Los 10 relatos mejor valorados

descocado por mi perro

Descocado por mi perro lobo Hola mi...

Estacionamiento

Hola espero que te guste esta histo...

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTRO VERGA

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTR...

amigas por accidente

mi nombre es karina les cuento este...

Kim: Mi primita... Mi putita (V)

" Despues de una buena temporada fu...

drogue a mi tia real

hola, soy Jorge tengo 22 años, es ...

Mi prima numero uno

Era verano cuando ella llego, soy p...

mis compañeros de escuela

me llamo alex tengo 8 años soy de ...

Primera vez

Bueno esto que les contare es porqu...

La secretaria de Papa.

Hola mi nombre es Paola, la histori...



Ultimos relatos


mi hermanita de 7 años y yoCategoría: Sexo en familia

Por anónimo | 2015-10-23 04:21:48 | 0 comentarios

Hola me llamo marcos tengo 16 años les quiero compartir lo que paso entre mi hermanita menor de 6 años y yo ella se llama Jennifer..

Era un martes del mes de febrero del 2014 como era un día soleado mis padres deciden ir a vicitar a mi tío Juan el vive en un rancho un poco retirado de la ciudad, al llegar hay estaba mi tío y mis primas esperandonos salude a mis tíos y mis primas y luego mi tía nos va a indicar en las habitaciones que nos quedariamos resulta que mi hermanita y yo compartiriamos la misma habitacion luego de eso le dije a mi madre que estaría en la alberca en eso mi hermanita quería ir conmigo subi con mi hermanita a la habitacion a cambiarlos de ropa ella andava puesto un vestido floriado bueno ella comenzó a quitarse la ropa quedo solo en calzonsitos blancos nunca la había visto desnuda fue la primera vez sentí una erección en mi pene ella lo noto en ese momento me pregunta que si que ando debajo de mi shor le dije que era un juguetito que si quería verlo
Y ella respondió que si entonces lo saque y lo vio le dije que podía tocarlo
Y ella accedio y comenso a acarisiarlo me dijo que era bien suave
yo estaba muy excitado al sentir esas manitas en mi pene le dije que si quería podía darle besitos y mi hermanita comenzó a besarlo luego se lo meti en su boquita y comenzó a mamar mi pene era algo tan rico que pasamos como 15 minutos hasi y me corri en su boquita ella se trago mi semen
después de tragarse mi semen me dijo que si que era eso que había salido de mi juguetito que era bien rico
Le dije que era mi semen y le pregunte si le había gustado a lo que ella me respondió que si que si lo podíamos hacer otro día le dije que si con una condición que no le contara a nadie que esto era nuestro secreto ella me dijo que no le diría a nadie,,(continuara) tengo fotos por si quieren intercambiar les dejo mi correo (rudysa74@gmail.com)

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 1871 veces

orgia con transexuales y sabor a semenCategoría: Transexuales

Por felipe | 2015-10-23 02:41:26 | 1 comentarios

A la eda de 26 años tuve mi primer encuentro transexual fui a una fiesta y para sorpresa mía estaba una hermosa mujer alta como de 1.90 cabello largo rubio piernas de deportista un trasero maravilloso unos pecho enormes y una cara hermosa a lo largo de la fiesta estuvimos intercambiando miradas sonrisas y me lanzo algunos besos yo seguí con mis amigos y ella con los suyos se me hizo muy extraño que no estuviera con su novio o algún galán deje de verla y pensé que ya se había ido ya en la madrugada al salir de la fiesta en la calle me encuentro con semejante mujer le pregunto si esta esperando a su novio me dice que no tiene novio que esta esperando a una amiga que la llevaría a su casa yo sin pensarlo le digo que si quiere yo la puedo llevar a su casa ella sin dudarlo me dice que si nos dirigimos a mi carro y nos dirigimos a su casa ya en el camino y mientras platicábamos nos besamos como si no hubiera un mañana y toque los pecho y ella me dijo que tenía algo que decirme que ella es transexual eso me prendió mucho más de lo que ya estaba le dije que ya lo sabía que a mi me gustan los transexuales y tenia ganas de estar con uno llegamos a su casa me invito a pasa y no dude en aceptarlo en su casa tenían una fiesta y me quedé un rato mas seguimos besándonos nos empezamos a tocar ella me dice que si ya había tenido relaciones con un transexual le dije que no pero que tenia muchas ganas de hacerlo estas de suerte me presento a su a amigas y me dice que si quiero hacer una orgia con ellas todas transexuales le dije que por supuesto que sí nos empezamos a besar a tocas empezamos a ponernos muy calientes nos quitamos la ropa nos tocamos empezamos a beber alcohol y una de ellas me dice estas listo para la acción le dije que si pero que estaba muy nervioso por que es mi primera vez me dice tu tranquilo te voy a dar algo para los nervios y saca un polvo blanco ya se imaginan que era solo use un poco y se me quitaron los nervios y empecé a sentir que todo mi cuerpo se calentaba y estaba lo más exitado que podía le dije muy buena idea lo que me diste me puse de rodillas y empecé a probar ese caramelo y sentía como con cada chupada se hacía más y más grande dentro de mi boca y estaba muy grueso su sabor es riquísimo me dice prueba el de las demás y dime cual te gusta mas todas me rodearon y yo no paraba de chupar todos los caramelos que se me ponían enfrente 10 en total ya todos muy duros y gruesos me los quería acabar a chupadas sólo sentí que alguien me puso de perrito no le di importancia por que yo seguía comiéndome esas vergas jugosas de repente sentí que alguien estaba detrás de mí y su verga tocando mi culo como pidiendo permiso para entrar sentí algo muy frío y pegajoso me dicen tu tranquilo es lubricante para que no te duela mucho yo pensé esta será mi primera vez adiós virginidad empecé a sentir mucho dolor cuando me la estaba metiendo yo grite de dolor y excitación le dije si me la vas a meter hazlo ya de una ves ella no lo dudo y me envistio con una fuerza y de un solo golpe que sentí desmayar grite tan fuerte de dolor y placer que justo en ese momento con mi boca abierta sentí como una verga enorme y no tan gruesa me llenaba toda la boca hasta la garganta ya no pude gritar sólo seguí chupandola y sentía como entraba y salía esa verga de mi culo con cada cogida me exitaba más y más ya no tenía control de mi cuerpo con tanto alcohol y polvo blanco sólo me dejaba llevar les dije a las chicas quiero sentirlas a todas dentro de mi culo se empezaron a turnar unas me cojian como una perra y a otras les comía la verga hasta ya no poder respirar cuando de pronto sentí un líquido caliente dentro de mi culo y me escurría por las piernas al mismo tiempo sentí mi boca llena de semen me lo trage todo con un sabor delicioso que me éxito al máximo y sacó la perra que soy les dije que rico sabor de boca tengo quiero todo el semen en mi boca y empeze a chupar todas las vergas mientra chupaba empeze a sentir como caía agua por mi cabeza no le di importancia y seguía con mi tarea de probar todo ese rico semen cuando de pronto sentí otra gran cantidad de semen pasando por mi garganta cuando de pronto sentí en mi cara un líquido caliente y una de ellas dijo te voy a cubrir la cara de semen al momento de voltear veo como una gran cantidad de líquido blanco cae sobre mi cara y pecho y en seguida me dicen quieres golden shower yo no sabia que era y les dije que si me bañaron todo mientras seguía tragandome el semen de todas las que faltaban la chica que conocí en la fiesta fue la ultima en depositar su semen en mi boca y como dicen la ultima es la mejor y tiene razón una verga de más de 25cm no se como pero me la comí casi toda se vino en mi boca en una gran cantidad que se me salia me lo trage todo Hasta la última gota y seguí chupandosela hasta que se vino por segunda ves y no deje de chuparsela por que quería una tercera pero en vez de semen me hizo un golden shower y no deje que se desperdiciara ese líquido y termine tomándomelo...
Es la mejor experiencia que he tenido en mi vida y la verdad quiero repetirla

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 499 veces

Cuarentas yseisCategoría: Sexo en familia

Por Carpi76 | 2015-10-22 16:34:02 | 0 comentarios

CUARENTA Y SEIS 11/07/154
Tengo 24 años en unos días Araceli mi madre cumple 46, quiero hacerle un regalo inolvidable para ello estoy preparando la situa-ción., con acercamientos, toques, caricias verbales miradas atrevidas. Ella no ha manifestado nada en contrario, muchas veces me mira con simpatía, algunas con alegre sorpresa.
Por su parte ella me demuestra la belleza de su cuerpo, sus curvas, nada ostentoso, pero entiendo que no rechaza lo que estoy tramando, no creo que sea ignorante de mis felices intenciones.
Mi hijo esta por demás cariñoso, me gusta me agrada. Hace 6 años que soy viuda, últimamente estoy padeciendo ciertos escozores en mis íntimos órganos, pero lo superaré como suele suceder, son temporarios, sin embargo no deja de inquietarme las pro-vocaciones de él, es un juego que me agrada. Son cariños que recibo que satisfacen mis inquietudes de mujer, mi hijo no puede tener otro objetivo que hacerme alegre mis días, siempre me besa en la cara, para ello pone una de sus manos en mi nuca, me atrae y besa en la frente, en el pómulo, de mi parte suelo aprisionar su cara con mis dos manos y besarlo en la cara, considero que nuestras caricias solo son el amor de una madre por su hijo y viceversa por más que sienta cierta alegría intima al recibirla.
Cada día la veo más feliz a Araceli, más alegre casi corre cuando llego, aprovecho para abrazarla fuerte, siento sus senos que aparentemente ella los aplasta con placer contra mi pecho,. lo que ella no rechaza, solo queda la noche de mañana y luego su cumple, estoy estimulado, siempre que ocurre esto la piropeo, ella sonríe y me besa en la cara, aprovecho para acariciar sus glúteos,, me mira de reojo con una sonrisa, entonces le doy un pico., ella se queda me acaricia la cara, permanecemos juntos, unidos, mi mano recorre su piernas, está seria, la alzo hasta su entrepierna, me besa en los labios se retira, va a la cocina me avisa que aún falta para a comida, me acerco, la tomo de la cintura, le doy un beso en el cuello… percibo que tiembla su cuerpo, pasamos el rato, noche comentando los hechos sobresalientes del día, diciéndonos cosas dulces cariñosas, solo toques de rodillas, los brazos, luego a dormir.
Salí más temprano. Debía hacer unas cuantas compras, no volví a almorzar, al anochecer llegue cargado de cajas, flores, su alegría fue incomparable, mi satisfacción era importante, ella fue más efusiva y le correspondí como se merecía, pasé mis manos por debajo de su cabello a la nuca, la atraje y la besé con pasión, me alejó con sus dos manos sobre mi pecho pero no mucho
-te amo Araceli, la besé nuevamente solo insistió suavemente en el alejamiento, lo que acepte para empezar a entregarle los obsequios lo primero fue el ramo de flores, fue ella la que me besó en los labios fugazmente, había comida para que ella no cocinara, abrí el vino y tomamos, charlamos mientras miraba sus senos, ella muy pícara sonreía, casi a los postres me acerque a su silla murmurando ter quiero mucho Araceli, quiero que seas mía, “sos loco vos, que quieres con una vieja marchita, deslucida” me prendí de sus labios, le apreté sus senos, no la aflojé, no hizo nada por liberarse, , vos crees que esto está marchito???, seguí con lo mío, aceptó, así sentada deslice mi mano entre la suave piel de sus entrepiernas, tendió su mano y retuvo la mía mientras nuestros labios entretenidos no abandonaban el placer de su unión.
Me acaricio la cara, no podes querer estar conmigo hijo, soy vieja para vos, (pero mi cuerpo pedía a gritos el placer que le daban las manos tibias y suaves .sus labios y su lengua, estoy encharcada)...........madre déjame que te quiera, acepta que te ame como hombre, si no te apetece me despedís, pero te necesito con todo el corazón y el cuerpo, baje mis labios abrí su escote y llegué hasta sus pezones, acaricio mis cabellos y apretó mi cabeza, “que placer por favor!!!!!...... “no sé qué me pasa con vos, sé que lo nuestro no es normal pero lo deseo”, de forma pausada manoseándola llegamos al dormitorio, nos recostamos, la llené de besos, me acarició me saco la chomba, beso mis tetillas, con sus uñas recorrió mi pecho, su mirada ahora era libidinosa, mien-tras le sacaba su seno, se lo lamía con gemidos de placer, recorrí su esternón y ombligo con labios y lengua mi mano entró entre su bombacha y su piel llegando a abarcar todo su pubis mis dedos jugaron con sus largos y enrulados vellos, los labios de la vulva, bombacha y su piel cuando llegué al Monte me contuvo la bese en los labios hasta que me soltó la de la vulva, escuchaba unas sonrisitas pícara de aquellas que se interpretan como un juego de pasiones, intente sacar la trusa me sostuvo la mano, -susurró no....no…..- bajé a su ombligo a su bajo vientre, bajé la bombacha hasta a mitad de la pierna., apresurada tomo el borde y la subió, -no mi amor no....no- seguí con mi lengua entre su monte, con suavidad baje la prenda, no opuso resistencia, calce, mi pera. Pegué mi cara a su monte, me extasié con su fragancia. Haciendo esto me baje mi ropa quedó expuesta mi herramienta rígida, lenta y suavemente comencé a deslizarme para arriba con gemidos de placer, ella suponiendo lo que iba hacer me dijo “no hijo, amor, así con besos y caricias es-tamos bien” “vamos a ser más felices si consumo la pasión que siento por vos,” “no hijo no lo hagas.....” no le hago caso nos estamos mirando; mi glande está en la entrada, sus ojos bailan por todos lados. Empu-jo un poco, ella abre sus ojos y su boca, otro trozo de penetración más, ella goza de un sacudón, “te amo ..” se lo hundo más..... “que es esto’’ averiguo??? “es lo que te voy a dar cuando vos lo quieras amada madre, estará disponible siempre” siento que me abraza fuerte me clava sus uñas en la espalda, y gime al llegar al tope de la penetración, quieto, palpitante dentro de ella. Percibo su jadeo, me muevo poco ella grita se queda inerte, me muevo con los movimientos fornicatorios, su jadeo de placer, sus gemidos me indican que lo estoy haciendo bien, luego de que ambos, con quejidos y suspiros, expresiones de placer, llegamos al clímax. “NENE que cosa tan gruesa que tenés, es encantador lo que siento”,... mueve sus caderas, le indi-qué abra más las piernas y mi pistola penetra al tope, con un gritito de alegría y placer, me dice al oído en secreto, ¿me das más de ese trozo que tengo adentro amor? “Todo es tuyo, soy tuyo para siempre mi amor” antes no me había pasado, lo de que mi órgano se mantenga firme después de la eyaculación, así le seguí dando gozo a mi querida madre-amante-esposa.
FELIZ CUMPLEAÑOS MAMÁ......

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 545 veces

VACACIONES EN EL CAMPOCategoría: Sexo primera vez

Por carpi76 | 2015-10-22 15:44:41 | 0 comentarios

TROPICAL VACACIONES EN EL CAMPO
ELOY 39 YOYI 13
Iniciamos las vacaciones de verano, mamá se quedó en la ciudad con mi hermano dos años mayor, me quedé con papá en el campo porque quería probar algo con mi padre el que me estaba enseñando hacer algunas cosas que me gustaban, que las había platicado con mis amigas y que mi padre parecía que estaba dispuesto a enseñarme, amen que yo deseaba que lo hiciera porque me gusta mucho mi papa, es un hombre trabajador, rubio, alto, de muy buen cuerpo.
Soy una chica de buena altura, 1.68, cabellos negros, tengo 13 años y meses, según me dicen y veo en el espejo, tengo muy lindas formas, mis tetitas se están formando ya son bien visibles, redonditas, puntiagudas, moraditos los pezones, tengo una linda cola, mis Monte de Venus está bien poblado ya, tengo una nalgas que parece van a ser grandes, unos lindas piernas y en el campo ando con pantalón de gin por los mosquitos, claro que cuando volvemos a casa ando con ropa interior abajo ajustada y arriba sin sostén lo que le encanta al rubio que me mira con ojos de deseos.
Solemos jugar con mi padre, yo lo provoco para refregar mi cuerpo al de él, en varias oportunidades se le paró su pito, se lo toque, se lo agarre, el solo miraba lo que hacía cuando podía me tocaba las nalgas, la entrepierna, muchas veces mis tetitas, era parte del juego que yo quero, me gusta, lo deseo desde lo menos los 7 años.
Esta mañana salimos en el tractor para revisar una plantación, así que al salir y andar un trecho le pedí que me dejara manejar, como no se manipular los pedales me senté en su regazo, él hacía los cambios, su pecho traspirado me servía de respaldo lo que me excitó, yo conducía, él aprovechó sus manos me acariciaban las piernas al principio por las rodi-llas, abrí las pierna, aprovechó para rozar la cara interna de mis muslos con el consiguien-te deseo de mi parte no solo por sus manos sino por el palo que me apuntaba entre las nalgas.
En medio del campo él detuvo el tractor “Yoyi vengo incómodo cariño, paremos un po-quito que voy a arreglar algo acá abajo” “Si papi, arréglalo bien porque a mí me gusta” mientras arreglaba ella dio vuelta su cabeza y vio el glande de mi aparato afuera, nos mi-ramos y me dio un beso en los labios, “dale papi ya está arreglado” si lo puso entre mis piernas, reiniciamos la marcha, al pasar por un montecito, le hice señas de que parara, sin decir nada me enderecé me bajé el pantalón la bombacha, lo miré de reojo, vi la gran sorpresa de él, bajé mis cadera, ubique su verga entre los labios de mi vulva, me di vuelta y volví a besarlo en los labios "ahora si seguimos despacito”
El movimiento del tractor es algo tosco, sin suspensión, así que se salta mucho, “más despacio!”, le dije, sus manos ya directamente sobre mis muslos me siguió acariciando, yo ya no veía por donde manejaba, sin querer agarré un lomo dimos un saldo más impor-tante que los anteriores y al caer lo hice directo sobre el falo de mi papa el que se metió de un solo golpe dentro de mi vagina, GRITEEEE, hasta el fondo, aún dentro del monteci-to, frenó, se dio cuenta de lo ocurrido, “te dolió mi amor?”, me tenía de las tetitas “algo papi” quedamos en el lugar con las vibraciones de la máquina gozaba del miembro den-tro de mí, él me besaba el cuello, me mordía el lóbulo, me apretaba más contra él, sentía su respiración en mi nuca me gustó, empezó a mover sus caderas levanté mis brazos y enlace su cabeza, por instinto comencé a mover mis nalgas, sentí esa cosa tan linda, tan rica dentro de mi, gemía de gusto, el soltó mis tetitas se prendió por el volante me aplastó contra el circulo y sus caderas castigaron mis caderas hasta que sentí un fuerte rugido a la vez que notaba como desparramaba su liquido tibio dentro de mí, me gustó, sentí algo y grité, se movieron mis caderas, mi cintura, me aflojé, fue mi primera vez que acabé con mi padre.
Estuvimos así unos minutos, hasta que sentí que su órgano se deslizó de dentro mío, “que hacemos” le pregunté seguí me dijo, me guio hasta un hermosa laguna que tenemos al fondo del campo donde no hay nadie, llegamos me levanté, me di vuelta con las prendas bajas él me miró de arriba abajo, miró como chorreaba el líquido espeso y rojizo que salía de mi vagina, vi su aparato grueso y largo caído, me besó en los labios lo que yo contesté con un abrazo, subí mis prendas el guardó su pito, nos bajamos y me dijo nos bañamos como cuando eras más chiquita, “Si papi” nos bajamos y ante la sorpresa de él me quité toda la ropa, se quedó mirándome mientras se sacaba su pantalón, miraba mi nalgas, mis largas piernas mi cabello echado al viento, mi cuerpo joven deseable, se calentó más, se dejó su slip, salí corriendo entre la gramilla y los yuyos y me metí en el agua, mientras él traía la ropa cerca de la orilla, me vio cuando me estaba lavando mi vulva, se fijó en mis tetitas, me gustó su mirada, luego se fijó en mí entrepierna me exaltó mis deseos de coger con él, se acercó se sentó “estas bien mi amorcito”, me acerqué hasta que mi vulva quedó cerca de su cara, me agaché lo besé, él me abrazó, me sentó en su regazo y mirándome me dijo “no fue muy romántico cariño, pero ocurrió sin quererlo” “papi el golpe fue doloroso pero lo que sentí después borró la molestia...” nos besamos apasionadamente con mi hija de 13 años, “me gustó papi, es lo que quero, lo que vengo deseando hace años desde que tenía 7 creo!” otro beso pero ahora sintió ella que mi palo estaba firme nuevamente así que movió sus caderas, nos mirábamos a los ojos, mis manos se apoderaron de sus tetitas duritas, “parece que te gustó papi y querés más jaja-ja” bajó su mano entre el agua y mi slip logró sacar mi falo entre sus piernas, me besó un piquito, bajó su vista y miró través del agua la cabeza de mi falo “me entró todo papi?” “Si cariño, todo y si te gusta te doy más” me abrazó por el cuello, “si quiero más quiero que me cojas” la tomé de la cintura me levanté con ella en brazos la llevé hasta donde estaba la ropa la recosté, nos mirábamos, ella con la mirada me preguntaba que iba a hacer, entendiendo le dije “querés que lo hacemos otra vez amor?” “Si papi, hacémelo, pero no me va a doler más??” “No mi amor, ahora tenes que gozar, si?” Se acomodó sobre la ropa, le indique que abriera las piernas, “papi te gusta lo que tengo para vos?” movió sus caderas acomodándolas en la dirección a mi palo, me metí con mi aparato a la vista de ella, apoyé mi mano izquierda al costado de su pecho, ella miraba como lo hacía, tomé mi verga separé sus labios vulvares y vellos púbicos con la cabeza la ubiqué en el lugar, gimió, nos miramos ella sonrió y siguió mirando cómo se hundía en su vagina esa enorme verga cuando entró toda se recostó, su pecho subía y bajaba notoriamente, con gemidos de placer, me miraba con los ojos perdidos en la nada, es que estaba concentra-da pensando en ese aparato que tiene adentro, sentía como palpitaba, sus vagina se ha-bía expandido como nunca la había sentido, así estuvimos unos segundo, hasta que em-pecé a moverme lentamente, saque la mitad, y enterré, saque la mitad y enterré, jadeaba con intensidad, empezó a mover su cuerpito, “papi me gusta” “Si mi amor, así lo hago para que te llene de placer” continué con mi bombeo lento, ella cada vez movía más sus caderas, cuando sentí que me venía, me arqueé le di tres o cuatro caderazos, grite mi go-zo, mi éxtasis, ella me arañó mi espalda “ay papi, ay papi, ay papi siiiiii siiii me gusta siiiiiiiiiii aaaayyyyy, me caí sobre ella, nos besamos, ella me apretaba más, así quedamos unos minutos, cuando mi herramienta se deslizó fuera de la vagina me levanté, desnudo me fui hasta la laguna, ella me siguió a los pocos minutos, sentado mirándola vi como venía hacía mí vi lo que le corría por las extremidades, se paró abierta de piernas frente a mi cara, se las lavé, también la vulva le indique que se sentara, lo hizo en mi regazo otra vez, pero ahora aplastando mi verga, le lavé bien la vulva y un poco la vagina. Le dije que al llegar a la casa debía lavarse con agua y jabón, me besó “ahora soy tuya papi, vos solo me lo vas a hacer nadie más, sabes” “Si mi amor pero tenemos que conversar, decime cuando tuviste tu último período “ “quédate tranquilo papi, no estoy en período fértil, podemos hacerlo tranquilo sobran dos días todavía” “lo tenías calculado mi amor” “al-go de eso hay” “nos bañamos?”
Nos adentramos más en la laguna que es de aguas limpias donde no entran los animales, estuvimos un rato jugando con nuestras manos, ella no deja de acariciar mi falo, lo mis-mo hace con la bolsa de los testículos, se me refriega, me abraza me besa, me enlaza con sus piernas por la cintura, su vulva la restregó por mi abdomen. Me está calentando nue-vamente, antes de hacer un papelón le digo “vamos a la estancia, debemos comer ya es mediodía”, salimos nos vestimos a la vista de ambos, me besa cada momento, volvemos.
Al llegar la mujer que nos cuida nos informa que la comida está en su lugar, que la mesa está tendida, que ella se va dar de comer a su familia, una casa que está a unos 80 metros de la estancia, nos deja.
Con mi hija nos vamos a mi dormitorio, se quitó toda la ropa, es hermosa, tiene un cuer-po de diosa, mis deseos crecen, me desnudo y la llevo al baño, la siento en el bidet y le enseño a higienizarse con una bombita de agua, la cargo con agua tibia se la meto en la vagina y la lavo reiteradamente, ella me tomó la cabeza con sus manos poniendo una a cada lado me atrae cuando quiere y me besa mientras manipulo en sus genitales con sus piernas bien abiertas, mis ojos se van directo a su concha, me estoy excitando otra vez, ella se da cuenta y me dice que cambiemos, me hace sentar empieza a lavar con jabón mis huevos, mi palo, sus caricias enervan aún más mi verga, ella me besa, seguramente se excita aún más, me seca con la toalla, la aupó me besa “te gusto papi?” “Si mi amor me gustas y hace tiempo que te veía muy linda” la llevo al dormitorio la pongo en la cama, me dice “papi me la vas a dar otra vez amor?” “no quieres amor?” “Si papi lo que quiero es darle un besito”, me arrodille a su lado ella se bajó algo quedó mi verga justo al lado de sus labios, lo agarró, “dijo que duro , caliente y palpitante esta esta cosa” le enseño como liberar la cabeza lo hace y mirándola con detenimiento besa en la puntita, “es saladita papi¨” “Si, te gusta?” no contestó pero veo que hace un piquito y se pone el glande entre los labios, lo sostuvo, abrió más entró toda la cabeza, su lengua jugaba, me está llevando a los cielos mi niña, “nena tanto te gusta mi amor?” mi mano está en su vulva y mis dedos humedecidos con mi saliva agasajan su clítoris, reciprocidad de caricia, ambos nos estábamos elevando en la temperatura corporal, ella empezó a cerrar y abrir sus piernas, a mover sus caderas. Hasta que sacó lo que tenía en la boca “papi metémela, metémelaaaaaaaa por favoooooor........” me moví con celeridad ya está abierta de pier-nas esperándome, otra vez vemos como mi verga se entierra en su vaginita, entra y entra suavemente “me gusta papi, me gusta asiiiiiiiii siiiiiiiiiiiiii aaaaaaaaaaaag ggggggggggg” sin sincronización alguna su cuerpo se revolcaba ella gemía, gritaba, hasta que quedó flá-cida por unos segundo, “estuvo muy rico papi” mientras permanecí dentro de ella con movimientos suaves hice mis ejercicios “así que te gustó mucho mi amorcito” me movía pausadamente “Si papi, fue muy rico.... me gusta..... hacelo más rápido papi, ....... me gusta...... cogeme....... cogeme........fuerte más,,,,,,, mas........fuerte asiiiiiii siiiiiiiiiiiiiiiiiiii otraaaaa vezzzzzzzzzzzzzzz, para ese momento me llegaba mi clímax y le daba con toda mi fuerza “que ri co pa pi da me m as” era lo que ocurría con mi vehemen-te cogida, hasta que escupí todo lo que tenía en los huevos dentro de la vagina de mi hija de 13 años y 8 meses.
En la mesa me dijo “papi estas van a ser las vacaciones más lindas de mi vida, yo quiero ser tu mujer para siempre”
Mi hijo no quiere venir al campo, es buen estudiante, junto con la madre que lo apaña vive su juventud, mi hija le dice a su progenitora que ella me hace compañía en el campo que no hay necesidad que ella se sacrifique, por otra parte tiene que cuidar al nene, y se ríe, no intervengo en el diálogo, ambas se ponen de acuerdo en lo que hay que llegar a la estancia y salimos de compra en el auto.
Papi ya que salimos tenemos que pasar por la farmacia, tenemos que comprar las pasti-llas y algo hasta llegar a la fecha, pienso y recuerdo que con mi mujer años atrás había-mos usado unos óvulos anticonceptivos, en la farmacia me dijeron que eso era antiguo que ahora venía una espuma vaginal anti esperma de excelente resultado, compre to-do, al llegar al auto la encuentro a mi niña con la blusa abierta mostrándome los senos y cruzada de piernas provocativamente, le explique lo que había comprado mostrándole los envases, tomó el tubo de espuma, lo armó y se inyectó un poco dentro de su concha, “viejito llévame a un hotel amor, hace tres días que no te tengo adentro, papi, mi amor” “No puede ser hija, no te dejaran entrar por otra parte si nos ven llamarán a la policía” “Bueno mi amor, algo tenemos que hacer porque me arde mi cosita bien adentro” ya se acercó a mi asiento y me acarició la entrepierna, tomé en dirección a la salida de la ciudad por un camino vecinal recordando algún lugar que supimos aprovechar con mi mujer en nuestro noviazgo, fue directo aún estaba así que detuve el auto lo apagué y me fui al asiento de atrás, donde ella ya se había sacado la blusa, al entrar me bajé el pantalón.
En centro del asiento trasero me ubiqué, ella se cruzó, antes sacó su bombacha, me en-frentó con su tetitas duras para que se las lamiera y succionara, luego de tres o cuatro besos en los senos estaba entregada buscaba con su cadera la forma de ser penetrada “no puedo papi, ayuda.....” me tenía prisionero desde el cuello, me besaba y no aflojaba mi cabeza, bajé mi mano arreglé mi falo sentí una exhalación de gloria y placer a la vez que lentamente se enterraba mi pistola en su conchita, “papi me gusta mucho tu pija, quiero tenerla todas la noches conmigo adentro, siiiiiii papiiiiiiii siiiiiiiiiiii aaaaaaaaajjjjjjjjjj jjjjjjjj” la tenía apretada de las nalgas su orgasmo me exaltó, no sé cómo hice pero a los pocos segundos estaba debajo de mí, allí la penetré hasta el fondo, era tal mi excitación que golpeaba con fuerza inusitada la pelvis de mi hija, “dale así mi amooooor dale asiiii me gusta hasta el fondo, toda adentro papiiiiiiiii siiiiiiiiiiiiiiiii otra veeeeeeeeeeez amor como me coges papiiiiiiiii cada vez me gusta más...” mis pulmones y mis bronquios pro-dujeron un ronquidos de tigre, le llené la vulva a mis hija, otra vez, ella quedó serena, tranquila, “dijo ahora si puedo esperar uno o dos días más papi” me besó con su lengua.
Que hija tan calentona me resultó, mucho mejor que la madre, aun durante el noviazgo nunca tuvimos encuentros tan calientes, así vivimos hasta los 24 años de ella en que se casó.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 492 veces

ENAMORADO HIJO Y MADRECategoría: Sexo en familia

Por Carpi76 | 2015-10-21 18:11:05 | 0 comentarios

ENAMORADOS HIJO Y MADRE 06/2015

Maribel 58 Jacinto 40
Soy Jacinto hace tres meses mi mujer me abandonó, un pibe le llenó la cabeza y se fue, mis hijos un varón está en Europa trabaja, tiene su familia, mi hija está en E.U. casada también.
Mi madre es viuda hace más de 12 años, nunca supe que tuviera amigos o conocidos que la acompañaran.
Vivo solo en mi casa, estoy decaído, algo inconsolable, mi madre me llamó varias veces para que la visite, cosa que no he hecho en los últimos tiempos, pero debida a la insis-tencia de los últimos días esta noche tengo que ir a cenar; al terminar mi jornada, sin cambiar, sin bañarme fui a ver a mi madre a acompañarla en la cena, cuando atendió la puerta tuve una feliz sorpresa, era una mujer de no más de 45 años, con el cabella rubio y blanco vaporoso, ondeado, bien peinada, una silueta especial, unos senos bien desarro-llados, que mostraba con algo de descaro, lo que no le conocí antes a esta hermosa mu-jer, me abrazo, me beso, entramos directo s la cocina.
Después de alimentarnos nos sentamos a conversar, previo arreglar lo enceres de la co-cina para lo cual se paseó varias veces frente a mis ojos con su magnífica figura, mos-trando sus caderas generosas y ostensiblemente lujuriosas con la soberbia marca de sus mitades, su figura delineada con una marcada cintura, ella acercó una sillas se sentó cru-zó sus piernas profundamente mostrándome unos muslos claros, lisos, sólidos, hasta su trusa amarilla , para mantener una conversación más íntima, cercana, así conversamos de lo que nos pasaba, ella habituada a su bohemia social y familiar, me aconseja que no hiciera lo mismo, que el aislamiento no era bueno, que a ella le costó mucho sobrellevar-lo, al fin de su larga perorata se ofreció para ayudar.
En principio, sin expresarlo, me dije que no era lo que necesitaba, pero reaccioné a tiem-po, viendo su cuerpo, lo que mostraba al agacharse, en los movimientos que hico luego de la cena, sus hermosos y bastante sólidos senos, el canal que los separa donde se apre-cia una piel muy bien cuidada, sedosa, rosada excitante, presionado por lo que veía, el tiempo que hacía que no me juntaba con una mujer y esta, por más que sea mi madre, me excitaba, me atraía, me enervó de tal manera que tuve una incipiente erección que ella debió ver porque cada tanto miraba el lugar, luego de estos cabildeos mentales que se desarrollaron en cuestión de segundos, decidí aceptar el ofrecimiento de Maribel, mi mamá, pensando en qué radicaría sus orientación, al aceptar lo primero que hizo fue acercarse más, tomarme del brazo y estampar un beso en mi mejilla, el que me dejó la sensación de una tibieza cariñosa, agradable.
Seguimos conversando, hurgó algo sobre mi separación, hasta las 23:30 en que me decidí a marchar, ella me dijo “tengo una pieza, recuerdas, la tuya, está siempre lista cariño” “No mamá voy a mi departamento, debo bañarme, allí tengo la ropa, en otra oportuni-dad” “podrías traer un poco de ropa así si alguna noche decides quedarte a descansar no tienes este problema mi amor” “muy inteligente de tu parte lo voy a hacer mamá” me fui
Regresando a mi departamento, mis elucubraciones masculinas con la imagen de esa mu-jer-madre-hembra se me revolucionó la mente, mi sentimiento de hijo pasó a ser senti-miento de pasión en pocas horas, ya estaba modificando mi soledad, mi aislamiento, ya pensaba en un acercamiento de cualquier tipo con esta hembra, mujer, madre, mi desca-ro ya funcionaba como un tipo de 25 años.
Al otro día antes de anochecer me llamó por teléfono y me invitó para salir al otro día que era sábado a dar una vuelta por el centro, a cenar, al teatro, al cine donde quisiera, con el recuerdo de lo visto la noche anterior acepte.
Llegó las 19 del sábado y estaba en la puerta de mi casa, de la casa de mi mamá, en un barrio antiguo residencial de la ciudad, ella corrió a atender, estaba con un negligé muy delicado, imagine sin ropas debajo, pero me equivoqué desde su dormitorio al cambiar-se vi el cuadro completo tenía un sostén y una trusa haciendo juego, QUE CUERPO MA-DRE MÍA, ella me sonrió, se sonrojó y se cubrió de la mirada, conversábamos a la dis-tancia, ella está vistiéndose para un noche intensa, por mi parte vine con ropa sport pe-ro bien vestido y de calidad, cuando finalizó y salió me maravillé; mi madre era una mo-delo, una blusa de un tono de color rosado fuerte que sobresaltaba su cara, con boto-nes abierto mostrando parte de sus senos, una pollera que resaltaba su cintura y sus caderas ajustada en el vientre de tal manera que marcaba su entrepierna en forma ex-plícita, unas piernas con medias de tono, una zapatos de taco alto, bien alto que resal-taban sus hermosas gambas, no lo podía creer, permanecí abstraído por su figura por unos cuantos segundo de tal manera que ella hizo unas preguntas a las que contesté con un ajhaaa, siiiiii, nooooo, “nene, mi amor, que te pasa cariño!!!!..” desperté sor-prendido, ella sonrojada se reía, “que pasa cariño debo cambiarme??..” “Mary...... es-toy sorprendido........ no esperaba encontrar tan hermosa, juvenil figura..... es todo un feliz asombro, estoy desconcertado”
“Gracias mi amor, me alegra sorprenderte, hacerte feliz por una noche, salgamos a pa-sear, quieres que te proponga algo o hacemos lo que tú quieras”
“Mary yo no tengo orientación, no sé qué se puede hacer, me inclino a que me guíes cariño” ”Bueno entonces vamos al centro a dar una vuelta por la peatonal siiiiiii mi amor” “Adelante, soy tu escolta, madre” “caminando frente a mí para la puerta de ca-lle me dijo “sabes hijo que me gusta la manera en que me llamas, en cualquiera de las formas noto un cariño muy especial en tus palabras, es así mi amor” “claro madre, en los últimos momentos se ha producido un descubrimiento muy saludable, muy refina-do, así que es evidente que en mi intimidad se produjo un cambio” me dio las llaves de la casa para que cierre, me tomó del brazo y fuimos al auto, se sentó, salimos a los mi-nutos estábamos en una playa de estacionamiento, salimos caminando del brazo, las miradas de curiosidad, de admiración se repetían a cada paso, ella trasuntaba señorío, una presencia avasalladora, al rato de caminar cerca de las 21 fuimos a un restaurant nos ubicamos en un lugar no tan visible, los mejores estaban ocupados, así que era algo retirado, íntimo.
En el ínterin que nos dirigimos al comedor tuve la impresión de que me había traído a pasear para que vea lo que causaba su presencia en el resto de los humanos, para que comprendiera que no era cualquier persona.
En el espacio en que el maître trae los platos ella incursiono en la vida de mis hijos, sus nietos, me extendí en las explicaciones en donde debí intercalar algunas opiniones sobre mi mujer, por su alejamiento, ella me miraba con mucha atención, se había abierto su blusa, vi, observé cuanto quise la parte de sus senos, que todas las mujeres muestran, su canal y los alrededores, demostraba una piel tibia, cálida, sensual, palpitante, me atraía con mucha lujuria.
La cena transcurrió sin interrupciones, fue acogedora, amplia, cenamos bien, con buen vino, estuvimos más de 1:30, luego de los postres nos retiramos eran más o menos 23:40 salimos a caminar, había bastante gente en la calle, ella va pegada a mi brazo, es-tá alegre, yo taciturno pretendiendo desprenderme de los recuerdos, “lindooo es muy temprano para regresar noooooo?” “estoy dispuesto a acompañarte madre” “estas tan hermosa que no puedo negarme a nada” “que adulador estás esta noche cariño, sabes vamos a ir a un lugar donde hay gente como yo, tranquila, sin bochinche, para bailar lento, te pare mi amor?” “esta noche y siempre lo que tú quieras madre” me di-rigió, fuimos a un Centro de Jubilados, la recibieron con los brazos abiertos, me saluda-ron como a un extraño, pero con aprecio, simpatía, ella no me presentó, solo dijo “él es Jacinto” nos entreveramos en el gentío, ofrecí una bebida mi madre pidió un vino blan-co, pedí cerveza, había sillas desparramadas bordeando las paredes, mucha gente bai-laba lento, otros formaban grupos de conversación, nosotros quedamos al margen jun-to a la mesada del bar, sentados en butacas, mi madre solo apoyaba una nalga, la otra pierna apoyada en el piso, formaba un cuadro espectacular que ni hombres ni mujeres se perdían, mientras conversábamos, al verla sostenida en esa posición daba la impre-sión de una mujer de 40 años, estaba magnífica,, el mozo del bar se aproximó y nos dijo “si quieren bailar pueden dejar sus vasos aquí nadie los va a tocar” agradecimos, ella apuró su vino, terminé mi vaso de cerveza, nos largamos a bailar, mejor dicho a juntar-nos y movernos muy suaves, al hacerlo pudimos ver algunas parejas “muy pegadas, muy juntas”, “y estos madre que son matrimonios, parejas, uniones circunstanciales?”, lo dije con un tono especial nada de autoritarismo “hay de todo mi amor, hay hasta nie-tos que traen a sus abuelos a pasar el rato, no te gusta cariño?” “No está mal, es lindo, es agradable, tranquilo, me llena” transitábamos el lugar bastante juntos, pero no tan-to, hasta que mi madre decidió, luego de un rato, beber vino, tomé cerveza conociendo lo que me iba a pasar, esta bebida me proporciona excitación, así que me preparé. Luego de que terminé mi bebida y mi madre la suya volvimos a la pista, ahora fue ella la que me abrazó desde el cuello, apoyo su cabeza en mi pecho luego de un buen rato de estar juntos, con algunos roces de nuestras piernas y de nuestros pubis, “hace tanto que no estaba en brazos de un hombre, que no bailaba, me gusta lo que estamos pa-sando mi amor, estoy encantada”, según entendí por su tono al hablar quería más in-timidad así que la apreté desde la cintura, puse mis labios cerca de su oído le dije “si no fueras mi madre te diría que estas hecha una mujer directa para el sacrificio, pero aun siendo mi madre debo decirte que estas preciosa, estas sencillamente para enloquecer a cualquier hombre y ese cualquier soy yo madre, estoy prendado de ti, de tu cuerpo, de tu figura, de tu simpatía, de tu forma de tratarme” ¡”gracias cariño, me alegro haberte agradado esta noche y de haber podido alegrar tu existencia, últimamente estás muy huraño y no quiero que estés así, eres más alegre”.
La estreché con más fuerza, ella se pegó más a mi cuerpo, sus pechos ahora se aplasta-ron, sus labios rozaron mi cuello, su respiración hizo cosquillas en todo el cuerpo, “me gustas mucho cariño” sentí como movió su cuerpo ajustándolo al mío, “que lindas pala-bras mi amor?” “no te lo dije pero no puedo ocultarlo tienes una figura de una mujer de 40 años madre, me siento muy alagado de estar bailando contigo” “ya, ya cariño no sigas que no sé lo que puede pasar si seguís elogiando” “pues entonces ante esta incertidum-bre te digo que estas hecha una diosa, que todo hombre en los alrededores quisiera te-nerte como te tengo madre” “zalamero pero me gusta” ahora bailamos juntos su cara junto a la mía nuestros vientres juntos y supongo que en más de un movimiento sintió mi palito en su vientre.

Se hicieron más de las 3 de la mañana decidimos volver, ya en casa me bajé, abrí la puer-ta, me dijo “hasta aquí mi amor” “no hay ningún premio para este humilde hombre que dichoso te acompaño” sorprendida me miró, entonces suavemente me acerque la besé en los labios, mas sorprendida “que es esto hijo” “el agradecimiento por una hermosa noche”, la tenía por la cintura, otro rose de los labios, mas sorpresa pero no se retira “y el inicio de una combinación hijo-madre con un futuro, siiiiiii mamá” “Hasta pronto Jacin-to” antes que cierre la puerta “cuando te veo otra vez Maribel”, con la hoja entornada ”No se hijo, cuando podes?”, “mañana?” otra sorpresa de ella, con dudas “dejémoslo para el martes cariño” “no sé si voy a aguantar Maribel, hice ademán de besarla nueva-mente pero ella empujó la puerta “jajajaja hasta el martes cariño”

En la soledad de su cama pensó en lo que pasó la noche y se dio cuenta que había gozado ese sábado, que no le fue indiferente la presencia de él ni tampoco sus presiones, sus agasajos, sintió algo que había estado adormecido por mucho tiempo, mariposas en su vientre, se durmió contenta.

El domingo por la tarde Jacinto no aguantó y la llamó por teléfono, “quien habla” dijo ella “tu enamorado hijo” “jajajaja pero que gusto escucharte Jacinto, como pasaste este día” “soñando con lo vivido anoche y pensando en lo que decirte el martes, porque me vas a esperar e invitar, no es cierto?

Llegó el martes a las 20 horas estaba tocando la puerta de la casa de mi madre con un ramo de rosas rojas y una caja de bombones que a ella le gustan.

Atendió la puerta, estaba bien arreglada, con ropa que marcaba sus curvas, se había ma-quillado, no usaba sostén, una blusa de una tela que se le pegaba a los senos, era lujurio-sa, tenía ropa suelta, abajo una pollera no muy amplia que se le tomaba en las cadera y sobresaltaba la entrepierna, donde se apreciaba la parte acolchada, agradeció los obse-quios y los llevó, se asombró del ramo de rosas rojas.
Al entrar busque sus labios y los encontré pero solo fue un rose, ella se retiró, me agarro del brazo y me llevo adentro “preparé unos bifes con huevo frito mi amor, sé que te gus-tan con pimienta jajaja, también tengo cerveza para vos y vino blanco para mí, está bien?” “de esta manera solo conseguirás que me invite todas la noches a cenar” ¡”por-que noooo?” “luego conversamos mi amor” ella se detuvo me miró y dijo “lo dijiste hi-jo, creí que nunca me dirías esas palabras” “es que sabes algo Maribel,.... esas palabras vienen acompañadas de otras......” se plantó delante “si cariño que palabras....” “las palabras que acompañan a mi amor, son que he descubierto que te amo, Maribel, lo que vivimos el sábado activó ese sentimiento adormecido desde mi pubertad, te amo madre y te deseo.

La estaba abrazando, ella puso sus brazos apoyados en mi pecho para controlar, me acerque la besé solo eso permitió, con el apoyo que tenía, me retiró, “es un sentimiento que te agradezco hijo, te entiendo pero mi amor soy una vieja que no puedo darte más nada, más que cariño pero valoro mucho lo que me decís y aceptaré tu compañía para vivir acompañada, soy tu madre, no lo olvides, este vínculo que nos une, también nos se-para para algo más profundo, sabes cariño, no puedo ir más allá de tu compañía, de tu presencia de tus caricias inocentes, ahora vamos a dedicarnos a hacer desaparecer esta comida cariño” fue ella quien se acercó y me besó en la mejilla.

“no puedo dejar de hablar de mi sentimiento Mary y ello me lleva a decirte que no estás en la tercera edad, sos un mujer especial que físicamente demuestra mucho menos años que los que marca el almanaque” “mijo son todas lindas palabras que tratan de endulzar mi existencia, pero lo evidente es lo que hay, me llena de satisfacción tu intención mi ne-grito lindo pero está también la maternidad” comíamos, bebíamos, conversábamos, con naturalidad con tranquilidad pero era evidente que ambos nos estábamos excitando más allá de lo normal.

“Mary solo te pido que me permitas acercarme, que me permita estar junto a ti, que co-miences a valorar mi presencia con otra perspectiva no ya la de hijo, si es cierto eres mi madre, pero antes y siempre serás una MUJER HERMOSA, EXCITANTE A LA QUE QUIE-RO”, estas expresiones remarcadas hicieron que prestara especial atención a lo que le decía, sus ojos adquirieron otra dimensión otro visión más intensa, sonrió, bebió “bellas y sinceras palabras mi querido, pero no puedo desvincularme, acepto tu acercamiento, si quieres venir a vivir en casa te acepto y lo agradeceré, pero nada massssss...... cariño” “madre brindemos por un acercamiento conveniente para ambos y que la vida nos diga cómo seguir, siiiiiiiii?” “Siii mi amor, brindo por ello”

A las 22:30 consideré conveniente retirarme, no se había lavado los servicios, nos había-mos sentado en el sofá a mirar TV muy juntos, ella me tomó del brazo y puso su cabeza en mi hombro, le acaricié la cara y le dije “me voy Mary”, nos paramos ambos sin ningún apresuramiento, nos acercamos y nos besamos en los labios por unos segundos, me retiré ella cerró la puerta, antes de hacerlo con su mano me mandó un beso.

Al quedar sola analizó lo que ocurrió, se auto analizó y descubrió que ella estaba intere-sada en ese hombre, que ahora se humedeció más que antes, que las veces anteriores, que había comenzado a sentir de otra forma su proximidad, su acercamiento, ya no era el hijo, era el hombre, le gustó.

Al regresar a mi departamento lo hice con la convicción de que no había hecho lo sufi-ciente en el momento oportuno, consideré que debí profundizar mi entrega, hacerla más vehemente, pero era anecdotario.

El miércoles estuve todo el día pendiente de mi MARIBEL, la veía a cada momento, supe después que a ella le pasó lo mismo.

Esa tarde me bañé temprano Salí a los 18:30 fui a comprar otras flores y más bombones de otro gusto, mas comida para llevar, llegué a las 20:05 para sorpresa de ella que esta arreglada o sea que no era tan sorpresa me esperaba.
Luego que le entregué las flores, la acompañé a la cocina, guardé los bombones en la he-ladera la esperé, se acercó, di un paso la abracé y busque sus labios, me rechazó, suave-mente le tome la pera, sujeté su cara y la besé apasionadamente, estuvo fría, recibió, no respondió pero quedó claro que fue pasional lo mío, no hubo reproche ni comentario, “a pero también trajiste comida negrito lindo” “si mi amor, como vine de sorpresa no quise ponerte en el compromiso de cocinar, además vengo a visitarte a vos, a estar con vos, a acompañarte a vos, a que comencemos a hacernos compañía” “gracias cariño, es más de lo que imaginaba que harías, estoy algo sorprendida” “si me ayudas creo que puedo seguir dándote alegrías, satisfacciones” “te voy a ayudar en lo que quieras cariño, siem-pre que sea para bien de alguno de los dos” “pienso, -el diálogo se desarrollaba mientras ella arreglaba las flores- en una ayuda para ser más unidos y felices los dos” ahora ya estábamos muy cerca la tomé de la cintura, ella arrimó su pubis y alejó sus pechos,” bueno mi amor todo es posible siempre que estemos de acuerdo y nadie sobrepase la vo-luntad del otro” “he aprendido que jamás se debe tomar lo no que no se entrega mi amor” “pero lo que si entendí siempre que a las mujeres les gusta que le roben algo” dado la cercanía la abracé fuerte y la besé con intensidad, sorprendida no atinó a nada, como se hizo prolongado luego de unos segundo sentí como cedía su tensión, sus labios no fueron tan rígidos, aceptó la caricia, al soltarla cubrí sus cara de besos “está bien cari-ño, está bien....” la mantuve abrazada franeleándola o sea pasando mi mano por todo su cuerpo, sus brazos sus espalda, su nalga su abdomen, acaricie su nuca, estaba media ten-sionada, nada dijo se dejó hacer y casi al final, mientras besaba su cuello, su oído, sentí que me apretaba desde los hombros acercándose más, allí aproveché abrí mi piernas y calce su cadera, así seguimos juntos unos pocos minutos, seguramente sintió el erecto miembro en su bajo vientre, “jaci.... me ayudas a arreglar unas cositas en tu dormitorio, está algo desordenado”, pensé para mí que me está facilitando las cosas, allí fuimos, realmente había varias cosas fuera de lugar, ella quería guardar algunas, ordenar otras y desechar muchas más, ello nos llevó casi una hora, la pieza quedó ordenada, prolija, ha-bía una cama de plaza y media, dos mesas de luz, un ropero mediano, una cómoda. En esa tarea tuve oportunidad de ver su cuerpo que estaba más que bien cubierto, hasta su chomba cubría bien sus senos, pero no ocultaba su redondez, ni las puntas de sus senos demostrando que no tenía sostén, la pollera era de entrecasa pero señalaba que no tenía trusa, si una bombacha antigua, amplia, en dos o tres oportunidades que debió subir so-bre una silla me mostró los muslos, suaves, rosados, solidos, bien formados.

Al fin de la tarea me ofreció algo de tomar, estábamos juntos, le di un beso en la mejilla, acepté un vaso de vino tinto, ella acompañó, nos acercamos al sillón doble me senté y ella se sentó a mi lado, bien junto a mí, pasé mi mano por su hombro y la acerque, “sabes mi amor, podemos ser muy felices los dos” “Acaso no lo somos cariño?” “mamá, siempre un hombre y una mujer pueden ser algo más felices” “si entiendo que si” sor-presivamente sentí que pasó su mano por mi muslo y la dejó en la mitad “si mi amor, siiiiiii” dije
Rompió la magia del momento, “bueno mijo vamos a cenar ya tengo apetito” se paró se dirigió a la cocina, mis ojos pegados a sus caderas que se movieron escandalosamente sexy, provocadoras o me pareció?

Cenamos conversamos de diversos temas incluida la familia, bebimos buen vino, chis-peados levantamos la mesa y dejamos todo para lavar al otro día, fuimos a sentarnos a hall a mirar la TV, nos sentamos muy unidos ella lo propuso, mi mano derecha en su hombro, su cabeza muy cerca de la mía, comencé a fregar mi mano por su hombro por su brazo, ahora levanté la otra mano y acaricié su cara, levanté su rostro desde la pera y la besé, lo recibió, al bajar la mano la pasé delicadamente sobre su seno, la bajé a su abdomen, se lo friccioné, al subir la mano sostuve su seno, ella levantó su cara con los ojos cerradas interpreté que quiso que la besara y así lo hice, su mano también presiono mi pierna y se aproximó al lugar, ahora sus labios estaban más sólidos, más tibios, mi mano, con delicadeza, presionó y los dedos acariciaron esa mama, sentí una exhalación.

Sentados mirando la TV fue, ahora lo comprendemos los dos, una excusa para acariciar-nos, las que ya fueron más atrevidas, mi mano abarcaba todo el seno, lo levantaba, lo presionaba, su mano llegó hasta mi bulto llegó a tocar el órgano rígido, los besos eran continuos, su respiración está bien acelerada.

Cuando creí llegado el momento bajé mi mano a su rodilla, comencé a circular hacía arri-ba, ella cerró las piernas, despertó y me dijo “cariño ya es hora de descansar, mañana es laborable mi amor” directamente se puso de pie, estaba rígida, entendí que no era el momento, no insistí, me acompañó a la salida, me acerque no se retiró la besé, no se re-tiró, unos segundos, me acarició la cara y me dijo suavemente, “aún no estoy preparada cariño, tienes que tener paciencia, HASTA MAÑANA CARIÑO”

Con una excitación mayúscula subí a mi auto, llegué a mi departamento, descansé a me-dias, fue una noche de muchos revuelcos.

En cambio ella se acostó con la incertidumbre de que si había hecho bien en interrumpir, mientras pensaba puso una almohada entre sus piernas fue solo un acto reflejo, mientras pensaba en lo que había deleitado con las manos de él, sus caderas hacían ciertos movi-mientos con la almohada, se agitó, llegó a la conclusión que debió haber permitido más avance, la próxima vez sería distinto......., quedó dormida.

Día viernes, mucho trabajo para él, pero la concentración era a medias, la imagen de esa rubia llena de vida, sonriente, cálida, hermosa, sus senos preciosos, sus caderas de di-mensión adecuada, sus piernas, su muslo blanco, firme, hacían que su órgano no aflojara, es más incentivaba a su imaginación para que la próxima vez no se le escape, la tenía que poseer.

Cerca del mediodía tuvo una sorpresa indeseada, su mujer lo llamó para conversar con él, le exigió que fuera breve, intentó prolongar el diálogo, pero fue más tajante, entonces ella con congoja en la vos le dijo que no funcionó su pareja y le pedía para regresar a su lado. Él solo respondió que lo pensaría. Que llamara la semana entrante.

Ahora tenía otro problema por resolveré.

Esa tarde ya más temprano me bañé, salí me fui al centro a una joyería y compré una gargantilla o un collar fina con un medallón al que le hice grabar “con todo mi amor” me la terminaron en tiempo record.

Llegué toque timbre, ella concurrió a abrir, venía con ropa doméstica, suelta, una camise-tilla muy abierta, sin corpiño mostraba más que nunca, se había puesto un pantaloncito ajustado, que mostraba mucho, mi erección fue instantánea, solo entre y la abracé, la besé, no hubo rechazo se dejó hacer las caricias, el beso fue el más largo hasta el mo-mento.

Así abrazados, bajé mi mano y por primera vez me prendí de sus nalgas, levantó una pierna y la apoyo en mi cadera, el beso seguía, mi mano buscó entrar entre sus nalgas, ella la sacó, entonces fui arriba, a su seno, se lo agarre, gimió aún en el beso, “no seas brusco cariño!” siguió con el beso pero mi aparato ya quería más, volví con mi mano para abajo, por debajo de la pollera me apoderé de su mulo, recorrí toda la parte inferior, ¡¡que suavidad, que firmeza!!!! Mas bravo quedó mi amigo, ella lo notaba, lo tenía en la puerta de su vulva.

Me acarició la cara, me pasó la lengua por los labios, me abandonó, se separó, “ya está bien cariño, ya estamos bien, no hay que exigir mucho mi amorcito” se retiró dejándome con una carpa de campeonato, ella la vio se sonrió, levantó los hombros como diciendo “que voy a hacer”

“Nene que vamos a hacer mi negrito” “lo que dispongas madre” “lindo me voy a ba-ñar y cambiar luego decidimos que hacer te parece? Al verla bien me di cuenta que tenía los pechos duros, parados, estaba roja, tenía una excitación de novela estaba deseosa de gozar, ¿a qué le tenía miedo? ¿Por qué sus abandonos abruptos?
En su dormitorio retiró la ropa entró al baño se miró al espejo “Porque lo abandonaste otra vez, iba bien” se sacó la camisetilla vio sus senos duros, sus pezones bordó oscuro, su bombacha está mojada en la entrepierna, porque lo hago sufrir así si estoy lo suficiente preparada para darle lo que quiere, para hacerme feliz, no entiendo que me pasa, es porque es mi hijo?.

Se vistió mal, pero estaba maravillosa, o sea no era para ir a cenar, se vistió para ir a co-mer algo, se puso una camisa entallada sin corpiños, un espectáculo aparte, una pollera amplia que aparentaba no tener prenda interior o si la tenía eran solo hilitos. Unas san-dalias encantadoras con taco
Que formaban el final de unas piernas espectaculares, mi palo estaba firme no bajaba, al encaminarnos para salir exprofeso se fregó por mi entrepierna, le tomé la cintura la apre-té me besó en los labios “·bueno, bueno vamos a comer algo mi amor” eran apenas las 21 horas.

Dimos unas vueltas pasamos por un carrito de hamburguesas y me dijo “quiero comer una, a vos no te gusta” “Maribel también las cómo y si a vos te gustan te voy a comer a vos y a la hamburguesa cariño” jajajaja Bajamos nos sentamos pedimos con cerveza y cenamos, nos mirábamos, la suya era una mirada indiferente, lo que es la mía debía ser que la comía con la vista, en algún momento interpreté que me preguntaba con su mira-da ¿qué te pasa me querés?

Debo estar enferma, estoy mojando la pollera de la lujuria que estoy padeciendo por mi hijo, ya no aguanto más, que hermosa, exagerada calentura tengo, ya no puedo hacerlo sufrir más porque yo estoy sufriendo más que él.

Aplaudí suavemente para sacarla de su abstracción, “siiiii dijo que pasa” “Hay cariño es-tuve pensando muy íntimamente, terminemos de comer y vamos a dar otra vuelta siiiiiiii?”

Así lo hicimos, salimos pasamos por donde el sábado pasado habíamos bailado, ¡”nos quedamos un ratito mi amor”, busque estacionamiento y fuimos al lugar, ella me tomó de la cintura, yo del hombro, ella no tenía más de 45,46 años era lo que demostraba su figura y su forma de ser, eso me ponía a mi más caliente aún.

Fuimos al bar, a la barra, pedimos vino los dos tomamos mientras mirábamos a la pista de baile, pero hoy estábamos más cerca, ella se pegó a mi cuerpo, rosaba su seno con mi pecho lo más que podía, me miraba de una forma extraña, era mi madre o era una mujer muy pero muy caliente?

Me invitó a bailar, fuimos al medio de la pista lo primero que hizo es meter una pierna entre las mías, luego me abrazó con un brazo por la cintura y el otro por el cuello, empe-zó a hamacarse friccionando su pierna por mi palito de la felicidad, lo hacía sin descaro, como si estuviéramos solos “nene estoy enferma cariño,-me besó el cuello- ya no tengo uso de razón mi amor – me mordió el labio inferior-, te necesito nene, no soporto más este deseo de tenerte mi amor –me besó intensamente-, vámonos cariño”

Subimos al auto, no tardé nada en llegar, al bajar me dio las llaves de la casa, abrí la puer-ta ella entró dio dos o tres pasos me esperó recostada por la pared, “me aproxime, me abrazó “estuve luchando conmigo misma mi amor –beso intenso- quería convencerme de que era tuya –otra vez me comió los labios- pero había algo interno que no me lo permitía, hasta hace unos minutos, -ya me estaba aflojando el pantalón mientras le abrí la blusa y estaba con sus senos en mis labios.

Al siguiente momento estábamos en el hall abrazados, sin camisa mi pantalón por los to-billos caminaba a saltitos cortos, saque los zapatos, quedó el pantalón y la camisa, la blusa de ella y la pollera en el mismo lugar sus pechos aplastados contra el mío, la intensidad del momento era tan fuerte que no enfilamos al dormitorio sino al sofá, ella se sentó me bajó el slip, se le presentó mi amigo fuerte, largo, cabezón lo miró, le dio un beso, invo-luntariamente empujé y entró el glande en su boca, lo saque inmediatamente, me aga-che´, le saque su trusa y me encontré con un matorral de vellos, con la nariz lo fui a sepa-rar, sentí que me apretaban para arriba así que me enderecé me besó me atrajo quedé con mi aparato muy cerca de su vulva, ella se corrió, abandono el beso para decirme “te necesito bebe, dámelo todo mi amor, damelooooo, dameloooooo, por favoooooor, esta-ba entrando la cabeza abrió la boca grande cuando entro la mitad, se sonrió “que placer mi vida, me gustaaaaa” empujé más al fondo abrió más la boca y los ojos muy grandes le dije “así querés mama” sentí como mi verga se abría paso en ese estuche tibio, sedoso bien lubricado “ajaaaaaa” estaba flácida recostada, la bese, “que rico fue mi amor” no me percaté había tenido su orgasmo, la atraje, me abrazó, lo tenía todo adentro, movió sus caderas, la atraje más zafó del sofá quedo en suspenso la sostenía de las nalgas, la fui aflojando suavemente el falo se enterraba más y más ella empezó a gemir, suspirar, so-llozar, ahora empezó a saltar, movía sus caderas de un lado al otro, gritaba, decía con fuerza me vooooy me vooooy mi amor me vvvoooooooooooooyyyyyy, sigooooo sigooooooooo sigoooooo haaaaaaayy aaaaaaaaaaaaayyyyyyyyyyyyy sin dejar de hacer sus movimientos, que rico como me gusta mi amor dijo quedando quieta, corría líquido por mis testículos, jugos que no eran solo de ella en medio de esa vorágine mi éxtasis había llegado, pero aún permanecía firme la alcé la llevé al baño prendí la luz y el espectáculo para los dos fue extraño no nos habíamos visto, ni juntos y desnudos nunca, solo el vernos nos arrancó otro beso pasional, mi falo se ubicó, ella se puso en puntas de pie, movió las caderas y el asunto fue entrando, mis manos en sus nalgas la sostuvieron para que ella se de gozo, movió sus cuerpo en todas la formas posibles, grito gimió, me agarro de la cabeza de las orejas, me mordió los labios, me cogió parado, dijo “carajo que lindo estamos cogiendo papitoooooo”, también regué su interior, se me aflojaron las piernas, me senté en el inodoro ella en el bidet, estamos agitados, cansados, pero muy felices, nos miramos y nos sonreímos, “estuvo muy bueno mi amor, perdona mi vocabulario, la excitación mi amor” “madre todo lo que digamos en estos trances son para expresar nuestra satisfacción, nuestro placer, es la muestra de que estamos bien”, me levante, me arrodille y la besé profundamente, vi sus tetas algo lánguidas, ajadas, pero hermosas, me gustaron, se las besé, la levanté con la palma de la mano para chupar su pezón, así estuve unos minutos, luego abrí los grifos del agua para lavarle la vulva, ella me miraba extasiada, como tenía las piernas saturadas le dije “nos bañamos cariño” “Si amor ya voy” “que estás por hacer ma....” “orinar mi amor” “esperá, esperá” se detuvo me acosté en la bañera, le pedí “ahora vení” entendió se abrió de piernas, desde abajo vi su vulva que hermosa vista, se empezó a agachar ver como se dilataba se abría su vulva me orinó en la cara, yo manejaba su cadera, la sostenía “hacelo amor” empezó a regar mi cara con su orín, sentí caliente y oloroso sus líquidos, aguante con los ojos cerrados después de ver como salía, me regó el cuello y el pecho, allí pude apreciar mejor, cuando termino atraje su vulva y la besé ella miraba, me acarició la cara, me corrí hasta que quedó mi falo en la puerta de su vagina lo acomodó, extendió sus piernas a mi costado, quedó ensartada miramos como los dos montes de pendejos quedaron entrelazados, ella empezó a mover sus caderas, me acaricio el pecho, el abdomen, tiró algunos vello púbico y se los llevó a la boca, “sos caliente madre eeehhh” “estoy haciendo lo que toda la vida quise hacer y nunca pude”, “Porque? ”el otro era muy rápido solo entraba y escupía, no servía para este tipo de ejercicios, nunca me satisfizo, ahora es distinto cariño, si hasta tengo más ganas de ser penetrada amor” seguía con sus movimientos, le chupaba la tetita, ella me acariciaba la cabeza, “mi negrooooo yaaaaaaa me vieeeennnnneeeeeeeeee negroooooooo” “dale ma, daleeeeeeee cogemeeeeeeeee maaaaaaaa massssssssss” “siiiiiiii cariñoooo asíííí te gusta mijooooo asíííííííííí´” gritamos los dos nuestro placer, jadeantes, transpirados quedamos sentados en la bañera, descansamos unos minutos, nos paramos mientras nos besábamos acomodé la temperatura del agua y nos bañamos, por supuesto acariciando nuestros órganos sexuales como nunca lo hicimos, nos estábamos descubriendo como dos criaturas, nos secamos ella tenía su albornoz yo una toalla de baño, salimos directo a la cocina a comer algo, eran las 1 de la mañana, comimos parados, mis manos no dejaban de acariciar sus tetas algo marchitas pero extraordinarias, me gustan más que cualquier otra que he visto
Besos. Ella se la ve más distendida más feliz, dice “te amo mi amor, perdóname lo que te hice sufrir, tenía dudas si debía dejar progresar esta relación, pero al fin mas pudo mi ra-zón mi corazón que lo prejuicios sociales, -juntos desnudos- hace años que soñé con un momento de esta índole cariño, desde antes de que te casaras, te desee¨” “mira vos mi mamita en esa época ya querías que te lo hiciera??” “Si papiiiii, ya estaba desencantada de aquel falso hombre, soñé que me violabas y te lo agradecía ja ja ja ja”
“Maribel, sabes que esta mañana, ayer baaa me llamo mi mujer para pedir que volvamos a estar juntos” “NOOOOOOOO” “así es mi amor” que le dijiste” “que tenía que pensar-lo” “está bien mi amor, debes tratar bien este tema porque si ella llega a despecharse fundará un rencor importante y puede hacerte la vida imposible, trátala despacio y co-rrectamente, no le des la negativa así de una” ahora estamos desnudos mi toalla la tengo en la mano su albornoz se abrió nos juntamos con delicadeza, nos miramos muy muy cerca nos besamos suavemente, nuestras lenguas se acarician, empezamos a respirar agi-tados, “vamos a la cama mi niño vamooos” el batín le cubría la mitad de las nalgas, que hermoso cuadro por favor.

En la cama matrimonial nos besamos mi mano fue directo a su vulva, ella abrió las pier-nas, limpié con mis dedos el lugar, abrí los labios, jadeó, me acerque besando su vientre, miré ese lugar bien rosado, vi su clítoris, es como un maní, lo toque, otro gemido, acer-que mi cara, pasé con lentitud mi lengua, la detuve en el maní y lo sacudí en el lugar ella movió su cadera
Escuche “que ricoooooo amoooooorr” mi dedo medio entró en su caverna, lo hice mover “querido me gusta tu caricia” mi otra manos estaba apoyada firme en su seno, ella apo-yaba una mano en mi cabeza apretándola contra su vulva y la otra acariciaba mi espalda, hasta que vio donde colgaba mi pito al que se prendió para estirarlo “mi amor eso no es un pedazo de maza para estirar “ ja ja ja ja “pero es tan lindo, me gusta papiiii” ya estaba en condiciones de romper cualquier cosita, “tráelo acá mi amor quiero que me lo presen-tes siiiiiiii” “lo viste en el baño y lo chupaste” “si fue algo impensado, pero ahora no” diciendo esto lo peló bien lo apretó hasta que quedó bien morado “que lindo color para un vestido mi amor” ja ja ja ja besó la cabeza, hizo pico abierto y lo puso sobre sus la-bios, con la lengua acarició la cabeza “así te gusta mi amor” “si madre así está bien amor” ella se corrió en la cama “ahora vení mi amor como en la bañera” ella acomodó las almohadas, la enfrente puso sus piernas sobre las mías, debí doblar mis rodillas y allí quedamos enfrentados, ella movió sus caderas su mano acomodó mi verga se enterró todo el salame en su concha vimos cómo se introdujo para nuestro placer, me abrazó por el cuello; de mi parte la agarre de las nalgas y fuimos uno unidos por un estrecho abrazo por estar uno dentro del otro, suavemente estuvimos, sentí como los músculos de su va-gina apresaban la cabeza de mi verga, en respuesta agrandé mi glande, nos besábamos sintiendo lo que cada uno hacía en el genital del otro.

Cuando ella empezó a moverse para realizar el apareo, la di vuelta la acosté, me encimé y la empecé a coger, el abrazo de ella no aflojó, “papitoooo cogeme siempre así, pégame hasta el fondo de mi concha, como me gusta coger, sos el mejor..... asiiiiiiii papito asiiiiiiii me gusta, que hermosa verga que tenes papi...... –seguía bombeando suavemente- “Te gusta la chichi de mamita cariño, te gusta lo que mami te da mi amooooorrrrr voy a aca-bar papiiiiii estoy por acabaaaaarrr mi machooooooo, seguí fuerte fuerteeeeee cara-joooooooooo como me haces acabaaaarrrrrr” sus estertores fueron la clave de su orgas-mo.
Mi vista está clavada en las tetitas aplastadas de mi madre que acolchan el movimiento del coito algo salvaje por imperio de sus palabras calientes
“maaaaaa te doy todo mi vidaaaaaaaaaaaaaa siiiiiiiiiiiii maaaaaaaaaaaaa?
“Vengaaaaaaa mi amor, vennngaaaaaaaaa asííííí siiiiiiiiiiiii bien caliente mi papito querido, que lindo que me lo haces” agotados, jadeantes, felices, satisfechos quedamos quietos unos minutos, luego dijo:
“Perdí la cuenta de los orgasmos que tuve mijo, pero fueron muchos más que la primera vez con él, pero muchas más veces.” Tomó mi toalla, la calzó entre sus piernas y se fue al baño, a los minutos vino con un trozo de la misma toalla mojada me limpió, dejó todo en el suelo se acostó encima mío me beso, ”al fin tengo mi hombre en mi cama, años espe-rando esto mi amor” “me alegro haber sido el elegido, te amo madre, te deseo como a nadie en la vida, el placer de estar así con vos es superior a cualquier experiencia, es un amor, una pasión limpia trascedente, no tengo palabras para explicarlo”
Con la pasión descubierta vivieron hasta el fin de sus días.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 1114 veces

Jamas lo penséCategoría: Sexo en familia

Por Ramon | 2015-10-20 11:47:21 | 0 comentarios

Hola a todos les contare lo que me paso hace 5 meses mas o menos,cambiare los nombre asi que digamos que mi nombre es Ramon tengo 13 años vivo en Venezuela soy alto delgado ojos marrones y cabello negro.

todo paso una noche estaba donde mi tia que estabamos todos reunidos pero a mi primo y a mi tio que trabajan en un canal de tv los fueron a buscar y mis otros primos se fueron juntos a una disco solo mis 2 primas y mis 2 tias no quisieron ir asi que me quede con ellas, estabamos en la sala y una de mis primas digamos que se llama Laura estaba contando como le habia ido en el curso de sexualidad en eso una de mis tias digamos Maria me pregunto:

M:¿Ramon tu sabes como se hacen los bebes?
R:si tia claro a mi me dieron un taller
M:Ahhh ok que bueno

Laura seguio y yo estaba normal hasta que mi otra tia digamos Alejandra dijo

A:saben que tengo una mancha en la teta miren
En eso se saco una teta en ese momento me puse a 100 yo estaba en short y la tela era bastante suabe asi que cuando se me paro se me notaba bastante todas lo notaron pero no me dijeron nada me dio verguenza y me sonroje pero ellas me dijeron que no me diera verguenza que eso es bueno porque demuestra que me gustan las mujeres.Pero me exite mas cuando se saco la otra teta asi que me fui al baño y mientras me hacia la paja note que en el espacio entre el marco de la puerta y la puerta se veian unos ojos pence que era cosa mia asi que segui, cuando sali ya todas estaban dispuestas a dorimir asi que me fui a dormir tambien me toco dormir con mi tia Maria.
Luego de un rato sin poder dormir por las tetotas de mi tia me serciore de que estuviera totalmente dormida y le agarre una teta y se la empeze a apretar.
En eso mi tia se mueve me ve y me dice
M:estas exitado hijo?
R:si tia algo perdoneme de verdad no aguante las ganas
M:No te preocupes mi amor es normal
Se quito la bata que tenia se agarro una teta y me dijo:
M:toma mi amor chupale la teta a la perra de tu tia
Obviamente se la chupe mientras le metia 2 dedos por el culo.En eso solto un grito de placer:
M:AAAAAAAAAAAHHHHHHH si papi asi asiiiiiiiiiiiiiiiii
Mis primas y mi tia se despertaron y fueron a la habitacion y nos encontraron ella agarrandome el pene y yo chupandole una teta y metiendole 2 dedos por el culo
L:Maria Ramon que coño estan haciendo!!!!
Mi tia maria le dijo a las 3 que se callaran y me tocaran el pene
L:Quieres que le toque el pene??
M:si tocalo!!!
Mientras ellas peleaban alejandra karina y marian se habian desnudado y me lo estaban chupando
R:AHHHHHHH si chupa putaaaa chupaaaaaaaaaaaaaaa
M:te gusta mi amor
Me dijo Maria mientras me besaba
R:si tia me gusta mucho uffffffffffffffff que ricooooooooooooo!!!!!!!!!!!!!
Luego tome a Karina por las caderas y se lo meti por el coño
K:hayyyyyyyy si papiiiii metemelaaaaaaa mas mas mas dameeeeeeee revientameeeeeeeeeee
luego de 30 minutos asi le puse mi pene en el culo me dijo:
K:no no por hay no soy virgen de hay
R:relajate y ya!
En eso se la meti sin avisar por el culo
K:Hayyyyy me dueleeeeeeeeeeee sacalaaaaaaaaaaa por favor sacalaaaaaa
peor no le hice caso al pasar un ratico pidiendome que se la sacara se convirtio en:
K:metemela maaaaas mas revientale el culo a tu tia ahhhh mas mas mas
M:Muevete perra que quiero coger con mi sobrinoo!!!!!
Maria se monto encima de mi
M:huyyyyyyyyyyyy que ricoooooo dame dame dame mas mas mas mas
R:eres mi puta??!!!
M:si si mi amor soy tu puta tu putita mi amor
R:y ustedes con mis putas
L:claro mi amor soy tu putica
An:obvio primito soy tu prima putona
K:si mi vida pero clavameeeeee
A:yes mi cieelo te amo tu tio no me coje como tu mi amor siempre que quieras cojer hazlo con nosotras cierto chicas
Todas dijeron si como a las 5 am mas o menos nos quedamos dormidos me desperte como a las 12 por la mamad que me daban.
Luego de ese dia cojimos unas cuantas veces pero ahora que estoy en 2do año me mandan mucha tarea y no las veo casi tengo 2 meses que no las veo porque me fui de viaje por las vacaciones y regrese justo empezando las clases.Tambien tengo una experiencia en la calle si la quieren comenten :)

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 630 veces