Los 10 relatos mejor valorados

cojiendo con mi amigo de 11

Hola a todos los lectores de relato...

QUÉ QUIERES QUE TE HAGA

Soy Santandereano y bien conocida e...

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTRO VERGA

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTR...

descocado por mi perro

Descocado por mi perro lobo Hola mi...

Estacionamiento

Hola espero que te guste esta histo...

me iso el amor un san bernardo

Todo comenzo hace un par de años c...

amigas por accidente

mi nombre es karina les cuento este...

Primera vez

Bueno esto que les contare es porqu...

YUYI

Mi nombre es Obdulia... Pero todos ...

Me encantan los machos heterosexuales...

Desde que era un niño, tengo memor...



Ultimos relatos


con mi primo menorCategoría: Gays

Por Niklas_26 | 2013-12-09 10:31:31 | 0 comentarios

Hola soy Juan les quiero contar lo que sucedió con mi primo meno que yo el se llama Alejandro el tiene 16 años y yo 19.

Todo sucedió el día en que mis padres y mis tíos se iban a una ciudad muy cerca de donde yo vivo de unas cortas vacaciones no mas de 3 días a lo cual no mi primo ni yo querías ir puesto que en esa ciudad hace demasiado calor y por lo menos yo no me aguanto ese calor entonces mis padres decidieron que no me llevarían y me pidieron que entonces me hiciera cargo de mi primo y asi fue.

Al llegar la noche yo me encontraba viendo mi computadora y el viendo la televisión en ese preciso momento le dije que estaba aburrido que si alguna vez había visto pornográfica y el dijo que no que que era eso. Le dije que esperara y puse un vídeo porno y le dije que si se había masturbado alguna vez y me dijo que tampoco y le pregunte que sin quería que le enseñara y me dijo que si que no había problema, entonces le pedí que se bajara sus pantalones y dejara su pene al descubierto y así lo hizo y hoy procedí a hacer lo mismo el se asombro de ver mi pene obviamente mas grande que el de el y excitado por la situación le dije lo que tenia que hacer que tenia que halar su pene de arriba a abajo y tome el mio y le enseñe le dije mira así tienes que hacerlo pero sin dejar de ver la pantalla de la computadora. yo estaba tan excitado que con ver pocas imágenes del vídeo expulse todo mi semen que cayo en mi pecho y le dije mira alejo esto es lo que te tiene que salir, pero el intento e intento pero no le salia nada así que le dije que si queria que le ayudará y me sino que si así que tome su pene y empecé a masturbarlo y yo tome su mano e hice que agarrara mi pene e hiciera lo mismo así estuvimos un buen rato hasta que me recoste y me quite toda la ropa y le dije a el que hiciera lo mismo. Cuando me quite toda la ropa me recoste en ella cama boca arriba y le dije que siguiera jugando con mi pene u que se lo metiera en la boca que sabia rico y así lo hizo me dio la mejor mamada que me han dado en mi vida luego el me pidió que si yo le podía mamar su verga así que yo le dije que si y se la chupe sabia muy rico el pene de mi primito entonces le dije que se pusiera en cuatro que iba a sentir algo muy rico algo que nunca antes había sentido pero que al principio le dolería un poquito.
Entonces fui al baño y tome crema y con mis dedos se la puse en la entrada de su ano mientras le introducía los dedos para excitarlo un poco y de la nada fui por un condón a mi cuarto me lo puse y empecé a introducirle la cabeza de mi pene a lo cual el gritaba y me pedía que no lo hiciera mas que le dolía yo le dije que aguantara un poquito y mientras el descansaba un poco yo aun solo había podido ingresar la cabeza de mi pene le pregunte que si podíamos continuar el dijo que si así que sin dudarlo le metí mi pene de una manera muy brusca y duro a lo cual el se le escurrieron un par de lágrimas y me gritaba que era un hijo de puta que le dolía que se la sacara pero yo no le hice caso y seguía penetrando lo ya un poco mas suave hasta que su ano se acostumbró a mi pene y ya no se quejaba si no que le gustaba y me pedía mas que lo penetrara mas y así estuvimos como casi 40 minutos al pasar ese tiempo me saque el condón me recoste y lo puse a que me la chupara y sentí que me venia y le dije que no desperdiciara ni un poquito mi leche que ya iba a salir y así fue expulse toda la leche que tenia dentro de mi y el con gusto se la tomo toda y le dije que nos acostaramos juntos pero que yo tendría mi pene dentro de el toda la noche el dijo que si pero que no era justo que el tuviera mi pene dentro de el pero que yo no tuviera nada en mi ano entonces yo fui al cuanto de mis padres y sabia muy bien donde mi madre guardaba los consoladores y diodos tome uno el mas grueso y en frente de el me lo introduje y luego le introduje mi pene en su ano y nos arropamos y así dormimos toda la noche .

Al día siguiente nos despertamos nos bañamos juntos volvimos a follar en la ducha y no lo volvimos a hacer de vez en cuando lo hacemos mas que todo cuando nos dejan solos

Puntuacion: 7.00 - Votos: 1

Leido: 407 veces

esposodekachondaCategoría: Orgias

Por esposodecachonda | 2013-12-09 08:42:13 | 0 comentarios

Me prende recordar cuando conocí a mi actual pareja fui invitado a una fiesta y como no tuve como irme me quede hasta el final en donde conocí a Letty ella estaba bailando con cuatro weyes ya que era la única mujer que estaba la saque a bailar y acepto todos nos peleábamos su atención ya que se veía espectacular llego el momento en que ella se canso y nos dijo que si podría descansar un poquito uno de los chavos le dijo si quieres jugamos botella ella dijo claro y nos sentamos en el piso empezamos con preguntas indiscretas siguiendo con castigos y alguien propuso jugar las prendas de vestir pensé que ella no iba a aceptar para sorpresa de todos dijo claro pero no me vayan a echar en medio todos dijimos como crees no desconfíes y cosas así pero en el ambiente había un acuerdo tácito todos deseábamos verla desnuda y al girar de la botella casi siempre era ella la que tenia que despojarse de alguna ropa y cuando estuvo toda desnuda le propusimos que como ya no tenia prendas pagara con castigos primero besos en la mejilla pero iba en aumento ya que se veía espectacular era algo mágico nunca pensé enamorarme a primera vista pero verla salir victoriosa me prendió y desde ese momento ya no me aparte de su lado es otra cosa ver a tu nena en acción no tiene precio ya que son momentos cachondisimos que solo los retrogradas y machistas se privan de ello ya que tener momentos memorables es sensacional y a ultimas fechas ha estado más activa que nunca ya que cuando termina de hacer algo especial lo comentamos y esto me prende de tal manera que mis erecciones son tan fuertes que hasta el pene me duele pero como todo se te vuelve una obsesión ver a la nena propia disfrutar de a madre

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 321 veces

Yo, de 14 con mi asistenta rumanaCategoría: Sexo Maduras

Por Ruben herve | 2013-12-09 08:17:37 | 0 comentarios

Me llamo Rubén os voy a contar lo que paso con la chica que limpia mi casa. Tengo 14 años, vamos en plena pubertad con las hormonas revolucionadas. Vivo con mis padres los cuales siempre trabajan mucho puesto que son altos ejecutivos y no pueden ocuparse de la casa. Por eso contrataron a Martina. Martina es nuestra asistenta, es de Rumania y tiene unos 40 casi 50 años, es rubia, alta, delgada, atractiva….vamos que para su edad se conserva bien. Martina se ocupa de nuestra casa todo el dia desde que me levanto hasta que me acuesto, incluso si mis padres tienen cenas o algo también se queda por la noche. Martina no es muy recatada siempre viene a trabajar con unos leggins o unos vaqueros, unas playeras, típicas camisetas de publicidad y se recoge el pelo en un moño. Lleva con nosotros mas o menos un año, y ya tengo confianza con ella me hace alguna bromas y es simpática conmigo. La verdad me he sentido atraido alguna vez por ella y eso ha terminado en llegar a masturbarme pensando en Martina. Voy a contar lo que sucedió un dia cualquiera.

Me levante a eso de las 8 para ir al colegio. Cuando baje tenía el desayuno hecho. Martina me lo preparaba cada mañana. Me saludo y me preguntó que tal había dormido, la dije que bien aunque me desperté muchas veces por el calor que hacia. Termine de desayunar y me fui a mi cuarto a vestirme. Le di la ropa sucia a Martina para que la echara a la lavadora. Me fui al colegio.

Llegue a las 3 a casa con un compañero de clase, puesto que teníamos que terminar un trabajo. Martina nos preparo la comida a ambos, la comimos y fuimos a mi cuarto a ponernos con el trabajo. A la media hora ya lo habíamos terminado y nos pusimos a ver videos en Internet. Víctor mi compañero, me dijo que me iba a enseñar unos videos que encontró el otro dia, obviamente eran videos porno.

Era un video de una asistenta fallándose al dueño de la casa en la que limpiaba. El video se notaba que no era real sino de los grabados por productoras y compañías…pero al fin y al cabo era un video porno y la tía estaba muy buena. No tardamos mucho en empalmarnos, yo empecé a meter mi mano dentro del pantalón de chándal para agarrarme la polla y acariciármela. Víctor al verme hizo lo mismo. Después de un rato la tenia ya durísima y le dije a Víctor de masturbarnos, le dije que pausara el video, que iría al baño a por papel. Salí del cuarto y fui al baño, toco esperarme porque casualmente estaba Martina fregándolo, la dije que solo quería que me alcanzara el papel, que Víctor estaba constipado. Ella me dio el rollo y volví a la habitación. Le dije que le diera al play. Para hacerlo mas cómodo le dije a Víctor que me la iba a sacar fuera para pajearme mejor, el dijo que no importaba que con sus primos hace igual se la sacan fuera y no hay problema. Saque mi polla y Víctor hizo lo mismo, el la tenia un poco mas grande que la MIA y tenia mas pelo que yo. Empezamos a pajearnos viendo el video, derepente sonó un ruido y rápidamente guardamos nuestras pollas yo fui a la puerta a asomarme y vi que la había dejado abierta, mire y no había nadie asíque cerré.
Me senté y seguimos con la paja, terminamos y entonces Víctor decidió que era hora de irse. Le acompañe a la puerta y se fue. Cuando entre de nuevo en mi habitación note que olía mucho a polla asíque abrí la ventana y me fui al salón a ver la tele.

Eran las 5 y Martina apareció con la merienda, me dijo que fue a mi habitación y que no estaba y que me cerró la ventana para que no me entraran moscas.
-Rubén te has dejado la ventana abierta eres un descuidado…no ves que se llena de moscas la casa???
+Ya Martina se me paso.
-Oye ese amigo tuyo….Víctor, no? Creo que debería ducharse un poco…ya que tu habitación huele raro.

Yo me puse nervioso, sabia que era el olor a polla…..Respondí lo primero que se me ocurrió.

+Si ya, pero Esquer es mi compañero de clase, y además mi amigo… y me da pena decirle eso y que se sienta mal…
-No creo que se lo tomara mal….además tampoco es un olor desagradable, Nome decirte a que pero…no molesta sino que es un olor diferente.
+Ya…Sera la colonia….
-Ruben…no me mientas….ese olor es…a polla!!

Me dio un vuelco el corazon como sabia eso? Joder me puse muy nervioso y lo negué.

+No!! Como va a ser eso!!! Jajaja que loca!! Jajaja
-Ruben…teneis 14 años, estabais solos con Internet….me pediste papel….no soy tonta.
+Que no Martina te lo juro solo estábamos haciendo un trabajo!!!
-Ruben…te dejaste la puerta abierta y pude veros masturbándoos.
+No puede ser que vergüenza!!! Martina no digas a mis padres, es la primera vez que me masturbo….el me incito ha hacerlo…

Intentaba escapar de la situación como fuera.

-La primera vez? Enserio?
+Si, te lo juro Martina…
-Ruben…lavo tu ropa….veo tus boxer manchados de semen…te crees que soy tonta??

Me quede mudo, y añadio.

-No tengas vergüenza a tu edad es normal que te masturbes.
+ Ya… dije nervioso.
-Ademas es una cosa agradable y te gusta o no?
+Si, me da gustito.
- Jajaja que rico eres.

Me sonroje un poco por lo que me dijo.
-Te ha dado vergüenza?
+ Un poco la verdad que no sabia que estabas ahí mirando.
- La verdad es que pase y vi que la puerta estaba abierta y fui a ofreceros algo pero os vi ahí masturbándoos y me puse nerviosa…por cierto…tu amigo Víctor tiene un buen miembro para su edad eeee jajaja
+ Nose no lo vi.
-Como que no? Si vi como mirabas su polla!!!
+Ya…bueno fue por curiosidad esque la mia se ve mas paqueña…
-No digas tonterias tu polla también es grande.

La conversación se volvía mas tensa cada vez.

+Tu crees? Me gustaría que fuera como la de Víctor, igual de grande.
-Ya crecerás, y con ello tu polla, yo ahora pienso que es una buena polla la que tienes, según lo poco que pude ver…
+Pensé que la habías visto toda…
-No solo pude ver la de Víctor y a ti solo la cabecita, ya que te movías mucho jajaja.

No podia creer lo que estaba apunto de decir.

+Y….dime….te gustaria verla???
-Jajaja chiquillo!!! Que tienes 14 años y yo 47 jajaja
+Ya bueno…pense que….
-Bueno la verdad me quede con la duda, y siempre que veo tus boxer me pregunto como sera esa polla que tanto semen suelta.
+Entonces…quieres verla?
-Si, muestrame, o te da vergüenza?
+No…

Procedi a enseñarsela agarre mis boxer y los baje un poco y saque mi polla flacida fuera.

-No tienes pelitos aun?
+No muchos, Víctor la tiene llena.
-Yo prefiero que no tengan casi pelo o ninguno, ya que así es mas bonita.
+Te parece bonita la mia?
-Si, lo que ahora esta un poco pequeña, puedo tocarla?
+Vale

Martina toco mi polla flácida, tenia las manos frías y ásperas, mi polla comenzó a bombear sangre de la excitación.

-Que sientes Ruben?
+Que se esta infando no lo notas? Esque tienes las manos frias y me dio un cosquilleo.
-Si algo noto.

Un olor a polla empezo a subirme a la nariz, ya que mi prepucio se iba haciendo solito para atrás.

-Este olor….ves así huele tu habitación, a polla.
+Lo siento esque no me dio tiempo a lavarme.
-No importa es un olor hipnotico….dime puedo acercarme?
+Claro- dije algo timido.

Martina de arrodillo y se puso frente a mi pene algo flacido y semi duro.

-Mmmm huele muy dulce.
+Te gusta?
-Si, me estoy exitando un poco y por lo que veo tu también, ya que tu polla me esta rozando los labios de lo empalmada que esta. Dime… puedo probarla?
+Adelante.-la dije

No me lo podia creer Martina estaba de rodillas comiendo mi polla poco a poco pasando su lengua por el borde de mi cabezita y metiendosela toda en la boca mientras con la otra me acariciaba los huevos. Pude ver como su otra mano bajaba hasta su leggin y se perdia dentro de el, sabia que ella estaba tocandose.

-Chico tienes una polla muy sabrosa, todavía me sabe un poco a semen de antes…dime alguna vez as visto un coño?
+Solo en los videos nunca uno real.
-Y te gustaria verlo? Ya que tu me mostraste…lo justo es que yo también.
+Me lo enseñarias? Si es así si, quiero ver tu coño.

Se puso depies y bajo un poco su leggin, pude ver una mata de pelos rubios que asomaban y que tapaban una raja marroncita.

-¿Qué? Te gusta?
+Si es hermoso…
-Acercate puedes mirar de cerca si quieres…
+Mmmm ati también te huele el coño como mi polla es un olor similar….
-Te gusta? Puedes tocar si quieres.

Mi mano se avalanzo sobre esa mata peluda acariciando cada pelo haciendo que el olor fuera mas intenso. Mi dedo fue buscando su raja y cuando la encontro fue undiendose lentamente dentro de su raja, estaba muy mojada y mi dedo deslizaba perfectamente. Martina tenia una sonrisa en la cara y sus ojos estaban semi cerrados.

-Dale, Ruben, que esperas?? Cometelo.

Coemnce a chupar sus pelos y saque un sabor salado y dulce, el olor era increíble, me encantaba el olor a coño que desprendia. Mi lengua intento meterse en su raja pero la goma del leggin me lo impedia.

-Espera Ruben me quitare esto así podras….

Martina bajo su leggin hasta los tobillos y se los quito. Se sento en el sofa y abrio sus piernas dejandome ver sus agujeros. ME arrodille y comence a comerla el coño metiendo my lengua muy dentro de su coño, todo lo que podia. Martina se corría a chorros y yo me bebía todos jugos, baje un poco más y la empecé a chupar el ano, como no vi. Que la importara metí mi lengua por el. Era un sabor más fuerte pero igualmente excitante. Ella empujaba mi cabeza con sus pies para que metiera más mi lengua por su culo.

-Rubén eres un experto dime esto lo aprendiste en los videos???
+Si….bueno la verdad es que me esta encantando.
-Si? Pues te va a gustar aun mas….ven….quiero que me la metas.

Antes de que terminara de decirlo ya tenia mi polla pegada a su coño, no tuve que hacer fuerza pues su coño estaba engullendo mi pequeña polla.
Al segundo tenia toda mi polla dentro de ese jugoso coño, Martina gemia de placer, mientras yo me esmeraba por hacerlo perfecto en mi primera vez. Al rato me notaba cansado pero un excitado, Martina lo noto y me dijo:
-Ruben para, descansa un poco mientras te como la polla y saboreo mis jugos.

Me recoste en el sofa y me deje hacer. Martina engullía mi polla hasta el fondo, incluso la daban arcadas, yo estaba muy cachondo, sus ojos me miraban mientras su lengua jugaba con la rajita de mi polla intentando meterla.
Me masturbaba a la vez que me la chupaba, de vez en cuando la sacaba y se la restregaba por la cara y las tetas. Vi como con su mano libre se metia los dedos en el coño y el culo, ella vio mi curiosidad y me dijo:

-Te gusta ver cuando me toco??
+Si, ademas me pone mas cachondo Martina.
-Mira huele mis dedos seguro que te excitas mas aun.

Se los saco de su culo y de su coño y m los puso en la cara, dejandome mojado. Era un olor delicioso a coño, y a culo, no pude evitarlo y la chupe los dedos, la mire y la dije:

+Metelos de nuevo, revaña tu coño y culo y dame que los chupe.
-Estas muy cachondo eeee mmmm me gusta.

Esta vez su mano estaba impregnada de jugo que goteaba incesantemente hacia mi lengua, su dedo indice estaba sucio de haberse metido por su ano, pero también me lo comi. Paro de chuparme la polla y se puso a cuatro patas abriendose las nalgas.

-Follame por el culo Ruben.

Mire fijamente su ano, me estaba llamando a gritos. Puse mi polla al centro del ano y empuje suavemente hasta que entro toda. Notaba una sensación mas apreada que por su coño y algo mas seco pero igualmente me encantada.

No tarde mucho en notar ese cosquilleo de antes de correrte y se lo dije.

+Martina estoy apunto de correreme.
-Pues sacala del culo y dame tu semen en la boca.
+Pero….estara algo sucia de tu culo….
-No importa yo te la limpio, por algo soy la asistenta.

Saque la polla algo manchada y se la apoye en los labios, ella inspiro fuerte y solto un supiro. Abrio la boca y se metio mi polla de un golpe. Estaba hecha una loca, comia mi polla a mamadazos fuertes que rebotaban en su garganta y a veces hacia que me doliera la polla pero ya estaba casi para correrme. No la quise avisar, asique en una de sus embestidas comence a soltar un chorro que cayo directamente por su garganta y otro y otro hasta que quede seco.

-Ruben me tendrias que haber avisado, yo queria saborear tu leche.
+Bueno aun tengo alguna gotita.

Miro mi polla y lamio unas gotitas tardias que quedaban en la punta de mi polla roja.

-Ya pero…esto me supo a poco yo queria toda tu leche.
+Lo hice aposta Martina, sabia que estabas deseando mi leche…
-Entonces porque no me dejaste disfrutar??
+Esque así seguro te pica la curiosidad y en otra ocasión podemos repetir y así podras probarla.
-Que listillo eres, de acuerdo me parece bien, pero no quiero que te duches ese dia….quiero que tu polla me sepa a polla.
+Vale, tu haz lo mismo y deja que tus bragas cojan olor….y porcierto…también me gustaria oler y comer tus pies asique…que esten sudados
-Eres un morbosillo Ruben, pero vale lo hare, vendre sudada para ti si tu bienes sucio para mi, así podemos guarrear los dos.
+Vale Martina.

Eso fue lo que paso….esperen la segunda parte!!!!

Os dejo mi mail para las mujeres que quieran comentar de mi relato.
herve_
hts@
hotmail.com

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 513 veces

´De tres en tresCategoría: Violaciones

Por Claudia | 2013-12-08 05:09:50 | 0 comentarios

Hola mi nombre es Claudia. tengo 28 años. Esto pasó hace dos años. Y ahora es cuando por fin puedo hablar de ello libremente y sin vergüenzas. Era de noche y salía del gimnasio. Tome un camino que no suelo tomar de noche, aunque sí de día. Es un poco solo, pasa junto al parque, pero siempre hay una que otra persona que lo transita, así que simplemente lo tomé y caminé un poco de prisa. Llevaba mi bolso y mi chándal. Era un día fresco de verano, casi otoño. Así que llevaba un chándal ligero. De repente, a mitad de camino se me pega un tipo atrás. Era atlético y hasta buen mozo, si no fuese por una cicatriz que tenía en el mentón. Se me pega mucho y eso me pone nerviosa. Cuando trato de cruzar la calle, sale del medio parque otro tipo más. Tan rápido que ni lo vi bien. Me agarra por detrás y me arrastra hasta la calle. Hasta ese momento no había visto el coche que estaba cerca de allí y que venía despacio. Había un tercer tipo. Este era más moreno y delgado. El atlético abre la puerta de atrás y me mete dentro del coche. Saca una pistola y me dice: “de ahora en adelante tienes que hacer todo lo que pidamos si no quieres salir viva de esta. Te recomiendo que lo hagas sin pelear. Sin intentar escapar. Hasta lo puedes disfrutar”. Con esas palabras ya no me quedaba duda de lo que querían hacer. “Pensé, dios, me van a violar !Y son tres!”. Me dije que si los ofrecía dinero puede que se lo pensarían, así que se los ofrecí. Pero el atlético de la pistola, que no dejaba de apuntarme al estómago, mientras seguíamos por el camino, me decía, “no queremos tu dinero, queremos tu coño”. Ahí no me quedó duda de lo que iban a hacer conmigo. Pensé que lo importante era salir con vida. Así que rogué que no me mataran ni me hicieran daño. El atlético se ríe y dice, “si haces lo que te pidamos, saldrás viva de aquí, no te preocupes, ahora lo del daño, depende de ti”. Los otros tres se ríen. El moreno que conducía dice, “aquí es”. Se detiene y me bajan a punta de pistola. A todas estas no sabía dónde estaba mi bolso con mi móvil. Creo que lo había dejado caer cuando me montaron en el coche.
El atlético le dice al que me asaltó por detrás, que ahora por fin le vi más la cara y no te que era muy pálido y rubio, “encárgate del camino”. No sé qué quiso decir. Pero se ve que lo tenían bien planeado. Caminamos los tres un poco dentro del parque. En una parte poco transitada. De hecho, no la conocía. Nos metemos bajos unas matas y justo al final había un claro de grama. El atlético me dice “te quitas la ropa o prefieres que te la arranque”. Yo me quedo pensando porque cómo me iba a pedir eso… cómo colaborar en mi propia violación. Por mi me voy corriendo. Pero me dama miedo. No soltaba el arma, aunque no me apuntaba con ella. El moreno se acerca y dice, “no tenemos tiempo para esto, venga”, y Me empieza a estirar el chándal de camiseta. Yo le dijo que está bien, que yo me la quito. Porque pienso en que no quiero salir de allí desnuda, con la ropa rota. Total, me van a hacer lo que me van a hacer igual. Así que me quito el chándal d arriba y el de abajo, los zapatos y hasta las medias y las coloco junto a un árbol. Me tardo con la ropa interior porque de verdad me da pena. El moreno se impacienta de nuevo y dice, “vente rápido, a ti cómo que te gusta que te la arranque”. El atlético se ríe y me agarra por detrás los brazos mientras el moreno, flaco pero fuerte, me levanta las caderas para sacarme las bragas. Yo intento resistirme y agito las piernas y grito un poco, pero con miedo por la pistola que yace en el suelo junto al atlético. Pero el moreno se ríe y dice “ey, ey, perra salvaje, tranquila que vas a gritar más cuando te la esté metiendo”. En ese momento lo que me atormentaba era estar completamente desnuda frente a estos dos. Pero ni modo, ahí estaba yo con el coño desnudo. Trato de cerrar las piernas para no mostrar más. Pero el moreno me lo mira con las manos en la cadera y dice “pero si la muy puta no tiene casi todo rasurado, ¿nos estabas esperando o qué?” yo no digo nada, pero siempre lo tengo así desde que hago natación. De hecho, hace tiempo que no tengo relaciones sexuales. No digo nada de esto, pero me inquieta esa referencia a mi coño casi rasurado ya que se ve que los excita. Solo había dejado un poco de bello encima y algo en los labios, como protección, pero igual tenía mis labios bastante exhibidos. En eso llega el rubio y dice “ya está. Nadie va a pasar para acá”. El atlético se me acerca al oído y me dice “hicimos todo para que nadie pase y nadie te oiga. Puedes gritar todo lo que quieras o puedes gemir, como quieras. Te recomiendo que te quedes tranquila que todo pasa rápido”. El rubio se me acerca y dice “¿Y las tetas? Me encanta las tetas” el atlético saca un cuchillo de su bolsillo y se lo da. Tengo mucho miedo de que me corten o algo, pero el rubio lo que hace es cortarme el brassier. Mis tetas salen liberadas al aire. Sentí frío y vergüenza. A mi empezó el tormento con mis tetas, ya que el rubio empezó a estrujármelas una y otra vez. Se la metía en la boca casi entera una y después otra y me estiraba mis pezones con los dientes. Eso era lo que más me dolía. El moreno se impaciente y dice, “ya, deja para los demás”. El atlético me levanta por detrás y el moreno y el rubio me levantan las piernas. Todo esto para acostarme en la grama. Yo no me resisto la verdad. Pero a ellos les gustaba moverme como una muñeca. Una vez en el suelo, el moreno y el rubio me abren las piernas. Esto me costó mucho. Me daba mucha vergüenza y trato de cerrar las piernas con todas mis fuerzas. El atlético vuelve a decir “quédate tranquila, coopera, coopera, que sales pronto de esto”. El moreno se ríe y dice “de esto vas a salir llena de leche”. El rubio se ríe mientras que agarra una pierna con una mano y con la otra mano me sigue estrujando una teta. El moreno aparta una de mis piernas con su rodilla. De esta forma, tengo el coño totalmente expuesto. Totalmente abierto. Me da mucha vergüenza tener el coño así abierto delante de estos tres seres. El atlético tiene la polla afuera. El pantalón abierto pero sin quitárselo. El rubio deja de masajearme las tetas y se abre el pantalón para sacarse su polla. El moreno no deja de mirarme el coño “rosadito y rico” dice. Me mete un dedo, y para mi vergüenza, lo tenía un poco mojado. Sin embargo, el moreno dice “vamos a mojarte ese coño más”. Con sus dos manos me mantiene las dos piernas abiertas y acerca su cara a mi coño y empieza a lamérmelo. Esto me sorprende un poco. El tipo quería que me mojara más. Me inquieto un tanto. En parte por la vergüenza del coño exhibido y ahora lamido sin parar, sino también por la excitación. Empiezo a excitarme mucho y eso me da mucha culpa. El atlético le dice al rubio que me agarre por las manos que ya no aguanta más. Me da miedo que me quiere follar. No sé si estoy preparada para que la empiecen a meter. Algo me dice que una vez que empiece uno no van a parar hasta que los 3 me follen. Pero el atlético lo que hace es ponerme la polla en su cara. Entiendo que quiere que se la chupe. Pienso que es mejor eso, pero a la vez me da asco. Sin embargo, el atlético me abre la boca con los manos y me dice “chúpamela perra, haz lo que te digo”. Y pienso en la pistola aunque ya no la veo. Abro la boca, el mete su polla y empiezo a chupar. El moreno me sigue chupando el coño, el rubio me sostiene las manos. Pone mis manos bajos sus rodillas y empieza a estrujarme las tetas. Este tipo tiene una obsesión con las tetas definitivamente. Chupo y chupo. Al principio me sabia un poco a orina, pero luego pasa y no sabe a nada. La tiene grande y llena de venas. Chupo y chupo y el tipo gime. El moreno deja de chuparme y me mete los dedos. Tres o cuatro dedos de una vez. Me gusta un poco y esto me da mucha vergüenza. Dice “ya está lista”. El atlético dice “yo primero” y saca su polla de mi boca. “Ya estoy que le acabo donde sea” continúa. El moreno se sale de entre mis piernas y se coloca el atlético. Ya no me da pena tener el coño abierto. Así que ni intento cerrar las piernas. Las dejo abiertas tal como me dejó el moreno. Siento que todo el mundo lo ha visto, lo ha lamido y demás. Como si ya no fuera el mío sino el coño del pueblo. El atlético agarra su polla con una mano y con la otra me mantiene la pierna abierta. Como si temiese que la cerrase. Empuja su polla dentro de mí. De una sola vez. El roce me impacta, hasta me duele un poco. Pero ahí mismo empieza a sacudirse dentro de mí y yo sin evitarlo empiezo a gemir. El moreno está de pie y me doy cuenta de que me está tomando fotos con su móvil. El rubio sigue masajeándome las tetas mientras coloca su polla sobre mi cara. El moreno empieza a sacar fotos (lo sé por el flash) de mi coño mientras se lo folla el atlético. Luego saca fotos de mis tetas mientras el rubio se las mete en la boca una y otra. Luego agarra su polla, que la tenía bien dura, y me la empuja por la boca. Yo abro la boca y empiezo a chupar. Esta estaba bastante limpia, asi que no me da tanto asco. El moreno saca fotos de mi cara chupándole la polla. Mientras pasa esto el atlético sacude fuerte su polla dentro de mi. Hasta que en un momento no lo puedo evitar, siento ese calor en el estómago que hace tanto tiempo no sentía y tengo un orgasmo. Un orgasmo lento y largo. Gimo más fuerte y el atlético creo que se da cuenta porque se sacude más rápido y acaba también. El moreno sigue con la polla en mi boca. El rubio en mis tetas. Ya nadie me sostiene. Cuando el atlético sale de mi coño, me veo a mi misma con las piernas abiertas, los talones un poco hacia las nalgas, las manos a lo largo sin resistencia con unos tipos encima mío. Por un momento eso me llena de culpa pero a la vez me excita.
El atlético dice “ya está, qué coño más rico, el próximo”. Eso me pone nerviosa pero a la vez me excita más. Es como si quisiera que me follaran un poco más. El moreno dice “es mi turno, es mi turno”. Se sale de mi boca y voltea mi cara a donde está la polla del rubio. Un poco pequeña pero gruesa. “Chúpasela, a ver si se olvida de las tetas”. El rubio creo que se molesta un poco porque me mete la polla de un tirón. Tan fuerte que creo que él se hizo más daño que yo. Igual se la chupo. Pequeña y un poco maloliente. Este es el peor de los 3. El moreno se pone delante de mí y me toca el coño y dice “Estas mojada putica”. El atlético dice “la muy perra acabó conmigo”. El moreno dice “vamos a ver qué podemos hacer je je”. Agarra su polla y me la mete de una también. Se sacude un poco y lo siento todo. “Ya está, ya está uff, qué coño tan rico” Dice el moreno. Se sacude tan salvajemente que me levanta las caderas. El tipo es una máquina pienso, y esto hace que me olvide del mal sabor de la polla del rubio. Se la chupo con todo para ver si acaba de una vez. Mientras tanto el moreno me la mete a toda velocidad y no puedo evitar un segundo orgasmo. Fue tan intenso, que tuve que quitar la boca de la polla del rubio para poder gemir bien. No me privo, gimo como una loca. Sé que me van a insultar, pero ya no me importa. El rubio saca algunas fotos con el móvil del moreno el propio de mi misma gimiendo mientras me dan duro por el coño y el rubio tiene la polla sobre mi cara. Se ríe y dice “mira cómo goza la muy perra”. Sé que me dicen otras cosas pero ya ni escucho. Trato de hacer que el rubio acabe para terminar con esto. Pero nada. El rubio le gustan las tetas porque no deja de tocármelas. Sin embargo, ya las tengo rojas y sensibles de tanto que me las ha estrujado. El moreno acaba al rato que yo. Se queda unos segundo dentro de mi recuperándose creo. Y le dice al rubio “vente, te toca”. El rubio saca su polla de mi boca y se ubica delante de mi coño. Mete su polla pero como es más pequeña que la de los demás casi no la siento. Pero él si me siente porque empieza a gemir ahí mismo. Se acuesta totalmente sobre mi pero es para meterse mis tetas en la boca. Se sacude rápidamente dentro de mi mientras me lame las tetas. Veo que el moreno me toma fotos desde distintos ángulos. Al poco tiempo el rubio acaba. Se ve que ya estaba tan excitado cuando le tocó que casi no aguantó. Siento alivio porque al haberme follado los tres, significa que ya todo terminó. Una vez que el rubio se sale de dentro de mi, trato de incorporarme pero el atlético me pone el pie sobre el estómago y dice “ey, no hemos terminado. Falta el segundo round”.

ESTE TEXTO ES FANTASÍA. SI QUIERES QUE CONTINUE EL RELATO VOTA NO TE ARREPENTIRÁS...

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 392 veces

Una salvaje noche con mi profesora de químicaCategoría: Sexo Maduras

Por Francisco | 2013-12-07 23:38:07 | 0 comentarios

Yo tenía una profesora que me hacía química, a quien desde que entraba a la sala de clases quedaba mirando con apetito voraz por su tremendo trasero. No era una mujer agraciada, pero su madurez me inspiraba fantasías sexuales, además de, obviamente, el delicioso atributo que tenía atrás. Era un trasero de madre, con una firmeza que invitaba a ser penetrado. Me volvía loco. En cierta ocasión la encontré con pantalones azul de tela. Aquel redondo culo se le remarcaba de forma sublime. Veía sus dos nalgas como un tesoro, luciéndose frente a mí, en las que quería entrar.
Así pasaba las horas de su clase, soñando con poseer su ano, develar aquel secreto, dominarla en la intensa intimidad.
Pensé que era imposible, pero mi espíritu de macho insaciable me llevó a arriesgarme (y ciertamente podía perder mucho). Intercambiando correos con ella, de forma muy indirecta le di a entender que quería una cita. Ante mi asombro, ella aceptó. Quedamos para juntarnos en el restaurante de la esquina a la noche.
Me sentí incómodo la mitad del tiempo, pues era un inexperto a la mesa con una mujer adulta. Traté de disimularlo. Ella estaba muy elegante, vestía de negro, dejando al descubierto la parte inferior al cuello, aquella piel de hembra que me llamaba. En mis fantasías me imaginaba bajo ella, abriéndole las piernas, echando su culo hacia delante y penetrándolo, exponiendo la mercadería. Esa posición para mí era brutal. Estaba ansioso por tenerla así.
Por suerte, para el resto de la cita ella me tranquilizó. Su mirada comunicaba deseo. Esto me hizo poder respirar y darme cuenta de lo mucho que quería precipitarme a su boca y besarla con locura. Me hacía insinuaciones, diablos, tuve una paciencia infinita para no arrojarme sobre ella en ese instante. Tenía que esperar un poco más, todavía nos faltaba fijar el lugar. Ella confirmó mis sospechas al confesarme:
—Sé que eres mi alumno pero te diré algo: me gustas.
No cabía en mí de felicidad, quería zampármela. Pero todavía unos minutos. Me dijo que la acompañara al apartamento. Por supuesto asentí, la seguí y salimos del local. Estaba sucediendo, nunca tuve una oportunidad más grande en mi vida. Después de todo, era un chico afortunado.
Me daba miradas fogosas y se mordía el labio. En el silencio de la noche giró la llave y abrió la puerta. Ingresamos al apartamento, encendió una luz. ¿Quieres comer algo?, me preguntó. Negué con la cabeza enseguida. No me había dicho para qué me traía y yo ya lo sabía. “Sólo vamos al asunto”, pensé. Me señaló con su mirada la puerta abierta a la habitación, que invitaba a entrar y se fue por el pasillo. Cada vez más ansioso fui a su dormitorio y salté a la cama.
Al rato entró, y se puso a registrar un ropero a un lado. Aproveché de mirarle el culo; redondo y cautivador. Se le remarcaba el calzón, era blanco. Con discreción, sobre la cama me llevé la mano bajo el pantalón, masajeándome. La profesora volteó, exhibiendo conjuntos de lencería negra en sus manos, y me preguntó:
—¿Cuál de éstos te gusta más?
Me mordí el labio. “Ambos”, respondí. Entonces dejó un conjunto en el suelo y empezó a cambiarse ahí mismo. Estaba en el cielo, qué placer. Bajaba su ropa interior por el pronunciado muslo, se quitaba el sostén de espaldas, para incitarme, y se lo cambiaba por el modelo negro, cubriendo sus redondos pechos. Se dio vuelta, la contemplé; mi profesora, casi desnuda, con el conjunto de lencería. Las ropas con que me dio clases ahora en el suelo; y sucedió, se acercó lentamente a mí como una gata.
La besé con pasión sintiendo mi miembro erecto. Deslizaba mi mano por la capa de su sostén, frotando el diseño, y descubrí sus pechos; la dulce ternura de su armonía quedó en mis manos, suaves como piel de bebé. La tomé por la cintura para subirla hasta quedar al punto de sus pechos y succioné excitado. Mi pene estaba erguido como una vara; captado por su atención, ella comenzó a bajar de forma sensual y sus labios llegaron hasta mi miembro. Abrió la boca y sentí una deliciosa tensión en el cuerpo, entonces empezó a chupar con fuerza masturbándome con ella. Puse mis manos en su cabeza y miré al techo, extasiado; levanté los pies, introduje mi pene por su garganta dando gemidos de placer.
Al correrme observé mis fluidos seminales cayendo por la comisura de su boca. Con su cabeza tomada, volví a introducir mi pene, lo introducía y sacaba observando cómo la parte superior de mi miembro deshacía las hilachas de semen y salía envuelta en saliva. De rodillas en el colchón, lo hice con más rapidez. Jugué con su cabeza: yo no metía mi miembro; la traía a ella a mí y lo desaparecía. Repetí unas veces, hasta que la aferré, la atraje con su lengua alcanzando mi escroto y me corrí en su garganta. Se atoró y tosió cerrando los ojos. En cuanto se repuso volví a penetrar su boca dejando todo líquido dentro de ella.
Entonces la acomodé en la cama de espalda, le junté las piernas y observé de esta forma cómo se añadía volumen al trasero en todo su esplendor. Deslicé lentamente el hilo de la braga a un lado del deseable orificio, por aquella zona privada, íntima, y tomé mi grueso miembro, que introduje con cuidado en el apretado agujero. Al momento de sentir la fricción en la cabeza tuve gran placer, me asomé sobre ella y apreté más sus nalgas para incrementar la sensación, la voluptuosidad. Dejé caer mi saliva en el orificio y entonces penetré, con fuerza en aumento. Le di duro, la castigué, y la penetré con el deseo de desbaratar aquel culo, aunque no fuera posible, era demasiado firme. Lo sentí mío entre mis manos, de mi propiedad, y lo atraía hacia mí, introduciendo hasta la base mi pene en él. Pronto los fluidos comenzaron a salir por los bordes. Ella experimentaba gran placer, me decía “Continúa, continúa, así, dame duro, dale a tu profesora de química, hmmm, me gusta, qué rico”, y yo me enfurecía y me hundía en ella con brusquedad.
Me arrastré bajo ella, hice la braga a un lado, la tomé por los muslos y la levanté ligeramente. Tomé mi pene y lo introduje entre sus nalgas. La penetré con ritmo normal, primero, y luego la levanté más, echando su culo hacia delante, al descubierto. Penetré aquel agujero, introduje profundo, sintiendo que el espacio separador entre el ano y su vagina se hacía mínimo por la presión que yo ejercía. Ésa era la posición de mi fantasía. Como si no fuera suficiente con todo mi miembro dentro, empujaba más fuerte y la tiraba hacia arriba. En el ritmo que adoptamos sentía sus nalgas chocando contra mi vientre. La afirmé por los muslos poniéndola de lado, e impulsé mis nalgas hacia delante enterrándole mi aparato. Dio un grito de placer, entonces continué sodomizándola.
—Ay, ay, ¿estás excitado? Me tienes el culo todo roto —me dijo.
—No —respondí y seguí azotándola.
Luego me subí sobre ella y dirigí mi pene hacia abajo; me hundí en su interior y tomé frenético ritmo. Ella dominada por mí, gemía, impotente, con las gruesas piernas separadas y clamando por ayuda, quejándose del dolor. La lencería colgaba a sus costados, tenía vagina, senos y ano desnudos. Me apoyaba en ella, enterraba con fuerza y veía mi obra. Saqué mi pene y brotó un hilo de semen. Volví a introducir y seguí; la aplasté con mi peso y continué metido en ella. Mi miembro estaba todo dentro de su prominente culo achatado.
Al terminar, levantó la cabeza, con rastros de semen por los párpados, extenuada, y pareció implorarme el cese. Aunque quería más, removió con su lengua mis fluidos en los bordes de su boca. Apenas abriendo los ojos, dijo:
—¿Hemos terminado el acto?
—Ya casi —respondí, y pasé mi flácido pene por su boca, limpiándome entre sus dientes y encías. Movió el rostro con disgusto.
Mi miembro quedó húmedo y sin esperma. Se secó. Sonriendo, comencé a vestirme con mi ropa arrugada. La contemplé en su aspecto lamentable, buscaba entre las sombras, pues tenía la cara cubierta de líquido blanco. Satisfecho, le dije:
—Ahora sí, hasta luego, profesora.
Le arrojé un beso pícaro y dejé la habitación. Así fue la noche en que poseí a mi profesora de química.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 367 veces

me pedia que le metiera la verga per el culo lilianaCategoría: Sexo infieles

Por Liltweety | 2013-12-07 20:09:23 | 0 comentarios

Les voy a contar como fué que me cogi a liliana la muchacha mas buena de donde vivo esa tarde fue inolvidable
Para mí y para ella todo paso el dia de su fiesta ellla hizo un pary en su casa yo me entere por un amigo me invitó el
A mí yo le dije qué si iria alá fiesta total me fuí a bañazrme para la fiesta cuando me estaba bañando paso por mí mente
La imagen de la liliana pemnsaba qué me la estaba culiando por el culo y desde ahí me dije a mi mismo me la tengo qué
Cojer hoy en la noche cueste lo que cueste fui con un amigo para que me vendiera
Unas pastillas para qué se calentara liliana me las bendio y me fui con mi amigo al pary
llegamos yo y mi amigo y ahí estaba ella con un vestido color anaranjado se miraba tan buena que plan por cogermela aumentaaumentava mas me la imaginava enpinada con el culo así arriba pidiéndome verga u ella saludo ami amigo y dijo quien. Es el y mi amigo le dijo el es un amigo mucho gusto le dije yo a ella. Y me dio un beso en la mejilla de pronto se me
A parar la verga y ella al soltar mi mano lo puedo notar por qué roso su mano sin querer con mi pitó. Ella momas
sonrió y se me quedó mirando como disiendo pobre pendejo y asi empeso la fiesta todos bailando y tomando cuando de pronto llega un chavo como de 18 años y me dice mi amigo mira wey ése wey es quien se anda cogiendo al la lililiana
Yo le dije neta orale yo le dije a mi amigo ese morrillo no le hace nada ala lililiana ella ocupa una verga como la mía para que
Sepa lo que es cojer créeme que hasta le beso el ano le mamo el oyito por donde caga la neta asi paso como dos horas y de pronto miro que liliana se mete corriendo a su casa llorando y el le dise si quieres no eres la única vieja en el. mundo yo lo mire y el se dio la vuelta y se fue yo dije este es el momento perfecto para echar andar mi plan yo me le acerque a liliana y le dije quieres un poco de agua ella voltio a verme y entre llorando y sonriendo me dijo eres el de la erección. Yo sonriendo le dije que si asiendola reir me dijo si por favor traime un vaso de agua le dije ok me fui ala cocina y serbi agua en el vaso y moli la pastilla para que ella se calentara y fuí a si a ella y se lo di el vaso con agua ella se lo tomó todo yo en mi mente desia no te la vas a acabar mija te voy a pegar un culiadon que mi te vas a poder ni sentar y yo le pregunte y porque fue la peléa ella me dijo el cree qué por ser hombre me puede engañar con la qué se le ponga en frente yo le dije que estupido y ella empeso a mirarme y se mordia los labios y me dice hace mucho calor verdad yo le contesté que si ella me dice y tu como me tratarías yo le dije la neta no te faltaria nada mija y le toque el hombro y ella me dice no me faltaria nada y qué es nada y me empezó a chupar el dedo de una forma tan rico qué me paro la verga rapido y ella. me dice aver demuestramelo ellellaocho cerro la puerta de la casa y me desabrocho el pantalón y me sacó la verga y me dijo estas vergudo me la empeso a mamar de una forma tan rica y me dijo ahora tu cojeme metemela ya no aguanto más metemela ya y yo la agarre y la puse de a cuatro patas y le empese a lamber su ano ella nomas pujava y se. Retorcia y me dijo metemela por el culo si papy asme el sexo anal me quiero comer tu camote por el culo y le puse la cabeza de mi verga en el ano y nomas peggo un brinquito y qué se la dejó caer toda nomas pujava como perra la tenia bien ensartada por el culo ella me diceecia asi asi papy metemela toda por el culo así pujar como tú perra soy tu puta asme cagar de placer con tu verga adentro de mi culo dame mas la tenia bien ensartada la nalgiava y ella pujava mas en ununa ensartada qué le di al sacar la verga salio embarrada de mierda y ella me dice ya me sacaste la mierda con tu verga se la volvi a meter en su culo ya no pude aguantar mas y me viene dentro de su culo le llene todosus instestinos de mecos por dentro le saque la verga del culo parecia que estaba cagando mecos y ella me dijo me voy a bañar y yo me fuí. A mí casa al dia siguiente mi amigo me invitó al recalentado y la mire pero ella no. se acordava de mi y note qué no se podia centarse y un amiga de ella le preguntó que tenia ella dijo no vuelvo a tomar tequila con el tequila. duele el culo al dia siguiente yo nomas me reisi supiera que ayer le meto la verga por el culo.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 487 veces