Los 10 relatos mejor valorados

cojiendo con mi amigo de 11

Hola a todos los lectores de relato...

QUÉ QUIERES QUE TE HAGA

Soy Santandereano y bien conocida e...

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTRO VERGA

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTR...

descocado por mi perro

Descocado por mi perro lobo Hola mi...

Estacionamiento

Hola espero que te guste esta histo...

me iso el amor un san bernardo

Todo comenzo hace un par de años c...

amigas por accidente

mi nombre es karina les cuento este...

Primera vez

Bueno esto que les contare es porqu...

YUYI

Mi nombre es Obdulia... Pero todos ...

Me encantan los machos heterosexuales...

Desde que era un niño, tengo memor...



Ultimos relatos


Estar con dos HombresCategoría: Transexuales

Por Greta | 2014-10-18 06:24:50 | 0 comentarios

Hola soy Greta y estoy que ardo en ganas de estar con dos Hombres Negritos, para que me hagan toda suya deseo que después de conocerlos y tratarlos me lleven a la playa
Y ahí le dare una rica chupadita en sus enormes pijas. Para que después me besen la
Cola, y me la agarren y me manosen, y cuando estén muy hot me la metan los dos al
Mismo tiempo aunque me duela mucho, ya que tiene tiempo que no me coje nadie........
Y quiero que me hagan Gemir y disfrutar de lo lindo y después venirse en mi boca para
Tragarme su espesa leche.... lo deseo tanto quiero ser su puta papis chulos-

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 53 veces

l paraiso de las lolis, Cumpliendo mi fantacia de follarme a la hermana de mi amigo que tiene 19 perCategoría: Trios

Por Diego Saotome | 2014-10-18 01:53:09 | 0 comentarios

esta historia es real, empezo en el año 2013 y sigue pasando en el 2014.

hola mi nombre es Diego tengo 25 años de Buenos Aires, Argentina, soy blanco de ojos azules ago kickboxing me estoy y follado a la hermana de 18 años de my amigo de la infancia, estuvimos esperando a que los cumpliera ya que ella se me confeso a los 16 y no queria hacerle nada porque era tiene una, se podria decir "enfermedad llamada cindrome de Liliputience como en el cuento de guliver, mide 1 metro y 34 centimetros pero no es enana porque tiene el cuerpo de una persona normal pero chiquita como una niña de 14 años o incluzo si se pone un uniforme o algo escolar parece de 12 o 13 ya que encima de esto es flaquita con pequeños pezones de piel blanca pelo castaño claro y ojos celestes ,jaja parece mi hermanita, ademas no tienen los problemas de espalda y los demas que tienen los enanos, repito es como una persona normal pero pequeña.
hicimos algunos videos con ella vestida como una pequeña niña de 12 o 13 con el guarda polvo, aca se usa un delantal como el de los medicos para la escuela primaria; igual los mejores videos y los que mas me exitan son los 2 que filme con mi tio un hobre de 45 años de 1 m y 83 cm y una amiga de ella de 18 recien cumplidos hace unos 2 o 3 meses que tambien me folle con mi novia cuando los cumplio, morochita de 1m 22cm ojos miel y esa si que parece de 11 o 12 ya que tambien tiene la misma enfermedad, follamos separados eso si, no dejaria que me toquen a la nena, ademas mi tio es un animal le rompe la vagina todo mal y no le hace el culo porque es muy chiquita y no le duele, segun mi papa mi tio participo en algunas peliculas porno y es actor asi que son escenas largas hasta icimos una pelicula amateur con ellas y unos amigos de mi tio que se follaron a la amiga de mi novia simulando una escena en la que ella se pone empedo supuestamente despues de jugar con su amiguita del cole osea mi novia en la escena yo me follo a mi novia y los otros 3 se follan a la amiga y despues le acabamos al las dos en la boca, vale aclararque la amiga de mi novia es una puta que siempre tuvo la fantacia de follar con varios viejos. esos no los subo porque pareceria que estoy follando a una menor los subimos con las aras pixeladas pero tuve problemas con la policia porque creyeron que era una menor pero ya habia cumplido los 18 años hacia casi 3 meses.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 0 veces

mi hermana mi primera vezCategoría: Sexo primera vez

Por GUSTAVO A NOOGUERA | 2014-10-17 17:42:43 | 0 comentarios

hola mi nomre es gustavo vivo en colombia y esta es una historia real y comfieso que es la mejor que me a pasado.todo empeso con mis 13 años de edad y en ese entonses mis deseos y curiosidad por el sexo despertaban.tenia una hermana que tenia 15 años pero su cuerpo aparentaba que era toda una mujer formada de pelo liso y negro buenos pechos y una cola que hacia desbiar la mirada de cualquiera.mi curiosidad aumentaba dia a dia y mucho mas en un dia calurosa cuando ella se bañaba yu escuchanba solo los ruidos de tras la uerta del baño y esto era una exitacion muy fuerte.me imaginaba las cosas que estaban pasando alli como ella se desnudaba y el agua corria por su cuerpo.cierto dia me las ingenie para hacer un pequeño hueco en la puerta y de este modo mirar que era lo que pasaba alli.era todo un angel mirar a mi hermanita cimo se desnudaba y como se metia a el agua de la ducha como se enjabonaba y mirarle su s nalgas y su vagina tan preciosa .y asi pasaron barios dias hasta el punto que un dia la mire como se rasuraba su bajina y le quedaba como si fuera la de una niña.un dia cuando estaba mirando en la puerta no mire que mi hermana no le habia puesto seguro a la puerta fue cuando me apoye y la puerta se abrio y yo hentre no se si decir para dicha mia y mi hermana me miro ella se molesto y dijo que haces alli.yo estaba sonrrojado pero con mi verga a mil.entonces le dije perdon pense que no habia nadie dentro.ella me dijo mentira tu me estabas espiando.me llene de balor y le dije si por que eres mujer y asi seas mi hermana eres muy atractiba.ella vajo el tono y me dijo tu crees?y por que tienes eso asi?dijo señalando mi verga.entonces me dijo ven.y ma la cojio y me dijo muestramela es muy grande para tu edad.me vaje el pantalon y ella la tomo en sus manos yo estaba en el cielo ella desnuda frente a mi hasta que ella me abrazo y senti sus senos en mi pecho y mi verga en su entrepierna rosando su vagina me dijo cres que esto este bien?no lose le dije.ella se volteo y me ofrecio su culo tan rico toque su bajina y estava mojada de ese dulce nectar que brotabe de ella.yo coji fuerza y se lo fui metiendo lentamente era algo que nunca habia sentido pero ella melo hiso sentirestuve hasi un tiempo metiendo y sacando hasta que ya no aguante y me vine dentro de ella era mucha la leche que tenia y brotaba por las paredes de si vagina ella gemia y gemia cuando con movimientos fuertes tubo su primer orgasmo y quedamos rendidos.despues de descansar un poco nos bañamos y salimos como si nada .ella me dijo que te parecio?le dije muy bueni y que deberiamos repetirlo y ese fue el principio de mucha veces que vendrian luego.hoy en dia no podemos por que mi hermana se cambio de ciudad pero espero que pronto volvamos a hacer de las nuestras como nos gusta.FIN

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 89 veces

Lulú mi primer experiencia con dos hombresCategoría: Trios

Por Jesus Ruiz | 2014-10-17 15:13:32 | 0 comentarios

Hola en esta fantasía me llamare Lulú, ya que es para mí muy interesante hacerles llegar mi primer experiencia con dos hombres que tuve en un viaje que realice a la Cd. de Nogales Sonora.
Salimos de Mexicali un jueves por la tarde, yo Lulú, Javier y Francisco ya que nos dedicamos a realizar diagnósticos de enfermedades a pacientes con cáncer y de problemas renales a través de aparatos de resonancias. Llegamos a la Cd. de Nogales Sonora a las 6 de la tarde, nos comunicamos con Ana la persona que teníamos como contacto para ver a nuestros pacientes, y nos comento que nos podíamos ver en un hotel que ya ella avía reservado para nuestra estancia, una vez que llegamos nos fuimos al lo-vi y nos presentamos con Ana, los Dr., Javier , Francisco y yo (Lulú), una vez que ella nos mostró la lista de los pacientes nos comento el lugar donde nos serviría como consultorio, pasamos al registro de nuestras habitaciones y cuál fue mi sorpresa que únicamente había una habitación doble con dos camas, los Dr. Me vieron también sorprendidos y me dijeron que si no había ningún problema, que tomara la cama chica y que ellos dormirían en la cama grande, ya que ellos sabían que yo era casada, lo que les respondí que no había ningún problema, nos despedimos de Ana y nos quedamos de ver el día siguiente a las 8 de la mañana para desayunar.
Después Javier, Francisco y yo subimos a la habitación, la cual era grande , contaba con un sillón, una mesa tres sillas y dos camas y su respectivo baño, como ya era un poco tarde les dije que me daría un baño para después dormirme ya que el siguiente día seria de bastante trabajo, adelante dijeron ellos y que mientras acomodarían su ropa en el closet, me bañe Salí con mi pijama y me acosté, después Javier se metió a bañar y salió en trusas y camiseta, y se sentó en el sillón a leer el periódico, lo cual Francisco aprovecho para meterse a bañar, al salir me sorprendió ver que también salía en trusas y camiseta y se poso a platicar con Javier, yo me hice la dormida ya que no me podía dormir ya que a través de sus trusas se notaba unos bultos demasiado grandes y mi panochita empezó a mojarse, de repente se acerco Javier a la cama y me dijo que si estaba dormida, le dije que no podía dormir por que tenia la luz encendida, se sentó en la cama y me dijo que tenía ganas de que le acariciara su pene por que le gustaba mi cuerpo, le respondí que no podía porque era casada, contestándome que estaban solos los tres y que nadie tenía por qué enterarse de lo que sucediera esa noche, yo para entonces ya estaba muy mojada y le respondí que se la podía tocar con la mano y el de inmediato se saco su pene que estaba a punto de estallar-le que al verlo se me antojo lo agarre de inmediato, le media como 18 cm. y estaba tan grueso que apenas lo pude cubrir con mi mano, le empecé a mas-ajear y de inmediato empezó a sentir placer y de repente ya tenía a Francisco también en mi cama y diciendo que el también quería que le hiciera lo mismo con la otra mano, lo cual lo hice de inmediato ya que su pene también era grande como de 16 cm. Pero un poco menos grueso que el de Javier, pero si tenía unas bolas muy grandes, y así seguí dándole masaje a los dos hasta que sentí sus primeros líquidos en las manos fue cuando mi panochita se puso más mojada, ellos sentían que mi respiración se elevaba al cien, entonces Javier me dijo que si era mucho pedir que le diera unos besitos a su cabecita de su pene y yo que no daba crédito a lo que estaba pasando me acerque a su pene y le di unos pequeños lengüetazos, al cual sentí que de inmediato se le puso más grande y le chupe su cabezota, mientras que con la otra mano le seguía haciendo masaje a Francisco, los dos empezaron a decirme de cosas como que rico sentían , ya para entonces también tenía el pene de Francisco cerca de mi boca el cual también le empecé a dar sus chupa ditas, yo ya me avía venido más de tres veces y empecé a darles una mamada cada vez más profunda sintiendo sus cabezas hasta mi garganta, se los chupe de tal manera que el primero que me lleno de semen mi boca fue Javier, tragando una cantidad que casi me ahogo con su leche, después Francisco me dijo que si quería más leche en mi boca lo que le respondí si papacito dame toda tu leche en mi boquita, me agarro de la cabeza y me empujaba hacia dentro su pene que me llegaba hasta la garganta de repente dio un suspiro de satisfacción y me empezó a llenar de su lechita mi boca bien abierta que recibí con gusto y chuparle toda hasta la última gota, me dijeron que rico se las avía mamado y dándome un beso en la frente se fueron a dormir, yo me quede bien mojada y con mi mano me frote mi panochita para volverme a venir, quedándome bien dormida.
Al siguiente día me levante temprano me bañe, me cambie y baje al lo-vi a tomarme una taza de café, al rato llego Ana y me pregunto por ellos le dije que se estaban cambiando y que no tardaban en bajar, y me comento que si pude dormir, ya que se me notaban unas ojeras y le dije que muy poco porque nunca había dormido con dos hombres en la misma habitación, mostro una pequeña sonrisa mientras pasaba su lengua sobre sus labios y me comento haz de haber dormido rico, en eso llegaron ellos y se sentaron en la mesa dándonos los buenos días, los tres nos vimos y pedimos el desayuno.
Pasamos todo el día en el consultorio, hasta que terminamos de atender el ultimo paciente y Ana nos invito a comer a su casa y después unas cervezas que aprovechamos para comentar lo bien que nos había ido con los pacientes y programar el siguiente día ya que solo trabajaríamos por la mañana porque para la tarde tendríamos que regresa a Mexicali. Nos retiramos como a las ocho de la noche de su casa y nos fuimos al hotel, en el trayecto ellos compraron unas cervezas y botanas, les dije que me compraran unos chicles, llegamos al cuarto y me metí a bañar mientras ellos se tomaban una cerveza, al salir me invitaron una me la empecé a tomar, y Javier me dijo que rico olía, mientras Francisco se metía a bañar, Javier me comento que si había sentido rico la noche anterior le dije que si, en eso salió Francisco del baño y se incorporo a la plática, lo cual Javier aprovecho para bañarse, de inmediato Francisco me pregunto que se había sentido muy bien la noche anterior y que quería hacerlo de nuevo, pero que esta vez traían condones, ya que había notado que me había puesto muy caliente, le dije que sí, que me vine como cinco veces, pero que yo nunca había estado con dos hombres, viéndole como crecía su pene bajo su trusa, lo cual me éxito, me abrió otra cerveza y Javier aprovecho para pedirle otra, saliendo con pura trusa del baño y con su pene bien marcado y me dijo que querían aprovechar esta última noche en el hotel, brindamos y tomamos otras cervezas, yo ya me sentía un poco tomada cundo de repente Javier me dio un beso en la boca, lo que aproveche para abrazarlo y tocarle su gran pene que casi le salía de su trusa, inmediatamente Francisco me empezó a quitar la pijama y a besarme mis pechos y con su lengua me tocaba mis pezones lo que me puso caliente, agarre el pene de Javier y me lo puse en la boca dándole unas pequeñas mamadas, mientras Francisco me acariciaba mis nalgas y con su lengua me empezó a dar unos lengüetazos en mi panochita y probando mis líquidos que ya estaban y de paso me tocaba mi ano lo cual me puse al cien, nos fuimos a la cama y francisco me empezó a penetrar por mi panochita mientras le daba unas buenas mamadas al pene de Javier, después cambiaron de posición y así estuvimos un buen rato hasta que Francisco retiro su pene de mi boca se puso condón y me empezó a besar mi culito y metiendo su lengua y unos de sus dedos en eso tuve mi primer orgasmo lo que Javier aprovecho para meter más su pene que yo sentía que se hacía más grande mientras, dando yo unos quejidos cada vez que sus huevos tocaban mi panochita, de repente sentí la cabeza del pene de Francisco en mi culito que lo habría poco a poco sintiendo su paso entre las paredes del mismo, centímetro a centímetro lo empecé a envolver con mi culo ya abierto recibiéndolo todo hasta que sus huevos se juntaron con los de Javier que no paraba de penetrar mi panochita, cambiamos de posición ya que Javier quería probar mi culito, al principio tuve miedo porque era más grueso que el de Francisco, pero no puse resistencia ya que estaba demasiada caliente y excitada, que cuando Javier puso su cabeza en mi culito yo lo recibe moviendo mis caderas hacia a tras para que me penetrara, sentí que me atravesaba, me empezaron a coger bien rico los dos uno por mi culito y otro por mi panochita, para eso yo ya iba en mi quinto orgasmo, me decían tantas cosas, putita que rico coges, que culote y panochota tienes, así pasamos un buen rato tuve dos orgasmos más y me dijeron que querían venirse en mi boca se quitaron el condón y se los empecé a mamar, abriendo la boca para meter sus penes y chuparles su rica leche, viniéndose los dos al mismo tiempo, chupándoles hasta la última gota escurriendo su leche por mis tetas, mientras yo seguía lambiendo sus grandes penes, les di unos últimos lengüetazos y me metí a bañarme ya que tenia semen por todos lados, mientras ellos se levantaron y se tomaron otra cerveza y al salir del baño me dijeron que fue una noche inolvidable y que para cundo programábamos otra salida, lo que yo les dije eso lo veremos después y me acosté a dormir.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 51 veces

HD85512b/Planeta. ZH. 16 – Fuera de control, indeciso, torpe.Categoría: Novela rosa

Por Hutor | 2014-10-17 06:14:47 | 0 comentarios

- Rehaz mi deseo, que vaya la cocinera, a ese hijo puta le quiero dar una lección, se me acaba de ocurrir una idea escalofriante. Pero corre, ve y deja la apuesta inicial, luego veremos.

- Mi señor, parece que no queda tiempo.
- Corre, yo voy ahora, deja que me recobre un poco más, además debo saber quiénes son, es un tremendo fallo no saber que han sido y que son.
- Mi señor, obedeceré, pero me tiene preocupada aquellas palabras tuyas, no puedo matarte, ahora tienes quien puede hacerlo y además le condenas a muerte..., mi señor.

- Corre, debo de hacer las cosas como es debido y me he cegado como un estúpido, si me viera el sargento mayor me daba de hostias por inepto. Ve deprisa.
Tyu corrió cojeando, y me puse en pie, olvidé los dos errores consecutivos y salí de nuevo al exterior, nada había cambiado, el tipo de nuevo tenía grilletes, en su mirada vi duda, le ignoré y me acerqué a la falange heredada, y en esos momentos Ait se acercó corriendo en mi dirección.

- Señor. Necesito grasa y aceite de motor usado. Y permiso para salir al exterior, preciso de algunas cosas de la naturaleza.
- ¿Cómo puedo autorizar esa salida?
Pregunté mirando al jefe de los vigilantes. Este sonrió de nuevo, pensé que me iba a pedir otra tía.
- Déjame las dos credenciales y aprende.

Dijo mirando la pared, pasó el dedo índice por ella, como buscando, detuvo su dedo y junto ahí insertó mi credencial, y a su lado la otra. Tecleó deprisa en la pequeña pantalla que se había desplegado. Pudimos ver las dos credenciales, escribió deprisa. Destino, exterior y de forma automática se añadió mi clave, tiempo, un espacio controlado, después retiró las dos tarjetas.

- La zorra ya puede correr, no queda mucho tiempo y no me gusta esperar – Dijo devolviéndonos las credenciales.
- Ait, vuela – Ordené.
- Mi señor, precisa de los G-2 – Interrumpió Tyu.
- Es verdad – Intervino el jefe de los vigilantes – Tienes en tu arsenal, en la entrada.

Y de nuevo con la credencial de Ait, en la pared de la entrada, junto al callejón, pudimos ver el almacén de los imanes G-2 Sem-co. Se ajustaban a la suela de las botas como si fueran esquíes.

El alojamiento parecía disponer de muchos secretos, pensé en las armas, miré a Azit con resentimiento, no comprendía como no había descubierto nada al respecto. Ait los miraba para ponérselos.

- Y no seas burra, póntelos en la salida, si te los pones ahora se van a reír de ti y alguna patrulla te llamará la atención, es decir, te zurrarán por ignorante.
Ait corrió en dirección a la salida, la perdimos de vista y de nuevo me enfrenté al problema.

- He cambiado de idea, y vuelvo a la idea inicial, la apuesta son los dos hermanos y cuatro más, y las dos que os lleváis, después las añades a la apuesta.
- Me parece bien – Respondió sonriendo.
- Pero mientras vuelve la luchadora, voy a tomar el mando de la segunda falange, saber quiénes son, por otro lado, puedes saber a quien te vas a llevar, no tardaré y quizá te deje escoger, no te llevarás tías a ciegas – Dejé caer en forma de favor.

- Alférez, no es mala idea, me tienes hecho un lío con tantos cambios.
- ¡Azit! ¡La lista! – Grité, dándome cuenta de las miradas que recibí, no había lista.
- Señor, en la pantalla está la falange – Dijo entregándome la pantalla, a eso que yo llamo cristal líquido.
- Zah – Dije en voz alta.
- Señor.
Dijo dando un paso al frente. Delgada, frágil y de mirada asustadiza.
- ¿Qué eras en la tierra?
- Educadora, señor – Respondió mirando al frente.
- ¿Qué enseñabas?
- Formas a las clases privilegiadas, familias poderosas, muchos tenían cuna pero no clase, yo se la proporcionaba, algunos lo conseguían otros no, no querían hacer caso de mis instrucciones, la clase hay que cultivarla, no aprenderla de memoria..., señor.

Pensé que una mente desperdiciada, ahora todos somos chusma.
- Ica.
- Señor.
Paso al frente, muy quieta y rígida.
- ¿No sabes que te voy a preguntar? – Dije con apatía.
- Sí, señor, perdón señor.
Respondió mirándome de reojo, más bien alta y su rostro mostraba dureza.
- Señor, vigilante de zona restringida del ejército, en territorio hostil, no enemigos declarados aunque lo eran, señor.

- ¿Quién os pagaba?
- El estado, éramos parecidos a los Team-Leader de 2030. Aunque cambiaron de nombre en la guerra encubierta.
- Si te ordeno matar.., ¿preguntarías?
- No señor, obedecería sin rechistar, aquel territorio me enseñó a disparar primero, siempre es mejor, señor.
- Si te ordenara matar a Row – Hice una pausa buscando el nombre de su hermana -, y a Uww, ¿lo harías?
- ¡Si señor!
- Bien, no te preocupe que estén presentes, procuro apartarme de los problemas que no me conciernen y este es uno de ellos.
- Señor, piense en el coronel, seguramente esté pendiente que pasa con esta falange, señor.

Dijo Tyu en mi oído, siseando ante la mirada escrutadora de Azit. La aparté sin responder nada, seguí con la lista.
- Cum.
Paso al frente sin mirarme. Mujer atractiva pero de rostro desigual, de anchas caderas y pechos rígidos desiguales, el uniforme no encajaba en su cuerpo.
- Señor, médico, fallé con varios enfermos, mejor dicho, heridos, murieron cuando el alto mando no quería que murieran, casi me ejecutan, señor.
- ¿No sabes hacer milagros? – Pregunté con sorna.
- No señor, no tengo poderes, señor.
- ¿Te han follado alguna vez?

Sorpresa en su rostro, ladeó su cabeza mirándome. En el resto vi algo parecido, el jefe de los vigilantes se acercó interesado, el otro vigilante, miraba los traseros de la falange.

- Señor, no entiendo la pregunta, señor.
- Es muy simple, voluntaria o la fuerza si quieres, la pregunta te lo permite.
- Tuve marido que murió en el tránsito, los átomos de su cuerpo fallaron en algo, investigué y la lanzadera tenía fallos en todo el sistema, y fui integrada en la galera mortuoria, mi trabajo fue de investigación, intentar recuperar cuerpos reuniendo partículas sub-atómicas diferentes, crear nuevos seres, algo así como recomponer un coche con piezas de otros, pero en la estructura molecular humana es más complicado.

- ¡Joder! ¿Eso es posible? – Soltó el jefe de los vigilantes con los ojos muy abiertos.
- Si, las partículas permanecen en suspensión dentro del émbolo astral, y lo complicado es su conjunción, desde luego era un trabajo muy especial, pero uno de la curia se interesó por mi cuerpo y me hizo la vida imposible.
- ¿Qué es la curia?, pensaba que sabía todo.

Preguntó molesto el jefe de los vigilantes, en el fondo me alegré ya que estaba dando tiempo a la cocinera.

- Señor, la curia es la cúpula interna, encerrada. Son varios médicos expertos en medicina oculta, hacen prácticas terribles, aunque yo dudo, quizá tengan su punto de razón, aunque se les llama los nuevos Frankenstein espaciales. Y ese que se interesó por mí, tenía costumbres extrañas, señor, le gustaba el sexo entre muertos.
- -¡Que! – Gritó el jefe de los vigilantes.

- Señor, me follaba encima de las mesas de trabajo, donde estaba despedazados los cadáveres, esos que ellos pretendían que revivieran, y lo peor de todo, es que tenía preparado el escenario. La mesa en que me follaba estaba situada en el centro, y en torno a la mesa, tenía ocho mesas con cuerpos de mujeres muertas, sus cuellos colgaban del borde de la mesa y sus cabezas colgaban y nos miraban con su mirada vidriosa y ciega, pero lo peor es que todas tenían las bocas abiertas.

- ¡Joder que enfermo!
Gritó el vigilante agachado, que olisqueaba el trasero de una de las mujeres de la falange, esta no debía moverse, aunque lo hizo debido a la proximidad del moscón.
- Siempre se cargaba en mí, y segundos antes de que se produjera la eyaculación, corría a descargarse en una de las bocas abiertas de las muertas, gemía como un loco y algunas veces caía al suelo inconsciente, parece que su grado de excitación llegaba al paroxismo.

El silencio se podía mascar, nos había dejado a todos conmocionados.
- ¿Y no teme que lo cuentes?
- No señor, me necesitaba, me apartó de su lado ya que se dio cuenta que mis conocimientos le podían servir y así es, de vez en cuando requiere mis servicios, no para sexo, quiere al cirujano astral, a ese que modifica la configuración de su ADN o cambiar alguna de sus partes, quiere que experimente en él.

- ¿Puede servir para algo? – Pregunté absorto.

- Sí señor, todo ha cambiado, el lugar del espacio por donde transitamos debió de influir en nuestra naturaleza, el curia dijo, que el ser humano debe su vida a los cometas, piensa que el secreto de nuestra transformación se encuentra en ese cometa que pasó muy cerca de la tierra, ese que inició el proceso de vida en la tierra hace millones de años, su meta es localizarle, pienso que ha enloquecido, señor.

- ¿Por qué piensa eso?
Preguntó el jefe de los vigilantes acercando su rostro al de ella.
- Señor, decía que mi trabajo tenía indicios ya que progresaba, muy lentamente y que se encontraba en el camino de la inmortalidad, señor.

- ¿Eso es verdad? – Pregunté impresionado por sus revelaciones.
- Señor, si y no, el ser humano no puede vivir para siempre, ya no por el cuerpo, el problema es nuestra mente, alguna película lo ha reflejado bastante bien, nuestra familia, amigos, conocidos, todo desparece a nuestro alrededor, nosotros seguimos hacia adelante y vamos dejando nuestro rastro detrás y cada fase, es igual a la siguiente, termina por enloquecernos.

Aunque él no estaba de acuerdo, me mostró su teoría, dijo que habiendo millones de estrellas, ese problema no existiría, ya que se establecería un calendario de permanencia en cada planeta, algo así como cambiarse de ciudad o país cada cincuenta años.

De esa forma nuestro cerebro no tendría ese problema. Beneficios a la vista, estrella nueva, nueva gente, nuevas costumbres, nuevas cosas que descubrir., y puede tener su punto de razón, solo que yo no dispongo de suficientes conocimientos para argumentar si es bueno o malo, señor.

Totalmente impresionado, pasé a la siguiente. El jefe de los vigilantes no se movió, quedó junto a la médico.
- Ril.
Paso al frente lento.

- Señor, costurera por cuenta propia, me detuvieron debido a que no estaba registrada y no quise pagar impuestos, me acusaron de rebeldía y traición, señor. Estuve a punto de ser ejecutada, me quitaron todo, señor.
No pude menos que sonreír, aquello me sonaba mucho.

- Olvidaba. Señor, tampoco quise ser fábrica de hijos a la fuerza y soportar a los machotes que nos debían follar. Señor.
- ¿Eres fértil? – Preguntó el huele culos.
- Lo era, provoqué al primer machote que me enviaron, me pateó el vientre, picó el anzuelo, se..., señor.

- ¿Qué hiciste?
- Burlarme del pequeño pingajo que colgaba delante de sus pelotas, perdón, señor.
- ¿Solo eso?
- No señor, a pesar de mis intentos el pingajo no respondía, me guaseé, imité a cuando un programa no responde, repetí mensajes que aparecen en la pantalla, sobre todo cuando el problema se debe al equipo no a la conexión.
- Ya, no me sorprende si te burlabas – Intervino el jefe de los vigilantes.
- ¿Te dañó mucho?

- Si, aunque tuvieron que vaciarme, la hemorragia no cesaba, llevaba botas de forjador, esos que andan entre los pilares en las obras de construcción, las suelas llevan una placa de hierro que les protege de los clavos sueltos. Señor.
- ¿No se quitaba las botas para follar? – Pregunté. Resoplando.

- No señor, dijo que le ponía estar desnudo y con las botas puestas. Señor.
La hilera se movió levemente, ese tema escocía a las mujeres, les di unos segundos.
- Kde.
Paso al frente muy rápido.
- Señor. Guía turística, no quise ser madre, utilicé a un médico para que nunca los pudiera tener y gané dinero, un trasplante de ovarios que además funcionó.
- Sorprendido me dejas – Respondí incrédulo.

- Señor, la compradora era una anexa al sistema, me dijo que era nuestra obligación como mujeres, servir al hombre en todo cuando él quisiera, que para eso estaban las mujeres. Señor.
Decidí pasar página, las revelaciones estaban dañando algunas mentes.
- Lia.
Paso al frente suave, subí una ceja sorprendido. Había calculado a la perfección la línea imaginaria adelantada.

- Señor, profesora de baile. Señor.
Dijo con naturalidad, aunque se podía percibir la armonía de su superioridad.
- Capturada junto a ballet costero. Me he enterado que su lanzadera fue abordada, más enemigos…, señor.

- ¿Qué sabes tú de ese tema? – Pregunté arrugando la frente.
- Mientras que el coronel me follaba a lo bestia, con su lengua de trapo ya que había bebido mucho, me dijo que le apasionaba ver como se comían a los que se elevaban hacia la estratosfera, se refería a eso que daba dentelladas a los cuerpos, el piensa que son los desaparecidos, señor.
- ¿Hay canales de TV?

De nuevo pregunté como un imbécil y recibí otra patadita en el tacón.
- Sí señor, pero ese canal no se puede ver, pertenece a las distracciones del alto mando y es diferente al nuestro, saben muchas cosas, que no nos las facilitan, como el caso de la Cleveíta.

Miré a la médico. A Cum, esta sintió mi mirada y giró levemente la cabeza, casi todas hicieron lo mismo, buscaban la causa de mi silencio.
- Señor, eso es correcto – Respondió Cum- El alto mando nos pide cosas diferentes a cada falange, y pensamos que saldrá de todo eso cuando todo lo reúnan.
Vi al jefe de los vigilantes que andaba dando vueltas en torno a la médico, esta volvió a su posición mirando al frente.

- ¡Oye!, me gusta ¿Y a ti cual te gusta?
Dijo mirando al vigilante que le acompañaba. Este señaló al final de la hilera, Uww, la hermana de Row. El jefe de los vigilantes me miró interrogándome con la mirada.
- De acuerdo, pero con una condición – Respondí.

- ¡Dispara! – Respondió el jefe de los vigilantes sonriendo ampliamente.
- No quiero que sufran daño alguno, un polvo es un polvo, nada de fantasías ni desvíos sexuales. Y las quiero aquí cuanto antes, no se expresarme en unidades de tiempos.

Dejé caer, era una trampa, quería saber cómo si ellos lo habían hecho, les debió de ocurrir los mismo a que a mí, la comparación con las unidades de tiempo con la de la tierra.

- Las tendrás después del combate, me gusta verlo en diferido, además suele haber problemas y más de una vez hemos hecho daño a gente importante que se disfraza para verlo en vivo y en directo, el que evita la ocasión, evita el peligro.
- Ok, de cuerdo, no me has dicho cuanto tiempo – Le recordé.

- Aunque está prohibido, no quieren que nada se relacione con la tierra, pero será como dos horas, pretendo tenerla a mi lado durante el combate.
- Ok. Cum y Uww, con el jefe de los vigilantes, si todo va bien, yo procuraré que todo os vaya bien. Si os hacéis una pregunta a continuación de mis palabras, os responderé.

Mi falange ha sido salvada por vosotras, sois el escudo de cada una de ellas, es decir, si una de mis chicas muere, quiere decir que una de vosotras ha muerto antes.

Precisamente mi objetivo en combate, además de cumplir la misión encomendada y procurar salvar a otra falange, con esto la segunda falange dispone de escudos y así sucesivamente, una pirámide de escudos.

Cum y Uww se acercaron hasta donde estábamos.
- ¿Alguna duda?, un polvo no creo que sea un gran sacrificio.
- No señor, cumpliremos la orden.
Dijeron las dos casi a la vez, ante la complacencia de los dos vigilantes. Uww estuvo mirando al frente mientras que Cum me miró a los ojos, vi tristeza, resignación.

- Oye Alférez, este parece ser el comienzo, haremos más negocios en el futuro y me gustaría saber, y si son buenas, que podías pedir a cambio de quedarnos con ellas – Dijo el jefe de los vigilantes mordiendo el palillo guarro.
- No corras tanto, primero vamos a cumplir el acuerdo, las traes de vuelta y luego hablaremos de negocios, además, no sabes que me puede interesar.

- Sí que lo sé, las caravanas del agua son una condena a muerte, pocos se han salvado. Ha ocurrido durante las tormentas solares, esas dos enanas, son unas cabronas ya que además de alumbrarnos, de vez en cuando se cabrean e intentan quemarnos vivos, pero vale, demos tiempo al tiempo. Tío la apuesta, tenemos que ir deprisa.

Exclamó dándose cuenta de la presencia de Ait. La cocinera había vuelto y no nos habíamos percatado. Llevaba un ramo de diferentes plantas, la mayoría secas y supongo que normal debido a la temperatura de las dos enanas.

- Señor, necesito aceite de motor usado, es imprescindible para vencer a quien me ponga por delante, señor.
- Yo me encargo, señor – Respondió Qel, anticipándose a mi mirada, pensé en esos momentos que tenía a mi alcance ver los carros, la falange disponía de dos..., seré imbécil.
Y corrió alejándose deprisa, miré a Cum.
- ¿A dónde va?
- Señor, en la nave donde guardamos el carro tenemos lubricantes usados, no cumplimos todas las normas, no le entregamos, sirve para el combate, cortinas de humo, sirva como ejemplo, o fuego griego, señor.

No hice mucho caso de todo lo que dijo, en la lista quedaban tres, Qiq, Axo y Dak, ya estaba pasado de vueltas, demasiada información y fue cuando me di cuenta de mi error, debía de sacrificar a mi falange, nada sabían del exoplaneta y estas si, había aprendido muchas cosas y averiguado otras sin preguntar…, yo mismo interrumpí el pensamiento y quería dormir, descansar hasta que llegaran las órdenes y el jefe de los vigilantes interrumpió mis cavilaciones.

- Alférez, me llevo a Cum y a Uww para follar, y a cuatro más, a la profe de baile, que me gusta y a esas tres que no has nombrado aún ¿Qué opinas?
- Señor – Interrumpió Cum - Los carros se quedan sin retén, si pierdes la apuesta, señor.
- ¡Ait! – Llamé sin volverme.
- Señor.
- Si me demuestras tus poderes, esos que dices que nos hacen ver lo blanco negro en nuestro cerebro, te prometo que vas a vivir mejor de lo que esperas, tengo enemigas peligrosas, parece que pueden manejar mi mente y tú serás mi escudo.

- Señor, soy la más interesada en vencer, pero si así fuera, señor. Señor, tendrá que enfrentarse a más de un problema nada más terminar la pelea, quede como quede, señor, si he vencido, quiero su corazón, sus pelotas y su pene, señor.
La causa es asustar a sus mentes, en esos instantes enmudecerán, el miedo señor, el miedo y es cuando sembraré el temor en sus pobres mentes, solo son penes sin cerebro…, señor.

¿Y quién se lo quitará? – Pregunté sabiendo la respuesta.
Yo señor, yo con mucho teatro, aunque sí puedo, lo haré durante la pelea, a más de uno le va a doler. Señor, después de la pelea muchas mujeres serán castigadas por mi culpa, se vengarán en ellas, señor.

- ¿Está permitido? – Pregunté mirando al jefe de los vigilantes.

- Es posible, lo normal es que mueren después, no se ve mucha sangre, aunque cada uno tiene diferente opinión si es mucha o poca, pero una castración no se ha visto nunca y más aun viendo la pareja que lucha, si vence la zorra puede haya problemas, pero ahí entro yo, procuraremos que no se altere mucho el orden…, sí señor, debo de aumentar las unidades de seguridad, incluso pueda lucirme delante de los jefazos…, tío te van a odiar más – Respondió el jefe de los vigilantes sonriendo ampliamente.

El jefe de los vigilantes reunió el grupo de la apuesta, pero se quedó quieto, abrió mucho la boca y el palillo machacado por sus sucios dientes cayó de nuevo al suelo, yo enarqué las cejas sorprendido de lo que mis ojos estaban viendo.

Ait se había quitado el uniforme, mientras Cum le cubría el cuerpo con el aceite usado de uno de los carros, sin embargo Tyu intervino, salía trotando y cojeando de nuestro agujero, llevaba tiras de tela de color azul oscuro, pensé que había destrozado un albornoz y con esas tiras hizo un extraño atuendo.

Ait era una mancha oscura, el aceite resbalaba lentamente y Tyu hizo una X con las tiras, la unión de las dos tiras quedaron en la entrepierna de Ait, y dos tirantes ascendían por la espalda y por el pecho.

En los hombros ató cada una de las tiras, en la parte de la espalda, ascendían en V, aparecían juntas en la rabadilla, entre las nalgas. Y por delante, ascendían casi vertical por delante de la vulva, cubrían el monte de venus y luego se desplazaban en forma de V por el exterior de los pechos, para unirse en los hombros.

Cum encima de la capa de aceite oscuro, empezó a darle otra grasa más consistente, más tarde me enteré que se trataba de grasa para los engranajes, pensé si alguien sacaba punta a utilizar esos ingredientes en su traje para luchar.

- ¿Habrá problemas si ven el aceite? – Balbuceé sin salir de mi asombro.
- No tío, no, ese tipo siempre ha luchado desnudo y se dice que no puedes sujetar su cuerpo, no puedes hacer presa, resbalas – Dijo con voz ronca.
- ¿Ha luchado más veces? – Pregunté sorprendido.

El jefe de los vigilantes, serio, respondió sin dejar de mirar al palillo caído.

- Si, tres y parece invencible, pero lo más sorprendente de todo, es que su adversario al verle duda, y no por lo que reluce su piel, no, la causa es que a ese tipo le cuelga casi veinte centímetros de flacidez, en reposo, sin erección……

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 16 veces

prmera vez segunda parteCategoría: Sexo primera vez

Por anabel | 2014-10-17 01:53:29 | 0 comentarios

bueno como ya comente en my primera parte lo que me avia hecho el amigo de my papa me gusto que cuando llego my papa y se fue a vañar como estábamos los dos solos my papa sevañaba con la puerta entre abierta y yo me lo puce amirar yo nosavia nada como era el palo solo avia probado achuparcelo al amigo de my viejo y de tanto mirarlo amy viejo agarre y entre al vaño my viejo sevañaba como yo soy chiquita agarro mecente hacer pis y yo lo miraba amy viejo quetenia bien reto su palo me acordaba el del amigo me hacerco amy papa y le agarro el palo y melo meto ala voca y my papa quedo sorprendido porque para miedad y le gusto melo enpeso hacer jugar en la voca un buen rato y me hiso agachar como soy chiquita mequeria poner en cuatro patita para lamerme my conchita chiquitano pudo hacy quece acostó en el piso ymecento en su cara y me enpeso alamer my conchita y me hacya cosquilla que me bolvi hacer pichi en su cara el agarro memojo bien con sus dedo my conchita me agarro me levanto upa y me llevo ala cama y me acostó boca arriba agarro me enpeso amojar bien my con chita me abrió bien medecia mamita teboy hacer my mujercita me abrió y semetio dentro de mis piernitas y me la apoyo en my conchita me enpeso ametermela despacito que me enpeso adoler my papa la tiene grande yo ledecia papa meduele mucho el medecia yaba apasar aguanta me la enpeso ameter cada vez mas que me ardia my conchita hasta que mela dejo entera adentro hay se en peso amover despacito un buen rato hacy y melasaco sentí un alivio salio bien roja y my conchita me havia quedado inchada me acarro me puso en cuatro patita y trajo una cremita me hecho toda my colita y me la corria con su mano y apollo su palo en my culito y me la hizo jugar en my sanjita y volvió de nuevo la coloco con su mano y medijo aguanta mamita y mela metio bastante fuerte que mme rompio my culito hay enpeso amoverce fuerte hasta que me hecho su liquido en my culo ymedijo bueno mamita ya te hice my mujercita ya terompi alos dos yo estaba con un ardor en my culo me llevo al vaño me vaño y hacy fue my primera esperencia sexual con my padree hiso llorar de dolor

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 36 veces