Los 10 relatos mejor valorados

descocado por mi perro

Descocado por mi perro lobo Hola mi...

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTRO VERGA

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTR...

Estacionamiento

Hola espero que te guste esta histo...

me iso el amor un san bernardo

Todo comenzo hace un par de años c...

amigas por accidente

mi nombre es karina les cuento este...

Kim: Mi primita... Mi putita (V)

" Despues de una buena temporada fu...

sexo con mi sobrina de 9 años y sus lindas coletas

Bueno mi nombre es Raúl rengo 20 a...

Mi prima numero uno

Era verano cuando ella llego, soy p...

mis compañeros de escuela

me llamo alex tengo 8 años soy de ...

Primera vez

Bueno esto que les contare es porqu...



Ultimos relatos


PepeCategoría: Sexo en familia

Por Negrito71 | 2014-04-23 15:26:47 | 0 comentarios

PEPE
19/09/2012


AIDA 28 PEPE 46 NORA 02 AURA 6 meses

Hace 4 meses que mi hijo falleció en un accidente de moto, fue algo irresponsable montado en semejante vehículo, así fue durante su corta vida, dejó a AIDA con dos hijas en la plenitud de su vida, quedé como responsable de esta familia, soy el abuelo PEPE, tengo una panadería con varias sucursales en esta ciudad, muy buen pasar, mi hijo también me ayudaba.

Soy un hombre desde hace 8 años viudo, no he encontrado la dama que pueda acompañar en mi soledad, soy mas bien delgado, musculoso, 1,80, algunas canas embellecen mis sienes, tengo buena pinta, unas cuantas me han tirado los tejos algunas probaron mi “dulzura” pero no lograron convencerme de continuar con la convivencia, soy, creo simpático, agradable, no tengo problemas económicos ni con mi personal.

Ella mi nuera AIDA es una bella mujer, 1.70, mas vale algo gordita no mucho unos dos o tres kilos de mas, muy buenas piernas, nalgas, caderas, unos pechos que si bien está amamantando no son demasiado voluminosos, es atrayente, sen-sual, fue docente mi hijo no quiso que continúe en sus labores al casarse, es una buena mujer, trabajadora, responsable cuida muy bien de sus 2 hijas, la última de 6 meses de vida, desde el accidente le envió periódicamente un sobre con dinero suficiente, muchas veces las voy a visitar por lo general al atardecer, los domingos salimos por la tarde a dar vueltas, llevar a la niña mayor a jugar a la plaza.

Hace unos días que no las visitos, es jueves, me llamó por teléfono AIDA para que las acompañara a cenar, en principio aduje que tenía un compromiso. Me puse a pensar que ella debería estar pasando por momentos muy delicados ante la falta de su hombre, por lo que al rato de su llamada la localicé y le dije que “acep-taba la invitación y que llevaría el postre, la bebida y el pan….jajajaja” ella tam-bién respondió con una cristalina carcajada.

Llegué temprano ya que la niña debe ir a dormir, la cena era en familia, no era conveniente llegar fuera de hora, así que las encontré un poquito desordenadas, pero alegres, felices, menos AIDA que si bien trataba de superar la pérdida, se le notaba un dejo de tristeza. Entré directamente porque oí que me decía que estaba abierta la puerta, besé a la niña, la alcé, luego me acerque al dormitorio a la cuna, besé a mi nieta dormida y con la hermanita NORA entré a la cocina donde mi nuera se esmeraba por preparar un buena comida, el olor era magnífico, me acer-que, me agache para darle un beso en la frente en el preciso momento en que ella hacia lo mismo así que nos besamos en los labios, fue un shock ambos nos que-damos morándonos, rígidos, sorprendidos, “esto indica que vamos a comer algo rico…” le dije a mi nieta, mientras miraba a la madre con detenimiento, estaba vestida de entre casa, nada llamativa, solo que la ropa que usaba se le adhería al cuerpo resaltando sus bellezas, estando tan cerca, hombre al fin, miré su escote y me punzó. Ella sacó una botella de buen vino del que me gusta, lo abrió me sirvió un copa y otra para ella, brindamos por una noche en familia, le pedí a NORITA que me acompañara al auto a traer los paquetes y allí fuimos los dos, ella me lle-vaba de la mano. Con mi nieta sobre mi rodilla haciendo trote conversábamos con mi hija política de temas variados, “Ya va a estar la cena papá pepe….” En eso comenzó a llorar la más pequeña…… “llegó la hora de su comida……” apagó el fuego, buscó a AURA vino a la cocina a darle la teta, se sentó frente a mi, sacó su seno levantó una pierna para ayudar a sostener la cabeza de la bebé, él cuadro me llamó la atención, nos miramos a los ojos, nos quedamos tiesos, ella con su mano sosteniendo su seno dándole de mamar a su hija, yo mirando ese cuadro, “Me voy al dormitorio dijo….” “no ….por favor…… quédate allí….. no me mo-lesta….” Ella quedó no dejó de mirarme alternativamente, al pasar los minutos y la charla no era tan amena, inexplicablemente para mi ella abrió algo sus piernas dejándome apreciar la belleza que tenía en ese lugar, lo que me excitó, de lo que ella se dio cuentas inmediatamente, pero no abandonó su posición, siguió dando de comer a su hija, luego la cambió de seno, ese cambio lo hizo con mucha proliji-dad y lentitud, mostrando plenamente sus pechos, adoptó la misma posición, le-vantar la pierna hasta el travesaño de la silla, abrirla ahora mostrando algo mas….hasta el fondo…… ella miraba mi abultada entrepierna, mientras se mordía el labio inferior, Aurita succionaba, Norita hacía chocho a caballito en mi pierna, nosotros dos mayores intercambiábamos miradas non santas. Aura terminó su cena ella con toda lentitud mirándome a los ojos la metió dentro del corpiño. Le ayudé a poner la mesa me indicaba donde estaban las cosas, la niñita también ayudaba, nos sentamos, mi nieta lo hizo a mi lado y me pidió que le diera de co-mer, Aida quiso protestar, no lo permití, le dí de comer primero a ella, la madre me miraba con dulzura lo que hacía, cuando terminó le dio el postre luego la llevó a la cama a dormir previo darme varios besos y decir que quería verme pronto.

Quedamos solos a cenar, lo hicimos en un clima algo tenso, hablamos de triviali-dades sin importancia, al finalizar ,entre ambos habíamos tomado la botella de vino, ella se movió como para traer otra, me negué “si tomo mas voy a tener que dormir aquí……” ella con una sonrisa dijo “entonce la traigo…..” jajajajaja los dos al unísono.

-Aida, ha pasado unos meses, mi dolor algo se aplacó, el tuyo debe estar tratando de adormecerse…. Pero es necesario que hablemos del futuro….. ella estaba al otro lado de la mesa y apoyaba sus senos mostrando su canal a sabiendas de lo que hacía
-Papá pepe….. mis hermanos me han invitado a que vaya a nuestra ciudad, que allí críe a las niñas, estaremos en familia….., ellas tendrán primas con quien ju-gar… -movía sus senos de un lado a otro- aún no me decido, les he pedido que aguarden un tiempo para decidirme….
-Hija no soy quien para imponer tu decisión, solo quiero decirte que no deseo que te falte nada, que cualquier cosa que necesites o quieras con solo decírmelo yo tra-taré de complacerte, sos como dije mi hija y esos angelitos son parte de mi vida, otra cosa soy PEPE, nada de papá.
- Buenoooooo no se si voy a acostumbrarme, lo voy a intentar, Pepe somos perso-nas adultas en estos meses he pensado, egoísta, en que no es conveniente que quede muy cerca de ti……. Somos humanos se que en poco tiempo algunos hal-cones van a revolotear y……no me gustará que me veas acompañada de otro…
-Te comprendo, yo lo he vivido con las palomas…… la juventud no espera…… eres quien tiene que decidir…… y ya es hora que te deje descansar; ella se levantó
se acercó le dí un beso en la frente no sin mirar antes su canal, ella me tomó la mano sobre la palma me dio un beso, otro en la mejilla y nos despedimos… “No te olvides de la promesa a Norita, tienes que visitarla pronto te esperamos…..”

Al otro día Aida llamó por teléfono para invitarme a pasar el sábado con ellas, que estaba por cocinar una comida que estaba segura que me gustará. ACEPTE inme-diatamente, por lo que me puse en campaña para comprar el vino una caja, golo-sinas y juguetes para ambas niñas, un hermoso ramo de flores para ella.

El sábado antes del mediodía llegué con festejos por parte de ambas, la pequeña solo reía, la niña me abrazó , me llenó de besos, se me pegó, la madre su puso en puntas de pie para besarme, respondí de la misma forma. Charlamos mientras continuaba con la preparación final de la comida, jugaba con la niña, mientras no dejaba de mirar a la madre que se había vestido apropiadamente, con una pollera ajustada en las caderas, con tajos al costado, con blusa casi transparente ajustada, los botones de la blusa estaban abiertos hasta el tercer botón lo que mostraba sus hermosos senos, firmes, suaves, rosados, su cuello era atrayente, sensual, sus la-bios tenían un toque de color, sus cachetes también, su peinado evidentemente era un arreglo prolijo casero, sus aros bonitos, se movía, para mi en forma provocati-va, o era mi imaginación??? Continuaba jugando con mi nieta sin perder movi-miento de mi excitante nuera, no dejaba de mirarme cuando tenía oportunidad, así que éramos dos adultos ensayando un acercamiento. Aura reclamó su comida, era la hora dijo la madre, así es que la trajo desde el dormitorio se sentó frente de mi y comenzó el espectáculo, Nora jugaba con los juguetes, nosotros nos dedica-mos a lo nuestro, ella se sentó cruzó sus piernas abiertas, sacó su teta, se la ofreció a su hija mientras me miraba descaradamente nos mirábamos, ella se mojaba los labios, entrecerraba sus ojos, movía sus piernas las que mostraban tanto como pa-ra conseguir mi erección, mientras que ella sentía cierta cosquilla que le causaba placer, así estuvimos durante duró el amamantamiento, luego la iba a llevar a la cuna, se la pedí me miró extrañada extendí mis brazos la tomé ella introdujo su seno en el corpiño, nos miramos, nos sonreímos, alcé la niña y la llevé a la cuna, la madre me miraba atenta.
Al regresar me acerqué a Aida tocándoles suavemente la cintura le pregunté en que la podía ayudar, me pidió le acercara algunos elementos, me sonrió, luego me pidió que cortara unas zanahorias, mientras esto hacíamos había roces de nuestras nalgas, caderas, al término de la comida nos sentamos a la mesa con el vino fresco del que ya habíamos comenzado a tomar, comimos lentamente, conversando, No-ra daba muestras de su hora de la siesta, así es que la alcé
-Yo la llevo, vos podes arreglar la cocina….. te parece???
-Claro……claro……
Fui recosté mi nieta en su cama al lado de su hermanita, la acaricie, la besé, le puse mi mano sobre su espaldita y suavemente la moví por unos minutos hasta que se durmió….. cuando llegué a la cocina, ya estaba casi limpia, ayudé a ordenar lo úti-les, en esos manejos se rozaron nuestras manos, nuestros cuerpos, ella me miraba entre sorprendida y feliz…….. al finalizar no sentamos continuando con el vino que había quedado……
“Pepe estás acostumbrado a la siesta y no tengo cama solo la matrimonial, si quie-res recostarte yo lo haré en el sofá……
-De ninguna manera…….sabes que Aida, voy a ir a casa descanso, me baño y vuelvo, a eso de la cinco puedo estar aquí para salir con las chicas a pasear, si quieres podemos ir de compras al súper…. Te parece…
-Buena idea….. necesito algunas cosas, podemos ir…… te espero Pepe….si???
A las 4,30 ya estaba en la puerta de la casa, fue oportuno porque como dijo Aida tenía que bañarse y necesitaba que alguien cuidara de las niñas, así que con una alzada y la otra con sus juguete quede en la sala mirando algo de TV, cuando ella terminó salió del baño y por mi ubicación pude ver que salía con una combinación corta, se sonrió al verme y se encogió de hombros como disculpándose, aguardé unos minutos mas y apareció esa bella mujer vestida con ropas demostrativas de sus encantos, de sus bellezas….
-Voy a darle de comer a Aura así no lo hago en otro lugar,

Volvió a sentarse frente a mi sacó su teta se la dio a la nena levantó la pierna sobre el travesaño de la silla las abrió mostrando sus encantadoras y suaves cuartos, nuevamente escudriño entre mis piernas descubrió mi excitación, se relamió, se mordió el labio inferior, en el cambio también se produjo la demostración de su seducción, ella estaba excitada, la visión de la entrepierna de ese hombre que a ella le gustaba, no dejaba de alterar sus sexualidad, estaba necesitada, ante esa vi-sión, el hombre que la atrae, las consecuencias no pueden ser otras, lo necesita.
Subimos el cochecito al auto, la nena fue entre las piernas de su madre al faltar el asiento apropiado para ella, llegamos al súper a las 5.30 comenzamos a dar vuel-tas, con el carrito conde Aura iba sentada hicimos compras, yo compré el asiento para atrás del coche para Aura, mientras caminábamos nos consultábamos sobre lo necesario, ella y yo cargábamos el carrito, compré algunas cosas que me gusta-ban y ella me preguntó….. “esto es para tu casa??? ”Sorprendido le dije no para la tuya….. “ “Vas a vivir con nosotras??? Allí me di cuenta, no supe que contes-tar, ella recompuso……” está bien cuando nos vengas a visitar lo aprovechamos “, entre lo que había adquiridos estaba un equipo que se instala en los dormitorios de los niños y un parlante en el lugar donde los mayores están de tal manera de sentir cuando están inquietos o lloran.

Compramos todo lo que ella necesitó mas lo que agregué, luego fuimos a la heladería comimos helado
Ella me dijo
-Pepe la nena ya va a tener hambre y no quiero hacerlo en público
-Por supuesto mi amor…… ya vamos………nos miramos sorprendidos ella roja como una manzana.
-Discúlpame
-Nada que disculpar….. querido….. jajajajaja los dos reímos…… la nena miraba y reía……

Llegamos al auto, ella subió a darle el pecho mientras cargaba las cosas en el baúl, el cochecito ajusté el nuevo asiento de Nora, ya eran la 8, salimos mientras la menor mamaba su madre me miraba como diciéndome te gusta….. había una sonrisa pícara en sus labios, un brillo importan-te en sus negros ojos… ya en el viaje de regreso, ella dijo “demos unas vueltitas, hace tiempo que no salgo…… quiero ver como está la ciudad….. no te molesta papá….” Lo dijo en un tono intimista, muy particular.
-Claro, como no mi aaaaamm Aida jajajaja ella se rió….
- Me gusta pepe…… me gusta…. lo proclamó en un susurro mientras Norita cabeceaba en su asiento atrás, la vi, detuve el coche en un lugar apropiado y la acosté sobre el asiento para que durmiera.. la otra dormía en el regazo abierto de la madre, paseamos un rato
-Regresemos papá…. Tenemos que cenar… tengo que hacer la cena…..
-Aida….. compremos algo, llevemos comida hecha que te parece,
-Si quieres papá…..
-Si vamos a hacer eso Me dirigí a un lugar conocido antes averigüé que gustaba

A los pocos minutos regresé con la comida para cuatro personas, asado, papas fritas milanesas y empanadas de pollo….llegamos a la casa de noche, la ayudé a ella a bajar con la beba, abrí la casa, bajé a Norita la llevé a su camita mientras la madre daba de comer a Aura, me sonrió, bajé el resto de las cosas alguna a la heladera, ella vino arregló la mesa, puso todos los elementos y nos dedicamos, previo brindis a cenar, no teníamos muchos temas de conversación, mientras lo hacíamos nos mirábamos eran miradas llenas de interrogantes de ambas partes, ella dijo

-Cuantos años de viudez llevas Pepe…
-Como 8
-Habrás sufrido mucho con tu perdida
-Así es, pero lo peor es la soledad a la que debes acostumbrarte, por ello me estoy acercando a vos para que tu angustia no sea tan grande, por lo menos a partir de ahora, no comencé a venir antes `porque era suma la tuya y la mía, ahora que me pasó algo puedo hacer mas llevadera tu inquietud…… además siempre tenemos algo de que conversar, me gusta estar al lado de la ni-ñas y de vos…..
-Papá me encanta que te hayas acercado en solo dos días Norita a cambiado bastante te espera.
-Solo mi nieta???
-Papá…… me alegra cuando recibo tu visita, me gusta que estés entre nosotras; pasemos a mi-rar algo de TV ….. digo si no estas por irte aún….
-Podemos mirar algo no tengo nada que hacer y es temprano para dormir…..
Nos ubicamos frente al televisor, conseguimos una película cómica, la miramos ella estaba sen-tada a mi derecha, luego de un rato recostó su cabeza en mi hombro, levanté mi brazo rodeé su cuello, allí quedamos, cuando la película terminó le dije
-Mañana es domingo, que pensas hacer
-No tengo nada planeado, solo que transcurra el día….. tenes alguna propuesta papá??
-Mientras mirábamos TV se me ocurrió salir de la ciudad, ir a dar una vuelta por la costa, o a un parque, lo que a vos te parezca mejor…..

-Pepe eres un encanto mi amor……………jajajajajajaja…. Me salió a mí también……

-Bueno cariño mañana a las ocho estoy acá…..
-Vení, te espero, te doy la llave para que entres porque voy a es-tar acostada, que lindo que alguien me despierte
Llegamos a la puerta ella estaba abriendo la puerta, la entornó recostó su cabeza en mi pecho, me lo besó, me dio una palmada luego levantó la cabeza para recibir mi beso en la frente.

Ese sábado por la noche le costó dormir a ambos, pero ella por razones de excitación hizo un análisis que nunca se había pro-puesto, desde su educación secundaria recibió indicaciones de que las niñas educadas se comportaban de manera correcta frente a los chicos, no debían aceptar tocamientos, ni besos, ni acercamientos pecaminosos, pero ahora, con los años, luego de vivir en matrimonio, haber adquirido cierta visión distinta en la realidad, debía dar riendas sueltas a sus exigencias físicas inti-mas, ella necesitaba no lo que había recibido, dos o tres “visi-tas” semanales donde abría sus piernas, él gozaba, ella si conse-guía apresurar sus instintos también lo hacía, pero en pocas ocasiones, ahora sería ella la que marcara los tiempos..... debía encontrar la manera de sentirse plenamente gozosa de su femi-neidad, por lo tanto debía ser mas avanzada, mas intrépida, mas osada, debía comenzar ella a buscar el acercamiento, pro-vocar la excitación del hombre que la desvelaba PAPÁ PEPE, que buen hombre, desde mucho antes le había llamado la aten-ción, mas de una vez tubo pensamientos limpios pero muy ca-riñosos para con él.

Él no durmió plenamente su hombría le indicaba que esta mujer lo atraía, sus intensiones eran distintas que con las otras muje-res que había conocido y estuvo en la cama, esas eran aves de paso, cópulas higiénicas, no sentía atracción, como en esta opor-tunidad, necesitaba conquistarla, que sea suya, era un imperati-vo que le quitaba la tranquilidad espiritual desde hacia mas de cinco semanas, lentamente empezó a sentir el embelezo por ese cuerpo, esa cara tan bonita, esos ojos profundos, esa cabellera, sus senos, sus nalgas, sus manos debían acariciarla, sus labios recorrer su cuerpo, poseerla plenamente eso era lo que sentía por esa mujer.

El domingo a las 7,45 estaba en la casa, abrí la puerta con toda delicadeza, entré fui directo a la cocina puse el agua para el ca-fé, fui a ver las niñas al pasar por el dormitorio de ella la puerta abierta, miré allí estaba acostada de costado, iba a seguir y vi que me hizo una seña con la mano,
-Vení - entré tenía puesto un camisón rosado bastante traspa-rente, mostraba gran parte de sus senos- Viniste temprano como lo prometiste y como te prometí estoy esperándote en la cama jajajaja no lo tomes al pie de la letra, papá mira las chicas como están seguramente habrá que cambiarlas
-Para eso no me anoto….. soy inútil……
-Papá nadie te enseño, porque vos sos muy capas para atender a estas niñas…te lo aseguro.
En eso empezó a llorar la mas chica , “tiene hambre….” Dijo “Te la traigo……” velozmente llegué a la cuna la alcé y la llevé a la cama de la madre que con una gran sonrisa me lo agrade-ció, mostrando su hermoso pecho dándolo a la niña, ver ese es-pectáculo me erizó todo, ella vio mi volumen entre las piernas, otra vez vi morderse los labios, también vi un brillo extraño en sus ojos …………. Me retiré, fui a la cocina puse a calentar el agua para el café, volví al dormitorio el cuadro que mostraba me puso mas activo, ella sonrió me dijo “quieres sentarte papá. “ “No Aida solo vengo a preguntar que desayuna Nora…..” “Una taza de leche con cacao, galletitas y mermelada,…. Pero yo ya me levantó…..deja la atiendo yo……” “Debes terminar con lo que estas haciendo yo me encargo de Norita…..” Mien-tras preparaba nuestro desayuno y el de mi nieta ella se levantó se arregló el cabello, se lavó la cara y apareció en la cocina en su camisón mostrando su cuerpo hermoso trasparentando la bom-bacha que tenía puesta, ella sabía que me estaba mostrando su intimidad, mi amigo no fue capaz de sostenerse sosegadamente y mostró su presencia que ella vio el paquete, no se pertur-bó……levantó la niña la llevó al baño y me la trajo a desayunar mientras mi hombría representaba su función a la perfección, como para igualar los tantos, vos me muestras yo te muestro. Arregló las dos niñas, ella se cambió se puso ropa liviana, blusa abierta al frente pollera con botones al frente mas bien amplia que ajustada, muy sugerente arregló un bolso con ropa y ali-mentos para las chiquillas a las 9 estábamos saliendo rumbo al mar….. eran casi dos horas de camino, ella trajo su bolso can-guro para la “mamona” así que tenía las manos libres, viaja-mos alegremente la que estaba mas sorprendida era Nora todo era nuevo para ella los camiones, los ómnibus, los animales en los campos…. PEPE Y AIDA estábamos muy felices y contento.; transcurrió la mañana entre caminatas y compras, ella me había tomado del brezo, se pegó a mi cuerpo, su cabeza siempre esta-ba cerca de mi cara, su altura se lo permitía aparte de que yo hacia lo posible porque ello sucediera, almorzamos luego se-guimos dando vueltas, la niña y Aida se descalzaron para ca-minar en el agua salobre del océano........ chapotearon unos mi-nutos, la otra estaba en mis brazos, en el canguro, cuando re-gresaron estaba sentado en un banco la madre venía con boto-nes de la pollera desprendido precisamente en “esa parte” mos-traba una tanga roja vivo y su entrepierna, le hice una mirada sugestiva, ella se agachó mostrando sus hermosas redondeces dijo “no te gusta lo que muestro...... papá pepe......” sorpren-dido...... “..........noooo......siiiiiiii....... siiiiiiiiiiii ........mas centrado dije “es un hermoso cuadro, sugestivo, atrayente....... “seguía agachada “... y lo que me estas mostrando es también bellísi-mo...... por mas que solo se puede acariciar”, ella se agachó mas y me besó al lado de la nariz, ....... luego se puso en cuclillas pa-ra limpiar los pie de su hija, abrió las piernas al hacerlo mostró una bombacha beige brilloso, mi aparato excitado por lo que había visto ahora adquirió otro tipo de rigidez, ella, sabedora de lo que estaba haciendo me miró, miro entre las piernas, se tur-bó, se levantó, se sentó a mi lado, me tomó del brazo, se acercó “Pepe...... me gusta lo que haces con nosotras,..... me agrada la manera en que me tratas,......” me miraba a los ojos como supli-cando algo..... “Me alegro, lo hago porque las quiero a las tres, son mi familia..... no puedo hacer menos...... “ ella había bajado su mano apoyándola en mi pierna cerca de la ingle, nos mirá-bamos sonrientes..... ella se acerco y me besó cerca de los la-bios..... la nena jugaba en la arena mientras la más chica dormi-taba en mi regazo...... “Que vamos a hacer pepe.....” “Lo que vos quiera Aida...... “ “No me digas eso porque lo que yo quie-ro puede ser algo que a vos no te guste por mas que he visto síntomas de que aprecias las intensiones que tengo.....” “Es cierto.... me gusta verte..... tienes muy lindas formas, eres muy linda, simpática, me gustas........ me .........” “Decilo mi amor, te excito no es verdad??? Acarició mi miembro..... “Si Aida..... te deseo.....” me besó en los labios, la nena nos vio...... Ella cargó la niña, “Arréglate papá” En un momento en que Nora estaba detrás del banco, bajé mi mano y revisé su entrepierna, con su permiso, cuando sintió mi mano abrió las pierna, toque, acaricié ese lugar húmedo, tibio, suave..... “No vamos a llegar a casa.... papiii.... tenemos que hacerlo por aquí.... “cuando caminába-mos vi unos bungalow que se alquilan por aquí cerca.....” “Vos opinas que debemos quedarnos a dormir papiiiii....” “Yo diría que sí...... a vos que te parece......” “Pepito..... si vos me lo pedís aquí me saco mi bombacha y lo hacemos..... así estoy..... papá “ “Vamos a mirar....” Fueron encontraron uno con dos dormito-rios, allí concreto, acerque el auto, le preparó la comida a las ni-ñas, mientras arreglé las camas, era todo un movimiento ner-vioso, “Norita preguntó nos vamos a quedar a dormir aquí mamiiiii, “ “Si mi amor, se hizo tarde para regresar a casa, ma-ñana nos vamos.....” “me acerque, le daba de mamar a la nena, apoyó su cabeza contra mi entrepierna, la movía para sentir el duro falo en su oreja..... suspiraba...... me agaché acaricié la otra teta....otro gemido.... Nora terminaba de comer su papilla, a la que tenía en brazos la llevó a la cama la cambió, la acostó, a No-ra la lavó también la llevó a la cama a dormir les dijo dándoles besos a ambas... entornó la puerta de ese dormitorio se acercó me abrazó, la abracé, nos besamos intensamente, “Pepe ya so-mos mayores, sabemos lo que queremos..... donde vamos..... papá.......” mientras esto decía yo estaba con una mano en su monte de Venus y la otra aprisionaba sus nalgas masajeándolas, ella se dejó hacer con los ojos cerrados, le bajé la bombacha que cuando llegó a los pié ella la abandonó, mientras mis dedos ju-gaban en su hendidura, con sus labios, sus jugos, sus pelos, su clítoris, ella gemía cada vez mas.... “Vamos ....... vamos....... llé-vame a la cama.... por favor......papááááá´.......” “esperemos que las niñas duerman....” estábamos mimándonos como locos....... ella había sacado mi palito de la felicidad y lo acariciaba en forma indebida “me vas a hacer llegar antes de tiempo amoooooorrr” “Papáááá.... te necesito en lo mas profundo..... no puedo esperar......” allí estábamos parados en el borde de la mesada, “acaríciame los senos por favor, con los labios..... mi amoooooor....... daleeeeee.... asiiiiii..... que rico ..... me gusta...... para........ parááááá´..... estoy acabandooooooooo mi papitooooo lindooooo” sentí la llegada de sus líquidos en mi mano, fuimos hacía el baño..... se desnudó, es una vista magnífica de un cuer-po no menos magnífico, se lavó sus partes me desnudó..... me llevó a la cama se acostó con las piernas abierta mostrando su hermoso, tupido monte, su cueva rubia era una vista fantástica, mis órganos estaban al límite así es que me eché encima de ella, tomó cartas en el asunto, lo acomodó, me apretó las nalgas, sen-tí como mi pene entraba en su cueva sedosa, tibia, acogedora, •(ella sentía como aquel pene la penetraba como hacía tanto tiempo nadie le había hundido cosa tan rica y satisfactoria, pal-paba en su conducto esa vena gruesa, dura que entraba y entra-ba y entraba para placer de ella, luego una fracción de tiempo de quietud, para luego sentir el sacayponga con vehemencia, estaba gozando muy rico) mi instinto me indicó que debía bombear, lo hice me apoyé en mis manos para mirar que tan dentro de ella estaba, a la vez ver su cara, movía su cabeza en el sentido de la negación, extendía su cuello tanto como podía te-nía las entresejas fruncidas, su boca abierta, un gesto de dolor y placer había en su cara, con ambas manos sujetaba mis nalgas apretándolas, expiró profundamente......”acabe otra vez m amoooooor.... que gusto....” “voy a acabar Aida...... lo hago?? “Si estoy en el período de infertilidad, hace tres días se retiró mi regla.....dameeeeee tus jugos papáááááá........ los deseo” cuando en lo profundo de su cueva sintió la tibia descarga de él gimió mas fuerte, clavó sus dedos en mi espalda “mierda que cosa mas rica...... mi amoooooorrr me gusta....... cariñooooo, seguíííííí dándome lo necesito.... esta es la mejor medicina para mis ner-vios amoooooooorrrrr estoooooy acabandoooooooo otraaaaa veeeeezz ” me tendí sobre ella besándola, de sus tetas había brotado leche por la presión durante el coito....... lamí, besé sus pezones, gimióóóóó, le eché a su lado ambos respirábamos pro-fundamente, habíamos traspirado, ella se dio vuelta, subió su pierna sobre mi falo, sus labios en mis oídos “Pepe esto es dis-tinto a lo que conocí, es mas intenso, me gusta, todavía quiero que me montes, necesito tenerte adentro mucho tiempo..... po-drá ser papáááááá......” “Mamita querida..... soy tuyo como no lo fui de otra mujer, te voy a dar todo lo que pueda, pero sabes que hay tiempos......” la mano de ella estaba embadurnada con los jugos de ambos en mi falo, pero no lo dejaba de acariciar, in-tentaba revivirlo, se levantó, trajo una toalla húmeda se higieni-zo y me limpió, se acostó a mi lado..... me besaba los pechos, sus manos trataban, me montó, acomodó sus genitales con los míos de tal manera que su clítoris era masajeado por mi pene hin-chado, semi duro, ella se hamacó sobre mí, su cabeza junto a mi cara, sus labios en mi oído “que rico..... me gusta.... me estoy acelerando papiiiiiii......” al escuchar esto mi hombría se levan-tó, ella solo retiró su vulva, metió la mano ubicó el pene en la entraba “ahora sí........ papiiiiiitooooo queridoooooo..... se movía muy suavemente, sus labios abiertos sus ojos que me miraban pero no me veían........ seguía gozando lentamente de aquella penetración que había provocado... sentía su agitada respira-ción, movía su cabeza como diciendo si si si si....... así estuvo unos minutos, unos cuantos, hasta que empezó a hablar en voz alta “Pepe...... como me gusta coger ..... con vos..... esto nunca lo proveeeeee..... pepeeeeeee estoy acabannnndooooooooooo... papitoooooo de mi almas....” “la tenía de las nalgas apretándo-la contra mi pubis para que no se retirara mi verga de su con-cha.......así empecé a mover mis caderas con violencia, mi órga-no despidió mi líquido inundando su cueva, la cama crujía por la potencia de los movimientos, ella gritó...... aaaaa-aaayyyyyyyyyyyyyyy papá que felicidad, que lindo..... te amoooo papááááááá pepeeee” ella se extendió a mi costado, así dormimos un buen rato, como la sesión había empezado tem-prano, eran las 1 cuando ella se despertó al moverse me ocurrió lo mismo “me voy a bañar dijo ella.....” la seguí........la luz del baño nos mostró desnudos, nos metimos en el cubículo donde debíamos bañarnos, era muy reducido, el agua estaba muy bien, nos empezamos a enjabonar, ella lo hizo en mi espalda, pero no pudo aguantar me enjabonó mi órgano, mi manó buscó su monte lo acaricié, me dio vuelta, me hizo flexionar las pier-nas, se enterró otra vez mi verga en su vagina.....me empezó a coger, levantó una pierna mientras la aguantaba desde las nal-gas, consiguió prenderse de una percha desde allí subía y baja-ba con frenesí su boca abierta sus ojos muy dilatados daban muestras de su gozo, sus tetas me fregaba la cara, mi boca abierta acariciaba la que ella quería, acabó con gemidos, gritos, se aflojó, tuve que sostenerla, mi palo estaba rígido, su respira-ción agitada “no puede ser....... tanto tiempo sin conocer..........” la besé...... “papi.....vos no......” “tranquila mi amor...... la que debe recuperarse eres tu...... estoy para satisfacerte.....” ahora se dedicó a enjabonarme, yo a ella, nos enjuagamos, nos secamos, fuimos a la cama, eran las 2 habíamos estado una hora en el ba-ño.... era un record para mi, aún estaba con deseos. Le dio de mamar a la pequeña.
No dejaba de besarme, desnudos nuestros labios buscaron los lugares de placer, ambos gozamos de nuestros cuerpos, dor-mimos un rato largo, a las 4,30 me desperté vi ese cuerpo tendi-do boca arriba, un brazo sobre sus senos, el otro sobre su cabe-llo, una pierna apoyaba el pié en la rodilla de la otra dejando ver el hermoso cuadro de su pubis rubio frondoso, acolchado, me incliné, se lo besé muy suavemente, mi dedo abrió el lugar, ella me acarició los cabellos mientras buscaba el botón de su vulva, lo encontré, lo acaricie ella extendió sus piernas, elevó su pubis en señal de que le gusta, mi lengua lo acarició gimió mas fuerte, a los pocos minutos de estos mimos, sentí la fragancia de su vagina, tanteé que salía su jugo.... “dijo dejááááááá veníííííi´... me tiró de los pelos.... “métemela.......... por díos métemelaaaa-aaaaaa........ nunca sentí tanta calentura” me decía al oído........ cogemeeeeeeeeee papitooooooo... cogemeeeeeeeeee por favoo ooorr” veía sus piernas al costado de mis costillas, estaba muy caliente, encantadoramente gozando, mis movimientos se ace-leraron de forma violenta aaaaaaaaayyyyyyyyyyyyy gritó....... aaaaaa yyyyyyyy por favor me duele..... papiiiiiiiiii “ pero no hice caso a su queja, la cama seguía dando los sonidos de nues-tros violentos, rítmicos movimientos, también descargué mi semen “que ricooooooo pepeeeeeeeeee..... me llena la cueva tu vida....... me gusta sentir tu satisfacción..... estoy en la gloría pa-paaaaaaa, te gusta..... pepeeeee.. te satisface mi cuerpo amooor” “Aida no recuerdo haber tenido tanta excitación por una mujer”
Dormimos hasta las 10 hs. Nos despertó la nena que no vino a decir que la mas chica lloraba, ella rápidamente se levantó fue a la pieza, le dio de mamar a la nena, la cambió.
En viaje de regreso, todos contentos, las niñas bien alimentadas, se la ve contentas, la madre tiene una cara radiante de …felicidad?
“Pepe pasé la mejor noche de mi vida.” La nena recostada en su asiento atrás, jugaba con una muñequita, la más chica en el regazo de la madre, continuó. “Desde que soy mujer nunca tu-ve una sesión de tanto goce como la de anoche mi vida, estoy muy feliz, si no quieres seguir me doy por satisfecha, aunque si me amas deseo que permanezcas en mi cama, no te escuché pe-dirme nada, tengo la sensación de que te absorbí, en tu necesi-dad, igual que la mía te entregaste pero no quiero atarte, me has hecho mucho bien, estoy mas serena, mas tranquila.
“Aida vamos a conversar en casa, la niña debe captar lo que es-tamos hablando!
Escuchamos radio, viajaba pensando en lo que debía contestar, ella estaba algo retraída, no tenía la misma iniciativa de la no-che. Llegamos a una estación de servicios donde la invité a al-morzar, bajamos, comimos, conversamos, volvimos a viajar lle-gamos a su casa, bajamos todas las cosas, en un momento en que las nenas estaban entretenidas me acerqué la besé intensa-mente, ella solo me permitió que la besara.
“Estas molesta por algo mi amor…… puedo hacer algo….. “No nada
“Voy a mi casa a bañar y cambiar, luego vuelvo, traigo la cena y querés algo mas….. Aida??
“Volvé papá….. no te demores….por favor… tenemos que hablar,…. Tengo temor de no haber procedido bien anoche..
A las 20 estaba en la casa con le mejor intención de prolongar las vivencias de la noche anterior, me recibieron con grandes muestras de cariño, afecto, ella algo mas sosegada me besó con pasión, sus labios tibios, jugosos, sus manos acariciantes, su mi-rada llena de “algo” precioso. Estaba bien vestidas, mi nuera tenía un salto de cama celeste trasparente, excitante mi falo de-mostró que la belleza de la mujer es extraordinaria, me quedé de una pieza cuando la vi a la distancia con sus trasparencias.
“que hacemos pregunté…..”
“vamossss a comer pizza papá pepe….?? Dijo Norita
Nos miramos con Aida, sonreímos, ella se encogió de hombros como diciendo hacemos lo que vos quieras, “que decís cariño” “vamos…. Pero volvemos enseguida tenemos algo que hacer” la miré con atención “Quieres mas…… necesitas mas aún… yo quiero…..” Se estaba cambiando en el dormitorio, yo miraba desde la puerta viendo lo que me mostraba esa hermosa mujer frente de mi se puso su corpiño mirándome a los ojos, se puso la blusa, la pollera, siempre incitándome por supuesto miró mi paquete se acercó y le dio un fuerte apretón al palito, me besó en los labios , me metió la lengua “vamos porque si seguimos lo haremos frente a la niñas mi amor….” “Si papa pero volve-mos pronto eh”
Volvimos para la 10 de la noche, ambas niñas venían dormidas. Las acostamos, nos instalamos en la sala a mimarnos, estába-mos excitados, así que la cosa fue rápida, unos besos mis manos acariciaron sus pechos, bajé la mano a su entrepierna mientras mis labios mimaban sus senos, ella me abrió el pantalón se adueño de mi palito, decidimos ir al dormitorio parados frente a la cama la desnudé, ella me desnudó, quedó de rodillas frente a mi falo, lo peló, miró acarició, lo apretó hasta que el glande quedó morado se paró nos besamos se recostó transversalmente en la cama, su cabeza en medio de los cabellos rubios era una vista preciosa, esos labios lujuriosos, los ojos que piden mas, le-vantó las rodillas abiertas, su nido color oro resaltaba entre sus piernas, me aproximé, abrió mas las piernas, me agaché tomé los muslos los levante, ella apoyo sus brazos abiertos en la ca-ma, se dio cuenta lo que iba hacer, acomodó su cadera, le puse el glande en la vulva, lentamente fui enterrando mi verga en su concha, sentí la tibieza de esa cueva, la suavidad de sus pare-des, ella movía sus caderas, gemía, se la empujé hasta donde no pude mas “aaaaaaayyyyyyyyyyy me duele…. Pero me gus-ta…… papááááá, dale empujá asiiiiiiiii………siiiiii me gusta“ la mantuve firme, le cerré las piernas, las empujé al frente junto con mi falo, ella gemía, yo gozaba, comencé el sacayponga….. “papá Vení encima mío….por favor, me gusta sentir tu pe-so……. Dale papáááá….” Abrí la piernas me ubique ella se co-rrió para el centro de la cama me puse encima ella con sus pier-nas me enlazó mis nalgas, comenzó sus suaves movimientos de cadera, estaba con mis codos apoyados, nos mirábamos, estaba gozando, me besó en los labios, sus manos apretaban mi espal-da, comenzó a clavar sus dedos, golpeé con mi pelvis su pelvis, gritó…..ME GUSTA…. ASIIIIIII……..SIIIIIIII dame PAPAÁÁ-ÁÁÁ. CISL golpes eran potentes, ella tenía cara de sufrimien-to….. abría boca me mostraba su lengua……. expiraba con fuerza hasta que emitió un gruñido se me prendió del labio in-ferior me mordió…….mientras sus caderas se movían en forma descontrolada, cuando estuve descargado apareció un grito de placer “Pepe que hermoso lo que me haces….. te gusta mi cuer-po amor….. te satisface, a mi me dan ganas de seguir cogiendo, tenerte adentro, AMOR MIO SOY TODA TUYA, CUANDO QUIERAS…….., HASTA CUANDO LO DISPONGAS, HARE LO QUE ME PIDAS… . hablaba en vos alta, en ese monólogo yo tuve un alarido de placer, lentamente me aplasté contra ella que me tenía firmemente abrazado…. Nuestras respiraciones daban cuenta del ejercicio que habíamos hecho, estábamos algo traspirados, “quiero aclarar algo con vos pepe, anoche me hicis-te muy feliz y como ahora no has dicho nada, llegué a pensar después de nuestro encuentro que yo te había empujado, te había absorbido que lo hiciste por la naturaleza, el haber visto todas mis intimidades te llevaron satisfacer mis necesidades sin cariño de tu parte, todo se aclaró a la noche cuando llegamos y me dijiste que volverías, cuando te recibí allí comprendí que sentís algo por mi…….” “Aida no soy muy expresivo, solo puedo decirte en este momento que si te hubiera conocido mu-cho antes serías mi mujer, ahora no te dejaré, no creo que me abandones….. te quiero junto con la chicas, serán mi familia” me abrazó….. me besó se subió encima refregaba su cuerpo co-ntra el mío, unidos por el beso,…….así estuvo un buen rato no se como hacíamos para respirar pero nos estuvimos acariciando un buen rato, mis dedos llegaron a tocar su ano, cuando eso su-cedió tuvo un respingo, un quejido, pero no apretó las nalgas, le enterré una falange,……. Ahora se rió……. Dejó de besarme “te gusta ese lugar mi amor……” “Lo hago para excitarte….” “Me querés mas caliente todavía……” se levantó me restregó las te-tas por la cara, se levantó me ensució el abdomen, el pecho, ajustó su entrepierna en mi cuello, “en otro momento me vas a excitar besándome la concha papito querido, ahora no.. vamos a bañarnos??? “Espera Aída…… espera….. que va a ser de noso-tros de aquí en más…. Como vamos a convivir, en secreto, lo haremos público,…” “No te hagas problemas papito mientras las cosas suceden viviremos,,haremos lo que nos gusta sin hacer daño a nadie….luego veremos mi amor…..” me besó me tiró de la mano para ayudar a levantar, fuimos al baño se sentó en el bidet me arrodille, le lavé la concha bien limpia con mi dedos saque los residuos de semen mientras nos chapábamos las len-guas como locos….., mi mano mas atrevida llegó hasta el otro orificio, ella se separó me miró…..”lo quieres mi amor, siiiii? No se lo dí a nadie aún….. a vos te lo doy con todo mi amor….. se que me vas a hacer muy feliz…..” “Mi amor vuelvo a repetir quiero excitarte….” Nos volvimos a unir en un beso. Ahora es-tábamos en la bañera de ella, de su casa, una verdadera bañera con cortinas para atajar el agua, ella se ubicó bajo la flor de la lluvia con los brazos en jarra, la contemple la enjaboné en todas sus partes me llevó varios minutos, sus senos eran magníficos pero aún me estaban vedados, solo podía lamerlos y besarlos lo que a ella le gustaba mucho, cuando había un lugar que le gus-taba mas me hacía repasar para que aprendiera, luego me tocó se entretuvo en mi verga….. estaba disminuida, fue mucho tra-bajo en pocas horas, apenas hacia 24 horas y lo había hecho mas que en tres meses de sensata higiene, sus manoseos o caricias surtieron efecto “quieres probar ahora por allí…. Mi amor….. siiiiiiiii” “Vos queres que te lo haga…….” “dicen que es muy saludable, jajajajaja, soy toda tuya mi amor, lo que quieras es tuyo , hacémelo….. quiero probar…..” “Estas lo suficientemen-te preparadas para recibir esto o es un compromiso para pro-bar…..” “Lo que digas y quiera papitoooo estoy loca por vos y me besó con pasión, dámelo……dámeloooooooooooooo lo quiero ahora” “Vamos a la cama cariño allí gozamos mejor”
Allí fuimos, no dejé de besarle y lamerle las tetas, mi ma-no estaba en su concha acariciándola, estaba jugosa dio la espalda se agachó “Hacémelo por atrás…..t e gusta….” “No probé aún” estaba buscando cuando ella lo ubicó en su concha, me dio un culazo haciendo entrar mi pija hasta el fondo de su concha…. comenzó a revolear sus caderas haciéndome gozar de una manera desconocida, así estuvo por unos minutos cuando menguó su accionar mi cuerpo empezó a bombear con fuerza ella gemía, suspiraba, decía lo que tanto le gustaba, que mi pali-to esta algo especial por lo largo y grueso que su vagina estaba encantada porque la llenaba muy bien, ella tendió una mano para tomar mi nalga cuando estaba gimiendo en forma escan-dalosa, estaba gozando su enésimo orgasmo, “dale papitooooo dame todo tu amor por allí…… quiero sentir tu tibia leche da-meeeeeee papá…. Dame aaaaaaagggggggggggghhhh hhhhhhh se aflojó, quedé prendido de sus tetas, mordisqueando su es-palda hasta que mi amigo salió lentamente del lugar dejando que escurra los líquidos, ella había preparado las toallitas me dio una, con la otra se limpió, nos recostamos. Por la mañana temprano antes que las chicas despierte me fui volví a la noche con un pote de vaselina, cuando lo vio se rió…….”así que la fal-ta de eso te detuvo…..amor….. me lo vas a hacer ahora,” me lo decía al oído mientras la nena estaba a brazada a mi pierna “pa-pa pepe…… besssiito…” Aguardamos que la chiquitas dur-mieran, mirábamos la TV mientras nuestras manos acariciaban y los labios se unían cuando supimos que están bien dormidas fuimos al baño, nos habíamos calentado bien, nos desnudamos, ella estaba bien mojada, mi verga estaba bien dura, ella me pasó abundante vaselina se posesionó en la piletita del baño, le abrí las nalgas puse vaselina en el orificio y algo mas adentro, me puse en el lugar…..”Si me duele mucho no vas a seguir papiiiii hehhhhhh…..” “no tengas miedo mi amor el glande ubicado en la puerta fue entrando lentamente su cabeza estaba gacha, mis manos en sus caderas, empujaba lentamente aaaaaaaayyyyyyyy paraba, aguantaba un ratito y otro empujoncito, ella levantaba la cabeza la ponía de costado para ver mi cara, ambos nos veí-amos, hundí algo mas, mas, mas grito….. paré……. Esperé be-sándole la espalda, mi verga estaba desesperada por llegar, es-taba por la mitad, así que me agaché le apreté la teta le tiré del pelo de un solo empujón se la clave hasta el fondo solo un griti-to, se aflojó me miró por el espejo con cara de dolor, con la boca abierta, dejé la teta, la mano la llevé a su monte allí busque el clítoris, agachado empecé a meter y sacar ella gemía, “me duele papito….. pero lo siento lindo, rico….. despacito hacelo….. des-pacito …….. deeeeessspaaaaacito …” yo estaba a toda máquina ella estaba gozando de un orgasmo interminable mientras decía despacito,…… le regué el recto con abundante líquido ella le-vantó su cabeza la dio vuelta y nos besamos…… mi verga salió despacito…… “Pepe…..no se cuantas veces acabé pero fue ma-ravilloso, me gustó, tus caricias en el clítoris me mataron……”

Haciendo el amor como quinceañeros vivimos mas de tres años, lo hacíamos con pasión…. Cuando quedó embarazada por un descuido blanqueamos nuestra unión, tuvimos dos varoncitos. Carpì76

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 496 veces

Amantes apasionadosCategoría: Sexo en familia

Por Negrito71 | 2014-04-23 14:42:56 | 0 comentarios

AMANTE APASIONADO

Federico (hijo) 30 - Cayetana (madre) = 50 - Anabel (hija) 33


Soy una mujer común, alta, no gorda, muy buenas formas de arriba y de abajo, activa sexualmente, soy autodidacta leo mucho, tengo dos hijo, la parejita, enviudé solo hace dos meses, por gracia del supremo.
MI preocupación principal es el futuro sin un hombre que sostenga mis necesidades mas intimas, luego viene mi hija embarazada por un engañoso personaje que la sedujo y la abandonó, no es un piba por lo que debo disculparla; aquel personaje tenia pasta para engañar a las mujeres; mientras que mi hijo del alma vive a la distancia, hace dos años sacó un importante premio en un juego de azar, mi marido no aceptó nada ni permitió que ni yo ni mi hija, aceptemos ningún obsequio que venga de su persona, está por venir por que no le avisamos cuando él desapareció, lo hicimos algo después, ha prometido ve-nir a visitarnos este fin de semana que es largo, así que con Ana estamos extremando nuestra organización para recibirlo de la mejor manera posible, nuestra casa es modesta, está ubicada a pocas cuadras del centro del pueblo en que vivimos, no falta nada porque desde que él desapareció Fede nos mandó dinero, mas de lo que necesitábamos.
Fede se fue de casa cuando tenía 22 años, hace ocho que no lo vemos, se retiró debido a que el padre lo echó porque nos descubrió en una situación equivocada de la cual solo fui la responsable pero él, mi FEDE se hizo cargo del desaguisado. Es que lo amo a mi hijo desde siempre, la relación con mi marido por aquel entonces era muy irregular, él estaba senil prematuramente, lo incité a mi hijo que sin comprender aceptó y cuando estábamos iniciando nuestro diálogo él llegó y nos sorprendió en una actitud sospechosa sin haber llegado a cometer ningún acto inmoral solo fue un encuentro intenso. Mi hija nunca su-po lo ocurrido o si se enteró nunca dejó traslucir que lo supiera, es una muchacha muy recatada, pero cuando se enciende tiene su poder, es muy parecida físicamente a mi y ambas llamamos la atención de ambos sexos.
En cuanto a Fede hace 8 años que no lo veo, algunas veces me llamó por teléfono, más después de la muerte de su padre, sigue siendo cariñoso, simpático, atento, generoso, me ha dicho que me ha extrañado mucho, también me explicó que no ha tenido ni tiene no-via, vive muy bien, tiene propiedades invirtió muy bien lo que ganó en el premio y eso le permite vivir con comodidad, según explicó, Su interés es ver como estamos, que nece-sitamos y tratar de resolver inquietudes, llegará el viernes por la tardecita, hoy es miérco-les, ambas estamos ansiosas, tratamos de no dejar nada fuera de lugar, la pieza de él está perfectamente, no como la dejó pero la arreglamos bien. Anabel con su barriguita insi-piente parece estar mas linda, se la ve activa, algo nerviosa pero alegre, feliz de recibir a su hermano, no tanto como yo aunque aguardo ver la reacción de mi amado y deseado hijo.

Y el viernes llegó, antes de que entre el sol se estacionó el automóvil a las puertas de nuestra casa y bajó Federico hecho un hombre, bien vestido, buena presencia, mas alto, un cuerpo bien estilizado, me abrazó muy calidamente, me sostuvo entre sus brazos mientras me murmuraba cuanto me había extrañado y cuanto me quería, lo mismo hice, me dejó, la abrazó a la hermana de igual manera sostuvo su abrazo mientras la acariciaba con palabras cariñosas, al igual que a mi con mucho amor, suavidad y una felicidad des-conocida que nos rodeaba a los tres. Se volvió me estrechó, nuestras cabezas la mía y de mi hija en los hombros de aquel muchachón querido, esperado y deseado por mi, así es-tuvimos los tres por unos minutos, a él le cayeron algunas lágrimas; charlamos un rato mientras recorría la casa, preguntando por los vecinos y otros acontecimientos, nosotras detrás de él, observó “no hay ninguna fotos de él” “así es hijo….. coincidimos con ella de que no se merece nuestro recuerdo por lo que te hizo…. Debió ser mas dócil y compren-der lo que pasaba”; bajo su valija, la acomodó en la pieza mientras lo acompañaba para ayudarlo, para verlo, nos mirábamos y nos sonreíamos, Ana preparaba la cena; en el dor-mitorio de él “estas muy bien Tana.... parece que la vida no te ha hecho ningún mal…… se te ve muy linda…..”; vestía ropas sencillas, amplias pero que marcaban sus figura, sus pe-chos afloraban sugestivamente no eran grandes eran bellos, su pollera estaba abierta en la entrepierna y mostraba algo mas de lo normal era conciente de lo que estaba mostran-do “Fede no puedo negar los años que tengo, tampoco que me siento muy bien…. y con muchas ganas de compartir algunos días con los dos….. estas muy bien hijo, practicas ejercicios?? “ “ No ma…… solo tengo la actividad de manejar mis negocios, hacer trámi-tes, me levanto muy temprano y salgo a hacer mis cosas…” frente a ella se sacó su camisa que con el torso desnudo la miró intensamente. Lo que veía, el hermoso bulto de su hijo, ese hombre tan bien formado, tan feliz, una carita que traslucía tranquilidad, lo contrario de lo que habíamos padecido con Ana, en tan poco tiempo se sintió excitada, hasta sintió estar húmeda, consideró retirarse ….. “ma puedo darme un baño antes de la cena…? “si mi amor…..por favor está la toalla de baño puesta..” lo acompañó para mostrarle, el baño es pequeño, los dos estaban muy estrechamente unidos, él aprovechó para estamparle un beso en la mejilla…… “tenemos que recuperar el tiempo pasado ma….. tengo que aca-riciarte mucho ….” “te lo voy a agradecer mi negro lindo….te quiero mucho y no sabes cuanto te extrañé si hasta estuve por abandonarlo e ir a buscarte, me contuve por tu hermana“ sintió cosquillas en su vulva “hubieras sido capaz de eso mi amor…..” mientras hablaba se sacaba la ropa estaba en slip, ella lo miró se extasió con lo que vio se dio vuel-tas, ahora ya estaba mojada y se retiró “bueno,…..bueno Ana cuanto falta para la cena, que nuestro invitado está con hambre” me acerque la tomé por la cintura la estreché y le dí un beso…. “ahora vamos a tener compañía cariño no vamos a estar tan solas, tenemos un hombre en casa, linda…..”. “Mami vos crees que se quedará con nosotras o regresará a la gran ciudad……” Mientras esto decía ambas se miraban profundamente a los ojos dando sentido amplio a las palabras y conceptos que ellas comprendían “Ana depende de cómo lo atendamos nosotras….. si se encuentra bien entre nosotras es posible que se quede, si no va a buscar otro lugar…… haremos lo posible porque lo pase bien entre no-sotras……no te parece que lo podemos hacer???” “Claro madre lo haremos lo que necesi-te tendrá, de mi parte” “De la mía también.....”
En tanto arreglaban la cocina-comedor apareció Fede correctamente vestido, perfumado, bien afeitado, sonriente, educado besó a su hermana, a su madre la tomó de la cintura y la abrazó fuerte. “Está lista la cena” dijo Ana así es que nos sentamos los tres comimos lentamente conversando de todo un poco, Ana averiguó sobre el posible tiempo que quedaría en casa y contestó “todo depende de cómo encuentre las actividades en esta ciudad, si las cosas andan como pienso puedo quedar algún tiempo sino en unos quince días regreso a mis ocupaciones…..”

Yo estaba bañada, con ropa liviana, la vista de mi hijo, su presencia varonil me hizo sentir cosquillas en aquel lugar…. Sensación e inquietud que no gozaba desde muchos años atrás……. Mis prendas se humedecieron con solo mirarlo.
Ana pensaba lo bien que estaba su hermano, rompería los corazones de las vecinas, el de ella estaba bastante comprometido con lo que había visto.
Fede se había rodeado de dos mujeres, pero mujeres, bien formadas jóvenes, su madre con 50 no los demostraba y además estaba demasiado bien, su cuerpo era muy firme de-seable, por lo menos para él, le gustó siempre si cuando ocurrió lo de su padre, si no hubiera llegado inoportunamente, seguramente hubiera concretado un momento supre-mo de placer y goce….., pero no pudo ser ahora las cosas han cambiado y en vez de una hay dos mujeres muy bonitas que llenan las expectativas del mas exigente.
De sobremesa nos quedamos en la sala donde está el televisor miramos los noticiosos comentábamos lo que veíamos estábamos sentados en el sofá los tres, Fede en el medio, miramos un rato y como respondiendo a un pedido mío Ana se levantó besó a su herma-no a mi y se fue a dormir, quedamos solos en la habitación, “por lo que nos dijiste parece que no hay novia ni perspectiva de compromiso formal??? Mi amor?? “No ma….. no hay nada de eso por el contrario no quiero formalizar nada lo que me gusta y quiero no admi-te esas determinaciones…… espero ver que es lo que pasa en los próximos días…..”
“Con Ana estamos dispuestas a facilitarte todo lo que necesites para conseguir nos acom-pañes mucho tiempo….. comprendes mi vida?? Él le pasó el brazo por detrás de la nuca, la tomó del hombro la arrimó, ella apoyo su cabeza en el hombro de él, le acarició la cara, él le besó la mano, él agachó su cara le besó la nariz con la otra mano le acarició el brazo… “como te extrañé, hijo, mi amor….. no te imaginas lo que te necesité, pasé muchas noches en vela pensando en como estabas, como vivías, que necesidades estabas pasando, para eso Fede le acariciaba la cara y el cuello, la cabellera, la apretaba…. “Ma sabes cuanto te quiero también pasé momentos difíciles imaginando como estarían ustedes…..mis pen-samientos no las abandonaban….” Estaban muy juntos, casi abrazados, sus caricias eran permanente pero ninguno se atrevió a ir mas allá, así estuvieron durante e mas de una hora hablando de sus experiencias y mimándose mutuamente. Ella suavemente le besa-ba el cuello, la cara veía el bulto que se formó a partir de esas caricias, mientras que tam-bién ella sentía como se humedeció su entrepierna con las palabras y caricias de él,
“Fede, mi amor te necesito mas de lo que imaginas…” “Acá estoy mi amor…. te voy a acompañar…. En lo que desees…..”
Era tal el estado de ansiedad y estimulación que no esperó mas, suavemente le dio vuelta la cara y lo besó en los labios, le temblaban los labios cuando alcanzó los de él…… él se dio cuenta, aceptó la oferta y con toda suavidad se dejó besar acariciándole la cara y el cuello, ella se estrechó en el beso…. “te necesito hijito…. Vos me entendés ya sos un hombre, ya estuvimos a punto de cruzar la raya pero ahora es distinto nada me prohíbe estar con vos…… ahora el beso fue mas pasional mas estrecho profundo el abrazo era no-torio, ella estaba casi en la falda de él…… “negrito…. Ámame….. te necesito mi amor…..” besos “Mamá, Ana nos puede escuchar…” “Hable esta tarde con ella, estamos de acuerdo en darte lo que quieras, lo que necesites para que quedes junto a nosotras, así que no se sorprenderá si estamos en la misma cama” A partir de esta definición los be-sos fueron mas intensos y las manos ya no las atajaba la ropa las caricias eran totalmente casi indecentes por parte de ambos, ella tenía en sus manos la vara de él y la mano de él estaba prensando la vulva de ella mientras sus dedos jugaban con los labios y el clítoris, con suspiros de ella, levantó el volumen de la televisión y la llevó a su dormitorio con movimientos rápidos ambos se quitaron la ropa, el vio los hermosos senos de su adorada madre su vientre relleno, su pubis rubio afelpado por los vellos que la cubrían la inclinó sobre la cama, cuando sus cuerpos se tocaron sintieron una descarga, un electrizante gol-pe, él bajando desde sus labios besó, lamió, succionó todo su cuerpo hasta llegar al mon-te, abierta de piernas le dijo “papiiiiiiii…..necesito que la pongas….. papiiiiii dale cumplí con mi sueño de hace tanto tiempo dámela…….” La besó, la luz del televisor permitía una suave penumbra ella vio la herramienta que calzaba su hijo, le gustó era ponderable, abrió mas las piernas,…… él vio el cuadro aquel del ofrecimiento de la cueva dorada con un “monte” rubio tupido, le gustó se endureció ... lentamente FEDE fue penetrando en aquel lugar sagrado, tibio, lubricado algo estrecho, ella gimió …… suspiró él hundió hasta el fondo, ella abrió muy grande los ojos se le escapó aaaaaaaaa-aagggggggggggggggghhhhh silencio.................. él hacia su parte empujaba y sacaba ella gozaba con los ojos cerrados, los labios abiertos, respiración agitada sus manos acaricia-ban la espalda del hijo amado también las nalgas, ella empujaba con su cadera intentaba abrir mas sus piernas, sus rodillas llegaban hasta casi sus pechos, movía su cabeza, la cla-vaba en la almohada elevando sus senos, él aprovechaba para dulcemente lamerlo, besar sus labios abiertos, estaba en estado de éxtasis no pertenecía mentalmente al momento que estaba gozando no era ella, no estaba allí, así estuvo muchos segundos hasta que uuuuuuuuuujjjjjjjjjjjgggggggggggggg se aflojó....... él continuo con sus no tan suaves empu-jones........ empezó a gruñir....... ella se prendió de las nalgas apretándolas gemía conti-nuamente, cuando sintió la tibieza del semen en su vagina....... aaaaaaaaaaaauuuuu-uggggggggggggggggggg quedó como dormida, él tendido sobre ella la besaba en el cuello, le sorbía el lóbulo de la oreja, permanecía rígido dentro de ella, miró los bellos senos ma-ternos vio sus pezones sus amoratadas aureolas, él también gozaba como nunca de ese ejercicio compartido, en un momento ella lo abrazó fuerte tuvo unos estertores, grititos nada escandalosos se aflojó nuevamente, el miembro comenzó su disminución lenta, marcaba aún su presencia dentro........ “no lo saques mi amor.....” comenzó a mover sus caderas, a masajearlo con sus músculos vaginales, los labios de ella estaban muy tibios, su lengua fue mas atrevida consiguió que aquel elemento mantenga su virilidad...... ”da-meeeeeee masssssssss ........ mi amooooooooorrrrr dameeeeee....... siiiiiii asiiiiiiiiiiii ...... asiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii.. .............aaaaaaaaaaaaaaaaaagggggggggggggggggggggggggggg sin-tió como segregaba líquido, pensó que se orinaba, también él descargó..... ella percibió la descarga y gozó, su vulva rebosaba líquidos, no pudo hacer nada solo seguir gozando del peso del hombre que la cubría con amor y pasión..... cumplía con sus necesidades poster-gadas por tantos años, al fin pudo satisfacer el placer de convivir con el ser tan amado su hijo... él quedó a su costado, se durmieron...... por un acto reflejo ella cubrió ambos cuer-pos con la sábana.

Él se despertó como a las 7 de la mañana, el ambiente esta saturado de olor a sexo, co-menzó a acariciar el cuerpo que descansaba a su lado, ella abrió sus ojos brillaron al verlo, lo abrazó.... se besaron, él estaba “firme” la penetró, ella bajó sus mano abrió la vulva sus labios superiores su clítoris quedó libre bajo el vientre de él, estaba claro se vieron, se mi-raron, gozaron mientras el hacia su trabajo ella trataba de abrir mas sus piernas ahora con los ojos y los labios abiertos acompañaba los movimientos, la cama crujía mas que la no-che, los pechos de ella acolchaban suavemente el de él era una belleza ver esa unión del pecho femenino con el de su hijo, a ambos los excitaba magníficamente mientras conti-nuaban, los gemidos era mas intensos, los gruñidos aparecieron......... ella clavó sus dedos en la espalda de él el se encorvó hacia arriba empujando violentamente sus caderas..... ella gritó..........aaaaaaaaaaaaaaaaa yyyyyyyyy yyyyyy quedó dura estrechándolo firme-mente a su hijo, sus pierna quedaron tendidas al lado de las de él, tendido sobre el cuer-po materno cubriéndolo como todo semental, respiración agitada de ambos, besos cari-cias......así estuvieron largos minutos hasta recomponer su respiración se levantó, miró el hermoso cuerpos bien relleno de su madre, sus pechos bien completos, no están caídos, se puso su camisón lo besó en los labios, la visión de ella fue la de un cuerpo musculoso, fuerte, bello..... y era para ella, lo mejor que vio........ fue al baño al entrar vio a Ana que estaba en la cocina, también la vio, se bañó la llamó a Ana pidiéndole que le acerque de-terminada ropa, por primera vez Ana pudo ver algo del cuerpo de su madre al entregarle lo que le había pedido... volvió a la pieza para decirle que el baño estaba desocupado, ya estaba levantado con pijama tomo su ropa, la besó al pasar en los labios, beso que ella correspondió con tibieza, aún..... al ir al baño la vio a su hermana su vientre denotaba sus 4 meses de embarazo “hola hermana.... buen día mi amor......” con una amplia sonrisa sincera “buen día lindo.....”

El desayuno estaba listo, las dos mujeres lo atendieron, los tres se sentaron a la mesa e ingirieron el desayuno hablando de lo linda que estaba la mañana con su claridad y tem-peratura, los ojos de los tres rotaban principalmente los de Ana que espiaban a su madre y a su hermano, ella haba sentido lo de la noche, la madrugada mas lo de hacia un rato, los gemidos y gritos de su madre no le pasaron por alto lo que ocurrió, cuando se levantó vio la pieza de su madre vacia y arreglada la cama, así que no le cupieron duras, habían dormido juntos.
A poco después del desayuno Ana observo como madre e hijo se miraban, se acercaban y rosaban, estaba claro, entonces explicó que debía ir a la frutería, a la panadería y otros lugares que llegaría para las once a preparar el almuerzo y se marchó, la pareja no esperó nada continuaron con su encuentro pasional dando rienda suelta a sus deseos y antojos sexuales por demás variados y satisfactorios, lo hicieron reiteradas veces, donde ella sor-prendida recibía los placeres que él mandaba, mientras que él aceptaba las exigencias de ella pensando que aquella mujer no tenia la edad que decía, por lo menos en la noche y la mañana había demostrado tener tan solo 25 años por su actividad, su recepción y sus an-tojos, resultaba ser incansable, mientras él pudiera la llenaría.
Llegó Ana, ella estaba arreglando la pieza de la noche y la mañana, limpiándola, arreglan-do la cama, sacando la ropa sucia, él leía el diario que habían dejado, luego se acercó a su hermana y averiguó donde podría guardar el auto hasta que resolvieran lo que hacer, así que le explicó que a la cuadra había un lugar que posiblemente le permitan guardarlo. La besó le acarició la barriga se miraron intensamente. Almorzaron con un diálogo familiar abierto, sincero, cómodo para todos….. se habló del embarazo de Ana, lo que fue sorpre-sivo, ella explicó que la seducción había ocurrido inesperadamente, que él la presionó, no supo como negarse….. y ocurrió….. Fede le preguntó sobre otros antecedentes ella le dijo que fuera la primera y única vez que un hombre……lloro, el se levantó la levantó a su hermana y la abrazo cariñosa y fraternalmente, diciéndole que siempre en todos los tiempo ha habido hombre despreciables que abandonan a sus mujeres que no debía pre-ocuparse, que él la ayudará y como compromiso inmediato le dijo que el lunes debía bus-car turno con un medico e ir a verlo para ver como iba su embarazo, mientas Tana los mi-raba, su rostro estaba iluminado por la felicidad, su sonrisa era tan atrayente que a él le produjo un erección, continuaron hablando, en un momento él preguntó “ustedes quie-ren seguir viviendo aquí…. “ ambas se miraron “por que si lo desean podemos comprar una casa mas grande en otro lugar…….” “y que vamos a hacer con esta casa….dijo Ana……” “lo que quieras dijo él, podemos alquilarla, podemos venderla, podemos con-servarla cerrada por si alguno de los tres la llega a necesitar”
Tana dijo “vamos a pensarlo serenamente no hay urgencia, porque también podemos ampliar esta, tenemos lugar……” “Ma si la arreglamos tendremos que ir a un hotel o al-quilar otra casa para dejar que los operarios trabaje con libertad, además Ana no puede estar en medio del polvo, mi sobrinito debe ser sano y fuerte, tu nieto…..” Sonrisas de los tres. “Es razonable lo que decis…..” le agarró la mano a su hijo y se la besó, él se acercó a su madre y le plantó un beso en los labios ella sorprendida miró a Ana que sonriéndose bajó la cabeza, pero Fede que es eso…..dijo la ma….. “eso es un beso de un hijo apasio-nado que te quiere mucho….. no es cierto Anita”, Ana los miró y dijo que eran afortuna-dos de tenerse uno a otro y ella de tenerlos a los dos.
Así pasaron dos meses, la unión de madre e hijo no fue ocultada a Ana, fue mas acentua-da y demostrativa, Ana nunca dijo nada a pesar de alcanzar a verlos gozando en mas de una oportunidad, lo que la hizo estremecer de pasión, es que lo que alcanzó a ver fue tan audaz, tan sensual que casi tuvo un orgasmo, el hijo la tenía recostada por la cómoda, desde atrás se había apareado con la madre y realizaba los movimientos naturales con demostraciones Amplias de gozo y placer de ambos.
Su vientre seguía creciendo bajo el control medico, supieron que era una nena y a partir del tercer mes concretaron la compra de una linda casa mas cómoda en otro lugar, donde fueron a vivir previamente amueblarla al gusto de los tres. Ahora el dormitorio principal era de él, la madre venía a él para sostener las reuniones maritales que tanto le gustaban, la que el satisfacía con creces a tal punto que antes de los seis meses sus deseos comen-zaron a mermar, no a decaer sino a satisfacerla con una sola demostración y no dos o tres al día como fue al inicio, sin embargo él la cortejaba con énfasis, no abandonaba ni decli-naba el deseo de hacer el amor, ella no lo rechazaba pero si le pedía consideración y pru-dencia por sus “años”.
Ana pronta a tener a su hija estaba mas hermosa que antes, su cara estaba gordita de fe-licidad, estaba en el octavo mes, ya había visto unas cuantas sesiones de los amantes y sentía que podía acceder a una sesión con su hermano, por lo que habló con Tana en un momento en que Fede debió salir, en el diálogo la madre le dijo que con cuidados podía acceder, que debía intentar conquistar a su hermano que ella no se opondría por el con-trario sería una satisfacción saber que ambos también se amaban, que ella intercedería con su hijo.
Así fue en la cena conversaron animadamente de todo, como de costumbre madre e hijo se sentaron muy juntos, las caricias se las prodigaron como de costumbre. Cuando Ana se sentó lucía una blusa casi trasparente, un escote que se apreciaba abierto a propósito, que su hermano no dejó de apreciar, ambas mujeres vieron los ojos brillosos y bien abier-tos de él, su rostro con algo de asombro brotó el comentario “hermana eres hermosa, ya te lo he dicho, pero con esa vestimenta y ese escote, eres una maravillosa mujer, te deseo lo mejor, espero que se cumplan tus mejores deseos” “Cariño –contestó- si Dios quiere muy pronto se cumplirán mis sueños, gracias hermano por tus palabras” La madre sonreía satisfecha, ella le tomó la cara, lo atrajo y lo besó en los labios por unos segundos, “que no daría por ver a mis hijos muy felices mi amor…” “y lo estamos o no???? dijo Fede “pero mas felices cariño, mas unidos mi amor, no entiendes querido….” el hijo agachó la cabeza finalizó con su comida, bebió lo que restaba del vaso de vino, ayudó como siempre a su madre a acercar los útiles de cocina para ser lavados, mientras él se dio vuelta regre-só donde estaba su hermana, “sabes que te quiero mucho” la ayudó a levantarse, la llevó a la sala, mamá observaba desde la pileta, le extrañó que él no estuviera detrás, miró co-mo estaban juntos en el sillón, “no tengo inconvenientes en satisfacer lo que necesites cariño” ella muy modocita, con temor, le dijo “Fede me podes dar un beso como a ma…” él miró a su madre la que bajó la vista, sin haber escuchado imaginó lo que ocurría, Fede le acarició la cara a Ana acercó sus labios y los besó, ella los abrió se entregaron a un beso mas profundo, lo que él no esperaba, sorprendido trató de alejarse, en secreto le dijo “con mamá hable esta tarde dice que no tiene inconvenientes en que nosotros nos ame-mos” Fede dio vuelta su cabeza miró a su amada, ella sonrió en alta vos dijo “no se de que se trata lo que están hablando pero sea lo que sea tiene mi bendición, es mi deseo que los tres seamos felices por igual, no se si es lo que querían escuchar pero ya se los digo” Fede se levantó fue a donde su madre la estrechó en un fuerte abrazo y le clavo su lengua en la boca por unos cuantos segundos, “no seas así amor, ella también es una bella mujer, atiendela mi amor”
Regreso al sofá se sentó junto a su hermana a quien atrajo, apoyo la cabeza en su hom-bro, “entonces la niña SILVINA será mi hija, la querremos como tal, mi hermana será mi mujer” dicho esto le alzó la cara la besó apasionadamente, bajo su mano derecha la apo-yó en la rodilla y desde allí con toda suavidad y cariño fue deslizando su mano por el mus-lo hasta llegar a su vientre que mostraba los sintomas de su excitación, Tana terminó de lavar los servicios, ellos detuvieron su acción, él la llamó la sentó a su lado las abrazó a las dos “me han convencido viviré con ustedes, ambas seran mis mujeres, a amabas trataré de darles lo que tenga físicamente, las adoro por igual, Tana me has ayudado de una for-ma que no te das una idea, la deseo a Ana desde que llegue y la vi embarazada, eso me excitó” la besó en los labios su madre le dijo ”Fede seré la mujer, o la madre mas felíz si los veo a ustedes ser felices, ya no cuento, ya viví mi vida, lo que queda es de ustedes, Ana dijo “madre no quiero que renuncies a lo que es tuyo, a lo que te pertenece desde tanto tiempo…” “paren paren no se apresuren, mamá quiso decir que será feliz viendo-nos gozar a los dos, pero no renunció a lo suyo, así que trataré de ser justo con las dos, es así como lo quieren” ambas contestaron a la vea SI, ahora fue la madre quien besó al hijo y a la hija y se fue a la cama, los dejó solos, Fede no perdió tiempo llevó su mano al sexo de su hermana lo acarició la besó “Ana no sabía como llegar a vos para decir que te deseo con una pasión desconocida, necesito estar contigo” “siento lo mismo hermano, te quie-ro junto a mi” la blusa de ella fue desabotonada por él metió su cara, bajó la taza del cor-piñó y se prendió por su seno, lamerlo, apretarlo con los labios, ella gimió al primer con-tacto mientras los dedos de él jugaban en su vulva perfectamente lubricada por sus líqui-dos, abrió sus piernas, se recostó, se abandonó a las manos de su hermano que acariciaba todo su cuerpo, se besaron apasionadamente, él propuso ir al dormitorio ella aceptó, allí el terminó de sacarle la ropa, el se desnudó ella lo miró con deenimiento le pidió ue se acerque para acariciarle el falo, lo beso, estaba muy rígido, caliente, suave, sonrio a su hermano “hacelo mi amor, dame tranquilidad querido hermano” se arrodillo entre las pierna de su hermana le ubicó su miembro en la entrada de la vagina se la fue metiendo suavemente, ambos se miraban, ella abría grande sus ojos sus labios formaban un O su entrecejo reflejaba tensión y alegría, fui metiéndolo suavemente, con mi dedo empecé a tocar su clítoris, empezó a gemir, a decir lindas palabras de lo que le gustaba y lo qaue sentía, comencé a funcionar mas aceleradamente, así estuvimos unos diez minutos, ella logró dos o tres orgasmos, hasta que no soporté la tensión y descargue en la vagina de mi hermana que por su tensión también obtuvo su orgasmo, me incline sin tocar su volumi-noso vientre la besé con cariño y pasión, fui al baño busque toallas volví la higienicé a mi hermana prolijamente, la acaricié, la besé, dejé a dormir
Entre a muestro dormitorio mi madre estaba leyendo, me miró, sonrió tendió sus brazos, nos besamos fuerte apasionados, “como fue mi amor, está mas tranquila?” “Si Tana está bien lo hicimos con mucho cuidado” mi madre estaba con un camisón celeste mostraba sus senos apetecidos por mi, “me voy a bañar amor, luego te cuento bien” “Si cariño, an-dá”

Fui a la cocina comí algo porque tenía apetito, tome un medio vaso de vino me bañé y fui a la cama con mamá, me esperaba al entrar vi el cuadro estaba con las piernas bien abier-tas, así se reflejaba por el peso de las sábana, los senos sin corpiño aparecían mas esplen-dorosos que otras veces, sus labios semi abiertos provocaban, mi amigo insinuó ponerse de pie

Así convivimos por muchos años.
carpi76

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 321 veces

Primera experiencia bisexualCategoría: Gays

Por felix | 2014-04-23 12:16:03 | 0 comentarios

Hola que tal, por fin un medio donde pueda contar mi experiencia en el mundo bisexual, soy hombre, tengo 25 años, llevo 7 a駉s de novio, pronto me voy a casar, adem醩 tengo 3 a駉s de pareja sexual con una amiga. Me considero bastante activo en el sexo, he hecho con mi novia y con mi amiga de todo, sin embargo, me surgio la espinita de estar con un hombre, sin hacerla mas larga les contare como sucedi�.
Me costo mucho animarme, ya que el machismo imperante me lo impedia, sin embargo puse mi anuncio en un sitio web, con el titulo de hetero curioso, r醦idamente ya tenia muchas respuestas, ninguno me daba confianza, hasta que dentro de todos vi uno con el que compartia la situaci髇, de nombre Cesar, de 26 a駉s, nos pusimos en contacto, en la ciudad de Villahermosa tabasco, nos citamos en un bar, hab韆 mucho nerviosismo en el ambiente, pero al fin nos decidimos. Nos trasladamos a un motel a las afueras de la ciudad, ya en la habitaci髇 no sab韆mos que hacer, era la primera vez de los dos que hac韆mos algo asi, el propuso ba馻rnos, pero separadamente, el se ba駉 y salio envuelto en una toalla, me meti y mientras me ba馻ba pensaba en lo que venia, me estaba excitando mucho, sali tambi閚 en toalla y me sente en la cama, el estaba acostado, nerviosamente me dijo -como empezamos- sin pensarlo mas meti la mano pro debajo de su toalla, toque su pene, no lo pod韆 creer, estaba tocando un pene que no era el mio, lo comenze a masturbar y comenz� a ponerse erecto, yo quer韆 verlo asi que le quite la toalla y all� estaba, una verga ni grande ni peque馻, normal, gruesa, pero su glande era enorme, sobresalia much韘imo de su tronco, sin mas me acerque y comenze a mamarselo, cesar gemia, yo estupefacto y a la vez sumamente excitado por tener ese trozo en mi boca; se lo chupe como lo hacia mi novia, el se retorcia de placer, le estaba gustando la forma en que se lo hacia, el tener esa verga en mi boca era sensacional, mi pene estalla de erecto, tanto que salio de la toalla -quiero mam醨telo- me dijo cesar, sin pensarlo me acost�, el se aferro a mi pene, que no es enorme pero si grande, me lo chupo con placer, succionaba cada parte de mi tronco, se metia mis huevos a su boca, todo era muy rico, de repente, levanta mis piernas y comienza a meter su lengua en mi ano, era una sensaci髇 indescriptible, me encantaba, mi glande brillaba de tan excitado que estaba, cesar comenz� a meter sus dedos en mi ano, yo sabia lo que significaba, me estaba dilatando. Al poco rato, despu閟 de mamamarnos mutuamente, ya sus dedos entraban con facilidad a mi ano, me dijo- ponte de a perrito- me puse, me unto gel que tra韆 consigo, lubrico bien mi ano y su pene, su cabezota se ve韆 fenomenal, roja, a punto de estallar, comenz� a penetrarme, todo era incre韇le, su enorme glande estaba abriendo mi ano, sent韆 que me desgarraba pero me gustaba, asta que sent� que esa enorme bola entro, yo gemia como ni駃ta jeje, al poco instante ya tenia toda su verga dentro de mi, el estaba como un toro en celo, me apretaba con fuerzas mientras lo metia y lo sacaba, yo sent韆 un poco raro, los que saben me dar醤 la raz髇, como si estuviera haciendo del dos, pero me gustaba, estaba siendo cogido, cesar me embest韆 cada vez mas duro, yo gemia y gemia, me volteo, me puso las piernas en sus hombros y me penetro asi, se sent韆 tan rico, me lo hacia r醦ido y luego despacio, yo moria de placer, lo baje de mi, se acost� y me sente encima de el, comenze a hundirme en esa rica verga, comenze a cabalgarlo, el gemia mas y mas, yo sent韆 abajito de mi pene una rica presi髇, me enterraba con mas y mas pasi髇 hasta que el dijo que ya no pod韆 mas, se vino dentro de mi, el sentir su verga palpitando y saber que tenia leche dentro de mi produjo algo maravilloso, me vine sin tocarme, mi pene ba駉 a cesar de much韘ima leche, fue el mejor orgasmo de mi vida, me baje exhausto de el y mi culo botaba y botaba semen. todo fue maravilloso, pasamos la noche bebiendo y teniendo sexo, me cogio de muchas maneras, me mamo mi verga hasta venirme, me vine dentro de el tambi閚, fue una experiencia inolvidable, no me considero gay, porque me siguen gustando las mujeres, pero me siento afortunado de haber disfrutado eso. A los que sientan esa curiosidad les digo, animense.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 396 veces

de como cambiamos nuestra vida sexual IICategoría: Sexo infieles

Por Rafa y Tere | 2014-04-22 18:21:11 | 0 comentarios

Despues de aquella aventura con nuestro perro Lobo Tere ansiaba tener el coño lleno con algo mas consistente que mi polla. Yo pensaba que a más gorda mayor placer pero para mí no es así,pues Rafa tiene una polla normalita por lo que luego he visto y me ha resutado y me resulta maravillosa.Tere no había follado con nadie mas que conmigo bueno ahora con nuestro perro con quien repetimos cuantas veces quisimos,por lo ella pensaba que otra polla myor que la mía le daría más gusto.Acordamos que lo haríamos con otro pero que nunca lo haria ella si estar yo delante pues la idea de verla follar con otro me ponía a mil.Su amiga la que se iba a Madrid nos resolvió el problema pues conocia a un tio que era separado con un buen piso y ademas tenia una buena polla. QQuedamos un día y nos presentamos en Madrid en casa de este amigo de Ana,que así se llamabala chica.Eduardo, el tercero en discordia habia preparado una cena esquisita con buen vino y música para bailar,pero claro éramos cuatro.Cenamos vevimos bailamos Ana y yo,Tere y Eduardo.En un cambio de pareja Tere me comento que bajo el pantalon se le notaba un aparato enorme y que estaba salida por meterselo en el coño. Se fueron a un dormitorio y Ana y yo cotinuamos bailando y poniéndonos cachondos pues Tre le habia contado a su amiga toda la cuestión.Acordamos desnudarnos y entrar en silecio en la habitación.Al entrar Rafa me dio un poco de corte, pero aquella polla no se me podia escapar así que sente a Eduardo en la cama y muy poco a pocome la fuí metiendo en el coño.Mira Rafa Mira como me follan, pero claro yo no estaba para mirar pues me estaban haciendo una mamada de aquit te espero.Es claro que folle con Ana y que cambiamos de pareja.Aquello fue el comienzo de una vida sexual diferente.Ana comenzó a frecuentar mucho nuestra casa al punto que empece a pensar que se lo montaban entre las dos como así fue.Un día no fui a la oficina y desde un bar proximo vigile mi casa hasta que vi entrar a Ana,Al poco tiempo entre y las encontre en el drmitorio haciendo un 69 al que me incorporé.Otro dia seguiré

Puntuacion: 5.00 - Votos: 1

Leido: 244 veces

cabiamos nuestrasvidas sexualesCategoría: Sexo infieles

Por Rafa y Tere | 2014-04-22 17:56:49 | 0 comentarios

Este relato está escrito a medias entre mi mujer Teresa y yo Rafael,y es el relato de qué hicimos para no caer en la monotonía.
Llevabamos 23 años de casados 43 tenía Teresa y 46 yo.En aquella época Rafa estaba muy agobiado por el trabajo.había cambiado recientemente de empresa, mucho más sueldo y follar mucho menos.Tere había comentado con sus amigas y le recomendaron desde comprar revistas porno y peli hasta cornearme abiertamente.Yo no quería esto para Rafa, pero si compre revistas y las puse asu alcance.Cuando encontre las revistas es claro que le pregunte aTere y medijo que estaba acostumbrada a follar tres/cuatro veces en semana, que la tenia olvidada y que se exitaba con las y luego se pajeaba.Me extraño las que habian chicas con perros y me confesó que eran las que más la ponian cachonda pues teníamos un pastor aleman y se imaginaba follando con el.Aquello me puso a mil.Comence a tocar a Lobo cuando lo cepillaba y veia como se le engordaba, comence a enseñarle que me chupara y aquella lengua aspera me volvia loca.No queria follar con el sin Rafa no fuese a dejarme la bola dentro y tuviese problemas, así que comence a enseñarle a subirse encima mia.Una vez alcanzóa metermela y me volvi loca al sentir aquella carne dura y caliente entro de mi.Aquel sabado las niñas se habian ido y estabamos solos en casa así que cuando llegue me contó tere su aventura y me puso a cien pidiendole repetir.Nos desnudamos y llamamos a Lobo que al verla desnuda solo pretendía subirsele encima.Al agachaarse tere no tardo nada en clavarsela pero hasta dentro. Fue para mi de lomas exitante, ver como se movia y le metia la bola.Yo estaba loca me senti con aquel pedazo de carne dentro que me llenaba toda mientras que sentía que su semen me corria por todas partes.No se cuantos orgasmos tuve pero fue maravilloso.Cuando se bajo Lobo me subi yo y follamos como hacia años que no sucedía.Mi problema fue contarle a Rafa que me habia gustado demasiado aquel nabo mucho mayor que el suyo.
Continuará

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 270 veces

Victor Leon, el entrenador personal cogelonCategoría: Sexo infieles

Por claudiafitness | 2014-04-22 16:46:34 | 0 comentarios

Se llama Víctor León, vive también en la ciudad de México, en Coyoacán en la colonia Avante en el retorno 25 , El es instructor de fitness, yoga y spinning por lo cual se ve reflejado en el físico que tiene, es delgado súper atlético, lo que e me encanto al verlo fueron sus piernas y sus grandes, paradas y duras nalgotas que tiene, no por nada es instructor de spinning. Mi nombre es Claudia, viví en la ciudad de México y quiero contarles lo que me paso al conocer a este chico. Se llama Víctor León, vive también en la ciudad de México, en Coyoacán en la colonia Avante en el retorno 25 , El es instructor de fitness, yoga y spinning por lo cual se ve reflejado en el físico que tiene, es delgado súper atlético, lo que e me encanto al verlo fueron sus piernas y sus grandes, paradas y duras nalgotas que tiene, no por nada es instructor de spinning. Yo entre al gimnasio donde él trabaja y me lo recomendaron mucho. Como instructor es muy bueno, entrena en especial chicas para competencias de fitness y bikini, yo en lo personal quería solo bajar de peso, soy algo gordita, de pechos pequeños pero bastante caderona y nalgona, en ropa deportiva y en jeans s me ven enormes las nalgas y suelo usar siempre tangas. En fin, me hice de una buena amistad con Vic y después llegue a enterarme de cosas acerca de el por medio de otras clientas, el asunto es que Vic les da otro tipo de servicios, digamos…servicios sexuales. Todas estaban encantadas con él y lo que me parecía simpático que era una gran variedad de chicas a las cuales se había cogido, había chicas de 19 a 50 años, chaparritas, altas, gorditas, flaquitas etc.… Y no cobra, eso me dio mucha curiosidad, no quiero hacer largo el relato así que me saltare hasta el día que tuve la oportunidad de coger con Víctor, hay un mito de que a los hombre se les hace chiquito el pito cuando hacen pesas, bueno, Víctor lo desmiente, no tiene una verga larga tampoco chica, es de muy buen tamaño pero lo mejor de todo es que es bastante gruesa, un placer y dolor para las amantes del sexo anal como yo. Es el primer hombre que veo en tanga al cual le quedan fenomenales, tiene una s Hermosas nalgotas y piernotas que le hacen lucir espectacular las tangas, mini bikinis y bóxers cacheteros que usa como ropa interior. Nos desnudamos , yo quería bañarme por estar sucia y sudorosa ya que esto ocurrió después de haber ido al gimnasio, Víctor no quiso que me bañara, a él le encanta el olor natural de la mujer, de las partes intimas, del trasero, no quería oler el jabón, quería olerme y saborearme a mí, eso me pareció algo sucio pero me calentó y me calentó mas al ver la reacción de su verga al bajarme la pantaleta y olerme las nalgas, nunca había visto una verga ponerse durísima tan rápido. La pasión de él, son las nalgas de las chicas, le encanta el olor de nalgas, del ano y por supuesto el sabor, es todo un depravadito, pero en eso radica lo sabroso que hace el anal y los besos negros. Yo de inmediato me lleve su verga a la boca y comenze a chuparla, me dejo chuparla muy poco tiempo ya que me acomodo boca abajo en la cama y me dijo que me relajara y me dejara ir, que nos íbamos a divertir y que disfrutara todo. De hecho el me hizo todo, inicio con un rico masaje por toda la espalda, bajo hasta mis nalgas , las cuales masajeo, mordisqueo olio y chupo……me abrió las nalgas y comenzó a olerme el ano, lo acaricio con la punta de la lengua, lo cual se sintió delicioso, lo acariciaba con los dedos sin llegar a meterme alguno. Bajo por mis piernas acariciándolas y besándolas, me di la vuelta y quede boca arriba, comenzó a subir por mis piernas hasta llegar a mi vagina, me abrió las piernas, olio mi vagina, la acaricio con sus dedos y palma de la mano, la toco suavemente con sus labios, yo estaba súper mojada y deseaba con toda mi alma que me chupara la vagina, que me metiera un dedo pero no lo hizo, subió por mi abdomen, besándolo. Llego hasta mis tetas y ah comenzó a chuparlas, primero los pezones, succionándolos, dándole lengüetazos, yo sentía que me venía y así fue, por primera vez en mi vida tuve un orgasmo tan solo con un masaje y una chupada de tetas. Pero ahí no termino, bajo a mi vagina y comenzó a chupar, por dios que buena chupada fue esa el metía y sacaba sus dedos me acariciaba y chupa al mismo tiempo de una forma tan deliciosa que no tarde en tener mi segundo orgasmo. En toda mi vida había pasado por dificultades para tener un orgasmo y en menos de media hora ya había tenido dos, ahora me explicaba por que tantas chicas en el gimnasio se acostaban con este chico. Dos orgasmos deliciosos y aun no me había penetrado, se puso un condón y me comenzó a coger, yo no sé que movimientos hacia con la cadera pero yo sentía su verga hasta la garganta, se movía adentro de mi tan rico que no podía dejar de gritar, Víctor sabía muy bien lo que hacía, lo hicimos en varias posiciones, de perrito, misionero, cucharita, yo montándolo y varias mas, me imagino que Víctor ha visto muchas pornos ya que me hacia unas posiciones tan raras, quizá extrañas pero que resultaban en un placer enorme para mi, además de las cosas que me decía, me hacían sentir ardiente, hermosa, sexy, no solo me estaban dando un placer sexual inigualable, mi autoestima estaba al tope, me sentía la mujer mas puta, mas sexy y mas deseada del mundo y en verdad me estaba divirtiendo. Los dos estábamos empapados en sudor, cuando voltee a ver el reloj ya eran las 3 de la mañana, teníamos 4 horas desde que comenzó el masaje haciendo el amor, wuauuuu, lo mas largo que había durado una cogida para mí fue media hora. Creo que eso es un extra al coger con un entrenador personal, tiene una condición física estupenda pero yo ya pedía esquina. El me tomo de las caderas y me puso de perro y comenzó a meter su verga por mi ano el cual hasta ese momento era virgen, yo nunca había querido probar el anal por miedo al dolor, pero en ese momento estaba taaaaaaaan caliente y tan puta que no puse resistencia, ni yo ni mi ano el cual estaba súper dilatado, Víctor me lo había trabajado desde el principio para que se comenzara a dilatar y así fue de una sola metida su verga llego hasta el fondo de mi culo, fue una sensación deliciosa y después el sentir como salía y entraba esa verga gruesa fue grandioso, me lo metía y sacaba mientras me acariciaba con sus manos las tetas y mi vagina, que rico. Me sacaba la verga para ponerle mas lubricante y varias veces sin querer se me salieron varios pedos pero a el no le importaban y seguía cogiéndome analmente. Durante la cogida vaginal tuve tres orgasmos más y el cuarto llego con el anal. Yo ya no podía y le dije que termináramos, me pido permiso de quitarse el condón y venirse dentro de mi ano, le dije que sí y así fue, me lo metió dos veces más y sentí algo húmedo y caliente llenarme los intestinos. Al poco rato el semen comenzó a escurrir y salir del ano, me pidió le regalara mi pantaleta como recuerdo, de hecho le escribí una dedicatoria en la panty, se quedo a dormir en mi casa y se fue temprano ya que tenía que ir a dar clases. Yo por mi parte no fui a trabajar porque estaba cansadísima, desvelada y adolorida de la cola, y cuando quise caminar me dolían las piernas. Esto lo repetí varias veces pero con cautela ya que tengo novio y el nunca se ha enterado de estas cogidas clandestinas, lo mas sorprendente es que he bajado mucho de peso ya que el coger lo contamos como una de mis rutinas de cardio, por eso tantas chicas cogen con el porqué no solo nos da mucho placer, nos baja de peso y nos acondiciona nuestro estado físico. Yo baje de peso y tuve por primera vez en mi vida, en una sola noche 6 orgasmos.

Puntuacion: 8.00 - Votos: 1

Leido: 277 veces