Sexo con mi Padrino Parte 1 Leido: 721 veces


Sexo con mi Padrino 1

A mis 41 anos luzco buen cuerpo y sigo una dieta balanceada. Desde los 28 anos empeze a fantasear con tener sexo con hombres. Al mudarme a Miami, decidi hacer realidad mis fantasias eroticas, entre ellas incluye usar pantis y demás lencería femenina. Vivi en un edificio alto de 34 pisos había algunos otros edificios de condominios muy cercanos. Debido a eso en las noches disfrutaba desnudarme con las cortinas y persianas abiertas en mi departamento. Casi todas las noches me vestia con lencería al llegar del trabajo y me masturbaba en mi depa. Al terminar me daba un bano y secaba mi cuerpo frente alguna ventana, esperando ser visto por algún desconocido morboso. Esto me calienta bastante. Tambien solia frecuentar bares gay en la ciudad de Miami para conocer mas acerca de ese estilo de vida. Al mismo tiempo salía con chicas lindas y mantenía buenas relaciones con ellas en un ambiente heterosexual. Decidi explorar mi lado bisexual al buscar tener relaciones intimas con otro hombre. Tuve varios encuentros con hombres de mi edad, mas jóvenes y hasta un poco mayores. En Miami fue donde empece mi vida como bisexual.

Al cabo de unos cuanto anos me mude a la ciudad de Houston y allí continue mi estilo de vida bisexual pero de manera un poco mas conservadora. Tuve encuentros intimos con pocos hombres pero entre ellos con algunos hombres maduros de arriba de 60 anos. Fue allí donde despertó mi preferencia por relacionarme con hombres mayores. Una de mis aventuras mas memorables y la que marco mi vida favorablemente fue la que tuve con un hombre de 55 anos. Su nombre es Jeff, de muy buen cuerpo, calvo intencionalmente, pues se rasura la cabeza, usa barba de candado muy bien cortada, muy higienico y vello en pecho. Sus brazos, piernas y pectorales son muy fuertes. El me trato muy bien y me enseno a disfrutar mi sexualidad e influyo mucho en desarrollar mi preferencia hacia hombres maduros. Pase varias noches con el, en las que me hacia disfrutar su miembro dentro de mi ano y de mi boca. Aprendi mucho sobre sexo oral y anal de el y con el. Hasta la fecha, cuando viajo a Houston, lo contacto para vernos y poder acostarnos. Su miembro es mediano, muy grueso, circundado y lo mejor se rasura el vello púbico. El me acariciaba y besaba con mucha calma hasta que yo le rogaba que me penetrara de lo caliente que me ponía. Yo disfrutaba hacerle shows en privado donde lucia mi lencería y dejaba manosear por el.

Tengo un padrino que casi nunca frecuente como adolescente. El reside en Mexico y en un visita reciente me encontré con el para tomar un café y platicar. El es alto, fuerte, tiene voz grave y se ve muy fuerte a pesar de su edad. Conversamos de diversos temas y acordamos seguir en contacto ocasionalmente. Debo admitir que me sorprendió su físico y me pareció muy apuesto. Me comporte muy varonil en mi reciente reencuentro con el y no le mencione nada acerca de mi bisexualidad. Yo trataba de llamarlo una vez al mes y ponerlo al tanto de alguna novedad o simplemente charlar con el. Al realizar viajes a Mexico, solia llamarle y saludarlo y si se daba la oportunidad nos veíamos.
En una ocasión, uno de mis viajes breves le llame a mi padrino y le dije que quería saludarlo personalmente el accedió. Pase a su casa a visitarlo y al preguntar sobre su esposa me menciono que se encontraba de viaje. Lo invite al bar del hotel donde me alojaba y después de beber algunos tragos me acompano a mi habitación. Alli me lave la cara y me cambie de ropa. Note que mi padrino me miraba con cierta sospecha de que le ocultaba algo. Mi padrino procedió con cuestionarme acerca de no estar casado a lo que yo le respondi que en ese momento no era mi prioridad. Despues el continuo preguntándome si alguna vez había estado con un hombre. Yo le respondi que si, con amigos, compañeros, cientes, familiares etc. Y el me aclaro diciéndome, no me refiero en esos términos sino como pareja sexual o sentimental. Debo admitir que no esperaba ese cuestionamiento por parte de el. El insistió con las preguntas y me veía con lujuria. Yo fingi no notarlo e ignore sus preguntas. Mi padrino paso a mi bano y yo aproveche para recuperar la compostura y pensar friamente. Al salir del bano mi padrino se me acerco y me dijo lo siguiente:

Padrino: Tienes muy buen cuerpo y me gustaría tocarte.
Yo: Gracias padrino. Usted también luce muy bien.

Me beso mi padrino y procedio a besarme el cuello y a manosearme las nalgas.

Padrino: Nena, quitate le ropa…quiero verte desnuda…
Yo: Ay padrino, que dice…no puede ser…usted es mi padrino.

Me desnude y me acerque nuevamente a el.

Padrino: Ven nena, dejame tocarte y chuparte las tetas…
Yo: Nooo padrino, esto no puede ser…
Padrino: Ya no lo te hagas del rogar, se que gusta acostarte con hombres, vi la ropa de mujer en tu closet…ven nena dejame gozar tu cuerpo.

Yo me encontraba caliente y al mismo tiempo sorprendido si debía ceder a su seducción.

Padrino: chiquita ven, nena desnúdate frente a mi y ponte unas pantis sexis…
Yo: aaayy padrino, no me pida esooo….no debo.
Padrino: dejate llevar nena, te quiero hacer mi mujer…hacerte sentir una mujer de verdad.
Yo: esta bien, padrino.

Me desnude frente a el de manera sexy haciéndole un striptease. Despues me puse un juego de lencería. Mi padrino mientras tanto también se desnudo y me mostro una vergota gruesa, grande, circundada y para mi sorpresa sin vello púbico pues estaba completamente rasuradao.

Padrino: mira, veme, acercate a mi , a poco no te gusta nena?
Yo: si padrino, me encanta su verga, esta preciosa y se me antoja bastante.
Se me acerco y me quito el sosten, me beso los pezones y me los lamio suavemente. Tambien acariciaba mis nalgas y me bajo la tanga. Siguio besando desde el cuello hasta las piernas recorriendo todo mi cuerpo poniéndome bien caliente. Me prendieron sus caricias y sus palabras cachondas.
Le baje su bikini y hice sexo oral. Lami y chupe toda su verga y me meti lo mas que pude en la boca. La disfrute enormemente al pasarle mi lengua por todo el largo de su vergota. El respondio con meterme el dedo en mi ano y masturbándome. Mi padrino se acosto en la cama boca arriba y me jalo hacia el para seguir manoseándome. Despues de un rato le pase una botella de lubricante anal y me acoste boca abajo en mi cama con las piernas abiertas. El me lubrico el ano y me dedeo para prepararme para penetrarme con su verga. Me pidió que me levantara de la cama y tratarlo de hacerlo el se acosto boca arriba y jalo mi cuerpo hacia el colocándome con mi espalda en su abdomen. Esta posición no me agrado y trate de levantarme y forcejee un poco con mi padrino ya que el trataba de metérmela asi. Logre levantarme y al alejarme de la cama, mi padrino se puso de pie y me alcanzo. Era imponente ver su cuerpo de casi 2 metros de altura y con su verga bien erecta. Llegue a pensar que me podía desgarrar el ano. Mi padrino me tomo fuertemente, me beso y me chupo los pezones de manera muy cachonda. Despues se posiciono atrás de mi, me empino para dedearme el culo y me avento hacia la cama. Una vez en la cama, me exigió que me colocara boca abajo y abriera completamente las piernas. Me estiro los brazos hacia la cabecera de la cama y el se coloco encima de mi. En ese momento, me metio su vergota bien lubricada y en una sola embestida, ya la tenia hasta el tope. Inicialmente sentí dolor pero rápidamente se convirtió en placer al concentrarme en el deseo sexual que sentía hacia el. Me hizo su mujer como un verdadero hombre. Pasamos toda la noche juntos, me cogió varias veces y finalmente nos quedamos dormidos, con su vergota metida entre mis nalgas. Esta fue la primera vez que me cogió mi padrino pero aun lo sigo viendo clandestinamente.

Continuara…

Autor: VG Explorer

Por Victor Gonzalez | 2012-12-20 15:54:02

Puntuacion: 10.00 - Votos: 1

Regstrate y vota este relato

Tags

sexo gay

1 comentarios

Identifcate o Regstrate

Entra o crea una cuenta para dejar comentarios, votar relatos, usar tu avatar, tener tu propio perfil y otras ventajas mas.

Por favor introduce en el campo inferior las 4 letras y/o números de la imagen siguiente:

Actualizar captcha

Luismario63

2012-12-23 12:16:32

Responder

Me gustó el relato, lo encuentro real, me gustaría contactar contigo Victor para intercambiar nuestras experiencias en el mundo de la bisexualidad