Los 10 relatos mejor valorados

QUÉ QUIERES QUE TE HAGA

Soy Santandereano y bien conocida e...

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTRO VERGA

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTR...

descocado por mi perro

Descocado por mi perro lobo Hola mi...

Estacionamiento

Hola espero que te guste esta histo...

me iso el amor un san bernardo

Todo comenzo hace un par de años c...

amigas por accidente

mi nombre es karina les cuento este...

Primera vez

Bueno esto que les contare es porqu...

YUYI

Mi nombre es Obdulia... Pero todos ...

Me encantan los machos heterosexuales...

Desde que era un niño, tengo memor...

Un Trío maduro...Poblano

Hola que tal, les contare algo que ...



Ultimos relatos


me convertí en la amante de mi padrastroCategoría: Sexo en familia

Por Jessica Valencia Rosales | 2014-12-16 01:47:50 | 0 comentarios

A los 13 años y medio despues de muchos años de que el me tocara a su antojo y que yo permití que fuera avanzando al fin una noche que mi mamá me dejo pot días al cuidado de él por fin llego el.momento en que ambos gozamos de una entrega llena de lujuria de pasion... si el era tan experto y lujurioso que supo despertarme y pacientemente poco a poco contagiarme de su lujuria y juntos el a sus 55 años y yo a los 13 gozamos de dias de pasion y de lujuria... pues el viaje de mi mamá tuvo que prolongarse mas de lo planeado y fue mas de 15 dias que a todas horas nos entregamos a la lujuria.. luego llego el dia temido y mi mamá le avisó que al siguiente dia regresaria.. entonces yo no pude evitar ponerme triste y el me tomó en sus brazos y me besó apasionadamente y me dijo... no te preocupes mamacita, veras que yo me encargare de todo y seguiremos gozando a lo lindo.. ya eres mia y por nada ni nafie dejaré de gozarte... esa noche que era la última noche que yo dormiria en su cama como su mujer me esmere en complacerlo y lo monté como el.me enseñó pero con tanta pasión y lujuria que el gozó extasiado pues mientras lo.montaba le dije goza goza conmigo porque soy tuya y nadie te complacera como lo hago yo.. el.me dijo siii con nadie porqie tu eres la.mejor la mas putaaa la mas ricaaa la mas complaciente y eres miaaaaa solo miaaa y yo al oirlo me movia y me movia mientras lo escuchaba gemir y gemir hasta que lanzó un grito sin importale nada.. luego... caimos rendidos en la madrugada el solo abrio mis piernas y semidormida deje que me cogiera una y otra vez... asi amaneció y con ello la realidad... aproximadamente a las 3 pm mi mamá le habló diciendo que a las 5 llegaria para que pasara por ella a la central... el me dijo que todo se lo dejara a el y nos preparamos para ir por ella.. yo ya estaba lista con una ropa casi infantil que tenia dias no usaba pues el me habia comprado muchas cosas.. el al verme asi me tomo delnbrazo me llevo a su cama y yo le dije que haces?? Elnme dijo.. aprovechar hasta el último momento mamacita y me hinco en la orilla de la cama y me bajo el calzón y sin mas de golpe me ensarto su verga en mi panocha y me cogio casi con furia.. me nalgueo me cogio hasta que de pronto sacó su verga y baño mis nalgas y asi sin dejar que me aseara me subió mi calzón y me dijo asi bañada en mi leche iremos por ella.. asi lo hicimos... todo salió bien ella parecía no sospechar nada.. esa noche no dormi pensando que el podía estar tocandola como lo hacia conmigo... en la mañana mientras desayunabamos el rozaba mi pierna cn la suya bajo la mesa.. me fui a la escuela el a trabajar.. asi pasaron varios dias y yo confieso me sentia desesperada pues el trato era tan frio para disimular.. y una noche el entro a mi recamara y empezo a jalones a quitarme la ropa mientras decia casi gritando mi putitaaa te extraño y te deseo tanto.. yo le decia calla te va a escuchar y elnrio diciendo ya me encargue de eso.. y saco de su ropa un frasco de pastillas y me dijo son infalibles las probé varias noches antes de venir a cogerte y te juro k cae como tronco... asi k tengo el remedio.. y me mamo de tal forma que me di cuenta que me extrañaba en verdad.. luego me abrió las piernas y de golpe me ensarto su verga y yo gemi de placer al sentirlo desesperado y me deje poseer de manera casi salvaje.. me cogió una y otra vez... casi al amanecer salio y yo dormí plácidamente en la mañana desayunamos los tres juntos pues era sabado y el dijo en tono de broma hoy no trabajaré llevaré de compras a mis mujeres... y reimos mientras el y yo nos mirabamos con complicidad... a partir de esa noche al menos tres veces por semana el la dormía usando las pastillas... y nosotros cogiamos en mi recámara en la sala incluso en el pasillo en el exterior de su recámara.. .. así pasó mas de un año casi llegaban mis 15 años y seguiamos gozando yo ya era una experta mamando y cogiendo... el se encargo siempre de cuidarme para no preñarme.. una noche cerca de mi cumpleaños el me dijo tengo ganas de hacer algo especial pero no se si quieras.. yo que en todo lo complacia le dije lo que tu quieras... entonces el me dijo sin mas ni mas... QUIERO COGERME TU CULITO.. yo puse cara de sorpresa y adivinen que fue lo que respondí... siii adivinaron se los contaré en el próximo relato....

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 183 veces

El semen que lubrica la ciudad (PAREJITA PAJERITA)Categoría: Trios

Por gonzo | 2014-12-15 21:09:37 | 0 comentarios

Este relato ya lo había publicado pero aquí lo vuelvo a publicar con algunas mejoras.


Salgo a la calle, agarro el paso.

Delante de mí va una pareja de amantes cual Adán y Eva. Yo por detrás les sigo el paso observándoles nada más que por mirar. Indeciso y distraído por lo que pienso hacer más tarde.

Al meneo de las caderas de ambos al caminar, me parecen más jugosos los glúteos de él que de ella.

Retomando mi propio paso para poderlos rebasar, y al estar ya a la par de ellos, su caminar apacible y coordinado no deja de llamarme la atención. Entonces al inclinar la mirada hacia ellos, veo como ella trae en la mano el miembro de él, y a la par de marcar el ritmo del paso lleva también el ritmo en la mano.

Al final termino de rebasarlos por completo y llego a la esquina, desorientado sin saber qué rumbo tomar, llevó mi mano al mentón y miró a ambos lados de la calle, aún incluso decidido voltear, resuelto a buscar con la mirada aquella parejita que he dejado atrás en el camino. A considerable distancia veo que se han detenido y mantienen la conversación al respecto de algo, ella ha dejado de tomar con la mano el miembro de él y por lo erecto que ha quedado, mientras él habla efusivamente el miembro le bailotea como si rebotara de un costado al otro, pero ella también mantiene la conversación enérgicamente y aunque no se le nota enojada si se le mueven los senos mientras dialoga. A momentos ambos senos juntos se le van a un costado, luego se devuelven a su lugar, y a ratos como en suave y lento rebote se le van arriba y vuelven abajo.

Cuando ya han pasado un buen rato discutiendo en medio de la calle, a lo así se aproxima una anciana que hace poco acaba de pasar por mi lado; cuando está a punto de rebasarlos, repentinamente ella detiene a la anciana, y ahí comienza una conversación entre los tres, aparentemente algo de suma importancia le va preguntando ella a la anciana, de repente la anciana dirige su mirada a él y lo mira de abajo hacia arriba y termina mirándolo extrañada. En eso, ella le toma nuevamente el miembro delante de la anciana, pero esta vez se lo toma solamente de la punta y sólo un instante como si tuviera que ver con lo que se está refiriendo en ese momento, la anciana mientras escucha atenta lo que ella le dice, se va agachando pausadamente sacando hacia atrás el culo blanco que tiene, hasta quedar agachada con el rostro al nivel del pene en cuestión y espera a que ella termine de hablar para tomarlo con un par de dedos y metérselo a la boca para engullírselo por completo rápidamente, y acabar dándole una buena chupada. Mientras ella espera a que la anciana termine, cruzando los brazos aprisiona sus pechos al nivel de los pezones de tal manera que se apelotonan hacia arriba. La anciana concluye con la felación, y prosigue la conversación, en pero la anciana da sus últimas palabras como sí diera un veredicto y retoma el paso alejándose de la pareja.

Ella desdobla los brazos liberando sus senos y ambos (ella y él) retoman el paso hasta cruzarme por un costado, pasando la calle se detienen enfrente de una puerta, ella se pone del lado de la puerta mientras que él queda enfrente suyo; y mientras van hablando, ella vuelve a tomar su miembro con la mano, removiéndolo hasta suspenderle el escroto por completo hacia atrás dejando su punta expuesta y nuevamente hace que se ponga bien erecto, a lo así se dicen adiós y ella se mete dentro de la casa.

Él avanza hacia la calle alejándose de la puerta, y no sabiendo qué hacer con su erección decide sentarse al borde de la calzada, quedando en frente mío ya que me he quedado ahí parado al final de la cuadra. Y tomando él su miembro con toda la mano, cerrando sus dedos alrededor, decide batirlo frenéticamente de atrás hacia adelante haciendo algunas pausas para descansar la mano, pero al final le da un ritmo más contundente a su mano hasta que sale a borbotones la secreción mientras él lanza un quejido; y luego de expulsarlo todo, dejando salpicada la calle, se queda ahí y yo veo cómo le tiemblan los muslos y las rodillas, y como él se queda ahí sentado a recuperar el aliento.

Si quieres leer completo éste y otros lujuriosos relatos incluidos en mi libro digital: “El semen que lubrica la ciudad” escríbeme a mi correo: ellibrodegonzo@gmail.com

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 43 veces

AMOR EN LA 3ra. EDADCategoría: Sexo en familia

Por Carpi76 | 2014-12-15 14:18:20 | 0 comentarios

Amor en la 3ra.edad -

Mabel 56………. Antonio 40

Estamos sentados mirando tv, es invierno, nos encontramos cubiertos con una frazada desde la cintura hasta el suelo, ella está acurrucada, sostenida por mi brazo izquierdo, tiene los brazos cruzados cubiertos por la manta. Así lo venimos haciendo hace tiempo, desde que volví a casa de mis padres ante el abandono de mi esposa y los hijos, ella encontró algo mejor, mas afín a sus personalidad y se fue, repartimos los bienes, nuestros hijos una nena mayor y un varón vienen a casa de la abuela a visitarnos, algunos domingos los pasamos juntos.

Mi madre es viuda desde hace unos 18 años, es una mujer que se cuida, va al gimnasio tres veces a la semana, se alimenta muy bien, tiene formas, sus carnes son algo flojas por los años, su rostro bien cuidado con cremas especiales, fijándonos tiene algunas estrías, es de labios finos, tienen un rictus de seriedad, usa el cabello peinado a lo hombre, corto, es de cabellos rubios, es de estatura mas bien alta, bien rellenita, tiene un vientrecito llamativo, provocador, este comentario surge a través de mi despertar luego de casi dos años de ausencia de practica sexual, desde hace unas semanas vengo observándola porque he notado que me excita, me nacen inquietudes juveniles olvidadas, aún cuando estamos juntos mis erecciones no han sido notadas por ella.

Tengo suerte mi hijo me está haciendo compañía, cuando ya estaba desespe-rando por la soledad que llevaba con esporádicas visitas, ahora él está junto a mi principalmente durante las noches donde siempre sentí mucho desasosiego ante la ausencia de otros seres, ahora tengo su brazo sobre mi hombro, me encuentro segura, siento el calor de un cuerpo a mi lado, el saber que mi encierro ya no es tan riguroso, que hay alguien que compartirá mi día me ha dado otra perspectiva, aparte es un hombre, mi hijo pero hombre en principios, es bueno cordial, amoroso, responsable, ayuda, es alto corpulento no gordo, bien formado, muy bien parecido, elegante y por sobre todo en los últimos días se ha vuelto cariñoso, me toca con mas frecuencia, me besa con tibieza, me gusta.

-como está mi mamacita…… le dí un beso en el cabello, me agrada el aroma que desarrolla su cabellera

-muy bien mi amor, me removí ajustándome mas sobre su cuerpo, hice presión sobre su estómago con mi codo
-esta mas contenta ahora madre……. Bajé mi mano hasta cerca de su seno, ella hizo espacio para que mi mano entre más
-estoy muy contenta con tu presencia mi amor, necesitaba que alguien me acompañara ya estaba muy sola y no me hallaba, levantó su cara y me besó la pera.
-Si también note que estas contenta, mi mano llegó a su seno lo acaricié sua-vemente, baje mi cabeza y besé su frente con una caricia mas bien prolongada no era nada pasajero, fue una caricia intensa vi que cerró sus ojos y se le dibujó una sonrisa, sus hombros hicieron un movimiento de cariño.

Fuimos a dormir, la acompañé hasta la puerta de su dormitorio, la lleve abrazada, no besamos en la mejilla.

Este chico me está poniendo sobresaltada, no se que me pasa cuando lo tengo cerca me pongo nerviosa, me gusta que me acaricie pero no quiero que lo haga, ni yo me entiendo, debo pensar en positivo.

Al otro día todo fue normal, salí a cumplir mis funciones regresé como de cos-tumbre a las 14 me esperaba con el almuerzo, lo hicimos juntos conversando de las cosas rutinarias, ella quejándose de los costos de los productos, del intenso transito, yo de mis demoras, de las colas, de los morosos deudores, en fin la charla de casi todos los días, se levantó juntó los útiles del almuerzo, yo los sequé nos rozábamos permanentemente, los codos las caderas, sus nalgas mi entrepierna abultada, sonrisas, besitos, cariños,
-hoy estas mas linda, estas mas joven madre
-sos un adulón, pero me gusta que lo digas cariño y me besó en la mejilla

En algunas noches habíamos visto películas de tono mas o menos subidos a los que ella no dio ninguna importancia ni trascendencia, realmente no sé si las miró o se durmió, pero creo que las estuvo viendo, luego se hizo la zonza, mientras que a mi me dejó levantada mi hombría, esta noche estamos mirando una de esas películas, instintivamente se me dio por acariciarle el cuello y la mandíbula, a la vez que le besé la cabeza, el cabello, se removió en su lugar, movió su cabeza hizo levantar mi cabeza, la apreté contra mi pecho, al finalizar ella apoyo su mano en mi pierna se inclinó me besó con un
-hasta mañana mi amor
-que duermas bien madre, que sueñes con los angelitos, uno de ellos seré yo
--jajajajaja risas a dúo
A la siguiente noche estuvimos viendo un festival, hacía mas frío, ella se acu-rrucó mas, ladeo su torso, se pegó contra mi pecho la estreché aún mas empujé con mi cadera, ella hizo lo mismo, levanté mas la frazada y cubrí desde sus hombros, al hacerlo pasé suavemente mi mano sobre sus pechos, escuche un suspiro y una alteración corporal, me dedique a acariciar su cuello y rostro con todo cariño y suavidad, ella aceptaba con movimientos de su cuerpo pidiendo mas, al finalizar el programa antes de despedirnos recline mi cara con toda suavidad y afecto, la besé en los labios, se saco violentamente, inmediatamente se amansó, a los pocos minutos se puso de pie dijo hasta mañana y se fue, no hubo beso de despedida.
-Que descanses bien mi amor

Mabel se acostó a pensar, no podía dormir, las manos de su hijo, sus labios le sembraron el animo de incertidumbre, algo que hace años no sentía, ahora sus órganos se humedecían, sus espacios de tiempos vacíos ahora eran completos pensando en esas manos y esos labios, esa figura varonil que la atraía, se preguntaba se será posible un reverdecer de sus ansías sexuales,… no ya no puede ser soy vieja pensó.

Al otro día el desayuno fue algo frío, distanciado, en lo etéreo, salí a cumplir con mis operaciones, regresé sin mayores novedades, la mesa estaba puesta, mi madre había cocinado un rico guiso de lentejas que a mi me encanta,
-Gracias Mabel por esta comida, muchas gracias mi amor
-Oí desde cuando me llamas por mi nombre…
-me pareció que anoche te fuiste algo molesta a descansar, creí que estabas atufada no tuve intenciones de molestarte, solo demostrarte cuanto te quiero
-te comprendo te agradezco sin embargo es una demostración muy profunda
-es lo que sentí en el momento que debía hacer mi querida madre
-está bien cariño, si a vos te parece que está bien
Seguimos conversando de temas distintos, tomamos un café caliente de sobremesa, mi madre estaba mas bella, sus pechos eran mas evidentes, exultantes, su rostro reflejaba una alegría distinta de los demás días, al cruzar la pierna frente a mi lo hizo algo aparatosamente, me mostró, en forma desacostumbrada las pierna algo, bastante, mas arriba de su rodilla, mi felicidad se hizo notar y creo que ella lo vio, dijo
-Cariño por que no te recostas un rato, yo tengo que planchar algunas ropitas luego tomamos el te y conversamos, así lo hice, pero no aguante mas de 40 minutos me levante me peine, fui a la pieza de planchado
-hola Mabelita como estás,
-bien mi amor ya termino, en eso yo la estreché desde atrás, bese su cuello, acaricie su bajo vientre, mi órgano se hizo notar en sus nalgas, la otra mano tocó sus senos, se molestó, la deje y dije
-voy a preparar el agua para el te –no recibí contestación, pasamos la tarde algo distanciados, ella hubo de salir a hacer compras, cuando volvió sirvió la cena no aceptó que la ayude, al finalizar no vino al sofá a mirar tv
-estoy algo cansada voy a descansar cariño, sin otra despedida se fue, así dejó establecido que estaba molesta.
A la noche siguiente tampoco vino a mirar la tv., entonces me acerqué le dije
-Mabel no deseo establecer distancia entre nosotros, solo pretendo demostrarte todo lo que te quiero y te necesito, sos la única mujer que me acompaña, mi cariño tengo que expresarlo,
-Mi niño yo soy una vieja seca, ¿que pretendes que sea una quinceañera?, vos tenes que buscar una mujer joven que aguante tu ritmo
-Madre estoy enamorado de ti, no quiero una mas joven, es a vos a quien quiero amar ahora y para siempre vení miremos la tv, se dejó convencer, nos sentamos hacia frío, tendí la frazada nos cubrimos, ahora ella se cubrió hasta el cuello dejando mi mano bajo la manta que utilicé para acercar a su seno, no desecho este movimiento, se acomodó mas cerca, mas unido, le besé la cabeza en reiteradas oportunidades, en tres o cuatro veces la frente, luego de unos minutos bajé mi cara hasta sus labios y los besé tiernamente, solo un par de segundos, noté sus labios tibios, ella retiró su cara y su mano alejo mi rostro, al verla está algo aturdida, se quedó al finalizar se levanta para irse pero fui mas rápido la tomé de los hombros y le estampe otro beso, con las manos sobre mis pecho me retiró, no sin antes ver que mi entrepierna formaba un bulto considerable, a mí me dolían hasta los cojones, el principio de mi pene muy abajo, el perineo.

Las caricias y las palabras de mi hijo me recuerdan mi noviazgo con mi marido, así empezó con las caricias, hasta que me convenció que me amaba, de que lo amara y luego el matrimonio y su consumación, que no fue la gloria que las chicas comentaban, fue un hecho mas en mi vida sin sobresaltos sin gran alegría, lo único recordable fue la desagradable pérdida de virginidad a manos de un inexperto, será esta una segunda oportunidad mas placentera y gloriosa, con mi hijo?? Al llegar a este punto sentí que mi vagina se humedeció, lo pensé, no recordaba cuando fue la última ocasión que esto sucedió, muchos años pasaron. Al día siguiente, por lo analizado antes de dormir por las conclusiones que saque, por las razones positivas que surgían de nuestro convivencia me levanté con le mente mas receptiva, mas clara, mas tolerante, cuando él llegó al comedor para desayunar y se aproximó para besarme no opuse resistencia y lo sorprendí ofreciéndole mi labios en un fugaz rose, el sorprendido fue él.

Que pasó con mi madre, me besó en los labios esta mañana, que habrá pensado, así con este tenor en mis pensamientos pasó la mañana, y en mas de una oportunidad en que analizaba lo ocurrido se levantó mi miembro.

Llegue minutos antes de las 14 la sorprendí, me puse cómodo, entre a la cocina y me acerqué, mis intenciones eran recrear con mayor afecto lo de la mañana, ella solo puso distancia, no permitió que me acercara.

Esa tarde tuve que salir a hacer algunos pagos, regresé cerca de la hora de la cena, lo hice con un ramo de rosas rojas que la asombró a ella, sorprendi-do me encontré con una Mabel vestida de forma mas provocativa, mas mujer, mas…. hermosa…… mas excitante, lo que no me pasó desapercibido y se lo hice notar con unas cuantas felices palabras que vinieron en mi ayuda, lo que ella agradeció con movimientos de cuerpo, inclinando el torso, quebrando las caderas por ultimo me envió un piquito,
-anda báñate y cámbiate, cenamos que tenemos un lindo episodio para ver
Así lo hice con prontitud, cenamos y al sofá, nos cubrimos como de costumbre, ella apoyo su cabeza entre mi hombro y mi cara, mis caricias en su cuello y su cara fueron inmediatas, le besé el pómulo, la frente, ella se conmovía con mis caricias, fui para besarla en los labios ella bajó la cara, seguí con lo mío pero ahora con la otra mano urgue entre sus ropas, sus brazos y sus senos, aflojó algo los brazos, mi mano entró y hice pianito con mis dedos, ella aflojó mas su brazo, movió su cuerpo su cabeza, entonces bajé mi cara y la besé, ahora dejé mis labios para que ella lo retirara me encontré con que sus labios formaron un pico, aceptó la caricia nos fuimos apretando cada vez mas hasta que ella con su brazo me retiró suavemente, bajó su cara y siguió mirando, mi mano sostenía su seno, mi pene hoy llegó a levantar la prenda que nos cubría, terminó la película ella rápidamente se puso de pie se agachó y me besó suavemente en los labios, miró el “lugar” se sonrió y se fue a descansar.

-Mi madre!!!!!!, por favor, esto es mejor que mi noviazgo, es mas limpio mas sincero, siento un cariño distinto, esta noche me mojé mas de lo normal, nunca sentí esta sensación de necesidad de un hombre, me gusta mi hijo, lo quiero, es muy cariñoso.
En la mañana mi madre estaba cantando en la cocina una vieja canción popular
Así que le hice el comentario
-Parece que mi querida madre esta feliz este día….
-Si cariño, me encuentro muy contenta, me gusta vivir, me acerque al oído
-y lo podes ser mas todavía mi amor….
--veremos jajajaja
Volví mas tarde de lo normal, hice una compra para obsequiar a mi madre. Me esperaba con otro guisito rico sabroso, hecho con cariño y amor, al entrar a la casa la fragancia revolvía el estómago de alegría. Hoy es viernes mañana no se trabaja.

Esa tarde por rara coincidencia, porque nunca se había dado, debimos salir juntos, ella me pidió que la llevara a determinado lugar, desde donde la retiré una hora y media mas tarde, en ese tiempo hice otras compras para mi y para ella, tenía en mi intuición que esa noche sería la nuestra, esa noche nos uniríamos, cuando la busque se había recortado su cabello, le habían hecho el cutis, se hizo manicura, estaba esplendorosa, una diosa cuarentona, bien, bien hembra a todas luces estaba repleta de lujuria…. Me puso a mil, en el auto se cruzó de pierna y levantó un poco su pollera, averigüé si quería ir a alguna parte y me dijo que quería comer pizza con cerveza, fui al lugar indicado llevamos lo que consideramos necesarios, éramos dos novios de compra, con sonrisas mimosas, con caricias visuales, del brazo, ella estrechaba mi brazo contra su seno, había rejuvenecido por lo menos 20 años, al ir a subir al auto, le abrí la puerta ella entró me mostró, se sentó y al hacerlo me dijo…
-Hijo no se que me pasa estoy muy entusiasmada muy alegre, tengo que decirlo te quiero mucho.
-gracias madre, también te amo, como…………….hijo –estuve por decirle como hombre pero me contuve, ella se dio cuenta me miró y se sonrió.. puso su mano sobre la mía, se acercó en su butaca.
Llegamos a casa, nos bajamos le cedí el paso para verla desde atrás mi palito se irguió al ver ese cuadro que componían esas nalgas, ahora, hoy estaban mas distinguidas que lo fueron antes, todo ese cuerpo me decía “tómame haceme tuya” me estaba resultando un suplicio mi imaginación, la erección y el dolor del pene, nos pusimos cómodos, en camisa, pijama, ella se presentó con un salto de cama muy tibio, algo pesado, elegante, comimos, tomamos, prendí la calefacción suavemente, al finalizar nos dirigimos al sofá, había una linda película que ver, nos acomodamos, pusimos las frazadas, esta noche ella se sentó sobre sus talones, se inclinó mas hacia mi torso, fui directo con mi mano a su seno, la ubiqué de forma que sostenía su seno izquierdo, ella apretó para que no la moviera ni la sacara, se hizo chiquita a mi lado, a los pocos minutos de iniciada la acariciaba por el cuello y la cara, la mano del seno la saqué y la bajé a su rodilla, levanté la prenda, posesioné la mano en su muslo, bajé la cara y la besé, la mordí, le abrí los labios y metí mi lengua, ella aceptaba lo que yo hacia mi mano bajó audazmente hasta su entrepierna, gimió, gritó NOOOO NOOOO, tuvo un estertor, un sacudón. Seguí besándola, se tranquilizó, le acerque mis labios a su oído, te amo mamá, te necesito….. quiero que seas mía, solo escuchaba no asentía ni negaba, la besé, baje mi manos, llegue al lugar estaba mojado, su cabeza estaba echada para atrás sus labios abiertos. bajé los míos recorrí sus cuello luego fui hasta sus senos, no había sostén, los lamí, gemía y lloraba, no hice caso seguí con mis provocación, lentamente se recompuso me acarició la cara, la cabeza, me apretó contra sus pechos desde mi nuca, expiraba profundamente, temblaba con cierta intensidad, suspiraba, gemía, “que me haces hijo….” pequeños alaridos de satisfacción de placer, mi mano esta en el lugar había ganado el espacio entre la bombacha y su monte de Venus, allí jugaban mis dedos con sus labios, sus jugos, estaba entregada a mis cariños a mi manoseo, hasta que le tomé la mano y se la bajé hasta mi falo, desprendí el pijama “por favor mi amor…. Que me estás haciendo….. porque mi amor….”
-Porque te amo, te deseo, quiero que seamos felices, Mabel por favor acaríciame te necesito, mientras ya iba por el ombligo seguía bajando, la frazada fue al suelo, haciendo espacio con mi mano llegué hasta su monte, ella extendió sus piernas forcé la salida de la prenda íntima lo que ella accedió y llegué a sus labios vulvares por entremedio de ese monte rubio tupido de vellos entrelazado con la encantadora fragancia de una hembra en celo, receptiva, que quería que la hiciera gozar, me prendí a su clítoris jugando con mi lengua tuvo una exaltación brutal, expulso líquido con gemidos y gritos ”

“-Así mi amor, es gruesa cariño, dijo mientras su suave mano me apretaba el órgano, lo acariciaba buscaba los testículos, me revolvía la cabeza, la apretaba contra si
Ya no soporté, la ubique al borde del asiento me arrodille en la frazada mirán-dola ubique mi glande en la puerta de su vagina se la fui introduciendo, se la fui hundiendo sus ojos se desorbitaron DESPACITO MI AMOR, ME GUSTA QUIERO GOZAR DE NUEVO entraba ajustada se abría paso con lentitud, sus pechos estaban mas juveniles se movían delicadamente, agasajaban a quien los miraba, su cuello era también lujurioso, cuando entró todo gritó ASIIIIIIIIII SIIIIIIIIIIIIIIIIIIII MI AMOOOOOOOOOOR le entró la flojedad –otro orgasmo- mientras mi aparato permanecía firme dentro de ella, empecé el movimiento, ella abrió los ojos y la boca, no dijo nada, frunció el seño, me apretó desde las nalgas, mis movimientos son potentes mi duro pene hacía un trabajo impecable que ella gozaba plenamente, sacudía su cuerpo maravilloso, se corría el sofá, ella hablaba de la ricura que tenía dentro de si….. de cuanto le gusta… METALO FUERTE MI AMOR, ASIIIIIIIII QUE LINDOOOO…….. QUE RICO……. HIJO MIO ME HACES MUY FELIZ tuvo otro orgasmo, me contuve en el fondo de su vagina sentí como un embudo tomaba mi órgano y lo succionaba, que placer mamááááááá…. Nunca sentí tanto gusto de hacerlo con ninguna mujer madre, eres lo mejor.
Seguí dándome mi amor…… me gusta tanto que no quiero que termine que acabe esto, que ricura sentir semejante alegría en mi cosita hijooooooooo da-meeeeee seguí dándome mi cuerpo ya no resistió y comenzó a descargar gruesos chorros de semen para placer de ella..aaaaaaaaaaaaajjjjjjjjjjjjjjjjjjj hhhhhh que placer sentir tu tibio semen en mi vagina MI AMOOOOOOOR…. se aflojó, me afloje quedé encima de ella mi cabeza entre sus senos, su entrepierna discurría liquido blanco que quedaba sobre su salto de cama y en la frazada, pero la cuestión era que mi aparato se resistía a ablandarse y ella miraba con un interrogante, hasta que pudo articular palabra y dijo
-que pasa mi amor……. Querés darme mas, dame cariño yo quiero…… recuperando fuerza comencé un nuevo bombeo ahora nos besamos apasionadamente ella que en un principio había abierto sus piernas delicadamente ahora por efecto de la pasión las había abierto como para una revisión vaginal, si hasta levantó sus talones y los ubicó sobre mis músculos, ya era una hembra siendo servida por un macho, no era una señora, así estuvimos unos minutos hasta que ella gritó…..GRACIAS DIOS MIO QUE COSA TAN RICA POR DIOS……. Y yo roncaba fuerte empujando con fuerza mis caderas contra su pubis.. así cogimos durante unos minutos, quedamos tendidos sobre la frazada, iluminados por la luz del televisor descansamos de nuestro primer agotamiento, ella se levantó fue al baño se limpio trajo una toalla húmeda y otro toallón, me limpio mis genitales con gran delicadeza y nos recostamos a descansar, ella me cubrió con su salto de cama subió sobre mi cuerpo me besó, me mostró sus tetas

Te gustan mi amor….. fueron, son y serán tuyas cuando las quieras como todo mi cuerpo, solo pido que me hagas gozar como hace unos minutos. Me besó y se aplastó sobre mi, quedamos abrazados sobre el duro piso, hasta que empecé a sentir el frío, se lo hice saber y nos fuimos a su cama matrimonial, estando acostados mimándonos, me levante desnudo fui a mi dormitorio y volví con una caja de alhajas estaba apoyada su cabeza sobre su mano, su codo quebrado sosteniéndola dijo
Que hermoso espectáculo el de un cuerpo masculino bien desarrollado mi amor… que lindo que sos… me acerque le mostré la caja se sonrió
Que me has traído amor……
Un anillo no vale para la ocasión, creo que esto es mejor --abrí el estuche y ella tuvo una exclamación de felicidad, - le puse en su muñeca izquierda una hermosa pulsera en oro platino y piedras preciosas. Este obsequio marca el inicio de nuestro encuentro como marido y mujer te tomo como tal, prometo hacerte feliz hasta la eternidad amada madre, en la efusividad del momento se besaron con lengua sin respirar, el aparato hizo acto de presencia entre las piernas de ella, ella dijo
-mi amor si quieres tener una agasajo matrimonial te ofrezco lo único que no ha sido ollado por otro hombre, es tuyo tómalo….
-no madre mas adelante puede ser, ahora estoy mas necesitado de tu vagina lentamente iba entrando dentro de ella que sonreía con picardía, facilitando la entrada abriendo mas sus piernas.

Apasionadamente vivieron hasta el fin de los días de Mabel que lo hizo a los 72 años gozando hasta dos noches antes de su infarto de corazón.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 110 veces

Diego mi lindo hermano el chico de mi primera vezCategoría: Gays

Por Alexander Cespedes | 2014-12-15 10:41:09 | 0 comentarios

Mi nombre es Alex y les contare como mi hermano llamado Diego y yo tuvimos sexo por primera vez.
Todo comenzó un domingo en la mañana hace ya varios años pues yo tenia 12 años (actualmente tengo 26) y Diego 19, mis padres iban a ir con mis hermanos y hermanas a la casa de unos tíos q viven a 2 horas en carro de mi casa, yo ese domingo no iría xq debía hacer unas tareas del colegio y mi hermano Diego se quedaría conmigo para acompañarme, así es q el domingo temprano mis padres y hermanos se fueron temprano pues cuando me levante a eso de las 9 am ya no estaban, solo mi hermano Diego y yo estábamos en casa, yo me levante y me fui al baño a cepillarme los dientes y lavarme la cara cuando mi hermano me llamó él estaba en el cuarto de mis padres, salí del baño fui hacia donde él y me sorprendí cuando lo vi acostado en la cama y tenia puesto solo unos bóxer (aquí debo describir un poco como eramos mi hermano y yo físicamente para ese tiempo, él tenia 19 años de piel blanca, pelo negro, ojos color miel con músculos bien formados por el gym y las piernas gruesas así como sus nalgas grandes y paraditas por que practicaba fútbol, de rostro lindo como entre sexy y angelical y yo era igual de blanco q él pelo negro ojos café, labios rojos siempre los he tenido bastante rojos tenia el cuerpo de un niño en su ultima etapa ya pasando al cuerpo juvenil un poco mas ancho, mis piernas gruesas por practicar fútbol razón x la cual mis nalgas son grandes y firmes) verlo así me sorprendió xq no acostumbrábamos estar semi desnudos en casa, no lo había visto nunca en bóxer aunque debo confesar q desnudo si lo había visto, pues en ocasiones me asomaba por encima de la pared del baño cuando el se bañaba y cuando se masturbaba viendo unas revistas porno, él me dijo "hay jugo de naranja y sándwich en la cocina, come y ven a ver la tele conmigo, deja la tarea para luego, yo te ayudo", así es q fui a comer mientras q cierta curiosidad por ver a mi hermano así me causo una erección modesta, termine de comer y me lave los dientes nuevamente y fui al cuarto de mis padres, ahí estaba mi hermano acostado boca arriba y ahora le pude ver en su bóxer el bulto q causaba su pene semi erecto, me senté en un mueble y ya ni me acuerdo q estaban pasando en la tv, solo pensaba en mi hermano, él me dijo "ven acuestate aquí conmigo en la cama, así estarás mas cómodo" yo me subí a la cama y pude ver q tenia unas de las revistas porno con las cual se masturbaba entonces me dijo "agarra una para q veas como son las mujeres desnudas y para q veas como son los hombres grandes desnudos también" yo agarre una y fui hojeando con cierta pena pero con ganas de hacerlo y siguió diciendo mi hermano "aunque hombres desnudos ya has visto, por que me he dado cuenta cuando te asomas por encima de la pared cuando me baño y cuando me masturbó" me asusto q el supiera de eso y con vergüenza empecé a pedirle disculpas pero él inmediatamente con su dedo índice me toco los labios para callarme y decirme "tranquilo, no hay problema es normal q pase, pero nadie debe saberlo xq no te entenderían y se burlarían de ti" eso tenia lógica y siguió diciendo "pero para q estemos igual yo también debo verte desnudo y ver como te masturbas" eso me calentó mucho y con la cabeza le dije q si, me quite la franela y el short y me quede en bóxer igual q él, me quería quitar el bóxer pero tenia pena y eso lo pudo notar él, pues me dijo "hagamos algo tu me quitas el mio y yo te quito el tuyo" esa idea me gusto así es q arrodillados los dos en la cama empecé a bajarle su ropa interior, agarre sus elásticos de la cintura y poco a poco fui bajando hasta q se le podía ver el bello púbico q lo tenia recortado y el pene desde donde empieza hasta la mitad del tronco, eso me iba gustando mas y mas me le quede viendo el pene y el me toco el rostro y me dijo "termina para q lo veas completo se cerquita" yo termine de bajarlo hasta las rodillas, podía oler ese pene lindo de unos 17 cm igual de blanco q él pero rosado en la punta con un gran glande y testículos grandes, me encantaba verlo tan cerca, ahora el me comenzó a bajar los mios mas rápido q yo, mi pene salio totalmente erecto, para ese entonces uno 11 cm y me sonrió y dijo "esta grandecito para tu edad y se ve q te gusta esto q esta pasando igual q a mi por que los tenemos duros y parados" e instintivamente le agarre su pene y él el mio, fue cuando me dijo "ahora debes masturbarte para mi, pero hagamos igual q con los bóxer yo te masturbo a ti y tu a mi" eso me calentó todavía mas nos acercamos mas y nos besamos los labios nos terminamos de sacar los bóxer y nos acostamos con nuestros cuerpos pegados besándonos con ternura, mitad cariño y mitad lujuria, él abrió sus piernas y yo quede encima de una de ellas agarrándole su pene con mi mano derecha y él el mio con su izquierda y empezamos el sube y baja propio de la masturbación masculina, así duramos un rato ninguno eyaculó pero teníamos nuestros penes lo mas erecto posible paramos cuando él me dijo " te voy a hacer algo q te va a encantar" me puso en cuatro y comenzó a tocar y besar mis nalgas y acariciarlas con su rostro hasta q me abrió las nalgas y paso su lengua por mi rajita, eso se sentía maravilloso un cosquilleo por todo el cuerpo me recorrió y hasta empecé a gemir y decir "rico mmmm rico" me seguía lamiendo el ano y besaba mis testículos nalgas y espalda, era muy excitante todo eso, él no aguanto mas y me dijo "quiero meter mi pene en ti y q disfrutes de mi pene y yo disfrutar de tu colita, me dejas meter mi pene en ti?" me encanto q me dijera eso y sin pensarlo moví mis nalgas mostrándole toda mi rajita y le dije "Diego, te quiero y me gusta todo lo q estamos haciendo toma mi colita y has lo que quieras con ella" eso obvio q lo ecxitó todavía mas y me dijo "Alex, también te quiero y quiero q disfrutes de mi pene y de mi tanto como estoy disfrutando de ti ven y besa mi pene y lamelo, chupalo metetelo en la boca mi, pene es tuyo para q lo disfrutes y te diviertas con él" rápido bese la punta de su pene y quedo en mis labios el liquido preseminal tan sabroso, comencé a lamerle la cabeza a meterme su pene en mi boca hasta donde podía era rico sentir su hermoso pene llenar mi boca ese sabor y olor tan cautivante, mientra yo disfrutaba con su pene me empezó a meter su dedo índice en mi anito hasta q lo metió completo y hacia movimientos circulares eso me dolió un poco al comienzo pero luego ya no y sentía rico como disfrutaba mi ano así fue metiendo otro dedo y otro dedo hasta q ya me había dilatado con cuidado y con cariño, me dijo "ya tu colita esta preparada para q disfrutes de mi pene" me puso una almohada debajo para q mis nalguitas quedaran mas paraditas y fue metiendo su cabeza en mi rajita hasta q la metió completa me beso el cuello y me dijo " ahora poco a poco te lo iré metiendo, si te duele avisa para q pare" así me doliera no le iba a avisar era hermoso sentirlo dentro de mi lo fue metiendo aproximadamente en 2 minutos ya estaba todo dentro de mi y me susurro al oído "q rico tienes el culito te voy a empezar a dar mas duro y rapido" yo le respondí "metelo mas Diego no me sueltes" y empezó el mete y saca y a bombearme sus 17 cm de placer, sentía como su pene penetraba mi colita hasta q sus testículos tocaban mis nalgas para luego sacarlo hasta la punta para volverlo a meter así duramos unos 10 minutos y me dijo "voy a acabar pero quiero q te tragues mi semen" yo le dije q si y me saco su pene y yo lo lamia mientras el se masturbaba para acabar, en 12 segundos mas o menos me lleno de su exquisito semen tres chorros salieron de él, el primero cayó justo en mi boca y lengua el segundo en mi nariz y labio superior y el ultimo en mi barbilla me dijo "tomatela toda te va a gustar" y me acercaba el semen q me había caído fuera de la boca con su pene hasta la boca para tragarme todo, le limpie con mi lengua su pene q todavía tenia semen y le di una ultima chupada así como un beso en su puntica ya un poco flácida, nos acurrucamos el detrás de mi abrazandome desnudos descansando del trajín del sexo, ese día tuvimos relaciones sexuales otra vez y lo seguimos hicimos por 2 años mas, espero contarles otra de mis experiencias con Diego mi lindo hermano el chico de mi primera vez.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 113 veces

Mi primo me enseñó a masturbarmeCategoría: Gays

Por andresvergara | 2014-12-15 07:46:10 | 0 comentarios

hola soy Andres, actualmente tengo 21 años, piel trigueña., soy delgado y en general tengo buen cuerpo, además de ojos y cabello negro; Este es mi primer relato, espero que lo disfruten.
La historia que voy a contarles sucedió cuando apenas tenia 9 años, vivía al lado de la casa de mis tíos, y siempre estaba jugando allí; un día en la mañana, mientras estaba allí, mis tíos salieron a trabajar y me quede solo con mi primo Esteban de 12 años, que al igual que yo tiene piel trigueña.
Como era tan temprano, ninguno de los dos se había bañado y el me dijo que si quería bañarme en su casa, lo que yo acepte, porque en mi casa no había agua caliente, pero en la suya si, por eso fui hasta mi casa por ropa limpia y volví.
Cuando llegué, él me pregunto que si no me molestaba que se bañara con migo,a lo cual yo respondí que no, pues era normal bañarse entre primos, o al menos lo sería hasta ese día.
esteban entró primero al baño y me invito a pasar, a lo que yo accedí sin problema, ya estando dentro, cerramos la puerta y nos quedamos en boxers, recuerdo que él tenia unos azules con dibujos de perritos y yo tenia unos verdes; ya antes había visto otros hombres en ropa interior, por lo que no me pareció extraño, sin embargo, antes de que entrara a la ducha, él dijo que tenia muchas ganas de orinar y y se sacó el pene por encima de los boxers y empezó a orinar, yo nunca le había visto su miembro, así que me quede mirándolo mientras lo hacía.
cuando terminó,se percató de mi mirada y me pregunto que si acaso nunca había visto uno, y yo ignoré la pregunta y le dije que mejor nos bañáramos´así que abrí la puerta transparente de la ducha y entré, pero él me dijo que no me debía bañar en ropa interior, pero yo respondí que sentía vergüenza de estar desnudo ante otra persona, a lo que el contestó que no debía sentirme mal porque eramos primos y que para que me diera mas confianza, se bajo sus boxers, por lo cual yo no encontré inconveniente en quitarme los míos.
Mi pene era un poco mas pequeño que el suyo, y estaba muy flácido, pero el suyo estaba algo diferente,ya tenia los primeros vellos saliendo y parecía duro, por lo que le pregunte que porque el mio no era así y ,él me explico que era debido a la edad y que por eso el suyo era mas grande, pero que si quería el me iba a enseñar como hacer que se me pusiera duro como a él, lo que yo acepte complacido.
Así que mi primo retrocedió un poco y me dijo que hiciera lo mismo que él, primero empezó a sobarse un poco, mientras yo repetía lo mismo, cuando notó que ya lo tenia algo duro me dijo que me lo agarrara firmemente con la mano derecha, lo cual yo hice inmediatamente, y luego empezó a sacudirlo de adelante hacia atrás rápidamente, lo cual no pude igualar, porque yo lo hacia lento, por lo que él me dijo que debía hacerlo mas rápido para que se sintiera mejor.
Por mi parte, experimentaba un placer que no había tenido nunca antes en la vida, y continuamos así por un rato, y en un momento el paró y pude ver que le salia un poco de liquido blanco de su pene, por lo que le pregunte de que se trataba y el me dijo que era semen y que le salia a los hombres cada vez que se sobaban el pene, por lo que yo empece a hacerme mas rápido para que a mi también me saliera, pero al no salirme le pregunte por qué y él me explico que para eso faltaba algún tiempo, que yo aún era muy chico y me pidió que no le contara a nadie lo sucedido.
Después de un rato de jalarmela, y con el pene rojo de tanto movimiento, sentí una electricidad que recorría mi espalda y un placer inimaginable. Finalmente Estaban entro a la ducha y la abrió, ambos nos duchamos y nunca contamos esto a nadie.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 62 veces

En el Rancho...Categoría: Gays

Por usa-chan | 2014-12-14 23:52:01 | 0 comentarios

Crecí en la ciudad, más exactamente en la capital del estado. Sin embargo, mis papás me mandaban cada verano desde que tenía 10 años al rancho de mis abuelos, a unas 3 horas de la capital. El lugar era muy bonito: grande, con una extensa área de campo abierto; había una gran caballeriza con al menos 20 caballos pura sangre y un par de yeguas de cría. La casa estaba un poco alejada, y rodeada por hermosos árboles frutales que eran la adoración de mi abuela.

En ese entonces, yo ya comenzaba con indicios de mi despertar sexual, recuerdo que a los 11 años veía como los animales copulaban para la crianza, ver a esos sementales enormes y fuertes montar a las yeguas era impresionante y un calorcillo se alojaba en mi vientre cada que presenciaba un acto así.

Había varios trabajadores en el rancho, entre ellos obviamente el capataz, Gerardo, alias “El Rubio”, tenía un porte impresionante, era joven, pero aún así contaba con el respeto de todos en el lugar. Era un hombre alto, de espalda ancha y cuerpo fibroso, tenía unas piernas gruesas que hacían que lo viera embobado cuando montaba algún semental. Era muy masculino, con una barba cerrada muy tupida que recortaba finamente, con una tez blanca pero que se encontraba tostada por el sol, recuerdo que al principio cuando tenía entre 10 y 11 años El Rubio apenas y me miraba, yo era el mocoso hijo de los patrones que llegaba de visita y al que había que enseñar a montar. Pero el verano cuando cumplí 14 años las cosas empezaron a ser diferentes.

Yo ya sabía que me interesaban mucho más los hombres que las mujeres, y de todos los hombres que podría ver allí, el capataz era el que más llamaba mi atención. Podía pasar horas viendolo trabajar al sol, observando como las gotas de sudor escurrían por su rostro, y en aquellas ocasiones en que se quitaba la camisa por el calor, veía como éstas escurrian a lo largo de su pecho ligeramente cubierto de vello. No era un oso, pero sí un hombre muy masculino, con vello en el pecho, los brazos y las axilas, al igual que en las piernas. Un día durante esas observaciones él se había quedado solo reparando una de las cercas del rancho, y me descubrió detrás de un árbol viendolo no muy lejos, mis hormonas estaban descontroladas por lo que había comenzado a verlo más a menudo sin cuidar mucho que lo notara. Ese día, imagino que por estar solos, él me sonrio y me guiñó un ojo. Por supuesto yo me puse rojo y no hice otra cosa mas que correr lejos de ahí y meterme como el adolescente que era al cuarto directo a masturbarme furiosamente con su imagen.

Dos días despues entre a las caballerizas y él estaba allí solo. Acababan de irse todos a comer, y yo me había salido con el pretexto de ver a una de las yeguas que estaban preñadas. Él estaba cepillando a uno de los sementales cuando me vio. Me recorrió de arriba a abajo, debo decir que yo no era muy alto, medía si acaso 1.60, era delgado, y comenzaba a tener ciertos rasgos un tanto afeminados, mi cabello lo llevaba algo largo y mi culo era respingado, además la adolescencia mostraba que no iba yo a tener mucho vello corporal y mucho menos facial. Entre silenciosamente y me acerque a la yegua mientras él cepillaba al semental, tan nervioso estaba que ni siquiera note cuando él se acercó y se puso detrás de mí hasta que ya tenía su boca en mi oído...

¿Te gustan mucho los caballos verdad?- me dijo con una voz baja
Sí. Son animales fascinantes, muy grandes y...poderosos- todo eso lo dije sin voltearme, solo encogiendome un poco al sentir su aliento
¿Poderosos? Si, tienes razón, solo un animal poderoso podría montar bien a una yegua como esa...porque, una buena yegua necesita ser dominada, ¿no lo crees, precioso?- Cuando dijo eso sentí como el aire escapaba de mis pulmones, no sabía que contestar, estaba muy nervioso...
Sssí, sí claro. I-i-imagino que se necesita fuerza ¿verdad?-
Claro, un buen semental debe ser fuerte para coger a su hembra, tomarla bien fuerte - y como si quisiera ejemplificarlo puso sus manos en mi cadera y la sostuvo firmemente- necesita enfilarse bien detrás de ella- y se acerco unos pasos más a mi espalda, enseguida sentí su pecho recargado y algo duro rosarse en mis nalgas, mientras él seguía hablando suavemente a mi oído- para después de una estocada montarla y llegar lo más profundo que pueda con su herramienta- ante esto sentí un empuje de su cadera contra mi culo. Yo seguía sin moverme pero había cerrado los ojos
Y ¿qué necesita una hembra para... para atraer al semental?-
Bueno, eso depende, pero...lo más importante es que esté dispuesta. La hembra debe saber cual es su lugar, estar preparada para que el macho la monte cuando quiera y donde quiera- Su aliento era caliente, y poco a poco su agarre en mis caderas fue asendiendo a mi cintura y no pude evitar soltar un gemidito bajito, casi de dolor...
Y dime precioso, ultimamente he notado que la pasas fuera de la casa de los patrones, ¿se te perdió algo por aqui? ¿buscas...algo? Dime lo que quieres hermoso...tal vez yo puedo ayudarte a...conseguirlo...
Su agarre seguía siendo firme, y yo no sabía que contestar, sabía que sino le decía nada en ese momento, la ocasión tal vez no se diera otra vez y yo no estaba dispuesto a esperar hasta el próximo verano para ver si pasaba algo. Así que tomando impulso de no se donde me gire lentamente y lo mire con la cabeza inclinada y apenas subiendo la mirada un poco, una pose por demás sumisa.

El labio me temblaba cuando le dije con la voz baja y lo más tranquila que pude lograr ante mi ansiedad:
Yo...yo...quiero...quiero saber que se siente...- Ante mi declaración él sonrió y quiso hacerlo aún más difícil para mi, cosa que con el tiempo aprendí, solo lo exitaba más...
¿Que se siente qué precioso?, dimelo claramente...-
Quiero...quiero saber qué sienten las yeguas cuando...cuando son montadas- no era posible que estuviera más rojo del a vergüenza, mi cara se sentia caliente de la pena que estaba pasando.
O sea que tu quieres...-
Quiero un semental que me domine...por...por favor yo quiero...- las lágrimas comenzaron a acumularse en mis ojos sin yo poder evitarlo
Sssssh, tranquilo precioso, debes aprender a pedirle a tu macho las cosas, sino no será posible que las obtengas ¿entiendes?- todo lo dijo pasando una mano por mi rostro acariciando mis mejillas, de una manera dulce. - Cuando te pregunte algo, debes contestar Sí papito, has entendido?-
Sssí, sí pa-pa-papito- Yo estaba casi en shock no podía creer que ese macho tan viril me estuviera a punto de mostrar lo que yo tanto quería
Ese es mi niño...muy bien, ahora voy a hacerte unas preguntas y quiero que las respondas sinceramente... ¿Haz estado con alguien antes hermoso?-
No, no papito-
Bien...¿Te has explorado tu sólo? ¿Alguna vez te has metido algo en ese culito?-
Nnno papito, una vez lo intenté pero me dolía mucho, lo intenté con una zanahoria-
Mmmmm eso quiere decir que debes estar bien cerradito. Pero no te preocupes ya lo solucionaremos, la primera vez que te coja probablemente te dolerá mucho, pero ya veraz como lo disfrutas después...dime, ¿eso quiere? ¿quieres que te rompa ese culo hermoso que te cargas, mi niño? ¿Te gustaría que mi pene entre por ese agujero? ¿es lo que ansías?
Sssí, sí papito...-
Sí qué?-
Sí quiero que me cojas- y sin previo aviso unió sus labios a los mios. Sentía su lengua por toda mi boca, había entrado violentamente dándome con sorpresa. Su barba raspaba mi barbilla ligeramente, y yo sentí como poco a poco mi pene comenzaba a levantarse, de hecho unas gotitas se comenzaban a deslizar desde la punta, era demasiado sentir a un macho, ese macho que tantas veces habia visto e imaginado me estaba besando. Y así de rápido como empezó así se termino separandose él de mi boca pero sin dejar de sostenerme de la cintura.
Muy bien lindo, muy bien, quiero que me digas lo que quieres que te haga exactamente-
Quiero que me cojas papi, quiero que azotes mi culito y lo penetres con ese hermoso pene que tienes, quiero que me llegues bien profundo, muero por escuchar como tus huevos pegan coontra mi culo y sentir tu peso sobre mi cuando me tomes como un semental toma a su yegua- yo estaba en extasis con los ojos cerrados imaginando eso, esa era solo una de mis tantas fantasías
Sabía que te gustaba la verga hermoso, lo note desde que te trajeron por primera vez al rancho, eras un morrito de 10 añitos pero te veías tan dulce y apetecible, que te habría tomado en el campo si te hubiera encontrado solito- La respiración de El Rubio era cada vez más rápida- Quiero aprobechar mucho contigo hermoso, quiero enseñarte a mamarla y a que te tragues mi leche, pero eso será después, ahora lo importante es abrirte ese culo, tumbate al fondo, en el corral vacío junto a la yegua preñada...

Yo casi corri en cuanto me dejaron de temblar las piernas, no entendía como era posible que fuera a pasar eso. Me metí en el corral y vi que estaba lleno de paja, sin pensar me desnudé, quería que mi macho me encontrara igual de dispuesto que una yegua con su semental, moría por sentir sus manos sobre mi piel y poder observar lo que apenas y había sentido con su golpe de caderas en mi culito.

Él llego poco después y al verme desnudo sus ojos brillaron...
Pero mirate, si eres toda una hembra en celo, no pudiste esperar a que yo te quitara los trapos vdd?- y acercandose a mi me volteo y con violencia me arrojó sobre el suelo
Papi yo...- y mis palabras se vieron interrumpidas por el dolor. Había soltado un fuerte golpe en una de mis nalgas- Aaaah!!!-
Esto precioso...te enseñará a hacer las cosas solo cuando se te ordenen ¿entendiste?- y su mano se estrelló con mi otra nalga-
Sssí, sí papito, perdoname... Aaaah!!Nnno, no, no volverá a pasar- Después de una serie de golpes mi culo ardía, y una lagrima comenzaba a escurrir, creí que lo había arruinado todo, sin embargo El Rubio se agacho e inesperadamente comenzó a lamer suavemente mis rojeces
Ssshh, no llores hermoso, ya iras aprendiendo, mírate, tu culo parece ser dos manzanas rojas, hermosas, grandes y brillantes por mis lamidas, ¿te gusta esto lindura?
Siiii papito, por favor, te lo ruego, sigue, sigue...¡AAAAAAAAH DIOOOOS!- El Rubio metió su lengua en mi agujero, la metio así hasta el fondo de una sola arremetida, y comenzó a deslizarla dentro y fuera, mi cabeza daba vueltas....- ¡POR DIOS! ¡POR DIOS! ¿QUE ESTAS....? OOOOOH PAPIIIIIII SIIII QUE RICOOOOOOOOOO-
Hoy no habrá preparacion lindura, estoy demasiado duro ya, además creo que te gustará más y quiero que sientas durante días en tu culo tu primera perforación.
Sí papito, lo que tu digas y mandes, pero por favor, necesito sentirte dentro...
Y lo harás hermoso, recuestate así boca abajo y trata de relajarte, quiero que con tus manos tomes tus nalguitas y me muestres ese precioso agujero que llenare con mi leche

Yo ya no sabía que hacía, solo me tire y jale mis nalgas como él me había dicho. Mi macho se apoyo sobre mi, lo senti en mi espalda y mientras se apoyaba con una mano al costado de mi cabeza, con la otra enfiló su pene y me dejó sentir la punta que resbalaba con los escupitajos que esparcía por ella
Sientes eso hermoso? es la punta de mi verga, esta lista para ti, pidemela chiquito, pideme que te coja
Por favor papito, te lo ruego, no aguanto necesito sentirte, necesito...- y en ese momento empecé a llorar, era una desesperación enorme lo que empecé a sentir dentro de mi cuerpo, no pensaba nada, no registraba nada, ni el tiempo, ni el clima, ni nada, solo tenía una necesidad enorme por sentir mi agujero penetrado-
Muy bien hermoso quiero que tomes aire profundamente y cuando te diga lo sueltes ¿entendiste?
Sí papito
Bien, toma aire...ahora sueltalo lentamente

Y en ese momento cuando comence a soltarlo, El Rubio, ese macho que tantas veces había visto tan viril, fuerte, lleno de vitalidad, con el que tantas veces me había masturbado, dejó ir su herramienta muy profundo dentro de mi. A mi se me fue la voz, ni siquiera pude gritar, solo senti un dolor muy profundo y todo se quedó en blanco...hasta que mi macho comenzó a lamerme la oreja y a dar besitos por mi nuca. Al parecer perdi la conciencia por el dolor un par de minutos...

-Bien chiquito, eres un campeón, vamos...regresa poco a poco hermoso...- yo comenzaba a reaccionar, y un dolor agudo senti en mi culo en cuanto percibi un ligero movimiento de su pene
Bien hermoso, bien. Voy a moverme chiquito, y ya veras como poco a poco te acostumbras- y así comenzó...
Ppaa-papi...yo...dios, estás, estás dentro de mi...te siento- yo lloraba profundamente, grandes lagrimones se deslizaban por mi rostro y se fundian con mi saliba, no dejaba de babear el piso- Papito...siento, te siento...
Sientes mi verga hermoso? Siento como se mueve dentro de ti, dentro y fuera nene, perforándote, ¿te gusta?
Siiiiiiiii, siii, si me gusta papito,me encanta, dame más duro!! por favor, más rápido-
Si precioso, así, siente como te monta tu semental-
O DIOS SI!!!! SOY TU YEGUA Y TU ERES MI MACHO! DIOOOOOOOOS!! AAAAAAAHHHHHH!!!!!! PAPITO ME ENCANTA!!MÁS POR FAVOR!!!!
OOOh siiii nene, tu agujero me recibe tan bien, es tan estrecho, y te sientes tan húmedo, tan caliente, estoy dentro tuyo, a partir de ahora te montare cuando quiera y como quiera, porque eres una yegua que debe estar dispuesta para su semental- su respiración era muy agitada y sus huevos chocaban una y otra vez contra mí.
Siénteme nene, siente mi verga como palpita dentro de tu culo...te voy a preñar chiquito ¿eso es lo que quieres? quieres mi leche dentro tuyo?
SIIIIIIIII Sí papi!!! por favor, deja tu leche muy dentro de mi, necesito sentirla, oooooooohhhh siiiiii asíiiiii dioooos me vengo me vengo, no lo puedo evitar!!!
Así hermoso, vente, deja salir tu lechita, para que después sientas como me vacio dentro de ti
AAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHH!!! MÁS! MÁS! QUE RICO! QUE RICO!!!- el éxtasis era brutal, comencé a venirme a borbotones, y comencé a convulsionarme ligeramente
Sí si lindura, así, ahora yo, ahora yo...AAAAAAAAAAAAAHHHHHH SU PUTA MADRE!!!!- mi macho dio fuertes envestidas, y de pronto senti algo caliente inundar mi canal, fue como un disparador para otro orgasmo, así de sencillo, comence a convulsionarme y otra vez todo se volvió blanco...y me desmaye.

Cuando volvi en mi, seguía tirado en el corral. Me encontraba desnudo y lleno de sudor. La paja se me pegaba y mi cuerpo dolía mucho, sobre todo mis nalgas y el culo, oí unos pasos pero no fui capaz de moverme para esconderme, afortunadamente era mi macho.

-Hola lindura, veo que ya despertaste- su mirada estaba cargada de lujuria, y yo comence a sentir una repentina vergüenza, que logró que él soltara una carcajada- Precioso, eso es lo que más me gusta de ti. Pero es hora de levantarse, llevas desmayado casi media hora más el tiempo que estuvimos aquí no tardarán en empezar a buscarte. Los demás ya comenzaron a trabajar, así que no puedes quedarte mucho tiempo aquí, vamos, arriba!

Y sin más me ayudó a incorporarme, sin embargo me temblaban mucho las piernas y comence a sentir como algo escurría por ellas, cuando intenté ver lo que era, me espanté, era una mezcla rosa, entre blancuzca y roja...
-Tranquilo chiquito, esa es la prueba de que fuiste una buena hembra, es mi leche con algo de sangre por se tu primera vez y de una manera tan ruda, pero no te preocupes, la próxima vez tal vez no sea tan rudo- todo lo dijo con una sonrisa
-Pro...proxima vez?
-Claro pequeño. Ahora me perteneces y cada vez que lo necesites aqui estaré para darte la leche que tu culito tanto ansía- y se tomo el pene que se dibujaba por encima de la ropa que ya se había puesto. Yo me vestí bajo su mirada, me sentia como en un sueño, del cual desperté en cuanto atravesando las puertas de las caballerizas él me dio una nalgada antes de salir. Mi vida había cambiado enormemente, ese día fui follado y pronto aprendería mucho más sobre el sexo que tanto me gusta practicar, gracias a mi macho y otros dos trabajadores del rancho. Fue un gran verano...

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 77 veces