Los 10 relatos mejor valorados

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTRO VERGA

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTR...

descocado por mi perro

Descocado por mi perro lobo Hola mi...

Estacionamiento

Hola espero que te guste esta histo...

me iso el amor un san bernardo

Todo comenzo hace un par de años c...

amigas por accidente

mi nombre es karina les cuento este...

Primera vez

Bueno esto que les contare es porqu...

YUYI

Mi nombre es Obdulia... Pero todos ...

Me encantan los machos heterosexuales...

Desde que era un niño, tengo memor...

Un Trío maduro...Poblano

Hola que tal, les contare algo que ...

Mi primera vez, por fin

Hace unos meses tuve mi primera rel...



Ultimos relatos


Videos de niñas de 10 a 14 años, material nuevoCategoría: Sexo primera vez

Por asda | 2014-12-09 23:34:47 | 1 comentarios

PW de el primer video.
Pw: jojojo1234



Debido a que estoy subiendo mas y mejor material , ahora hay una nueva barrera. para que los links esten vigentes mas tiempo , decidí colocar tinypaste.

al darle click al primer link adfly , los llevara a tinypaste y de alli le dan a otro link adfly y los llevara al VIDEO HD>Byfrank

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 656 veces

follando en el jardín infantilCategoría: Gays

Por follando en el jardin | 2014-12-09 12:49:06 | 0 comentarios

Cuando era niño y tenia 3 años mi maestro me cilio rico en mi jardin

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 390 veces

CAMILA Y ALEJANDRO... LA DESPEDIDACategoría: Sexo en familia

Por Fantasmal | 2014-12-09 12:37:11 | 0 comentarios

CAMILA Y ALEJANDRO…LA DESPEDIDA
Alejandro se ducha para ir por su esposa, mientras Camila permanece aun desnuda sobre la cama desordenada. Cuando siente que él ha cerrado el agua de la ducha, se levanta y va hacia el baño. Quiere verlo una vez más desnudo, secándose. Ya no tiene que mirarlo de reojo, ni masturbarse soñando con que la posee; ahora Alejandro es suyo; es un mundo nuevo para ella, al que se entrega sin dudarlo. ¿Te ducharas también Camilita? ..le dice; ella asiente mientras su mano busca una vez más la verga. Alejandro sonríe y la acaricia..Te gusta ? Le pregunta con suavidad. SI..mucho.. susurra Camila ya empuñándola y sintiendo como se endurece cada vez mas. Se besan con pasión y Camila no suelta el miembro, mientras Alejandro manosea otra vez su delicioso culito. Camila se sienta en la taza del Baño y Alejandro le pide que se lo chupe. Ella accede sin dudarlo y se mete todo el miembro de Alejandro en su diminuta boca. LO lame, lo besa, lo succiona, mientras èl la toma de la nuca. Camila, mientras lo devora , piensa en su madre y sonríe; le gustaría que ella la viera, pero sabe que eso nunca será; sabe que deberá compartirse con ella en secreto. Ella lo mira sin sacarlo de su boca; esta excitado mirado como su niña le devora el pico. Mama te lo chupa asi?...le pregunta con picardía… EL solo atina a decir que si. Suena el celular..es mamá llamando. Camila se levanta y va por el teléfono…se lo pasa a Alejandro. La Fiesta Terminó. Mientras el habla con Paulina, Camila le masturba con suavidad; Alejandro se excita mas, y trata de disimularlo hablando con su esposa:
A: si amor, voy a buscarte? Saldré en 10 minuto a amor.. (Mientras Camila se lo agarra cada vez mas duro y sonríe maliciosamente)
P: Apúrate por favor!! Tenemos que ir de compras. Y Camila se fue? Dijo q iba a ir a estudiar con una amiga..
A: No, aun esta acá, creo. Debe estar arreglándose… ( Camila ya está de rodillas pasando su lengua por toda la verga)
P: pásamela por fa!! Besitos te amo! (Alejandro le extiende el teléfono a Camila quien nerviosamente lo toma, sin dejar de masturbar el miembro)
C: Alo mama? si dime ( y mientras escucha a su madre se mete la verga en su boca..Alejandro excitado se tiende en la cama y evita emitir cualquier gemido de placer).
P: Hola Hija querida.. a que hora te iras a estudiar? Dile a Alejandro que te pase dinero.
C: Un rato mas mami….. si descuida,, se lo pediré y seguro me lo da..(dice sonriendo y lamiéndole aun la venga durísima de su padrastro)
P: Que estas comiendo hija?
C: UN helado mama, hace calor.. ya besos te dejo..chao.
P: Chao..cuídate mucho..te quiero
Camila Corta el celular de Alejandro. Ha conversado con su madre mientras chupaba la verga de su marido, mas malicia que eso no puede imaginarlo. Alejandro esta excitadísimo, se sienta en la cama y la agarra de la nuca… ¡Eres muy puta!!..le dice y la besa con pasión. La toma con fuerza; al voltea y la obliga a ponerse en cuatro, ella entiende y quiere ser esa perrita caliente. Siente las manos de Alejandro en sus caderas y luego el manoseo rudo en su culo juvenil. Alejandro recorre con sus dedos el clítoris y la vagina de Camila.. que está demasiado mojada. MI perrita..mi putita…papi te va a culiar otra vez…!! Le dice al oído. Mientras la verga empieza a hundirse lentamente hasta tocar fondo. Camila empieza a gemir. Dame papi..culeame riko!! Y luego ee grita sin descaro… caguemos a mama… càgala con tu putita!! Alejandro entra en éxtasis y empieza a darle durísimo..la cama se agita y cruje.. Camila grita de placer: ayy ayy ayy..mas mas mas dame Ale..dame. ¡! Toma toma Camilita ¡!...... grita él. Mientras le hunde la verga sin piedad, mira su culito y recuerda cuantas veces deseo tenerlo así, para cogérselo sin pausa; piensa además que no se compara con el culo de su esposa, el cual es mas grande y suelto..Camila lo tiene pequeño pero durito. No se aguanta y se lo dice: Tienes mejor culo que tu mama sabias Cami?..Camila se excita al oír esta confesión… sabe q es verdad, pero solo atina a sonreír antes de empezar a tener un orgasmo exquisito como tantos que Alejandro le ha regalado esa mañana. Alejandro acaba una vez mas dentro del coñito de Camila, derrama hasta la ultima gota de semen que el queda. AL retirar la verga vuelve a mirar y acariciar su clítoris, lleno de semen. Camila cae rendida en la cama boca abajo… no se dicen nada ni se besan. Alejandro se arregla la ropa rápidamente..no hay tiempo para una nueva ducha pues debe ir por su esposa. Camila le dice que se apure, que no se preocupe por el desorden de la cama, que ella dejara todo ok para que nadie sospeche. Ya vestido él se acerca a despedirse de Camila quien aun esta desnuda. SE besan con exquisita pasión y vuelve a manosearle el culito por última vez. NO olvides que soy tu putita!! Jiji ..le dice al oído. Alejandro sonríe…. Eres exquisita..bebe!!.. beso final..se va en busca de la madre de su amante. Camila se duchara y ordenara la pieza. Cuando mami llegue…cenaran los tres.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 130 veces

La primera vez con mi cuñadaCategoría: Sexo primera vez

Por damd32mx | 2014-12-08 20:47:37 | 0 comentarios

Antes de comenzar a contar lo que me sucedió, debo decir que es algo real, no importa mucho si no me creen, simplemente hago la aclaración porque me apetece compartir esta experiencia y otras que bien o mal he vivido.
Mi nombre no importa mucho, en ese momento tenía 30 años y estaba casado, vivo en México DF y trabajo supervisando puntos de venta de cierta empresa que para el relato no importa mucho. No soy un galán pero tampoco estoy tan jodido, sin embargo he tenido la fortuna de salir con las mujeres que he querido, claro, hasta que me casé. Además mi trabajo me permite disponer de mi tiempo siempre y cuando cumpla con mis labores, es decir mi horario es relativamente flexible.
Esa mañana como de costumbre mi esposa y yo nos preparábamos para salir a trabajar, estábamos desayunando y las cosas iban de lo más normal. Algunas veces a la semana se acercaba la hermana de mi mujer a la casa para que la llevara a la Universidad, ella estudia veterinaria. Mi cuñada se llama Mariana, tiene 23 años, es blanca, cabello largo por debajo de los hombros, de color negro, labios delgados. De cuerpo es delgada, nada espectacular, sin embargo tiene bonitas piernas y bien arreglada llama la atención. Mi relación con ella es muy buena, desde siempre nos hemos llevado bien e incluso nuestras pláticas a veces son muy entretenidas, en pocas palabras tenemos cierta confianza.
Ese día fue de lo más normal, ella llegó a la casa, nos platicó algo, nos apresuramos y salimos a nuestros destinos. Mi esposa trabaja a media hora de la casa, así que a veces deja su automóvil y la llevo yo, ese día me pidió que la llevara y como me queda de camino pues no había inconveniente, ni era algo fuera de lo común. Dejamos a mi mujer en su trabajo. Tomé el camino que me acerca a la Universidad para llevar a Mariana, tampoco en esto hay nada extraordinario, pues también me queda de paso y al menos tres veces a la semana reviso los puntos de venta cercanos o dentro de la Universidad.
En el camino estuvimos platicando de sus papás, de su hermana (mi esposa) y del novio de Mariana, luego hablamos de fiestas, música, libros y otras boberías. Hasta que me platicó que su novio (con el cual en ese tiempo no tenía más de tres meses saliendo) estaba planeando llevarla a un hotel, sin embargo ella se negaba un poco porque el tipo quería llevarla a un lugar un tanto cutre y ella en tono de broma de decía que al menos su novio le invirtiera un poco más. Yo la escuchaba y le hacía alguno que otro comentario y también algunas bromas con respecto a eso. Le comenté además que ya sabía a qué hotel (de Tlalpan) quería llevarla y que sí, debía invertirle más, además de que también es demasiado de putón.
Ya estando cerca de su facultad me preguntó por mi ruta, le dije que estaría por la universidad y que después estaría cubriendo la zona sur de la ciudad, ella me preguntó si podía acompañarme cosa que no me sorprendió porque en un par ocasiones ya lo había hecho y pues mi mujer tampoco ponía peros ni le molestaba, inmediatamente dije que sí y pregunté por sus clases, cosa que según ella no parecía generarle problemas.
Ya en su facultad, me pidió que la esperara pues buscaría a alguien para que entregara su trabajo para poder escaparse, al cabo de unos quince minutos estaba de vuelta, fuimos a entregar unos papeles y después a revisar un punto de venta dentro de la misma universidad. Sin embargo parecía muy insistente en retomar la conversación de los hoteles, cosa que al principio no le di importancia, pues era algo que pensé le causaba inquietud por el asunto del novio. Aunque después también comenzó a despertarme cierto morbo. Luego me preguntó por el hotel que más me gustaba, su ubicación, costo etc. Al principio me pareció un tanto incomodo hablar con ella de eso pero como hay buena comunicación con ella pues pude hacerlo con relativa facilidad. Ya encaminados a revisar otro lugar de venta fuera de la universidad, tomamos un camino que nos acercaba como a media hora de la zona en que estaba el hotel que le había comentado anteriormente, realmente no teníamos que pasar por ese lugar, sin embargo ella estaba muy insistente y regresaba al tema del hotel. Yo le dije que estaba cerca y medio le di señas de la ubicación.
Debo decir que yo estaba un poco renuente a cambiar la ruta, sin embargo y como estaba comenzando a “motivarme” el tema, decidí seguirle el juego, en todo caso según yo eso se quedaría en mi cabeza pues no pasaría nada. Hay que mencionar que Mariana, hasta ese momento nunca me había despertado ese deseo, tampoco había fantaseado con ella, sí la veía y me parecía más o menos atractiva pero nada extraordinario. Ya cuando me percaté que estábamos muy cerca del hotel, como a 10 minutos se lo comenté, no hizo ni dijo nada, como si no hubiera escuchado, estuvo en silencio un momento, sin preámbulo y de forma muy directa me dijo- y si entramos- cosa que de verdad me dejó atontado y muy nervioso, obvio también me excité, pero creo que al ver mi reacción, inmediatamente dijo- es broma, caíste- aunque no le dije nada, no le creí lo de su “broma”.
A unos cien metros o poco más, ya medio excitado y con cierta malicia le dije, mira es ése, ya se ve, bajé la velocidad y le dije, ¿enserio quieres entrar?, a lo que me respondió, ¿tú quieres?, más por impulso y por lo excitante de la aventura, me metí al hotel, debo decir que los nervios y la tensión me tenían atontado pues ella no era cualquier persona, era mi cuñada, demás, hasta ese momento yo no había hecho ni imaginado algo así con nadie, menos con Mariana. Ya sin pensarlo mucho y después de que me indicaron el lugar, pagué y bajaron la cortina del garage, me volví a subir al carro y no sabía muy bien qué decir, ni qué hacer, el silencio incomodo se hizo eterno, fue muy bochornoso, hasta que decidí acercarme a ella y besarla, fue el beso más tosco y burdo que he experimentado, de hecho no fue nada excitante ni algo parecido, me sentí muy avergonzado, porque pensé que la había cagado a lo grande, ella también se veía muy nerviosa, pero tampoco me rechazó sin embargo por la situación y por lo que representaba, el beso fue muy poco afortunado, no volvió a decir nada, ni me miró, ni nada, se bajó del carro y subió las escaleras para entrar a la habitación, y yo detrás de ella avergonzado por el beso y además con la sensación de que las piernas no me respondían debido a los nervios. Vale decir que fue extraño porque pensaba en todo y al mismo tiempo en nada.
Ya en el cuarto, se sentó en la cama, seguía en silencio, yo entré a lavarme las manos al baño, para no quedarme como un tonto ahí parado, cuando salí me senté junto a ella y le dije que si quería que nos fuéramos, que no pasaba nada, es decir ya en ese momento estaba excitado pero también estaba consciente del marrón en el que me metía, ella fijo que igual sentía lo mismo, pero no me dijo nada, sólo me miró y me besó, a diferencia del beso en el carro este fue una revelación, sus labios se sentían suaves y perfectamente húmedos, de hecho ni me percaté del tiempo que estuvimos besándonos, la levanté de la cama y seguí besándola, la tomé por la cintura y subí mis manos por su espalda, ella hizo lo mismo pero metió sus dedos entre mi cabello, seguí acariciando su espalda, poco a poco mis manos se acercaban a sus nalgas, yo jugueteaba bajando un poco más mis dedos, metiéndolos entre el pantalón, me di cuenta que le gustaba, hasta que lo desabotoné, metí mis manos y comencé a bajarlas hasta apretar con fuerza sus nalgas, sólo lanzó un pequeño gemido sin dejar de besarnos. Ella ya me había desabotonado la camisa y estaba desabrochando mi cinturón, me recosté en la cama y Mariana se sentó sobre mi, besé su cuello y quité con cierta brusquedad su suéter, llevaba un top blanco y debajo un sostén color claro, acaricié por encima de la ropa sus senos, que además no parecían tan pequeños como se veían.
Debo decir que por lo rápido que había sido todo, olvidé los condones en el carro, cuando ya estábamos en este punto, Mariana me preguntó si traía y si usaríamos, honestamente no pensaba arriesgarme, así que con toda la pena y coraje tuve que bajar al garage y aunque solo había que bajar unas escaleras, significaba perder tiempo y en todo caso, ella podría pensarlo y arrepentirse, de cualquier modo no ocurrió, y continuamos en lo que nos habíamos quedado, volví a besarla y a tocar sus pechos riquísimos, ella igual comenzó a tocarme y besarme con más fuerza.
Por fin la despoje de su top y me acerqué para besar y mordisquear ligeramente sus pechos, yo sólo estaba en bóxer y con una erección que hacía mucho no sentía de esa forma. Con un poco de dificultad comencé a bajar su pantalón, mientras acariciaba sus piernas que efectivamente se veían y sentían maravillosas, cuando llegaba a sus nalgas metía entre su tanga mis dedos, comenzaba a tocar su vulva que ya se sentía muy húmeda, mientras ella gemía y me apretaba los hombros.
Por fin estábamos desnudos y muy excitados, mutuamente nos masturbábamos, de vez en cuando yo metía mis dedos en su boca, ella los chupaba y me miraba de forma que me calentaba más, lentamente y mientras besaba mi pecho y abdomen, fue bajando hasta llegar a tener mi miembro en su boca, honestamente no me imaginé que fuera tan buena chupándolo, metía toda mi carne a su boca, pasaba su lengua y lo apretaba con los labios, después de un buen rato, la jalé y recosté boca arriba, abrí sus piernas y metí mi cabeza entre ellas, al principio se resistió un poco e intentó quitarme pero desistió después de unos cuantos lengüetazos, chupe y probé sus fluidos por un rato, su olor era muy fuerte cosa que me encantó, ella temblaba un poco mientras balbuceaba algunas palabras.
Después subí por su cuerpo hasta llegar a sus senos, los besé con fuerza al mismo tiempo que acariciaba sus piernas y todo lo que alcanzaran mis manos. Ella tomó con delicadeza mi miembro y lo fue acercando con un jugueteo a su vagina, cuando tocaba mi miembro sus labios y clítoris podía sentir su calidez y humedad, quité su mano y con fuerza metí todo en su vagina, gimió con excitación mientras yo volví a meterla con la misma fuerza una y otra vez, estuvimos así un tiempo, luego me recosté boca arriba y ella montándome introdujo mi miembro en ella, el movimiento con sus caderas me encantaba, sentía que estaba a punto de terminar, sin embargo trataba de contenerme, tocaba y besaba sus senos, que de verdad tenían muy buen tamaño y forma, sus pezones rosados estaban muy duros y tenían rastros de mi saliva, cambiamos de posición, me dijo que le gustaba en cuatro, la puse y comencé a penetrarla con cierta lentitud, poco a poco fui subiendo el ritmo, nunca imaginé que gritaría y disfrutaría de esa manera, tampoco que se mojaría de la manera en que lo hacía, que dicho sea de paso me fascinaba, los dos estábamos muy sudados, yo tocaba y besaba su espalda, le apretaba las nalgas y apretujaba sus pechos, luego con la voz agitada me pidió que cuando acabará lo hiciera en sus pechos pues le encantaba. Seguimos al mismo ritmo unos minutos más, cambiamos una vez más de posición, ahora me había montado pero esta vez ella estaba de espaldas, me fascinó tenerla así, su cadera se movía riquísimo y en movimientos circulares, a veces aumentaba el ritmo y la fuerza, mientras yo le daba nalgadas fuertes, cuando sentí que ya estaba por venirme saque mi miembro de su vagina, ella se acomodó y un chorro espeso de semen salpicó sus pechos y vientre, me recosté junto a ella, la abracé y me dio un beso muy tierno.
Estuvimos en silencio un rato, mientras nos acariciábamos y veíamos con cierto asombro. Todavía volvimos a hacerlo una vez más para luego salir del hotel, en el camino estuvimos platicando sobre lo sucedido, yo al menos todavía no creía lo que había pasado, pues no imaginé que eso sucedería precisamente con ella esa mañana. Mariana se veía tranquila, al menos más que yo, me decía que todo había sido espontaneo y que por eso había sido especial, comentó que no lo había planeado, sin embargo yo no me lo creo. De cualquier manera ya estaba hecho y no había vuelta atrás. Además que lo habíamos pasado muy bien. Así que de quejarse nada.
Todavía tuvimos un encuentro más. Luego acordamos dejar eso y no comentarlo con nadie pues nos meteríamos en un marrón enorme. Hasta ahora entre ella y yo siguen habiendo buenas conversaciones y una buena relación, no ha vuelto a pasar nada, ni miradas ni insinuaciones, ni nada. Yo me separé de su hermana dos años después, con Mariana de vez en cuando nos mandamos mensajes y alguna vez nos hemos visto, pero nada más.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 263 veces

Silvia guerrera incesto (3)Categoría: Sexo en familia

Por silvia guerrera | 2014-12-08 20:05:36 | 0 comentarios

Un día me llegaba casa mi hermana. (miércoles) y yo salgo con mi amigovio(tarde-noche) ese día y mi marido(cornudo) en el trabajo.. y luego me espera en casa para q le cuente como me fue.(esas son otras vivencias.)
Yo no sabía como decirle a mi hermana q tenía q salir y no volvería hasta tarde. Y me animo ya con todo lo sucedido entre nosotras y le digo q tenía q encontrarme con mi amigovio. Ella quedó maravillada. Y se me ocurrió llevarla. Ella muy gustos d ir. Cuando llegamos al departamento d mi amigovio ( Teo ). El solamente me esperaba a mi. Y con semejante sorpresa quedó maravillado . Mi hermana se portó muy bien . Teo nos sirvió bebidas a las dos y empató a desarme y luego a ella. Cuando la besaba a ella yo me desnude . Los agarré d las manos y nos fuimos a la habitación .me acosté y deje q ellos se desnudan entre los dos con besos y carisias . Mi hermana se acosto y entre Teo y yo la empezamos a besar todo el cuerpo . Su boca .sus tetas .su concha mientras yo lámia su concha ella le chupaba la verga a Teo o entre las dos nos disputabamos su verga a.el estaba maravillado con nuestras bocas. Luego en misionero la penetre a mi hermana q temía divino. Yo a su lado besandola y tocando sus tetas. .Nos pusimos en 69 con mi hermana lamiendonos una aclaración otra .ella arriba mío . Teo se ponía atrás d ella y la penetraba o a mi me levantaba las piernas y me penetraba o. Tuvimos hermosos orgasmo con mi hermana. Luego el nos dio su lechita en nuestras bocas. En la 2* ocasión Teo nos cojio x la cola a las dos. Dejándonos muy sastifechas . Nos volvimos a casa con mi hermana. Mi marido llegó a los minutos. Pensó q no había salido. Se lo dije a mi hermana. Y ella me dice q x w no le contaba q sí y q fuimos las dos. No me resultó mal .y le dije a ella q allá aclaración cama se desnude y me espere . Le digo a mi marido q estaba en la cocina q sí fui a ver a Teo. pero fui con mi hermana y nos cojio a las dos. Mi marido se puso a mil cuando le empecé a contar y le dije q fuéramos a la cama. Donde mi hermana nos esperaba. Y contándole como Teo nos cojio a. Mi marido nos cojio. A las dos d nuevo. Ese día las dos quedamos muy sastifechas d la verga d Teo y la d mi marido nos(cornudo).
Y planiamos volver a repetir ya con su marido en casa en otra oportunidad. Pero Teo también cambio los planes cuando le dije q iba con mi hermana y q el estaba con un amigo.. Y en casa contandoles a los dos cornudos como nos cojieron .



Hasta pronto continuará. Silvia.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 152 veces

Como me folle a una compañera de la universidadCategoría: Sexo infieles

Por Albeto | 2014-12-08 15:37:38 | 0 comentarios

Buenas tardes,queridos lectores aquí les traigo una anécdota que me paso y fue real. Platicando por el facebook me encontré a una compañera y empezamos a charlar y a recordar viejos tiempos en el que estudiábamos en la universidad. Así pasamos charlando un buen rato cuando nos pusimos de acuerdo en salir el fin de semana a bailar y en donde nos encontraríamos y donde nos quedaríamos ese día y pues me dijo que en un hotel.
Se llego el sábado y pues nos encontramos en el metro a las 6 de la tarde, de ahí decidimos ir a garibaldi, pues dicen que se pone bueno, pues nos fuimos para allá, llegamos y checamos la zona y fuimos a rentar un hotel pues como íbamos a bailar y se nos haría tarde ya que donde vivimos nos queda retirado, pues llegamos al hotel y lo rentamos, mmmmm después nos dirigimos al cuarto, ya en el cuarto ella se empezó a bañar y fue cuando salí a comprar algo para cenar. Salia a comprar y llegue al cuarto y cenamos, hasta ahí todo iba normal, pero después de cenar las hormonas entraron en acción, me sentía cansado por el trabajo y ella igual pues nos dimos unos ricos masajes empezando por los hombros, hasta llegar a los pies. Le empece a dar su masaje y fui sintiendo, como sin querer queriendo como sus tetas se le ponían duritas,e ice que me caía y metí mi mano en medio de sus piernas y estaba al rojo vivo esta bien calientita, fue cuando ahí empece a que ella me diera el masaje e ice que se subiera en cima de mi espalda y sin querer queriendo se excitaba mas y mas pues podía sentir el calor que había entre sus piernas. Después de un buen rato que prendo la tele y estaba el canal porno y empezamos hablar de sexo cuando y terminamos follando, recuerdo que mela subí en sima de mi y empece a masajear su vagina y después sus tetas estaban que explotaban, se resistía pero al ultimo acepto follar le mordía sus ricas tetas mientras le introducía un dedo en su vagina, sentía como se retorcía de placer, hasta que me pedio a gritos que la penetrara, que delicia de verdad pues estaba bien estrecha y cuando la iba penetrando que rico se sentia ya que tenia una año sin follar y era su 3 ves, era una delicia penetrarla y poder sentir como ese volcán estallaba así estuvimos follando 20 min. hasta que me viene dentro de ella, y así no la pasamos follando toda la noche y ya no fuimos a bailar.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 118 veces