Los 10 relatos mejor valorados

descocado por mi perro

Descocado por mi perro lobo Hola mi...

Estacionamiento

Hola espero que te guste esta histo...

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTRO VERGA

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTR...

amigas por accidente

mi nombre es karina les cuento este...

Kim: Mi primita... Mi putita (V)

" Despues de una buena temporada fu...

la puta de mi esposo séptima parte

Agradecer vuestros correos fotos pr...

la puta de mi esposo Sexta parte

Holaaaaaaa continuó con mi histori...

la puta de mi esposo cuarta parte

Continuó Después de la orgía de ...

drogue a mi tia real

hola, soy Jorge tengo 22 años, es ...

Mi prima numero uno

Era verano cuando ella llego, soy p...



Ultimos relatos


dulces inyeccionesCategoría: Lesbianas

Por mariajose | 2015-02-23 02:39:25 | 0 comentarios

Eran las 3 de la tarde del viernes cuando sono el telefono. Lucía dejo el esmalte a un lado y levanto el tubo con cuidado de que sus uñas no toquen nada. Era Mauri. Le avisaba que Andrea estaba otra vez con fiebre. Hacía dias que Lucía no la veia bien, y le venia pidiendo que se quede en reposo. Andrea era muy cabeza dura y con la excusa de no querer dejar a sus pacientes siguio trabajando.
-Mauri ya voy para alla, anda poniendole paños frios que en media hora llego, voy a suspender los turnos que di para esta tarde- Le dijo Lucia a Mauricio y nada mas cortar llamo a su secretaria para que anule los turnos que habia dado. Realmente le preocupaba la salud de su amiga.
Lucía toco timbre. Mauri dejo un momento a su esposa para abrir la puerta. Lucía se veia esplendida como siempre, Mauri la saludo y le indico que subiera al cuarto. Ahi estaba Andrea, con su cabello rubio humedo por los paños frios, casi temblando por la fiebre. Al ver a su amiga le sonrio.
Pero Andrea, si estas volando de fiebre, le reprocho Lucía mientras sacaba el termómetro de su maletín. Con mucha suavidad lo coloco bajo el brazo de su amiga y mientras pasaba el tiempo acariciaba su cabeza. Andrea sintio muy reconfortante las caricias de su amiga, casi hermana.
-Tenes mucha fiebre, ¿tomaste algo ya para bajarla?- pregunto Lucia. Le un antitermico hace cuatro horas contesto Mauricio que justo entraba al cuarto.
Paece que no hizo efecto, te voy a indicar unas inyecciones a ver si con eso le baja, se la pones enseguida, nada mas la compres. Inyecciones no, dijo enseguida Andrea, sabes que no me gustan nada, y menos las antitermicos que son tan espesas, muy aceitosas.
Vos shh, que aca la medica soy yo y me vas a hacer caso. Andra miro a Lucia con sus ojazos celestes, y la mejor cara de pena que pudo poner. -si queres darme inyecciones me las pones vos, no voy a dejar que nadie mas me pinche-. esta bien dijo Lucia sonriendole.
Mauricio fue a la Farmacia por las inyecciones y cuando regreso Andrea estaba casi dormida. Dejo los inyectables a Lucia y bajo a preparar la cena.
Antes de preparar nada Lucia ayudo a Andrea a voltearse, descubrio sus nalgas hasta la mitad y se dispuso a preparar la inyeccion. Andrea intentaba relajarse pero no podia, sentia un nerviosismo por todo el cuerpo, y esa mezcla de miedo con emocion, porque si bien no le gustaban las inyecciones, le exitaba un poco la idea siendo que era Lucia quien la inyectaria. Mientras estaba tumbada escuchaba como su amiga preparaba la inyeccion y un cosquilleo le recorria el cuerpo. De pronto un silencio, y el frio algodon impregnado en alcohol recorriendo su nalga. Lucia le hablaba muy suave, para que este relajadita, pero a Andrea le resultaba dificil relajarse, y mientras mayor era el temor al pinchazo, mayor era la exitacion. Sabia que ya venia la nalgada porque habia dejado de sentir el frio algodon. Y zas! chirlito y pinchazo. Andrea sintio la aguja penetrar su nalga y no puso evitar contraerla. Flojita cielo, flojita que solo es un momento, le decia Lucìa, pero Andrea no lograba relajarse, hasta que sintio la mano tibia de su amiga, acariciar su espalda desnuda. Eso ayudo a que se afloje un poco, y le permitio a Lucía presionar el embolo para empezar a introducir el liquido de la inyeccion. El dolor que sentia Andrea era intenso, agudo, casi imposible de aguantar, se le salian las lagrimas, mientras le pedia a su amiga con un hilo de voz, que por favor se la saque. Lucìa con toda su dulzura la traquilizaba diciendole que faltaba poco. Andrea no podia mas con ese dolor tan intenteso del liquido penetrando en su muslo, solo la exitacion que sentia al estar siendo inyectada por Lucía le permitieron soportar hasta el final la aceitosa inyeccion. Al fin se termino. Lucia tomo otro algodon impregnado de alcohol y le sobo la nalga mientras soplaba un poco para que no le ardiera. Luego le dio un suave masaje para que se relaje, hasta que andrea logro quedarse dormida.
Al bajar acordo con Mauricio que volveria a la noche a ver como seguia, y se quedaria a pasar la noche paa cuidar a su amiga, ya que a el le tocaba trabajar.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 977 veces

Yo y Marlen y Marco y LissetteCategoría: Orgias

Por Alex Sosa | 2015-02-22 21:22:10 | 0 comentarios

Desde que tengo memoria, el sexo ha sido parte integral de mi vida. Pero el sexo completo, sin tabús ni barreras, ni sentimientos de culpabilidad. Y eso ha hecho que goce del sexo en casi todas las formas… oral, vaginal, anal, con hombres, con mujeres, con parejas, en tríos, masturbándome por lo menos una vez al día, lluvias doradas, el olor a sudor y a sexo y a semen, los coños, vergas, culos y axilas peludas, etc. Pero lo que más me gusta hacer es intercambiar parejas y hacer orgías.
Y es que desde muy joven, en mi adolescencia tuve las primeras experiencias de sexo fuerte. A los 16 años tenía una novia –Marlen- con la que tuve mi primera experiencia sexual completa (aunque quien me desvirgó fue una puta). Con Marlen hicimos oral, penetración, masturbación mutua, pero especialmente hablar de nuestras fantasías sexuales y del gusto y deseo por hacerlas realidad.
Marlen era delgada y pequeña de cuerpo, con pelo rubio y ojos verdes. Tetas pequeñas con pezones muy rosados y grandes, que cuando estaba excitada se ponían del tamaño de balas calibre 45. Duros, rugosos, deliciosos. En aquellos tiempos ni siquiera se pensaba en rasurar o recortar el pelo del coño, y Marlen lo llevaba muy grande y frondoso (es uno de los coños más peludos que he visto). De pelo muy negro (así que estoy seguro que por esto es que me fascinan los coños peludos y olorosos). No tenía nalgas muy grandes, pero me encantaba el hoyo de su culo y lo olía y lamía por horas. Piernas delgadas pero de piel muy suave. Pero lo que más me gustaba (me fascinaba) de Marlen era que era una verdadera puta caliente. Nunca se negó a nada. Le gustaba todo. Y por momentos era más degenerada que yo; así que cuando empezamos a contarnos nuestras fantasías, Marlen inmediatamente decidió que hablar de lo que fantaseábamos sexualmente no era para “plática” de cama y calentarnos, sino que para que planificáramos cómo poder realizar –juntos- esas fantasías (por duras, extravagantes, vulgares o degeneradas que fueran).
Por supuesto, comenzamos con las fantasías que podíamos realizar inmediatamente y casi sin necesitar elementos externos sino los que teníamos a mano. Primero fueron las lluvias doradas y las penetraciones usando pepinos, zanahorias, cepillos de pelo, etc. Nos orinábamos en las bocas, en mi verga, en su coño, en nuestros culos, en nuestros cuerpos enteros y los orgasmos que tuvimos eran fenomenales. Marlen se masturbaba metiéndose cosas en el coño y en el culo… otras veces era yo quien se los metía hasta que reventaba en orgasmos muy fuertes… otras veces era ella quien me las metía en mi culo y me masturbaba o mamaba la verga hasta que me sacaba todo el semen (tengo que reconocer que lo que más me gustaba era que me metiera 2 o 3 de sus dedos en el culo mientras me mamaba la verga y que después me besara para compartir mi semen).
Después tuvimos la oportunidad de ver películas porno… y eso empezó a sacar el monstruo sexual que ambos llevábamos dentro… veíamos películas de parejas y comentábamos qué nos gustaba de los que veíamos. A veces a ella le gustaba la verga de él… a veces era a mí a quien le encantaba ver esas vergas entrar en coños de desconocidas. Así fue como nuestro lado bisexual fue saliendo. Cada día nos encantaba más la idea de tener sexo con personas como las que veíamos en esas películas, sin importar que fueran de nuestro mismo sexo.
Un día tuvimos oportunidad de ver una película de tríos, de intercambios de parejas, de orgías y de bisexualidad… y eso nos encantó. Nos volvimos locos en la cama imaginando que éramos nosotros los de la película y comentando sobre los cuerpos, coños, culos, nalgas, vergas, huevos, etc. de los artistas. Y al final de la película surgió la pregunta: ¿Te gustaría hacer eso? y por supuesto los dos dijimos que sí, que nos encantaría realmente tener sexo con otra persona, con otro hombre, con otra mujer, con parejas y hacer las orgías más degeneradas que pudiéramos. Así fue como empezamos a fantasear con coger con algunos de nuestros amigos y amigas, con personas que conocíamos, incluso con familiares (tíos, primos, sobrinas, etc.).
Después de varias semanas de ver películas de tríos, intercambios, orgías, lesbianas y gays, Marlen me dijo “hagámoslo realidad”… y entonces empezamos a evaluar con quién sería más fácil… a quién queríamos meter en nuestra cama y hacer el primer trío. El escogido fue nuestro amigo Marco; tímido, retraído, muy educado, de cuerpo normal. Así que le platicamos y no nos costó mucho convencerlo de que nos acompañara a un motel a coger. Y ese fue nuestro primer trío… que duró por muchos años (incluso ahora que ambos ya estamos casados y en nuestros 40´s seguimos teniendo sexo… en pareja… y en lo individual. Y por supuesto que somos los mejores amigos del mundo.
Con Marco, Marlen y yo en realidad en la cama ya no éramos una pareja…éramos un trío. Y es que los tres nos comprendíamos y nos integrábamos excelentemente bien. Por supuesto, la primeras veces que cogimos con Marco no hubo actividades homosexuales (pero sí hacíamos de todo, hasta lluvias doradas) pero poco a poco nuestros cuerpos se iban acercando, tocándose… y como veíamos las películas que nos gustaban, el tema de la bisexualidad se fue incrementando. Hasta que un día Marlen nos dijo claramente que ella se moría de las ganas de vernos a Marco y a mí, tocarnos, mamarnos, chuparnos, olernos, orinarnos, masturbarnos y por supuesto, cogernos por el culo… y que también termináramos en la boca del otro y así ella poder besarnos y sentir nuestro semen combinado en su lengua. Además, Marlen quería que después que uno de nosotros le llenara el coño de semen, que el otro o que entre los dos, le mamáramos el coño hasta terminar.
Por supuesto que habíamos llegado tan lejos y compartido tanto, que ni Marco ni yo rechazamos la idea. Al contrario, teníamos muchas ganas de experimentar nuestro lado bisexual (Después nos contó Marco que él había deseado desde el primer momento comerme la verga, el culo y el semen… y que yo se lo hiciera a él, pero que no sabía cómo proponerlo y tenía temor de ser rechazado y que la relación que teníamos se terminara). Así que esa misma tarde, Marco y yo nos hicimos el amor (porque no fue sólo sexo lo que tuvimos, sino que nuestra relación había crecido tanto al compartir a Marlen, que cuando estábamos juntos, todos nos hacíamos el amor). Nos tocamos, nos besamos, nos mamamos, nos masturbamos uno al otro y por supuesto acabamos penetrándonos el culo. Marco tenía un verga normal, de 6 pulgadas, bastante delgada y recta y lo que más me gustaba es que no estaba circuncidado y yo adoraba jugar con su prepucio, morderlo, chuparlo, sentirlo en mi lengua. Yo por mi parte también tengo una verga de 6 pulgadas pero mucho más gruesa que la de marco, sí estoy circuncidado y la cabeza de mi verga es bastante grande. La verga de Marco es de un moreno oscuro, con los huevos negros, mientras que yo la tengo blanca con una cabeza rosada.
En fin, éramos un trío completo, en toda la extensión de la palabra. Nos compenetrábamos totalmente. Y prácticamente todos los viernes y fines de semana nos íbamos a meter todo el día a un motel, a follar y follar. Incluso algunas veces que yo no pude ir, Marlen y Marco sí iban y regresaban rendidos de tanto coger (yo lo que sí le pedía a Marlen era que no se lavara el coño para poder olerlo y saborear todos sus jugos mezclados con el semen de Marco).
Eran unas folladas maravillosas. Nos denudábamos entre los tres, nos tocábamos, nos besábamos, nos olíamos, nos chupábamos. Por supuesto que a mí me encantaba coger a Marlen y también hacer de todo con Marco, pero lo que más me gustaba era ver cómo Marco y Marlen follaban; siempre he disfrutado de ver cómo a mis parejas se las cogen otros hombres. Me encanta ver cuando las vergas entran en sus coños, como les chupan las tetas y el culo. Me encanta oler y chupar y tocar a mi pareja después que otro hombre se la ha cogido, sentir el olor a semen en su cuerpo y mamarle el coño y el culo y sentir el sabor delicioso del sexo. Me encanta oírla gemir con cada metida de verga, me encanta como cierra los ojos y se deja llevar al sentir el peso del cuerpo del hombre que se la coge. Me encanta chupar todo su cuerpo y sentir su sudor mezclado con el del otro. Y por eso me encantaba ver como Marco se la cogía, como gozaba con su cuerpo, con sus tetas, con su coño, con su culo. Me encantaba verlos besarse, llenarse de saliva y morderse. Excitados y calientes. Y después, cuando quedaban rendidos en la cama, dedicarme a mamarlos y besarlos y olerlos. Era entonces cuando me dedicaba a mamar la verga de Marco (llena del olor y del sabor del coño de Marlen… y sentir el sabor de su semen mezclado con los líquidos de mi novia). Y así terminaba a veces cogiendo a Marle (para sentir su coño o su culo con el semen de otro hombre) o a veces me follaba a Marco… y si él se calentaba de nuevo, entonces que me follara él a mí… o que me metiera la verga en la boca hasta que me soltaba el poco semen que le había dejado Marlen.
Así pasamos como unos 8 meses hasta que Marco conoció a Lissette y se hicieron novios. Por supuesto que no hicimos nada con Lissette… por un tiempo. Dejamos que Marco tuviera una relación “normal” y que su noviazgo se afianzara. Pero desde el primer momento, Lissette aceptó a Marlen y a mí, como los mejores amigos de Marco y siempre supo que “compartíamos” todo (aunque al principio no se imaginaba qué significaba “todo”). Más o menos a los dos meses de noviazgo, Lissette y Marco empezaron a tener sexo… y eso hizo que Marco nos empezara a contar lo que hacían (porque Marco, Marlen y yo seguimos teniendo sexo en trío). Marco nos contaba cómo era el cuerpo de Lissette, lo ricas que tenía las tetas, el culo y el coño. La suavidad de su piel, el color de sus pezones y el abundante pelo que tenía en el coño, el culo y la entrepierna (y que a veces Lissette pasaba varias semanas sin rasurarse las axilas… cosa que nos encantó a todos y nos excitó… y entonces Marlen desde ese entonces tampoco se rasuró las axilas, lo que nos volvió locos a todos). Marco nos contaba las posiciones en que le metía la verga a Lissette y cómo esta aullaba del placer y se movía como loca… que era una puta muy caliente y morbosa (ya que habían empezado a ver videos porno).
Un día en que Marco estaba en el motel con Lissete, ésta le disparó una pregunta a boca de jarro: Que si Marco tenía sexo con Marlen y conmigo… ya que Lissette había notado “ciertas” cosas entre nosotros tres… pero Lissette no dejó que Marco le respondiera, antes, ella le dijo que sí él tenía sexo con nosotros dos, que ella también quería tenerlo. Así que a Marco no le quedó más que confirmar que sí, que éramos un excelente trío sexual… y que le encantaría que Lissette fuera parte de esta relación y que de ser tres, fuéramos cuatro.
Esa tarde, Marco le contó todo a Lissette, con todos los detalles que pudo… y Lissette se volvió loca de placer. Cuando estaban rendidos en la cama y ya no podían seguir follando, Lissette le dijo que nos llamara por teléfono y que nos contara todo lo sucedido esa tarde… y que fuera muy explícito al describir que ella estaba desnuda, con las piernas abiertas y chorreando semen por el coño y el culo; y que realmente estaba deseando que nosotros dos estuviéramos, allí, con ellos, desnudos y follando como locos. Marco nos llamó y cuando lo escuchamos, no podíamos creerlo… que muy pronto también saborearíamos el cuerpo de Lissette a nuestro total antojo. Marlen estaba muy entusiasmada, porque así se harían realidad las fantasías lesbianas que ella tenía y qué mejor que con Lissette… con Marco… y conmigo.
Y así fue, muy pronto pudimos gozar del cuerpo de Lissette y ser cuatro en una misma cama. Pero primero, Lissette puso un cuatro condiciones… que la primera vez la cogiéramos sólo Marco y Yo, sin Marlen… así Lissette tendría toda nuestra atención y su primer trío sería con dos hombres. La segunda condición era que el segundo trío sería entre ella, Marco y Marlen. La tercera condición es que cogería sólo conmigo (sin Marcho ni Marlen) y la cuarta y última condición, que cogerían sólo Lissette y Marlen, sin la participación de Marco o la mía. Y así fue. Cumplimos con todas sus condiciones. Y al final resultó que Lissette era igual –si es que no más- puta y arrecha que la misma Marlen.
Nuestro cuarteto duró por más de 3 años. Y al final tanto Marco rompió con Lissette como yo lo hice con Marlen. Ellas desaparecieron de nuestras vidas y no supimos más de ellas. Pero Marco y yo continuamos siendo los mejores amigos y cada vez que podíamos nos dedicábamos a coger y gozar de sexo sin límites. Incluso tuvimos otras parejas con las que pudimos seguir teniendo sexo en grupo. Algunos años después Marco se casó y yo también y no pasó mucho tiempo sin que de nuevo estuviéramos desnudos en una misma cama compartiendo a nuestras esposas. Así han sido los últimos 12 años… y cada vez se ponen mejor.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 543 veces

boxeadorCategoría: Gays

Por david | 2015-02-22 19:00:13 | 0 comentarios

Llegue puntual al lugar de la cita. Yo solo tenia 17 años y mi experiencia era escasa.
Allí estaba Juan, un tío de 37 años, boxeador, barba y muy musculado.
Habiamos quedado para tomar algo ya que llevábamos chateando cerca de 1 mes.
El café fue rápido y en menos de 15 min ya estábamos en su casa.
Yo me fui al baño y cuando volví en calzoncillos el estaba tumbado en la cama desnudo.
Estaba muy cachas y tenia un pene enorme.
Me acerque a gatas a el y agarre su miembro. Lo lami, lo chupe y lo sabore y mientras el me sujetaba la cabeza.
Mas tarde me coloco a 4 patas y me unto el culo con lubricante, yo le dije que fuera con cuidado y el me agarro del pelo y tirando un poco hacia atrás me dijo: Querías estar con un hombre y aquí lo tienes.
Tras decirme eso note como su enorme pene se abría paso dentro de mi. Sus fuertes embestidas me tumbaron sobre la cama. El metía toda su polla dentro de mi una y otra vez y a mi me encantaba.
Me dio la vuelta y me puse hacia arriba colocando mis piernas en alto sobre sus hombros. Así estaba a su entera disposición, el me miraba a los ojos y sonreía cada vez ue toda su polla entraba muy dentro.
Entonces la saco y me la puso ante la cara, se masturbo un poco y unos enormes chorros me llenaron la cara.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 657 veces

duro trabajo de secretariaCategoría: Orgias

Por nagore | 2015-02-22 18:27:34 | 0 comentarios

Todo comenzó el día que mi jefe me invito a una cena en su casa.
Yo tenia 21 años, morenaza, 171 cm, 95-73-97...
Llegué a su chalet y pasamos al jardín donde tenían montada una mesa para 10 personas.
Fueron llegando los invitados, todos importantes empresarios con sus esposas y estuvimos charlando y bebiendo al lado de la piscina.
Yo era la mas joven de la fiesta ya que todos pasaban de los 40.
Después de la cena algunas personas se fueron y otras desaparecieron por la habitaciones. Me quede sola con mi jefe y dos de sus amigos.
Bebimos y reimos durante largo rato, las drogas también ayudaron.
La cuestión es que acabaron sugiriendo que nos bañaramos en la piscina. Ninguno teníamos bañador así que nos meteríamos en ropa interior. Todos se quedaron en calzoncillos y yo me quede en tanguita y sujetador. La gran expectación que cause y las copas de mas hizo que también me quitara el sujetador y el tanga.
Me tire al agua y nade. Ellos no tardaron en seguirme y estuvimos jugando en el agua un rato. Me bese con uno, luego con otro, me tocaron, toque...
Salimos del agua y nos fuimos a una habitación donde me puse de rodillas mientras tres hombres desnudos se ponian ante mi.
Agarre un pene con cada mano y los masturbe mientras me metía el tercero en la boca.
Después me tumbe en la cama y uno de ellos me comió todo mi chochito mientras otro se comía mis tetas. El tercero seguía con su polla en mi boca.
Pero lo mejor fue cuando me puse sobre uno de ellos mientras otro me la metía en la boca. Mi jefe no tardo en ponerse detrás y romperme el culo con su pene.
Llenaron todos mis agujeritos de leche calentita.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 589 veces

UN TOQUE A LA FELICIDADCategoría: Sexo en familia

Por Carpi76 | 2015-02-22 09:36:55 | 0 comentarios

UN TOQUE HACIA LA “VIDA”

MADRE: ANABEL (37), Hija: Roxana (20); Hijo: Alberto (18)

Soy más bien delgada, ex estudiante universitaria de medicina me casé muy joven por un capricho tonto, hoy separada de mi esposo por su abandono al encontrar en otra mujer lo que no supe darle, de lo cual no estoy arrepentida. Él es mayor que yo y tendió lazos de cercanía con mi hija mientras que Alberto y yo vivimos en la casa que me entregó con una fuerte suma de dinero como compensación por el abandono. Alberto es un chico muy laborioso e inteligente; dedicado a negocios inmobiliarios, compra venta de hacienda ha hecho una pequeña fortuna a pesar de su juventud, deportista los fines de semana, socialmente exigente con sus amistades, vivimos plácida y cómodamente; me encargo de todos los quehaceres de la casa. Considero que el resto de mis días serán así intrascendentes, sin mayores alternativas, me considero para la vista de los demás, agotada físicamente, creo que he sido desechada. Mientras Alber es una máquina de trabajo, de entusiasmo, de vitalidad. Se levanta muy temprano atiende los problemas bancarios, llama por teléfono, sale a entrevistas, tiene muy buenas vinculaciones en la localidad y en la Provincia. Permanezco dentro de la casa arreglando las cosas, ropas, cocinando, ordenando cuidando las plantas, en fin todo lo que hace un ama de casa. En las últimas semanas hemos viajado a la capital de la Provincia ha hacer compras donde Alber, en uno de los viajes. me obsequió una hermosa pulsera de oro y platino con un lindo beso.

“---Sos un encanto mi amor, no lo esperaba, me gusta mucho ….
Picadamente dijo “--- como voy a pagar esto?”
“---mami es un regalo de tu hijo…como vas a pensar que debes pagarlo…”
“----cuando la limosna es grande……”
“..por favor mami no puedo regalarte nada???, “---soy tu hijo, vos cocinas, me lavas la ropa, me acompañas, me aconsejas, me ayudas manteniendo mis cosas en cada lugar…. Debo demostrarte mi reconocimiento…no….”
“---Gracias mi PICHON, y le estampó otro prolongado, suave beso.

Volvíamos conversando de las cosas de la vida de las circunstancias que ro-dean a las persona y en alguna oportunidad entendí que pretendía llegar a desentrañar lo que pasó entre su progenitor y yo, cosa que eludí dar explica-ciones, hasta que la situación se hizo muy inquietante para mi por la profundidad de sus preguntas. Me consideré, desde la separación, una mujer acabada sexualmente. No tuve inquietudes de este tipo. Pacíficamente me fui quedando y aceptando mi situación. Pero no sería así. Estaba lavando los servicios del almuerzo cuando Alber se acercó de atrás, me rozó y me dijo al oído lo linda estaba, y me plantó un beso en el cuello. Entendí como un gesto de cariño y de afecto. Al otro día encaramos nuestra actividad como siempre al mediodía vino un rato antes se higienizó se acercó a la cocina y comenzamos a hablar de cosas aparentemente sin sentido. Comentaba de algunos hechos históricos de la comunidad donde se habían dado algunas uniones familiares inconvenientes, que muchos sabíamos habían ocurrido pero que habían pasado al olvido, fue cuando hizo mención a que él desea modificar nuestro vinculo. Cuando estaba lavando los servicios se acercó nuevamente me tomo de las caderas y suavemente me dejó un beso-caricia en el cuello, mientras delicadamente me acariciaba el vientre, a lo que respondí con una sonrisa y un beso en su cachete.
“----necesitas algo mi amor….”
“….no MA solo quería expresarte lo linda que sos y cuanto te quiero…..”
“---no discutiremos, pero soy tu madre y del cariño no vamos a hablar porque el mío es muy grande”

A la noche ya de sobremesa hablamos de mi me preguntó si no pensaba en hombres, si no tenia interés en participar de alguna unión, si no era que él me entorpecía. Me sobresalté, nunca había pensado en ello no como lo planteaba así es que corregí su creencia y di por finalizado el dialogo, al despedirnos quedamos frente a frente y me tomó por la cintura me acercó y me dio un beso en la frente, me estrechó contra su pecho y pasó sus manos por mis nalgas. hecho que me sobresaltó felizmente.
“---la ropa está en el baño….hasta mañana mi amor……”
“---gracias mama, descansa, te quiero…..” “.----y yo a vos…..” dijo.
Esa noche tardé en dormir, había sentido algo en lo profundo de mi, no sabia lo que era pero me inquietaba, al fin no tenia vida sexual...y suponía que no se trataba de nada intencional, a pesar de lo audaz de los acercamientos……o será que él esta….. “..no,… no puede ser, es un hijo ejemplar, no debe tener tal intención, es mi bocho que se imagina cosas…le daba vueltas al tema y solo me cerraba por el lado del afecto, del cariño, no del todo convencida”
Al otro día después del desayuno Alber recibió una invitación para cenar con otros amigos y sus padres. Me invitó, era el cumpleaños de una ex compañera mía de estudios así que a la noche estábamos juntos sentados comiendo y luego bailando. Me negué a bailar con otros pero si lo hice con él... Con suavidad bailamos y noté que cada vez me estrechaba mas, así fue durante un rato largo, ya lo hacíamos muy juntos de tal forma que en algunos movimientos alcancé a notar la presencia de su miembro y cuando eso ocurría lo miraba a los ojos y veía su perturbación, se sonrojaba. En una audaz expresión me dijo “quiero estar con vos…..”. Perturbada nos sentamos a la mesa, miré entre sus pierna note un buen bulto, seriamente lo mire, él estaba también desencajado, se le había escapado, sin embargo lo invité a bailar nuevamente
“---es una hermosa noche, mi amor….y la podemos terminar o empezar, que quieres”
“---la quiero empezar mamá…..la quiero empezar…pero no por esta noche solamente” la excitación de él era terrible, ya le dolía su miembro,
“---- será mejor que nos vamos a casa…”
“….lo miró extrañada….”
“--- me voy a manchar todo el pantalón si sigo…..”. Cuando nos íbamos me llevaba de la mano y provoque un toque entre sus piernas percibiendo la rigidez. A esa altura ya sentía un fuerte calor en todo el cuerpo, me apretaba el corpiño, sentía húmeda la entrepierna. En el coche me subí la pollera mas arriba de lo normal, lo incité a tocar mi pierna mientras manejaba. Cuando llegamos me bajé a abrir el portón y rápidamente me metí en la casa.
En el auto le toque la verga, sentí un estremecimiento en él y comprendí que se había ido,
“---no te preocupes mi amorcito, sucede a menudo a los hombre.,…no es problema te vas a recuperar,… muchas veces ocurre…..”
Al llegar fue directo al baño y lo acompañé llevándole una muda limpia, él me miraba; le dije”….te voy a ayudar.. “ se quedó en el recinto y cuando se saco la ropa la tomé y puso en el cesto de la ropa sucia mientras con una toalla húmeda limpiaba piernas, el pito, los huevos, pero nada de esto era sin consecuencias, estaba sobre excitada así que cuando se enderezó me aprisionó me besó con fuerte pasión que contesté, se prendió de mis nalgas la presionó ella descubrió que ya estaba totalmente armado.

Estrechamente abrazados, él solo con una chomba, ella vestida la alzó y la llevó a su dormitorio donde solo quedó una luz que nos daba su penumbra, levanté su pollera me agache, le saque la bombacha y le bese sus vulva, con presión mientras la bombacha salía de sus pie, así la levante la acosté y me encimé, ella me ayudo a embocar,. Suavemente fui entrando en esa cueva extraordinaria, tibia, jugosa con plena satisfacción de ella, se desprendió el corpiño y sacó sus hermosos senos los que besé, lamí, di uno dos o tres golpes y me fui, acabé, “---mi amorcito siento tu leche en mi vagina, me gustó….”

Mientras le comía los labios, ella movía intensamente sus caderas consiguiendo que no saliera del lugar el pendorcho que comenzó a restablecerse lentamente, para placer de ella que quedo quieta percibiendo el crecimiento y por supuesto llegando al máximo de su calentura donde tubo un orgasmo que terminó en un grito que sorprendió al hijo-amante, para ese momento el comenzó a entrar-salir con frecuencia rítmica mientras ella decía ---“viste mi amor que te recuperaste rápido…me hiciste tener un orgasmo fantástico” ya le presionaba los pezones, le mordía las tetas la besaba en los labios ella lo tenia aprisionado entre sus brazos con la piernas abiertas, él continuaba su faena mientras ambos respiraban profundamente, jadeaban,
“…..decía amorcito, me gusta así, así fuerte, cojeme que te deseo, no se como apareció pero me gusta…”
Y así continuaron por años, hacían el amor como dos seres humanos enamorados, apasionados, gozaron plenamente toda su vida, llegaron a la ancianidad juntos

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 577 veces

UN PADRE COMPRENSIVO, SU HIJA CARIÑOSACategoría: Sexo en familia

Por Carpi76 | 2015-02-22 09:24:42 | 0 comentarios

UN PADRE COMPRENSIVO, SU HIJA CARIÑOSA
Eligio 28 Maruja 11
Soy viudo, desgraciadamente, me casé a los 17 con una hermosa mujer de 23, mi pasión solo duró 12 años, la maldita enfermedad me la llevo en pocos meses, dejándome con una hermo-sa hija, quedamos solos.
Durante mas de seis meses muy seguido venían a casa familiares de ambas grupos de parien-tes a acompañarnos, pero como en todo estos casos las visitas se fuero espaciando hasta que quedamos solos, mi hija semi consiente de lo que ocurrió me acompañó en todo este tiempo ayudando en el departamento, cumpliendo con sus estudios, en el arreglo de la casa, apren-dimos a lavar la ropa, planchar, cocinar, lavar los platos, somos auto suficientes, estamos con-tentes de no necesita extraños en el hogar.
Estamos llegando al fin de la primavera, al fin del período educacional, la niña ya trajo la noti-cia que pasa de grado al 5º, con buenas notas, es rubia, como la progenitora, ya tiene l,65, tiene buenas formas, piernas largas, es muy muy parecida a la madre, algo mejorada en la ca-rita y el resto del cuerpo,
Administro mi negocio en sociedad con un buen hombre mayor que yo que conoce bien el ramo, entre los dos manejamos bien las tres librerías que tenemos en distintos barrios, con empleados bien pagos que cuidan el negocio, a la menor falla patitas a la calle, tenemos suerte con la gente, nos responde.
Hablamos con mi hija respecto de lo que hacer en las vacaciones, de mi parte no tengo ganas de salir, como otros años en que pasábamos hasta 3 semanas en lugares de turismo, éramos muy felices los tres, hasta por esto no quiero salir para no recordar tan bellos momentos, Ma-ru parece comprender me dice que me acompañará que ella tampoco quiere salir, insistió en quedarse en el departamento, debí aceptar, no me gusta imponer mis condiciones si conven-cer, es así que empezamos a arreglar como pasarla mejor.
En una conversación analizamos lo que hacer, tenemos aire acondicionados, no tenemos ni pileta ni nada que parezca, el departamento no lo admite, pero podemos ir a un balneario que queda a pocos kilómetros, debemos comprar ropa adecuada también recomponer el vestua-rio, principalmente el de ella que está creciendo a ojos vista.
Ya finalizan las clases para mí es un problema dejarla sola por las mañanas así que busque una mujer que la acompañe y la ayude, además de enseñarle ciertas cositas, ella lo aceptó por un tiempo, dijo, luego quiero estar sola, “lo veremos cariño” “no mi amor, solo por un tiem-po....jajajaja” me sonreí, por las tarde generalmente quedo en casa.
Vamos aprendiendo a convivir juntos, ella es cariñosa, juguetona, practica, ejecutiva, quiere siempre estar a mi lado, empieza a hacer calor, se viste de entre casa con ropa liviana y tras-parente, sus blusas sueltas dejan ver sus tetitas en formación, se traslucen sus pezones pun-tiagudos, rosado intenso, usa siempre unas bombachitas tipo bikini, las primeras veces no le di importancia, mi abstinencia sexual ahora comienza a aflorar, la miro distinto a mi hija, la veo mujercita, ella me lo demuestra en la casa con sus movimientos, no se hace problemas para agacharse y mostrar sus nalgas bien formaditas, el hilito empotrado entre la raja de su traseri-to, al sentarse lo hace mostrando su entrepierna, se pinta las uñas de los pie frente a mí, no le digo nada, dejo que proceda no la quiero cohibir con prohibiciones , pero si voy a buscar el momento de mantener una conversación.
Ella lo planteó una noche, papi no te piensas casar? ¿la verdad que me gustará buscarte una compañera.......... no? “Maru cariño.... no lo he pensado solo hace 8 meses que tu madre nos dejó, además estoy muy bien con tu compañía”, “yo también papi, pero los hombres necesi-tan tener una compañera, es lo mejor o nooooo? “Bueno siiii...... siempre se dijo que él hom-bre solo no es hombre..... pero por ahora estoy bien no me falta nada” “y sabes papi yo voy a hacer lo posible porque te falte menos, eeehhhh” “te lo agradezco mi amor, te lo agradezco”
Esa noche estábamos mirando TV, pero hacía calor, Maru dijo “papi vamos al dormitorio con el aire, vamos a estar mejor eeehhhhh? Allí fuimos, ella cerró la ventana acomodó las al-mohadas, se acostó en el lugar de su mama, yo reclinado apoyado en el espaldar de la cama, miramos noticiosos, comenzó un película, busque algo para ver con ella, se aproximó a mi cuerpo, encontré una que podíamos mirar juntos, se enderezo, recostó su cabeza en mi tetilla izquierda, su manita la apoyo en mi abdomen, luego de un momento levantó mi brazo lo puso en su cintura, apoyó su cabeza en mi hombro, así quedamos, al rato la fuerza de la costumbre, bajé mi mano y acaricie sus nalgas cuando me di cuenta que es mi hija la levanté, ella puso su mano sobre la mía cerca de su abdomen, me besó el pecho, así quedó, para 40 minutos des-pués la alcé y la llevé a su pieza, prendí el acondicionador y allí la deje previo mirar detenida-mente el juvenil, hermoso cuerpo de mi niña.
Quedé pensando en lo que había hecho con la caricia, había considerado que era mi esposa la que estaba a mi lado.
Pasamos varios días hasta que llegó un fin de semana caluroso, me invitó a que la llevara a la pileta del club donde están las amigas, accedí aunque yo no llevé mi indumentaria apropiada, cuando le dije que yo no participaría que solo miraría desde las reposeras hizo un gesto de desaprobación, “yo sola no quiero pasarla, quiero que vos me acompañes...” “estarás con tus compañeritas mi amor....” “si papi pero ellas también están con sus papas.... y yo no” “está bien la próxima vez traeré mi equipo. Conforme?” Aceptó con un gesto no muy cordial, pasó a los vestuarios y salió junto a otra chica, eran hermosas, parecían hermanas, unos cuerpos modelados de diosas, daban unos 16 años, no me había imaginado tanta belleza en mi hija ni cuando la vi en la cama dormida, ahora pude advertir que ya tenía vellos en el pubis, la otra también, me pregunté si ya tenía sus períodos???? Me sorprendí con este interrogante.
Pasé la tarde mirando senos, nalgas, trastes, figuras atrayentes, recree mi vista, mi hija no me sacaba los ojos, cada momento se acercaba, (para que la vea? para mostrarse lo hermosa que estaba? Para que la deseara?) tomé dos cervezas frescas comí maní, me deleite con lo que veía, fijándome en la carne de mi carne, es preciosa, pasamos la tarde la chica amiga estaba con los padres, gente conocida, se aproximó la noche y vinieron las dos invitándome a cenar con la familia a lo que accedí..
A la media hora estábamos sentados seis personas alrededor de una mesa comiendo empare-dados y hamburguesas, a las chicas se les permitió un medio vaso de cerveza, sugerido por los padres de la otra niña., ambas envueltas en pareos preciosos que resaltaban las caderitas o no tanto, caderas siiii.


“Te gustó papi.... la pasaste bien, pero la próxima la vamos a pasar mejor los dos jugaremos en el agua, yo te quiero conmigo.”
Bueno ya veremos como la pasamos en la próxima salida, esta estuvo muy buena, la familia de la chica, como se llama? “Alelí le dicen.” “Son bastante liberales sus padres permitiendo que tomen cerveza,” “un poquito papi, no nos va a hacer mal” “hay sin alcohol que es más salu-dable para mi niña, yo cuido lo mío” “soy tuya papi?” “claro cariño, claro que sos mía, te quiero mucho, sabes” se hecho sobre mi cuerpo, me acarició la cara, pasó su mano por mi pe-cho el abdomen, la bajó aún más insinuando algo..... “Claro que lo se papi, soy tu mujercita, no es cierto amor?” manejaba metió su cabeza por debajo de mi brazo, así que bajé el mío y acaricie sin darme cuenta toqué su seno derecho, automáticamente me besó en el pómulo, ¡”te quiero mucho Igio” su mano cayó en mi entrepierna, suavemente la retiró.
Al llegar a casa entré directo al baño, estoy haciendo mi necesidad ella abrió la puerta miró bien mi aparato, “perdón papi...” cerró la puerta.
Entró a bañarse, desde adentro del baño me preguntó “Igio no queres que nos bañe-mos........??” Así me lavas bien la espalda siiii?”
Sin ecitarme “no mi niña, no en otra oportunidad siiii?= “vos te lo pierdes papi”
A los minutos “papiiii”, un grito. “ Si Maru que necesitas” “ pa tráeme la ropa que dejé sobre la cama por fa!” su tanga arriba del camisón, la acerque a mis labios y le di un beso, regresé al baño abrí la puerta está desnuda secándose el cabello con la toalla, “deja sobre la tapa del inodoro papi “ tenía una sonrisa de picarona, me está excitando, estaba con las piernas abier-tas, mostraba su pubis con unos cuantos vellos que daban forma al lugar, sus pechitos bien redonditos definidos, un placer ver ese cuerpo.
Quedé sorprendido, ya en la sala ella con un camisón muy bonito, trasparente, donde se ve su tetita crecidita, puntiaguda, mas su pelvis cubierta por una trusa azul, me pregunta sobre lo que yo había visto en el club, te gustó las mujeres que viste pa....? Azorado, guardé silencio “No te gustó ninguna...... sin saber porque conteste “si me gustó una más que las demás fuiste tu cariño, estas muy linda, tienes una hermosa figura además lo ratifico con lo que me acabas de mostrar, eres una mujer muy bella mi amor” vino a mi sillón de la sala, se sentó en mi rega-zo, me miró ”así que le gusto a mi papi, mira vos!!!!.... y sabes algo lindo a mí me gustas vos.....” me besó esquive los labios que buscó.. Su mano rosaba mi pecho y mi abdomen mien-tras su colita refregaba mi entrepierna, ocasionando la erección que me temía, al notarlo acomodó mejor sus nalgas la tome por el hombro, la apreté contra mi pecho, ella llego con su mano derecha a mis bulto, toco y retiró “papi –habla en secreto- vos sabes que en la escuela hay chicas que ya son mujeres,....... dicen que es lindo estar con hombre..... “ “Si pero uste-des son muy niñas para esas experiencias, algunas puede que le salga bien pero a muchas les puede causar un trauma que lo llevaran toda la vida” su mano seguía con caricias intensas, sus uñas rascaban cariñosamente mi parte mas baja, mantenía mi erección, con la necesidad que tengo se intensifica mi sexualidad “ninguna dijo que haya sido doloroso...... todas hablan de lo lindo que lo pasaron” “mi niña la verdad que esta conversación es para que la mantengas con otra mujer.....” “pa.... no la tengo y sos el que mejor me puede aconsejar ... con ma hable mucho me enseño cosas que me sirven, de los chicos solo me dijo que tuviera cuidado que ellos quieren algo ya sabes que es... (su manito acariciaba mi piel en el pecho, friccionaba mi tetilla, también jugaba en mi ombligo y mas abajo) si se lo das te olvidan, así que debes ser muy cuidadosa a quien le vas a entregar tu cuerpo, debe ser el que más te haga feliz por su educación por su comportamiento.... ” escuchaba mi niña sorprendido, alterado por su mani-to, lo que me hacía me encantaba, tomo mi mano que estaba sobre su hombro y la puso so-bre su seno, la apretó “asíiii” dijo instintivamente la apreté suavemente, sentí su gemido, se retorció, acomodó más sus nalgas, no le soltaba el pechito y con la otra me atreví a tocar le rodilla, levantó la cabeza me miró como si suplicara, su mano empujó mi mano hacia su en-trepiernas, me resistí, ella insistió, mi mano recorrió el espacio hasta llegar a su ingle, me de-tuve en el lugar mientras la otra seguí con su seno, se movió de manera que mi aparato hinca-ba en alguna parte, no sabía dónde, se acurruco sobre mí, “papi........ va....mos..... a .... la .. cama.... siiii? Movía sus nalgas allí supe que mi órgano esta entre sus piernas.
Es una invitación oportuna, así lo considero pero antes voy al baño, ella se pone de pie queda mi pantalón indicando la excitación que estoy gozando, “pobre mi papi está tan tenso y no tiene una chica para descargar” escuche su comentario mientras entraba al baño con mi he-rramienta a pleno, me lavé la cara, las manos, hice tiempo hasta que se redujo algo, salí me encaminé al dormitorio allí está ella tendida con las piernas apenas abiertas “no te vas a acos-tar con esos pantalones papi” “y que hago?” “sácatelos y acostate en calzoncillo o no lo tie-nes” “Niña eso es mucho lo que pedís” “Esa es mi propuesta” ya estaba a mi lado aflojando el cinto del pantalón lo corrió para abajo me lo saqué en la maniobra volvió a ver mi asunto, me miró y se sonrió, algo descontrolado me recosté, antes me saque los zapatos, ella inmedia-tamente se apoyó en mi pecho y su mano izquierda fue directo al lugar de mi pistola, se la sa-que a la mano “Maru sos mi hija y lo que pretendes no se puede hacer, vos debes, como te dijo ella, buscar un chico.... “ me tapó la boca “no quiero que ni ahora ni dentro de un año alguien me revuelque por ahí para violarme, te aseguro que debe haber alguno que lo ha pen-sado, yo solo deseo ser iniciada por alguien que sepa hacerlo, de mi confianza a la vez que mi papi obtenga un tiempo de tranquilidad...” me besó en los labios y allí quedó. Se movió apagó la luz de la mesa de luz quedo la del televisor, “no digas nada pa..” me acarició, el pecho, el abdomen, su mano bajó, se la sostuve me beso fuerte en los labios, se elevó para alcanzarme, casi se echó encima, su pierna izquierda quedó sobre mi paquete duro, mis dos manos se prendieron de sus nalgas y se las amasijé con fuerza, ella gimió, ”siii” dijo, me levantó la chomba y empezó a besar mi pecho, mis tetillas, “cariño donde aprendiste estas caricias... “ “mirando películas prohibidas, de esas que miran ustedes” “donde???” “en casa de Alelí, pa..... allí nos juntamos cinco `y conversamos de esto, tres ya son veteranas jiijiijii Alelí es la-mas practica sabes papi, ella nos contó que lo hace con su papi y con un tío” –me quede ano-nadado, las caricias seguían y mi mano ya no solo toca solo su cola llegué hasta su vulva tibia palpitante, aún sin jugos, sigue besándome, sigue bajando, está llegando a mi pubis, se da vuelta, quiere hacer un 69, me pone su entrepierna en mi cara, la apretó contra mi boca, muerdo a través de la fina trusa gime, suspira, tiene entre su mano mi aparato y siento que lo besa, pongo de costado la fina tela que cubre su vulva, con la lengua separo los labios y busco su clítoris, alaridos de felicidad movimiento de caderas, su ano está en mi nariz, no me impor-ta, la gozo, percibo que su boca abarca mi glande, su lengua lame el lugar, “nena que estás haciendo mi amor.... para para.... querida” la levanté en vilo y la puse a mi costado, rebelde se enderezó me abrazó, me besó me metió su lengua, su pelvis refregaba contra mi órgano rígido, “maru amor... despacito querida papi tiene sus tiempos, “ “Igio dámelo lo quiero dá-melo ahora papi” tendió su mano y lo tomó firme, movió su mano, hacia esfuerzo contenién-dome, la noticia de Alelí me controlaba, con el papá!!!! Y viven todos felices van a la pileta comían juntos, invitaban a gente y el papa se la hacía a su hija de “cuantos años tiene Alelí cariño”, mientras besaba su tetitas “14 papi quiero que me lo hagas, me duele adentro paaaa” ella me tenía prisionero sus piernas rodeaban mi cadera, mi herramienta está en los labios de su vulva, ella se mueve masturbándose, “si papi.. asiiiii hacémelo mi amor. Siiii aaaaaaggggggggggggg” le paso la mano por su vulva tiene líquidos pegajosos, tuvo su orgas-mo, “·que pasó mi amor”, “acabe papi” seguía moviéndose, “esperá mi amor esperá” la besé, largo con lengua, se tranquilizó, mi aparato ahora está entre sus labios, yo encima.

Igio todavía quiero,..... porque esperar, papi”, empezó a masturbarme, le detuve la mano, ya estoy listo cariño, estas segura mi amor, te va a doler.....” “si dicen que si pero después es muy lindo....” ella ve por la luz del televisión mi aparato colgando “es grande pa me entra to-do siiiiiiiii” “si mi amor y cuanto más entre más te va a gustar.... sabes amor” los dos mirába-mos.
El glande se perdió entre sus labios hinchados por el roce anterior, ella agarraba las sábanas en un puño, me miraba interrogándome, lentamente se la empecé a meter, abrió la boca en O se la hundí rompiendo el himen, exhaló, gimió, gritó, todo en un solo mí mismo sonido, le corrieron algunas lágrimas, estuve quieto, “ya pasó mi amor, eso es todo, ahora viene lo me-jor cariño, dime si te duele o molesta algo cariño”, empecé el trabajo de satisfacer el goce de mi hija y el placer de hacerle el amor a mi niña de 13 años... se mordía el labio inferior, lenta-mente se la pongo y saco, casi todo el largo, varias veces lentamente, me estoy poniendo rígi-do, ella tiene los ojos entre cerrados, el ceño fruncido, su lengua y su labio no tiene paz, “me detengo” que pasa pa” “estoy por eyacular y lo voy a sacar, no quiero embarazarte” “papa tomo la pastilla..... dale seguí amor mío.... seguí más fuerte así.... así ..... si...... umm ummm ummm mas..... mas...... siiiiiii” respira con la boca abierta, también se tensó cuando mis golpes eran más violentos, otro orgasmo, gritó y lloró,,, descargué no se la cantidad de semen que le deje a mi pequeña, estamos agitados, traspirados, mi órgano permanece impávido firme “amorcito, estas bien cariño...” “si pa.... si estoy bien” me abrazó me besó, “estuve bien pa.... te gustó amor?” “si mi amor estuviste maravillosa dejaste que pa te haga mujer te gustó a vos?” lentamente me moví en redondo, abrió los ojos grandes, su boca otra vez en O far-fulló si pa siiii pa siiiiiiiiiiiiiiiiaaaaaaggg ggggggggg en ese momento le estaba sacudiendo el cuerpo de mi hija con tal violencia que la cama crujió como nunca, los alaridos de ella fueron de felicidad y alegría..... quede tendido nuestra respiración es muy agitada no podemos ha-blar, ella me empuja desde los hombros, la estoy aplastando..... me quedo a su costado, mi órgano arrastra parte de los líquidos sobre su pierna, inexperta se tapa con las manos, le al-canzo su camisón “acá tenes para secarte amorcito.... estas bien mi amor....” “Si pa estoy bien” descansamos un rato... “sabes maru ahora tenes que lavarte bien tu cosita....” “si pa pero vos me vas a bañar y enseñar a limpiarme???” “ Si mi amor” la alzo en brazos así desnu-da con el camisón entre las piernas en el baño nos miramos ambos sin ropas, nos abrazamos nos besamos con cariño, ella se pega a mi cuerpo, regulo el agua más que tibia, se saca el ca-misón y lo mirá, miramos en el lugar hay una mancha importante color sanguinolento, ella me mira “es tuyo pa,” nos metemos en la bañera la enjabono, lavo bien sus parte con sus piernas abiertas, con agua y jabón higienizo su vulva mi dedo se mete algo en su vagina para facilitar el drenaje, ella mira lo que hago, finalizo, ella toma el jabón, directamente va a mi pene, lo enjabona entonces le enseño cómo hacer para una mejor limpieza, mira maravillada, se aga-cha y lo besa en la punta, me lavo el resto del cuerpo, nos secamos, ella guarda su camisón, vamos a la cocina tenemos hambre barremos con lo que hay “mañana vamos a tener que ir al súper a comprar más comida amor” dijo Maru “claro que si iremos los dos a hacer las com-pras” “te voy a acompañar orgullosa del hombre que me ama!” “cariño has de tener cuidado hasta en las miradas las gente entiende todo lo que ve...” “Si pa voy a tratar de no hacer de-mostraciones en púbico pero en casa sos mío, me gustó lo que me enseñaste y quiero todos los días, sabes es más lindo más rico que lo que dicen la chicas”, “si mi amor, todos los días que papa pueda...”

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 1696 veces