Los 10 relatos mejor valorados

cojiendo con mi amigo de 11

Hola a todos los lectores de relato...

QUÉ QUIERES QUE TE HAGA

Soy Santandereano y bien conocida e...

descocado por mi perro

Descocado por mi perro lobo Hola mi...

Estacionamiento

Hola espero que te guste esta histo...

me iso el amor un san bernardo

Todo comenzo hace un par de años c...

amigas por accidente

mi nombre es karina les cuento este...

YUYI

Mi nombre es Obdulia... Pero todos ...

Me encantan los machos heterosexuales...

Desde que era un niño, tengo memor...

Un Trío maduro...Poblano

Hola que tal, les contare algo que ...

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTRO VERGA

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTR...



Ultimos relatos


Ale y Angela: nuestra primera vezCategoría: Sexo primera vez

Por Ale | 2014-07-26 22:27:32 | 0 comentarios

Bueno, me llamo Ale (nombre ficticio) mi historia la cual es real empieza hace unos meses cuando tenia 18 años, solo la cuento por que me parece interesante para ser contada en una página como esta.

Un viernes por la tarde me encontraba en mi casa relajandome por de una atareada jornada en la universidad, solo quería divertirme un rato en mi Xbox One y olvidarme de todos los exámenes y trabajos que tuve que presentar ese dia y acabar con una estresante semana.

En casa no estaba mi madre ni mi padre, son médicos reservistas asi que cumplen horarios extensos, asi que solo estaba yo y la muchacha que realiza la limpieza... A ella y a mi la vida nos trato diferente.

Yo tengo una buena vida "no la mejor" pero es buena, a ella, la sirvienta por otra parte le va "regular" o mal si lo prefieren asi.

Se llama Angela(nombre ficticio, no le diré el real), tiene 17 años, es morena, alta pero no tanto como yo, Es de piel blanca como la nieve, cabello oscuro, linda sonrisa, bellos ojos de color castaño, hermosos senos y cuerpo que volvería loco a cualquier hombre, muy hermosa en resumen... Apuesto que muchos se preguntan: por que carajo una chica tan hermosa hace el trabajo de limpieza?, bueno ya les dije que la vida no le trato bien, si ella quiere algo trabaja para conseguirlo ya que no tiene nadie que se lo de, con el largo tiempo que la conozco e sido su confidente, su paño de lágrimas y mejor amigo cuando se siente frustrada o sola, pero son cosas que diré mas adelante.

El dia estaba acabando y yo seguía metido en mi cuarto jugando (call of duty:ghost), Angela me llama diciéndome que ya había terminada por hoy y que solo se daría una ducha para irse a su clase nocturna, poco después de eso cuando salí de mi cuarto para despedirme le vi saliendo del baño apenas bajandose la camiseta y recogiéndose el pelo, le digo.

-Angela, te vez... Bien-se veía increíble, ella tomo su mochila y dijo sonriendo y echándose su largo pelo hacia atrás.

-gracias... Ale, mejor me apresuró antes de que llueva...-al bajar las escaleras y ver por la ventana ya estaba lloviendo "paresia un diluvio", ella dejo caer su bolso frustrada, le dije.

-no piensas salir asi cierto?-ella volteo y dijo.

-tengo examen hoy... Ale podrías llevarme en el auto de tu papa?-al ver sobre la mesita donde suelen estar las llaves no estaban.

Despues de algunos intentos, buscando las llaves por toda la casa, llamando taxis que pudieran estar disponibles, llamando amigos o alguien que pudiera llevar a Angela a su clase... no logramos nada, todos ocupados o indispuesto, terminamos rindiendonos cuando paso la hora de entrada a su clase.

Pasamos las siguientes 2 horas hablando en mi habitación, con un control de xbox en una mano y un baso con ron y cocacola en la otra... el ron no nos embriago pero si fuimos mas jugetones.

Los dos no teníamos compromisos pero asta ese dia no me había sobrepasado con ella, me deje llevar por el momento ya que estábamos tan cerca y cruzamos algunas miradas coqueta y uno que otro comentario, me le acerque para besarle... Ella no se dejo... Me lo dijo de forma amable mientras que yo me le acercaba que no creía que fuese buena idea hacer eso.

Me disculpe y todo volvió a ser tranquilo, pero luego me percate de que ella me miraba cuando yo no le veía, inclusive bromeaba de ello.

La lluvia en ves de disminuir aumento, las calles se llenaban con agua al punto de desbordar la acera "no recordaba un dia tan lluvioso como ese", Angela no tubo mas opción que dormir en la habitación que teníamos para las visitas, llamo por telefono a su madre y le dijo que se quedaría aquí "su madre ni le importó".

Mis padres tampoco vendrían hoy, llamaron y dijeron que debían de cumplir doble jornada por algo que ocurrio "ignoro que fue", en resumen, estaríamos solos en casa.

Pasada las 11 de la noche ambos nos quedamos viendo una película... Una película porno, siempre nos daba gracia ver los ridículos argumentos de algunas de las películas, otras ocasiones solo veíamos por que bromeabamos al ver las caras que hacían los actores "esas caras de placer falso",nunca lo vimos para exitarno o algo asi.

Cuando ya se hacia tarde ella se acurruco conmigo en el sofá mientras que a pagaba el televisor y nos quedamos en la noche con el ruido de la lluvia y me dijo.

-oye, con lo que paso en tu cuarto..-le mire y le dije.

-lo ciento, no debí pasarme allá arriba-ella me miraba con su cabeza en mi hombro.

-no, lo hubieras echo?-no supe que responder.

-bueno, ya sabes solo fueron los tragos, sabes que te estimo- ella poso su mano en mi pecho.

-pero, ya sabes... Te a traigo, lo hubieras echo?-le sonrei y esa fue mi respuesta.

Nos olvidamos del televisor y al rato fuimos a mi habitación... Esto no era por el alcohol, hacia horas que dejamos de tomar, queriamos hacerlo pero sin la excusa del alcohol.

Al entra ala habitación nos habrazamos para darnos nuestro primer beso pero nos tropesamos con su mochila y caemos en la cama, fue algo gracioso... Nuestras miras se cruzaron en la cama, aproveche que estaba sobre ella para besarla con pasión, una pasión que nunca había hecho con alguna otra mujer, nuestras leguas se rebolcaban una contra la otra, sintiendo uno de los besos mas apasionados que había sentido... sentía su respiración caliente en mi rostro y mis manos subían de su cintura asta su hermosos senos con delicadeza y ternura mientras se quitaba la camisa, ella en un instante me empuja alejando me un poco y me dice pausando todo lo que hacíamos.

-espera, espera... Esto duele?-no me iva a tragar el cuento de que era virgen, estaba seguro que no era asi.

-me vas a decir que eres virgen, por favor Angela-ella me sonrrio y no me hizo contacto visual.

-no soy, o si, no se... Te dije que nunca e estado con algun hombre, solo he usado los juguetes-hace un tiempo me había contado que empezó a utilizar los juguetes de su madre, entre ellos había un pequeño pene de goma no mas grande que un dedo, básicamente su primera penetración fue con un pene de goma.

-bueno, lo tengo mas grande que lo que usaste... Ire despacio, no te are daño-su respuesta solo fue un gemido haciendome comprender que entendía.

Le quite la camisa y luego de eso su sostén dejando ver sus firme y hermoso senos, al verlos empecé a besarla en la boca luego al cuello mientras masajeaba sus senos con mi manos y de ultimo empese a chuparle los senos... A ella eso le dio mas risa que excitación pero no me detuve asta que dijo que le dolia.

Siguiendo lo que paso en el video porno que habíamos visto, me acoste en mi cama, me quite los pantalones y mi ropa interior, ella se quedo hay un rato viendo mi pene como dudando si continuar, dijo.

-es mas grande que el juguete-lo dijo bromeando, mi pene es de nos mas 19 centímetros e igual de grueso que el promedio, le dije.

-jeje, adelante, as lo que quieras-ella de manera tímida tomo mi pene con su mano.

Sentí su suave mano tocando mi pene, fue un pequeño estimulo placentero cuando lo sujeto y empezó a mover su mano de arriba a abajo asiéndome una brusca paja.

Al rato le dije que pasara al siguiente nivel, le dije de que me hiciera sexo oral... Ella dudo pensado que seria sucio pero le prometí que yo tambien se lo aria, al rato se sentó arrodillada sobre en la cama y acerco mi pene a su boca.

Primero beso la punta, sentir sus labios y se sentía muy bien, luego abrió la boca y se metió la cabeza de mi pene en su boca y sentí su rica lengua dándole vueltas ala punta de pene, cuando se lo metía mas adentro en su boca sostuve su cabeza apartando su cabello y viendo la erótica escena... Bromeo cuando empezó a chuparla como un biberón.

Quite su cabeza de su pene cuando ya estaba "mamando gallo" bromeando, Angela me sonrió y mientras tosia por hacérselo metido muy profundo... se le veía un poco de saliva que se veía deslizar de su labio inferior.

La eche sobre la cama boca arriba apoyando su cabeza en mi almohada y empecé a quitarle el pantalón y los deje caer al suelo, despacio, sintiendo la suavidad de sus pies y poco a poco fui quitando sus ropa íntima y vi su vagina (o "concha" como algunos le dicen) la cual chorreaba una delegada pero brilloso ilo de liquido vaginal que bajaba asta su ano y luego asta la cama.

Abri despacio sus piernas, ella de un momento a otro las entreseraba ya que se sentía extraña e incomoda, la bese en el cuello apasiguandola, pase a besar sus senos, luego su vientre y poco a poco acerque mi lengua a su clítoris... Apenas mi lengua rozo su delicioso clítoris ella empujó mi cabeza mientras soltaba un pequeño y ahogado grito, aparte sus manos pero con ternura no de manera brusca y regrese despacio para chuparle el clítoris.

Mientras mi lengua se deslizanba por su vagina saboreando sus jugos Angela se retorsia entre los espasmo que le generaba, se sujteba con fuerza ala almohada y alaba la sábanas mientras rebolcaba su cabeza y no dejaba de gemir de manera aogada.

Llego a su maximo cuando soltó la almohada y sujeto mi cabeza como yo se lo había echo a ella, clavo mi cabeza en su vagina con fuerza y levanto y doblo las piernas para abrirse mas, eso me éxito y me hizo entender que ella quería mas fuerte asi que metí mi lengua tan profundo como pude, chupando, restregando mi lengua y mordiendola... Los gemido ahogados desaparecieron y empezó a gritar de placer y retorserce con mas fuerza mientras enteraba mi cabeza en su entre pierna y me alaba los cabellos.

Mi ultima accion con la lengua fue lamerma de arriba hacia abajo mientras le metí mi dedo por un momento asta que se vino por primera vez...verle sujetándose un seno con una mano y apartándose el sudor y el cabello de la frente con la otra mientras respiraba exhausta me dio a entender que le paso.

Me eche sobre ella y mientras le besaba en el cuello le dije al oído -quieres que te lo meta?- ella entre la excitación y falta de aire me dijo que si con un gemido y abrió un poco mas las piernas y sujeto mi pene con sus manos estimulándolo para engrosandolo antes de meterselo.

El calor de nuestros cuerpor juntos, la respiración y nuestras manos recorriendo nuestros cuerpos de arriba a abajo nos éxito cada ves mas.

Coloque mi pene sobre su vaguina frotandolo despacio para que sintiera su tamaño, ella se mordia los labios inferior, me dijo mientras me miraba halos ojos.

-despacio vale, no me trates como una puta- hace un tiempo me contó lo que se había ganado una fama de puta lo cual no es cierto, fue por un ex novio resentido que tuvo un tiempo atrás, eso le dolió mucho y yo como su amigo no le aria sentir asi.

-Angela, te prometo que no me pasare, nos detendremos cuando tu quieras- era hombre asi que quería sexo pero también era una de las personas mas cercanas a ella y de paso un apoyo, me detendría si ella se sentía incomoda.

Era su amigo, pero había algo mas en el momento, ella es hermosa en todo aspecto y sentido de la palabra pero nunca creí que esto pasaría o siquiera tan rápido.

Coloque mi pene y lo introduje despacio, apenas entro la punta, ella soltó un gemido ahogado estirando su cuello mirando al techo y clabandome las uñas en la espalda.

Lo introduje despacio asta que entro todo... Ella no queria que me moviera por lo menos por un tiempo... Poco a poco lo metía y lo sacaba aumentando la velocidad poco a poco, ella me abrazo por el cuello y sus piernas hicieron un candado sujetandome mientras aumentaba la velocidad y sentia mi pene entrando en ella una y otra vez.

Sentía su respiración y gemidos en mi cuello... La levante y me acoste y ella se sentó sobre mil y empezó a cabalgar despacio, colo sus manos sobre mi pecho para sujetarse y subir y bajar mas rápido, su pelo suelto caía astas sus senos, el olor de su cuerpo y su cabello era increíbles... estaba teniendo sexo con una diosas... Apoye mis pie y la sostuve por su cintura para penetrarla con mayor velocidad.

Ella gritaba constantemente, nunca la se avia sentido tan estimulada, sus mejillas se veian ligeramente enrojecidas y todo su cuerpo se estremecia en pequeños espasmos, la hacia sentir bien.

Se reclinó hacia atrás y hacia un movimiento erótico con la cintura de lado a lado mientras se apoyaba con una mano y se sujetaban el pelo co la otra, un moviendo que era torpe al principio pero poco a poco me volvía loco.

Me levante con ella aun clavada, la sujete de esas redondas y firmes nalgas, la lleve a mi escritorio echando a un lado el teclado y el raton sin que me importará donde cayeran, la sente allí y levante sus piernas por sobre mis hombros, le di tan rápido y fuerte como puede y ella no dejaba de gritar de placer y rasguñarme como podía, dijo casi como si le diera pena hacerlo.

-Asi! Asi!, HAY!... Ale que rico... No pares, no pares! Ale por favor no pares, Hay-su voz que tenia esa inocencia me volvía loco y yo no paraba por nada.

-venga Angela-le levante y la deje caer en la cama.

Le dije que se acostara de costado y yo me acoste tras de ella y la penetre con fuerza... Con una mano le levanto la pierna para penetrarla mas profundamente y con la otra le apretaba los senos, ella no dejaba de gemir, le besaba el cuello y ella se abrazaba de la almohada clavando su rostro en ella para evitar que se escucharon los gritos. "No había nadie en casa" pero le deje tranquila.

El placer era intenso, cada ves lo hacia mas rápido y mas rápido, con mi mano empeñe a masturbarle el clítoris y fue cuando se estremeció y le vino un fuerte orgasmo, cuando le vi estirarse, blanquear los ojos y soltar un grito ahogado tan erótico... Me vine dentro de ella, fue tan intenso que solo nos quedamos hay... Mi pene palpitaba dentro de ella expulsando todo el semen que podía, ella se quedo hay inmóvil tomando el aire, inmóvil sintiendo ese intenso placer.

Acabamos hay, dormimos juntos en una misma cama, ami sin que me importará nada mas que ella, saque mi pene y lo apoye en su culo y deje que bajara y nos quedamos dormidos... Estuve durmiendo con el olor, la presencia y calor de su cuerpo con el ruido de la lluvia, la mejor experiencia de mi vida.


Bueno asi acaba aquel dia, no es invento se los dejo claro, fue el primero de muchos curiosos y exitantes encuentros que tuve con ella, descubri esta paguina no hace mucho y creí que seria bueno contar algo de mis experiencia, no daré nombres reales ni nada que le ponga en riesgo o vergüenza a ella.

Angela y yo tenemos varias historias, cosas que pasaron durante este medio año... Publicare de vez en cuando algunas cosas que pasaron entre nosotros bajo el titulo (Ale y Angela) depende que tanto éxito tenga esto para ver si publico o no.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 36 veces

Mi esposa caliente y mi hermanoCategoría: Sexo en familia

Por jorge | 2014-07-26 17:43:17 | 0 comentarios

Nuestra historia empieza al estar recién casados mi esposa delgada alta piel blanca hermosos senos y diminuta cinturita ambos con 20 años de edad, los primeros dos años vivimos en un segundo piso en casa de mis padres como toda pareja joven teníamos sexo en todo momento dos o tres veces por la noche, el mañanero, en la regadera en fin donde pudiéramos, obviamente era notorio los ruidos en por la noche no los podíamos evitar, ella siempre ha tenido orgasmos super húmedos, poco apoco fuimos descubriendo nuevas cosas como pareja una ocasión le sugerí ver películas porno lo que le pareció buena idea, esto le dio mas fuego a nuestra relación siempre hacíamos y expresábamos fantasías de las películas , una ocasion le obsequie un dildo esto la enloqueció,se masturbaba cada que podía y cuando lo hacíamos lo mamaba para sentir que estaba con dos hombres, cada vez nuestras confesiones y travesuras eran mas calientes, una vez en la madrugada le pedí se asomara a la ventana y mostrara sus senos mientras la cogía, la pornografía cada vez era mas fuerte.
Así pasaron los meses, una mañana después de un delicioso mañanero, mi mujer me pedía mas me dijo sentirse muy caliente y no quería usar su dildo se toco su panochita y me mostro, estaba mojada, su tanguita totalmente húmeda , yo tenia que salir a trabajar solo le chupe la puchita y la dije que me esperara llegando le daría verga, a lo cual acepto, por cierto vestía una falda larga traslucida que dejaba ver su deliciso culito y una delgada camiseta ajustada a sus senos que marcaba sus lindos y duritos pesones, al llegar de trabajar no me dio tiempo de nada saco mi verga y la chupo como nunca me pidió habláramos de fantasías quería contarme lo que le paso por la tarde.

Así empieza la gran aventura jaja, ese día mi hermano menor 16 años en aquel tiempo puberto de perpa quien siempre veía con deseo a mi esposa subió a nuestra vivienda con el pretexto de pedir una camisa para u compromiso de la escuela , mi mujer se encontraba en la cama muy caliente con las piernas abiertas tocándose su húmeda panochita, de pronto escucho la voz de mi hermano - hola puedo pasar- al tiempo que abrió la puerta y no dio tiempo de nada, ella se hizo la dormida solo pudo cubrir sus senos con una prenda dejando al descubierto su hermosa y caliente panochita, de pronto no escucho mas ruido, mi hermano se quedo quieto observando por un momento, ella solo escuchaba su respiración y eso la puso mas caliente, de pronto el salio de la habitación y toco nuevamente la puerta esta vez espero que abriera, ella nerviosa se puso un pequeño short y un top abrió la puerta, el estaba muy nervioso apenas podía hablar, le pidió le prestara una camisa ella accedió le dijo pasa a escogerla, ella noto una gran erección en mi hermano, los dos muy nerviosos chocaron sin querer quedando la dura verga de mi hermano en el culito de mi mujer, me contó que se sentía muy caliente y aprovecho el rose para agacharse con el pretexto de mostrarle unos zapatos, sintió su verga entre su panochita y su culito, el salio rápidamente muy nervioso dejando a mi esposa super excitada con lo sucedido.

Esa ocasión terminamos cojiendo mi esposa pensando en la verga de mi hermano que se exito al verla desnuda y seguramente le dedica varias masturbaciones.

esto me dejo con la idea de que mi hermano necesitaba cojer y mi esposa era la ideal, cada ves que teníamos sexo platicábamos lo sucedido eso le encantaba a ella, a partir de ahí le pedí fuera amable con el y tratara de verse sexi en su presencia lo cual acepto, en ocasiones lo llamaba con algún pretexto o el la visitaba, cuando esto pasaba ella andaba por la casa en falditas cortas y blusas super ajustadas sin sugetador , cada día al llegar me platicaba sus travesuras, una ocasión lo invito a desayunar, el llego cuando mi esposa se daba un baño, salio con una pequeña toalla y lo atrapo en la habitación olfateando sus tanga usada y tocándose la verga, ella simulo no verlo rápidamente salio del cuarto muy apenado, mi esposa le dijo que no pasaba nada que no se preocupara y le ayudara a preparar el cafe, ella muy exitada por la escena solo se puso un pequeño camizon gastado por e uso que dejaba ver toda su figura, solo desayunaron el se porto serio por lo apenado y se retiro.

Así pasaron varias situaciones calientes, después de un tiempo tuvimos que mudarnos,
la frecuencia de ver mi hermano disminuyo pero nuestras fantasías y travesuras seguían, al paso del tiempo el nos visito ya con 18 años y muy cambiado y con mayor confianza le invite unas cervezas, estuvimos muy contentos, mi esposa no paraba de bailar con ambos, hacia mucho calor recuerdo que ella vestía una pequeña falda, así estuvimos hasta altas horas al calor de la noche y verlos juntos con demasiada confianza bailando pegaditos y gugetenado le pedí a mi esposa en secreto reviviéramos las travesuras de antes y ahora llegaríamos mas lejos, ella no accedió me dijo ya paso tiempo y no se como,re accione, al madrugada totalmente ebrios fuimos a descansar, mi esposa que supongo cambio de idea se despojo de la ropa delante de los dos y se metió a la cama, invitándonos a hacer lo mismo, lamentablemente por el grado de borrachera los tres quedamos dormidos, al amanecer solo pensaba cual seria la reacción de mi esposa a despertar, me llave u na grata sorpresa despertó sin pena alguna mi hermano aun acostado la saludo con agrado y ella se levanto desnuda, nos dijo arriba flojos al tiempo que se ponía una tanga de encaje,un pequeño top y un short, eso me dio una idea, le dije a mi esposa que saldría a comprar el almuerzo para que no preparara, logico mi hermano quiso acompañarme, le dije mejor quédate y preparen una salsa muy picosa, el quiso insistir solo de compromiso porque en realidad estaba embobado con las nalgas de mi esposa, ella le dijo quédate eres el invitado , esa mañana salí muy excitado con la idea que estaban solos trate de dar un tiempo mas por si decidían hacer algo,esa ocasion no paso mucho, (bueno eso creo) mi esposa me dijo que cuando me fui el se puso muy nervioso y ella recibo una llamada de su madre lo cual corto la inspiracion.

Así pasaron los meses en ocasiones nos visitaba pero por una u otra no daba el gran paso, algo que yo esperaba con ansias.
Una ocasión el llego por la tarde como era costumbre tomamos cerveza, esa vez por fin sucedió algo mas, llego por casualidad una amiga de muy buen ver los cuatro estuvimos tomando mi esposa y su amiga se pusieron muy ebrias y nos pidieron hacer algo divertido, lo primero que pensé fue el juego de botella con castigos sexis,creo que mi hermano empezaba anotar que no tenia problema el que se llevara bien con mi mujer, así empezamos primero de prendas, camizas mojadas hasta llegar a un punto en que ellas nos dieran un show , ambas aceptaron pero pidieron lo mismo así que mi esposa propuso vestirnos apropiadamente para eso tomo a mi hermano de la mano y subió con el a la recamara, le dijo ven vamos a vestirnos primero, según esto para que fuera sorpresa, después de 5 minutos bajo mi esposa con un liguero, camizon y medias de red,mi hermano conservaba la misma ropa, mi excitación fue demasiada, ellos jugueteaban delante de mi el la tocaba de todas partes, mientras tanto la amiga de mi esposa totalmente ebria subió con migo, me pidió la desnudara, pero la mi prioridad en ese momento era otra, el momento llego, mi mujer me hizo un baile sensual y la amiga a mi hermano, esto cada vez era mas caliente, les propúse cambiar de pareja mi hermano super exitado accedió le pidió a mi esposa por favor bailame, fue una escena muy caliente, después de urato me pidió mi amiga llevarla a su casa, era el momento para dejarlos solos salí super exitado, al regresar abrí la puerta lentamente, mi esposa y mi hermano se besaban intensamente, el le acariciaba las nalgas, después se separaron ella le dijo ya, tu hermano no tarda en llegar, simule no haber visto nada, al entrar los dos estaban sentados mi esposa nos pidió acostarnos se sentía muy ebria y cansada, mi hermano se quedo en una pequeña alcoba, yo no podía dejar de pensar, quería que mi esposa cojiera, al ir a la cama la abrase le dije estoy muy caliente, cojetelo, ella me dijo que no se atrevía, la espese a besar le chupe su panocha con la intención de calentarla y lo logre, me decía quiero la verga de tu hermano, no me dejaba penetrarla, eso me exito mas le pedí que bajara y accedió, ella entro a su habitación y me contó lo siguiente.

El estaba despierto como esperándome, al verme se lanzo a besarme, su verga estaba totalmente dura y babosa, que rico se la chupe me calenté demasiado mi puchita me pulsaba de calentura me pedía verga me empece a mojar como nunca, el me acostó me abrió las piernas y me chupo el culo muy rico, después lo monte no paraba de lubricar, me hizo venir delicioso, después me limpio mi puchita con la boca al tiempo que se jalaba la verga, de pronto estallo me lleno la cara de leche caliente fue riquísimo y quiero mas.

Mientras ellos lo hicieron yo los escuchaba fue muy excitante oírla pedir mas dame mas, hay hay que rico, el le decía que rica me encantas mientras yo me masturbaba.
una ves que terminaron ella subió a la cama, me contó todo y me dijo que aun se sentia caliente, toque su parte estaba mojada como nunca le metí la verga y me dijo gracias que rico dos vergas en una noche.

actualmente llevamos una relación muy caliente, mi esposa y mi hermano han cojido varias veces que les contare mas adelante.

Saudos.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 65 veces

Mi sobrino de 7Categoría: Gays

Por Mi sabrino de 7 | 2014-07-24 15:31:26 | 0 comentarios

Hola, este es mi 1er relato
Todo comenzo una noche, estaba en casa de mis tios y estaba aburrido asi que decidí jugar con mi sobrino. La verdad no sentía atraccion hacia el por su edad y por que es hombre. Pero todo cambio cuando me recoste en el piso y como el venia con unas bermudas y se situo encima de mi cara, pude ver sus nalgas pequeñitas con su calzon ajustado. El "se cayó accidentalmente" sobre mi cara. Lo levante de inmediato pero volvio a caerse. Yo exitado finji enojo y le hise cosquillas poco a poco le iba quitando el tennis para hacerle cosquillas y de paso le tocaba las nalgas. Le quité sus tennis y le olí los calcetines por mi fetichismo el lo notó y me puso su pie en la cara y lo empeze lamer. De repente agarra mi pene ya endurecido y me amenazo con contarselos a mis tios. Estaba confundido y a su merced. Me dijo seras mi perra de hoy en adelante. Me dirigio a su cuarto y me dijo: desnúdame a lo que accedí de inmediato tratando de tocar lo mas posible. Veía con una sensación extraña su pene que para su edad ya estaba grande. Me ordenó ponerme boca arriba lo hise y se sento en mi cara. Mi nariz quedo en su ano y su pene en mi boca. Me dijo que no era suficiente y me dijo. Lameme el ano, me denege y amenazo. Accedi pero antes de eso me castigo. Metio toda su mano en mi ano y me nalgeaba. Sentí dolor y placer uno tan grande como el otro. Con un jugete grande,largo y muy grueso me penetraba mientras se la chupaba. Despues de rato llego mi otro sobrino de 12 años que tambien era la perra de mi sobrino. Me ordeno que se la mamara. Sentia como su pene salado se agrandaba dentro de mi boca. Mientras me lamia el ano. Despues el mas grande me penetro y el mas pequeño me ponia su trasero en la cara y abofeteaba con su pene. Me paso 2 veces su pene por los labios lenta mente. Antes de que se corriera en mi ano le ordeno sacarlo. Yo con el ano super adolorido y expandido tuve que tragarme su semen. Despues penetre al menor y el mayor seguia conmigo. Antes de cirrerme me la mamo el mas pequeño y me beso despues de correrme en su boca. Sentia la saliba, el semen y su lengua revolviendose. Terminamos 1 hora despues y me dijo que apenas comenzaba mi trabajo

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 106 veces

Culeado por amigaCategoría: Gays

Por Jjjj | 2014-07-24 13:42:50 | 0 comentarios

Hola mi nombre es Manuel tengo 20 años soy Rubio blanco ojos claros tengo un cuerpo bien formado estaba con una amiga de la universidad asciendo un trabajo era fin de semana y mis padres estaban en la finca yo tenía una botella de aguardiente en la nevera y empezamos a tomar ya prendido tos empedamos a hablar de nuestras experiencias sobre el sexo yo me conté lo que hacia lo normal pero ella me contó esperiencias que me dejaron boqui abierto me dijo que le gustaba hacer el beso negro y comerce los culitos de lo novios jjaja yo le dije que feo es eso y. Ella me dijo que ellos glosaban mucho que si yo fuera su novio me culinaria pero para ser sincero el tema me alboroto y se me paro ella me dijo que siempre le avían atraído mi culito y que fantaseaba hacerme cositas yo me reí me dijo que si me había tocado alguna ves mi colita yo le dije cuando me baño por cierto
Le dije que me depilaba ahí por que no me gustaba los bellos y que tenía que hacerlo en cuatro frente a un espejo que me gustaba bébemelo en esa posición parecía al de una mujer que me exitaba que su tuviera uno igual me lo culiaria ella me dijo que señalo mostrara yo le dije que me da pena pero ella insistió y me dijo que mostraría el de ella eso me éxito más y me dije que pasa se lo muestro y ya y nos desvestimos que cuerpazo el de ella y me dijo que le gustaba el mío me dijo ponte en cuatro yo me subí ala cama me puso una almuada y quedo levantado el culito frente al espejo al vermelo yo al espejo me exite más ella me decía que rico se veía y que deseaba tocarlo y besarlo yo le dije que no sabíais y ella me dijo que lo privara si no me gustaba parábamos yo le dije listo y empezó a sobarlo suave se sentía bien me abrió más las piernas y empezó abesarlo suave y pasaba los deditos por mi ano eso me gustaba mucho paso luego la lenguita y me piso a millón me pregunto que tal y le dije que es rico y pasó los deditos por mi anito lúbrica duro por su saliva cada ves más durito se sentía delicioso llego sentí que me penetraba un dedito pero no le decía nada me daba lenguita y me pajeaba cola otra mano que rico me sentía sentí que me penetro casi todo el dedo y me decía que era apretadito que eso le hacía al novio y que tenía un consolador en el bolso que usaba con el novio lo saco y me dijo que si lo podía rosartelo yo le dije bueno y cuando me di cuenta me lo había penetrado que rico se sentía y yo me movía como putica y paso así quedamos de repetirlo ....

Puntuacion: 10.00 - Votos: 1

Leido: 54 veces

Hize a mi madura madre..mi puta personal!!Categoría: Sexo en familia

Por Antonio | 2014-07-24 05:16:18 | 1 comentarios

Mis manos por detrás de sus rodillas le abrían y alzaban un poco las piernas y las caderas..el placer mas inmenso me invadía y no era tanto por estar metiendo mi verga en esa rica panocha..era como un sueño, el sueño mas erótico, mas sucio y depravado que jamas soñé..a pesar de que la veía, que la escuchaba y que mi verga sentía perfectamente como me ceñía, me apretaba dentro de ella..seguía sin dar crédito a lo que estaba sucediendo realmente, la cabeza me daba vueltas y el corazón palpitaba con fuerza de la emoción..
Veía esa peluda vagina, esos labios gruesos, carnosos, rodear cubriendo mi carne dura, erecta..veía salir de su coño mi macana brillosa de lo empapada, batida de sus jugos, el sonido que escapaba de su vagina al entrar y salir era divino..es una señora adulta, de 59 años ya y por ende su cuerpo, su piel demuestra a la perfección el paso del tiempo, de los años en ella..llenita sin ser demasiado gorda, los muslos eran gruesos y flácidos que temblaban a cada embestida que le daba, la entrepierna estaba marcada por estrías y celulitis y aun así era una visión hartamente deliciosa..los pliegues carnosos de su vulva se veían tan deliciosos y suculentos..
No podía dejar de ver como mi gruesa macana, brillosa, con las venas bien saltadas y la cabeza hinchada entraba y salía de ella..se la metía despacio, suave, delicado..pero hasta el fondo, hasta que mis guevos chocaban contra sus amplias y aguadas nalgotas que teniéndola en esa posición habían aumentado de tamaño..
No podía ver su rostro, pues con timidez se cubría la cara con el antebrazo, cubría sus ojos pero no su boca..así que veía como la abría y dejaba escapar los quejidos, los gemidos y pujidos mas dulces, mas eroticos y sensuales que había escuchado en toda mi vida..su lacia y larga cabellera negra entrecana pues jamas se a teñido el cabello, luce orgullosa sus canas..estaba desperdigada en la almohada y sabanas, la piel del cuello, del nacimiento de esas enormes aunque aguadas y ya arrugadas tetotas, las arrugas de sus manos y de su piel en general me enardecían aun mas si era posible..le sacaba la verga hasta la cabeza y de nuevo volvía a hundirla, a clavarla, a meterla hasta los guevos pero sin prisa, sin fuerza..despacio, lentamente para que la disfrutara tanto como yo lo hacia al metérsela, maravillado y orgulloso de provocarle esos quejidos de placer, de deleite..jamas me sentí tan orgulloso de tener una verga gruesa, de los 19 cm que poseo como ahora con ella, me llenaba de satisfacción ver como se abrían sus labios para engullir mi carnota dentro de ella..su abultado vientre con estrías, esa cicatriz de una cesárea, las múltiples y rellenitas lonjas que se le formaban, las aguadas y morenas tetotas arrugadas y que le colgaban flácidas a los costados y que se bamboleaban tan ricas a cada metida que le daba la hacían para mi mas suculenta y deseable que si fuera una joven riquísima, delgada y firme..ella era especial, demasiado especial y tener la oportunidad de estarla follando valía millones..

Juana es mi madre..una señora decente, seria, respetable, una apacible ama de casa, dedicada únicamente a su hogar..divorciada desde hace una década y sin pareja desde entonces..tranquila..tímida incluso..vive sola y a mis 44 años recien me había divorciado, de modo que la visitaba con regularidad, era una rutina los fines de semana quedarme con ella en su casa, charlábamos hasta tarde tomando café, viendo la TV..mi compañía la hacia no sentirse tan sola y esperaba con ansias mi llegada, pero nunca jamas..la había visto con morbo, con deseo sexual.,es mi madre y la respeto..ó respetaba mas bien, además no es una mujer atractiva, digo..no es fea, pero nones una señora que cause con su cuerpo deseo ó apetito sexual, viste de manera recatada nunca mostrando de mas..
A principio de semana no había estado muy bien de salud..de modo que la lleve al doctor, todas las mañanas antes de irme a trabajar pasaba a verla, a saludarla para ver como seguía y asegurarme que tomara su medicamento..fui como de costumbre a verla, aun estaba acostada en su cama, la salude.,ya se veía mucho mas repuesta.,aun así le dije que era hora de tomar la medicina, así que la ayude a sentarse y fui por el medicamento..ella tenia las sabanas sobre las rodillas cuando me acerque..entonces ocurrió..y no pude evitarlo, la bata de dormir que usa mi madre aunque no es transparente si es demasiado delgada, al grado que al verla..como es de copas pequeñas dejaba ver perfectamente ese par de enormes tetas..apenas y las cubría, le colgaban aguadas pero bien ricas, dos enormes peras morenas de enormes y gruesos pezones que se adivinaban perfectamente bajo la delgada tela..obvio mi madre no se había dado cuenta que jamas se había mostrado en bata frente a mi, se sonrojo, no dijo nada al ver mi mirada clavada entre sus tetotas, pero pudorosa se cubrió tímidamente con una mano mientras abría la boca para que yo le diera el jarabe..acción sin malicia que me enardeció aun mas..eran segundos pero suficientes para que por mi cabeza desfilaran las imagenes mas morbosas de ella..el verla abriendo la boca mirándome a los ojos con esa expresión dulce en ellos, hizo que mi mente divagara y la imaginara abriendo la boca pero para recibir mi dura verga que por cierto se me había parado en esos breves momentos, ver esos labios carnosos pues es de boca grande y carnosa hizo que sintiera punzadas de placer en la punta de la verga y en mis guevos..
Deje la cuchara de lado..miraba a los ojos a mi madre, ella se estremeció cuando acaricie su rostro..había adivinado lo turbado que estaba, además la erección era mas que evidente bajo mis pantalones..no dijo nada..recorrí despacio su rostro con mis dedos, un rostro de aspecto demasiado humilde, moreno..sencilla, mas parece una empleada domestica, siempre ha dado esa apariencia..le quite la mano que cubría sus senos, la acaricie..yo temblaba igual que ella, pero además de los nervios..de deseo y excitación, jamas pensé que mi madre me pudiera exitar, jamas la vi con deseo ó morbo..ella respiraba agitada y eso hacia que sus tetas subieran y bajaran deliciosas aun mas..trague saliva nervioso cuando lentamente baje mis manos hacia sus tetas y metiéndolas bajo la batita..las apreté suavemente, ella emitió un débil quejido, mis dedos oprimían con suavidad cubriendo sus tetas...se sentían tan suaves, tan aguaditas, tan ricas..mientras se las sobaba sentí entre mis dedos sus pezones gruesos, enormes como la areola obscura..mi madre me miraba temblando de nervios y sorpresa evidente..
"N-no..oh..n-no..por favor no..,oh..¿que..que haces hijo?...oh..oh..Antonio..Antonio..ohhhh..hijo..¿Que..que te ocurre mi amor?..oh..por favor hijo no me toques así..ah..no..no..no por favor mi amor..tu..tu no eres así hijo..no se que te ocurre..pero no me agrada que me toques así.."
Por toda respuesta me incline sobre su rostro..le sobaba las tetas, las apretaba y masajeaba exitado..que rico sentía tocar las tetas de mamà, sentirlas en mis manos..bese su boca, bese sus labios sin decirle nada..solo la miraba, ella había tomado mis manos con las suyas y débilmente intentaba apartarlas de sus senos, pero sin muchas ganas..respiraba agitada, intentaba voltear el rostro para que no besara su boca, pero yo insistía.,mis labios rozaban buscando los suyos, mi lengua se paseo por sus labios, lamiéndola..mientras no paraba de sobar esas inmensas tetas aguadas.,sentía sus dedos queriendo entrelazarse con los míos queriendo inútilmente apartar mis dedos de su pecho..
Empeze a morder con suavidad esos labios gruesos, a lamerlos..a hundir mi lengua dentro de su boca buscando la suya y al encontrarla la enrosque con la de ella que temblaba nerviosa..la bese, la bese en la boca largamente disfrutando sus labios y su aliento..

La deje..ella creyó por un momento que al fin había recobrado la cordura..se acomodo los cabellos nerviosa, cubrió sus senos lo mejor que pudo con la batita..pero abrió la boca de asombro al ver la sonrisa perversa de mi rostro cuando al mirarla, simplemente me fui desabrochando los pantalones que cayeron al suelo, ella aun mas se sonrojo..me pidió que no me atreviera.,sabia bien que seguía entre nosotros..su mirada estaba clavada a su pesar en mi macana que se adivinaba dura y gorda bajo los calzones..sonriente..despacio, muy lentamente disfrutando ahora el momento...me saque la verga del calzón..esta salto como impulsada por un resorte..palpitante, erecta en todo su poder..vi la expresión de sorpresa en el rostro de mi madre al ver el tamaño y grosor de lo que ya sabia iba a comerse por mas que protestara..sujete sus largos y lacios cabellos, acaricie ese rostro amado y tan respetado durante muchos años..dejando que mi macana palpitara frente a su rostro, frente a su boca.,goteando ya..y por fin hable, al fin le dirigí la palabra ya escucharme decirle lo que jamas imagine decirle a mi propia madre mas me calentaba..,
"te gusta Juana?...si mi amor?...te gusta lo que vez?..lo que tengo para ti mamita linda..ohhhh...mami..mamita..mamacita chula..ohhhh..mírala mírala bien y sin pena Juana porque es tuya..toda tuya.,y te la vas a comer..vas a tragarla..vas a mamarmela..te la vas a tragar quieras ó no Juana.,así que vete acostumbrando a ella..porque es tu verga..se que te sientes rara..yo también mamita..nunca pensé en cogerte..pero voy a hacerlo..te voy a coger mamá..te voy a meter la verga Juana y vas a gritar pero para que no te la saque..mírala..mírala bien mamita..anda.. Anda Juana empieza ya a mamarla CABRONA puta..

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 169 veces

Mis Labios de Rojo Carmesí III - Diario de una InfidelidadCategoría: Sexo infieles

Por Carmelo Eduardo | 2014-07-23 18:30:09 | 0 comentarios

Tomé el diario de María, no me atrevía a abrirlo porque sentía que era una invasión brutal a su intimidad, y aunque fuese yo su marido no tenía derecho a hacerlo. Si ella escribía cosas, ideas, sentimientos, experiencias, secretos en éste, ¿qué derecho tenía yo para abrir su vida de esa manera? No sé si fue la curiosidad, o fue la sospecha, tal vez la excitación misma, el momento me llevó y entonces lo abrí justo en la página menos afortunada.

Ahí encontré un relato llamado “Jimy, fuimos fruta prohibida” el cual desnudaba una parte de la vida de mi mujer, la cual narro a continuación.

Jimy, fuimos “fruta prohibida”

Tuviste la osadía de introducirte una mañana en mi departamento, sin aviso alguno, sin tocar siquiera el timbre, me tomaste por sorpresa, fui tu presa; así fue como te introdujiste en mi vida privada y sobre todo en mi cuerpo. Tuviste las agallas y las pelotas para hacerlo, te lo reconozco y me congratulo por eso, lo cual sin duda me atrajo mucho hacia ti.

Me lanzaste de reojo una mirada lasciva muy penetrante. Al principio me hice la desentendida, pero llegó el momento en que no podíamos fingir nuestros deseos, y ahí fue cuando te dije:

-Jimy, Jiiim...yyyyy .... se hizo el silencio, hubo una pausa y continué diciendo:

-Jimy, lo que tú deseas no te pertenece.

Y es que las ascuas de tus pupilas me quemaban la piel. Tu mirada te traicionaba y te delataba, hasta que ésta alcanzó mis ojos y ambos sentimos cómo el deseo se posesionaba de nuestros cuerpos, al grado que ya no obedecían nuestras voluntades impuestas por la decencia, la cordura y la razón, sino que el deseo empezaba a dominarnos.

Mi piel no tardó en responder ante tu mirada.... mi pecho se dilató, mis pobscuros ezones se erizaron provocando en mi un escalofrío que sacudió todo mi ser; me impregné de cada movimiento de tu cuerpo, todo era para mí un estímulo, hasta tu sonrisa burlona. Te gustó saberme vulnerable a ti, por primera vez pude percatarme de que tal vez sí te pertenecía, aunque fuese por un instante, aunque fuese una sola vez. Lo deseábamos mucho.

Tu mirada, Jimy, calaba, quemaba profundo, traspasando la piel por donde iba pasando, logrando respuestas indiscretas en mi cuerpo que no te pasaron inadvertidas... Abrí mis ojos lo más que pude, mis fosas nasales se abrieron, me mordí un labio y mi parte más íntima, mi pepa, comenzó a papalotear, empecé a sentir ese cosquilleo incontrolable que me domina y entonces, ya rendida, al igual como el boxeador cuando se sabe derrotado, “tiré la toalla” hasta que ésta cayó a mis pies, dejándome indefensa ante ti y mostrándote mi desnudez completa. Tus ojos se clavaron en mi estrella negra, ese agujero absorbedor que deseaba comerte todo; me sentí impúdica e invadida, me la cubrí con mi mano izquierda y mis tetas las cubrí con mi mano derecha, pero no podía hacer nada, estaba a tu merced, a tu antojo. Apartaste las manos de los lugares que reguardaba para verme desnuda a plenitud, y luego manoseaste mis partes más íntimas, mis tetas, mi puchita y mis caderas, hasta arrancarme un (AAAaaaaahhhh, AAAAAaaaaaaaahhhh, AAAAAAaaaaahhhhhhyyyyyyy yyyy!!!!) al experimentar un orgasmo… Era tan solo el inicio, luego me giraste bruscamente, con autoridad, era ya tu prisionera y podías hacer conmigo lo que quisieras, estaba a tu disposición aunque no fuese tuya, aunque fuera de Carmelo.

Pude notar tu cálida respiración agitada cosquilleando mi nuca... tus manos como si fuese unas enormes tenazas estrujaron gozosamente mis tetas, mientras mordías suavemente mi nuca... de la misma forma que un semental cuando se sabe poderoso, mordisquea el cuello de su yegua para demostrar quién manda en ese momento... y tú Yimy ya mandabas en mis adentros.

Me obligaste a inclinarme, para entrar en mí sin contemplaciones... uuuuuummmmmmmmhhh JJJimmmmyyyyy!!!!... no te costó demasiado penetrarme... y es que tu tamaño... y el grosor de tu miembro erecto, qué grosor y qué dureza, y que dulzura... y yo también estaba tan lubricada que aún con tu enorme tamaño invadiste mi cuerpo sin mayor dificultad...lo metiste hasta lo más hondo de mis entrañas, así lo logré sentír en toda su dimensión; tus grandes pelotas de hierro alcanzaron mi puchita; así fue realmente como tomaste mi cuerpo a placer.

Tus embestidas aumentaron de ritmo y de intensidad; igual que nuestros jadeos, tu verga entraba y salìa de mi puchita, yo de espaldas a ti pero te sentìa en toda tu presencia, me estabas cogiendo y haciendo tuya. Todo se aceleró; envueltos en un torbellino de sensaciones, tus pelotas rebotaban como si estuviesen en una cancha de frontón, golpeteando mis partes íntimas, en un movimiento de vaivén con una perfecta cadencia que se aceleraba rítmicamente.

Yo jadeaba y gemía como perra, totalmente empalada; pedía clemencia por un lado, pero por otro lado quería más, quería sentirte mucho más adentro, que invadieras todo mi ser, en cuerpo y alma, te suplicaba, te imploraba:

-Ayyh!! Jimy cabròn, dame máááássss duro mi amor!!!! Quiero máááássss papacito !!!!

Yo estaba totalmente perdida mientras que tú respondías como un verdadero garañón. Te portaste a la altura de las circunstancias. No necesitaba que me trataran como una dama, lo que quería era que me trataran como una ramera, y lo lograste, sacaste de mi a la puta que llevo adentro.

Y así seguimos, dale que dale, unidos en el ritmo de la naturaleza misma.........y yo seguía gimiendo e implorando:

“Uuuhm, sííí, ssíííh, sssííííííhhh…” ante cada embestida suya. Era tanta mi desesperación que inconscientemente llevé una de mis manos hasta mis intimidades para acariciarme.

-Cabróóóón !!!! - - grité al sentir como derramabas con derroche abundantes chorros de lava que quemaban mis entrañas, al tiempo que mi cuerpo se estremecía y temblaba frenéticamente desatando en mi cuerpo mi propio torrente de pasión hasta convulsionar y casi perder el sentido y el conocimiento... mi concha quedó empapada y embadurnada de leche. Fue sensacional.

-¡¡Zorrraa!!... -¡¡Putita mía!!... me dijiste en forma dulce, pero burlona a la vez, jijiji.

-¿Ves cómo sí me perteneces?...

Es cierto, me entregué a ti, me tomaste y te pertenecí, sin lugar a dudas; algo me decía que también hacías de mi vida tú pertenencia. ¡Pero no GJomy!, tú bien sabes que somos frutos prohibidos, ambos sabíamos que aquella iba a ser la primera y la última vez (debut y despedida)... no podía ser de otra manera, aunque quisiéramos alargar nuestro encuentro por toda la eternidad. Al fin y al cabo, en realidad, ni tú ni yo nos pertenecíamos el uno al otro, teníamos otros dueños a quien rendir cuentasm y que ambos conocíamos ampliamente.

Y así permanecimos unos instantes unidos, pegados, abrazados, entrelazados el uno con el otro sin querer separarnos... besándonos y acariciándonos, recorriendo nuestros cuerpos ahora con dulzura y mucha ternura, así continuamos hasta que nuestras respiraciones recobraron el ritmo normal. Entonces comprendí que el acto se había consumado a plenitud; tú te levantaste y te separaste de mí, me cubriste con la toalla, y después de besarme larga y profundamente por última vez, de despedida, desapareciste de mi vista dejándome extasiada. Me hiciste sentir una mujer realizada. Eras ya el tercer hombre en mi vida: Tony quien me desvirgo salvajemente, Carmelo mi marido y ahora tu Jimmy, ahora eras tu quien me tomaba y me hacias tuya. Que delicia y que placer.

Su último párrafo en ese relato diario decía:

En la madrugada del día siguiente, al despertar junto a Carmelo me pregunté a mi misma: ¿Sueño?… ¿Todo fue un sueño María?… Confundida y extrañada me levanté, oriné en el baño, me vi al espejo, y nuevamente surgió el cuestionamiento, segura María, segura que… ¿Fue sólo un sueño?...ó ... Jimy... Jimy, Jimy, musité dulcemente tu nombre en varias ocasiones. Jimy, Jimy y me percaté que en mis entrañas, donde el día anterior habías dejado constancia de tu hombría aún resguardaba tu viscosa virilidad. Asi fue Jimy papacito.

Pero, cómo ver a la cara a Inocencia .... la comadre, no voy a tener el valor de sostenerle la mirada.

Dejé el diario en su lugar, aquello había sido una invasión a la intimidad de María, violé el derecho a su privacidad, ese derecho que tiene toda persona aun estando casada, y por eso me sentí culpable y avergonzado; al mismo tiempo que me encontraba en shock, pues aunque sabía que mi mujer me había sido infiel nuevamene, ahora con otro hombre. No esperaba encontrar lo que encontré en esa parte de su diario, Jimy mí compadre. María nunca lo supo, me refiero a que encontré su diario y leí sobre su encuentro con Jimy, e Inocencia nunca lo supo tampoco, me refiero a la infidelidad de nuestros conyugues.

En su último párrafo decía:

Carmelo, Suerte que vos no leés este diario, mi cielo, sino te enterarías de cada cosa… pero si María dejó el diario a mi alcance, fue tal vez una forma de confesarme sobre sus infidelidades. Nunca volví a tomar su diario.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 40 veces