Los 10 relatos mejor valorados

descocado por mi perro

Descocado por mi perro lobo Hola mi...

Estacionamiento

Hola espero que te guste esta histo...

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTRO VERGA

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTR...

amigas por accidente

mi nombre es karina les cuento este...

Kim: Mi primita... Mi putita (V)

" Despues de una buena temporada fu...

drogue a mi tia real

hola, soy Jorge tengo 22 años, es ...

Mi prima numero uno

Era verano cuando ella llego, soy p...

mis compañeros de escuela

me llamo alex tengo 8 años soy de ...

Primera vez

Bueno esto que les contare es porqu...

La secretaria de Papa.

Hola mi nombre es Paola, la histori...



Ultimos relatos


La limpiadora de la resiCategoría: Orgias

Por saymeT | 2016-02-05 20:15:46 | 0 comentarios

Era un jueves, y serían las 5 de la tarde cuando al salir de la ducha me encontré con la limpiadora en mi cuarto...
Empezaré el relatos describiendo como soy.
Me llamo Roberto, pelo moreno, 19 años, metro 78 y con un cuerpo normalito; vivo en una pequeña residencia de estudiantes al norte de España, en la residencia somos apenas 20 personas.
En la resi cada uno tiene habitación propia y baño propio, normalmente todas las puertas están abiertas, ya que todos respetamos a los demás.

Todos los días hacen las habitaciones entre las 11 y la 1, con lo que nunca coincidimos con la limpiadora ya que estamos en clase. El caso es que cambiaron esta costumbre porque los fines de semana y festivos nos despertaban muy pronto, por lo que pedimos este cambio.

Pues bien, ahí estaba Susana, de pies junto a la cama haciéndola, se giró y me miró:
-cuando salgas me avisas y terminó tu habitación-sin apartar la mirada de mi polla sale de la habitación.
Susana es una mujer que no llegará a los 30 años, bajita pero en forma, bastante definida, de pelo negro largo que suele llevar en una coleta para trabajar.

Al día siguiente me duché un poco antes y al salir volvía a estar ella, se gira, cierra la puerta con llave y me dice:
-tu sigue a lo tuyo que yo ya acabo- y sigue haciendo el cuarto.
Yo, totalmente desnudo me empiezo a empalmar suponiendo lo que vendría, me vuelve a mirar y sin mediar palabra se arrodilla y me la empieza a chupar, cuando estoy a punto de correrme ella me agarra por las nalgas y me impide sacársela, con lo que se lo tragó todo.

Cuando se va se lo comento a los demás y me dicen que con ellos lo mismo, que más de uno se la ha follado y que lo siguen haciendo que ella se deja.

Al día siguiente, a la que entra llamo a los demás y mientras ella me la chupa van entrando; en total 8 machos jóvenes y fuertes para susana que se desnuda y empieza el juego.

Nos fuimos turnando en grupos de 3, primero se la mamaba a uno mientras los otros la follaban el culo y la boca, después de que se corran le sustituía el otro grupo, haciendo lo mismo y así repetidamente...

3 horas después salíamos todos exhaustos y susana tirada en mi cama durmiendo, después de haber tenido varios orgasmos; cuando llegué por la noche a mi habitación, ella seguía allí, así que la desperté y empecé a follármela de nuevo.

Durante ese año cada fin de semana nos la follamos entre todos, y de vez en cuando se pasa por la habitación de alguno para un polvo rápido o una mamada.

Al comienzo de este año, en vez de 8 tíos eramos casi 20, con lo que la orgía que montamos fue brutal, pero eso es otra historia...

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 84 veces

Mi sueño: Mi madre, mi mujer......4ta. parteCategoría: Violaciones

Por JULIO | 2016-02-05 19:52:53 | 0 comentarios

Por tres días estuvimos como unos desconocidos, sol o un saludo de buenos días y nada mas, la ultima noche llegué a casa y no encontré a mi madre, me fui a mi cuarto, como a los 15 minutos sentí que querían abrir la puerta de calle, de un salto me paré fui a ver que pasaba, encontré a mi madre que venía en compañía d un pata, ella estaba un poco mareada, bueno, al acompañante lo recibí y despedí en la calle, ayudé ami madre a entrar, la deje en la puerta de su cuarto, yo me fui al mio, me cambié con ropa de dormir estaba echado en mi cama, como a los diez minutos escuché a mi madre que me llamó.
- Julio, ven que quiero conversar contigo es urgente.
- Yo me paré rapidísimo, me pregunté y ahora que va a pasar? cuando llegué a la sala encontré
mi madre sentada, llevaba una bata de seda transparente, se le notaba sus senos grandes y
hermosos, los pezones en punta como queriendo salir de la bata, lo que no pude ver es si
tenía calzón, tenía en la mano una botella de cerveza y un vaso lleno el que se lo bebió, y
me dijo....agarra, sírvete y toma, hemos tomado por casi dos horas, ella estaba bastante
mareada en eso rompió el silencio y me dijo.
- JULIO ESCÚCHAME A LO QUE TE VOY A DECIR, HACE MUCHOS AÑOS ATRÁS, CUANDO FUI COMPRAR A LA
TIENDA DE LA ESQUINA, ENCONTRÉ A UNA SEÑORA CON UN NIÑO EN BRAZOS, ESTE LLORABA DE HAMBRE,
LA SEÑORA AL VERME ME DIJO,SEÑORA, MAMITA, POR FAVOR SE LO DEJO A MI HIJO, YO SE QUE EN SUS
MANOS VA A ESTAR BIEN, AL COMIENZO NO LO ACEPTÉ,LA SEÑORA ME ROGABA TANTO, ME PUSE A PENSAR
DIJE,ESTE NIÑO A SER EL QUE ME HAGA RESPETAR, SERÁ EN QUE ME CUIDE CUANDO ESTE VIEJA, SERÁ
EL HOMBRE DE LA CASA.. Y LO ACEPTÉ........SE QUEDÓ CALLADA.
- YO LE DIJE, CREO QUE TE REFIERES AMI SERÍA MEJOR QUE HABLES CON FRANQUEZA, NO CREAS QUE VOY
A RECRIMINARTE, NO PODRÍA.
- ELLA,....ME DIJO SI, ESE NIÑO ERES TU, YO TE CRIÉ DESDE LOS 5 AÑOS, TRABAJÉ PARA DARTE LO
LO MEJOR, PARA QUE ESTUDIES, Y SEAS UN HOMBRE DE PROVECHO
- YO LE AGRADECÍ, GRACIAS POR TODO LO QUE ME DISTE, YO SE CUANTO TE HAS SACRIFICADO POR MI,NO
SE COMO PAGARTE, LA VERDAD QUE ESTOY MUY AGRADECIDO, QUIERO SABER QUIEN ES MI MADRE.
- ELLA...ME DIJO CREO QUE NO ES EL MOMENTO, YO TE LLAMÉ PARA VER QUE PIENSAS DE LO QUE ESTÁ
PASANDO ENTRE NOSOTROS, QUE SIGNIFICO PARA TI, O POR QUIEN ME ESTAS TOMANDO, QUIERO QUE
HABLES, NECESITO SABER QUE SIENTES POR MI.
- YO ..MAMÁ, SI TODAVÍA PUEDO DECIRTE LLAMARTE ASÍ, NO ME TOMES MAL, LO QUE YO SIENTO POR TI
ES ALGO QUE LO DESDE HACE MUCHOS AÑOS ATRÁS QUERÍA DECÍRTELO, ERES LA MUJER CON LA QUE HE
SOÑADO TANTOS AÑOS, LA QUE SIEMPRE HA ESTADO AQUÍ ADENTRO, YO TE QUIERO, TE AMO.
- ELLA SIN PERDER TIEMPO SE LEVANTÓ Y SE ABALANZÓ SOBRE MI, ME ABRAZÓ Y BESÓ EN LA BOCA, SUS
CARICIAS ERAN TAN DULCES, QUE YO LE CORRESPONDÍ, ME DECÍA PALABRAS TAN BONITAS QUE YO NO
PODÍA CREER TANTA DICHA, SUS MANOS ACARICIABAN MI CUERPO A MIS PARTES INTIMAS, DE IGUAL
MANERA YO HACÍA LO MISMO, NOS PUSIMOS A BAILAR UN BOLERO QUE ERA LA MÚSICA QUE LE GUSTA
ME DECÍA PAPACITO QUIERO QUE BAILES COMO ESA NOCHE QUE BAILASTE CONMIGO Y CON SARA, YO
HICE LO QUE ME PIDIÓ, LAS CARICIAS Y LOS BESOS ERAN INTERMINABLES, ELLA AGARRABA MI PENE
QUE ESTABA GRANDE Y DURO, ...YO NO AGUANTÉ LA LEVANTE EN MIS BRAZOS LA LEVÉ A SU CAMA LA
ACOSTÉ, LE QUITÉ SU BATA, QUEDÓ TOTALMENTE DESNUDA ANTE MIS OJOS, ELLA ME DESVISTIÓ NOS
ABRAZAMOS CON MAS FURIA, YO BESABA TODO CUERPO HASTA EL ULTIMO RINCÓN, EN ESO..ELLA PIDIÓ
PAPITO, AMORCITO, QUIERO TU VERGA, QUIERO VERLA, ...YO SE LA ACERQUE A SU CARA QUE AL VERLA
SUS OJOS SE PUSIERON GRANDES, Y DECÍA .... ESTA MI PINGA, ESTA VERGA ES LO PARA MI, COMENZÓ
A MAMARLA, CHUPABA MI PINGA CON TANTA DESEPERACÍON, HASTA QUE ME VINE, DEJANDO TODA MI
LECHE EN SU BOCA, ELLA SEGUÍA CON EL MANOSEO A MI PINGA, Y SE PUSO DE NUEVO GRANDE, AHORA
ME PEDÍA QUE SE LA META, EN SU CONCHITA, LOS BESOS QUE NOS DÁBAMOS AUMENTABAN NUESTROS
DESEOS, SE LA METÍ... DIO UN GRITO, HAYYYYY HAYYYY, PAPITO, QUE RICAAA TU PINGAAAAA
ASÍ CACHAMEEEEE, QUE RICOOOO.... YO LE DIJE MI AMOR VOLTÉATE, ...ELLA ME PREGUNTÓ QUE
VAS A HACER......YO LE DIJE ...TE VOY A HACER FELIZ, CUANDO ESTUVO BOCA ABAJO, COMENCÉ A
METER MI DEDO EN SU CULITO, LE ECHABA SALIVA, CUANDO ESTUVO UN POCO GRANDE, PUSE MI PINGA
EN SU HUEQUITO, ELLA DECÍA AMOR DESPACIO POR FAVOR, YO SEGUÍA EMPUJANDO, HASTA QUE ENTRÓ
MI MUJER DIO UN GRITO QUE SE ESCUCHÓ EN LA VECINDAD, HAYYY, HAYYYY, HAYYYY, ME DUELEEEEE
POR FAVORRRR DESPACIO MI AMORRRR, SIIIII QUE RICOOOO AMORCITOOOO QUE RICOOOOO. DE TANTO
METE Y SACA TERMINÉ EN SU CULITO DEJANDO TODA MI LECHE EN SU COÑO, MI MUJER..ME DECÍA
ME HAS HECHO LA MUJER MAS FELIZ, ....QUIERO SABER QUIEN TE HA ENSEÑADO A CACHAR TAN RICO
YO LE DIJE QUE UNA PUTA DEL BURDEL QUE CONOCÍ AÑOS ATRÁS,
MI MUJER SEGUÍA CON EL MANOSEO DE MI VERGA ESTA SE PUSO DE NUEVO GRANDE, SE LA METÍ, ELLA
GEMÍA DE PLACER, EN ESO ME DIJO AMOR QUIERO SUBIRME, YO LE DIJE ESTA BIEN... SE SUBIÓ
SE SENTÓ EN MI VERGA, COMO SE MOVÍA COMO ME BESABA, COMO SE AFERRABA A MI PINGA, HASTA QUE
TERMINÉ, NOS QUEDAMOS POR UNOS MINUTOS ACOSTADOS, EN ESO YO ME PARÉ PARA IRME A MI CUARTO
...MI MUJER ME DIJO....AMOR A DONDE VAS?....YO LE DIJE ....A MI CUARTO A DORMIR.....ELLA
ME DIJO PAPITO ESTAS LOCO, O QUE, DESDE HOY TU TE QUEDAS EN ESTE CUARTO Y ESTA CAMA TAMBIÉN
ES TUYA, DESDE HOY VAS A DORMIR CONMIGO..ERES MI HOMBRE, ERES MI MACHO....AH YA SE LO QUE
ME VAS A DECIR, EN CUANTO A PEDRO NO TE PREOCUPES, YO ARREGLO TODO EL PROBLEMA, EL JAMAS VA
A ENTRAR A ESTA CASA, ..HA PERO TU TAMBIÉN TIENES QUE PONERTE DURO, FOLLAMOS DOS VECES MAS
ESA NOCHE.....-- ME DESPERTÉ TARDE COMO A LAS 9 DE LA MAÑANA, EN ESO ENTRÓ MI MUJER LLEVABA
LA BATA TRANSPARENTE, NO TENÍA SOSTÉN NO CALZÓN, YO LA JALÉ A LA CAMA, POR QUE MI VERGA
SE PUSO DE NUEVO GRANDE, ESE DÍA ESTUVIMOS ACOSTADOS CONVERSANDO, Y ACORDÁNDONOS DE TODAS
LAS VECES QUE YO LA HABÍA ACOSADO, CUANDO LE TOCABA SU TRASERO CON MI PENE, ELLA LO SABÍA
PERO NUNCA QUISO DECÍRMELO, Y ESE DÍA FOLLAMOS TODO EL DÍA, LA VERDAD QUE MI PINGA ESTABA
ROJA Y BASTANTE SENSIBLE, ELLA ME HECHO UN POMADA LA QUE ME CURÓ.
CASI PIERDO EL ULTIMO AÑO ESCOLAR, TERMINÉ MI SECUNDARIA, DE AHÍ ME FUI A ESTUDIAR A LA U,
PERO TODAS LAS SEMANAS ESTOY EN MI CASA, LOS DOS DÍAS FOLLAMOS A FORRO, YA NOS COMPRENDEMOS
LLEVAMOS 6 AÑOS DE ESTAR COMO PAREJA, NOS LLEVAMOS DE MARAVILLA. EL TENER UNA MUJER EN TU
CAMA, QUE TE COMPLAZCA Y TE SEA FIEL, SEPA TUS GUSTOS Y SOBRE TODO TE MIME ES MARAVILLOSO.

LA QUIERO UN MONTÓN A MI MUJER, ES EL AMOR DE MI VIDA, NO NOS IMPORTA LO QUE DIGA LA GENTE
LO QUE VALE ES QUE SOMOS FELICES.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 155 veces

Siempre te espere...IICategoría: Sexo en familia

Por upskirt | 2016-02-05 09:05:46 | 0 comentarios

Siempre te espere...
capitulo segundo

http://www.misrelatosporno.com/relato43639_Siempre-te-espere….html

El siguiente día...
Tal como la directora me había citado, me encontraba en la sala contigua a la dirección. Sale una señora que era la portera de la escuela.
- Por favor pase, lo están esperando.
Si el día anterior, el aspecto la directora, había parecido rustico, severo y formal. Hoy era el colmo, parecía estar viviendo en los años cincuenta. Era mas bien el de una mojigata, hasta su peinado había cambiado era un rodete a la antigua y coronando su atuendo sobre sus ropas un guardapolvo que llegaba mas abajo de las rodillas. no se encontraba solo, estaba con ella otra maestra, que después me entere que era la "sicóloga" de la escuela (después explicare las comillas), era mas joven pero vestida del mismo estilo. También el marido de la directora, que llevaba una Biblia en la mano.(con el tiempo me di cuenta que nunca se separaba de ella, y la llevaba a todos lados.)
-Bueno Alberto, me alegro que haya llegado a horario, pues en esta institución, la puntualidad es fundamental. Acérquese, le voy a presentar a mi marido, el ocupa un puesto muy relevante, dentro nuestra iglesia.
-Roberto Galván. Un gusto conocerle, es un placer que el staff de la escuela se valla renovando, la sangre nueva va generando el progreso, de nuestra ciudad. Y nuestra iglesia también necesita gente con nuevas ideas, para ampliar nuestro reino.
- Alberto. Espero responder, a cada una de sus expectativas. Yo deseo realmente cumplir con mis funciones en esta institución, de la mejor manera posible y que ustedes puedan apreciar los resultados y estar contentos con ellos.
- Me agrada este muchacho. si no se ofende, pues para mi usted es un hombre joven.
Yo sonreí.
-También me entere, que ya a conocida, a la esposa de nuestro pastor, La señora Clara.
La noticia que Clara era la esposa de un pastor, me dejo helado, y me lleno de morbo...por el recuerdo de los momentos vividos con ella y sus hijas.
- Si viajamos entre a la salida de la escuela.
Sepa que Clara. Ha hablado con su marido muy bien de usted, ella nunca se equivoca al dar su opinión, al igual que su marido. Por ello todo indica que, usted es un hombre de bien.
-Muchas gracias.
- Bien paso a presentarle a la señora, Matilde. Ella conduce el gabinete, de psicología de la escuela, y también trabaja, en nuestra parroquia, haciendo un trabajo social, admirable.
-Alberto. Un placer conocerla.
Ella me respondió, con un pequeño. saludo, casi vergonzoso, yo diría tímido.
Un gusto, profesor. Creo que como mi gabinete se esta ampliando, toda ayuda no me vendría mal.
Roberto: - Bueno Maria, mi visita, va muy corta, mi pasar por la escuela fue debido a que quería conocerlo. Y de poder invitarlo, personalmente a que concurra el sábado a la noche, a la asamblea de nuestra congregación, en nuestra iglesia.
-Allí estaré, ya la Señora Clara, me hablado de su congregación y de su esposo el pastor. (mentí.)
-Si Esteban, es un hombre muy admirado, en nuestra iglesia.
Bueno pero ahora, me va tener que perdona, pero me tendré que retirar, pues los asuntos de Dios, no pueden esperar. Ya Maria le explicara, el horario de la asamblea, y allí le explicare con mas detalles, cuales son nuestras obras dentro de la comunidad.
-Si Roberto yo misma voy a poner, tanto de como son los movimientos de nuestra comunidad tanto en la escuela como en nuestra comunidad.
-De los cuales, usted podría participar, si así usted lo desea.
(Yo asentí, con un ademán con mi cabeza.) - Seria un placer, el poder ayudar.
-Pues, pronto nos veremos.
-Un gusto, conocerle y ya cuente con mi presencia el sábado en su iglesia.
- Lo tomo como una cita, lo estaremos esperando.
La directora, llamo a la portera ( una mujer muy sumisa en apariencia), le informo que el pastor, se retiraba. Y ella lo acompaño a la salida.
No podía creer tanta formalidad, a la que yo trataba de acomodarme, para no reflejar en mi un mal proceder.
- Te o Café, Alberto?
- Café... sin azúcar, por favor.
- Ah, Gladis cuando tengas un momento nos traes un café y dos te. Por favor.
- Si señora Directora.
Tras cerrase la puerta.
- Tome asiento, como se lo anticipe ayer aquí, somos muy discretos.
Ya vera que una de las cosas mas importantes es respetar las normas del común de la gente, por sobre todas las cosas.
Sean ellas dificultosas y diferentes a nuestros gustos o forma de ver el mundo. Como ya creo que se lo ha explicado Clara. Es importante el equilibrio, es lo que realmente buscamos, entre el saber, el deber y el placer.
Diciendo esto, muy apaciblemente, fue desabrochando los botones del guardapolvo. Dejo el guardapolvo, en la respaldo del sillón, vestía una blusa blanca casi transparente la cual rebelaba un corpiño rosa pálido y una pollera plisada color crema, arriba de la rodilla.
- El tiempo, la programación de eventos y la discreción, nos permitirán algunas licencias, para satisfacer algunos y por que "no" todos nuestros deseos, espero ser clara en ese punto.
-Si lo es Señora.
- Cuando estoy sin el guardapolvo, soy Maria, para todos.
-Si Maria.
Continuo, desabrochando dos botones de la blusa, dejando a la vista el canalillo entre sus tetas, (que como ya dijese anteriormente , eran apreciablemente grandes), y parte de su sostén rosado. Era el nacimiento, del deseo y ella lo noto.
- Ya se a retirado mi marido, ya podes relajarte, Matilde... ella no puede acostumbrarse a las visitas imprevistas de mi marido. Y tu, por ser la primera vez, te has comportado, como lo había imaginado.. te felicito.
- Gracias.
- Hoy Matilde te enseñara las instalaciones y quienes son tus pares, lo cual es muy importante saber con quien hablar, de que y con quien..
- Matilde, siguió el camino que Maria, desabrochando los últimos botones de su delantal.
Yo las miraba detenidamente, y me di cuenta que ellas empezaban a disfrutar de su pequeña nuestra del cambio que estaban realizando en su vestuario.
Maria bajo totalmente el cierre de atrás de su pollera, lo cual dejaba ver su calzón rosa. y mirándome, me dijo.
-Esto les encanta a los chicos, no te parece...
- no solamente a los chicos...
-gracias.
Matilde, hizo lo mismo con su falda, dejando ver su bombachita blanca.
- Hay que mantener, el deseo de los alumnos, no te parece.
- Nosotras los formamos, y muchas mujer como nosotras, somos las delicias de sus primeras masturbaciones no?
y ustedes lo disfrutan también...
- No te quepa duda alguna. Aparte ellos son encantadores.
-Uno de los punto principales, de Matilde es formar y alentar a las madres adecuadas de nuestros alumnos, a este comportamiento, el cual siempre será llevado sutilmente, con la conformidad de ellas, estos también servirán a nuestros intereses, que ya te, pasara a explicara Matilde. Nosotros también pensamos que esos procesos ayudan a fortalecer a la familia.
Por el morbo de sus palabras, me hicieron disparar mis pensamientos, y mi reacción se dio a conocer por mi erección.
Ya saliendo a hacer su recorrida, rozó mi erección y me dijo.
- No se preocupe, no solo nosotras tenemos, nuestras diversiones. Usted las tendrá también, primero conozca, como nos manejamos aquí... y yo le prometo que las tendrá.
Dicho esto, me volvió a apretar mi verga, dejando uno poco mas su mano y sonrió mirándome a los ojos.



-------------------------------------------------------------------------------------
Llego el día, que asistí, dada la invitación de Esteban, al entrar vi, por primera vez al marido de Clara. Ella iba junto a su madre y sus niñas. Era una congregación ultra conservadora a las mujer no se le permitía llevar pantalones, todas llevaban vestidos hasta las rodillas y los hombres casi todos llevaban saco y zapatos.
Clara, estaba encantadora, se podría decir que era una mujer ejemplar en todo sentido de la palabra: hermosa, seria y respetable. Vestía con decoro y de forma sobria, una debido a su esposo y otra para aparentar sus sólidos conceptos morales y a la exigencia de la congregación. Se notaba a lo lejos, en su esposo, un orgullo de posesión y de haber forjado a una esposa, con una moral y candidez envidiables para el resto. Que vieran en ella su mujer, una mujer integra y respetable. Así como toda su familia, y mostrándola como cartilla de ejemplo de como deberían vestir los fieles de forma sencilla y nada indecorosa. Lo mismo sus hija Esther y Claudia, debían de vestir igual que su madre, siempre con sobriedad y regirse a las estrictas normas establecidas por su casi beato y ultra moralista padre. Las niñas continuarían, los principió morales heredados de sus padres, mejor dicho de su padre. Por la madre...

Por otra parte su madre, de Clara era una mujer de 55 años, pero estaba de muy buen ver, se notaba de donde la hija había heredado sus genes y así como sus nietas. Esther y Claudia sus preciosas hijas, que a pesar de vestir igual que su madre, siempre con sobriedad y regirse a las estrictas normas establecidas por su casi beato de su padre. Ellas siempre encontraban su diversión y algunos pude ver como disfrutaban de la frescura y casi inocencia, dada la educación de una conservadora de la cual ellos eran parte.
la diversión, era buscada por ellas y aprovechadas por algunos, ocultándose, en que nadie, se atrevía, ha revelar, malos pensamientos de algunos miembros, demasiados cariños, las subían en sus piernas mientras escuchaban el sermón, o que las alzaban con cualquier excusa y las levantaban, para que vieran tal o cual cosa, o el colmo de todo para que vieran a su padre dando el sermón, pasando su mano debajo de sus falditas, que dando ella oculta, eran libres a disfrutar de sus intimidades, todo esto incluso frente a sus esposas. Yo creo que Claudia sabia de estas maniobras de algunos hombre de la congregación y los consentía.
Bien en resumen toda una congregación conservadora. Dentro de ella y con el tiempo fui descubriendo el trasfondo de algunos de sus miembros bajo esa capa de moralidad y buenas costumbres.
Fui presentado por ambos a los miembros de la congregación, el portador de vos era su marido y ella acompañaba. Note que ambas, tanto Clara como la madre, eran objeto de lascivas miradas, casi imperceptibles , pero el zorro sabe como actúa otro zorro. Esas miradas no solo eran de algunos hombres también lo note en algunas mujeres que integraban la comunidad.
Como explicarlo algunos hombres que se acercaban para saludarlas, siempre muy afectuosamente, incluso hasta en la presencia de su mojigato esposo eran muy sutiles.
- Clara que gusto poder la ver, en nuestra asamblea de los sábados.
Dicho esto la besaba inocentemente en la mejilla la mano izquierda en la cintura y la derecha en el brazo de ella, pero dejando libre la mayor parte de la mano, para posar la palma de su mano en sus pechos, unos segundos. todo esto mientras ya estaba saludando al marido, (con un sincronismo admirable) la mano izquierda, en la cintura de Clara bajaba mas de lo debido, si ella se encontraba contra una pared, donde no halla miradas, indiscretas que pudieran ver el acto, llegaban a sus nalgas, sobándolas, y todo esto bajo el reino de su esposo y frente a sus narices.
Use este mismo modo de operar, para cuando, llego Maria y Roberto. (la directora y su esposo). Maria, se sorprendió inmediatamente y delicadamente me lo dijo.
- Usted, siempre me esta sorprendiendo.
-Por que lo dice.
- Por lo pronto, que a comprendido mis palabras "discreción y elegancia"...
Hoy a venido, impecable, ha comprendido la importancia, que le da muestra gente a este espacio de reencuentro con lo superior.
- Gracias, señora directora.
- Maria.
No podría describir, lo orgullo que estaba el marido, al oír hablar de aquel modo a su mujer, y ni hablar del pastor... si sentía el orgullo en aire.
Pero yo comprendí, ella remarco, sutilmente la palabra "discreción". dándome a entender, que había sentido mis manos y las imperceptibles carias que le brinde, frente a todos.
Volviendo a Esteban, seria por su fanatismo, no veía ese mundo o tal vez debido a que sus pensamientos se centraban en las cosas importantes de su alrededor. Que todo este perfecto y en su precisó tiempo debiesen empezar y terminen las cosas. El inmerso en sus obligaciones para la congregación, no se daba cuenta de las calientes miradas, y no tan inocentes abrazos y roces que eran objeto su mujer y sus hijas. Esto sucedía al comenzar la asamblea y al terminar, donde eran los comentarios, alabanzas de sermón o la difusión de futuras eventos especiales donde había comida, eran reuniones de alabanzas, como ellos las denominaban y despedidas, donde se amontonada la gente y los niños correteaban por todos lados... algunos de ellos, siempre al pasar detrás de la esposa del pastor, era agasajada con un rose de nalgas con sus manitos supuestamente inocentes. Y no solo ella, al despedirnos vi, como la madre también era muy aprovechada por algunos.
En realidad lo de la madre no se... Si ella era de las obnubiladas , por el fanatismo, no se diera cuenta de los favor que estaba entregando su cuerpo a estos tocadores discretos, tanto niños como de respetables miembros de la congregación. Lo que tenia bien claro era Clara, era consiente y lo debería estar disfrutándolo. Mientras Esteban su marido, con sus pensamientos centrados en las actividades de la congregación de beneficencia y de caridad, era tanto su afán de estar siempre participando de esto y aquello, que había ya estrado en un fanatismo. Todas sus decisiones personales, eran siguiendo las pautas de su culto o consultados con los maestros orientadores de la diócesis de la congregación.

Durante el sermón, dado su esposo, a su rebaño. mi mente volaba en las conversaciones que teníamos con Clara, en los viajes al volver de la escuela.
- yo lo llegue a amar, sabes.
Una mujer tiene pasión y fogosidad, en la cama intente practicar otro tipo de posición, algo normal dentro de la relación de cualquier pareja, esto me costó una seria reprimenda por parte de el. No lo podía creer, su enojo...
Diciéndome que eso no era para personas decentes como ellos, que eso era digno de las prostitutas de galilea...
Al día siguiente me mando a unas clases de orientación familiar, en la diócesis de la congregación correspondientes a nuestra zona. La reeducacion, o reentrenamiento dado por mujeres, tan moralistas y convencidas como mi esposo o peor que el... bueno no todas...
-Como es eso.
-Bueno allí conocí algunas que sufrían lo mismo y me contaron como hacían para... Bueno ya te lo contare otro día. El asunto es que, fueron 3 meses la duraron de mi reentrenamiento.
Todo esto me lo contaba mientras viajábamos sentados bajo una manta cubriendo nuestras piernas por el frió, y ella aprovechaba para masturbarme muy lentamente...
Como me encanta, pajearte, desde chica, soñaba sacarle la leche a mi esposo, todos los días... y buscando situaciones de lo mas morbosas, para mi placer y el de el...
Ella mirando a sus hijas, que hacían caso de cambiarse la ropa escolar, por otra mas cómoda. Yo enervado, por las confesiones de Clara...
Y me fascinaba su cinismo de estar pajeandome, con mas énfasis, cuando miraba de reojo a sus hijas y a mi como invitándome complacientemente a deleitarme con sus nenas, cambiándose de ropa a unos centímetros de mi.
-Te imaginaras que no quise innovar nunca mas en la vida íntima de mi pareja.
Pero a pesar de todo esto, igual ella se sentía feliz de su posición, de ser la esposa del pastor y una maestra estable una de las escuela mas grandes de la zona.

- hacemos el amor, una vez por mes, tal vez... con la luz apagada, en silencio, nada de palabras salidas, ni de tonos eróticos, con castos besos, sin caricias...
-Y si no te reís, te cuento la ropa de cama que usamos, iguales a las de los mormones...
Yo ahora, comprendía su aptitud, por la represión a la que era sometida. Para vestirse, por las mañanas cada uno por separado en el baño, porque verse desnudos era algo sucio, inmoral.
- Y como, su machismo lo obliga a desentenderse de sus hijas, por es cosa de mujeres, aprovecho.
Aprovecho, por que al no poder, vestirme como me gustaría, me gusta ver a mis chicas, con ropita que yo selecciono y me encanta comprarles braguitas sexy, las disfruto en ella, cuando estamos solas en casa... Y como espero que tu también lo hagas. un dia te voy a preparan un desfile especial de modas... Llama la atención de sus hijas, y les dice al oído, con el tono, de que fuese un juego...
-Chicas, muéstrenle, las braguitas que les compro mama, la semana pasada.
Ellas levantaron sus vestiditos riéndose y diciéndose cosas al oído, mientras ella aceleraba, la masturbación bajo la manta...
- Esto, demasiado Clara...
- Tómalo con calma y disfrútalo...así... así... humm ya siento en mi mano el venir de tu lechita calentita... (todo esto al oído).
- chicas, dense vuelta, y agáchense un poco para que vea como se ven sus colitas...
Las chicas hicieron caso de lo que su madre les pedía. Y de espaldas seguían cuchicheándose una a la otra entre risitas. Clara desplazo la manta dejando a la vista su mano pajeandome frenéticamente, me estiro desde mi tronco para que me acerque al borde del asiento, quedando a solo cinco centímetros de sus colitas y acelero casi desesperada... diciéndome al oído...
- deja toda tu lechita calentita en el culito de mis hijas... que su mamita las quiere ver manchadas de tu leche. Me gustaría que las consideres tus hijas desde hoy, tendrás todo el derecho sobre ellas que estarán para satisfacer a su papito.
así...así, eres un hijo de puta, degenerado y yo la mas degenerada y sucia de las madres... así... desgraciado depravado mira cuanta guasca... así hasta la ultima gota... mira como caen tu guasca, por sus nalguitas, asqueroso degenerado... Si no se como me reprimo de no pasarle la lengua...debe estar rica calentita.... Piensa que su padre al llegar, las saludara y besara sin saber que bajo sus falditas tendrán todavía tu leche sacándose en sus braguitas....
Y termino dándome un beso, descarado y desesperado y sin reparos, que sus hijas, se dieron vuelta y se quedaron mirando. Ella al darse cuenta.
-No te preocupes, que ellas saben guardar los secretos de su madre y yo los de ellas, no mi amores?.
-Si mami..
Volvía a la realidad, cuando todos se levantaron para cantar. Yo tratando de disimular mi erección, la cual fue provocada, por recuerdo de las confesiones de Clara.....

Continuara…

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 121 veces

Siempre te espere…ICategoría: Sexo en familia

Por upskirt | 2016-02-05 09:00:09 | 0 comentarios

Siempre te espere…
Capitulo Primero
Todavía no terminaba de sorprenderme la directora del colegio, que a pesar de mi historial o quizás por el, me hallan dado la plaza bacante. No dejaba de sorprenderme, pero en fin, fue el único centro educativo, que hizo caso omiso de el. El puesto, todavía no estaba bien definido, pero yo no estaba en condiciones de exigir demasiado. El aspecto de mi interlocutora, era rustico y muy formal más bien severo, pero se podía vislumbrar un par de pechos de considerable volumen, los cuales por sus ropas trataba de disimular, pero estando hablando con ella me fui dando cuenta, que todo era solo una postura dado su papel de directora. Pues se notaba que se sentía orgullosa del tamaño de sus pechos. Yo trataba de disimular y no mirarlos, pero debo decir que era casi imposible, no hacerlo. Mi represión era comprensible ya que se trataba del primer contacto y por lo tanto presentación ante ella. Terminadas las formalidades del papeleo. Ella se levanto y me dijo: Mañana por la mañana, yo personalmente, lo acompañare en una visita informal por las instalaciones y procederé a la presentaciones a los demás profesores. Mañana tendré para usted un resumen de los programas en vigencia y a emprender, en un futuro.
Al despedirme, la bese en la mejilla, y al acercarme con mis manos apoyadas en su brazo izquierdo, con mi pulgar roce su pecho. Sentí en ella una electricidad, lo cual confirme, por que llegue a notar, un leve enrojecimiento en sus mejillas. Y en ese mismo instante, ya me comenzaba arrepentir de mi osadía.
Me traicione al decir: Discúlpeme… hasta mañana.
Ah. No crea que no he leído su historial, es más le he prestado suma atención. Pero sepa que aquí no condenamos a nadie, como ya lo vera a lo largo de su estadía en esta su nueva escuela. Pero también debo decirle que aquí, somos muy discretos. Todo lleva su tiempo, se lo digo porque le deseo todo lo mejor y deseo que usted separa valorar y sopesar, nuestra forma de pensar y respetar nuestras normas.
Volví a repetir: Discúlpeme… Yo no quise... Me di vuelta a hacía la puerta, y ella me paro tomado mi brazo.
-No tiene, por que disculparse. Lo veré mañana, por la mañana y allí le presentare a mi esposo, él es pastor evangélico y también a nuestra psicóloga.
-Como usted disponga, señora directora.
Ella entonces, bajando la voz. Me dijo:
-Le vuelvo a repetir, mi esposo es pastor... O sea mañana, trate de ser más discreto, al mirarme los pechos. Todo tiene su momento…
Fue allí, donde yo me puse rojo. Sonriendo fue ella quien me beso la mejilla, y al hacerlo se arrimo mas que la vez anterior a mi y pude sentir sus tetas, contra mi pecho.
Al salir pensaba, en sus palabras y reflexionar sobre mi futuro, de mi nueva vida y estar listo para mañana.

Desde la escuela, cada media hora salían micros que te llevaban a la estación de San Fernando. Estando en el micro, sucede algo que me indico que llegue al lugar correcto y que cambiaría mi vida, pues esta historia que contare es larga y excitante como la vida misma.
Como los profesores entraban primero, me senté casi al final del micro cerca de la puerta trasera, por la cual se salía del micro. me senté y quede abstraído en mis pensamientos.
Pasando unos quince minutos, me vuelve a la realidad el ruido de los chicos, hablando todos al mismo tiempo. Me quede mirando el rostro de un niño y mi vista se fijo en el. En su rostro llevaba la inconfundible marca de la picardía, segundos antes de hacer una travesura, y del deseo de no ser descubierto. Al seguirlo con la mirada observo que al pasar junto a la maestra, la roza intencionalmente pasando toda la palma de su mano por la cola de ella. Ella ni lo noto pues trataba de controlar a una nena que llevaba del brazo, la cual parecía tener alguna dificulta de aprendizaje. Mi gesto inmediato fue una sonrisa... Era evidente que el chico disfruto de ello y lo va a disfrutar aun mas, en el recuerdo esa noche en su cama, después de comer y cuando lo manden a dormir. El chico se bajo en la que debería ser su parada. Todo en el micro siguió igual, no se noto para nada la bajada de un pasajero ni su audacia.
Mis pensamientos fueron retrocediendo a mis tiempos de escuela, y recordando que yo también tuve momentos tan preciosos como los que el niño había obtenido hace solo un instante…
En las épocas patrias, siempre se hacían actos que los chicos representaban, para los padres y maestros. Bien en recreo una semana antes de la fecha patria, ya se alistaban los preparativos. Mi asombro fue ver sobre el escenario a una maestra nueva que habría sido de los primeros años o de infantes, pues nunca la había visto antes, se encontraba trabajando, y llevaba puesta una minifalda y su guardapolvo era solo un poco mas largo y no cubría lo suficiente, cuando se ponía en cuquillas se le veía todo, por esa época ya había aflorado una de mis aficiones, la de husmear debajo de las faldas de las mujeres no solo en la escuela, en la iglesia y en mi familia. Al llegar a mi grado me ofrecí para ayudar a armar el escenario para las fiestas. Mi señorita me dijo que si, y en la segunda hora me llevo al escenario y me presento.
- Aquí te traigo ayuda, supongo que la necesitas.
- OH!! Si estamos un poco retrasados.
- Como te lamas?
- Alberto.
- Bien Alberto, yo soy la señorita Cristina. Y además de trabajar nos vamos a divertir, pues te voy a enseñar a decorar el escenario, veras que no te vas aburrir.
- Buenos los dejo antes del timbre de salida vendré, a buscarlo.
- OK.
Es día me deleité con sus piernas y sus pantys, que dejaban divisar una bombachita blanca. Conteniendo mis deseos de tocarla, más bien pensando como hacerlo. Ella en su inocencia, (eso creía yo). Se agachaba frente a mi mostrándome todo, en un momento al bajar del escenario por una escalerita estrecha. Me dijo.
- baja tu primero, para yo alcanzarte unas cajas y después bajo yo.
Baje y ella me pasaba las cajas estando para ello de cuquillas, mis ojos no podían separarse de su entrepierna, y al parecer ella lo había notado. Antes de bajar le dijo a dos nenas que también estaban de ayudantes.
-Chicas por que no van a la cocina y le dicen a la portera, que les de cuatro botellitas de agua y vasos.
Las chicas salieron corriendo y ella se dispuso a bajar.
- No corran o las voy a poner en penitencia esta claro.
- Si seño.
Para bajar ella se dio vuelta, comenzó a descender , yo debajo de la escalera tenia la mas maravillosa visión, de sus grandes piernas y su entrepierna, me quede helado tanto así que ella siguió bajando y yo me quede inmóvil, mi cara golpeo con su cola. Ella se dio vuelta.
- OH, mi amor perdóname, pensé que estas mas abajo.
Yo me quede callado, o bloqueado.
No te pongas mal mi amor, yo no voy a decir nada, yo se que te dada vergüenza.
Yo con la cabeza gacha susurre:
- no me dio vergüenza.
Ella enmudeció….
-Te gusto verme debajo de mi falda. Diciendo esto, miraba como incomoda para todos lados por si regresaban las nenas.
-decirme la verdad, yo no se lo voy a decir a nadie, esto va a quedar entre nosotros sabes.
-Te gusto verme debajo de mi falda.
- Si. Ella sonrió.
En se momento llegan las nenas con el agua y al pasar unos minutos vino a buscarme mi señorita.
- Bueno Alberto ya es hora.
- Como se porto.
- Una maravilla, podrás traérmelo mañana.
- Te gustaría.
- Si Seño.
- OK te espero mañana.
Yo me iba de la mano de mi maestra, cuando miro atrás y estaba ella sonriendo.
- Alberto ven un minuto por favor. Te vas sin dame un beso.
Yo me pare y mi señorita dio su consentimiento soltándome la mano. Al llegar junto a ella se agacho para estar a mi altura y me dijo al oído.
-No te preocupes, yo no voy a decir nada.
Haciéndose de esa manera cómplice de mi travesura.
-Realmente quieres venir mañana.
-Si.
- Decime que color de bombachita llevo puesta mi amor.
- yo baje la cara y dije blanca.
Me dio un beso, y se despidió hasta mañana.
Al día siguiente, al llegar, ella me saluda con un hermoso beso.
Mira como vos fuiste ayer buen ayudante, decidí recompénsate y te tengo un regalo para ti.
Diciendo esto, separo las piernas y me digo.
-Mira hoy no me puse medias, así que me podrás mirar la bombachita toda la mañana, lindo.
No paso una hora, que ya no pude más y metí una mano bajo su falda, ella se dio vuelta sacándomela rápidamente, y miro a las chicas que estaban entretenidas recortando papel glasé y pegándolos en una cartulina, se dio vuelta.
Y me puse rojo.
- delante de las nenas no mi amor. (Viendo mi cara) No estoy enojada solo que no quiero que ellas vean, sabes. Llamo a las nenas.
-Chicas nos ayudan a traer las cosas del sótano al escenario, Alberto va a bajar y me las alcanza a mi en las escaleras y yo se las paso a ustedes y las acomodan arriba OK.
Baje al sótano y ella me dijo cuando me pases las cajas y yo se las doy a ellas, vas a tener tiempo de mirar y magrear mis bragas cabroncito, y me beso sobre los labios.
Fueron unos minutos eternos, yo la tocaba toda con mi torpeza y deseo, también notaba que ella se refregaba mas al contacto de mi mano. Al terminarse las cajas, le pidió a chicas que fueran por agua nuevamente.
A lo cual, las chicas, dijeron, la portera, a estas horas estaría limpiando, los baños...
- Bueno, vallan a buscarla, o si no la esperas a que ella regrese. pero no vengas sin el agua, por favor. Dicho esto, bajo al pequeño sótano.
- te gusto, eres muy chiquito para hacer esas cosas sabes. alguna vez le tocaste debajo de la balda a una señora?
-Si.
-Si. y quien te deja, hacer eso. Yo me quede callado.
- Veo que te gusto mucho. y se te paro la pijita, si me dices quien te dejar ver debajo de su falda. Yo te puedo tocar allí, (Era la primera vez que alguien me decía eso, ella debía saber eso)
- bueno ahora, antes que regresen las nenas te voy a hacer masajitos en tu pijita, lindo. Bájate el cierre.
- decime a quien se deja tocar por un niño, tan lindo como vos, dale dicime...
-mi tía..
la hermana de tu mama, tu tía debe ser una calentona como yo... Pero será tan puerca como yo.
Ahora yo me doy cuenta, que ella hablaba para si, que ello la calentaba mas. Ella antes de ponerse a mi lado de rodillas se saco su bombachita.
- Así que te gusta mi bombachita, mírala ahora y la vas a oler, es olor de hembra, de hembra caliente, mi amor. Sabes que vamos hacer con ella te voy a envolver tu pijita en ella y hacer una linda pajita. Mientras vos le miras la conchita peludita a la putita de tu señorita.
- Que edad tiene tu tía.
- no se, es tan grande como mi madre.
- Que hija de puta, que degenerada calentona es tu tía, sabes en todas las familias hay putitas que le gustan los nenitos lindos como vos.
Yo, no la escuchaba, sentía el rose de su penda mientras me pajeaba suave pero firmemente.
- no le tenes, que contar esto a nadie, solo se lo podes contar a tu tía, si te lo pregunta, así sabrá que una tan putita como ella también disfruto de su sobrinito... que degenerada...
A los dos o tres minutos y acabe sobre sus bragas ella me seco con ella, miro mi leche.
- cuanta leche que tienes ni amor. Ahora mírame como, me voy a frotar la concha con mi bombachita llena de tu lechita.
-Ahora mírame bien, lo golfa que es tu maestra, como se pajea con tu leche. Decile a la putita de tu tía, que te haga todas las noches, una paja como te la hice yo...
Seguro que tu madre es de igual de guarra y espía y se pajea viendo a su hermana, pajeando a su hijito....ah!!! que puta soy... y que puta es tu tía.... Mírame la concha...mírame como ahora tu maestra acaba con tu leche en sus bragas... en su concha ah!!!...
Con los ojos abiertos, me quede mirando, por primera vez a una mujer pajeandose y con mi leche en sus bragas.

Volviendo a la realidad, que delicia… al viajar por esos años… mientras no dejaba de mirar a la maestra, llevaba un guardapolvo blanco un poco mas corto que su falda negra plisada la cual le llegaba a la mitad de la pierna casi a la rodilla, su trasero era prominente era obvió el deseo expresado por el niño. En se momento veo que otro niño al pasar detrás de ella, corre los pliegues del guardapolvo blanco, para que su mano solo sea separada de su objetivo por la falda y repite la acción de su compañerito, esta vez pude ver con mas detenimiento como, pasaba su mano por un cachete y la deslizaba por la raya que los separa… fueron unos segundos eternos, se me seco la garganta… ella se dio vuelta sonrió... y le acaricio la cabeza y le dijo:
- hasta mañana, mi amor tenga cuidado al bajar.
El niño paso toco el timbre y el bus paro dejándolo bajar. No podía ser que ahora ella no se había dado cuenta, yo se que hay mujeres que disfrutan de ello… mi mente se disparo… ella era maestra, y de echo que esos chicos eran de su escuela y tal vez de sus grados.
Al llegar a la estación "San Fernando". Bajamos del micro yo y mi excitación.
San Fernando, era una Terminal, tan pequeña que no cumplía con su finalidad por la incomodidad dada la cantidad de gente que circulaba en las horas pico…y esperando en el anden que llegue el tren. Busque acércame a la maestra del bus.
- Hola mi nombre es Alberto soy nuevo en la escuela veo que vamos a ser colegas.
- Mucho gusto mi nombre es Clara.
- Siempre es así.
- Si lo dices, esto… todos los días a estas horas es un rió de gente.
- Mama tengo calor.
- Son tus hijas.
- Si te presento ella se llama Esther y ella Claudia… y acercándose un poco más me dice, ella tiene problemas de aprendizaje tu entiendes?
- Si claro!
Mientras estábamos hablando en el andes ella se iba sacando su guardapolvo blanco y después hizo lo mismo con los de sus hijas, para colocarlos en una bolsa de mano. las nenas no tendría más de años, pero Claudia, según me decía ella, mentalmente solo siete. Su figura ya me había impactado en el bus, pero más lo hizo como estaba vestida Claudita, ese día la nena, tenía una pollerita casi mini acampanada blanca y suéter rosa viejo encima de una remerita la cual dejaba adivinar sus insípidas pero hermosas tetitas.. Y su hermana Esther tenia una combinación muy parecida pero en color celeste, su cuerpo era mas pequeño y resaltaba la diferencia entre hermanas no solo por el problema de Claudia si no que el pelo de Esther era mas tirando a rubiecito.
Ya eran las siete de la tarde y el sol ya se ocultaba, algunas luces de la estación comenzaban a prenderse, y el tren no arribaba.
-Para colmo atrasado.
-Si y con la gente que hay. No creo que podamos tomar algún asiento.
-Asiento, yo ya ni sueño, hasta después de pergamino yo casi nunca me senté y con suerte.
-Allí viene!
Una vez que paro el tren subieron a tropel, la gente casi se mataba por subir deje que ella, subiera adelante mío. Pensé en aprovechar ese momento como lo había echo aquellos chicos, pero fui un poco mas precavido pues era la primera ocasión, deseaba entablar una amistad y no lo quería arruinarlo. Note que un tipo se había metido forcejeando a los demás gente detrás de la hijita, la verdad es que estaba apetecible la nena con su pollerita estaba terrible y era una situación que invitaba a aprovecharla, en ese instante lo mire y como conozco ese tipo de maniobras, pues yo las hecho, tome del hombro a la hija de Clara y la ubique a mi lado, como resguardándola de las intenciones del tipo, el entendió en seguida mi enojo, pues habrá pensado que era su padre.
Clara, mirando tal situación, sonrió he hizo un ademán o mueca de " con estos siempre igual". Al verme cuidar de sus hijas, creo que la hice sentir segura, de que con quien compartiría el viaje.
-Una no sabe que hacer, son unos desubicados.
Bueno, no todos son así, hay gente educada.
Acercándose a mi oído y con un tono de confesión y complicidad me digo muy bajito y sonriendo.
-hay si yo te contara, las cosas que he visto, no me creerías.

Bien en realidad, la nena ahora la tenía toda a mi disposición, de espalda frente a mi y pensaba como aprovecharme sin que la madre lo notara.
-Claudita, esta conmigo no te preocupes trata de entrar al vagón no nos quedemos en la puerta.
-OK!
Finalmente conseguimos entrar en el interior y continuamos hablando, entre ambos se encontraba Esthercita. Yo detrás de Claudita y con una mano sobre su hombro y con la otra tenia mi maletín, y su hermoso culito sobre mí pija que ya se me había parado… y la luz tenue del vagón ayudaba a mis intenciones.
Mientras hablamos yo note que un jovencito se había situado detrás de la madre de las nenas y me imaginaba lo que estaría pensando hacer, o lo que ya estaría empezando a hacer. El solo pensamiento me calentó tanto que deje el maletín entre mis piernas y dejar la mano libre a mis deseos ya que mi mano derecha la había bajado de su hombro a la cinturita de la nena.
Mientras conversábamos, creo que ambos sabíamos que teníamos la cabeza en otras cosas, como disimular hablándome y de vez en cuando asintiendo a las respuestas del otro. Mientras ella dejaba que el intruso a sus espaldas siga con su trabajo. Yo me daba cuenta de ello, pues veía una mano del muchacho, tomándola de la cintura, y dada la pasividad de Clara, estaría disfrutándola con creces.
Lo cual, me confirmo que ella al cambiar la conversación (y también algunos de sus alumnos tenían, un pacto tácito y les permitía ciertos privilegios, como los del autobús.)
-En estos amontonamiento, he visto cosas, que yo en mi inocencia no podía creer.
-Si siempre hay alguien que se abusan de las circunstancias no.
- Si entiendo, pero tan groseros, y degeneraros. una como mujer alguna vez tuve que soportar algún vivo pero...
Yo me di cuenta que ella misma, quería acentuar la excitación que sentía, dejando al chico pasar sus manos a su antojo y ella disimulando... relatándome sus experiencias...
Entrelace su mano con la mía y ella mirándome a los ojos recibiendo mi tácito entender su juego... le dije contame mas no me dejes asi...
-acércate no quiero que escuchen las chicas...
-No te preocupes, ellas están en sus cosas...
Atraje a Claudita para frotármela y pasármela bien con su hermoso culito. Viendo que como la madre era apoyada por un extraño, ayudado por la poca luz del vagón, el cual ya había empezado a levantar su falda. Todo ello creaba una atmósfera perfecta y yo realizaba la misma tarea con su hijita, ya no me cabía la menor duda que ella disfrutaba de estos viajes.
A verme atraer a su nena hacia mi...
-continuo... una vez vi. como un hombre se paso todo el viaje frotándose con un chica...
-y ella no decía nada..
-No hasta parece que le gustaba.
-no me digas.
-te lo podes imaginar... y lo peor y lo increíble...
Mientras que Claudia al igual que su madre no decía nada, me lance con todas mis cartas, fui subiéndole la pollerita, con dos dedos hasta llegar al pliegue de la faldita, al subirla comenzar a manosear su bombachita, la niña me miro y yo me quede helado. Pero enseguida, salí al frente.
- Te pasa algo Claudita…
- No señor (y me sonrió, dulcemente, siguió jugando con su hermanita, y de vez en cuando me volvía mirar sonriéndome.)Esas miradas, me dieron, paso libre a mis deseos...
Pasado el susto, y con el corazón en la boca, pero sin sacar la mano se su culito. Veía a la madre hablándome se la notaba mas contenta que un cascabel.
Pues su galán, ya había perdido todo recato, hacia movimientos de caderas sobre el culo de Clara que tenia su falda por la cintura.
-el tipo, acabo sobre ella, manchándola de leche hasta el pelo, ella y la madre se dieron vuelta, viendo al sujeto subirse el cierre del pantalón...
-Que lió se habrá armado.
-No te creas, el tipo le da un pañuelo a la madre y ella misma, limpia y se agacha y le da un beso a la chica. Y ai todo como si nada, lo podes creer.
- me dejas helado..
-Sabes que en la escuela son pocos con los que había podido entablar una amistad, yo diría contados con los dedos.
-Gracias, tu eres muy amable, y es muy bueno ya tener una nueva amiga en mi nuevo trabajo.
-Pues es difícil encontrar personas con los mismos gustos. (dicho esto puso su mano sobre la mía), la cual estaba en la cinturita de su nena.
La situación estaba cargada de morbo pues mi otra mano ya estaba bajo la falda y sobre el precioso culito de su hijita.
Su comentario no fue mal recibido por mi, fue un detonante en mi cabeza, entonces me baje el cierre y ya tenia mi pija sobre canalcito de su hija, la cual yo apretaba para que se quedara lo mas pegadita posible a mi. En ese tiempo, que fueron minutos interminables, le pase mi pija por todo su culito y entre sus piernitas. ella se dejaba hacer sin demostrar molestia, Era muy complaciente, y al ver que ella me dejaba actuar sin restricciones, hasta me anime a separar su calzoncito, para que no hubiera nada que me separe de esa carnecita fresca que está a mi alcance y disfrutarlo, quedando mi pija sobre su canalcito y atrapada por su calzón, el cual ya me lo imaginaba rosadito ya no me controla iba a acabar y tirar dos o tres lechazos sobre la nena. Todo mientras Clara arreglaba su ajetreada falda y mirándome de reojo mis movimientos.
De repente al ver que dos señoras se levantan, Clara me dijo vamos a sentarnos. Entonces con velocidad y miedo pues esta temblando baje la pollerita y me subí el cierre del pantalón, tratando de disimular que no encontraba el maletín. Clara me vio subirme el cierre pero no dijo nada, realidad hizo como que no vio nada. Solo comento risueñamente...
-Te ayudo.. y sin esperar mi respuesta, sonrió levemente y se dispuso a tomar asiento.
El momento era increíble y mi corazón explotaba, no daba crédito a lo que me estaba pasando.
Ella quiso tomar el asiento junto a la ventana, trate de serenarme, estudiar la situación, por fue inútil, todo me sobrepasaba...
Ya había bajado el sol y dentro del vagón había muy poca luz. Pero de igual manera al pasar frente a mí para sentarse, vi en su falda negra que tenia unas machas blancas y gotas de leche escurriéndose por los pliegues de su falda, eran los restos que su casual acompañante había derramado sobre ella, a la altura de sus nalgas, tres chorros abundantes de leche. El contraste era espectacular y deliciosamente morboso. Al ver esto, el clima se me torno realmente sensual y quede sin control de mi respiración.
Mi calentura era insoportable, nos sentamos y entre nosotros las dos nenas paradas para no estén solas en el pasillo, no había lugar para los cuatro, cuando de repente Clara dice:
- Te molesta si siento a Claudita sobre tus faldas y a Esther la tengo yo.
- No por favor, como me va a molestar..
Era una propuesta divina, ella tomo a Claudita y la ayudo a que se sentase en mis piernas, estoy seguro que noto mi bulto en el pantalón pues se había formado una mancha pre-seminal de la calentura que tenia.
Ella obvio esa visión, pero al sentarla levanto levemente su pollerita y demorando uno a dos segundos mas de lo usual. Como mostrándome que era ella, quien me iba a regalar tan hermoso momento, en ese instante pude confirmar el color rosa de su calzón y la puso casi encima de mi bulto. O sea que la pollerita me tapaba los costados y ella estaba sobre mi bulto tan solo en bombachita.
Su forma de hablar había cambiado. En vez de decir así te incomoda, como la senté, ella me dijo:
-Así te gusta, como la senté.
-y ahora te toca a ti.
Tomo la su otra hija sobre sus piernas, y seguimos hablando del colegio.
- Te voy a presentar a las personas indicadas dentro de la escuela, veras que te va a gustar tu nuevo puesto.
- Te agradezco, pero no se… mañana la directora me mostrara la escuela y me presentara, pero tengo algunas dudas, de que vuelva a revisar mi legajo y en verdad no es...
- No te preocupes, es amiga mía mañana temprano hablare con ella.
- Te agradezco, pero al decir verdad no esta muy limpio que digamos…
- Te entiendo todos tenemos debilidades… (sonriendo y mirando a su hija sobre mi falda).
Quedándome callado…
- Mira en este lugar tan apartado de las grandes ciudades, los maestros que ejercen aquí, lo hacen por dos razones, o nacieron en la zona o los mandan por que se portaron mal en algún otro lugar. Así que descuida.
- Y a ti cual de las dos razones te trajo a este lugar.
- Las dos, nací aquí y no soy tan buena como parezco… (Y se echó a reír).
No se, si ya te has dado cuenta, pero una forma de llevase bien con nuestra directora es elógiales, sus pechos.
Me lo dices, por que soy hombre.
A buen entendedor, pocas palabras. Si fueras mujer te diría lo mismo.
Y parece, tan recatada la esposa del pastor.
Esther se acerca a su mama para hablarle al oído, mientras tanto ya mi mano por debajo de la faldita de claudia ya había bajado a mi cierre..
- Dice que tiene frió, Allí tengo una manta, por favor me alcanzas el bolso.
- Si por supuesto. Saco mi mano del culito de su hija y se la alcanzo.
Ella nota mis movimientos sospechosos y me pongo colorado. Mientras ella pone sobre ella y su hija la manta me dice.
Se nota que estas incomodo, a ver Claudia levántame apenas un poquito para que Ricardo se pueda acomodar, todo esto lo decía en un tono pausado sonriéndome con una complicidad que yo no podía creer. Acomode mis piernas y se vio mi cierre bajo con mi pija afuera, un poco fláccida por los nervios, pues sentía los ojos de Claudia clavados en mí.
Así mi amor ahora apóyate y estate quietita y calladita así nosotros hablamos, mi amor.
Ella comenzó a acomodar a su otra hija sobre si. Claudia puso su cola sobre mí verga desnuda, y en dos segundos yo hacia fuerza contra su calzoncito, metiéndolo entre sus nalguitas. Era evidente que ella la sentía, pues se movía más como si se la acomodase para darse gusto.
Mientras Clara continuaba hablándome yo notaba que algunas veces miraba a su hijita moverse sobre mi, tuve pánico que le diga algo…
- estas incomoda mi amor, te pasa algo. Le decía a la hija.
- No mama, me gusta viajar así, no es divertido Esther?
- Si.
- Que ocurrencias estas chicas!!
- Ellas encuentran la diversión en todas partes no?
- Si es verdad, o si no nosotros tenemos que encargamos de que se diviertan y sean lo mas felices posible, no te parece.
- Si es verdad, eres toda una madre.
Y yo veía que una mano estaba debajo de la manta, la cual la movía lentamente, no lo podía creer lo que veían mis ojos.
-Yo trato de suplir todas las necesidades de mis hijas y mías también. Creo que todos buscamos eso.
Estaba masturbando a su hijita mientras me veía a mí. Para ese entonces la faldita de claudia se levanto un poco pues tenia mi pija parada entre las piernitas y rozando su conchita y mi cabeza levantaba su faldita.
Y si esas necesidades, no son bien vistas.
Bueno, estando con las personas correctas y siendo discretos, la vida nos da nuestros placeres. no te parece...
Era la segunda vez en el día que escuchaba la palabra. Discreción.
Decidí jugarme, dejando pocas dudas de lo que estaba haciendo, corrí la falda de Claudia sobre su pierna, para darle una vista de lo que sucedía debajo a la madre, sin dejar nada a la imaginación. Y comencé a mirarla expectante, para saber cual era su reacción.

Al ver eso Clara, se quedó en silencio mirándonos y comenzó a mover la mano con más velocidad debajo de la manta, y Esthercita se recostaba sobre su pecho y encerraba sus ojos...
Mi amorcito, mira a tu hermanita, como juega...y al abrirlos fijaba la vista en la entre las piernas de su hermana que sobresalía mi cabeza brillante y latente.
- esta es mi humilde bienvenida profesor… (corriendo un poco su manta, dejando ver su mano debajo de los calzoncitos de su niña), y sin dejar de moverla.
- Trato de darle lo mejor, si tuvieras hijas, no harías lo mismo.
- Si. Estuve esperando toda una vida una mujer como tu!
- Y yo alguien como tu!
Sonriendo me dijo: Que corto encuentro…. Es una lastima, pronto vamos a tener que terminar… la conversación pues me bajo en dos estaciones más.
Vamos a tener que terminar lo dijo en un tono tan diferente que solo podía ser lo que estaba pensando…
Entiendo, entonces te puedo pedir un favor…
- Si.
- Que me ayudes, pues tengo aquí un lió con las mantas.
- Si dame un minuto que termine yo.
- como veras yo también tengo problemas con mi manta (sonriendo).
Subí mas, la pequeña falda hasta la cintura y Clara, no podía sacar la vista de la caliente pija que se levantaba entre sus piernitas.
Continúo mirándome con los ojos fijos y vidriosos viéndome como magreaba a su niña y acelero la paja que le estaba haciendo a esthercita.
-ya esta mami.
-Si mi amor. Ahora voy a ayudar a tu hermanita.
- Bueno ya esta, haber que pasa aquí?
Clara se acerco a mi y Esthercita se había parado pero pude ver como ella se subía la bombachita que tenia casi por las rodillas, acomodo su pollera y comenzó a doblar la manta. Mientras la madre con sus manos bajo la falda de Claudia y rodeo mi pija que quedo levantando el vestidito de su hija por delante… separo las piernas de la nena puso su mano sobre la falda y presiono mi pija sobre la conchita de Claudita y comenzó a frotar con un movimiento lento de abajo hacia arriba.
- me haces sentir, como la madre que limpiaba la leche del desconocido había derramado sobre su niña.
-Clara metió su otra mano bajo su falda, y comenzó a masturbarse...
-esa leche... leche mucha leche...calentita...
Y tanto fue a si que acabe con tres tremendos chorros entre las piernas de su hijita, la nena se seguí moviendo como si fuera un juego para ella.
- Así mostrarle, tu leche a las chicas.
Fue tanta la leche que su pollerita comenzó a humedecerse, y Mirta lo noto. Y acercándose a mi oído me susurro.
- No te preocupes, las bombachitas las lavo yo… y mi marido nunca se entera de mis viajes.
Después, y mientras se levantaba para ir acercándose a la puerta de salida, me quede mirando la mancha de su pollera la cual ya se había secado. Pase la mano por su hermosa cola como aquel niño esta tarde.
No te olvides de este detalle blanco, o tu marido cree que es plasticola?
- Mañana te cuento…chau!!
Continuara…

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 161 veces

me lo receto el doctorCategoría: Sexo en familia

Por diego | 2016-02-04 11:03:32 | 0 comentarios

mi familia esta compuesta por mi papa,mi mama,mi hermana,yo y mi abuelo que vivia con nostros. hasta que hace unos años,mi abuelo por parte mi papa sufrio un canser de prostata y fallecio.
mi padre muy cuidadoso del tema y con muchos cuidados y controles,lamentablemente sufrio un problema similar al de mi abuelo,pero pudo zafar.
no quedo muy bien,no tenia erecciones y ese tema la tenia mal a mi mama.
una mañana,yo me dispongo a orinar siento molestias y ardores.
mi mama que estaba cerca oyo mis quejidos y cuando salgo del baño,me dijo:escuche tus quegidos y creo que atus 40 años y con tus antecedentes familiares.deverias,hacerte un control.yo dije:no,un dedo en el culo?no.
mi mama,suplicando y casi llorando me exijio,que me haga un control.
yo acepte.mas por ella que por mi.
ella me acompaño,temiendo que yo le mienta.
llegamos,el doctor me reviso,me introdujo un dedo,me realizo examene de sangre y me dijo: juan,vos no tenes novia.a lo que negue con la cabeza.
nos sento a mi mama y a mi y nos dijo:juan vos tenes que practicar mucho sexo.
mi mama,con sonrisa picarona me miro y me dijo: mira juan,esto es muy delicado y hay que tomarlo en serio.
me dijo: mira-hace muchos años que ya no tengo sexo con tu papa y ahora estamos:vos y yo necsitados de sexo.que te gusta de mi?,que te exita?,que me harias?
a lo que le dije:-sos mi mama,estas loca?
y me aclaro: soy tu mama,pero ademas soy una mujer que necesita sexo.
incistio tanto,pero tanto?
que le confece mi admiracion por tu hermoso culo.
y ella me respondio: estuyo mi amor,hacelo todo el dia,todos los dias.
y asi fue como nos convertimos en dos amantes,anales freneticos e inzaciables.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 315 veces

Madrastra calienteCategoría: Sexo infieles

Por Tumacho | 2016-02-04 10:22:22 | 0 comentarios

A varios días de estar viviendo con mi padre y su madrastra nos nos llevamos bien apenas tenía 17 años yo y ella cerca de 40 casi ciempre dejabA sus tangas calzones colgados mojados en el baño me exitaba tanto que x las noches me levantaba a escuchar sus mejidos suavecitos y queditos cuando no había nadie en casa yo sacaba sus tangas rucas que tenia Mmm que rico le olían casi ciempre les ponía loción un día domingo salimos a comprar x la mañana alimentos regresamos a casa cansados callo rendida al sofá me le acerqué y le pregunté si le dolía la espalda dijo que si le pregunte le ago un massage en el hombro dijo si la empecé a sobar a tocarle suavecito le acaricie el cuello le acaricie un poco la espalda casi casi le tocaba sus pechos y ella solo se movía se estando centada recibiendo masaje se enclino así adelante y le vi su tanga negra que andaba puesta que rico poquito a poquito me fui tocando x la cintura asta que le tóme la tanga solo se me quedó viendo y no dijo nada esa panochota se quedo bien mojadura ese día eso sucedió domingo x el medio día el lunes x la mańana se fue mi padre al trabajo als 6 luego que se fue me fui al cuarto y le pregunté si me podía costar a su lado de la cama porque en el sofá no podía dormir pues bien me acosté al lado de ella martes y miércoles descansaba mi padre jueves x la mañana se fue al trabajo y me fui de nuevo le dije que tenía frío me arrope con mi cobija y me pregunto si ya estaba mejor me dijo que si todavía tenía frío que tomará una parte de su cobija y así fue pero no pude contenerme las ganas al verla boca abajo en la cama con la canilla levantadida se le miraba bien rico x detrás bien Enorme me le tope poco a poco le fui tentando y le dije al oído que si la podía tocar la panocha y me dijo para qué quieres tocar le respondí porque el domingo me quede con las ganas respondió si tócame pero solo un ratito se la pase acariciando durante un buen rato x detrás ya la tenía súper llena de liga su tanga y vagina se voltio me puso la mano sobre mi pijama y me la agarro despacio la acaricio y me dijo que la tenía bien deliciosa que si la dejaba tocar con sus manos le dije que si me la saco y me la pelo todita la tenía súper lubricada yo que rica la tenes pero no puedo aser esto lastima así quedó todo viernes x la mañana de nuevo otra vez en su cama con la misma posición le empese a tocar su pancha x detrás se voltio y me dijo que ases tocándole eso que tiene mojadito conteste abrió sus piernas y me dejo poner mi mano x abajo de su panty la tenía súper mojada bien rasurada y enorme le saque la mano y me le le fui para encima de ella topándome mi pene bien mojado asu panocha le decía quiere que la penetre me decía no no solo así x encima está bien ..me vine ese día enzima de su panty pero estuve a punto de de ponérsela sábado x la mañana me metí asu cama la toque un rato y nos dormimos als 9 nos despertamos y nos e pesamos a tocar ella me decía que rica la tienes me pase un buen rato tocándole x que la tenía súper caliente Ufff le abrí sus dos piernas y se la ponía x encima de su calzón súper delgado y suavecito le decía le ponía la cabezota adentro nomas hasta ahí y si usted kiere más se la puedo dar hasta donde kiera slo la cabezita le repetía ya la la tenía bien caliente que no ya ni respondía solo me decía sigue así así está bien llego un momento en que le hise su calzón aún lado y le empecé a pasar solo la cabeza bien mojada sobre su rayita que la tenía súper mojada y bien caliente no quitaba su mano para que no se la metiera toda en segundos se la metí más y más poco a poco centia que me quemaba y la tenía ala mitad adentro y quito su mano la tenes bien rica me repetía llego el momento y me dijo ya por favor metemela toda ya no aguanto las ganas la abri bien y se la meti sin pieda terminamos los dos iguales dejamos súper mojada la cama al día siguiente que era domingo era mi día de descanso y también de ella se levanto x la mañana se baño se puso crema en todo su cuerpo le puso loción a un panty bien sexy Y se metió ala cama de nuevo me dijo date un ducha y te pones locion aquí te espero en la cama y me dijo todavía tengo cosquillas abajo hoy me las vas a quitar solo me vio que me subí ala cama y me tomo el pene me la acaricio y como estaba bien bañadita y le olía súper rico más cuando me le fui besando poco a poco asta abajo cuando le oli abajo que rico pase durante Casi 45 minutos chupamdoselo fuerte que asta más salteo le quedo pero quería más ella me quito mi bóxer y se subió arriba lo metió des despacio porque si la tenía caliente se la comió como ella quiso desde entonces Hemos disfrutado de unos deliciosos orgaSmos Días que no salíamos de la cama solo por pasr cogiendo Que rico me lo asía... Madrastra que rica tenías esa cosa Mmm...

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 301 veces