Los 10 relatos mejor valorados

cojiendo con mi amigo de 11

Hola a todos los lectores de relato...

QUÉ QUIERES QUE TE HAGA

Soy Santandereano y bien conocida e...

descocado por mi perro

Descocado por mi perro lobo Hola mi...

Estacionamiento

Hola espero que te guste esta histo...

me iso el amor un san bernardo

Todo comenzo hace un par de años c...

amigas por accidente

mi nombre es karina les cuento este...

YUYI

Mi nombre es Obdulia... Pero todos ...

Me encantan los machos heterosexuales...

Desde que era un niño, tengo memor...

Un Trío maduro...Poblano

Hola que tal, les contare algo que ...

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTRO VERGA

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTR...



Ultimos relatos


Un fin de semana con mi suegra. Parte 02.Categoría: Sexo en familia

Por faboles72 | 2014-05-04 08:27:32 | 0 comentarios

Entre y vi que el auto de Ana, estaba en el garaje, ingrese a la casa, y mire el reloj en la pared, marcaba las 17:05, tome una gran bocanada de aire y dije
- Doña Vera, está en casa?
No hubo respuesta, así que supuse que andaría fuera. Me dirigí a la cocina a prepararme algo de comer, después de terminar con la comida, lave los platos y cuando estaba terminando, escuche un auto detenerse, un gracias nos vemos después, seguido de un portazo, la puerta de la casa se abrió y escuche a mi suegra decir,
- Pfff, que calor…
- Yerno, ya estás en casa?...-pregunto-
Yerno?... jamás me había llamado así, me asome por el hueco de la cocina y mire a mi suegra con una pequeña maleta en la mano, y vestida como jamás la había visto, llevaba el cabello recogido en un chongo en la parte superior de la cabeza, levemente maquillada, una camisa a cuadros de colores, y supongo que un brasier de buena sujeción ya que las buenas tetas no se notaban tan caídas, blue jeans muy ajustados, los cuales hacían resaltar su cintura y enorme y bien formado trasero y sandalias blancas...
- Si estoy en la cocina, Doña Vera-respondí-
Ella entro y me sonrió, dándome un beso muy cerca de los labios dijo
- Hola yerno, como estuvo tu día?
- Bien Doña Vera, gracias-respondí-
- No me llames Doña, simplemente Vera…-dijo ella-
- Ok, como quieras Vera…-dije-
- Fui a la casa por algunas cosas, me llevo Memo, y aprovechamos para revisar la casa-de nuevo mi suegra-
Memo o Guillermo era uno de sus sobrinos que es policía.
- A ok, suegra y que paso?-pregunte-
- Déjame subir la maleta y te cuento, ok-dijo mi suegra-
Tomo su maleta y subio rápido las escaleras yo no dejaba de mirarle el trasero y me sorprendió haciéndolo al llegar al primer escalón, sonrió y siguió subiendo. Al poco rato, bajo y me tomo por el brazo me sentó en la silla del desayunador y dijo
- A ver yernito, vamos a platicar…-sin soltarme de los hombros-
- Ok, de que suegra-yo con voz nerviosa-
- De lo que hicimos anoche….-dijo ella acercándose a mi cara-
- Mmmm, deee aaanooocheeee suuuegraaaa.-conteste más nervioso y tartamudo-
- Si yernito, no te hagas, el loco.-dijo casi boca a boca-
- Mire suegra, paso lo que paso, y será mejor que lo dejemos así.-respondí con tono molesto.-
Corriendo la silla hacia atrás, me levante y camine hacia la salida de la cocina, cuando de pronto
- Que yernito, me tienes miedo….?
- Soy mucha mujer para ti?....
- O no te gusto?
Me detuve de golpe y sentí como esas palabras, habían logrado su objetivo, comenzaba a excitarme, trataba de controlarme y dije
- No suegra, miedo ni a dios…. Y si me detengo es porque usted podría ser mi madre y es madre de mi esposa…
Ella me miró fijamente y dijo
- Pero no soy tu madre…y no eres mi hijo, y mi hija no tiene por qué enterarse…
En ese momento supe que ya no se detendría hasta lograr lo que quería. Asi que me di la vuelta y Salí de la cocina, aun intentando controlar mis deseos… ella se apresuró y me tomo por el brazo… y dijo
- Crees que no vi cómo me deseas… yernito….
- Crees que no me di cuenta de que disfrutaste mirándome…
- Mmm? Los dos nos deseamos… no digas que no…
- No puedo suegra… adoro a Ana…-respondí-
- Y yo a mi marido, pero esto solo será sexo, placer y deseo… nada más….
No pude más y me lance contra sus labios… queriendo besarla con fuerza; ella me detuvo con la mano y dijo,
- Besos en la boca no yerno….
Mis manos de un tirón, arrancaron todo los botones de su camisa, escuchándolos caer al suelo…
- Mmmmm…!!! Fabio, despacio yernito… despacio tenemos toda la noche…..
Ella tenía razón la noche comenzaba a caer, y al día siguiente no trabajaba, así que me calme y dije
- Tienes razón Vera… tomémoslo con clama….
Me tomo de la mano y fuimos a la sala… llegamos y nos desplomamos en el sofá, mientras que mis labios bajaban a su cuello suavemente…
- Mmm… mmmm… mmmm…
Se dejaba escuchar de su boca….
- Yerno… desnúdame, como lo haces con Ana…-dijo ella-
Lentamente tome su camisa y la despoje de ella, lentamente bese sus hombros y pase mis manos por dé tras de su espalda, tomando el broche de sus sostén, lo separe y deslice los tirantes por encima de sus brazos, al quitarlo note que su brasier era de encaje color azul marino….mire su cara y por unos segundos vi el mismo rostro de mi mujer, se parecían tanto, solo que Vera con más edad… tome sus tetas, y las frote metiendo sus pezones entre mis dedos.
- Mmm…!!! Aaaaa… yernito que bien lo haces… hace tanto que no sentía esto….
- Ana, tenía razón, lo haces muy bien…
Al escuchar eso me di cuenta de que mi esposa le contaba a su madre como le hacia el amor…
- Te gusta Vera….-dije-
- Aja… yernito… sigue… por favor.-respondió-
La tome de las manos, y la puse de pie. Le di vuelta poniendo su espalda sobre mi pecho, sin dejar de masajear sus pechos, los solté por un momento y ella paso su brazo por mi nuca, deslice mis manos por su abdomen lleno de estrías y poco flácido, naturales en una mujer con cuatro hijos, llegue a su blue jeans, y desabroche el mismo, baje su cierre y lo tome por los costados, sentí como suspiro y al exhalar, tire de su pantalón hacia abajo dejándolo por encima de sus rodilla, la incline sobre el respaldo del sofá, deslice mis manos, por su espalda bajando por sus nalgas y mirando su tanga de encaje del mismo color de su brasier. Baje más pasando mis manos por la parte posterior de sus muslos
- Aaaayyyyy…. Que ricooo!!! Fabio, sigue… no te detengas, no pienses; solo disfruta…
Poniéndome de rodillas, tome sus pies y la despoje de sus sandalias, tomando su pantalón, puse mi cara frente a su vagina y la bese por encima de la tanga… dando lengüetazos…. Mi lengua sintió lo empapada que ya estaba…
- Ouuuu…. Papi… no pares…
Por un momento pensé que estaba con Ana, ya que decía lo mismo cuando hacíamos el amor…
Mis manos la despojaron del pantalón sacándolo una pierna a la ves… volví a pasar mis dedos por todas su piernas, desde los tobillos hasta sus nalgas… su piel era suave y sus piernas duras…
Tomándola de las nalgas, me puse de pie, y coloque el bulto, que ya se había formado en mis pantalones, sobre su vagina…
- Uyyy…! Que buen bulto tienes, yernito…
Desabroché mi cinturón y desabotone mi pantalón de mezclilla, lo baje junto con los boxers, y coloque mi pene en medio de sus suaves nalgas…. Comencé a frotarlo, metiéndolo en medio de su raya, al mismo tiempo lo pasaba por su vagina, la cual seguía cubierta por su tanga de encaje…
- has a un lado mi tanga, yerno… y déjame sentir ese pene duro….
De inmediato lo hice, tomando su tanga dese arriba, metiendo los dedos y haciendo a un lado su tanga, volví a pasar mi pene por su vagina, y este comenzó a lubricarse, por sus abundantes jugos femeninos… de pronto por la buena lubricación, que mi suegra tenia, mi pene se deslizo dentro de su vagina.
- Oouuu!!!, yernito; nooo!!! Sacala de ahí…por favor…-dijo vera-
- Ahyyyy!!! Suegra que caliente esta…-Dije yo-
Sacando mi pene con la mano de dentro de su vagina, ella se dio vuelta y me despojo de la camisa, y los zapatos, me sentó en el sofá y saco mis pantalones y boxers, tomo mis calcetines y los saco de mis pies… estaba completamente desnudo, con el pene apuntando al techo…. Lo miro unos instantes y de pronto dijo
- Tienes un buen pedazo de carne, yernito, no como el de mi marido pero está bastante aceptable….
Pfff, en ese momento caí a la cuenta de que mi suegro estaba mejor dotado que yo… y pensé tal vez tenga la verga más grande, pero esta noche te voy a dar la cogida de tu vida Vera…
La tomo con su mano, que previamente había pasado por su vagina para tomar algo de humedad de ella, y comenzó a frotarla.
- Nunca había tenido una con capucha…-dijo Vera al notar la falta de circuncisión-
La llevo hasta su boca y la beso, comenzó a meterla dentro de su boca y yo comencé a gemir y sostenerle de la nuca, para hacer que se la tragara entera, una vez que estuvo dentro, empezó a mover su cabeza con desenfreno, dándome una buenas mamadas de pene, mejores que su mismísima hija, subía y bajaba con fuerza, mientras su boca se apretaba más y más…
- Uyyy.!!! Suegra, que bien chupa….-dije-
- Dele, dele, más rápido-decía con alto nivel de excitación-
- Aouu..! suegra… Vera… Vera…Vera….que buena lengua… que buena boca…-seguía diciendo-
Asi seguí por espacio de unos 10 o 15 minutos, la detuve de pronto y dije
- Mi turno suegrita,….-dije mirándola a los ojos-
- Quieres chuparme, Fabio?-pregunto-
- Si suegrita, que no quiere?-respondí-
- Nunca me lo han hecho, yernito…-contesto-
En todos los años de casada, y nunca le habían mamado la raja… no lo podía creer…
- Quiere, ver que se siente?-dije-
- Mmmm.!!! Siii.!!!! Yernito-respondió, cachondamente-
La tome por las manos y la puse de pie, sentándola en el sofá, bese sus tetas y lentamente fui bajando, hasta llegar a su monte de venus, tome su tanga y suavemente la deslice por todas sus piernas, dejando al descubierto su sexo…
Note que tenía un clítoris bastante mono, como si la punta de un dedo meñique se asomara, en la punta de su raja, comencé a besarlo y de inmediato
- Ouuu…!!!, Ouuuu..!!!, yerno, yerno que bien se siente…-decía Vera-
- Y lo que falta suegra-respondí-
Segui pegándole unos buenos besos a su clítoris mientras que con mis dedos comenzaba a pasarlos de arriba abajo por todos sus labios vaginales, sin introducirlos, ella se retorcía y pujaba con más fuerza..
- Fabio…, Fabioo..que rico yerno, que rico, sigue, sigue…-decía con tono de pujido-
- Le gusta suegrita, nunca le habían chupado la raja, ni su marido?-pregunte-
- No,noooo…!!! Aaaaaa…!!! Si así sigue… no te detengas…-contesto-
Lentamente fui bajando los besos hasta llegar a su vagina; tomando uno de sus labios vaginales con mis labios, lo jale dándole tremendo chupetón…
- Aaaaahyyyyy….! Ouuu..!!! yerno, ahhyyy…! Ya no ya no que me voy a venir…-decía Vera-
Sin hacer el menor caso seguí chupeteando sus labios vaginales, mientras mis dedos uno a uno fueron entrando en su vagina, hasta tener dentro tres de ello, lentamente comencé a moverlos dentro y mi lengua tomo su clítoris, y suavemente pasaba por sus labios internos los cuales se abrían con la penetración de mis dedos…
- Yeeerrrnoooo..!!!, poooor faaavooorrr!!!! Me voy a venir… me vengo yernooooo!!!!-gritaba Vera.-
Aumente la frecuencia de las envestidas de mis dedos, y con cada una de ellas, mi suegra contraía sus paredes vaginales, gouuu!!! Eso era increíble ni su hija hacia eso… lograba por momentos aprisionar mis dedos dentro de su vagina….de pronto las amenazas se volvieron ciertas…
- AAAAAAAAA!!!!...
Con ese grito, mi mano quedo empapada producto de un gran orgasmo, retire mis dedos empapados y se los puse en los labios y dije
- Supongo que nunca había probado el su propio sabor, verdad suegra?
Los metió en su boca… los limpio con la lengua y dijo
- Mmmm, nooo!! Yernito….-Vera jadeando-
Suave mente, me levanto toándome por las mejillas y me dio un tierno beso en una de ellas, nunca entendí porque no me besaba en los labios…
Mis manos no dejaban de acariciar sus suaves tetas…me hinque sobre ella y me incorpore sobre mis rodillas quedando mi pene justo a la altura de sus buenas tetas, algo flácidas y caídas pero tenían algo que las hacía verse apetitosas…
Me miro y dijo
- Yenooo!!; que haces?-con voz de sorpresa-
- Ssssssssschhh, suegra; me voy a coger sus tetas…-conteste-
Ella, dejo caer su cabeza sobre el respaldo del sofá, se recostó totalmente relajada, puse mi pene en medio de sus tetas y deje caer un poco de baba en medio de las dos, las junte y comencé a masturbarme con las tetas de mi suegra….
- Hayyy…!!! Yernito, cuantas cosas haces… que rico…. Sigue, sigue…-Vera, decía-
- Umm, umm, umm, suegra que buenas las tiene…-dije yo-
- Tan suaves como Ana…-dije de nuevo-
- Pero, más grandes que ella no?-dijo Vera riendo-
- Suegrita, chúpeme la cabecita cuando salga de en medio…-le pedí a Vera-
Sin más que decir levanto sus cabeza y la inclino hacia el frente, quito mis manos, de sus senos y coloco las de ella, besaba mi glande cuando salía de en medio de sus tetas…
De pronto comencé a sentir que, el cabezón, quería escupir, y dije.
- Suegraaaa!!! Me vengo… los quiere o los tiro al suelo?-pregunte-
- Nooo…!!! Dámelos así como estamos…-respondió-
Seguí con las envestidas en sus tetas, y de pronto; boom!!!! Teniendo mi glande aprisionado por sus labios, solté dos descargas de semen grandes y varias pequeñas, dentro de la boca de mi suegra…
- Ouu.. ouu.. fffff, ffff, -gemía yo-
Termine de eyacular y ella sin dejar escapar una sola gota, trago mi semen, limpio mi pene con la lengua y lo saco de su boca para soltar de entre sus manos sus enormes tetas y tomar mi pene con una de ellas; acto seguido, me comenzó a masturbar y lamia mi uréter llevándose todo el semen residual que Salía por el…
- Mmm!!!... rico yerno… sabe dulce… mmm!!!...-decía Vera-
Termino y me llevo a su pecho me abrazo y nos quedamos ahí jadeando y recuperándonos un poco…
Continuara…
Relato: Fabo….

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 261 veces

Un fin de semana con mi suegra. Parte 03.Categoría: Sexo en familia

Por faboles72 | 2014-05-04 08:26:34 | 0 comentarios

Descansando en el sofá, mire que Vera se había quedado dormida, producto de todo el placer y el orgasmo inmenso que tuvo… me levante sin despertarla y subí a la habitación tome una frazada y baje para cubrirla con ella.
La mire dormir por un momento, incrédulo por lo que había pasado… pensé que ahí había terminado todo, suavemente la bese en la mejilla y susurre gracias, Vera….
Subí a mi habitación y me di una ducha, me meti en la cama y me dispuse a dormir, encendí la tele y note por la programación que eran más o menos las 21:00 hrs. Así que me quede mirando televisión un rato, al fin el sueño me venció y me quede profundamente dormido, el sueño pareció como un instante y desperté de pronto, recordé que Vera se había quedado en el sofá, Salí de la habitación y baje las escaleras, me asome y ella seguía ahí, solo cubierta por la frazada, note que sus piernas y brazos estaba erizados por el frio de la madrugada, mire ele reloj y marcaba las 3:30 a.m., tome a Vera entre mis brazos y la levante, la frazada se deslizo y cayó al sofá y mire su cuerpo desnudo, nuevamente comencé a tener una erección, me dirigí a su habitación y la deje sobre la cama, cuando me disponía a abrir la las cobijas ella despertó y me miro…
- Yernito… me quede dormida?-dijo Vera-
- Si suegra, profundamente-conteste-
- Mmmmm, es que me dejaste muy agotada-respondió-
Pensé que si, tal vez mi suegro la tenía más grande que yo pero al parecer no sabía llenar a su mujer…
- Muy bien suegra, ahora a descansar. Que mañana llega la familia-dije yo-
Ella me miro y dijo,
- Descansar, descansar cuando estemos muertos, o que me vas a dejar así…?-dijo con tono caliente-
- Ok, Vera, que propones-respondí-
- Mmm mira yernito, no te hagas el santo, que Ana me a contado como te la coges a ella-contesto-
- Jajajajaja, aaa, si, jajajajajaja -respondí riendo un poco apenado-
- Me ha dicho todas la cosas que haces con ella, y que eres muy bueno en el sexo anal….-respondió Vera-
- Rayoss… que mujer más comunicativa tengo…-dije, sin dejar de reír…-
- Y quiere que le dé por ahí, suegra?-pregunte-
- Mmmjuuu, nunca he tenido relaciones por ahí, ya que el pene de tu suegro es muy grande y grueso y siempre me lastima…. Que dices?... Te animas a darme por el ano?-dijo vera, con voz segura-
- Ok… si usted quiere le quito lo virgen a su ano…-respondí-
- Pero solo por ahí, Fabio, la papayita es de tu suegro ok…-dijo ella sonriendo-
Ahora entendía porque me detuvo cuando mi pene penetró su papayita, como ella la llamaba… Salí de su habitación y me dirigí a la mía, del cajón de mi mujer, tome un tubo de lubricante y un juguete anal que ella guardaba para nuestros encuentros sexuales…
Regrese a la habitación de mi suegra, y mire sentada en la cama, frotando sus manos nerviosamente…
Vera, tranquila, voy a ser cuidadoso…lo prometo…
- Hay… yerno, es que me han dicho que duele la primera vez….-respondió-
- Por eso traje esto…-levantando el tubo de lubricante y el juguete-
- Y eso que es?-pregunto, refiriéndose al juguete-
- Es un juguete sexual, para dilatar el esfínter…-respondí-
- Esta limpio y desinfectado, Ana es muy cuidadosa en eso-volví a decir-
- Ok; yerno, que hago ahora… -pregunto Vera-
- Muy bien suegra, primero-dije-
- vaya al baño y lávese muy bien el ano por fuera y por dentro ok, use uno de sus dedos para lavarlo por dentro…-dije-
Ella se levantó y fue al baño de su habitación abrió la regadera y cambio el chorro de agua a la regadera de teléfono, escuchaba como caía el agua y de pronto…
- auuuu…!!! Aaaauuuuu!!!, -decía Vera-
Entre y dije todo bien suegra?
- Si, Fabio, es que… mmm, esto se siente bien… pero dolió cuando mi dedo entro hasta el fondo….-contesto-
Cerró la regadera y abrió el cancel de baño tomo la toalla y dijo
- Listo yerno; ahora qué?-preguntando-
- Venga… y relájese… ok-respondí-
La tome de la mano y la lleve a la cama, en la que estaba el tubo de lubricante y el juguete sexual, este es una serie de bolas dispuestas en una cuerda de nylon.
- Recuestese en la cama y levante las piernas, suegra…-dije-
- Prométeme que si digo que pares, lo haras, Fabio…-dijo Vera-
- Ok; lo hare-conteste-
Se tumbo en la cama boca abajo y giro su cuerpo rápidamente, levanto las piernas y las tomo por la cara posterior de sus muslos. Me puse de rodillas y después me sente de lado en el suelo, tomando el tubo de lubricante, puse un poco en mis dedos y lubrique el juguete, comencé a lubricar su esfínter… con el dedo haciendo ligeros círculos y presionando con la punta de mi dedo.
- Mm… mm… ooou… mmm… uuuyy..-pujaba Vera, con cada presión de mi dedo en su ano.-
Tome más lubricante y lo derrame sobre su parte baja de la vagina hasta que escurrió al ano, empecé a mover mi dedo como si fuera una broca, puesta en un taladro y taladraba lentamente su ano, bastante apretado por cierto, por fin el esfínter cedió y dejo pasar a mi dedo….
- ooouuuu…!!!-gimió Vera-
- todo bien suegra?-pregunte-
- si, yerno, si-respondió-
Deje un rato el dedo dentro de su ano sin movimiento, esperando que se dilatara un poco, mientras suavemente le daba lengüetazos a lo largo de su vagina, y llegaba a su clítoris…
- yeeernoooo… Faaaabiiioooo… chúpame la papayita…-decía, mi suegra-
Después de un rato, comencé a mover mi dedo… y poniendo otro debajo del primero….
- Fabioooo…!!!, otro…?-dijo mi suegra al sentir el otro dedo debajo del primero-
- Aja, suegra; relájese… disfrute….-dije-
Lentamente mi segundo dedo se hundió dentro de su esfínter….
- Ouuuuu..!!!, -gimió de nuevo, Vera-
- Todo bien Vera?-pregunte-
- Aja…-respondió-
Deje que su ano se dilatara más y comencé a meter y sacar mis dedos lento, mientras mi boca se encargaba de su vagina, después de un rato, saque lentamente los dedos del ano de mi suegra, y tome el juguete, previamente lubricado… la bola más pequeña tiene unos 2 cm de ancho y las gruesa, unos 8 cm de ancho… tome la primera y la coloque frente a su ano…
- Yerno, ya me canse… podemos cambiar la posición?-dijo Vera…-
- Ok; suegra… cual quiere?- pegunte-
- De perrito… ok -contesto-
Bajo sus piernas, de un golpe y se giró en la orilla de la cama, bajando sus rodillas a la alfombra, tomo una almohada y la puso en el suelo y apoyo sus rodillas sobre ella, quedando su pecho aplastado sobre la cama, levanto las nalgas y dijo
- Ahora si yerno…; dale-Vera con voz de ansia-
Tome de nuevo el juguete por la primer bola, lo coloque frente a su ano y lo presione un poco, fácilmente entro…
- Ouuu..!!!-exclamo mi suegra al sentir como su ano devoraba la bola…-
Llego la segunda bola, de más o menos 3 cm De ancho, empuje y entro con facilidad.-
- Aauuu…!!!-pujo mi suegra-
- Vera, quiero que me digas cuando sientas mucho dolor…. Ok para no meter más bolas dentro de tu ano…-dije-
- Aja…!!!-contesto-
Llego la siguiente de unos 4cm de ancho, empujón y adentro….
- Uuuyyyy…. Dolió, pero poquito….-dijo mi suegra-
- Sigo o me detengo?-pregunte-
- Sigue, yo te digo, cuando ya no aguante…-respondió ella-
Toco el turno de la cuarta, de unos 5 cm de ancho… esta se resistió un poco, así que tome más gel lubricante y lo deje caer sobe su ano y la bolita, lentamente comenzó a deslizarse dentro de mi suegra…
- Aaahuuuuu…!!!! Espera, espera… no hagas nada…-dijo Vera-
Espere como lo pidió, mientras trataba de relajarla con besos en sus nalgas y en su vagina… después de un momento dijo
- Ya dale…
Llego la quinta bola… esta con 6 cm de ancho, la lubrique más la presione contra su ano, después de unos segundos, plop, desapareció dentro de mi suegra. Note como sus manos, apretaron con fuerza la colcha de la cama, apretó los ojos y abrió la boca… en clara señal de dolor
- Oooouuuuuu..!!!, aaaaauuuuu…!!!!-grito mi suegra-
- No, noooo… ya no más….-dijo Vera-
Me quede ahí sin mover las bolas de su ano y mientras ella lograba parar el trago amargo, y para relajarla seguía besando su trasero y lamiendo su vagina…
Le pedí que se quedara así y que no se moviera, Salí de la habitación fui a la mía y del cajón de mi mujer saque un dildo en forma de bala de acero con unción de vibración… regrese con mi suegra. Al entrar a la habitación note que aún no había pasado por completo el dolor.
- Yeeernooo… y aaahooraaa, queeeee?-pregunto Vera, con voz de dolor-
- Esperamos un rato suegra… tranquila… ok-respondí-
- Vera, quieres probar algo más…?-pregunte-
- Queeee?-dijo Vera-
- Solo si o no? -Dije-
- Siii… pero que no duela ya…-contesto-
Un leve zzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz, se escuchó al encender el vibrador, lo coloque sobre su clítoris y lo deslizaba por sus labios vaginales.
-uyyyy… que ricooo…que ricooooo… yernitoooo… que ricoooo…-decía mi suegra-
Pasaron unos 3 o 4 minutos, note que la expresión de su cara ya no era de dolor si no de placer y dije.
- Lista suegra las voy a sacar….-refiriéndome a las bolas del trasero-
- Mmmjummm, despacito por favor…-respondió Vera-
Tómela el espacio que hay entre las bolas, y comencé a tirar hacia afuera, plop… salió la primera…
- Ahyy..!!!-mi suegra…-
Seguí jalando despacio…plop… la segunda
- Uyyy…!!!!-mi Suegra-
- Fabiooo…! Sácalas todas ya…-mi suegra con voz relajada-
De un tirón suave y sin hacer pausa alguna saque las tres que faltaban…
- Uuuuyyyy…!!!! Qué bien… doloroso, pero placentero…-dijo mi suegra-
- Y ahora yerno?-pregunto-
- Ahora voy yo, suegra-conteste-
Mirando mi pene flácido, dijo
- Déjame levantarlo…-mi suegra tomando con la mano mi pene-
- Y como se llama este amiguito tuyo?-pregunto mi suegra mientras me masturbaba-
Lo único que se me ocurrió, en ese momento fue decir el nombre del perro jajajajajajaja, lo siento pero es verdad.
- Tango, suegra, se llama tango?...-respondí con voz de placer-
- Como el perro?-pregunto-
- Siiiii…!!! Ajaaaa…!!!-respondí sintiendo como mi pene comenzaba a ponerse duro-
- Listo, ya está listo…-mi suegra viendo mi pene erecto-
- Muy bien; Vera estas lista, para dejar de ser virgen del ano…?-pregunte-
- Aja… -respondió-
La tome de las manos y pregunte.
- Vera, hay dos formas de hacerlo, la primera tu controlas la penetración y la segunda la controlo yo… cual eliges para comenzar...?
- Mmm, yo controlo, te parece?-respondió, mi suegra-
- Ok, vamos pues-dije-
La tome de la mano mientras frotaba mi pene para no perder la erección, me senté, en la cama con las piernas apoyadas en el suelo, tome a mi suegra de la cintura la traje a mí y le di vuelta, la coloque de espaldas y la fui dirigiendo hacia mi hasta que sus nalgas pegaron con mi pecho, y dije
- Muy bien suegra, ahora comience a bajar su trasero hasta sentir mi pene…
Ella se inclinó un poco hacia adelante y mirando por entre sus piernas comenzó a bajar, yo me recosté un poco sobre la cama y tomando mi pene con la mano lo dirigía hacia el ano de mi suegra… llego el momento mi glande semi descubierto se posaba sobre el ano de mi suegra…
- Vera… comienza a hacer presión para que entre… despacio….-dije a mi suegra-
Ella suavemente comenzó a sentarse en mi pene, note que no iba a ser tan fácil y le dije
-espera déjame lubricar a tango y tu ano…
Tome el tubo de lubricante, y puse una cantidad generosa sobre mi pene y su ano,.
- Ahora si suegrita, dele…-dije-
Volvió a sentarse y sin problema mi glande se hundió dentro de mi suegra….
- Oooouuuu….!!!! Yernoooo…. Nooo… noooo está muy grande….-dijo ella-
- Relájate, Vera… relájate….-conteste-
Sobaba sus nalgas para relajarla… dio resultado poco a poco mi suegra comenzó a bajar más y más… hasta llegar a tobar mi vientre… con sus nalgas… una vez que estuvo todo dentro dijo
- No te muevas….-con un pujido saliendo de su boca-
Me quede así por un minuto y ella sola comenzó a moverse cuando estuvo lista, subía y bajaba, hacia pequeños movimientos con su cadera en forma de círculos…
- Ouuuu… ouuuu… Fabiooo… que bien se siente….-decía mi suegra-
Yo no podía ni hablar al sentir aquello… era muy apretado a pesar de su edad… de verdad que era apretado y caliente… muy caliente… solo podía pujar con cada sentón de las nalgas de mi suegra…
- Mmmm… mmmmm… mmmm…. Mmm… mmm…
Cada vez los sentones fueron aumentando de fuerza y velocidad… llegándose a escuchar el clásico golpeteo de sus nalgas en contra de mi vientre…
- Plap, plap, plap, plap, plap, uuy si uy siiii…
- Tango es lo justo… para este culito mío; yernito…-decía mi suegra-
- Plap, plap, plap, plap, plap, plap, plap…..
Asi siguio por unos 10 o 15 minutos… ella mimiro de reojo y vio mi cara contraida por el placer de su ano.
- Yernitooo… quieres cambiar… y darme de perrito….?-pregunto-
- Ajaaaaaa..!!!! suegra… Siiiiiii…!!!!!-respondi con voz de placer-
Lentamente se levanto saco mi pene de su ano, y se acomodo de perrito sobre la cama, y dije.
- Mejor como estabas antes Vera…
Ella bajo su piernas a la alfombra volvió a ponerlas en la almohada y re recostó en la cama embarrando las tetas en la colcha….
- Dale…. Yerno, daleee al culo de tu suegra…. No tengas remordimientos…. Has que tu suegra quiera más….
Me puse de tras de ella casi montado en ella, tome mi pene y lo dirigí hacia su agujero, lo coloque encima y de un empujón, lo meti hasta adentro…
- Oooooooooouuuuuuu…!!!!!-gimió, mi suegra-
- No lo saques más hasta que termines… yernoooo… no lo saques…
- Dale a tu suegra… dale …..-decía mi suegra-
Comencé a meterlo y sacarlo suavemente… y poco a poco subí la fuerza de las embestidas, hasta llegar a un ritmo constante y fuerza poco violenta…..
Mi suegra se retorcía… y apretaba los muslos haciendo que su ano se contrajera y aprisionara mi pene dentro del…… yo no sabía si decirle que se detuviera o que lo siguiera haciendo… solo me concretaba a darle una buena acogida a su culo…
Los minutos pasaron y llego la hora…. Sentí de pronto como mi pene palpitaba listo para terminar, con su labor…
- Me vengo suegra… me vengo…. Donde los quiere….? –pregunte-
- Ahiii.. ahiii donde estas… yernooo… en el culo… no lo saques….-respondió mi suegra-
Seguí dándole unos empujones y de repente… exploto la bomba en el ano de mi suegra… ella al sentir mi semen en sus entrañas, término con un grito sonoro… y largo
- Aaaaaaaaaaaaaaaooooooouuuuuuu….!!!!!!!
Un pequeño charco de humedad, se veía en la almohada… producto del orgasmo de mi suegra…. Yo me sacudía violentamente… y dejaba pequeños chorros de semen todavía dentro de su ano… termine y saque mi pene de sus entrañas.
- Ufffff, pfffff, que bueno estuvo eso yerno….-dijo mi suegra, resoplando.-
- Aja… aja… suegra…-yo con voz agitada-
Nos desplomamos en la alfombra tratando de recuperar el aliento, el cansancio nos venció y dormimos ahí, abrasados hasta la mañana siguiente….
Desperté y mire a Vera, que aún estaba a mi lado, eran las 9:45 a.m., la desperté, nos metimos en su cama para seguir durmiendo y al levantarse mire en su trasero, una larga línea de semen seco que corría desde su ano….. Dormimos hasta el mediodía, nos levantamos, nos duchamos y vestimos, comimos algo y salimos al aeropuerto para recibir a la familia…
Al ver a mi mujer, sentí un poco de vergüenza por lo que había pasado con su madre los días anteriores, la tome en mi brazos la bese fuerte… ella me miro y dijo
- Como estuvo, todo… y porque tan juntitos ustedes dos?-Ana preguntando con voz de asombro-
Mi suegra sonrió yo tambien y dijimos…
- Ya les contaremos…
Mi suegra saludo a su marido, a sus hijas e hijo, yo salude a mi madre y todo juntos volvimos a casa, en el trayecto mi suegra les conto lo que había pasado en su casa y les dijo que yo me había encargado de cuidarla muy bien…. Mi suegro… me tomo por el hombro… dándome las gracias mi esposa me beso en la mejilla… y mi suegra… mirándome por el espejo retrovisor sonrió lujuriosamente….
Fin….
Relato: Fabo…

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 235 veces

Las Testigos de Jehová… Parte 01Categoría: Sexo Maduras

Por faboles72 | 2014-05-04 08:24:13 | 0 comentarios

No sé si hayan escuchado hablar de los Testigos de Jehová, bueno es una religión, no sé si mundial, pero en mi país, México, abundan…
El siguiente relato es acerca de dos mujeres Testigos de Jehová, tan empeñadas en convertirme a su religión, que me dieron bastante placer…
Todo comenzó una mañana de domingo, en mi casa, mi madre había salido con Martin su novio y Luciana, había ido a su casa…
Asi que me encontraba solo en casa, mirando televisión. De pronto el timbre de la puerta sonó… y los perros a ladrar, Salí, hice callar a los perros, mire por el ojillo de la puerta y vi a dos mujeres con grandes sombreros y lentes de sol… normalmente cuando estas personas llaman a la puerta no abro o les digo que estoy ocupado, pero esta vez mi amigo el cabezón dijo –son dos viejas weyyy…- así que, levante la vos y dije
- Quién?...
- Buenos días, nos permitiría un momento…-exclamaron-
Abrí la puerta, y salude a las dos mujeres…
- Buenos días, díganme en que les puedo servir…?-pregunte-
Mientras las observaba detenidamente, la que estaba parada a mi derecha, vestía una gran falda de mezclilla sandalias y una blusa color blanco, un gran sombrero y lentes de sol, la segunda vestía, blue jeans, sandalias y camisa roja sin mangas, otro gran sombrero y lentes de sol… ellas comenzaron a hablar y yo ni atención les ponía, las miraba tratando de descubrir cómo serían sus ojos detrás de eso enormes lentes de sol, les calculaba unos 40 o 45 años, eran pasadas la 10:00 a.m. así que el sol comenzaba a caer sin piedad… mirándolas de nuevo, note que ninguna de las dos estaban nada mal, la primera tenía unos buenos pechos y nalgas prominentes que se marcaban por lo ajustado de su falda de mezclilla, cabello color castaño claro y tez blanca, la otra por su parte, tetas medianas, cintura definida, y un culo mediano que se notaba debajo de eso jeans y un cabello brillante color castaño muy muy obscuro y tez morena… ellas continuaban hablando y hablando yo no perdía momento para verles el culo o las tetas, hasta que no aguante más el calor, producido por un sol abrazador y le pregunte
- Quisieran entrar, para hablar más cómodamente?
- Sii… claro, muchas gracias…-contestaron-
La hice pasar a la casa y al entrar, y pasar delante mío, note que la diferencia de culos era notable la primera tenía un gran y formado culo algo caído y la otra, un apretado y mediano culito…se detuvieron en la puerta de la entrada y voltearon a mirarme, Maya mi perra, salió al paso de las invitadas y las hico detenerse.
Al mirarme, me descubrieron mirándoles el trasero… yo puse cara de póker, y camine en dirección a ellas ordene a Maya, que se hiciera a un lado y les dije pasen por favor. Gustan un vaso con agua?-pregunte- sí, muchas gracias, hace bastante calor –dijeron las dos- mi amigo el cabezón le ordeno a mi cerebro que comenzaran las fantasías, y pensé –y pronto sentirás más calor, mamacita- en ese momento contaba con 18 años y como todo a esa edad es hacerte demasiadas puñetas mentales… entre a la cocina y serví tres vaso de agua, volví a la sala y trayendo los vasos en las manos les dije
- Pero por favor, tomen asiento…
- Hay, gracias, en donde?-pregunto de cabello claro-
- En donde usted este mas cómoda -respondí con tono cachondo-
La mujer mayor noto el tono de mi voz y sonrió, se sentaron en la sala y yo puse los vasos con agua frente a ellas, hasta ese momento se despojaron de las gafas de sol y los grandes sombreros y pude ver sus ojos, la rubia los tenia, cafés claro, pero la morena tenía unos profundos ojos color aceituna. Ellas acomodaron sus bolsos, debajo de sus piernas y al mirar las piernas de la rubia note que su falda larga había subido al sentarse dejándome ver sus enormes y pálidas pantorrillas, la morena adopto una postura más relajada y se sentó de lado sobre el reposabrazos del sofá.
Comenzó la plática, y de inmediato me dispararon con todo…
- Sabía que el fin de los tiempos esta cerca?-pregunto la mayor-
- Aja.-conteste-
- Y que nuestro señor Jehová, quiere que usted esté preparado?-pregunto la más joven-
- Aja.-dije-
- Por eso queremos darle la oportunidad, de salvar su alma y llenar su vida de bendiciones…-exclamo la mayor-
- Ok. –respondí-
- Y que hay que hacer?-pregunte-
Ellas comenzaron a soltar toda una letanía, a lo que yo me limitaba a asentir y negar con la cabeza… de pronto la rubia interrumpió y dijo
- Disculpe, me permitiría usar su baño?
- Claro, venga por aquí-respondí-
Me lévate, y la acompañe al cuarto de baño que está en la planta baja, al caminar junto a ella miraba de reojo sus buenas tetas algo flácidas y caídas pero bastante grandes, no como las de Inés, pero si grandes. La deje frente a la puerta y tomando mi antebrazo dijo
- Gracias es usted muy amable..
Entro al baño y volví a sentarme con la morena en la sala, ella me miro y dijo
- Y como a estado?-con voz, de total tranquilidad, diferente a la que usaba cuando la rubia estaba presente-
- Aaa, pues bien muy bien.-dije-
- Cuál es tu nombre?-pregunto-
- Aaa, Fabio…-dije …-
- Aaa y estudias me imagino? Que estudias?-pregunto-
- Si. Estoy por entrar al tecnológico, a sistemas…-respondí-
Y así note que estaba más relajada, jugaba con su cabello, bebía su vaso con agua, entablamos una conversación calmada y bastante relajada y de pronto solté el anzuelo…
- Una pregunta en su religión, tienen buen sexo?-pregunte-
Se enrojeció de inmediato su cara se puso como tomate, al escuchar la pregunta. Me miro y sus ojos color aceituna se pusieron más grandes, dio un trago grande al agua y dijo
- Mmm, pues no sé. –tartamudeando-
Note que se había puesto cachonda con la pregunta. Asi que seguí adelante.
- La señora es tu compañera de religión o que onda?- pregunte-
- Si es mi hermana en Jehová y mi vecina…-respondió-
- Es usted casada me imagino?-pregunte-
- Si, así es…-respondió-
- porque lo preguntas?-pregunto-
- supuse que al ser casada, tendría usted un buen sexo.-dije-
- porque no vienes para acá, para platicar mejor…-dijo palmeando el cojín del sillón-
Note que la rubia ya había tardado un tiempo en el baño, y que veía que saldría pronto así que salte a su lado..
- cuántos años tienes?-dijo ella-
- 18.-conteste-
- Mmm 18 eee, nosotras unos pocos mas. Quieres saber nuestras edades?-respondió-
- Mmm si usted quiere?-conteste-
- Mi nombre es Martha y tengo 41 años y mi hermana es Beatriz y tiene 43 años-contesto-
Entrados en la plática, ella estiro el brazo para tomar su vaso, y lo derramo sobre la mesa de centro.
- Ahí, perdón, perdón..-dijo ella-
- No, se preocupe, -dije, levantándome-
Me dirigí a la cocina y tome un trapo, regrese y me lo quito y comenzó a secar la mesa, ella se empino y su culo tomo forma de corazón… oooo por diosssss, en es momento mi amigo el cabezón se levantó de su letargo y se pudo a 100,000 por minutó. Ella seguía secando y yo me excitaba más al ver como menaba ese pedazo de trasero en forma de corazón, de pronto miro hacia donde yo estaba y sus ojos pudieron ver mi pene toralmente duro… debajo de mi pants, pasando su lengua por sus labios… dijo
- Aaaayyy…!!! Creo que tu tambien tuviste un accidente…
- Mmm.. jejeje. Creo que si…-respondí-
- Jajajaja, que tremendo accidente… me dejas verlo…?-exclamo y pregunto ella-
- Quiere verlo?-pregunte algo sorprendido-
- Si, o que te da pena?-respondió-
La excitación en el aire era grande así que me dispuse a bajar mi pants, cuando de pronto la puerta de baño se abrió y se escucharon pasos, ella se sentó rápido en el sillón y cruzó las piernas… la rubia llego hasta donde estábamos y pregunto
- Que paso que se cayo?
- Tire el vaso hermanita…- respondió Martha -
- Hay, mi amor, a ver…-dijo Beatriz la rubia-
Tomo el trapo y lo fue a exprimir a la cocina diciendo
- Déjeme arreglar esto, por favor, que pena…
- No hay problema, señora, lo limpio yo después.-conteste-
- No, no de ninguna manera, permítanos limpiar el desperfecto…-inquirió Beatriz-
Acepte ya que yo tenía flojera de limpiar y Luciana llegaba hasta la mañana siguiente. Beatriz la rubia pregunto,
- Donde tiene las cosas de la limpieza?
- En el cuarto de lavado-conteste-
- Me indica por donde- dijo Beatriz la rubia-
- Claro-dije-
Tomo a Mayara la morena de la mano y las lleve al cuarto de lavado, entraron y comenzaron a sacar lo necesario para limpiar el charco de agua y los vidrios que están rotos en el suelo. Salieron y comenzaron a limpiar Beatriz, la rubia tomo una escoba y un recogedor para levantar los pedazos de vidrio del vaso, Martha, la morena, por su parte, un trapeador para limpiar el agua derramada…
Mientras ellas limpiaban, yo me deleitaba con el show, la rubia sacudía su enorme culo al barrer y sus tetas grandes se balanceaban de un lado a otro.. Por su parte la morena meneaba su culito pequeño al trapear, tenía la mirada en eso enormes pechos cuando rubia miro mi rostro y se dio cuenta de la mirada de lujuria en mis ojos, sin decir nada comenzó a moverse más… dejando que sus pechos se balancearan aún más fuerte… la morena por su parte, me miraba la entre pierna, ya que no había podido ver mi pene fuera de mi pants.
Terminaron y se dirigieron a dejar las cosas, al cuarto de donde las habían tomado, tardaron un poco y al salir note que venían cuchicheando, al llegar volvieron a sentarse y comenzaron de nuevo con la lavada de coco…
Yo me había excitado demasiado con las tetas de la rubia (Beatriz), imaginaba que mi pene estaba en medio de ellas y las sacudía de forma bestial… por lo que mi amigo cabezón, estaba completamente duro… al sentarme la rubia (Beatriz) miro mi entre pierna y sonrió con lujuria…
Siguió la letanía y las detuve de golpe
- Hace un momento le pregunté a su hermana que si en su religión, tienen buen sexo? –pregunte-
La rubia se ruborizó de inmediato y con voz tartamuda contesto
- Puuuueeeesss, nnnoooo, seeee..
- Aaaaa qquuuee leee llaaaama buuuen seeexooo uuusted?
Sabía que había mordido el anzuelo, al igual que la morena, ya que de no ser así, se hubiera ofendido por la pregunta y habría largado de inmediato de mi casa…
Pues ya sabe, sexo vaginal, anal, oral, nalgadas, juguetes sexuales, masturbación, etc., comente mirándolas a las dos con lujuria… y deseo. Ellas por su parte tenían la cara llena de asombro al escuchar las palabras que salían de mi bocota…
- Buuueenoo, eel seexooo, eeen nuuuestra reeeligion soolo se uusa cooon fiines reeeproduuctivoos- dijo la rubia tartamudeando-
- Si, el sexo que da placer es pecado-afirmo la morena, y note como su voz había cambiado-
- Pfff, entonces soy un pecador empedernido, porque me encanta el sexo y me encanta masturbarme…-dije, mirándolas-
Las dos se pasaban la lengua por los labios y tragaban saliva, al unísono, la rubia tenía un rostro de deseo, se le notaba que mis palabras le habían puesto caliente. La morena no dejaba de mover las piernas y las cruzaba, de un lado a otro, mordía sus labios y no dejaba de ver mi pene erecto de bajo del pants.
- Desde cuando son Testigos de Jehová?-pregunte-
- Desde hace unos 6 años…-respondió la rubia-
- Yo desde hace 4 años…-dijo la morena-
- Aaa. Ok entonces antes si tenían sexo por puro placer no?-respondí de inmediato-
Note de inmediato que las dos estas más calientes que una orilla, y me miraban con deseos de arrancarse la ropa y pedirme que les diera una buena cogida.
- Puuuesss, siiiiii!!!-respondió la rubia con voz tartamuda-
- Y tú?-pregunte mirando a la morena-
- Pusss siii…-respondió de inmediato-
- Ok, entonces si han disfrutado del sexo por placer?-dije-
Mi erección estaba al máximo, debido a la excitación del momento, Asi me puse de pie y me estire mañosamente. Para dejarles ver mejor mí pene duro y palpitante…
Mayara no aguanto más y exclamo…
- Adiosss, que cosota…
- hermana, que cosas dices…-respondió la rubia-
- hay hermanita, es que vea eso…-dijo Martha-
Beatriz movió sus ojos a mi pene y exclamo
- Ahiii dioss, tienes razón, que cosota…
Como ya he dicho nunca he tenido un pitote o un pene enorme, lo catalogo como normal, 17 cms y algo gordo… al escuchar sus palabras puse de frente a ellas y dije
- Me hacen un huequito?
Sin más que decir, las dos se movieron y dejaron que me sentara en medio de ellas, las mire y dije
- Ustedes creen que si tuviéramos sexo, en este momento estarían pecando?
- Si claro…-las dos-
- y les gustaría pecar?-pregunte-
Sin más preámbulo, Beatriz (la rubia), se abalanzo sobre mí besándome frenéticamente, sus enormes tetas se posaron en mi pecho y escuchamos a Mayara (la morena) decir
- Hermanaaa!!!!.... que haces…
Beatriz, dejo mi boca y miro a Martha, diciendo
- Nooo grites…!!! Hace tanto que no me dan en mi casa, hermanita y traigo unas ganas…
Martha, se sonrojo y dijo
- Peeerooo, Hermanitaaaa!!!! Esto está mal….
- Ahí cállate hipócrita, si tú iniciaste todo con tu comentario…
Yo miraba a aquellas mujeres discutir, como en un partido de tenis, de pronto las interrumpí
- Ok, ok, damas, será mejor que esto acabe aquí… ya que no quiero provocar un problema entre ustedes…- dije con voz autoritaria-
En ese momento, temí que tomaran sus bolsos y sus cosas y se marcharan dejándome con la calentura del momento. Para mi sorpresa, ninguna de las dos se levantó del sofá, así que dije
- Que estarían dispuestas a hacer para que yo me convirtiera a su religión?
Las dos se miraron, como buscando señal de aprobación y después de unos segundos de tensión dijo Martha.
- Todo o no hermana?
- Asi es hermanita-respondió Beatriz con voz seductora-
- Muy bien, pues entonces comencemos…-dije-
Me puse de pie y mientras me movía al sillón, recordé aquella tarde de sexo sucio con Luciana… me dije porque no… intentarlo ellas… así que lo hice, como todo un actor porno, dije con voz autoritaria
- Se desnudaría para mi señora Beatriz(la rubia)?
- Nooo…!! Claro que no..-dijo con voz molesta, pero sin levantarse del sofá-
- Y usted señora Martha(la morena)?-pregunte mirándola-
- Yo si-dijo sin pensar-
Se puso de pie y comenzó a desabotonar su camisa… Uno por uno los botones fueron quedando libres y mostrando su brasier, color blanco, unas medianas y firmes tetas se ocultaban debajo, su amiga no podía contener el asombro al ver a su compañera echa una puta… siguió con el botón de su blue jeans, y bajo el cierre, lo tomo por los lados y lo bajo hasta las rodillas, dejando ver un calzón de algodón blanco y mucho vello púbico debajo, se sentó en el sofá y saco se sandalias y termino de sacar su pantalón…
- Ya- dijo Martha (la morena)-
- Nooo, no eso no es estar desnuda-conteste-
- Todo?-pregunto-
- Sí, todo-respondí-
Tomo su brasier, por detrás y lo desabrocho, saco los tirantes por sus brazos y dejo sus blancos pechos sin sujeción, sus pezones eran más obscuro que el resto de sus tetas y algo grandes.. Tomo sus bragas, y las deslizo hacia abajo sacando una pierna primero y la otra después…su monte venus era muy velludo y sus labios vaginales gruesos y obscurecidos….
- Ya-dijo, sin mayor intento por cubrirse-
- Que me dice usted señora Beatriz(la rubia)?-pregunte-
- Vamos hermanita, todo sea por salvar el alma de este joven…-dijo Martha-
- Hay hermanita, tiene razón….-exclamo Beatriz-
Beatriz se puso de pie y desabrocho su falda, bajo el cierre de un costado y la deslizo hacia abajo, sacando sus piernas sin sentarse, su calzón era color negro de encaje, más bien parecía una tangas de encaje, sus piernas eran blancas y llenas de carne, saco su blusa por encima de la cabeza y mire su brasier, era del mismo material que su tanga, negro de encaje, pero la diferencia era lo que había dentro, un par de normes tetas se ocultaban dentro... Lo tomo por detrás y lo desabrocho sacando los tirantes dejo caer aquellos melonsotes los cuales eran muy blancos y con areolas grandes y pezones muy obscuros casi café, enormes… tomo su tanga y la bajo de un jalón y hubo una gran diferencia ella lucia depilada solo con una delgada línea de vello púbico del color de su cabello, labios aún más gruesos que Martha, y un clítoris como dedo meñique que decía hola, unos labios vaginales algo obscurecidos
- ya, listo-dijo Beatriz-
- ahora dense vuelta e inclínense al frente-respondí-
Las dos dieron vuelta y mi ojos se cayeron de mi cara, aquel cuarteto de nalgas de diferentes tamaños y esas dos vaginas obscuras y a la ves rodadas, me hacían querer meterles la verga en ese instante, me levante del sillón y me puse de tras de Beatriz, tome sus enormes y flácidas nalgas, y al tomarlas
- aaaaaauu..!!!-gimió con deseo-
Las abrí y mire que dentro había un ano negro como como la noche… solté a Beatriz y fui hacer lo mismo con Mayara, al tomarla por las nalgas, soltó un
- aaaayyyy…!!!
Las abrí y vi que la diferencia era notable, ella tenía un ano, más pequeño y menos negro y se veía apretado…
Antes que pudiera llegar a darles unas buenas mamadas de cola, el timbre sonó otra vez,
- no se muevan…-dije-
Salí a ver quién demonios era el que me interrumpía en mi encuentro sexual. Y dije
- Quién?
- Buenos días, vimos que nuestras esposas, entraron aquí…-dijeron dos hombres-
- Si permítanme- respondí-
Sin perder tiempo me volví a meter a casa y vi como las dos se habían vestido y acomodaban sus ropas de prisa… se arreglaron una a la otra y salieron de prisa… Maldición…!!!!! Eso se había terminado y yo más duro que una burro… Beatriz, al salir por la puerta, exclamo, con voz alta.
- Veremos si podemos regresar por la tarde, para concluir nuestra charla y lograr salvar su alma joven….
Se dirigió a la puerta de zaguán y abrió, ahí pude ver a un hombre muy bajito, gordo y calvo, y otro moreno y bastante pasado de tamales…quienes dijeron,
- Buen día joven, que le a parecido la charla…?
- Muy buena, muy buena…-conste con cara de emoción-
- Muy bien, gloria a dios, esta mujeres harán lo posible por regresar más tarde…-dijo uno de los esposos-
- Aaa, pues si, muy bien, pero que le parece mi mejor me llaman antes, porque no sé si voy a salir –conteste y les apunte mi teléfono en un papel-
- Aaa muy bien pues entonces que le llamen antes-dijo el otro marido-
- Para lograr que alcance la gloria de nuestro señor…!!!-el otro marido de nuevo-
- Amennnnn!!!! –dijeron todos-
Sonreí, Mire a las dos mujeres, y cerré la puerta… en todo ese tiempo yo trataba de no mostrar mi bulto en los pants, entre a casa y me tumbe en el sofá…
Continuara….
Autor: Fabo…

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 302 veces

Las Testigos de Jehová… Parte 02Categoría: Sexo Maduras

Por faboles72 | 2014-05-04 08:23:24 | 0 comentarios

Me quede en el sofá por un momento, y de repente una idea cruzo por mi mente, y si en verdad llaman, me comencé a poner nervioso, ya que no sabía si mi madre regresaría a casa temprano o entrada la noche… por Luciana no me preocupaba, ella llegaría a casa hasta el lunes por la mañana.
Decidí llamar a la casa de Martin, e inventar alguna excusa para saber a qué hora llegaba, y que mi madre no sospechara nada y al mismo tiempo, no pensara que la checaba….
Lo pensé un momento y llame, la vos de Martin respondió. Lo salude y le pedí que me comunicara con mama, ella tomo el teléfono y dijo que paso hijo. Le invente todo un cuento de hadas, y al final me dijo que llegaría a casa hasta entrada la noche aclarándome que no estuviera molestando, así que pensé que estaría teniendo sexo con Martin toda la tarde… me frote las manos y dije en voz alta – ya se armó- ahora solo faltaba una cosa que ellas llamaran, pasaron los minutos y como a las 12:30 p.m. sonó el teléfono, levante el auricular y dije
- Diga?
- Hola, soy Beatriz,…-dijo una voz femenina-
- Si, si dígame-conteste-
- Solo para preguntarte si estarías en tu casa por la tarde como a las 2:30 p.m.?-pregunto-
- Aaaa…. Si creo que si.-dije yo-
- Ok, pues entonces nos vemos más tarde….-dijo despidiéndose.-
Faltaban dos horas para que ellas llegaran, así que me fui a mi habitación y me di un baño, me vestí y comí algo rápido, dio al 1:00 p.m. y comencé a ponerme nervioso, caminaba de un lado a otro, sin parar, mientras pensaba que lea haría y como lo haría… mire el reloj y marcaba la 1:45 p.m., faltaba menos decidí ir a la sala y recostarme en el sofá, me relaje y me quede dormido, hasta que sonó el timbre, y maya comenzó a ladrar, salte del sofá, me despabile y espere a ver si era un sueño o en realidad el timbre sonó…. Ding-dong sonó de nuevo… me levante rápido acomode mi pantalón y Salí preguntando-
- Quién?
- Hola, joven buenas tardes,…-las dos mujeres-
- Buenas tardes, mis señoras…-respondí-
Mientras al fondo se escuchaba un motor de auto, me desperté de súbito y abrí la puerta, mire que el motor del auto que escuchaba, era unos de los maridos, que me saludaba agitando la mano con fuerza con una gran sonrisa en el rostro… pensé este pendejo, me trae a su mujer ya su amiga para que me las empine… salude a las dos, extendiendo la mano, Beatriz la tomo y me jalo hacia ella y me dio un beso en la mejilla, lo mismo hizo Martha, les dije –
- Pasen por favor.
- Si, gracias…-respondieron-
Agitando la mano me despedí del marido que estaba a punto de ser cornudo y cerré la puerta del zaguán, maya, salió al paso de ellas y volvieron a detenerse, frente a ella, yo camine hacia ellas y ordenando a maya que se quitara, las tome de las nalgas a las dos y las empuje hacia dentro…
- Uyyy, que buen recibimiento…-dijo Martha-
- Siii…!!! Hermanita que bien nos reciben en esta casa… tememos que volver más seguido.-Beatriz con voz cachonda-
Sin soltarlas de las nalgas las lleve hasta la sala, y las ubique frente al sofá de frente a mi…
- Están listas para salvar mi alma…? –pregunte-
- Si, así es…-contestaron las dos-
- Bueno pues comencemos donde nos quedamos hace un rato. –dije yo-
Pero esta vez dije.
Quiero que usted señora Martha desnude primero a la señora Beatriz, y viceversa.
Rápidamente una desnudo a la otra… yo estaba detrás mirando el espectáculo… y frotando mí pene, por encima del pantalón. Quedaron totalmente desnudas y se colocaron, de pie frente a frente….
Póngase con las rodillas encima del sofá y sus brazos sobre el respaldo….lo hicieron de prisa…
Lentamente me acerque a ellas y les tome las nalgas suave las masajee, y les di algunas palmadas en las mismas…
- Zasss!!!, zasss!!!, ZAsssss!!!,
- Ahyyy, ahyyyy, ahyyy… mmm… mmm. Duele sabroso… verdad hermanita….
Rápidamente sus nalgas de Beatriz se pusieron rojas por las nalgadas propinadas por mi mano, Beatriz respondió…
- Si Hermanita, duele rico…
- Quieren más?-pregunte-
- Mmmmjuuummmmm –las dos-
De nuevo
- Zassss!!!, zassss!!!...
- Uyy, uyyy, que rico…- Beatriz, con voz de deseo-
No sabía a cuál poner a mamar mi pene así que de pronto dije
- Señora Beatriz, póngase a chuparme el pito…
- Mientras cachondeo a la señora Martha….
Las dos se miraron un momento y –zassss!!!- una nalgada las sorprendió rápidamente voltearon y me miraron, note que aquello las había puesto más calientes…
- Dense prisa, par de golfas…!!!!
Las dos comenzaron a hacer lo que les ordene… Beatriz, desabrocho mis pantalones y los bajo con todo y calzón hasta mis tobillos, tomo mi pene con las dos manos y lo sacudía, al notar que no había circuncisión, dijo
-aaaa…!!! Mmmm, que rico, tiene capuchón…
Se lo metió a la boca y me propinaba violentas mamadas de pene, mientras Martha se paró frente a mí y me dejo probar sus bien formadas tetas… gemía y pujaba, mientras de reojo veía a Beatriz, meter y sacar mi pene de su boca, sin perder detalle de lo que le hacía a su Hermanita…
- Glup, glup, glup, glup….-el sonido de la boca de Beatriz, con mi pene dentro-
Baje las manos que en un principio aprisionaban las hermosas, morenas y suaves tetas de Martha, y comencé a frotar su monte de venus, para buscar su clítoris… al fin lo encontré y le dedique un buen tiempo….. Comenzó a gemir y pujar… con más fuerza,
- Aaaaaa..!!!! Aaaaaa..!!!! Aaaaaa..!!!! Aaaaaa..!!!!
- Manita… manita… que rico… te gusta lo que me hace Fabio manita….
Sacando mi pene, de su boca, Beatriz miraba mis dedos dándole descargas de placer a su amiga, y perdiendo todo el control por lo que veía, le propinó tremenda chupada a la vagina de su amiga…
- Manitaaaaa!!! Uyyy que rico…
Beatriz seguía dándole lengüetazos a la vagina de su Martha olvidándose de mi pene, deje que ella se encargara de lubricar a su amiga, y me dedique a seguir probando las tetas de Martha, mi mano sin nada que tocar, se dirigió a los enormes pechos de Beatriz, tomando uno y comenzando a sobarlo, Beatriz, me miro y dijo
- Cambiemos…
Miro a Martha se puso de pie y puso de rodillas a Martha tomándola por los hombros, mire a Martha y veía como se debatía entre la vagina de su amiga y mi pene, mientras que yo me lance sobres eso pechotes y comencé a darle sendos besos tronados a todo lo largo y ancho, de pronto.
- Uugggggg… -puje con fuerza-
Martha me había propinado una mamada de pene, pero durante tal acción me había mordido el mismo.
- Uyyy, con cuidado putita…-dije-
Siguió sin ni siquiera tomarle atención al comentario… Beatriz, mientras tanto se comenzaba a calentar más y más, su pezones comenzaron a ponerse duros y gemía con cada chupada de tetas que le propinaba.
- Ahyy, ahyy, que rico… que rico, no pares…
Tome uno de sus pezones y succionándolo fuertemente, los levante entero jalándolo hacia atrás…
- Ahyyyyyyyyyy.!!!! Por dios… por diossss… así así…
Martha al escuchar eso saco mi pene de su boca y lamio uno de sus dedos y lo metió en la vagina de su amiga.
- Manitaaaaaaa….!!!!! Hay que ricooo… que rico… no lo saques no lo saques manita……
Martha, sacaba y metia el dedo, de la vagina de su amiga, mientras tomaba mi pene entre sus labios… me miro y ploppp!!! Se lo trago de un jalón…
- Ouuuuuuu!!!!... que putitas son hermanitas…-Dije-
- Chúpeme los huevos señora Martha-dije gimiendo-
Ella saco el pene de su boca y lamio todos mis huevos, hasta pasar la lengua por mis muslos… yo me sacudía de la sensación de placer… metió mi pene de nuevo en su boca y me propino sendas mamadas, por un buen rato, miraba como mi pene desaparecía en su boca cada que lo envestía con fuerza… después, Martha, saco mi pene de su boca y lo coloco junto al enorme clítoris de Beatriz, y turnaba su lengua entre los dos…
Beatriz, me tomo por la cara y me dio un beso, con pasión, metiendo su lengua dentro de mi boca con mucha fuerza, mientras su mano, sostenía mi pene para que Martha lo chupara…
- Ufff, Señora Martha, que bien mama verga… se ve es toda una putita… en la cama…-dije mirando a Martha a los ojos-
Sacando mi pene de su boca, y replicó.
- Por hoy, solo soy tu putita… Fabio…-Martha, con voz extremadamente caliente-
- Si por hoy somos tus putas… papacito.-Beatriz… igual de caliente-
Beatriz, me soltó la cara y se puso de un lado de su amiga, las dos se dieron un beso intenso… y comenzaron a mamarme el pene turnando sus lenguas, mientras se daban besos pausados y suaves…
- Hay… amiga que rico… besas….-Beatriz dirigiéndose a Martha-
- Señora Beatriz, chupe mis huevos…-dije-
Una mamaba pene y la otra chupaba bolas… mientras se frotaban sus sexos con desesperación… así siguieron un rato. Hasta que dije
- Bien putitas, quien será la primera en probar mi verga, en la cola…?-dije a las dos-
Se miraron, por un momento como decidiendo, quien sería la primera y se escucho
- Yo… yo quiero primero…-dijo Beatriz-
Las levante tomándolas de las manos, y las lleve a mi habitación, subimos las escaleras y ellas no dejaban de besarse y tocarse. Mientras Martha, me masturbaba, para no perder la erección… llegamos a mi habitación y las pare frente a la cama, les dije
- Pónganse de perrito una al lado de otra, putas…
Las dos subieron sus rodillas a la cama quedando con el trasero parado y se apoyaron sobre sus brazos, la diferencia era notable, el trasero de Beatriz, era inmenso, blanco y algo flácido, su enorme vagina, con labios negros, poco vello púbico, un ano que parecía un vórtice espacial, y un clítoris gigante… Martha por su parte, tenía un trasero, redondo y firme, una vagina más pequeña y menos obscura, un ano pequeño e igual de negro, y un clítoris mas pequeño…
- Bien putitas… aquí llega la verga….prepárense-dije-
Me coloque detrás de Beatriz, tome sus nalgas y separándolas meti mi pene dentro de ella de un jalón…
- Ahiiiiiii… papacito… que vergota…. Métela hasta el fondo…..-dijo ella, con respiración agitada-
Comencé a moverme lento… mientras que a Martha le frotaba su buen trasero redondo. Comencé a subir la intensidad de las metidas de miembro que le propinaba a Beatriz, miraba sus nalgas como se sacudían con cada golpe de mi pubis, parecían gelatinas….
- Aaaaa…!!! Aaaaayyyy…!!! No mames manita… esta re sabrosa esta verga…
- Ya veras cuando la pruebes….-Beatriz, mirando a Martha con cara de satisfacción-
Moje dos de mis dedos con saliva y se los meti a Martha, en la vagina, esta al sentirlos lanzo un pujido…
- Uuummmmmmmm…!!!! Mi vida mételos masssss!!!!....
- Aaaauuuuu…!!!! Auuuu…!!! Mas, mas…
Segia metiendo y sacando mi pene de la vagina de Beatriz, mientras a Martha, le metia y sacaba frenéticamente los dedos de la suya, haciendo ligeras pausas para mover mis dedos en forma circular, dentro de su vagina, mientras tome mi pulgar izquierdo y lo humedecí con saliva… Martha vio lo que hacía y miro a Beatriz, diciendo
- Manita… prepárate… te van a dedear el culo….
- Hayyy.!!! Eso nunca me lo han hecho… que se siente Mana….-pregunto Beatriz a Martha-
- Ya verás.. ya verás… manita…-dijo Martha a Beatriz-
Comencé a estimular su ano, haciendo círculos sobre él, después le escupí un poco y me prepare para meter mi dedo dentro, al ver la inminente envestida al culo de su amiga, Martha, beso apasionada mente a Beatriz y pum…!!!!-
- Aaaayyyy…!!!! Weyyyy. Duele, duele, papacito….
Deje sin movimiento, el dedo por un rato mientras seguía bombeándome su vagina, y metiendo los dedos a Martha. Ellas se besaban y pujaban al unísono con cada metida de verga y dedos…. Comencé a mover el dedo que estaba en el culo de Beatriz, y ella se sacudía del placer y dolor…
- Papacito, uuuyyyyy… uyyy, dame, dame, no pares…-decía con gritos de placer-
Saque los dedos de la vagina de Martha, y llenos de sus jugos comencé a estimularle el ano… después de un rato, separe los dedos y meti uno en su ano y el otro en su vagina…
- Ahyyyy.!!!! Cabron… siiii.!!! No mames, no me hacían esto desde hace veinte años..!!!
- No mames que rico, Fabio… Dame, dame por el culo y la cola… no te detengas…
Me di cuenta de que aquellas dos mujeres en verdad estaban olvidadas por sus maridos… seguí dándoles a las dos con los dedos y mi pene, en ese momento desearía haber tenido cuatro penes para metérselos por todos los hoyos….
- Mmmm,!!!, aaauuuu.!!! Aaauuuu!!!, así, así, -decían las dos-
- Les gusta, par de golfas…-pregunte-
- Aja, aja, si nos encanta… sigue papacito, síguele mi vida…-decían las dos-
Después d un rato, retire los dedos de los agujeros de Martha, le saque el dedo del culo y el pene de la vagina de Beatriz, y me coloque de tras de Martha, ella volteo la cabeza me miro y dijo
- Espera, mi vida…
Miro a Beatriz y le pregunto-
- Manita, quieres que te metan la verga en el culo?-dijo Martha-
Beatriz, la miro y sonriendo dijo
- Nooo.!!!!! Mana, eso nooo.!!!!
- El dedo está bien pero esa cosota nooo..!!! me lo va a deshacer…-respondía Beatriz-
Martha, al ver la negativa de su amiga, respondió con lujuria.
- Yo si quiero la verga en el culo, papacito, pero primero cógeme la cola….
Continuara…
Autor: Fabo…

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 203 veces

Las Testigos de Jehová… Parte 03Categoría: Sexo Maduras

Por faboles72 | 2014-05-04 08:22:25 | 0 comentarios

Rápidamente, sin meter mi pene dentro de Martha abrí en buro, y tome un frasco de vaselina, lo puse a un lado de Martha y dije
- Estas lista putita, Martha…?
Ella vio el tarro y respondió…
- Si mi vida, pero primero por la cola…
De repente, se dio vuelta y dijo.
Fabio, puedo bajar a la cocina, yo pensé que tenía sed o algo así que le dije que si… ella se levantó y salió de prisa, totalmente desnuda, mientras con Beatriz ya recostada en la cama, me acerque a su cara y puse mi pene cerca de su boca
- Quieres otras mamadas de verga, papacito…?-pregunto ella-
- Aja… –dije.-
- A ver préstame ese pedazo de verga que tienes….-respondió-
Lo tomo con la mano le pego unos jalones y lo comenzó a mamar de nuevo,
-uuggg, uuggg, uuggg, uugg, uugg, -se escuchaba-
Martha, entro en la habitación con las manos en la espalda, y dijo
- Fabio, tienes condones..?
- Si, están en el cajón...-respondí-
Pensé que quería condón cuando se la metiera en el culo… para mi sorpresa no era así, abrió el cajón y cuando vi lo que traía en las manos me sorprendí bastante. Era una zanahoria, le coló un condón, la en baturro de vaselina, y le dijo a Beatriz.
- Ora si manita, te voy hacer mirar las estrellas…
Se colocó, sobre la cama boca arriba y me dijo-
- Ya sácasela y cógeme la cola, papacito…
- Uggg..!!! aaaaa…!!!-sacando mi pene de la boca de Beatriz-
Baje de la cama y me coloque en medio de las piernas de Martha, las levante y las puse sobre mis hombros.
- Manita, ponte encima de mí con tu cola en mi cara.-Dijo a Beatriz-
Beatriz se colocó encima de Martha con su enorme culo en la cara de ella, mientras que me daba lenguazos en el pene, tomo dos d sus dedos los ensalivo y se los clavo a Martha en la Vagina…
-ahiii,!!! Mana, dale, dale prepara mi panocha para esa verga…-decía Martha-
Martha entre gemidos y pujidos, tomo la zanahoria con la mano derecha y con la izquierda separo una de las nalgas de Beatriz, le coloco le tubérculo en el ano, y comenzó a penetrar dicho agujero, suave y lento….mientras le daba unas buenas mamadas a su clítoris. Yo miraba atento sacudiendo mi pene con la mano…
- Mana, manaaaaa….!!!!! Sácala, sácala, no mamesss… auuuuuuu…-decía Beatriz-
- Relájate, manita, relájate, pa que lo goces….-Martha con voz excitada-
- Tu síguele dando a mi panocha, y relájate…-de nuevo Martha-
Entre la escena, los lengüetazos de Beatriz y los jalones de mi mano, mi pene comenozo a ponerse duro, y sentí que iba a explotar… Martha al ver mi cara
- Papacito, te vas a venir…?
- Aaaaa… creooo que siiii.!!!!!-dije-
- Mana, apriétale el tubito de su verga pa que no se venga todavía…-Martha a Beatriz..-
Beatriz, con su dedo pulgar y con gran delicadeza metió su uña en la separación de mi glande y el tronco del pene, la hundió despacio y en ese momento… ooooo por diossss. La sensación era increíble, sentía una gran presión dentro del pene pero a la vez dolia, me retorcía como gusano, y gemía como loco, después de unos segundos, comencé a detener las sacudidas, Beatriz al notar esto soltó despacio su dedo y dejo de encajarlo en mi pene. Al hacer esto un pequeño brote de semen quedo en la uretra de mi pene
- Ahiii. Papi si salió un poquito, deja te lo limpio…
Beatriz lamio mi pene hasta dejarlo limpio, y duro nueva mente, Martha dijo
- Ya, ya, métemela por la cola…
Beatriz ya solo gemía, al ser penetrada por la zanahoria que tenía en el culo, me dispuse a meterle el pene a Martha, pero Beatriz, lo tomo con la mano, me lo mamo, y lo coloco en la vagina de su amiga, me miro y susurro
- Métesela, toda papacito…. Quiero ver como se clava en su panocha…
Si más aviso, zasss… entro toda sin oponer mucha resistencia, debido a la buena labor de Beatriz y sus dedos, en su amiga,
- Aaaaaayyyyy… weyyyy, dele, dale, cógete a esta puta caliente…-decía Martha con locura-
- Si papacito, dale verga a esa panocha, métesela, métesela…-Beatriz, mirando la penetración-
Comencé a moverme, sacando y metiendo el pene en Martha despacio, me dio una palmada en el muslo y un ligero pellizco y dijo
- Cógeme, fuerte, cabron, dame hasta que me partas en dos….
Al escuchar eso y sentir el calor que había provocado su palmada y pellizco, le comencé a dar con todo, veía como mi abdomen se contraía, y chocaba con la cara de Beatriz, ella tomo la mano de Martha, que sostenía la zanahoria en su culo, se bajó de encima de Martha, y se puso de rodillas a un lado mío, mientras ella sola se daba por el ano… besaba mis muslos y acariciaba mi huevos, tome a Martha, por el frente se sus muslos y estiro bien sus piernas hacia arriba, y le propine tremendas metidas de pene, sus tetas comenzaron a bailar como quinceañera en la disco, trepada en las bocinas, Martha no dejaba de exclamar improperios y palabras sucias salían de su boca, con la misma que hacia un rato trataba de convencerme de amar a su dios…
- Cógeme, cabron, cógeme, bien cabroncito….
- Párteme la madre, cabron…
- Métela hasta el fondo, hasta las aginas….
- Mas, cabron, masss…!!!!
- Más duro, más fuerte…. Puto….
Yo me excitaba mas y más, con cada palabra que me decía, recordé aquella tarde de sexo sucio, con Luciana, así que en ese momento…..
- Zasssss.!!!! le di tremenda cachetada….
Ella abrió los ojos grandes, me miro y en ellos pude ver que no había otra cosa que no fuera lujuria y deseo…
- Asi cabron… así pégame…. Cachetéate a esta puta…
- Muérdeme las chichissss..!!!!
- Pégale a esas cabronas chichis…..
- Dales, dales….
Si más comencé a cachetearle las tetas y pellizcaba sus pezones, jalándolos con fuerza… ella se retorcía, y lanzaba su cuerpo de arriba hacia abajo. Mientras Beatriz se daba más duro por el culo, excitada y llevada por la lujuria de ese momento. Ella tambien comenzó a decir leperadas…
- Te aprieto los huevos, cabroncito…
- Te os arranco, puto…
Mientras que ahora era ella quien me nalgueaba… no lo podía creer ahora el sodomizado era yo… de pronto Martha, lanzo un gemido largo y se estremeció… llego el orgasmo… me tomo por las nalgas levantándose de la cama me beso y me mantuvo inmóvil con mi pene hasta lo más profundo de su vagina. Después se dejó caer en la cama, y dijo
- Ahora si cabroncito, me vas a partir el culo, como lo hiciste con mi cola…
Tomando el tarrode vaselina, se unto el ano por fuera y por dentro… una ves que termino de lubricar y dilatar un poco su ano dijo
- Listo putito… métela hasta dentro…
Tomo mi pene y con su mano, lo dirigió a su ano, lo coloco justo encima y dijo
- Empújalo, cabron, fuerte cabroncito….
Sin decir más, empecé a empujar mi pene tratando de abrir su ano, ella no soltaba mi pene de su mano… y lenta mente sentí que la vaselina, comenzó a hacer su función dejando entrar al invitado, en ese agujero tan estrecho…
- Pa su puta madre, que verga tan rica tienes, cabron….-Decía Martha-
- Y usted… essstaaaa bien apretadaaaaa…! Del culo…..-dije-
- Dale cabron que la quiero toda adentro….-Martha con voz entre cortada-
Sin tener miramiento alguno, le di un empujón y lo que faltaba de pene entro hasta que mi pubis choco con su vagina.
-hijo de la chingada, que rico, que rico… duele a madres pero que rico…..
Comencé a darle sin piedad, miraba como las paredes de su esfínter, se hundían para luego salir otra vez , con cada embestida de mi pene.
Beatriz, le frotaba el pequeño clítoris, a Martha, quien se sacudía, violentamente ante las descargas de placer que su cuerpo recibia… no dure mucho, ya que lo apretado de aquel ano y el calor que emanaba de él me hicieron sentir lujuriosamente excitado. Comencé a sentir la palpitación de mi pene y dije
- Me vengo, me vengo… putas me vengo, quien los quiere y en donde….?
- Manita rápido agárrale le verga este cabron y métetela en la boca pa que te moquee la boca….-dijo Martha a Beatriz-
Sin nada que decir, Beatriz tomo mi pene lo saco del ano de Martha y se lo metió en la boca yo no pude más y explote dentro de la boca de Beatriz…
- Aaaaarggggg…. Ahí te van puta de mierda….
Sentí como de mi verga brotaban tres grandes chorros de semen, y Beatriz masajeaba mi glande con la lengua…. Soltando pequeños chorros de semen….
- Aaaaaaaa, que rica cogida me diste, papacito…. A ver cuando la repetimos-dijo Martha-
- Cuando quieras puta…-dije-
Beatriz no podía hablar por el semen y mi verga dentro de su boca, Martha se puso de pie y saco mi pene de la boca de Beatriz, y dijo
- Abre la boca mana, y dame tantito….
Beatriz abrió la boca y comenzaron a pasarse el semen una a la otra, derramándolo en las testas de las dos….lo que les sobre en las bocas lo tragaron y se besaron… yo estaba exhausto.
Ellas se tiraron a cada lado de mi pegando sus tetas en mi pecho….ya que yo había caído boca arriba en la cama. Descansamos hasta recuperar el aliento y en eso…
- Ahora voy yo…-Dijo Beatriz.-
- Si mana, falta que sientas ese pedazo de verga en el culo.-respondió Martha-
- Sobres… la que sigue…-conteste- pero sabía que estaba totalmente fatigado….
Martha, comenzó a mamarme el pene después de un rato de estar lamiendo y propinándole sendas mamadas, mi amigo el cabezón se puso duro y listo para la acción.
- Ahora, sii..!!! ya está listo-Martha sacando mi pene de su boca-
- Ya mana? Ya quiero tenerla adentro….-Beatriz, babeando de deseo-
Beatriz, me miro y pregunto
- Como quieres cogerme el culo, papi….
- Como es su primera ves por el culo deja que ella controle… papa…-Dijo Martha-
- Ok, que se siente encima de mi pene…. Entonces…-conteste-
Martha tomo de la mano a Beatriz, la puso de pie frente a la cama, so me deslice hasta la orilla de la misma y cerré las piernas, apoyado sobre mi cadera
- Dale mana comete esa verga… por el culote que tienes…-Dijo Martha, tomando a Beatriz de la mano y poniéndola de espaldas para sentarse en mi pene….
De pronto mire ese enorme trasero dirigirse a mi pene erecto y duro lo tome con la mano y lo dirigí hacia el culo que se acercaba, con la otra mano abrí un poco sus nalgas para ver donde ponía el pito… y note algo que me dio un poco de risa, la zanahoria que se había metido Beatriz, en el ano seguía ahí… solo se veía el rabo de la misma color verdoso, al ver eso dije
- Un momento, esta golfa aún tiene la zanahoria en el culo…..
- Jajajajajajajaajajajajajajaja –rieron las dos-
- Manita, con razón estabas tan contenta….-dijo Martha.-
Tomo la zanahoria con las uñas y suavemente la comenzó a sacar del ano de Beatriz….
Una ves que quedo fuera, mire que el ano había quedado totalmente dilatado… así que solo coloque mi pene en la entrada, y de un solo sentón, Beatriz se lo trago todo….
- Ooooouuuuu…!!! Que rico se siente mana-decia Beatriz-
- Si manita se siente bien rico… ahora sube y baja quiero ver como te lo tragas….-decia Martha-
Beatriz, comenzó a subir y bajar lento yo sentía menos presión en el pene de Beatriz, ya que estaba totalmente dilatado, en cambio el de Martha, uffff era totalmente estrecho, comenzó a aumentar la velocidad, mientras que Martha, poniendo se de rodillas frente a mis piernas cerradas, las tomo las abrió por mis rodillas mí se metió en medio comenzó a mamarme las bolas y lengüetear la vagina de Beatriz, ella no paraba de gemir y gritar leperadas…
- Asu madre…. Asu madre… que buena esta… que rico… dame más verga….
- Te gusta cómo me como tu verga, papacito, te gusta ver cómo me trago tu verga por el culo…
El sonido de sus enormes nalgas gelatinosas, era increíble, plas, plas, plas, plas, plas, plas…. Se escucha con cada choque de ellas con mi pubis y sus muslos sudados y llenos de fluidos se pegaban con los míos… Martha seguía en su labor mamando pelotas y vagina….y de ves en cuando lengüeteaba mi pene cuando salía del ano de Beatriz… así seguimos por un rato unos 20 o 25 minutos, cuando de pronto sentí aquella sensación de ardor e hinchazón en el pene… dije
- Me vengo, putita… me vengo…
- Te tocan mana….-dijo Beatriz a Martha-
- Si échamelos en la boca… papa… avísame cuando ya para sacársela a mi mana-dijo Martha…-
Le di unas cuantas metidas mas y dije
- Ya, yaaaaa…..!!!!
Martha jalo mi pene del ano de su amiga, ella grito por la sensación de dolor… lo metió en su boca y apenas entro boooomm…!!! Un chorro grande de semen le inundo la boca, ella succionaba más y más mi pene como queriendo exprimirlo… lo cual hizo con maestría… lo saco de su boca y escupió todo el semen hasta derramarlo en sus tetas… lo froto en ellas y beso a Beatriz…-
- mana tenesmos que hacer esto más seguid…-Dijo Beatriz a Martha…-
- si mana… lo tenemos que repetir….-contesto Martha-
- cuando quieran- dije yo…-
Beatriz se bajó de encima de mí y se acostó boca abajo en la cama, Martha me tomo por las mejillas y me beso suave y lento… la traje hasta mí y nos desplomamos en la cama…
Después de un rato Beatriz miro su reloj y dijo
- Mana, ya viste que hora es, ya va a llegar Melé, por nosotras…-dijo ella-
- Ahí sí, es tarde, lo bueno es que mi viejo ha de estar embobado en la tele…-Dijo Martha-
Se levantaron de la cama, me pidieron permiso de usar el baño y cuando regresaron Martha tomo de su bolso un paquete de toallas húmedas se limpió la vagina y el ano, y después Beatriz hizo lo mismo, yo me quede ahí derrumbado en la cama mirándolas… terminaros de vestirse y dijeron, ya nos vamos papacito… muchas gracias por todo, me levante de la cama tome un pants y una camiseta del cajón y las acompañe a la puerta. Me senté en el sillón y Beatriz, dijo
- podría usar tu teléfono?...
- claro –conteste-
Llamo a su marido y colgó… en el rato que su marido tardo en llegar. Me dieron una buena mamada de verga, las dos al mismo tiempo, sonó un claxon fuera de la casa Maya comenzó a ladrar, ellas se pusieron de pie, se limpiaron la boca me besaron y salimos, ya en la puerta, Martha tomo mi pene por encima del pants y dijo
- que buena verga tienes, chamaco… me gustaría probarla otras ves….
- Cuando quiera, señora Martha… cuando quiera-conteste-
Abrí la puerta y me besaron la mejilla diciendo
- Entonces lo esperamos en la congregación el sábado ok… buenas noches…
El marido agitando la mano se despido, ellas subieron a al auto yo cerré la puerta y me dirigí a mi habitación, caí como tabla en el colchón, me quede profundamente dormido y ala mañana siguiente note que el aroma de sus culos seguía sobre toda la cama…. Sonreí y me lévate…
Y así fue como, dos amantes de Jehová, terminaron siendo mis amantes por un día… ahora cada vez que un domingo tocan el timbre de la casa le pido a jehová, que sean dos mujeres tan perversas como ellas…
Fin…
Autor: Fabo…

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 162 veces

Luciana, Mi Sirvienta se Volvió mi Esclava Sexual… Parte 01Categoría: Sexo primera vez

Por faboles72 | 2014-05-04 08:16:24 | 0 comentarios

Casi dese que recuerdo Doña Ramona era quien ayudaba a mi madre en la casa, yo de cariño la llamaba “Nana”, ya que ella me cuido durante toda mi infancia, vi como ese pelo negro, se volvió totalmente blanco. Ella por motivos de salud decidió retirarse de su trabajo como ayudante doméstica.
Mi madre no quería contratar a alguien más, tal vez por desconfianza, así que Mi Nana, le recomendó a alguien, era su nueva nuera, la esposa de su hijo el más pequeño, Luciana, llego al día siguiente a hablar con mi mama sobre el trabajo. Salí de mi habitación baje las escaleras y me acerque a donde hablaban, note de inmediato que no era lo que yo esperaba, era un mujer más o menos de mi edad (18 años), tés morena clara, cabello largo hasta la cintura muy muy lacio, cara larga y delgada, ojos un poco rasgados, labios carnosos, senos medianos, de complexión delgada, más bien flaca, un trasero acomodado y algo parado, y unas piernas largas y delgadas….
Mi madre le explico las tareas que había que realizar en casa y que si ella lo quería había una habitación de servicio para que ella la usara, ella recién se había casado por lo cual no acepto esa parte del trabajo… Luciana, comenzó a trabajar al día siguiente, pasado un mes las cosas cambiaron drásticamente. Mi nana Ramona falleció de un infarto, lo que nos dejó una gran pena en especial a mí la quería como si fuera mi segunda madre, mi madre y yo llegamos al funeral y ahí estaba Luciana con su esposo, el muchacho era más joven que yo apenas 16 años, nos dirigimos a dar el pésame a su familia, llegamos a donde estaba Luciana y la abrase para darle el pésame, al sentir sus buenas tetas sobre mi pecho, comencé a sentirme cachondo, al tiempo que sobaba suavemente su espalda… la solté ya que su marido me miraba fijamente. Pasado el funeral, mi madre dijo a Luciana que si quería se tomara un tiempo…
Pasada una semana desde la muerte de mi Nana, Luciana, regreso a trabajar a la casa, sonó el timbre como a las 7:00 a.m. y Salí a abrir la puerta, Luciana, traía una maleta en la mano lo que me asombro, me dijo –buenos días joven- le devolví el saludo y entro a la casa, llevaba unos jeans azules bastante ajustados, con los cuales su pequeño pero bien formado trasero resaltaba, una blusa roja y un suéter, sobre el antebrazo. Mi madre estaba desayunando lista para salir al trabajo, saludo a Luciana y se quedó hablando con ella en la cocina. Note que la abrazo con ternura y le froto los hombros. Mi madre salió de prisa solo diciendo –nos vemos al rato hijo- se escuchó un portazo y el motor del coche…
Salí con unos amigos, regrese a casa pasado el mediodía… entre a casa y Luciana, estaba en la cocina, frente a la estufa, la salude y al devolverme el saludo note algo extraño en su voz… me acerque y pregunte –Lucí estas bien?- asintió con la cabeza, la tome por el brazo y le di la vuelta, ella lloraba mientras hacia la comida, le pregunte –porque lloras? Te paso algo? Alguien te hizo algo?- ella movió la cabeza en forma negativa, levanto su rostro y me miró fijamente, -abandone a mi marido porque se volvió un borracho- dijo ella. Me sorprendí, y no supe que decir, la senté en la barra de la cocina y hablamos sobre el tema, durante la conversación mi mano comenzó a frotar su pierna, tratando de consolarla mientras hablaba, ella de pronto bajo del banco en el que estaba sentada se colocó frente a mí y me abrazo, volvía sentir sus suaves pechos presionados por el mío, de inmediato mi pene se comenzó a poner duro, ella buscaba consuelo por su tristeza y yo que la quería empinar… dejándome llevar por la lujuria, mis manos comenzaron a masajear su espalda y una de ella llego a sus nalgas, note que dio un pequeño salto y dijo en mi oído
- Joven, noo… su mama está por llegar…
Escuche lo que dijo y no le di importancia. Seguía sujetando su duro trasero, con la mano, ella hizo su cabeza hacia atrás y me beso, comenzamos a cachondear mis manos tocaban todo su cuerpo mientras nos seguíamos besando. De pronto se detuvo y me dijo
- No, Nooooo puedo hacer esto…
Se parto de mí y siguió haciendo sus labores, me levante molesto del banco de la barra y me dirigí a mi habitación, llego mi madre y nos sentamos a comer, después de la comida, ellas comenzaron a hablar en la cocina yo salí para ir al cine con unos amigos, tome las lleves de mi coche y me despedí de ellas, Luciana, me miro de manera rara, como cuando vez algo que quieres pero no lo puedes tener…
Salimos del cine y los fui a dejar a su casa, regrese a la mía y mi madre me llamo a su habitación, unas ves dentro me dijo que Luciana, estaría de planta en la casa y que ocuparía la habitación mi Nana, que al día siguiente saliendo de la escuela le ayudara a mover las cajas que estaba almacenadas ahí… asentí con la cabeza diciendo –ajaaaa ok ma- Salí y entre a mi habitación, ese día termino ahí, pero al ir a dormir, note que estaba muy caliente, así que me masturbe pensando en Luciana, sus tetas y rico culo…
Al día siguiente, me levante y baje a la cocina por un vaso con leche, Luciana estaba ahí, la salude
- Buenos días, Lucí…-
- Buenos días, Joven…-
Le dije que me avisara cuando quisiera sacar las cosas de cuarto de mi Nana, ella me respondió –si joven yo le aviso- volví a subir a mi habitación, me di un baño y baje a desayunar con mi madre antes de que saliera al trabajo, ella me recordó que le ayudara a Luciana y le dijo a ella
- Lucí, si este chamaco no te ayuda, me dices, ok…-
Ella sonrió y le contesto –si señora-, dieron las 10:00 a.m. y tocaron a la puerta de mi habitación y una voz dijo
- Joven, va a salir con sus amigos?-
Abrí la puerta y vi que era Luciana, le dije – no, porque?- entonces me ayuda con las cajas –dijo ella-, subimos a la habitación de mi Nana, y entramos había bastantes cajas con cosas de mi nana, ya que su familia (hijos) nunca vinieron por ellas…
- Todas esas cosas eran de mi suegra? –pregunto ella-
- Sí, es ropa y objetos de ella… -respondí-
Ella comenzó abrir las cajas y hurgar dentro de ellas, tomo un objeto de una de las cajas y lo saco, era una foto de ella conmigo cuando Salí de la primaria, se me hizo un nudo en la garganta y extendí mi mano para que me la pasara, ella me miro y inquirió
- Mi suegra lo quería mucho, verdad joven?
- Si ella me cuido en mi niñez, prácticamente fue mi segunda madre… - respondí-
Ella me miro y sonrió, seguimos sacando las cajas y escogiendo cosas que no se tirarían a la basura, llego la hora de la comida y dejamos lo que estábamos haciendo, preparo la comida y yo me senté en la barra de la cocina, mirando la de espaldas verle ese parado culito me excitaba y me ponía caliente, recordaba los arrimones que le di mientras escombrábamos el cuarto de mi nana, llego mi madre comimos y mi madre dijo que saldría con una de sus amigas a tomar un café… pregunto que yo que haría? Le respondí que seguiría ayudando a Luciana, en el cuarto de la nana.
Mi madre se fue y Luciana y yo subimos de nuevo al cuarto, siguieron los arrimones y toqueteos en las piernas y nalgas de Lucí, cada vez que esto sucedía me miraba y se sonrojaba… medio terminamos, para que ella pudiera dormir en su habitación, al día siguiente seguimos hasta terminar, lo que sucedió más o menos a las 11:00 a.m. Salí con la última caja llena de cosas que regalaríamos y volví a entrar a su habitación ella estaba desparramada en la cama boca abajo, la posición en la que se encontraba me excito de inmediato, me coloque detrás de ella, y suavemente toque sus paraditas nalgas con las manos, ella salto de la cama y se puso boca arriba, mirándome con los ojos bien abiertos,
- Joveeeennn que hace? –dijo ella-
- Me excitas, Lucí… -respondí-
Ella se notaba como pasaba saliva, por los nervios del momento
- No me digas que nunca tuviste sexo mientras estuviste con tu marido? –comente en forma de pregunta-
- Siiii, pero usted es el hijo de mi patrona… -dijo ella-
- Y eso que… -respondi-
- No quieres tener sexo conmigo? –Dije-
- Y si su mama nos cacha? –respondio ella-
Lo que me dijo, me dio la pauta para entender que si quería pero que estaba nerviosa, yo conocía a mi madre y sabia que llegaría pasadas las 10:00 p.m.
- Mi madres no llegara hasta las 10 u 11 de la noche luci….- dije-
- Entonces quieres tener sexo conmigo? –pregunte-
Ella ya estaba repirando un poco agitada y pasaba saliva frecuentemente, sabia que se había exitado, la mire y volvia preguntar,
- Quieres o no?
- No quiero que su mama se enoje conmigo… y si me embaraza? –dijo ella-
Me senté frente a ella en la cama y le dije –te sentirías mejor si uso condón?- ella asintió con la cabeza y de inmediato Salí a mi habitación del cajón de mi buro, tome los condones y volví a subir ella estaba en el baño cuando llegue, Luciiii? Ella respondió -ahora salgo joven- me senté en la cama y después de un rato salió del baño, se puso de pie frente a mí con las manos cruzadas frente a su vagina y dijo
- Joven, solo prométame una cosa…. –dijo ella-
- Qué? –respondí-
- Que no me cojera y se olvidara de mi como lo hizo mi marido… -dijo ella-
Que quede pensando en lo que dijo un momento, y pregunte
- Como entonces quieres que sea tu novio o algo así? –dije yo-
- No… noo… joven solo quiero que no se olvide de mí….
En ese momento me di cuenta que Luciana, solo quería que me la cogiera cuando ella o yo quisiéramos…
- Ok, Lucí, me tendrás cuando quieras y yo te tendré cuando yo quiera….- conteste-
De inmediato se abalanzo sobre mi tumbándome en la cama, comenzando el clásico cachondeo, nos besábamos y tocaba todo su cuerpo, tome su camiseta y la saque de un tirón, solo quedo su brasier color azul, seguí tocándola y retire su brasier, dejándome ver aquellos senos naturales morenos y con pezones pequeños y casi negros, llego el momento del pantalón, mis manos buscaban el botón y ella dijo
- El botón solo es adorno joven, solo bájemelo….
No tarde ni un poco, y de un jalón lo baje hasta sus muslos, toque sus nalgas y comenzó a gemir despacio, mi pene quería salir ya de su jaula, note que ella no hacía nada solo se dejaba manosear y besar, me detuve y le pregunte
- Lucí, de verdad tuviste sexo con tu marido o eres virgen?
- Nooo… joven si lo hice con mi marido varias veces…-respondió-
- Y como lo hacían?- pregunte-
- El me tiraba en la cama me quitaba la ropa y se montaba en mí, se venía y se dormía…-respondió-
- Y te gustaba?
- Pueeessss… siiiiii… joven, era mi marido… tenía que gustarme…-respondió-
- Ok… te voy a enseñar a tener sexo como dios manda… quieres?-pregunte-
- Si. Joven-respondió-
Note que era muy sumisa, y eso me excito más, le podría enseñar todo lo que quisiera…
Continúe con el cachondeo, le dije que me acariciara con sus manos, comenzó a frotarme el pecho y el abdomen, mientras me besaba, le pedí que me diera su lengua, ella lo hizo y la metió tímidamente en mi boca, luego le di la mía y la moví dentro de su boca, -así mueve tu lengua en mi boca- dije –sí, joven- respondió, seguimos besándonos y acariciándonos… la detuve y le dije
- Lucí, as chupado algún pene?
- Nooooo, joven a mi esposo no le gustaba…-respondió-
- Ok, quieres intentarlo?
- Si usted quiere, joven-dijo-
- Bueno lo primero: con tus manos desabrocha mi pantalón y bájalo con todo y calzón…
- Si, joven…
Lo desabotono, bajo mi pantalón y calzón al mismo tiempo. Y exclamo
- Qué bonito pene tiene, joven!!!….
- Te gusta?-pregunte-
- Siiii… joven…
- Pues es tuyo, tómalo con la mano y empieza a frotarlo….
- Si… joven…
Comenzó a jalármelo y miro que mi pene era raro, ya que no estoy circuncidado…
- Joven porque su pene, esta así?
- Porque no tengo circuncisión-respondí
- Le duele?
- Si lo jalas hacia abajo muy fuerte si….
- Seré cuidadosa…
Comenzó a frotármelo despacio mi pene comenzó a endurecerse, y a levantase. Ella lo miraba atenta, lo olía y se excitaba cada vez más.. Ya que estuvo listo y erecto dijo
- Esta grande, joven…
- Te gusta?
- Si, joven.
- Tu marido, lo tenía así?
- Noooo… era más pequeño, joven…
- Bueno ahora dale unos besitos en la puntita…
- Sí. Joven.
Beso mi pene, con suavidad y sus labios carnosos se sentían de maravilla…. Ahora abre tu boca y mételo en ella –dije- no me va a caber, joven –respondió- inténtalo –dije- abrió lentamente su boquita y suavemente deslizo mi pene dentro de ella, se sentía cálida, y muy húmeda… entro solo mi glande y lo dejo ahí sin moverse, ahora piensa que es una paleta y chúpala- dije- ajaaaaa –respondió con mi pene dentro de su boca, comenzó a chupar me cabeza la fuera de mi prepusio, la besaba y chupaba como paleta, justo como le había dicho… ahora lucí, toma aire y quiero que metas todo lo que puedas de mi pene en tu boca..-dije yo- peeeroooo, joven la tiene muy grande, me voy a ahogar –respondió- inténtalo y mete lo que puedas –le dije- ella comenzó a tragarse mi pene lenta y suavemente, llego hasta las tres cuartas partes y tosió como queriéndose ahogar, la saco de un jalón y un hilo de saliva se estiro desde mi pene hasta su boca, otra vez, Lucí –le pedí nuevamente- pero ahora jala más aire y no lo sueltes hasta que mi verga llegue a tu garganta, tomo aire y de un golpe metió todo mi pene a su boca llegando sus labios a mi vello púbico, tosió de nuevo y lo saco de golpe, así, joven?-pregunto- oooh si, asi…-respondí con voz de placer, ahora lucí, vas a hacer lo mismo pero más rápido y vas a apretar mi pene con tu boca… ok, -si, joven…- comenzó a meter y sacar mi pene de su boca cálida con más ritmo solo metia una parte y en momentos todo, tosiendo y sacándolo de golpe, empezó a disfrutarlo tanto como yo, metia y sacaba mi verga con naturalidad después de un rato, comenzó a tomar ritmo y más fuerza, de vez en ves, sacaba mi pene de su boca y me preguntaba –le gusta, joven?- yo solo decía ajjaaaajjaaaa… de lo excitado que estaba. Siguió así y mi pene comenzó a brincar presagiando la inminente eyaculación.
- Lucí, te han echado el semen en la boca?
- Noooo, joven, -dijo con la verga en la boca-
- Quieres que te lo eche?
- Si, quiere usted….-respondió-
- Ok. Te voy a dar un poco de semen para que lo pruebes y me dices si te gusta….
- Yo te aviso, cuando, me venga…
- Ajjjjaaaaa…-contesto-
Siguió mamando mi pene, y de pronto comencé a sentir que mi pene se endurecía cada vez más, palpitaba dentro de su boca… con voz entre cortada le dije
- Luciiiiii!!!!, me voy a venirrr…. No saques mi pene de tu boca…
- Ajjjjjaaaaaaaaa…-dijo-
- Apriétalo con tus labiossss, nnoooo lo saquesss!!!!...
- Ajjaaaaaa…-respondió-
- Me vengo, me vengo, Luciiiiiii!!!!!!!
Deje salir un gran chorro de semen dentro de su boca…. Ella cerro los ojos y en ningún momento saco, mi pene de su boca… yo me retorcía y la tomaba de la cabeza para que no soltara mi pene… termine de eyacular en su boca y tomando su cabeza suavemente la jale hacia atrás… mi pene salió revotando contra mi abdomen y un poco de semen quedo en sus labios…
- Lucí, te gusta el sabor?...
Asintió con la cabeza….
- Bien ahora quiero que te lo tragues y con tu lengua limpies tus labios y tragues lo que tienes en ellos….
De un solo Glup… trago el semen, saco su lengua la paso por sus labios y limpio el resto que había quedado en ello…
Me miro y dijo…. –así, joven?- si, así Lucí –Respondí- ahora mamacita, con tu lengua limpia lo que quedo en mi pene y mi panza… -sí, joven.- respondió- lamio mi pene y mi abdomen por unos minutos y los dejo muy limpios…
La puse de pie y le tome por las nalgas… y pregunte –te gusto, dime la verdad?...- ella me miro y me beso suavemente en la boca separándose dijo… -sí, joven.- me gustó mucho, su pene esta rico y grande… me gustó mucho… nunca lo había hecho…
Muy bien Lucí, mañana seguimos con las lecciones…. De acuerdo? – si joven. Le di una palmada en las nalgas y la bese en la boca. Después me levante subí mis pantalones y Salí de la habitación…
Mi madre llego y platicamos un rato, Luciana bajo de su habitación le pregunto a mama si se le ofrecía algo, mi madre dijo –no, Lucí, ya vete a descansar- ella se despido de mama y me miro sonrió y me dijo – buenas noches joven, que descanse- subio las escaleras y el día termino ahí….

Continuara….

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 172 veces