moderado, señal de que ya era hora de cerrar los ojos para levantarme temprano e irme a clases, a eso de las 12: 30 de la noche escuche que tocaban la puerta de mi cuarto, pensé que era mi madre y mi hermano, pero para mi sorpresa era mi prima Verito pero no sabía, ni entendía porque, ella me dijo que su madre la enviaba para que se quede aquí en mi cuarto hasta la mañana por que sus padres se estaban peleando en su casa, me daba pena ella estaba con sus ojos rojitos, según lo que me dijeron era que ella se había regresado con su padre y que Daniel se quedo en casa de uno de sus tíos, lastimosamente uno de los defectos de mi tío era que no podía controlar su consume de bebidas alcohólicas y se ponía un poco violento, sabiendo eso le dije a mi primita que pase, esa noche llevaba puesto un buzo rojo y su bikini de color intermedio entre azul-celeste de cuerpo entero, su cabellito ya no era tan corto, sino que ya casi tocaba sus hombros, además estaba amarradito con un cinta roja, así que le dije que podía dormir en la cama de mi madre que era enorme y yo en la otra para que se esté tranquila, cuando me recosté pensé que ya no era necesario fantasear con ella, tenía a la vero original justo a mi lado, por lo que deje que ella descansará hasta que se quede profundamente dormida, calcule una hora, no pude pegar ni un solo ojo, mi lujuria no podía esperar eran 01: 50 am. Casi 2 de la mañana. Lentamente me levante y me acosté a su lado, pude ver que seguía lloviendo lo que me ayudaba ya que si hacia ruido no escucharían nada, muy despacio le di un beso y le quite la frazada que la cubría, luego con calma la eche de lado estrechando su nalgas contra mi pene, metí mi brazo izquierdo por debajo de ella y con mi brazo derecho la abracé, y con cariño le empecé a dar masajes en su entre pierna por encima del buzo, mientras aprovechaba para besarla en su boca, al sentir como mi mano se paseaba alrededor de su pierna y por arriba de su vagina ella se despertó, pero no se resistió simplemente se dejo llevar tal vez porque ella también lo deseaba desde hace tiempo, para aligerarla le desate su cabellito la mire a sus ojos y vi que ella los tenía cerraditos, por lo que proseguí besándola, mentalmente me decía que esta era el momento por el que había esperado, decidí avanzar más, besando su cuello bajando muy despacio hacia su ombligo para darle un beso, y con calma empecé a bajarle su buzo rojo hasta quitárselo por completo, antes de eso por si acaso baje las cortinas de la ventana de mi cuarto para que no se pudiera ver nada de afuera hacia dentro del cuarto, además entraba un poco de luz del patio lo que me permitía ver que tocaba, en ese instante ante mi estaba una imagen del hermosa cuerpo de mi prima, su bikini resaltaba su figura dejando al descubierto sus piernas blancas, sus labios vaginales se podían ver muy claramente ya que estaban marcados por su bikini, así que lentamente comencé a besar su piernas y la cara interna de las mismas que era muy suaves al contacto con mi labios, luego acabe con mi cara frente a su vaginita que me dejo fascinado e introduje mis dedos por debajo de los pliegues de su bikini para poder darle masajes circulares muy suaves alrededor de su labios vaginales, después de eso me anime a morder suavemente su vagina por encima de su bikini mientras acariciaba su muslos y glúteos o nalgas (colita) carnosos, era algo placentero, luego subí lentamente acariciando su cuerpo con mis manos hasta llegar a su cuello, donde le daba pequeños besos, con cariño deslice los sujetadores de su bikini por sus hombros, y volví a bajar más despacio para poder besar cada parte de su cuerpo a medida que la iba desnudando, cuando llegue hasta su cintura empecé a darle pequeñas mordidas, mientras con mi nariz aprovecha para olfatear el olor infantil que emanaba de su cuerpo, cuando me di cuenta ya la tenía desnuda hasta un poco más abajo de la cintura casi cerca de su vagina, era el momento de ver la delicia que tenia para mí (su vagina) así que muy pero muy despacio fui deslizando su bikini para poder ver con claridad su vagina, al llegar ahí comencé a olerla lentamente para que se me quede grabado en mi cerebro esa esencia, cuando le di un beso note que la piel de ahí era muy suave, y debido a su edad no tenía ningún bello lo que hizo que me gustase más, acerque mi boca alrededor de su vagina y combine besos con leves mordidas, mi verito instintivamente intento cerrar su piernas un poco pero se detuvo, muy despacio descendí por las orillas de su vagina y sus entre piernas, dándole besos con mi boca y mi nariz bien pegada a su cálido cuerpo, para finalmente quitarle por completo su bikini, cuando me levante un poco ante mi tenía un hermoso paisaje, podía ver su bella piel blanca clara como las nubes, su vagina indefensa ante mí, y sus piernas carnudas levemente cerradas, que parecían querer proteger aquello prohibido para mí.
Luego me acomode a su lado, y me eche de lado poniendo mi cuerpo cerca de ella, y comencé a darle suaves masajes con mi pene por los contornos de su vagina intentando lubricarla, acariciando al mismo tiempo con mi mano sus piernas y muslos, después me acerque a su cara para darle un pequeño beso en su boca, tome un poco de impulso y me subí encima de mi vero, con cariño comencé a mecer y acomodar mi pene en medio de sus labios vaginales, ella sentir eso tuvo una pequeña reacción sujetándose con sus manos de la sabana, mientras me balanceaba sobre mi verito aproveche para separar con mis piernas las suyas cada vez que empujaba mi pene hacia arriba, pude ver que con ese movimiento que hacia se estaba excitándose porque su vagina se estaba dilatando (separándose mas), cada vez que mi pene subía escuchaba como mi liquido seminal lubrica su vagina, podía sentir el olor que emanaba de su vagina, ella puso su cabeza de lado en la cabecera y abrió la boca, como si le faltara aire para respirar, el éxtasis o lujuria se apoderaba de ella, cada vez se sentía mi pene intentando abrir sus labios vaginales, yo estaba en ese momento como loco, por fin estaba pasando lo que siempre había deseado, poseerla sin que nadie nos moleste e interrumpa, totalmente desnuda en mi cama con mi pene en medio de sus piernas abiertas, de repente de manera sorpresiva ella me abrazo con sus piernas, no sabía qué hacer con esa reacción, simplemente la levante en la misma posición en la que estaba como si la cargara pero totalmente desnuda y me la lleve al borde de la otra cama, donde ella se abrazo de mi cuello descansando su cabeza en hombro sentándose con las piernas totalmente abiertas sobre mi pene, se veía increíblemente tierna e inocente, me acerque a su cara y le susurre al oído que yo la cuidaría, que no tenga miedo, y empecé besarla apasionadamente, mientras acariciaba con una mano su espalda y con la otra su pierna, en esa posición la levante de su nalgas un poco hacía arriba para que su vagina quedará en la punta de mi pene, para luego dejarla caer muy despacio en mis piernas, sentía como sus labios vaginales se resbalaban o deslizaban a lo largo de mi pene, y lo hacia uno y otra vez hasta que ya no pude más, la levante con un brazo y puse rápidamente una cabecera en la orilla de la cama, senté a mi prima encima de la cabecera, luego la recosté, dejando su cintura un poco más elevada con sus piernas colgando fuera de la cama, entonces me arrodille sobre el suelo, y le abrí las piernas completamente a los lados con mis manos, ella ya no ofrecía ninguna resistencia como si deseara saber lo que le haría, y puse mi pene todo lubricado en su húmeda vagina y me empecé a balancear mi cintura de atrás hacia adelante como si quisiera penetrarla, ella se agarro con fuerza de las sabanas, parecía disfrutarlo más que yo, esa reacción de ella hizo que la lujuria se apodero de mí y me subí encima de ella, al sentir que el peso de mi cuerpo presionaba más mi pene contra su vagina mi prima me abrazo del cuello y aprisiono mi pelvis (cintura) con sus piernas con mucha fuerza como exigiendo que le diera todo lo que tenía, en ese momento empezamos a besarnos apasionadamente mientras intentaba introducir mi pene en su vagina empujando de atrás hacia adelante, pero me di cuenta que aún no estaba lista por qué no entraba, así que simplemente me conforme con el hecho de que me la estaba intentando penetrar, sentía mucho calor y placer como si estuviera ardiendo, cada vez que mi pene tocaba su vagina, luego comencé a intercalar, metía la punta de mi pene en su vagina empujando con fuerza unas dos o tres veces, y después se la metía en su culito (ojo solo la intentaba penetrar le faltaba que se desarrolle un poco más su cuerpo)mientras no besamos con mucho amor, finalmente aceleré el ritmo ambos no movíamos en vaivén rítmicamente de atrás hacia adelante ya no podía aguantarme más, así que eyacule por primera vez encima de sus labios vaginales sujetándome con fuerza de su cuerpo y ella también se aferró con fuerza de mi mientras mi semen caliente cubría su vaginita, en ese momento estaba muy feliz y satisfecho, la bese más despacio y ella dejo de sujetarme con fuerza con sus piernas, así que me levante, saque un paquete de clínex que tenía, la limpie con delicadeza y mucho cuidado, le puse su bikini y luego su buzo rojo, ni cuenta me había dado que estaba desnudo, ni donde había votado mi ropa, me puso otra ropa me acosté a su lado luego me cubrí con un frazada y a ella también, la abrace con cariño y dormimos juntos y solos esa noche como si fuera mi enamorada.
Cuando desperté eran las 07: 15 am mi verito no estaba a mi lado supuse que se fue a su casa a desayunar y cambiarse para ir al colegio, yo me sentía muy relajado y tranquilo, la sed que tenía de su cuerpo había desaparecido, y aún recordaba lo que hicimos en la noche, su hermoso cuerpo desnudo, sus piernas, su colita, pero también me di cuenta de que la quería mucho más que antes, pero que también la deseaba, ese día me duche me cambie fui a desayunar, y mi tía me pregunto por qué tan sonriente, le dije que estaba feliz porque verito me acompaño durante toda la noche ya que estaba solo y jugamos videos juegos buen rato, y que por ese motivo estaba un poco cansado, camino al colegio sentí que ya no necesitaba nada de este mundo y que todos mis sueños se hicieron realidad esa noche.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 133 veces

mi prima veronica, el angel de mis sueños CAPITULO QUINTOCategoría: Sexo en familia

Por jose | 2014-04-08 01:12:45 | 0 comentarios

CAPITULO 5 – EPILOGO.- “El final del sueño”
Después del matrimonio de mi tía Mariela todo iba de maravilla, ya estaba acabando octubre, durante eso tres meses solo no encontrábamos de vez en cuando con mi prima Verónica, ya que yo tenía que esforzarme para recuperarme en algunas materias, además faltaba muy poco para los exámenes finales y tenía que estudiar con tiempo ya que no era un alumno brillante, así que de vez en cuando hablaba con mi prima Vero, ella siempre me decía que le estaba yendo bien a diferencia de mí, la verdad parecía que todo iba demasiado bien era como para no creerlo, a veces salía a la casa de un compañero para que me preste sus apuntes para poder aumentar las cosas que me faltaban. Un día miércoles cuando regresaba del colegió dirigiéndome a almorzar a casa de tía Carla, me la encontré llorando junto con verónica y mi madre a su lado, me contaron que mi primo coco había intentado violar a mi prima Vero, que cuando no estaba nadie en la tarde la obligaba a sentarse en sus piernas y quería desvestirla en contra de su voluntad, ese día se hizo un inmenso lio, hablaron con coco y su madre, yo tenía un poco de miedo, ya que si me involucraban realmente iba a estar en aprietos, pero Verónica nunca dijo nada de mí, ella solo indicaba que el la abrazaba con fuerza y que la lastimaba, y que un día también le había roto su solerita porque ella no se dejaba tocar, la verdad sentía pena, mentalmente decía ¡nunca falta un desgraciado que quiere todo a la fuerza!, debí haber sospechado desde un principio ya que ella no me hablaba mucho tal vez por vergüenza, realmente estaba molesto con mi primo, la sensación era rara, era como si un pariente hubiera querido violar a tu novia a tus espaldas, después de eso le prohibieron a Coco acercarse a mí prima Verónica y que vaya a su casa en las tardes.
Desde ese día ella ya no reía mucho, era obvio que tenía traumas, a veces me acercaba y me sentaba a su lado, pero ella no me decía nada, se notaba que ya tenía miedo y desconfianza, a veces paraba triste, en mi mente decía que ese gordo de mi primo por completo me la había arruinado a mi prima Verónica, ya no era lo mismo, era como si le hubiera robado esa hermosa y picara sonrisa inocente, la verdad no sabía qué hacer, a veces para no asustarla me sentaba lejos de ella y no hablábamos, en ese tiempo no me di cuenta que ese tipo actitud que tenia podría llevarla a pensar que tenía asco o repudio hacia ella por meterse con mi primo, pero a pesar de todo intentaba sonreírle para que se sintiera más tranquila pero evitando tocarla para no empeorarla. La verdad es que el tiempo con preocupaciones pasa rápido, pero lastimosamente soy humano, tanto tiempo sin tener sexo me tenía como desquiciado ya eran casi 6 meses, mi mente me jugaba bromas enfermas imaginando que tenía relaciones sexuales con Verónica en su dormitorio en contra de su voluntad o a veces que la hacía emborrachar solo para tener sexo con ella, intentaba controlarme haciendo todo lo que fuera posible, para esa época los tres cuartos que mi tío había hecho construir ya estaban acabados, también me pido que ayudará a Daniel a cambiarse de cuarto, ya que vero estaba casi en la adolescencia y debía tener su dormitorio propio, la peor parte de esa decisión se la llevo mi primo ya su cuarto estaba al fondo y parecía como si fuera su casa propia, en teoría lo habían votado de la casa, ya que estaba en lote de al lado, su cama que le dieron era metálica y viejísima, ni bien te sentabas un poco en ella sonaba como si se fuera a romper, en broma le decía que no se mueva mucho cuando fuera a dormir , porque si no, iba a aparecer en el suelo, lo más decente que tenía era su ropero. En otras ocasiones para olvidarme de mi primita Verónica salía con chicas de mi edad realmente simpáticas y de buen cuerpo, pero no era lo mismo, no sentía esa atracción sexual, la verdad es que mi cuerpo estaba presente y mi mente en otro lado, como todos saben la debilidad de un hombre es su impulso sexual, yo creo que seríamos perfectos sin eso, ya que no tendríamos distracciones y podríamos concentrarnos en cosas realmente que valen la pena.
Bueno, la situación es que a veces tenía la oportunidad de quedarme con ella a solas en su casa, ya que las clases habían finalizado hace meses, pero me resistía con todas mis fuerzas, hasta el punto en que a veces me golpeaba el estomago y me decía a mi mismo en cosas estas pensando, así que disimuladamente le decía a mi prima Verónica que no la podía acompañar o que me iba porque me dolía la cabeza. Lo malo es que el diablo nunca duerme, era jueves, aproximadamente eran las 07: 30 de la noche mi madre junto mi hermano fueron a visitar a mi tía Mariela para ver cómo estaba de recién casada, estaba en mi cuarto viendo tele, cuando se aparece mi tía Carla para pedirme que acompañe a Vero solo hasta que llegue Daniel, ya que salió a un cumpleaños de una amiga, y que ella y su esposo saldrían a un evento y regresarían tarde, le respondí que sí, cuando entre a la sala mi tía ya estaba saliendo con su esposo, la verdad es que no quería entrar al dormitorio de mi prima a ver tele con ella, porque yo estaba cerca de mi limite, así que me quede en la sala a esperar que llegue mi primo, ya eran las 10 de la noche y Daniel no aparecía, debía irme lo más rápido a mi cuarto, porque mi mente empezaba a jugarme bromas mostrando imágenes sobre mi prima vero, en instante aparece ella con su ropa de dormir era algo así como una pequeña falda corta de cuerpo entero (pijama para mujer) de color rosado de tirantes, solo la cubría hasta la mitad de sus piernas, ese día llevaba su cabello suelto, y cuando se apoyaba con sus piernas en la orilla de la mesa para levantar el café, podía ver como su ropa de dormir se ajustaba a su colita, permitiéndome distinguir los bordes de su ropa interior ajustada, la verdad ya no me ubicada desde hace cuanto tiempo ocupaba ese tipo de ropa, pero ella ya solo ocupaba semitangas de adolescentes, y no los calzoncitos anchos como cuando tenía 9 años, en ese momento me pare y le dije que me iba a ducharme porque hacía calor (o mejor dicho porque estaba excitado al punto de que la sangre me hervía) y que regresaría enseguida, la verdad como se dice vulgarmente estaba arrechísimo, fui a mi cuarto me duche con agua fría y me puse ropa ligera esperando que se me pase, así que regrese para acompañar a mi prima Verónica, a eso de las 03:00 de la mañana apareció Daniel estaba borracho, la verdad él no sabía tomar, y si su padre lo encontraba así estaría furioso, entonces lo ayude a entrar y lo cargue hasta el dormitorio de Verónica para que me ayudase a llevarlo a su cuarto, pero ella no estaba ahí, así que lo acomode en la cama de mi prima, y lo cubrí con una manta, cuando fui a buscar a mi prima Verónica ella estaba recostada en dormitorio de sus padres durmiendo, me acerque un poco para ver como estaba, observe que su pierna derecha estaba elevada y un poco abierta, lo que me permitía ver claramente su semitanga de color celeste y sus hermosos muslos blancos, en ese momento mi pene se puso erecto y perdí la cordura, me dirigí a la sala, le puse el seguro a la puerta principal, apague la luz de la sala, cerré la puerta del dormitorio de mi prima, ya que ahí estaba durmiendo Daniel, entre sin hacer ruido a la recamara de mis tíos, y levante a mi primita Verónica con mucho cuidado de la cama, y me la lleve al cuarto de Daniel que era al fondo donde nadie me pillaría, cuando salí por la puerta de atrás todo se veía claro ya que había luna llena, mire a la calle con cuidado para que nadie nos viera, al llegar a su cuarto le puse llave y la recosté con cuidado sobre la cama de Daniel, lentamente comencé a acariciar sus piernas, pero ella no me decía nada, la verdad es que estaba despierta, pero no abría los ojos, con cuidado abrí sus piernas para poder besar sus muslos, luego se los lamia muy despacio, estaba lujurioso no sabía qué cosas hacerle, ese rato me quite la ropa, y me subí sobre ella, y empecé a acariciar su cintura mientras besaba su cuello, acomode mi cara sobre su vagina para darle mordidas muy suaves sobre su calzoncito, con calma le fui quitándole su ropa de dormir, luego continué lamiendo sus piernas y sus muslos alternando con mordidas pequeñas, vi como ella se agarro con sus manitos de la cabecera con un poco de fuerza, sabía que le estaba gustando, me acerque a su cintura y le quite su ropa interior con los dientes de mi boca, se los baje hasta la mitad de sus piernas, y con mis manos con delicadeza se los quite por completo, acerque mi boca a su vagina y comencé a darle besos muy suaves, había olvidado su dulce olor a niña, entonces con cuidado metí mi lengua en medio de sus labios vaginales, ella instintivamente cerro sus piernas, pero al poco tiempo las volvió a abrir, el interior de su vagina era muy suave al contacto con mi lengua, a ella le gustaba sentir eso, porque podía ver como intentaba agarrarse del cubrecama con los dedos de sus pies, también abría su boca como para inhalar más aire, suavemente apretaba con mis manos sus nalguitas carnudas y paradas, y a pesar de todo ese recordé que ella seguía teniendo un hermoso cuerpo, con cariño besaba su cuello, mientras tocaba su hermoso cabello largo, luego acerque mi boca a sus pequeños labios tiernos, podía sentir como exhalaba el aire caliente de su cuerpo, y la bese con cariño como si se tratara de mi novia, lentamente acomode mi pene sobre su vagina, y comencé a mover mi pene de abajo hacia arriba para dilatar su vagina, mientras la seguía besando, no sé cómo me anime a decirle que abra más sus piernas, pero me sorprendí aún más al ver que ella me hacía caso sin dudarlo, ( en ese momento no sabía que cuando tenías relaciones sexuales con una mujer desde que era niña se la podía amaestrar para que ella haga lo que tú quisieras en la cama cuando sea mayor) poco a poco comencé a moverme en vaivén, ejerciendo más presión con mi pene para penetrarla, en ese momento ella me empujo con sus dos manos mi cintura hacia arriba como para que me detenga, pero yo seguí insistiendo, hasta que dejo de empujar mi cintura, lo que hizo cayera con más fuerzas sobre ella, sentí como mi pene entraba poco a poco en su vagina sin sentir resistencia y lubricando su interior cálido que aprisionaba mi pene, la sensación de sed me invadía, así que la levante de la cama y la senté de espaldas en mis muslos, acomodando mi pene en su colita, dejando que su peso me ayude a penetrarla por detrás, ella al sentir eso me dijo pregunto por le hacia esas cosas, la abrace de su cintura y la jale con fuerza contra mi pene, le respondí que la quería, comencé besarle su hermosa espalda hasta llegar a su cuello, sentí como mi pene había entrado por completo en su colita, entonces con cariño la abrecé y la bese debajo de sus orejitas, al sentir mi besos ella quería darse la vuelta para verme, así que la ayude y con sumo cuidado saque mi pene e hice que se recueste en la orilla de la cama para poder besarla en su boca, cuando intente introducir mi pene en su vagina ella quiso levantarse de la cama para escaparse, pero yo la cargue con las piernas abiertas y la puse contra la pared, mi pene comenzaba a deslizarse por sí solo a través de su vagina debido al peso de su cuerpo, técnicamente la tenía empalada contra la pared, ella se abrazo con sus piernas de mi cintura, mientras se agarraba de mi cuello con sus brazos, podía sentir su respiración cálida en mi cuello, entre pequeños suspiros me dijo ¡te odio!, entonces yo la bese en su boca y el dije que la amaba porque era muy hermosa, y que deseaba quedarme con ella, con calma la puse en la cama, y la seguía penetrando, cuando comencé a moverme en vaivén ella se aferro de mi cintura con sus piernas con mucha fuerza, mi pene estaba aprisionado por su vagina, en ese momento dejo de importarme el hecho de que no tenía preservativo y que podía quedarse embarazada, simplemente decidí besarla apasionadamente mientras me movía vaivén, su forma de moverse en la cama ya no era la de una niña, sino la de mujer llena de pasión, al poco rato ella me besaba a mí con lengua, estaba más agitada, podía sentir su cuerpo húmedo debido al calor que hacía, también note que ella y yo estábamos sudando, luego se subió encima de mí, haciendo que mi pene entre más profundamente en su vagina, sus labios vaginales se dilataban cada vez más, mi prima verónica por si sola se movía de manera ondulante, a veces quería sentarse sobre mi completamente penetrada, pero no podía, cada que hacía eso sentía como si mi pene se fuera a romper, ella estaba fuera de control, de ese modo me senté sobre la cama y la puse con las piernas abiertas sobre mi pene para poder penetrarla de nuevo y complacerla, ella se abrazo de mi cuello y acomodo su cabecita en mi hombro, en ese momento pude ver que aún seguía siendo un preciosa niña frágil e inocente, su piel era muy hermosa, su tono blanconcito la hacía parecer un pequeño ángel, con delicadeza la abrace de su cintura y con mi mano derecho me puse a acariciar su carita, acerque mi boca a sus pequeños labios y comencé a besarla con amor, solo me concentre en acariciar su bella figura y a sentir el aroma que emanaba de su cuerpo, esa pequeña niña me tenía como loco, la quería tanto y la deseaba al mismo tiempo, poco a poco nos recostamos en la cama dejando caer mi peso sobre mi primita vero, acomode la punta de mi pene sobre los labios de su vagina y suavemente presionaba, su vagina y mi pene estaban completamente lubricados, haciendo un poco de fuerza sentía como entraba mi pene sin que exista resistencia, me movía de atrás hacia adelante, mi prima verónica miraba como mi pene se hundía dentro de ella, de callada acerco su cara a la mía y me dio un beso en la mejilla, en momento la abrece y me puse a besar su cuello, y con mis muslos abrí sus piernas para penetrarla más fácilmente, la sensación que tenía era como hacer el amor con tu novia, me agarre de su cintura y comencé a moverme en vaivén, mi vero abría su boquita para inhalar aire cada que sentía que presionaba mi pene dentro de su vagina, fui aumentando mi ritmo hasta sentir mi pene completamente dentro de ella, al poco rato verónica aprisiono mi cintura con sus piernas mientras se agarraba con fuerza de la cabecera, la verdad me gustaba cogérmela a solas y su cuerpito solo me pertenecía a mí, al sentir su reacción me movía más rápido, la cama rechinaba cada vez que presionaba mi cuerpo contra ella, como estábamos solos y lejos de su casa no importo el ruido ya que nadie lo escucharía, su respiración se hizo más rápida, así que también al ver eso la penetraba con más fuerza, la abrece de su cintura con fuerza mientras me movía más rápido hasta que eyacule dentro de ella, ya casi era de mañana y estábamos cansados, solo me dormí encima de ella, a eso de las 07:30 de la mañana me desperté, pude ver que yo seguía sobre ella, sus piernas seguían abiertas y mi pene y su vagina estaban cubiertos con semen, me levante con cuidado y la tape con una manta, me dirigí a la otra casa, Daniel seguía dormido, así que puse la caldera y busque ropa interior para mi prima verónica en su cajón, planche un pequeña falda corta y una solerita para que se cambie ya que tenía clases de dactilografía a las 09: 00, prepare su desayune y se la lleve al cuarto donde estaba dormida, con cuidado le dije que se despertara, su carita de cansada lo decía todo, puse la charola sobre sus piernas para que desayune, y cuando termino la bese en sus labios, ella no dijo nada, la cubrí con una toalla, y le dije que se duchara para que vaya a sus clases y que su ropa ya estaba lista, al poco rato después de acomodar sus libros me indico que ya estaba saliendo que regresaría después de clases, como estaba cansado me acomode en sofá hasta que el sueño me venciera, cuando desperté ya era casi las doce, mi prima Verónica se encontraba a mi lado durmiendo sobre mi hombro, la abrace y le pregunte donde estaba Daniel, ella me dijo que sus padres llegarían a las dos de la tarde y que sus padres le habían indicado a Daniel que compren pollo al horno ya que no había almuerzo.
Después de aquello nuestra relación volvió casi a la normalidad, Verónica ya me hablaba, a veces sin decirnos nada nos abrazábamos, su sonrisa inocente habrá cambiado pero ella seguía siendo la misma hermosa niña que conocía en un principió, esta vez me aseguraba de acompañarla cuando se quedaba sola para que no le pase nada, también vigilaba a los chicos que venían a molestarla para que no le hagan daño, ella se daba cuenta que la sobreprotegía, pero nunca se quejo, ese momento no sabía que todo era como sueño y que estaba a punto de despertar. En febrero antes de comiencen las clases mi tío Mario vino a recogernos para que nos vayamos de esa ciudad indicándome que si me quedaba, el estado de salud de mi hermano se iba empeorar ya que él tenía anemia avanzada, y que no se recuperaría si seguía así, también que la calidad de los colegios era pésima en esta ciudad, cosa que era muy cierta, y que si quería ingresar a la Universidad debía irme junto con él, lastimosamente esa era la realidad que no podía evadir, ese mismo día aliste mis maletas y las de mi hermano, me despedí de mi madre ya que hizo todo lo posible por darnos una mejor vida a pesar de no ser suficiente, fui a casa de mi tía Carla para despedirme, cuando entre al dormitorio de mi prima le dije que me marchaba, con cariño la abrece sabiendo que ya no volvería a verla en mucho tiempo. Pasaron muchos años, yo ingrese a la Universidad, egrese, actualmente estoy haciendo mi maestría y la verdad es que surgió un problema, que ya no siento atracción por la mujeres de mi edad, esto como consecuencia de la relación que sostuve con mi prima en esa época, no sabía que lo que hacía se llamaba pedofilia y que la misma es un trastorno sexual, consultando con amigas y doctoras especializadas en este tipo de situaciones llegaron a indicarme que este era un tipo de preferencia sexual, que es algo que no se puede cambiar o sea no tiene cura, que solo se puede disminuir o acentuar los síntomas ya sea mediante ejercicio o drogas otorgadas mediante receta médica, así que para aquellos que estén siguiendo este camino lo conveniente es indicarles que no hay marcha atrás, ya que a pesar de consigan novia o enamorada, la atracción sexual desaparece con el tiempo ya que su preferencia sexual es otra, así que por favor para aquellos que lean esto, esta es una historia real no es un relato o novela de ficción, solo les cuento esta parte de mi vida para que al menos intenten salvarse ustedes, ya que para mí fue como vender mi alma al diablo a cambio de dos años de placer, dejándome totalmente vació sin un camino que seguir y perdido totalmente en la oscuridad.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 76 veces

mi prima veronica, el angel de mis sueños CAPITULO CUARTOCategoría: Sexo en familia

Por jose | 2014-04-08 01:11:06 | 0 comentarios

CAPITULO CUARTO: Mi primer amor “Verónica”
Ya habían transcurrido una semana desde aquella vez que tuve sexo con prima Verónica, en ese entonces pensaba que todo iba a ir a la perfección después de aquel día, pero un día lunes, estando en el colegio en filas para ingresar a los cursos se nos indico que debido a problemas de carácter administrativo cosa que no entendí nada, se había dispuesto el cambio de horario de todo nivel secundario a la tarde, no podía creer lo que escuchaba, para mí eso significaba que ya no podría encontrarme con mi prima vero a solas casi nunca y los fines de semana paraban en su casa y mi cuarto mi madre, mi hermano, mi tía Carla en su casa, mi tío y su hijo Daniel, ¡adiós a los días de intimidad que tenía planeado con mi prima!, mmm… que mal salió todo, en ese entonces mi tía Marcía se mudo junto con sus hijos Grecia y Coco a una cuadra de la casa de mi tía Carla, ya que desde ese día Coco y Grecia paraban más seguido en casa de vero, y yo sin poder estar a solas con mi primita desde hace 2 meses ya que para ese momento era junio, estaba totalmente decepcionado de mi mala suerte.
Era sábado 28 de junio, el cumpleaños de mi prima Verónica, ella se había estirado y desarrollado más, pero no tenía idea hasta que punto, además era casi verano hacia bastante calor, motivo por el cual compraron una torta helada, ese día se encontraban todos mis primos y primas reunidos esperando a la cumpleañera, por la tarde después de volver del mercado con su madre, ya que fueron a comprarse ropa no se imaginan la sorpresa que me lleve al verla entrar, su cuerpo había cambiado vertiginosamente para sus 11 añitos, llevaba puesta una solerita blanca, y un corto apretado de color celeste que dejaba que su ropa interior se marque fácilmente, además resaltaba su figura estrepitosamente, su cuerpo de niña se estaba convirtiendo en el de una adolescente, eso se notaba fácilmente porque ya que tenia forma de una pera, es decir que su cintura se hizo más pequeña y su colita era más enorme resaltando a simple vista, sus piernas que decir, tenía ventaja sobre niñas de su edad, estaba realmente bella y atractiva, no podía creer que esta era la niña que vi por primera vez hace dos años y medio, ese cambio drástico me dejo boquiabierto, para que mentir su cara también le ayudaba ya que parecía el de una niña angelical e inocente, en ese instante me di cuenta que a sus 13 o 15 años se convertiría en mujer hermosa con sus pechos ya desarrollados, lo que me gusto también es que ocupaba sandalias que combinaban muy bien con su ropita de verano y sus uñas de sus pies y manitos estaban pintados de color celeste, en ese momento desesperado corrí a darle un abrazo cariñoso y un beso en la mejilla a la mujer de mis sueños por su cumpleaños. A partir de ese día rara vez podía encontrarme con mi prima verito, pero a pesar de eso ella cambio su conducta fría hacia mi muy tarde, debido a que ya no teníamos nada de intimidad, a veces cuando hablábamos se ponía más atenta conmigo y cariñosa, me abrazaba de mi cintura preguntándome que hacía en el colegió, o si ya tenía novia en tono burlón, yo a modo de juego le decía ya verás y comenzaba a abrazarla por la espalda rozando mi pene por encima de su colita, lo más extraño fue que parecía que cuando no la veía mucho tiempo ella me extrañaba, un día sábado mientras mi primo Dani y mi hermano jugaban videos juegos en mi cuarto, yo estaba en casa de mi tía Carla quien hablaba con mi madre en la cocina, en ese rato apareció mi prima vero quien me dijo que entremos a su cuarto a ver tele hasta mientras, al entrar me recosté sobre la cama, ese día mi prima llevaba una malla blanca y una licra de color anaranjado que resaltaba su figura, ella se echo a mi lado y me abrazo de la cintura, yo también la abrece y le preguntaba que tal su semana, mientras le daba un besito en su ojo derecho, ella me dijo bien sonriendo, se agarro de mi cuello y puso su pierna derecha encima de mi cintura, yo estaba feliz y con mucho cariño acerque mi boca a sus labios y comencé a besarla, ella respondía con la delicadeza de una niña, deslice mis manos por su cintura hasta llegar su colita donde empecé a darle suaves caricias con mi mano, se levanto y me pregunto si quería comer flan con ella, mientras yo buscaba algo que ver, si claro le dije siendo lo único que hice ese día. También un día viernes por la tarde salí 20 minutos antes de colegio, mi prima verónica se encontraba en su casa con su amiga angélica en la sala, su mama salió un rato, angélica estaba sentada en la silla peinando su muñeca y detrás ella estaba mi prima apoyada en el espaldar de la silla indicándole se debía hacer, como se encontraba medio agacha su colita resaltaba, entonces yo aproveche para darle un abrazo de sorpresa por su espalda agarrándome con fuerza de su cintura como si quisiera penetrarla ese rato, ella reacciono y me dijo te voy a matar, mientras la tenía aprisionada con mis brazos, en ese rato angélica le dijo que parecíamos novios, ella se puso roja, se veía súper tierna y le respondió no como crees él es mi primo, yo me reía nomas. Como se darán cuenta nuestra relación se hizo más cálida, mutuamente nos dábamos mucho afecto, mi tía me decía que vero me quería harto, y yo le respondía que ella era mi prima favorita, así cierto día domingo casi a las una de la tarde, me encontraba solo en mi cuarto viendo televisión después de almorzar, verónica entro a mi cuarto y me pregunto qué hacía, yo le dije que estaba viendo una película, se acerco y detrás de sus manos tenia ensalada de frutas, me dijo que la acabe enseguida porque tenía que llevar la copa a su casa, le indique que no podría acabar rápido, entonces riéndose me amenazo o te la comes o te obligo, yo me reí y le conteste oblígame, agarro la cucharilla y empezó a llenarme la boca con el postre, mientras me daba de comer, miraba su cuerpito, tenía una polerita verde con un dibujo de mini, y una falda de tela corta que tan solo llegaba a la mitad de sus muslos, era un niña tierna con el cuerpo de una mujer en crecimiento, no sé cómo pero se vestía combinando su inocencia junto con su bello cuerpo, de callado acerque mi mano a su carita y empecé a tocarla con mucha delicadeza, ella solo se reía, ese rato me anime a quitarle el postre de sus manos y ponerlo sobre la mesa, la tome de la cintura y la senté sobre mis muslos, y comencé a besarla tiernamente, ella simplemente se dejaba llevar por mí, ella se abrazo de mi cuello y yo respondí a su abrazo, podía sentir como mi boca rozaba con sus tiernos labios cada vez que le besaba; lentamente la recosté en la cama y me subí encima de ella, y continué besándola, con mi mano agarré su pierna derecha y la eleve un poco, como para que se deslice su falda hacia abajo por sí sola, y comencé a acariciar su muslo mientras descendía con cuidado hacia su vagina, sus calzoncitos ya no eran como los que ocupa una niña, sino que eran más apretados, con dificultad metí mi dedo pulgar y empecé a darle suaves masajes a su vagina, ella abrió sus piernas un poco para facilitarme que la acariciara, pero ella se levanto rápidamente en ese momento indicándome que su mamá la había enviado en realidad para que le preste tazas porque tenía invitados, me dijo que tal vez que se enojaría con ella por tardar mucho, así que la ayude a buscar las tazas, luego se acomodo un poco su falda y se fue, y al cerrar la puerta me dijo ¡te echaré la culpa si se enoja! sonriendo. Al poco tiempo note que algo cambiaba dentro de mí cada vez que veía a mi prima Verónica, pero en ese momento no lo entendía ya que solo sentía confusión o era demasiado inmaduro, un día miércoles me escape del colegio, porque ese día era el festival escolar y para mí era una pérdida de tiempo, ya que no se pasaba clases ni se hacía nada importante, cuando regrese el padre mi prima Verónica estaba borracho con uno amigos en la sala cantando con el karaoke, entre y me dijo que hacía un joven como yo sin novia, que debería estar paseando por ella calle como él cuando era joven; creo que ya tienen un idea de cómo era de borracho todo lo contrario al gruñón de todos los días, entonces me dijo que al menos saque a pasear a su hija que ya es una señorita y que yo la cuidará, pero le indique que no tenía dinero, en instante abrió su billetera y me dio 200 pesos, que para mí era muchísimo, mi tía Carla me dijo que aproveche ya que yo y mi prima nunca salíamos pero que volviéramos antes de las 10 de la noche, para que mentir siempre parábamos encerrados como tortugas, bueno le dije, así que fui a cambiarme a mi cuarto y retorne a su casa, cuando llegue mi prima vero ya estaba lista, su cabello había crecido casi hasta la mitad de su espalda, su madre la peino como si fuera una mujer mayor, su ropa que le había comprado, era algo que nunca me había imaginado, no estaba vestida como una niña, sino como una hermosa joven, tenía puesta una minifalda de cuerpo entero que hacia resaltar su figura, sus piernas eran muy hermosas, su cintura era delgada, su colita me dejaba ciego de la emoción, en ese instante me dio un pequeño puñetazo en mi estomago y me pregunto qué cosa miras, simplemente le sonreí, y le dije saldremos de una vez; entonces entendí porque chicos de 13 y 14 años la acompañaban del colegio o le invitaban a salir, y no era por su carita sino más que todo solo pensaban en su cuerpo, lo bueno era que mi tío era estricto y la sobreprotegía, así que simplemente no tenían oportunidad de salir con ella, al llegar a la ciudad lo primero que pidió fue que tomáramos primero unos helados ya que hacía bastante calor, ella me llevo a un lugar caro donde seguro venía con su otra tía, gaste 50 pesos como si nada, pero lo importante es que ella estaba sonriendo, luego fuimos a un parque donde me llevo al columpio para que la empujara, después quería dar la vuelta al parque en una especia de trenes que había ahí, estaba un poco confundido, llegue a pensar que era una niña aún, pero cuando la veía de espaldas, era el hermoso cuerpo de una mujer muy bien delineado, que combinación más rara de inocencia, picardía y belleza son el tipo de cosas que te vuelven loco, ya eran casi las 16:40 (5 pm) de tarde estaba cansado por la calor, me senté a lado de un árbol y ella me dijo que siguiéramos por fa, le dije que ya no podía caminar, me tomo de la mano me dio un beso inocente en la mejilla y me levanto, al poco rato la abrece de su pequeña cintura con mucho cariño para decirle que me cargue, ella se rió y me dijo que la aplastaría, ya eran las 7 de la noche, mire mí billetera donde solo había un preservativo y un lubricante que me regalo mi amigo, cosas que posiblemente nunca iba a ocupar, revise bien en el fondo y solo me quedaban 110 pesos ella los vio y me dijo vamos al cine a ver una película, literalmente el dinero se fue volando las entradas costaban 35 pesos cada una y un pequeño pack de palomitas mas su refresco cerca de 37 pesos, en ese momento paso por mi mente que si fuéramos novios de verdad ya me habría dejado hace mucho porque me resultaba bastante caro estar con ella, no sentamos a ver Yorch de la selva ya que era de estreno esas veces, y en la oscuridad aproveche para abrazarle mientras ella apoyaba su cabeza en mi hombro y puse mi mano sobre una de sus piernas para acariciarla, me gustaba sonreír junto con ella, en ese entonces no me percate de que estaba empezando a enamorarme de ella, después de la peli.. como no quedo mucho dinero nos fuimos en bus, pero ella estaba feliz, esa tarde no abre hecho nada morboso pero para mí valió la pena estar con alguien tan hermosa e inocente ese día, esa noche llegamos casi a las 10 pm, mi tía y madre nos dijeron que acompañarían a mi tío un hotel donde celebrarían su ascenso dentro de la empresa donde trabajaba, que la cena estaba en el horno y que solo era para los dos, me indico que regresarían a mucho tardar a las una de la mañana, cuando fui a cambiarme estaban en mi cuarto mi hermano y primo Daniel jugando video juegos, no habiendo espacio para mi, ni vero y como solo son dos mandos ni modo que hacer, regrese a su casa y ella ya había calentado y servido la cena por lo que no tuvo tiempo de cambiarse, ya eran casi las once de la noche le dije que viéramos si estaba dando alguna película en la tele después de cenar, pero casi en la mayoría había deportes y resumen de noticias, los dos nos recostamos de lado en parte media de la cama, ella dándome la espalda a mí, a eso de las once y media comenzaba el cine de adultos, bueno en ese tiempo no sabía que daban películas para mayores de edad partir de esa hora debido a que yo me dormía a mucho tardar a las 10 de la noche, era la primera vez que mi prima Verónica veía ese tipo de películas, era una de Antonio Banderas no recuerdo el nombre de la “peli..” pero supuestamente acosaba a hermosa mujer rubia y hermosa que desconfiaba de él porque no sabía su identidad, a veces el fingía que sin querer se encontraban en las tiendas y ese tipo de cosas, la cuestión es que la final la lleva en su moto a un parque a pasear y luego a su departamento, donde la desviste y hacen el amor en todo tipo de posiciones, la verdad es que me estaba excitando viendo esa película, yo creo que también mi prima por que los dos la mirábamos sin hacer ningún comentario, me acerque a ella y la abrece de la cintura muy despacio, lentamente pasaba mis manos por sus piernas ya que ella seguía con su mini, la puse de espaldas y me subí encima de ella mientras le acariciaba sus nalgas y besaba su espalda, mi vero seguía concentrada en la película, yo de callado me pare tome el control de sus manos apague el televisor y la luz, le quite sus sandalias, y comencé a besar muy despacio sus piernas, sus nalguitas por encima de su mini, y luego su espalda, me baje mi pantalón y mi calzoncillo, después le subí su minifalda casi hasta la mitad de su espalda, pude ver que su ropa interior era algo como una semitanga de color azul con rayas blancas como las que ocupan las adolescentes, le quedaba muy bien para su edad, comencé a darle pequeñas mordidas en su nalga, luego fui bajando su calzoncito con mi manos casi hasta sus rodillas, y con mis dedos de mis pies se los quite por completo, acomode mi pene en medio de su colita la tome de la cintura y empecé a moverme de atrás hacia delante muy despacio, tanto tiempo sin tener sexo con ella hizo que mis impulsos sexuales estén a mil por hora, hace mucho tiempo que no lo hacíamos de esta manera, por lo que lo hacía con calma en lo posible evitando hacer ruido para escuchar la puerta ya que no tenía seguro puesto, sentía como mi pene se deslizaba a través a de sus nalgas cada vez que intentaba metérsela, en ese momento con mi mano la abrece de la cintura y con la otra la tome de su pequeña manito, podía sentir el aroma caliente de su cuerpo, acomode me pene en su anito y presione con fuerza, escuche un pequeño quejido, luego me dijo más despacio, era la primera vez se quejaba, pero me gusto escucharla hablar ya que ella también lo disfrutaba, así que le hice caso y me movía más despacio sentía como mi pene lubricaba su anito, y poco a poco presionaba con más fuerza, podía escuchar como inhalaba con fuerza cada vez que mi pene luchaba por entrar en su cuerpo, baje mis manos a su cintura para acariciarla, mientras besaba su cuerpo recordaba todas las veces que veía su colita en el parque, nunca pensé que acabaría así, montándomela por la noche, después de eso me acerque a su cara mientras la tenía de espaldas para poder besarla, entonces me anime a subirle su minifalda hasta el pecho la quería desnudar por completo, en ese instante ella intento levantarse para resistirse, pero la abrace con fuerza y deje caer mi peso sobre su espalda para recostarla de nuevo, y con mis muslos le abrí sus piernas y empuje mi pene hacia arriba y se volvió a agarrar con su manitos del cubrecama, luego baje mis manos y las puse encima de sus nalgas e intentaba separarlas cada vez que presionaba con mi pene intentando introducírsela, me gustaba sentir su culito desnudo en medio de mi pene, con mis manos me levante hacia arriba, como para que todo mi peso cayera en mi cintura presionando mi pene con mucha más fuerza contra su cuerpo, vi como se agarraba con fuerza del cubrecama cada vez que sentía mi pene viscoso entrar, fui aumentando el ritmo rápidamente haciendo mucha presión con mi pene de atrás hacia adelante porque estaba lubricada deslizándose fácilmente, deje caer de nuevo mi peso sobre su cuerpo la agarre de su cintura y seguía culeandomela de abajo hacia arriba, mientras le decía que ella era muy hermosa, al final presione mi pene con todas mis fuerzas y eyacule en su colita, me quede un rato abrazándola, podía sentir como mi semen salía muy despacio y cubría el medio de su culito, en ese momento se dio la vuelta, me abrazo y me acaricio la cara con su pequeña mano, se acomodo su mini y se levanto, agarro su semitanga prendió la luz y me dijo que se ducharía para cambiarse de ropa, en ese instante recordé que había varios chicos que la molestaban que seguro darían lo que sea por estar en mi lugar, salió vestida con una polerita blanca y un buzo rozado lo que mi hizo recordar que su lado infantil era lo más lindo que tenía, vino a mi lado y se recostó sobre mi brazo, se cubrió con una sabana y se durmió, al poco rato Daniel entro y me dijo que vaya a descansar nomás a mi cuarto, por que habían terminado de jugar.
Para ese entonces mi tío compro el terreno de al lado de casa para construir unos cuantos cuartos de momento, mi prima me pidió que fuéramos a ver como estaba la construcción, ella llevaba un corto negro bien apretado y una solerita verde, eran tres cuartos ya tenían techo tan solo faltaba poner cemento en el piso y acomodar puertas y ventanas, de broma le pregunte que hacía con sus fans que la perseguían, ella me contesto que ningún chico la molestaba, yo sonriendo le dije seguro deben especiarte en educación física para verte, como serás me decía, además tu eres el único que me ha visto sin ropa, no sabía qué hacer ante esa respuesta, pero con una sonrisa la abrace y luego la cargue, ella se abrazo de mi cuello y me la lleva a la parte de atrás de los cuartos donde nadie nos vería, y la senté en la orilla de la ventana, me abrazo mi cintura con sus piernas y comencé a besarla apasionadamente y muy despacio mientras acariciaba sus piernas y su colita con mis manos estuvimos así un buen rato hasta que me dijo que es mejor que vayamos antes que nos busquen, pensé que parecíamos enamorados y no primos con este tipo de relación.
Como se habrán dado cuenta, nuestra relación iba como se dice “de viento en popa”, ya que a veces cuando no tenía clases iba a su colegio para recogerla, sus amigas le decían en broma que su enamorado la estaba esperando en la puerta, ella se acercaba sonriendo para que vea y escuchen lo que decían por mi culpa, yo le respondía que solo venía a acompañarla por ahí me la querían robar, ella jugando me contestaba ¡te mato cuando lleguemos a casa!, un día sábado cuando ella estaba sola en la cocina lavando los platos me acerque para abrazarla por la espalda, ese día tenía el cabello suelto, una malla rosada y su licra anaranjada, le di un beso en la nuca, y me acerque a su cuello ya que me gustaba sentir su olor dulce de niña tierna, le pregunte si quería que la ayude, ella me contesto que ya acababa, entonces le di la vuelta para que quede frente mi y comencé a darle pequeño besos en su boca, ella me contesto abrazándome del cuello, comencé a acariciar su cintura y con calma le baje su licra con su calzoncito hasta la mitad de sus piernas, me agache un poco ya que no era muy alta y empecé darle masajes con mi pene a su vagina de abajo hacia arriba, la verdad es que estaba arrecho, llevábamos buen tiempo en abstinencia ya que dificultosamente podíamos estar solos, me había olvidado lo bien que sentía mi pene rozando su suave vagina caliente, ella me dijo que me detenga por favor, por hay nos pillaban, simplemente le hice caso, ya que tenía mucha razón, con cariño le acomode su ropa y le dije que cuando acabe se venga a ver tele, apenas termine voy contigo me contesto, en ese momento tocaron la puerta, era su amiga Angélica de 9 añitos, así que se quedo en la sala con ella, al poco rato mientras jugaban le escuche preguntándole a vero que cosa hacía conmigo la semana anterior en la noche porque dice que vino casi a las 11:30 para preguntarle si le ayudaba con su tarea porque no podía acabar para el día siguiente, ambas vivían frente a frente (vecinas), luego le dijo que cuando miro por la ventana, la luz estaba apagada y vio que yo estaba encima de ella y movía como si fuera perrito, vero rápidamente le indico que solo jugábamos y que después eso yo le daba masajes porque le dolía la espalda, según yo, no sé si lo abra creído, pero dejo de preguntarle, y me quede más tranquilo, angélica no se dio cuenta que yo estaba en el otro cuarto viendo televisión. La verdad las forma en la pasaban los días sentía que era demasiado rápido y lo peor es que no podíamos estar a solas en ningún momento, y pensé que no era tan afortunado como creía.
A finales de julio, mi tía Carla y mi madre nos indicaron que se casaría su hermana menor Mariela (para mí tía Mariela) se casaría, creo que la fecha era 30 de julio, pero caía sábado por lo que deberíamos ir bien trajeados, cuando me acorde del hombre con quien se casaba mi tía recordé que se dedicaba a plantar soya (soyero) pero en grandes hectáreas con maquinaría pesada, sino recuerdo mal vivía a 2 Km de un pueblo llamado pailas, su casa era una hacienda enorme lleno de plantas de mandarina, pomelo, naranja era una casa muy bonita y espaciosa para pasar un fin de semana, la verdad estaba ansioso de poder ir, ya que al día siguiente (domingo) podríamos salir a pasear. A veces durante la semana me podía encontrar con ella en la noche un momento a solas cuando salía Daniel con mi hermano a jugar futbol y su mama se encontraba afuera charlando con la vecina, generalmente solía encontrarla haciendo sus tareas en el sofá ya que era consciente, y me acomodaba detrás de ella la abrazaba de su cintura y preguntaba si podía ayudarla, ella me indicaba que no era difícil que no me preocupe, cuando me apoyaba en su hombro podía sentir su olor que emanaba de recién bañadita era muy dulce, le besaba su hombro y su cabecita con cariño, mientras le tomaba su mano, en ese momento ella se agarraba de mi pierna con fuerza y se daba la vuelta para decirme ¡oye que haces! Con su pequeña sonrisa picara, le daba un beso en su mejilla y le dejaba que termine su tarea para que no se le haga tarde y si no tenía nada que hacer la sentaba en mis muslos preguntándole como le había en sus clases, ella se dedicaba a contarme un montón de cosas mientras yo le acariciaba sus piernas, me gustaba ver su pequeña sonrisa inocente.
De esa manera el fin de semana llego rápidamente era Viernes teníamos que alistarnos, preparar nuestros trajes para la boda, el regalo, una pequeña maleta para cambiarnos la ropa el domingo, cepillo y esas pequeñas cosas que son necesarias. Por la noche mi madre, mi hermano y yo fuimos los primeros en irnos, ya que mi tía Carla no dijo que llegaría en lo posible temprano por la mañana debido a que ella tenía que ir con su marido, cuando llegamos al pueblo era casi las once nos quedamos en un pequeño alojamiento, al día siguiente (sábado) mi Carla llego a las 10 am, almorzamos en un restaurante junto con ellos, luego fuimos al local donde se celebraría la boda, ayudamos un poco a acomodar las sillas con Dani, Vero y mi hermano, luego me pidieron que ayude a meter un refrigerador al fondo del local para que este bien escondido, ya ese era el regalo para mi tía Mariela, a eso de las cinco nos fuimos al alojamiento para cambiarnos, mi tía Carla también se alojo en el mismo lugar, nosotros nos fuimos primero a la Iglesia, ya que vero y Daniel no estaban todavía listos, como de costumbre fuimos los primeros en llegar y en la bendita Iglesia no había nadie, estuvimos esperando hasta las seis de la tarde (18:00 pm), para ese momento llegaban los invitados, al poco rato llego mi tía Carla junto con su esposo e hijos, cuando miré a mi prima Verónica estaba realmente hermosa, llevaba un vestido blanco de tirantes con pliegues de un tono rosado claro con pequeños adornos brillantes pero no tan exagerados, una pequeña manilla de flores en su mano derecha, unos tacones medios para adolescentes los que tienen como tirantes para amarrarse por encima de su rodilla, estaba un poco maquillada, su lápiz labial era de color rojo muy suave con brillo, sus uñas de sus manos y pies estaban pintadas de rojo claro, que hacían buena combinación, sus aretes eran una piedritas de color lila, su perfume era muy suave y agradable como frutilla o fresa como para alguien de su edad, su vestido era muy hermoso y ceñido (ajustado) , llegaba hasta la mitad de sus muslos dejando ver sus hermosas piernas blancas y cuidadas, la tela de su vestido era algo parecido a seda porque cuando tomaba asiento o agachaba se ajustada a la forma de su cuerpo, dejándote ver su hermosa cintura, colita y piernas delineadas, al entrar a la iglesia me senté a su lado, para verla más de cerca, en ese tiempo su cabello ya era bastante largo, casi cerca a su cintura, su peinado era rizado y se notaba que estaba con crema porque siempre parecía húmedo y brilloso, hubiera deseado tener una cámara personal para sacarle fotos en aquella época, (en ese tiempo no habían celulares con cámara y lo celulares eran esos que parecen ladrillos), después de eso nos fuimos al local donde los recién casados bailaban como marido y mujer de manera oficial, dentro de la pista de baile, al poco rato yo disimuladamente me salí afuera por nunca me agrado mucho el consumo de bebidas alcohólicas, ni las fiestas, me fui a un costado donde era un poco oscuro y me senté donde había un banquillo para que nadie me obligue a entrar, después de más de media hora mi prima Verónica se acerco y me pregunto si estaba enfermo, en sus manos tenía un vaso de coca cola y una pequeña charola papas fritas con queso, le respondí que estaba un poco aburrido, mientras hablábamos me invitaba un poco de papas y me indico que había chicas de mi edad para que me acerque a hablar con ellas, le conteste que ¡ninguna de ellas es más hermosa que tú!, Verónica se rio pensando que lo decía en broma, pero lastimosamente era cierto no había nada para ir a mirar dentro de la fiesta, también añadí que no sabía bailar, en ese instante me dijo ella tampoco y que intentáramos aprender aquí afuera para que nadie se ría adentro, la verdad ese lado inocente que tenía era tierno, me levante las tome de las manos y me puse a bailar, daba lástima era arrítmico, parecía un muñeco de cuerda, hasta ella se dio cuenta, y me dijo eres malísimo, ese rato le dije te voy a matar mientras la abrazaba, tome asiento de nuevo, ella de callada se sentó en una de mis piernas, puse mi mano sobre sus piernas acariciándola por encima de su vestido, y ese rato me jalo de mi mano y me dijo que la acompañe adentro, que estaba sola, que Daniel y mi hermano estaban jugando con otros primos, cuando entramos al rato sirvieron el plato frio de la noche, después se quedo conmigo intentado querer bailar, mis tíos se reían de los dos, yo solo me reía de las cosas estaba haciendo, mi vero se veía muy bella sonriendo, después de eso casi a las una de la mañana el esposo de tía Carla ya no podía sostenerse en pie, así que mi primo Daniel junto con su madre se lo llevaron al alojamiento, indicándole a Vero que se regrese conmigo, a eso de las 01:45 am mi madre me dijo que mi hermano estaba cansado y que regresaban al pequeño hotel descansar, en ese momento busque a Verónica para irnos, pero no la encontraba, así que le indique a mi madre que los alcanzaríamos mas rato, cuando la encontré estaba con dos chicas de su edad casi creo que jugando, ni modo que hacer espera a que se canse, a eso de las 02: 18 creo ella me dijo que ya quería dormir, para mi mala suerte nunca me fije el nombre del alojamiento y mi madre nos trajo en taxi a la iglesia, en ese instante busque a mi tía Mariela ya que seguía con su esposo, le conté lo sucedido, y su esposo le pidió a su padre que no llevará a la finca para que descasemos, me sentía aliviado porque no dormiría de pié bajo las estrellas, sino recuerdo mal la finca estaba lejos nomás a casi 20 minutos desde el pueblo, cuando llegamos le dije que si veía a mi madre o tía Carla que le diga dónde estamos para que no se preocupen, nos indico donde dormir, el baño y nos sirvió un poco de té con pan, era un hombre educado, estaba completamente sano sin ninguna gota de alcohol, pensé que alguien estaba en la casa, pero me indico que no había nadie en ese momento y que ellos llegarían tarde, así que mejor nos dijo que durmamos juntos para que Verónica no se asuste, porque era bastante oscuro en el campo, después de eso se retiro, la verdad era que su casa era tétrica y diseñada a la antigua, primero acompañe a Vero al baño y regresamos a la cocina para tomar té, mientras hablábamos de fantasmas y esas cosas, estuvimos así un buen rato hasta que ella se durmió en mi hombro, también yo quería dormir, pero cuando lo pensé mejor estábamos solos en esa casa, podíamos hacer lo que queríamos, la bese en su frente, la levante en mis brazos con calma y me dirigí al dormitorio , abrí la puerta, prendí la pequeña lámpara que estaba ahí, cerré con mis pies la puerta, me senté en la orilla de la cama y la puse sobre mis muslos, muy despacio comencé a besarle en su boca, mientras acariciaba sus piernas, mi pene se puso erecto al sentir el cuerpo de mi prima Verito, entonces la recosté en la orilla de la cama, y comencé a acariciar sus piernas, ella realmente era preciosa, sentía como la deseaba con todo mi ser, muy despacio le subía su vestido mientras besaba sus piernas, sus muslos eran muy suaves y deliciosos, cuando me acerca más arriba pude ver que su ropa interior era algo parecido a una tanga de color blanco y rosa con dibujo de flores, pero que estaba amarrado a lado de su cintura derecha como un bikini, simplemente con un tirón podía desamarrarlo y quitárselo, al ver eso, me excite más, acerque mi cara y le di besos suaves a su vagina por encima de su pequeño calzoncito, luego procedí a besar su cuello con cariño, subí mis manos a sus hombros, y comencé a deslizar los tirantes de su vestido hacia abajo con delicadeza, mientras besaba su cuerpo, hasta quitárselo por completo, solo la deje con su pequeña semitanga, cuando la mire bien era realmente preciosa para sus 11 añitos, no habrá tenido pechos, pero su bello cuerpo lo compensaba, ese rato me quite la camisa y mi pantalón, y los puso a lado de la lámpara, y volví a besar sus piernas, dándole pequeñas mordidas a sus muslos, acerque mi nariz y mi boca al lugar donde estaba su vagina, cuando comencé a olerla me desespere, quería más, así que simplemente jale del cordel y su ropa interior cedió, con mi mano izquierda se lo fui bajando hasta muslos, mientras besaba alrededor de su vagina, me levante un poco y le quite por completo su semitanga, la tenía desnuda para mí solo, todo la noche, así que me acerque a sus piernas e instintivamente comencé a lamer sus muslos y darle mordidas suaves como si se tratara de comida, mi vero al sentir eso cerro sus piernas, esa pequeña resistencia me excito un poco más, no sé en qué momento acabe con mi boca sobre su vagina desnuda, mi cuerpo lo hizo por si solo como si ya supiera que hacer, en un principio solo se lo bese, pero no era suficiente para mí todavía, así que utilice mi lengua, ella empezó a respirar más rápido, al rozar mi lengua sobre su vagina sentía un sabor y textura muy raro que me volvía loco, note que sus piernas se relajaron, abrí un poco sus piernas y me puse a lamer su muslo de su pierna izquierdo, y con mi mano derecha acariciaba sus piernas y de rato en rato deslizaba mis dedos por en medio de su vagina, la sensación era parecida a tener sed y no poder saciarla, me levante un poco y me acerque a su cara para besarla, ella tenía los ojos cerrados, luego apoye mi cuerpo encima del suyo, mientras acariciaba sus piernas, la verdad era que en ese momento para mí era como una mujer muy hermosa, su cabello acomodado, sus uñitas pintadas, mire a sus pies y tenía sus tacones todavía puestos, quería quitárselos pero estaba ansioso de continuar, así que se los deje. La hice recostar de costado, y yo me puse detrás de ella, la abracé de su cintura, y acomodé mi pene en medio de sus nalgas, mientras la besaba en su nuca, con cariño acariciaba sus piernas, luego levante su pierna derecha y la puse sobre mi muslo, como para abrirla un poco, luego acomode la punta de mi pene, en medio de sus labios vaginales, y me acerque a su boca (era un poco difícil no sé como lo hice ya que estaba de espaldas), y ella giro un poco su cuello para pudiera besarla, sus labios infantiles y tiernos eran muy lindos, su aliento era cálido, aún sentía un poco de su perfume infantil a fresas, me di cuenta que no solo era sexo, sino que realmente la quería como si fuera una mujer, así que lentamente comencé a balancearme de atrás hacia adelante intentando introducir mi pene en su vagina, y cada vez que mi pene tocaba su vagina, la besaba y le decía que la quería y que se veía hermosa en la fiesta, un rato estuve así, sentía como mi liquido seminal salía, cada vez que mi pene rozaba su vagina, me detuve y la acomode a lo largo de la cama, con cariño puse su cabeza encima de la cabecera, le di un beso en la boca y saque de mi billetera el condón y lubricante que tenía, recuerden que yo era un principiante en ese entonces, pero tenía una idea básica de cómo era la cosa, lo mejor que pude me acomode el condón y con mis dientes rompí el paquete del lubricante, y le abrí las piernas, y se las volvía a lamer lentamente tomándome mi tiempo, con mis dedos seguía acariciando su vagina, tome algo de lubricante y se lo untaba en su vagina y mis dedos, para metérselos con delicadeza, me acerque a su boca para besarla, mientras lubricaba su vagina con mis dedos, cuando ella sentía mis dedos abría un poco sus piernas, después de un rato me subí encima de ella, le abrí un poco mas sus piernas con mis muslos, y acomode mi pene encima de su vagina, poco a poco comencé a hacer presión, esa sensación le gustaba a ella, ya que se abrazo de mí y comenzó a besarme como dándome permiso para seguir, me agarre de sus piernas y empecé a moverme en vaivén, haciendo presión con mi cuerpo para que mi pene entre, ella en ese instante me empujo a un lado y se paro fuera de la cama como si supiera lo que venía, pero yo ya estaba como loco, la tome del brazo me acerque a ella la cargue con las piernas abiertas sobre mi pene, ella no dijo nada, solo se agarro de mi cuello, y la volví acomodar sobre la cama, la tome de su cintura y seguí empujando mi pene contra su vagina, ella se agarró con fuerza de la cabecera, mientras yo me movía en vaivén presionando la punta de mi pene con fuerza contra su vagina, ella respira más rápido, de un de repente una parte de mi pene se hundía, en ese momento ella me abrazo la cintura con su piernas apretándome con fuerza, ese instante la abrace y bese en su mejilla, sentía como si mi pene fuera aprisionado por algo cálido, deje de moverme porque ya no entraba más y no quería lastimarla, así que la besaba en su boca, poco a poco esa presión fue desapareciendo mientras ella empujaba mi pene contra su vagina, sentía como sus labios vaginales se ensanchaban poco a poco, mientras su vagina se iba acoplando a la forma y tamaño de pene, lo que me gustaba era que ella seguía presionando como para que entre todo, en ese momento parecía que ella y yo éramos uno solo y estaba completo, era la primera vez para mí y ella que teníamos un coito completo, al poco rato empecé moverme en vaivén y pude notar que más de la mitad de mi pene estaba dentro de ella y que fácilmente entraba y salía mi pene su vagina, en ese rato le dije la quería tanto, ella solo se agarro de mi cuello y me beso, hasta que empecé a moverme más rápido y con más fuerza, ya no podía controlarme, y eyacule dentro de ella podía sentir como mi semen salía, pero ya no quería separarme de ella, como estábamos cansados solo me dormí sobre mi prima vero abrazándola.
Al día siguiente desperté por que la luz del sol daba en mi cara, seguíamos desnudos en la misma posición en la que nos habíamos quedado me levante un poco y los bordes de su vagina estaban con semen, estaba tan cansado que me olvide quitarme el condón después de eyacular, saque un poco de clínex de mi saco y la limpie con mucho cuidado para que no despierte, aun tenía impregnado el olor a semen en su cuerpo, cuando me fije bien su vestido estaba botado en el piso y su semitanga a lado de la cabecera sus tacones debajo de una silla, no pude recordar en qué momento se los quite, y lo peor es que se podía ver a través de la ventana y que esta tampoco tenía cortinas o persianas para cerrar, temí que alguien no haya visto desnudos, pero me fije bien y no había nadie afuera en el patio, mi prima Verónica seguía cansada, así que le di un beso en su mejilla y la cubrí con las mantas, parecíamos dos amantes y no primos, que tenían que esconderse para no ser descubiertos, lo bueno era que el cuarto tenía baño propia recogí mi ropa y entre a ducharme limpiando mi pene con mucho cuidado, la verdad estaba rojo y me dolía un poco, tal vez era porque su vagina era estrecha o porque también era mi primera vez, (para ese entonces no sabía que si haces el amor con una mujer que nunca tuvo sexo, ni siquiera se masturbaba, cuando la penetras puedes causarle sangrado – romper su himen-, pero si ella ya tiene practica aunque nunca haya tenido penetración real, no sangrara porque su vagina se dilata o ensancha fácilmente lo que sucedió en el caso de mi prima Verónica), me cambié, salí de la ducha levante su vestido se lo puse a lado de su cabecera, la bese en su boca con cuidado y la abracé, luego le dije que se levante que era ya era un poco tarde, y que se duche mientras que estoy afuera, ella de callada me hizo caso sin rechistar, hasta mientras fui a buscar a alguien y me encontré con la madre del esposo de mi tía Mariela quien me dijo que le aviso por teléfono a mi madre que yo y Verónica estábamos en su casa, y que ellos llegarían dentro de media hora más, cuando mire el reloj eran las 10: 45 casi once, nos dijo que no nos preocupemos y desayunemos, al poco rato apareció Verónica bañadita y con la misma ropa de ayer, y saludo a la señora, mientras nos preparaba un poco leche, nos indico que había en la mesa pan, dulce y mantequilla, que nos sirvamos a gusto, en ese entonces no sabía que era evangélica, pero se notaba que era un buena persona, en instante en broma le dije a Verónica por que estas tan cansado que cosa hiciste ayer, ella me pellizco mi pierna sonriendo, parecía mi enamorada, estaba feliz ese día, cuando miramos la hacienda era enorme, y al fondo había algo así como un garaje pero de tamaño inmenso lleno de tractores, pero de esos monstruosamente enormes para cosechar soya en masa, al poco rato llegaron mi madre, tía Carla y Mariela junto con su esposo y mis primos, le dije que no regrese anoche la alojamiento porque no me acordaba donde era, mi tías me decían que era un volado y mi prima Verónica sonriendo dijo que era como para matarme, lo bueno era que estaban todos de buen humor y trajeron ropas para cambiarnos, vero se puso un pequeño short blanco muy corto ya que hacía calor, sandalias, un solerita celeste con su cabello amarrado a un lado, para mí siempre fue preciosa, salimos a caminar un rato, regresamos casi a las una de la tarde para almorzar, después nos preguntaron si no queríamos ir al pueblo junto con ellos a comprar carne y chorizo para hacer una parrillada, les dije que iba a esperarles nomas que estaba cansado, así me que fui al dormitorio, la cama estaba toda desarreglada así que la acomodé y me puse a descansar, pensando que estaría yo solo en la casa, al poco rato cuando estaba a punto de dormir, entro Verónica quién cerrando la puerta se recostó encima de brazo, me dijo que no fue porque tenía sueño, la abrace y la tome de la cintura, y comencé a besarla apasionadamente como si fuera mi enamorada, no sé de donde saque fuerzas pero la puse de espaldas y le baje su shortcito y su calzoncito, me quite el short por completo me puse sobre ella para montármela, Verónica no me dijo nada, la verdad es que ya estaba acostumbrada, con fuerza intente meterle mi pene, pero ella me dijo más despacio, ya no le hice caso, así que le abrí las piernas y con mis manos separe sus nalgas para que entre mi pene, ella me decía no así más lento, pero yo seguía embistiéndola rápido, mi pene entro pero solo la punta, cuando sentí su cuerpo caliente y pene en su anito, en ese momento ella se estremeció, así que la empecé a besarla cariñosamente, y lentamente comencé a moverme en vaivén, parecíamos los recién casados, la verdad a ella también le gustaba tener sexo conmigo aunque no lo decía se notaba, le saque su solerita y la deje desnuda sobre mi pene, su piel clara era hermosa, mientras la besaba me dijo que me quería y que la cuide, era la primera vez que me decía eso que a ella también le gustaba mucho, así que la abrece apasionadamente por su cintura acerque mi boca a sus pequeños labios y comencé a besarla con cuidado mientras metía mi lengua en su boca ella instintivamente movía su lengua alrededor de la mía , ella ya no se quejaba, solo me dejaba hacer lo que yo quisiera con su cuerpo, poco a poco presione mi pene con fuerza contra su colita cuando mire solo entro hasta la mitad pero para mí era suficiente, ella era solo me pertenecía a mí, abrí sus piernas y seguía presionando con más fuerza, ella estaba con la boca abierta respirando más rápido, en ese momento levante su cintura y puse la cabecera debajo para elevar más su colita, ella solo miraba lo que hacía con su cuerpo, le abrí de nuevo las piernas, agarré mi pene y lo acomode de nuevo sobre su anito, y la presionaba con más fuerza contra la cama, ella se sujetaba con fuerza del cubrecama, sentía como entraba poco a poco en medio de su colita, comencé a acariciar apasionadamente sus piernas y sus nalguitas, mientras besaba su cuello, sentí como ese aroma de niña se desprendía de su cuerpo, aun recuerdo con claridad ese olor a inocencia, en ese momento ella me apretó mi cintura con sus piernas como para que mi pene entre más rápido en su colita, ya no era como la primera vez, ella también me ayudaba para que le haga el amor como a ella gusta, su cuerpito estaba un poco húmedo por la calor, giro su cuello hacia mí y la bese de nuevo, mientras acomodaba su cabello hacía un lado para que no la incomode, con cariño me empecé a mover en vaivén de nuevo, me sujete con fuerza de su cintura y me moví más rápido y con más fuerza hasta que termine eyaculando dentro de ella, estuvimos abrazados un rato así en la misma posición mientras mi semen terminaba de salir, luego se cubrió con una sabana su cuerpo como si fuera una mujer, la abracé y le di un pequeño beso en su boca, y me dijo que ducharía un rato ya que le hacía calor, levanto su ropita y entro en la ducha, luego yo acomode la cama, me puse mi ropa, y me recosté de nuevo, aun podía sentir el olor de su impregnado en mi cuerpo, su dulce aroma de niña, salió del baño cambiadita, se recostó sobre mi brazo, la abrace y la puse encima mío con sus piernas abiertas, y comencé a besarla, con mi brazo izquierdo la tome de la cintura, y con mi otra mano acariciaba sus piernitas, la verdad a mí también me hacía calor, su cabellito mojado caía sobre mi hombro refrescándome un poco, su cuerpito estaba frio, se sentía tan bien sobre mi cuerpo, al poco rato nos dormimos.
A eso de las tres ella me despertó, diciéndome que ya habían llegado, estaba feliz por que traían bastante carne para hacer la parrillada, la tome de la mano y le dije “si claro vamos a ver”, ese fin de semana para mí fue el mejor, tuvo mi primer coito completo o penetración, y no solo por su vagina, sino que también por su hermosa colita aunque mi pene no entro por completo, estaba realmente satisfecho, pero muy satisfecho y feliz, ella me abrazaba de rato en rato sonriendo, en ese momento me di cuenta que estaba enamorada de esa enana hermosa, de piel clara, cabellito crespo largo, unas bellas piernas y colita, y su hermosa sonrisa inocente y dulce, y que la cosa fue al revés, yo había caído ante ella y no ella ante mí; al día siguiente nos levantamos muy temprano a eso de la 05:00 para alistamos y regresar a la ciudad ya que era lunes y teníamos clases, llegamos a la ciudad a eso de las siete de la mañana, me puse el uniforme y me fui directo al colegió recordando que había hecho en ese gran fin de semana.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 104 veces

EL MEJOR SEXO CON MI MADRECategoría: Sexo en familia

Por DAVID | 2014-04-07 03:10:55 | 0 comentarios

HOLA ESTE RELATO ES 100% REAL.
LES CONTARE COMO SUCEDIO TODO, LA MANERA DE COMO TUVE SEXO CON MI MADRE, ES FANTASTICO ESE ES EL MEJOR SEXO DEL MUNDO AUNQUE ESTE MALO PERO SI FUE ASI.

YO YA NO VIO EN CASA DE MIS PADRES SOY CASADO Y ME FUI DE LA CASA CON MI ESPOSA, TENIA RATOS QUE NO LEGABA A VISITARLOS. HATSA ESE DIA QUE LLEGUE POR HAYA PORQUE HABIA UN MATRIMONIO DE UNA AMIGA QUE VIVIA POR HAY CERCA.

BUENO MI MADRE UNA MORENA DE CONTEXTURA GRUESA MUY SIMPATICA TIENE 59 AÑOS PERO PARECE DE 42 MAS O MENOS ESTA BN CUIDADA YA QUE MI PADRE ES MAS JOVEN QUE ELLA TRES AÑOS Y SE VE MAS VIEJO.
YO TENGO 29 AÑOS SOY EL SEGUNDO EN LOS HIJOS YA QUE SOMOS CUATRO SOY MORENO DELGADO 175 DE ESTATURA.

ESE DIA LLEGAMOS SALUDAMOS Y NOS SENTAMOS AFUERA YO ESTABA CON MI PADRE Y MI ESPOSA Y UN CUÑADO, YA ERA TARDE HABIA TOMADO DEMASIADO, ESTABA BASTANTE BORRACHO, BAILABA CON MI ESPOSA CON MI HERMANA CON LAS AMIGAS Y ASI TRANSCURRIA LA FIESTA, HASTA QUE SAQUE A MI MADRE A BAILAR LE DIJE BAILAMOS BELLA DAMA ELLA SE SONRIO Y ME DIJO CLARO SEÑOR PORQ NO, ELLA SE HABIA TOMADO COMO 3 TRAGOS APENAS ESTABA EN BUEN ESTADO PORQ NO ESTABA CUIDANDO PRACTICAMENTE.

MIENTRAS BAILAMOS HABLAMOS COMO TE ESTA DIENDO POR DONDE VIVES TENIAS RATOS QUE NO VENIAS POR AQUI, ME HACES FALTA HIJO, TU TAMBN MADRE PERO YA ESTOY AQUI ASI QUE APROVECHEMOS EL TIEMPO, Y NOS ABRAZAMOS FUERTE MIENTRAS BAILABAMOS, Y ASI BAILAMOS COMO TRES PIEZAS, NOS SENTAMOS NUEVAMENTE, Y YO SEGUI TOMANDO.

PASO UN RATO MI MADRE SE ESTABA DURMIENDO Y ME LE ACERQUE Y LE DIJE LINDA DAMA ME CONCEDE LA PIEZA, CLARO HIJO Y BAILAMAO ERA UN VALLENATO ROMANTICO NOS ABRAZAMOS Y ELLA ME ACARICIO EL CABELLO Y ME HABLO AL OIDO CUANDO ESTAS EBRIO SE NOTA QUE TE VUELVES GALAN, ASI ES MADRE, Y LA ABRAZE FUERTE Y ELLA TAMBN Y ME DIO UN BESO EN EL CUELLO, LE IDJE UY MAMA QUE BESO GRACIAS PERO CUIDADO QUE ESTOY EBRIO Y DE PRONTO NO TE RECONOZCA Y TE BESE TAMBN, MIENTRAS NO SEA UN BESO ATREVIDO LO PUEDES HACER OSEA NO EN LA BOCA LA MEJILLA SI OISTES ERES MI HIJO Y NO HAY PROBLEMA, BUENO LA BESE EN EL CACHETE Y LE ACARICIE LA ESPALDA.

NOS SENTAMOS Y ME QUEDE DORMIDO EN LA SILLA Y MI PADRE ME DESPERTO Y ME DIJO VES ACOSTARTE, ENTONCES NO PODIAPARARME Y ME COGIO Y ME LLEVO ASU CUARTO PORQ YA LAS OTRAS CAMAS ESTABAN OCUPADAS, Y PRAS CAI A LA CAMA.
MEDIO ABRI LOS OJOS Y VI OTRA PERSONA ACOSTADA AL LADO MIO SI ERA MI MADRE ESTABA DE ESPALDAD MIRE EL RELOJ Y ERAN LAS 4 DE LA MAÑANA, Y LA MUSICA SEGUIA ENTONCES ME LE ACERQUE MADRE ESTAS BORRACHA O QUE, ELLA ME HABLO DESPERTASTES EL BORRACHO ERES TU YO SOLO ME TOME 5 TRAGOS SINO QUE TENGO SUEÑOY ENTRE Y TE VI ACOSTADO AQUI, BUENO ME CAMBIE Y ME TIRE AQUI A TU LADO, PUES DIJE ES N I HIJO O VEO PROBLEMA.

YO LE DIJE SI HAY PROBLEMA LINDA DAMA ESTOY MUY BORRACHO Y TE PUEDO SUDUCIR SABES QUE ME CONVIERTO EN TODO UNPOETA MI LINDA MADRE, ENTONCES ELLA SE VOTEO Y ME DIJO JEJEJE ACUESTATE OMBEQUE ESTAS MUY BORRACHO QU E LCURAS HABLAS.

NINGUNA MI SEÑORA PERO YI AQUI DESPIERTO Y VEO QUE ESTA AMI LADO MI PARJA DE BAILE DE LA NOCHE, ME SOPRENDO Y LE DIGO BAILASTES MUY BN HOY MUCHAS GRACIAS Y LA BESE ENLA MEJILLA HY BAJE ASU CUELLOY LE ACARICIE LA CARA, ELLA ME DIJO TU TAMBN HIJO Y ADEMAS ME HACES MUCHA FALTA Y ME ABRAZO FUERTE TE QUIERO HIJO Y ME BESO EN EL CACHETE, ENTONCES LA ABRAZE Y ME DI LA VUELTA Y ELLA QUEDO SOBRE MI Y LE DIJE POR ESO COMO TE DIJE HACE UN RATO APROVECHEMOS Y LA ABRAZE TE QUIERO MI BELLA DAMA, HAY HIJO GRACIAS Y ME DIJO PERO YA SUELTAME QUE VAS A SEDUCIRME VERDAD SE SONRIO YME DIJO Y PUEDO CAER EN TUS REDES Y LA SOLTE Y SE TIRO AL LADO NUEVAMENTE.

ESO ES LO QUE VOY HACER Y ME LEFUI Y LE ACARICIE LA ESPALDA Y LE DIJE VEN VOLTEATE ME LINDA DAMA TE VOY HACER MUJER, JAJAJA QUE DICES HIJO ESTAS LOCO NO VES QUE SOY TU MADRE, SO LO SE Y TU TAMB ME HACES FALTA Y LA BESE ENLOS LABIOS FUERTE Y ME SOLTO AJA HIJO QUE HACES SEDUCIRTE, COMO ME DIJISTES QUE PODIAS CAER EN TUS REDES YA NO ME FALTA MUCHO ENTONCES YA LA BESE NUEVAMENTE Y ELLLA ESTA VEZ RESPONDIO AL BESO Y NOS BESAMOS FUERTEMENTE LE ACARICIE SU CUERPO MIENTRAS LA BESABA Y LE SUBI EL PIJAMA, ME VOLTEE Y ELLA QUEDO SOBRE MI Y LE ACARICIE SU TRASERO Y LE QUIETE EL PIJAMA ELLA QUEDO EN TANGA CON LAS DESPAMPANANTES TETAS EN MI CARA, ALA CUAL SE LAS CHUPE, Y ELLA ME FUE QUITYANDO LA CAMISA Y BESABA MI PECHO MI ABDOMEN, ME QUITO EL CINTURON Y BAJO MI PANTALON QUEDE EN INTERIOR Y YA ESTABA ERCTO ELLA PUSO SU MANO EN MI BULTO GUAUU ESTO ES TUYO, LO QUE YO LE DIJE SI MI LINDA DAMA, Y VA HACER PARA TI SI LO QUIERES, TE DIJE QUE TE IBA ASER MUJER. ELLA ME DIJO SABES YO SOY MUJER HACE RATO TU PADRE ME HIZO MUJER ME HIZO CUATRO MUCHACHOS, Y SI YA NO ES LO MISMO DE ANTES PERO AJA ES LA EDAD, YOP TAMPOCO SOY LA MISMA Y POR ESO ME CALENTASTES Y ESTOY ASI PERO YA PAREMOS ESTO ESTA MUY MAL, Y SE BAJO.
SE PARO DE LA CAMA PRENDIO LA LUZ COGIO EL PIJAMA Y YOME PARE DE INMEDIATO Y LE DIJE QUE VA HACER ME VOY AL OTRO CUARTO HAYA ME TIRARE POR HAY, QUE TE DIO MIEDO O QUE AL TOCAR MI PAQUETE COGISTES MIEDO YO NO VOY A DESPERDICIAR ESTE RATO YA TE TENGO Y VAS HACER MIA Y LA ABRAZE FUERTE Y LA BESE ELLA ACCEDIO NUEVAMENTE Y ME ABRAZO ALZO SU PIERNA A MI CINTURA Y YO LE ACARICIE ESE BEEL MULO BAJANDO HASTA SU TRASERO.

NOS SOLTAMOS Y ME DIJO ENTONCES HAZLO HAZME TUYA ANTES DE QUE CAMBIE DE OPINION O SE TE ACABE EL ENCANTO ENTONCES ME LE ACERQUE Y LA EMPEZE A BESAR BAJE A SUS SENOS ASU ABDOMEN LE QUITE EL TANGA Y LE EM PEZE A LAMER LA CHUCHA SI QUE BELLA CHOCHA TENIA , YA ERA MIA ELLA SE QUE JABA LE TEMBLABAN LAS PIERNAS ME COGIO POR EL CABELLO ALZO SU PIERNA EN MI HOMBRO Y YO SEGUIA DANDO PLACER SE NOTABA QUE HACIA RATO NO PRACTICABA SEXO Y SI TERMINO EN MI BOCA GUAUU HIJO QUE FUE ESO ERES ESTUPENDO ME PARE LA LLEVE A LA CAMA APAGUE LA LUZ YEM PEZE A BESARLA NUEVA MENTE ESTA VEZ ELA BAJO POR MI PECHO ME QUITO EL INTERIOR Y DIJO GUAU AHORA ME TOCA A MI Y EMPEZO A LAMERLO SI QUE PLACER QUE EMOCION MI MADRE ME CHUPABA LA VERGA DURO COMO 5 MINUTOS PEGADA Y ME VENIA LE DIJO CUIDADO MADRE QUE ME VENGO Y LO SACO Y CON SUS PECHOS ME EMPPEZO A SER LA PAJA Y SI LE TREMINE EN SU CARA EN SU PECHO, ENTONCES SE PAROY SE LIMPIO Y ME LIMPIO Y DIJO AJA HIJO Y AHORA QUE VAS HACER QUEDAMOS ASI, Y YO LEDIJE MAMA VEN Y LA BRAZE Y LA BESE Y LE DIJE TRANQUILA QUE ESTAS TAN BUENA QUE MIRA MI PAQUETE YA ESTA RECOBRANDOSE Y NO SABES LO QUE E VOY HACER SENTIR Y LA EMPEZE A BESAR Y SI ENSEGUIDA ME PUSE ERECTO OTRA VEZ Y LA BESE ELLA ESTABA MUY MOJADA Y LE ALZE LA PIERNA ELLA ESTABA DE LADO Y LA PENETRE SUAVEMENTEY LE ACARICIESUS SENOS MIENTRAS LA EMPEZE A PENETRAR ELLA SE ESTREMECIO Y DIJO AYYY SI SI A A JAA UMMM SI GUAU SIGUE ASI DAME ASI TENEIA TEIMPO QUE NO SENTIA ESO DAMEEEEE AAAAAAA, Y LA BESE LA PUSE ENCIMA DE MI CABALGAME MI BELLA DAMA ESTOY VIEJA PARA ESTO YA PERO VAMOS A COMPLACERME ME SINETO MUJER NUEVAMENTE CONTIGO Y EMPEZO A CABLGAR Y SUS TETAS BRINCABAN Y ELLA GRITABA JA JA HUMMM SI SI SI SI PUES SI LA MUSICA ESTABA ALTA.

SEBAJO Y ME BESO Y LA PUSE DE ESPALDAS Y LE ABRI SUS PIERNAS LE LEVANTE LA CINTURA Y SI LA CLAVE FUERTE YA ERA HORA DE DARLE BN DURO GUAAU QUE SALVAJE DALE MI BESTIA YA SE TE QUITO LO GALAN PERO DALE QUE ME GUSTA Y CHA CHAS CHAS LA GOLPEABA DURO I ELLA SOLO EMPUNABA LAS SABANAS MORDIA LA ALMOHADA Y GRITABA JU JUJUHUMMMM ME DUELE ME GUSTA GUAUU SIGUE EN TONCES LA LEVANTE Y LA PUSE POSTURA DEL PERRITO Y LE DI NUEVAMENTE COGIA SUS SENOS SE LOS APRETABA ENTONCES LA SOLTE Y LA VOLTEE Y LA EMPEZE A BESAR ME PARE Y LA PARE A ELLA LA OUSE CONTRA LA PARED Y SI LA BAJE LA CABESA A LA LATURA DE SU CINTURA Y LA EMPEZE A CLAVAR ESA MUJER GRITABA DE PLACER YO LA COGIA Y LE ACARICIABA SU ESPALDA SUS SENOS, LA LLEVE ALA CAMA LA PSUE BOCA ARRIBA LA BESE Y LE DIJE ERES ESTUPENDA MUJER LLEGO LA HORA DE DARTE ALGO Y LA CLAVE SI ME SENTE Y LA CLAVABA ACARICIABA SUS SENOS Y LA COGI POR LA CINTURA Y LE DABA DURO ME TIRE NENCIMA SUYO LA BESE ELLA ME ENLAZO CON SUS PIERNAS GRITABA SE QUEJABA SE NOTABA QUE SE IBA A VENIR YO TAMNBNME VENIA ENTONCES LA BESE Y SI ELA EN EL BESO UMMM ME SOLTO Y SE DESAHOGO HAHA HA HA AHSI SIS SI YLE ECHE MI SEMEN SI GUAU LA BESE Y LE DIJE ERES MIA TE HIZE MUJER LO PUDE NOTAR, FUAUU SI HIJO TENES RAZON ME HICISTE SENTIR MUY ESPECIAL HOY Y ME BESO AHORA VISTAMONOS Y DORMAMOS ANTES QUE VENGA ALGUIEN, LA PUERTA TIENE SEGURO ASI QUE SEGUIRE DANDOTE MAS TODAVIA HAY TIEMPO PARA APROVECHAR ESTO, ADEMAS MIRA YA SE ME PASO LA BORRACHERA Y SI NO PUEDO CREERLO CONTIGO TE SEDUJE BORRACHO Y AHORA ESTOY BN Y MIRA OTRA VEZ ESTO LISTO ERES MI MADRE LO SE PERO YA TE HICE MIA Y NO ME ARREPINTO Y LO VOY HACER OTRA VEZ ENTONCES DEJA DE HABLAR Y HAZLO HAZME TUYA NUEVAMENTE, Y SI ASI PASAMOS HASTA LAS 6 DE LA MAÑANA Y HAY SI NOS DORMIMOS.

Puntuacion: 8.00 - Votos: 1

Leido: 418 veces

Chupo las tantas de mi hijaCategoría: Sexo en familia

Por Juan | 2014-04-02 03:08:34 | 0 comentarios

Hola mi nombre es Juan, esto que voy a relatarles viene sucediendo desde hace unos tres años cuando por una coincidencia del destino vi a mi hija desnuda en su cuarto pues tenía una fiesta y se estaba cambiando, la verdad en un principio borré esa imagen de mi mente pero un buen día que estaba en el baño vi que mi hija había olvidado su tanga y brassier no se qué me dio por tomar esa prendas y después de comprobar que estaban machadas su tanga y aún húmedas, procedí a olerlas, a ese olor me trasporto al paraíso, sentir además su olor íntimo su humedad me puso la verga a mil así que mientras me masturbaba procedí a olerlas y lamerlas, desde entonces me he vuelto un cazador de su ropa interior, el fin de semana pasado aprovechando que mi esposa y my hija salieron, me fui a su cuarto, localiza sus tangas limpias y me las puse, saque de sus cajones un brasier negro que me exista sólo al verlo y como siempre he sido fetichista de los zapatos, seleccione aquellos que se me hacían de lo más cachondo, quiero decirles que a partir de que empece a oler sus tangas, me aficione a oler y lamer sus zapatos, así que ya con la tanga puesta oliendo el brassier me puse en mi verga su zapato ha como me sentí cachondo, después de masturbarame, puse una gota de mi semen en la tanga, en el brassier y el los zapatos imaginando así que desparramo mi leche sobre ella.

Sorro1953@gmail.com

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 358 veces