Los 10 relatos mejor valorados

cojiendo con mi amigo de 11

Hola a todos los lectores de relato...

QUÉ QUIERES QUE TE HAGA

Soy Santandereano y bien conocida e...

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTRO VERGA

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTR...

descocado por mi perro

Descocado por mi perro lobo Hola mi...

Estacionamiento

Hola espero que te guste esta histo...

me iso el amor un san bernardo

Todo comenzo hace un par de años c...

amigas por accidente

mi nombre es karina les cuento este...

YUYI

Mi nombre es Obdulia... Pero todos ...

Me encantan los machos heterosexuales...

Desde que era un niño, tengo memor...

Un Trío maduro...Poblano

Hola que tal, les contare algo que ...



Ultimos relatos


Boda ProhibidaCategoría: Gays

Por Dark Magician | 2014-08-25 23:47:16 | 0 comentarios

Aquella noche habíamos bebido mucho y he querido pensar que esa fue la principal razón de todo lo que ocurrió después. Aunque obviamente ya en este punto, esa no puede ser una excusa y mucho menos teniendo en cuenta todo lo que siento ahora.
Mi padre era un hombre sumamente hostil, serio y mandón. Las cosas que él decía se hacían porque sí y no había quién lo hiciera cambiar de opinión. En ocasiones lo detestaba, porque ese carácter me había hecho muy inseguro de mí mismo desde pequeño. Me regañaba constantemente, me hacía sentirme mucho más temeroso de equivocarme que feliz por haber hecho algo bien y ese sentimiento me acompañaba en todo lo que hacía. Nunca entendí por qué no había podido ser como los otros papás y acariciarme y protegerme como normalmente se hace con los hijos. No, él siempre fue diferente y ahora que yo ya tenía 16 años era un poco tarde como para que comenzara a cambiar.
Mi madre nos había abandonado ya muchos años atrás y no sabíamos nada de ella desde entonces y ni nos importaba. En casa, a pesar de la mala actitud de mi padre, mi hermana y yo crecimos y disfrutamos de nuestra mutua compañía. Hasta que ella se casó, esa misma noche en el que la vida comenzó a cambiar para mí.
Me dí cuenta de que a mi padre le pasaba algo desde el momento en que Laura, mi hermana, y su ahora esposo bailaban su primer vals. Él tenía una mirada que nunca antes le había visto, parecía querer llorar. Pero no me lo creía, mi padre era muy macho, de esos que nunca dicen lo que sienten y nunca lloran. Y por alguna razón, todo eso me encantaba.
Sí, mi padre siempre me había parecido atractivo, desde que me acuerdo. Nunca podía quitarle la vista de encima cuando salía del baño sin playera y notaba su cuerpo ejercitado por su trabajo, pues él era conductor de un camión que transportaba barrotes de madera y se la pasaba cargándolos para subirlos y bajarlos de él. Sus bíceps eran enormes y musculosos, al igual que sus piernas, y aunque no tenía un estómago plano sino uno con un poco de barriga por la cerveza y los refrescos, a mí me fascinaba. En ocasiones, sacaba su ropa sucia antes de echarla a lavar y la olía para sentir de cerca su aroma tan varonil que se quedaba impregnado en sus bóxers y sus camisas. Muchas veces me robé alguna prenda para llevármela a mi cuarto y masturbarme oliéndola y siempre conseguía venirme a chorros mientras imaginaba que mi padre estaba ahí conmigo, dándome todo ese amor que yo necesitaba tanto.
En ocasiones me sentía culpable por desearlo tanto, pero siempre me excusaba pensando en que él tenía la culpa, por ser tan idiota conmigo y nunca demostrarme ni aunque fuera un poco de cariño. Sabía que no me odiaba, pero parecía nunca querer demostrarme que yo era especial por ser su hijo, al contrario, se encargaba de hacerme sentir que no valía lo suficiente para serlo. Siempre me molestaba preguntándome por qué no tenía novia, por qué estaba tan flaco, por qué no hacía ejercicio o comía más para tener un “cuerpo de hombre” y no esa figurita escuálida de un mariquita y en ocasiones hasta me reprendía por no tener ni una piza de vello, a diferencia de él que mantenía una selva de vello en su pecho, brazos y piernas, cuando yo ni siquiera podía hacer nada al respecto. Me regañaba por usar pantalones tan ajustados, pues decía que parecía querer que me miraran las nalgas como si fuera una puta, y que los hombres no hacían eso. Pero yo los usaba de adrede porque me encantaba que me miraran las nalgas. Y sobre todo, porque quería que él las mirara.
A pesar de todo, mi hermana y yo lo queríamos mucho, yo tal vez un poco más de lo que debería y aunque él nunca nos lo decía, estaba seguro de que sentía lo mismo. Aquella noche, durante la boda pude comprobarlo cuando su mirada se posaba en su hijita que ya se le iba de las manos para hacer su vida. Mi padre siguió bebiendo toda la noche y nunca se levantó de la mesa más que para bailar una vez con mi hermana e ir al baño. Y al terminarse la fiesta, me dijo que me subiera al coche.
Yo también había tomado, ya que él siempre me daba una cerveza cuando tomaba en la casa o íbamos a algún lado, esa era su forma de incluirme a su mundo porque eso era lo que “los hombres hacen”, según él.
A mí no me agradaba mucho el sabor de la cerveza, pero no me gustaba discutir con él y menos cuando ya estaba borracho, así que acepté sin más y también se me subieron un poco las cervezas. Uno de mis tíos se oreció a llevarnos porque ambos estábamos muy borrachos como para manejar y al llegar a casa y cruzar el umbral. Mi padre trató de cerrar la puerta y se cayó al suelo. Un poco asustado, me agaché para levantarlo y vi que él se reía, ahí tirado en el suelo mientras me decía “me caí, hijito”. Una sonrisa se me escapó de la cara. “Hijito”, nunca me llamaba así.
Le dí mi mano para ayudarlo a levantarse, pero en eso, con una fuerza increíble me jaló hacia él y le caí encima. Nuestras caras quedaron muy juntas y él me miraba fijamente con esos ojos tan cafés que siempre me hipnotizaban. De pronto sus brazos estaban rodeando mi delgada figura. Se veía tan galante con su traje negro, esa barba bien delineada y sus gruesos labios entre abiertos. Y de la nada, empujó mi cara contra su pecho y me dio un reconfortante y cálido abrazo. El primero que podía grabar en mi mente. Sus manos recorrían suavemente mi espalda y las mías estaban posadas en su frondoso pecho. Nunca me había sentido tan protegido y amado en mi vida. Y sin quererlo, comencé a tener una erección que no tenía idea de cómo no hacer notar. Además, podía sentir como la respiración de mi padre cambiaba lentamente y se hacía más y más rápida mientras que un bulto duro palpaba mi pierna derecha. Fue entonces cuando sus manos, bajaron cada vez más por mi espalda hasta llegar a mi par de nalgas y ambas fueron apretadas por sus inmensas y varoniles manos.
En ese momento, levanté la mirada y lo miré fijamente, sin apartarme mucho de él y moviendo su cabeza hacia adelante, acercó sus labios a los míos y comenzó a besarme. El sentir su barba tocar mis labios, hizo que mi erección se saliera de control y mientras yo tocaba su cara con ambas manos, él tenía una en mi nuca para evitar que me apartara y la otra acariciaba mi culo con gran deseo. Lentamente sentí su lengua chocar con la mía y juguetear dentro de mi boca, su mano seguía apretando mi culo hasta que de pronto se sentó sin dejar de besarme.
“Mijo, me gustas un chingo. Siempre esperé el momento en el que viviéramos tú y yo para poder estar contigo” –me dijo. “Ya no hallaba cómo hacer para que no te acercaras a mí hasta que pudiéramos hacer esto sin que nos molestaran”.
No podía creer nada de lo que escuchaba y tampoco me pude imaginar desde cuándo mi padre estaba interesado en mí.
“Tú también me encantas, papá” –le dije, esbozando una sonrisa y tocando sus brazos y abrazándolo columpiándome en su nuca para seguir besándolo.
“Mi amor, quiero que seas mi esposa. ¿Te casarías conmigo?” –me dijo.
“¡CLARO QUE SÍ!” –le contesté sin pensarlo.
Entonces me propuso algo, en su cuarto tenía guardado el vestido de novia de madre, el cual seguramente me quedaría perfecto pues yo tenía exactamente su misma figura… aunque sin sus senos, obviamente. Me dijo que me lo pusiera y me arreglara lo más rápido que pudiera, que él me esperaría ahí en la sala. Yo encantado, subí al cuarto y comencé a arreglarme lo más rápido que pude, viendo que el vestido me esperaba encima de la cama. Él lo sabía y ya tenía todo preparado.
Me veía divina, no podía creerlo. Estaba a punto de casarme con mi papá y me encantaba la idea. Como ropa interior, me había puesto alguna de la lencería que mi hermana dejó olvidada y al bajar las escaleras, los ojos de mi padre se iluminaron. Se acercó y me dio un gran beso para después decirme que yo era la novia más hermosa de todas y que él prometía hacerme muy feliz a su lado.
Después de decirnos los votos, nos besamos, dándonos nosotros mismos la bendición de Dios. Y luego, él me tomó entre sus musculosos brazos y me llevó escaleras arriba, a su cuarto que ahora era nuestro. No me soltó hasta posarme ligeramente en la cama y no dejaba de sonreírme.
“Ahora sí tendrás todo ese amor que nunca te dí, hermosa”.
Mi padre se comenzó a desvestir, quedando solo en bóxers frente a mí. Yo estaba excitadísimo mientras él se acercaba y metía sus manos debajo del vestido. Me sentó en sus piernas y comenzó a besarme como antes. Me quitó el velo y entonces besó mi cuello, pasando su lengua por todo lugar que tocaba y yo gemía al sentir su barba recorriéndome todo. Cuando menos lo esperé, ya me había quitado el vestido y ahora me tenía debajo de él, solamente en la ropa interior de mi hermana.
“Eres una nena hermosa” –me dijo mientras me quitaba el sostén y besaba mis tetillas, tratando de succionar la leche inexistente que pudieran guardar.
Yo acariciaba su espalda y su cabello, mientras me retorcía del placer que me causaba todo aquello y luego me dio la vuelta, me quitó las bragas y las arrojó lejos. Se subió encima de mí, y así pude sentir el enorme calor que su cuerpo irradiaba, su sudor y los vellos que rozaban mi lampiña piel. Él apretaba mis nalgas para luego dividirlas y comenzó a comerse mi ano. Moviendo su lengua por todas partes, llenándome de un deseo irrefrenable por tenerlo dentro de mí.
“¡Ya cógeme!” –le grité en total desesperación.
“Aquí se hace lo que yo digo”, me respondió antes de morderme una nalga y darme la vuelta.
Acercó su velludo miembro a mi boca y me dijo: “Mama toda la leche que tiene papá para ti”.
Sin dudarlo, comencé a succionarlo todo, me sorprendía mi agilidad para hacer que me entrara sin atragantarme. Ese trozo estaba muy grueso y delicioso que sentía que me iba a venir yo de seguir comiéndomelo. Cuando ya estaba bien mojado, tomé su tronco con una mano y comencé a masturbarlo mientras mi boca seguía disfrutando de la deliciosa cabeza de su pene. Él gemía y jugaba con sus tetillas a la vez que me acariciaba la cabeza. En eso pude sentir como su pene se ponía todavía más duro dentro de mi boca, él me empujó hacia atrás y me dijo: “cambio de planes”.
Me puso en cuatro y lanzó un escupitajo a mi hoyito, que ya de por sí estaba deseoso de recibirlo dentro de mí. Y así, de un momento a otro, su grueso trozo de verga entró a través de él, haciéndome lanzar un grito que él ahogó con un beso. Yo intenté soportarlo y mientras él exploraba con su verga mi interior, el dolor se fue mitigando dándole lugar a un placer inconcebible.
“¡Ay, tus nalguitas están deliciosas, mi amor! ¡Papi te va a dejar toda su lechita dentro!” me gritó mientras seguía cogiéndome como un animal salvaje y yo sentía como la temperatura en mi ano incrementaba y su pene se ponía más duro y grueso en mi interior. No quería que se detuviera nunca.
“¿Quieres que te embarace, preciosa? ¿Quieres que papi te haga un hijo?”
“¡Sí, por favor!” –le respondí, gimiendo como una puta en celo.
Sus manos sobre mi cadera me apretaban más y más mientras sus movimientos se volvían más feroces y una vibración recorría todo mi cuerpo, haciendo que me estremeciera y sintiera un cosquilleo delicioso en mi verga. Él se acercó a mi oído y me gemía mientras me decía que le encantaba mi culo, que era la mejor mujercita que pudo haberse cogido y que quería que fuera su esposa por siempre. Yo aceptaba todo, le dije que lo amaba, que mi cuerpo era suyo por siempre.
Entonces sentí un ardor en mi ano y él no pudo evitar gritarme en el oído mientras su lechita inundaba mi interior y mientras escuchaba sus gritos de placer, mi pene dejó salir lo suyo también. Mi padre disminuyó sus movimientos hasta que se vació y dándome besos en el cuello y en la espalda, nos acostó en la cama y permanecimos ahí, abrazados. Yo tenía mi cabeza recargada en su velludo pecho y él me rodeaba con un brazo. Me besó y me dijo que me amaba, que nunca me dejaría ir y que quería que fuera su esposa a partir de ese momento. Se disculpó por sus torpezas de antes y prometió compensarme todo el tiempo en el que no me demostró afecto. Yo lo perdoné y ahora soy su mujer. Él llega a casa del trabajo solo para desvestirme y hacerme suya en la habitación o en cualquier otro lugar y yo disfruto de mi hombre siempre, deseando ser la mejor esposa que él pudiera tener.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 52 veces

Me dejo muertoCategoría: Sexo Maduras

Por cacho | 2014-08-25 09:49:03 | 0 comentarios

Mi gecina tiene 61 años y su marido 62. Toda la vida la vi como una familia normal, sus hijos fueron alumnos mios(55). Ella de es estatura normal 1,70m, morocha, ojos, marrones y muy charlatana.
Pero voy a los echos, en la familia habia un gran secreto que nadie sabia hasta que un dia hablo su hija y confeso a sus hermanos y madre que siempre habia sido abusada por el padre. No se como fue pero el tema fue noticia en pocos dias en todo el barrio.
Yo 3en particular senti una gran pena por la hija pero una gran bronca por su padre. Tambien se comentaba que la madre sabia algo y se callo. Esto tambien me llevo a que no la saludara porque me deba mucha bronca.
Un dia vpoy a salir en mi auto y ella estaba cerca, me saludo y la salude sin pensar en el tema
. Ella se acerco y me dijo:
-que sucede que no me saluda vecino?
-mira solo que hoy lo hice sin darme cuenta, pero vos sabes que siento bronca por todo lo que se comenta
-comentarios, pero cuando vos quieras te puedo explicar todo
-pues te espero esta tarde en donde quieras y me contas
bien, a las 15 hs en la esquina de ....
-ok te espero
A la hora prometida yo estaba, ella llego abrio la puerta del auto subio y dijo:
-vamos lejos
-a algun lugar en especial?
-donde quieras
donde yo quiera?
-si si eso he dicho
Asi que sali rumbo a la ruta y me acerque a un Motel
-te par4ese que podemos hablar aqui adentro?
-si, no esta mal
Ingresamos, ya en la habitacion me acerque a ella, frente a frente, la tome de la cintura y le dije:
-me cuentas ahora o despues?
-ya te cuento
me abrazo, me dio un beso en la mejilla y me dijo al oido
-es cierto, yo me entere hace poco tiempo y desde ese dia me dije que no me acostaria mas con mi marido pero lo haria el cornudo mas grande de todos
-y ya lo has hecho cornudo?
-si, una vez
-y yo sere el segundo?
-dejame a mi y tendras la respuesta
me dio un beso interminable, nos desnudamos nos tiramos en la cama y comenso una mamada impresionante, me acabe en su boca y se la trago toda
se tendio a mi lado abrio sus piernas y me ordeno que le chupara su consha
no me hice esperar y comense una lamida de critoris, mordiscones y poco a poco mi lengua hiba mas adentro, a ella le gustaba, mis manos acariciaban sus pechos, hasta que senti como sus jugos empapaban mi boca. Poco a poco fui subiendo, bese su vientre , chupe sus pechos y llegue a besar su boca, ella persubia su sabor en mis labios y me lo hiso saber:
-mmmmmm que gustito tenes en la boca
-es todo tuyo
y ella abria sua piernas y yo metia mi pija lentamente en su interior
primero fue todo muy suave pero poco a poco fue pidiendo mas y mas, se movia muy bien y decia:
-mas , mas, cojeme!!! quiero ser bien puta... llename de leche, dale mi gida dale
-toma toma miputa hermosa, mi viejita bien puta, hagamoslo bien cornudo a este hijo de puta
hasta que me abrazo muy fuerte, sus piernas paradian acalambrese y descargo un chorro que no solo nos empapo, sino que tambien empapo las sabanas
Luego de ese polvo, iniciamos una charla que era acompañada por mimos caricias besos...
En un momento coloque mi mano entre sus piernas y paulatinamente trate de ir buscando su cola hasta que llego al ano, alli trate de dilatarlo paulatinamente, lo mojaba en su concha y abria lentamente su culo. ya en su interior jugaba en el y ella quedo en silencio, comenso a moverse lentamente como siguiendo con el juego
le pedi que se diera vuelta:
-dale papito, ponemela despasito, la quiero sentir entrar
-asi mi viejita puta, asi despacio
-si si despasito, dale , un poqco mas, asi falta poco
-casi esta
y en eso llego a ponerla toda
-haaaaaaaaaaaa dale apura un poco mas
-asi?
-si si mas mas mas, rompemelo bien sacame todas las ganas dale mi machito, que placer, tenia un machito tan cerca y no lo sabia cojeme
asi llegue a descargar todo en su interior
La cosa no termino en eso, no se con cuantos hara cornudo al marido, pero yo la yudo todas las semana, los dias martes de tarde es nuestra tarde!!!

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 54 veces

LA TRAMPOSA AMIGA DE MI MADRECategoría: Sexo infieles

Por jhonny campos | 2014-08-25 02:51:36 | 0 comentarios

Mi madre tenia una amiga que le ayuda algunas veces cuando ella no estaba, cuando yo tenia 18 años empece a trabajar pero algunas veces estaba de noche a si que dormía en el día, aveces mi madre tenia que salir y le pedía que se quedara en casa preparando mi almuerzo, para que cuando yo despertara, estuviera bien, en realidad era una mujer algo mayor ojos y cabello negro delgada cara algo puntiaguda y de mi estatura , tenia una hija que era mayor que yo, un día desperté y ella estaba allí, me sirvió el almuerzo y luego fue a mi cuarto cuando estaba leyendo algo del trabajo.
-que estas leyendo ahora?

- es solo algo del trabajo, tengo que aprender unas cosas

en ese momento se acerco a mi y como yo estaba de pie metió su mamo en mi sudadera y me toco el trasero

- debes dejar de leer tanto debes de descansar

inmediatamente sin pensar me tire a la cama con ella , no se como hizo pero en menos de un segundo estaba sobre ella y la tenia ya en ropa interior estaba tan caliente que no me di cuenta de que ella estaba grabando todo, cuando le quite lo que le quedaba de ropa, ella simplemente abrí las piernas y me señalo su vagina yo estaba ya lamiéndola cuando de repente vi su celular colocado sobre una repisa en la entrada de mi habitación no le coloque atención y seguí cuando la coloque de espaldas le abrí lo mas que pude las piernas y le introduje la mano hasta que ella gimió, el movimiento se hizo leve al principio y luego mas fuerte y rápido, ella ya estaba lo suficiente mente excitada y decidí jugar con su recto, era muy cerrado pero como estaba tan caliente , no puso objeción la penetre en su vagina y empece a escupir su recto con bastante saliva, cuando ya estaba bien mojado introduje mi dedo en su culo y me moví a ritmo con su vagina ella estaba loca de placer así que decidí hacer algo mas fuerte introduje poco a poco los dedos de mi mano en su culo, pero al cuarto de detuvo
* nooo me duele mucho por favor para que nunca nadie me ha hecho nada por ahí

- pero si hasta ahora vas bien

- por favor para

decidí hacerle caso así que la bombee con toda mi energía y cuando ya estaba listo me descargue dentro de ella sentir como se disparaba ese chorro dentro fue increible me descargue sobre ella y luego me senté en la cama ella estaba boca abajo y respirando fuerte

-me trataste como una puta eso me gusto fue increible. hace días quería hacerte algo pero no teníamos mucho tiempo

- lo habrá la próxima vez no te preocupes y te preparare una sorpresa

-yo tambien te tendré una sorpresa

se quedo dormida un poco así que mientras me vestía vi de nuevo el celular , la muy perra había grabado nuestro encuentro decidí pasar el vídeo a mi celular y borrar el suyo , cuando despertó se vistió y se fue poco después me llamo y me dijo que le había gustado pero que ya no habría mas sexo entre nosotros, lo dije lo del vídeo y se puso histerica,la cite de nuevo en mi casa una mañana que mi madre no estaba y cuando llego la obligue a entrar en mi habitación la hice desnudarse y la hice vestirse con ropas ajustadas y cortas.
- ahora saldremos a caminar por el parque comercial

-estas loco me verán algunos conocidos

- lo harás o el vídeo saldrá en el correo de tu hija

cuando salimos se sintió mal, la ropa le quedaba algo ajustada y se le veía todo, pero ta,bien la ponía a mil, así que cuando volvimos a casa hizo todo lo que le pedía en realidad es divertido saber que ella hace todo lo que le digo y lo mas divertido es saber que ahora ella me pide que la humille y la castigue cada rato el mas interesante mañana probare con un trió espero que no diga nada y si dice mostrare todos los vídeos que tengo de ella

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 85 veces

Mi sobrino de 7 p.2Categoría: Gays

Por Yo :D | 2014-08-24 00:47:43 | 0 comentarios

Unos días poco despues nos dejan solos en la casa. Él pone un video juego y se desnuda frente al sillón, se sienta y me ordena lamerle el pene. Llamo a mi otro sobrino que venia acompañado de otros 5 hombres. Me dice estos hombres han venido a pasar un buen rato. Así que tendras que obedecerlos en todo. Dejo de chuparsela cuando dirijo la mirada al que la tiene mas grande de unos 20 cm. Noto mi reaccion por lo cual me bajo la cabeza hasta que llege a sus pies. Me tiro y giro poniendo su culo en mi boca. El empezo a defecar y orinar dentro de mi boca. Siento algo tan asqueroso que casi vomito.la orina fue lo de menos, ya que me habia hecho su baño personal. Pero la popo me produjo una sensacion muy asquerosa. Me puso de rodillas y con un super consolador de su mamá penetro mi aun dolorido ano. Se expandi y contaria con una frecuencia rapida y muy fuerte. A compañada por 2 penes que tenía que mamar. Despues de unos min ellos eyacularon. Y me ordeno no quitarmelo. Me sacaron el consolador y me metieron otros 2 penes que iban unos tras otro rompiendo mi culo. Mientras el otro mas turbaba a mi sobrino mayor y viceversa. Antes de correrse dentro de mi sacaron sus vergas y eyacularon sobre mi cara me toco por detras el de la mas grande y por enfrente mi sobrino que yaculo primero. El otro me desgarraba y azotaba fuerte. Yo penetraba al menor en lo que eyaculaba. Alfinal me tomaron fotos y una grabacion diciendo lo puta que era

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 112 veces

Trio en el bañoCategoría: Trios

Por trio en el baño | 2014-08-23 17:14:07 | 0 comentarios

Trio en el baño. Hola me recuerdan soy Luis de El robo de mi celular. Bueno esto ya tiene tienpo que paso fue en noviembre. Bueno resulta que yo mantenía una relación con una chava llamada Brenda que esta hermosisima en el cualquier sentido tiene un buen trascero grandes pechos con cara de algel osea que me gustaba desde hace ya un tiempo. El caso es que ella y yo siempre nos ivamos al baño y cerrabamos la puerta para que nadie nos vea besarnos pero ese dia con lo que ella y yo no contabamos es que habia otra chica en el baño que era Paola es una chica con un culo gigantesco y pechos no muy grandes y me atraia sexualmente. Ese dia Brenda llevaba un pantalon ajustado que marcaba muy bien su delicioso culo y Paola llevaba una falda que llegaba ala mitad del muslo. Mientras Brenda y yo nos besabamos escuchamos un sonido muy pequeño como un estornudo y nos asustamos porque sabiamos que tal vez nos podria delatar o decirle a nuestros compañero. Paola iguala asustada de que la descubrieramos hay levanto sus piernas y trato de que no se vieran pero olvido un pequeño detalle que Brenda la encontrara Paola olvido que su tanga estaba abajo cuando llegamos y al momento de subir las piernas la tanga se quedo en el piso. Brenda la saco a empujones del baño mientra yo estaba super preocupado. Paola en el momento en que salio empezo a decir -chicos les juro que no dire nada solo dejenme ir- oviamente Brenda que es mas atrevida que cualquier chica que alla conocido no se la creyo y dijo -sabes Paola tengo el modo perfecto de que no digas nada- y con la mirada que tenia mi novia sabia que su plan nos involucra a los3 Yo la tome de del brazo y le pregunte: Yo:¿que se te ocurre que vamos a hacer con ella? Brenda:Amor mio tu y yo le vamos a dar lo que cualquier chica necesita. Yo ya con el plan de Brenda en mente me aceque a Paola le sugete la barbilla con cariño y la voltie a que me mirara. Ella un poco asustada dijo Paola:¿Que me van a hacer? A lo cual ni Brenda ni yo respondimos solo me aceque a su cara y la comesce a besar de lengua hasta donde podia alcanzar ella un poco confundida me respondia con unas ganas iguales y Brenda le agarraba sus tetas a Paola abrazandola por la espalda y yo le agarraba su inmenso culo a Paola luego la solte y agarre a Brenda y Paola un poco exitada entro en confianza y le agarro el culo a Brenda yo ya estando al 1000 las separe y las puse de rodillas a las 2 Brenda sabia lo que venia y Paola tal vez lo imaginaba. Me saque la verga qie me mide 20cm. oviamente Brenda ya me la abia visto por su lado Paola estaba impresionada y se lamia los labios y supe que le urgia mamarme la verga asi que le tome el pelo y la acerque le dije Yo:Piensa que es una paleta muy rica Paola:Solo le voy a dar unas probaditas Yo casi vinendome en cuanto metio la punta de mi vega a su boca la epuje y se la meti toda ella no se asusto y siguio el juego alos 5 minutos decidi que le tocaba a Brenda ella que ya estaba mas experimentada conmigo inmediatamente supo que hacer la deje que me la mamara 15min. como ella y yo eramos mas pervertidos y calientes le quite su blusa y le dije a Paola que le chupara los pecho ella un poco indescisa lo hiso mientras yo que estaba concentrado en quitarle el pantalon lo hice y me encontre con que Brenda no usaba ningun tipo de calzon aunque ya lo sabia eso me extito mas lo hice un oral asu entuvimos 20min. hasta que ambiamos de lugar mientra le acia un oral a Paola Brenda la chupaba los senos y asi 10min. Luego ya estando lo mas exitado llegando al punto de venirme melevante y dije: Yo:¿Quien va primero mamasitas? Brenda:Sabes que yo voy primero amor pero hoy quiero que me des por mi culito Yo complacido la puse en el piso boca arriba y me prepare apunte y empece a meterle la cabeza del pene en su bien formado culo ella gemia y gritaba Brenda:AAAAAAA SIIIII ASIIII MAS LUIS MAS LUIS MAS DURO AAAAA!!!! Yo le daba mas y mas y a ella le llego un orgasmo tan delicioso que hizo que me viniera en su ano yo ya no dije nada me levante y tome a Paola a ella la coloque en los lavamanos de espaldas a mi y empezamos le meti casi la mitad de mi verga en el ano de una sola envestida y ella solo pego un gran grito Paola:AYYY ESPERA ME DUELE!!! Brenda:Ahora te duele mami pero espera y vas a pedir que te de mas duro mi macho Yo igual no aguante mas y me vine en el ano de Paola la exitacion de ver mi semen en ese gran culo me hizo volver a penetrarla por el ano pero para que Brenda no se sintiera excluida la puse en la barra del lavamanos de piernas abiertas doble a Paola para que mientras penetraba a Paola le iciera un oral a Brenda y asi estuvimos 1 hora cogiendo hasta que para el final sentia que venia una gran cantidad de semen asi que las tome y las puse de rodillas frente a mi verga y tenia razon la cantidad de semen fue tal que alcanzo para las 2. Desde ese momento casi cada noche tenia sexo con alguna de las 2 o con las 2 y cambio nustra vida para siempre.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 62 veces

Noviembre del 91,parte II, (marzo del 92)Categoría: Sexo en familia

Por Alondra | 2014-08-23 15:14:28 | 0 comentarios

En el pasado relato, les conté acerca de mis primeras experiencias sexuales, como los juegos eróticos con mis primitas y mi primera vez con un sobrino. Ahora quiero relatar mi primera vez real, con alguien de sexo femenino. fue en marzo del 92, entrando a clases.
Se llamaba Javiera, tenía 7 añitos y era mi vecina. Linda como un jardín de flores nuevas. Trigueña, largo cabello crespito, bello rostro, ojos claros y de mirada inocente, espigada, cuerpo delgado y firme, piernas atléticas y un culo grande, gordito y paradito. A diferencia de las otras niñas, era yo el que tenia ganas de estar con ella... pero no me atrevía.
La oportunidad se presentó sola. Yo había quedado solo en casa, estudiando, mis padres fueron a visitar a un pariente. Tocaron a la puerta y era ella, vestida con una polerita rosada y una mini de mezclilla bastante corta. Venia de parte de su mami, a preguntarle a la mía si tenia fruta en conserva. Cuando le dije que estaba solo, se sonrió. Al rato volvió a preguntar si podía quedarse conmigo a jugar. Yo, obvio, asentí y fue avisarle a sus padres.
Ya solos, le pregunté a que jugaríamos. Ella no se decidía. Le propuse el clásico doctor. La tendí e mi cama y le acaricié todo el cuerpo, con suavidad, sabiendo cuando y donde tocar. A los pocos minutos sonreía y jadeaba, los ojos cerrados, la respiración entrecortada, la carita roja, signos inequívocos de excitación. Le dí un suave beso en la boca. "Me gustas mucho", le confesé. Ella abrió los ojos y sonrió. "Tu también me gustas".
Mis dedos rozaron sus piernas subiendo, mientras mis labios goloseaban con los de ella, con delicadeza. Subí hasta sus pezoncitos y jugué con ellos. Ella rió divertida. Bajé hasta su vientre y le hice mas cosquillas... finalmente, levanté su falda y rocé su vaginita. Ella se dejó. Se sentía caliente por encima de la tela. La masturbé lento y rico, jugando con sus clítoris, masajeando sus labios vaginales. Ella respiraba fuerte, jadeaba, gemía, ondulaba sus caderas al compás de mis manos, la besaba en la boca, el cuello, le comía los pezones rosaditos, la hacía mía.
Cuando mi pene me dolía por lo duro, la desnudé rápidamente, me desnudé yo, me subí a la cama, le separé las piernas y acomodé mi pene encima de su vaginita. Ella abrió los ojos y lo miró asustada. Quería zafarse, se notaba, pero había quedado paralizada Bajé y mis labios le hicieron cosquillas, la besaron, lamieron entraron, salieron y le rindieron honores a esa conchita virgen de niña de 7 años, asustada tanto como excitada. Al final del sexo oral, había ganado la excitación. Agarrando mi pene con una mano, le refregé gentilmente mi glande contar sus labios vaginales. Ella gemía sin control, revolcándose en la cama, mojando su sexo de manera abundante.. Y, con un movimiento de abajo arriba y adentro, comencé el vaivén penetrador. Poco a poco mi glande abrió su himen, lo presionaba, lo rasgaba, lo acariciaba, lo mimaba...hasta que finalmente lo rompió.
Ella dió un respingo de dolor, un leve salto de su cuerpo y una quejido de dolor. Dejé reposar mi grueso glande dentro de ella, para que esa conchita divina se acostumbrara a mi grosor. Pasados unos minutos, comencé a moverme. Le dolía, sí; pero cuando hacía ademan de salirme de ella, me atrapaba con sus pies y me retenía.
_"Me gustas mucho"- me repetía, mientras la punta de mi glande la bombeaba con un poco mas de energía en cada empujón. "Te amo", le decía yo, cada tres clavadas. A los pocos minutos los quejidos se transformaron en gemidos agudos, le comí sus labios ricos, su cuello, sus pezones duros y metía un poco mas, hasta que todo mi glande estuvo dentro ella. Gracias a lo mojada que estaba,al espectáculo de su piel blanca,de sus bellas piernas, de su rostro congestionado de placer, de su vocecita infantil gimiendo, jadeando, quejándose, ay...ay..ay papito...ayayay...que rico, el vaivén se tornó divino, intoxicante e inaguantable. Estallé y eché mi semen dentro de ella, llenándola, rebosándola y cayendo por entre sus muslos.
Lejos de decaer, me endurecí aún mas, y seguí bombeandola, gruñendo, violándola rico, sin culpas, sin vergüenzas, sin miedos, sin control.Su jadeo se sincronizó con el mío, sus caderitas se levantaban involuntariamente, golpeando las mias, sus ojos abiertos mirándome fijo, mordiéndose los labios, sonriendo traviesamente, su mirada suplicante, sus manitos en mi cuello, su voz diciéndome que amaba, que no parara, que se sentía muy rico, sus piernas sobre mi culo, su lenguita sobre mis labios sobre mi cuello...era demasiado, un exceso. Estallamos juntos, al unísono, como en un sueño. Ella dió un anormal rugido, su cuerpo se apegó al mío como una lapa, y segundos después se dejó caer, rendida, exhausta, risueña, disfrutando del primer orgasmo de su vida. Su conchita rezumaba mi semen, mi pene, aún lo disparaba.
Descansamos unos minutos, la voz de su madre nos despertó y alertó del peligro de que nos descubrieran. La limpié lo mejor que pude, se vistió y fuí a dejarla. "Mami, jugando me caí de poto en el comedor-mintió descaradamente- me duele mucho". (Continuará)

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 86 veces