Los 10 relatos mejor valorados



Ultimos relatos


mi sobrinito de tres años y yoCategoría: Sexo en familia

Por victor | 2016-03-31 23:21:24 | 0 comentarios

Estaba solo con mi sobrinito de tres años el tenia ganas de orinar y se quito solo su pañal y andaba desnudo yo miraba sus nalguitas cuando se agachaba y como estabamos solos me dispuse a dedearlo y comense a chuparle su culito y su pene que sele puso bien duro le mame tanto ese pitito que asia gestos de felicidad le gustaba al cabron como selo chupaba me saque la verga y le puse su manita en mi verga y la agarro y le enseñe a chaquetearmela y aprendio bien y solito sela ponia en su boca y le daba chupaditas lo acomode en el sofa boca abajo y le mame su culito y le acomode mi verga entre sus nalguitas y me la apreto se sentia bien rico su culito calientito y apretadito y asi seguimos varios meces asta que su mama nos descubrio pero solo me regaño que eso no se ase pero el y yo seguimos asiendolo el me agarra la verga y yo le agarro su culito lo dedeo y a el le gusta .fin mi correo de face es martinezhernandez.victorhugo@yahoo.com.mx mandenme su solicitud para mas historias

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 404 veces

Con Betty la buenona de la familiaCategoría: Sexo en familia

Por Juan Carlos perez | 2016-03-28 11:19:18 | 0 comentarios

Buenas, empiezo por comentarles que este es mi tercer relatos, las relaciones con mi familia creo que me persiguen y no es que sea un dicaprio si no que con 23cm evidente de rabo creo que todas fantasean con probarlo.
Después de desvirgar a mi tía y follarme a la cochi pensé que pararía mi faena filial pero no fue así; este nuevo relato narra lo que me pasó con Betty hermana de mi esposa, ella una mujer de 45 años de mediana estatura con buen cuerpo y lindos ojos, casada con un tipo conservador mayor que ella y con 3 hijas vivía de manera cómoda, no le faltaba nada económicamente pero si le faltaba mucho en cuanto al sexo se refiere. Todo pasó un día que me lo tomé de descanso y empecé a visitar a la familia, la última en quien pensaba ir era donde betty ya que es mujer ocupada y pasa prácticamente fuera de la casa; mi sorpresa fue cuando me la conseguí en la calle que estaba mercando y esperando transporte para su casa, amablemente decidí ofrecerle llevarla y ella no se negó. En el camino de 20 minutos la conversación fue amena, hablamos de todo un poco y nos sentíamos muy bien, llegó a la conversación el tema del sexo pues ella me comentó: caramba me duele toda la espalda y tengo una molestia, yo jocosamente le contesté que sí la faena con David( su esposo) había sido tan buena que tenía estragos aún, ella me dijo quieres que te diga la verdad, tengo más de 2 meses que no hago nada es más ya se me olvidó como es una buena verga; yo le dije si quieres te la hago recordar por ahy tengo unas fotos y te las puedo enviar, ella en tono desafiante me dijo: fotos jajaja veo muchas, lo que necesito es ver una de carne y hueso, como la tremenda tranca que tienes ahy o que crees que es difícil de ocultar? Yo seguí con el plan de desentendido pero su mirada a mi paquete era ovia y parecía un animal con sed, fue allí cuando a un extremo de la vía baje la velocidad y ella se dispuso a sacar mi verga, salieron al aire 23 cm reprimidos en busca de cariño y una buena raja. La cara de admiración era total, cabe resaltar que ya estaba empalmado totalmente y en sus dos manos no cabía mi verga y sobresalía mucha de ella, el comentario que me hizo me impresionó, uy Dios mio 3 veces más grande que la de David, si será que me cabe y en acto seguido se dispuso a mamarla, con dificultad pues no le cabía en la boca ni por ancha ni por larga. Me la chupó como 10 minutos y decidimos parar para terminar en otro lado, su casa, durante el camino mi juego era tocando su chocho, depilado y mojado y ella se entretenía con mi granito. Cuando llegamos a su casa era una locura, estaba sola ya que las niñas estaban en el cole y su marido trabajando; cuando entramos ala casa no perdimos tiempo yo desde el principio la encule ya que la ba muy caliente, la ropa quedó tendida y tenía a mi cuñada como un manjar, no tarde en penetrarla y ella en sentir mi gran rabo, con ansias solo se comía la mitad pero después se lo metió todo a tope, ella gemía como una perra y aveces paraba por el dolor, me decía que se sentía Virgen y que la estaba destrozando pero aún así seguia, le conté 3 orgasmos y yo ya venía para mi primero el cual lo goce a mil, inundando su chocho de leche y ella quedando totalmente satisfecha, no hubo segunda parte pues quedó muy adolorida lo que si pasó fue que se abrió una puerta al placer ya que sólo era el inicio de una gran relación incestuosa como me gusta sin compromiso y con muchas libertades. Terminada la faena me vestí y me dispuse a irme no sin antes mirar su rojo coño y darle la última lamida.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 582 veces

MÁS CARIÑO CON MIS CUÑADAS IICategoría: Sexo en familia

Por Carlo | 2016-03-19 06:05:14 | 0 comentarios

Visite a Saraí el domingo sin ninguna novedad, solo estuvimos en su casa con su mamá y su hermanita Claudia, Angélica, Lety y Esmeralda habían salido. El día lunes por la tarde recibí una llamada, ya cerca de las 5 pm.
-¡Hola! ¿Me extrañas?- ¿? Era una voz suave y con mucha sensualidad que no atinaba a reconocer aunque tenía sospecha.
-¿Ya te olvidaste de mí?- Me vuelve a preguntar.
-Claro que no, te extraño bastante.- Le conteste a ciegas, con la esperanza de que me confirmara la sospecha.
-Mentiroso.- ¿?
-De verdad, extraño mucho el calor de tu cuerpo, de tus besos. Tanto que quisiera tenerte aquí conmigo.- Le conteste ya tirando a matar o morir.
-Sabes que no puede ser, pero lo prohibido siempre será delicioso.- Me contesto, confirmándome quien era… ¿Lety? esperaba y deseaba que fuera ella.
-¿Hasta cuándo?- Pregunte.
-¡Hasta que tú quieras!- Me contesto.
¿Podía pedir algo más? No creo. Tener de amante a la cuñada, aun cuando era dos años mayor que yo. Pero ese instinto de macho alfa que habita en mí, quería más, y quería comprobar hasta dónde podía dominar a mi cuñada y si podía dominar a otra más ¿Por qué no? aprovechar que no había buena relación entre las tres mayores y mi novia, al fin y al cabo, ellas me trataban con más cariño y atención que mi propia novia.
-¿Estás sola?- Le pregunte.
-¡Sí! pero ya no tardan en llegar mi mami, Clau y tu “noviecita”.- Me contesta en forma burlona.
-Quiero tenerte de nuevo. Ven a mi casa.- Le dije, esperando esa respuesta, que me confirmara mi dominio sobre mi cuñadita. El pensar que la hiciera obedecerme, me excito bastante. Hubo unos segundos de silencio, hasta que…
-¿Cuando?- Por fin contesto.
-¡Hoy!- Le conteste.
-¿Sabes que estás loco? ¿Hoy? ¿Estás solo?- Preguntó.
-Sí, lo sé, así me tienes. Sí, hoy, mi hermanita esta con mi tía y mi prima. Mis padres pasan por ella cuando salen de trabajar en la noche.- Le dije.
-¿Pero dónde vives exactamente? porque no se bien dónde es.- Me contestó.
Ya le di la dirección correcta, con señas y todo.
-¿Le pregunto a tu noviecita si no se le ofrece nada ya que voy a tu casa?- Preguntó burlona. Confirmado, no se quieren. Ya solo me reí.
-¡Ya no la menciones, solo te quiero disfrutar totalmente y ya!- Le dije con firmeza.
Colgamos. Creí que tardaría o que tal vez no vendría a mi casa. Pero antes de las 6:30 tocaron a la puerta, abrí y era Lety, con una bella sonrisa dibujada en su hermosa carita. Pasó y apenas si cerramos la puerta nos fundimos en un sublime beso, mientras mis manos recorrían su espalda, su cintura, sus duras y deliciosas nalgas. Lucia hermosa con esa blusita tipo camiseta blanca de tirantes y ese pantalón deslavado de mezclilla que ajustaba a su cuerpo delineado y sensual.
-Aquí estoy, como querías ¿y ahora?- Me dijo con sus labios entreabiertos y con una tierna mirada.
-Quítate la ropa.- Le dije mientras me separaba de ella.
No me contesto, solo me sonrió y me miro a los ojos, vio que mi semblante era serio, miro alrededor, luego al piso. Entonces se quitó la blusa y la dejo caer al suelo, luego de desabrocho el pantalón y se lo fue quitando despacio hasta quedar solo en un brassier blanco y una pantaletita a rayas verticales blanca con morado. Se quedó quieta por unos instantes mientras me miraba, le hice gesto con los ojos referente a lo demás. Despacio se fue desabrochando el brassier, se despojó de él y lo dejo caer al suelo, sin levantar la mirada, tomó de los costados su pantaletita y se la fue bajando lentamente, primero de la pierna derecha, luego de la izquierda, la tiro al suelo. Levantó la mirada, una sonrisa pícara se dibujó en su bello rostro. Me hice un paso atrás para poder admirar su hermoso cuerpo desnudo, lo cual no había podido hacer y ahora tenía esa dicha…realmente hermosa, ver esos bellos, redondos y firmes senos con esos pequeños y rosaditos pezoncitos, su delgada figura y plano vientre, camino a esa rayita que señalaba su panochita limpia y sin vellos, esas bien formadas caderas con sus redondas y musculosas piernas.
Me acerque y la tome de la cintura, la jale hacia mí y nos fundimos en uno con nuestros labios, mientras mis manos acariciaban cada centímetro de esa desnuda espalda.
-¡Ven! vamos.- La tome de la mano y le dije que caminara por delante de mí. Era súper excitante ver así a mí cuñadita, completamente desnuda caminar por mí casa, dirigiéndose a mi recamara, sabiendo que atrás en el piso, al pie de la puerta estaba toda su ropa. Su contoneo al caminar era sublime, esas marcadas pantorrillas, sus muslos, sus caderas, sus nalgas, ¡¡¡uuuuufffff!!!
Cuando entramos a mí recamara no cerramos la puerta, me pare a un lado de mi cama, le dije con firmeza a Lety:
-Quítame la ropa.- Y ella sin decir nada me quito la playera, la arrojo al piso, luego de puso de rodillas y me desabrocho el pantalón y me lo bajo despacio, levante una a una mis piernas para que me quitara por completo el pantalón, quedando solo la trusa, ahí Lety hiso una pausa, ya que por encima de mi trusa, me acaricio unos instantes el bulto que se formaba a causa de mi tremenda erección por la excitación que tenía. Acercó su cara y le dio un beso, luego otro, luego chupo lo largo que se formaba debajo de la trusa mi verga.
-Quítamela para que ya puedas disfrutarla.- Le dije.
Despacio me quito la trusa, cuando lo hiso, mi verga salto en su cara, golpeando su mejilla izquierda, luego la acaricio con cariño, todo lo largo, así como mis huevos.
-Chúpala.- Le dije y ella obedeció. Se portó bastante sumisa, no decía nada, solo hacia lo que le ordenaba.
Con su mano derecha agarró mi verga, le bajó el glande y le lamio la cabeza despacio, haciéndome gemir de placer.
-¡¡¡Uuuuuuuuffffffff!!! Sigue, que rico.- Le dije.
Volvió a repetirlo una, dos, tres veces más y mientras lo hacía me miraba con una sonrisa pícara dibujada en su rostro. Despacio se lo fue introduciendo en su deliciosa boquita sin llegar a meterlo todo, lo aprisionó con sus labios y lentamente lo fue sacando, comenzó a chuparlo despacio, despacio, mientras su mano izquierda acariciaba mis huevos de una manera tierna. Agarré su cabeza y entre que acariciaba su cabello, también la empujaba más y más contra mí, para que me chupara más allá de lo que podía hacerlo. Lety me chupaba la verga de una manera deliciosa, capaz de hacerme venir y eso aún no quería.
-¡Levántate! y acuéstate.- Le dije.
Ella obedeció y al acostarse separo los brazos y sus lindas piernas, mostrándome su bella y deliciosa cuevita rosada y limpia. Me acomodé entre medio de sus bellas piernas, metí mis brazos por debajo de ellas, las levante y se las separe, pase mi lengua despacio por todo lo largo de su rayita, lo que provocó escapara de sus labios un suave gemido.
-¡¡¡¡Aaaaaaahhhhhh!!!!- Lety.
Volví a pasar mí lengua otra vez y otra vez, luego se la fui metiendo despacio entre sus labios íntimos hasta llegar a su botoncito, que presione despacio, arrancándole un suave y largo gemido a Lety, el cual fue repitiendo una y otra vez. Se lo agité de arriba abajo, lo hice girar una y otra vez. Le metí todo lo que alcanzaba mi lengua en su cuevita, recorriendo cada pared de su vagina, se la saque y volví a meter, la cogí con la lengua, lo que le provoco derramar ese delicioso jugo de su frutita. Yo no dejaba de meterle y sacarle mí lengua, sabia delicioso su jugo.
Lety doblo sus rodillas y las cruzó sobre mí nuca, jalándome y aprisionándome contra ella, cuando comenzó a agitarse y a gemir por un salvaje orgasmo, sus gemidos debieron haberse escuchado en toda la casa. Ya llegada la calma, me soltó, me levante un poco y me fui subiendo sobre ella que separó sus lindas piernas, la bese en sus labios para que probara sus deliciosos jugos, agarré mi verga y se la centre en la entrada de su cuevita, en eso Lety metió su mano entre ambos, agarró mi verga y se la comenzó a tallar de arriba abajo una y otra vez, volviendo a gemir con intensidad hasta que la dejo quieta y centrada en la entrada de su cuevita, entonces se la fui metiendo despacio, estaba bastante empapada y caliente, se sentía delicioso como iba entrando en ella. Por fin toque su fondo y me quede quieto por unos instantes, quería saborear esos momentos, mientras nos besábamos profunda y suavemente. Despacio comencé a bombearla, le metía y sacaba la verga una y otra vez hasta tocar el fondo de ella, poco a poco fui arreciendo en mis embestidas hasta que golpeaba con fuerza su matriz, luego paré de golpe, me quede quieto y volví a embestirla con fuerza una, dos, tres, cuatro veces más y paraba de golpe otra vez, volví a hacerlo otra vez. Lety arañaba mi espalda y me enterraba las uñas mientras gemía con fuerza, era excitante oírla.
Le saque la verga y me enderece, la contemple por unos instantes mientras ella gemía y se acariciaba su empapada panchita con una mano y con la otra sus bellos pechos.
-Voltéate.- Le dije, a lo que ella luego obedeció. Se levantó y se acomodó de rodillas.
-Levanta las nalgas y recuesta el pecho.- Así lo hizo. En esa posición, tenía un bello y excitante panorama de sus nalgas, su cuevita y de su rosado culito. Agarre mi verga y le centre la punta en su cuevita, despacio se la metí, la tome de sus caderas y comencé a bombearla despacio nuevamente. Se la metía y sacaba una y otra vez, miraba como entraba y salía mi verga de esa empapada caliente cuevita. Poco a poco fui arreciando en mis embestidas. Ensalive mi dedo pulgar y con él le presione la entrada de su culito, cuando lo sintió Lety comenzó a gemir más suavemente. No con la punta, si no con la yema del dedo, haciendo que se fuera dilatando y que mi cuñadita se excitara aún más. Luego de un rato en que la embestía con suavidad, de golpe arrecie una, dos, tres, cuatro veces y pare cuando sentía que ella estaba al punto del orgasmo, el cual me confirmo en su reclamo.
-¡Ya! ¡Ya! No seas malo, estaba a punto de acabar ¡Ha! ¡Ha!- Lety.
Me recargue sobre ella para abrazarla y nos derrumbamos sobre la cama, así, conectados como estábamos, le agarré su seno derecho con mi mano y se lo acaricie, mientras que la otra la metí debajo de su vientre e hice lo mismo con su botoncito mientras la bombeaba despacio, solo que ella ya deseaba acabar, varias veces la hice estar a punto del orgasmo y se lo interrumpí, pero ahora me suplicaba que no parara, que arreciara mis embestidas, que tuviera compasión de ella. Por una parte deseaba complacerla, por otra, deseaba seguir disfrutando de ella, de esa rica, caliente y empapada cuevita. Arrecie mis embestidas, mis huevos chocaban contra sus duras y aterciopeladas nalgas, mientras el chasqueteo de nuestros sexos iba en aumento. Comencé a bufar al sentir próximo a explotar y Lety me suplicaba que ya lo hiciera, que le llenara su deliciosa vagina con mi leche, hasta que por fin…..pude complacerla, entonces explote dentro de ella una, dos, tres grandes erupciones llenaron su caliente vagina que no pudo contener toda la leche que salía de mi verga. La bombee aún más, hasta que sentí que ya no tenía más, así nos quedamos por un rato, hasta quedo flácida mi verga, entonces me levante y le di la mano, así agarrados nos fuimos al baño para asearnos. Al entrar, nos besamos con pasión, como deseando fundirnos una vez más en uno solo y mi verga también lo deseaba, ya que se me comenzó a poner nuevamente erecta y dura entre las piernas de mi cuñadita Lety quien no tardo en notarlo y enseguida se puso de rodillas frente a mí, agarro mi trozo de carne y se lo llevo a su linda boca para comenzar a chuparla. Lo hacía despacio, poco a poco se la iba metiendo más y más adentro, no logro engullirla totalmente, pero aun así lo hacía delicioso. Luego de unos minutos, dejo de chuparla, se levantó y se colocó de espaldas a mí, recargando las manos y el pecho sobre la pared, separo sus bien torneadas piernas y levanto su culito, me coloque detrás de ella, doble un poco mis piernas, agarre mi verga y de un solo empujón se la metí en su vagina que aun chorreaba mi leche, comencé a embestirla con fuerza, de los labios de Lety escapaban de gozo gemidos que se escuchaban por toda la casa y que muy probablemente si hubieran llegado en ese momento mis padres con mi hermanita nos hubieran descubierto. Mis manos la tenían con fuerza atenazada de sus caderas para que mi verga no se llegara a salir en esas fuertes embestidas que no duraron mucho, pero que si fueron algo salvajes, hasta que volví a hacer explosión dentro de ella. Finalmente llego la calma, nos bañamos uno al otro, nos secamos y así desnudos nos salimos del baño y nos fuimos a mi recamara.
-¿Y mi ropa?- Pregunto Lety.
-Donde te desnudaste, ahí te vas a vestir.- Le conteste con una sonrisa.
-¡Ok!- Me contesto resignada.
Me vestí y bajamos. No podía dejar de admirar la belleza desnuda de mi cuñadita. Llegamos a la puerta y ahí se vistió. Nos fundimos en un profundo beso y antes de salir me regalo una bella sonrisa y:
-¿Le doy algún recadito a tu novia?- Me pregunto Lety. A quien solo le sonreí.
Se fue, más tarde me llamo para avisarme que había llegado bien. Esa noche aparte de dormir profundamente, soñé con ella. Unos días más tarde me presente a casa de mi novia, quien estaba un poco molesta conmigo porque no le había llamado, ni mucho menos la había ido a ver, mientras su mamá le decía que en lugar de molestarse conmigo, me atendiera con una sonrisa y con cariño, que con esos modos me podría hartar y dejarla. Mientras mí cuñada Esmeralda me ofrecía agua y me preguntaba cómo había estado y que me había extrañado, así como Angélica y Claudia.
Era muy notoria la atención……

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 790 veces

mi sobrinita linda ( real continuación)Categoría: Sexo en familia

Por javi | 2016-03-16 17:35:13 | 1 comentarios

Por fin despues de tanto tiempo pude cojerme a mi sobrina fue fantástico y lo mejor en su casa y en su popria cama dos horas de locura vaginal oral y anal gracias enlo_ por tus consejos contactame a este mail el otro me lo bloquearon x fa

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 2150 veces

Me estoy cogiendo a mi suegraCategoría: Sexo en familia

Por Arturo Hernández | 2016-03-14 14:19:59 | 0 comentarios

A
5 de Mar de 2016 17:14
De Yo
Detalles
Hola soy Arturo vivo en una ciudad de México, tengo 35 años, mi correo es parejaswsarrobayahoopuntocom para recibir comentarios, soy aficionado a las mujeres maduras y casadas, bueno les cuento que conocí a una chica en mi trabajo, ella se llama Mary es algo llenita muy guapa de tetas pequeñas y con un tremendo culo, comenzamos una amistad pero ella me atraía mucho debido a su hermoso trasero
En mi trabajo rolamos turnos y a veces nos toca trabajar juntos y fue allí donde empezamos a tratarnos más de cerca yo soy casado y ella lo sabe aún así comencé a insinuarme y ella aceptó mis halagos, ella tiene novio y vive con su mamá, una señora muy agradable de entre 55 y 50 años, de tez muy blanca, cara bonita algo de sobrepeso, tetas grandes, muy blancas y un culo qué ufff !!! Grande y ancho cosa que me mata al verla.
Comencé a visitar a mí chica a su casa y en ocasiones nos quedábamos toda la tarde viendo películas y cuando se podía nos la pasábamos cogiendo. Su mamá trabaja y aprovechábamos cuando ella no estaba. Cuando está en casa acostumbra a vestir pantalón de mezclilla muy apretados por lo cual se nota cuando usa tanguitas y blusas sin mangas muy escotadas, o usa shorts, en una ocasión ella llegó de trabajar y como Mary su hija estaba dormida porque había trabajado de noche ella me ofreció de comer y al servirme el plato se inclinó tanto que pude observar sus hermosa tetas muy de cerca pues su blusa estaba desabotonada y dejaba ver esos hermosos melones a través de su bra de encaje y media copa, ese día además de ver sus tetas no deje de ver sus nalgas, así comimos juntos al terminar ella se dirigió a su habitación y yo al baño a masturbarme pues me había puesto muy cachondo y no me podía coger a su hija porque estaba ella en casa, así que al estar en el wc masturbandome busque en el cesto de la ropa y encontré unas tanguitas de hilo dental y claro que no eran de mi chica ya que yo le conocía toda su ropa atrevida, por lo que supuse que eran de mi suegra, las tome y aspire recibiendo un rico olor a mujer pues se notaba que habían estado muy húmedos, comencé a jalarme la verga mientras tenía el tanga en mi cara, entonces escuché que tocaban la puerta del WC, era mi suegra preguntando si estaba ocupado el baño, contesté que no tardaría ella dijo ok, y yo imaginando las tetazas de mi suegra seguí jalandome la verga y cuando sentí que me venía envolví el tanga en mi verga hasta que avente toda mi leche caliente sobre la prenda íntima de la señora y con esa misma me limpie la tranca que escurría de semen, después de limpiarme salí del wc y entro mi suegra.salí del baño y como ya se había levantado mi chica decidimos salir de compras y regresamos ya tarde, allí estaba su mamá vestía unos leggins muy pegaditos que la hacían ver muy grande y rica su almeja, mi chica entro al WC, por lo que no pude evitar tener una gran erección, mi suegra me dijo con tono sarcástico mientras miraba mi entrepierna, ¡ ¡ lo bueno fue que ya lave el baño y saqué el cesto de la ropa ¡¡ Porque parece que usted dejó algo
La miré con cara de susto y ella sólo me sonrío diciendo no hay problema mijo no te preocupes estás en tu casa, después me retiré, y cada que iba de visita no perdía oportunidad y cuando había tangas de mi suegra se las dejaba llenas de leche.
Así pasó el tiempo y debido a problemas en mi matrimonio decidí salirme de mi casa y Mary me ofreció que me fuera a vivir con ella y su mamá, así que me mudé a su casa, cuando Mary yo teníamos el mismo turno llegábamos como a las once de la noche y después de cenar con su mamá porque ella siempre nos esperaba y en especial a mi para darme de cenar ya que Mary llegaba a dormir, mi suegra me recibía siempre vestida con leggins y blusas de licra semitransparentes que hacían ver unas hermosas tetas, me acompañaba sólo en la plática ya que tampoco ella cenaba, nuestra conversación poco a poco fue tomando confianza y empezamos a tocar el tema sexual, ella platicaba de la perra vida que le daba su marido cuando vivía con el además del maltrato me contó que cuando llegaba borracho sólo le abría las piernas se la metía y a los cinco minutos se venía, se quitaba y se quedaba dormido, también me pregunto que desde que me había mudado a su casa ya no había dejado nada en el cesto de la ropa, le comenté que era porque su hija me dejaba seco todos los días, ella sonrió y dijo "debería de dejarle algo" sólo reímos y esa fue una de las pláticas que acostumbrábamos tener en la cena
Claro que estas pláticas se terminaron cuando cambiamos de turno ya que en esta fábrica rolabamos los tres turnos, así me tocó trabajar turno de noche y a Mary trabajar en la mañana, eso fue un viernes, me despedí de Mary y salí a trabajar, el sábado terminé a las seis de la mañana y llegué directo a la cama Mary ya se había salido a trabajar y mi suegra no trabaja los sábados así que no quise incomodarla haciendo ruido, me desnude quedando en boxers y al tratar de dormir recordé como en la noche había tenido un faje cachondisimo con una señora casada compañera de trabajo, así que se me paro la verga y yo comencé a menearmela puesto que la desvelada me había generado una tremenda erección, cerré los ojos tratando de quedar dormido y no escuche cuando mi suegra entro a mi habitación, sólo hasta que dijo, "buenos días hijo" abrí los ojos y miré a mi suegra al lado de mi cama vestía sus típicos leggins y blusa escotada de licra, llevaba una taza de café en las manos cuando me sorprendió con mi mano en la verga, rápidamente me solté la tranca y me tape con la sábana de tela delgadita la cual no pudo evitar que se me notará la erección quedando como carpa de circo jejeje, mi suegra me dijo
— hay yerno disculpeme por interrumpir su sueño, y creo que estaba soñando muy bonito, sólo le traje un café por si apetece ya que voy a salir a caminar
Y lo puso sobre el buró de la cama, y al inclinarse pude ver sus hermosos senos, al ver esas tetazas se me paro más la verga, la señora no pudo evitar ver mi erección y como pretexto dijo que la habitación estaba desordenada y que rápidamente haría el aseo.
Comenzó a limpiar y cada que se inclinaba podía observar su culo grande y el tanga se le salía, así que me quede observándola mientras me tomaba mi café y poco a poco fui agarrando mi verga, la subía y la bajaba lentamente disfrutando de ver a mi suegra, en dado momento ella volteo y me miró viendo como me acariciaba el tronco, me dijo.
— mijo creo que no te dejo dormir, mejor más tarde limpio.
— no señora, no hay problema, usted siga.
— ok mijo como tu digas.
Y continuó limpiando, pero cuando quiso acomodar las sábanas las jaló de manera que mi verga quedó expuesta. Mi suegra dijo.
— hay yerno tapese eso, mire como lo trae.
— Una disculpa señora, lo que pasa es que así me pongo cuando ando desvelado, y como Mary no ha hecho su trabajo, ya se imaginará como ando, pero ahorita me voy a cambiar.
— no se preocupé yerno, es normal en los hombres.
Y mientras ella me cubría con la sábana, yo jale la sábana y le dije muy serio
— señora ahora compone esto
Le tome la mano y se la puse sobre mi verga, ella quiso retirarla pero se lo impedí, así a la fuerza hasta que ella abrió la palma de su mano y comenzó a menearmela muy suavemente, yo le dije que me la jalara toda y comenzó a masturbarme apretando mi falo con fuerza, diciendo
— yerno yo se que le hace falta sacar toda la leche que trae cargando, así que sólo lo haré venirse para que duerma rico.
— claro señora usted no deje de jalarmela.
Y me recoste para disfrutar la mano de mi suegra y ya caliente le tome la cabeza y la fui guiando hasta mi tranca, ella se quiso quitar pero no la deje y la acerque más has que la tuvo cerca de su boca y le dije,
— ande señora, pruebelo que no me puede dejar así, yo se que usted desea probar mi verga, si no fuera así usted no me la estaría jalando.
— no hijo, esto no está bien. Eres el hombre de mi hija y yo sólo quería que estuvieras agusto.
Mientras decía eso no dejaba de menearme la verga y a mi me valió y la empuje a mi falo, ella abrió la boca y probó la punta de la cual ya salía líquido preseminal, yo empuje más su cabeza y ella se metió toda mi verga comenzando a chuparmela muy rico, se acomodo abriendo sus piernas y empinandose inicio la felación se la metía toda en su boca luego la sacaba y mamaba mi tronco hasta llegar a mis huevos a los que les dedico unas buenas chupadotas después su boca bajo hasta mi culo dándome lengua al cual le dedicó un buen rato,mientras me jalaba la verga, yo la hice levantarse, le quite la blusa y saqué sus tetotas, comencé a mamarselas poniendo más atención en sus oscuros y grandes pezones de mujer madura, la hice suspirar yo ya la estaba dedeando y sentía como se había mojado producto de la venida que le había generado, saqué mis dedos y se los llevé a su boca los cuales mamo saboreando sus propios jugos, le quite sus leggins vi su tanguita negra claro que no se la quite, sólo la hice a un lado para ver su monte de Venus, al cual le acompañaba sus vellos negros y rizados, hice a un lado su pelambrera mientras masajeaba su clítoris, ella gimiendo empujó mi cabeza a su almeja inmediatamente comencé a comerle el chocho, lami sus labios vaginales hasta llegar a su clítoris al cual le dediqué un trato especial ella gritaba y yo seguía hasta sentir que se venía en mi boca, bebí sus jugos ella me decía.
— mijo, para por lo que más quieras...
Me quite y la besé en la boca, ella correspondió mi beso y su lengua jugó con la mía de manera muy cachonda, y suspirando dijo
— cojame yerno, por favor ya deme, que quiero sentirlo.
— claro que me la voy a coger suegra, le voy a meter toda mi verga hasta que me saqué toda la leche, me la voy a coger como la puta que es señora.
— si mijo yo soy su puta.
— ahora pidame qué le de verga.
— dame verga mijo, dale verga a esta señora que es tu suegra.
— Empinese suegra.
Ella obedeció y se empinó a cuatro patas, abrí sus nalgas dirigí mi lengua por su ano, le di lengua hasta que me la cogí por el culo con mi lengua.
— ya metemela por favor mi amor,
Decía gimiendo.

Agarré mi verga y se la pasé por su panocha hasta llegar a su ano y allí le di de golpes con mi tranca, ella empujaba su trasero para recibir mi verga, hasta que le metí la verga despacito, ella empujó sus nalgotas para recibir toda mi verga y yo le di dos fuertes nalgadas,
— tranquila puta ! Él que da las órdenes aquí soy yo y el qué te va a decir como coger soy yo, así que a la próxima que no hagas lo que yo estoy queriendo te voy a dejar las nalgas rojas de dolor
— perdón yerno, será como usted diga pero no me la saqué,
— así me gusta señora, porque ahora usted y su hija serán mis putas y me las voy a coger como yo quiera

Le metía la verga despacito y después rápido así estuve cogiendomela hasta que le metí un dedo en el culo y de lo cachonda y mojada que estaba lo recibió sin pudor.
Se la saqué y la acosté boca arriba le abrí las piernas y ella rápidamente las envolvió a mi cintura empujandome para meter mi verga en su panocha hasta el fondo, así le estuve dando tranca a la vez que mordia sus pezones y le hacía unos chupetones en las tetas, cuando sentí que me iba a venir, la volví a empinar le lami el culo y poco a poco le metí mi falo en su ano, ella gritaba.
— No yerno por favor no !!
A mí viejo nunca le permití que me lo metiera por el culo.
Me va a doler por favor no me la metaaaaaaa.
Fue lo último que escuché antes de meterle mi verga en su culo, comencé a darle despacito y cuando se la había metido hasta la mitad de un sólo golpe se la deje ir hasta el fondo, mis bolas chocaban con sus nalgotas a cada embestida que le propinaba, mi suegra apretaba muy rico y yo me la estaba cogiendo por el culo y le recordaba quien era yo dándole golpes en sus grandes nalgas los cuales combinaba con caricias a su clítoris, a sus pezones, cuando sentí que se venía en mis manos le jale de su cabello fuertemente y acerqué mi boca a sus labios para besarla profundamente mientras ella llegaba al orgasmo, cuando sentí que me iba a chorrear saqué mi verga.
— señora, póngase de rodillas, que le voy a dar mi leche caliente.
Obedeció y rápidamente se hinco sobre la cama, yo me puse de pié y acerqué mi falo a la boca de la señora, abrió su boca y comenzó a chuparmelaMe la mamaba poco a poco hasta que se la trago toda, yo aproveché y comencé a follármela por la boca la tome de la cabeza y le daba unas metidotas hasta que no aguante más y me vine dentro de su boca, avente toda mi leche caliente en su boca, pero no se la saqué sino que seguí dándole de metidas hasta qué mi suegra se comió todo mi semen, al sacárselo ella limpio con su lengua todo el tronco hasta dejarlo brilloso y húmedo por la suculenta felación, terminando nos acostamos juntos, mi suegra me abrazo y besaba todo mi pecho cuando llegó a mis pezones los lamio con su lengua y comenzó a chuparlos mientras me acariciaba el nabo y con sus uñas largas recorría mis huevos creando un momento cachondisimo, pues ver como tenía a esa señora, madre de mi chica al lado mío casi desnuda pues no le permití que se quitará el tanga recostada sobre mi pecho chupando mis tetillas y jalandome la verga con una mano y con la otra acariciandome los huevos, era muy cachondo, así que de nueva cuenta me empalme y la señora al ver duro mis 18 cms dirigió su boca engulléndola con gran maestría, comenzó a mamar mi verga, la señora era una
experta comiendo pollas, sacó mi verga de su boca para decirme;

— mijo usted recuestese y déjeme hacerle sentir muy rico, que es lo poco que puedo hacer por usted, después hacerme su mujer.
— claro señora usted haga lo que crea conveniente pero no deje de mamarmela.
Mi suegra se empinó frente a mí falo, me lo mamaba tan rico mientras su mano acariciaba mis bolas que si no hubiese sido porque hacía unos minutos me acababa de chorrear me hubiera venido inmediatamente, estuvo tragando verga un buen rato hasta que yo la tome de la cabeza y le metí toda mi tranca hasta empezar a venirme a chorros dentro de su boca, ella engullía todo mi nabo pero alcance a sacarselo de la boca para avantarle mi leche en su cara y en sus tetotas, terminando de una manera fenomenal, tanto que caí desfallecido y me quede bien dormido kmientras mi suegra me abrazaba.
Serían las cuatro de la tarde cuando desperté por una razón extraña, sentí mi verga bien hinchada y una boca chupandomela, era Mary mi chica la cual me había despertado como a mí me fascina pues me mamaba la verga hasta hacerme correrme de manera muy rico
Y justo cuando me vine mi suegra entro al cuarto, al verla me corrí de inmediato en la boca de mi chica, la señora dijo.
—hay perdón hijos, no quise interrumpirlos, ustedes sigan.
Mary se quiso quitar pero no la deje, apreté su cabeza contra mi miembro hasta que avente mi última gota de semen, pues no iba a permitir dejar de correrme con esta situación tan cachonda, mi suegra salió de la habitación pero si alcanzó a ver cómo me vine en la boca de su hija. Mary me dijo;
— Te pasas ! Porque no me dejaste quitarme cuando mi mamá entro ?
— mi amor, no iba a cortar mi venida sólo porque tu madre entro sin avisar, ella está grande y sabé que a un hombre no le puedes cortar la venida así de golpe y nimodo qué ella lo hiciera, además no pareció que se incomodara el verte mamandome la verga.
— no verdad, pero me dejaste muy cachonda y mejor en la noche antes de irte a trabajar que no esté mi mamá me das unas buenas cogidotas.
Me levanté y me bañe después comimos los tres juntos y platicamos como si nada hubiera ocurrido, pero yo no dejaba de pensar en mi suegra.
Claro que su mamá no salió esa tarde y eso me salvó porque ya no traía ni gota de leche.
Y ése fue el comienzo de una nueva vida al lado de dos mujeres que me trataban como rey y eran sumisas a mis deseos más descabellados.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 1696 veces

AdrianaCategoría: Sexo en familia

Por Turan | 2016-03-14 12:37:43 | 0 comentarios

Todo empezo cuando tenia 10 años, mi tia acababa de llegar de Veracruz a mi casa por que no tenia donde quedarse en la ciudad, asi que mi madre le ofrecio un cuarto en mi casa.
Mi tia es morena tenia 27 años, mide 1.72m pero tiene un cuerpo de diosa, unas ricas tetas enormes y un culo muy bien formado.

El primer año que estuvo ella ahí no senti tanto morbo por ella, fue hasta una vez que la vi quitandose el brasier yo iba pasando por casualidad enfrente de su cuarto y cuando dejo sus tetas al descubierto, la mire, ella me miro y me dijo -¿nuca habias visto unas tetas? Yo le respondi que no se dio vuelta hacia mi y me dejo ver esas enormes y bien formadas tetas, yo traia una formidable ereccion y mi tia lo noto, pero al verla se volteo hacia el otro lado y se puso su brasier.

Transcurrido un mes de lo antiguo relatado, mi tia empezo mas cariñosa conmigo y fue hasta una vez que ella durmio conmigo porque decia que hacia mucho frio. Cuando llego a mi cuarto sin brasier y con una playera blanca dónde se transparentabansus pezones y dejaban muy poco a la imaginación ella se metio a la cama y me dijo -Ya duermete que mañana tengo que ir a trabajar, no podia dormir con esa imagen en mi mente y ella dormida ahí al lafo mio asi que deje que pasara mas o menos 1 hora que se durmiera mejor y empeze mi lenta subida hasta sus tetas, las acaricie tan lentamente y por tan prolongado tiempo que no sintio nada fue cuando le acaricie los pezones cuando ella sintio mi mano en sus tetas que de un movimiento bursco se quito, pero arrimo sus nalgas a mi cuerpo, no sabia que hacer y le meti la mano debajo de su calzon llegando hasta su ano y sintiendo que estaba un poco humedo por sus fluidos naturales despues con la otra mano comencé a realizar el mismo procedimiento solo que con su vagina y se sentia humeda y muy calientita saqué mi mano de su culito y la oli, era un olor esplendoroso un elixir olia tan fuerte que no podia mantener mucho tiempo mi mano encima de mi nariz, mi ta se dio la vuelta frente a mi y me dijo . Por que no lames mi culo, Y como si fuera un objeto me tomo de los cabellos mi tia y llevo fuertemente mi cara contra su ano tan humedo y peludo yo queria separarme por ese olor tan fuerte pero me dijo que no me iba a soltar hadta que se lo dejara limpio, ella me empezo a masturbar y me dijo que tal ya lo dejaste limpio escuencle yo le dije a mi tia que no dejara de masturbarme yo le seguia chupando el culo despues ella se llevo mi puberto pene hasta su boca y me la empezo a mamar, me corri en su boca, acto seguido ella quito su culo de mi cara y se empezo a masturbar mientras acercaba mi nariz a su vagina, y llego al extasis soltando un gemido que nunca olvidare.
Despues de eso me dijo que no le contara a nadie lo sucedido en esa noche.
dos meses despues mi tia se fue de la casa y hace unos meses que yo cumpli 18 ...

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 884 veces