Los 10 relatos mejor valorados

cojiendo con mi amigo de 11

Hola a todos los lectores de relato...

QUÉ QUIERES QUE TE HAGA

Soy Santandereano y bien conocida e...

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTRO VERGA

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTR...

descocado por mi perro

Descocado por mi perro lobo Hola mi...

Estacionamiento

Hola espero que te guste esta histo...

me iso el amor un san bernardo

Todo comenzo hace un par de años c...

amigas por accidente

mi nombre es karina les cuento este...

Primera vez

Bueno esto que les contare es porqu...

YUYI

Mi nombre es Obdulia... Pero todos ...

Me encantan los machos heterosexuales...

Desde que era un niño, tengo memor...



Ultimos relatos


Tuve Sexo con mi sobrinaCategoría: Sexo en familia

Por Francisco | 2014-02-02 18:00:54 | 0 comentarios

Hola, mi nombre es francisco soy de colombia,y busque esta pagina solo para contar mi relato, ya que no podia aguantar, tenia que contarselo a alguien.

bueno todo comenzo cuando sali de vacaciones de mi trabajo en bogota, pues fui a cali a visitar a mi hermana esperaba que me diera hospedaje, en la casa familiar. recibi una buena bienvenida, cuando llegue la encontre a ella y a su hija Ana, de quien no podia creer que tan linda y cariñosa se veia, tiene tan solo 15 años y es muy estrovertida, pero se veia toda una mujer, este mismo dia me dieron la vienvenida con rumba bueno antonio el padre de Ana coloco buena musica y bebida, lo pasamos lo mas de bien, el caso es que en toda la noche no se porque ana no se me despego, estaba contenta bailo conmigo toda la noche,aunque habia invitado a su novio. fue un buen dia

la mañana siguiente nos levantamos algo tarde todos estabamos tomados, yo me levante para desaguar, y fue cuando me la encontre, en el pasillo, no deje de verla su cabello liso indio tipica caleña blanca y un cuerpaso que se mandaba llebava una pihama lo mas de transparente en algodon en la que se marcaba su figura bastante, me saludo iba hacia ala cocina, entonces entre al bano y cuando entre al orinar comense a sujertar mi pene, no podia creer que prestara interes a lo que vi, lo comence a sobar de un lado a otro, al instante lo deje no debia hacer eso. luego sali y estaba sentada en el comedor entrepiernada me daba la espalda lo que hizo que su tracero se notara bastante boluntuoso, me sente junto a ella dicimulada mente no dejaba de ver sus pechos, ella de inmediato lo noto e intento taparse, al rato para romper el hielo conmigo comensamos a hablar ella me decia que su vida iba de maravilla, bueno me dijo que tenia ganas de ir al rio pues estaba haciendo bastante sol, yo le dije que estaba bien, fuimos ella y yo y una amiga suya, pasamos un buen rato alla, ella desidio bañar con un na tanga bien sexi, se veia divina al rato me cuenta, que su amiga me habia visto muy atractivo, yo solo le sonrrei, desde ese mismo instante todo cambio en su forma de verme, pues se sentia muy bien a mi lado, eran momentos buenos,yo nadaba y ella se acerco a una roca no podia subir entonces me pidio ayuda yo la aprete de las caderas y la alce en la roca no deje de mirar su entrepierna la tanga que llevaba me llamo mucho la atencion, su amiga tambien me pidio lo mismo, y todo se fue a un juego constante fuera y dentro del agua que se presto para acariciarlas a ambas, las tiraba al agua las abrazaba.

cuando llegamos a casa ella ya estaba cansada y se fue a acostar, mi hermana se fue a dormir temprano, porque tenia que trabajar y su padre manejaba bus fuera de la ciudad ya se habia ido. yo fui a su havitacion a darle las buenas noches, esaba acostada a media luz, le di un beso en la frente, tendi a salir pero ella se lebanto, y algo estenuada me llamo y me dijo 'Tio... ven...' me le acerque y ella me abrazo yo me encontraba de pie ella sentada en la cama me abrazo fuertemente y su abrazo fue a mi cintura me encontraba en pantaloneta, se sintio bien cuando lo hizo, su cara estaba cerca de mi pene yo solo acaricie su cabeza mientras me decia que me queria mucho,
fue en ese momento que tube una erepcion ella se dio cuenta y solo de media cara apreto su mejilla en mi pene, no me contube y yo aprete su cabeza cerca de mi, no podia creer que esa niña en ese instante me tirara un beso dicimulado en mi mi pene por encima de la pantaloneta.

me dijo 'tio... acuestate aqui conmigo y hablamos, yo acepte, se corrio al rincon yo me hice a la orilla y subio la pierna encima mio llevando su sabana a taparnos con pretesto de tener frio, ella estaba algo tivia, su pierna bajaba y subia suavemente por encima de mi pantaloneta, yo me deje llevar, entonces me sampo tremendo beso, no resisti y la abrase ella encima mio a media luz comenso a moverse de arriba a abajo yo acariciaba su espalda tenia un topless blanco lo subi y se lo quite, no podia creer lo que estaba yo haciendo chupaba sus tetas quite su sudadera puesta, atrete su tracero, y mande mi mano detras de su culo pero a tocar su vajina la sobe fuertemente, y comenzo a gemir fuerte 'Aaaa... aaaa... ; sentia el rasurado de su concha era agradable , ella mando su mano a mi pene, era exitante como me lo apretaba con sus pequeñas manos lo movia y me decia 'Uhh tio.. tu pene esta caliente oh... que grande; yo la acoste me subi en ella le gusto mi peso en ella, desnudos mande mi pene en su vajina y lo sobe tratando de undirlo, ella gemia cada ves que lo intentaba se movia de lado cuando lo hacia y trataba de levantarse subiendo sus pechos hacia arriba como retorciendose.

estubimos un buen rato asi, hasta que logre undirselo no era virgen pero si estaba bastante estrecha, mientras lo haciamos, ella me decia 'hay tio.. ya lo hice una ves con mi novio, pero tu pene es mas grande que el de el. me la coji toda la noche sin parar, la coji de lado en la cama mientras por detras por su vajina suave entraba mi pene ella de espaldas a mi, yo apretaba fuertemente sus ricas tetas, mientras le hacia duro, ella boca abajo le abri sus piernas y le dije que le iba a dar a provar algo bueno heche escupa en su culo y comence a un dirselo suavemente mi pene no queria entrar, y cuando entro aunque con dolor ella comenzo a decir que no se lo sacara ' tio.... no lo dejes salir, mas..adentro' me chorrie en ella dentro de su culo 'hay.... que fue eso, esta caliente.. yo pare por la presion aun dentro de ella por que yo no lo queria sacar ella comenzo a mover sus nalgas de un lado a otro. fue muy rico. al dia siguiente, hablamos un buenrato de ello, y ella me dijo que le encanto, que todos estos dias en que yo estuviera alli , ella queria que se lo hiciera, la verdad solo huvo dos veces mas para acercelo, no pudo hacer mas ocaciones, y una de ellas fue en el monte cerca del rio, con una toalla en el suelo, yo le di a provar sexo oral, y tambien se lo hice, jugue con mi lengua cuanto pude.

Puntuacion: 10.00 - Votos: 1

Leido: 672 veces

El ardiente masaje a Hermione GrangerCategoría: Novela rosa

Por elrelator23 | 2014-02-02 13:26:02 | 0 comentarios

El ardiente masaje a Hermione Granger

Hermione Granger se encontraba en su habitación del mundo muggle leyendo por decima vez su libro Reglamentario de Hechizos nivel 4, para prepararse para el inicio de su quinto años en el colegio Hogwarts de Magia y Hechicería.
Hermione había dejado crecer su cabello castaño hasta la mitad de su espalda, había comenzado a maquillarse con más hincapié y empezaba a utilizar zapatos con tacos para reuniones con su familia durante las vacaciones. Otro tema que la muchacha comenzó a notar, es el aumento que habían sufrido sus pechos durante el verano. En sus vacaciones había sufrido numerosos actos de vergüenza cuando iba a nadar, ya que, todos los hombres se quedaban observando sus globos como hipnotizados, haciendo que Hermione se ponga colorada.
Pero en el pasado habían quedado aquellos hechos, solo restaban 20 días para el primero de septiembre, día donde el expreso de Hogwarts, partía rumbo al colegio. Dentro de dos días vendrían a buscarlos los Weasley para quedarse en su casa: La Madriguera, por el resto del verano.
Como despedida de su barrio la tarde anterior a su partida, decidió salir a caminar.
El sol que se estaba escondiendo, rebotaba en los cabellos lacios de la castaña, dejándolos bellísimos para ella. En ese momento paso frente a un gimnasio y observó por la ventana como diez mujeres ejercitaban sus cuerpos para verse más bellas.
Algo ocurrió en el interior de la muchacha, al observarlas, algo extraño… les parecían muy bellos y excitantes. Como si una fuerza ganara dentro de ella, se dirigió a la puerta y entró.
—Hola— dijo amablemente una chica delgada, de unos 17 años, que se acercó a ella—. ¿Eres nueva por aquí? Mi madre no está, ella es la dueña de este gimnasio, asique yo te inscribiré si quisieras empezar. ¿Te gustaría que te tome los datos en la otra sala? Ahh… mi nombre es Emma.
Hermione se sintió sorprendida por lo amable que era la muchacha… además de muy atractiva. —Gracias, te sigo entonces.
La castaña siguió a Emma por todo el gimnasio. Su cuerpo era sumamente estilizado, bien formado. Hermione quedo con los ojos abiertos al bajar la vista sin querer y ver la cola de Emma, oculta tras una pollera ajustada y luego la levantó rápidamente, por miedo a que fuera vista.
—Por aquí por favor— dijo Emma, señalando la entrada de una pequeña oficina.
La misma carecía de ventilación salvo por una pequeña ventana que se encontraba cerrada.
—Toma asiento. Puedes pasarme tus datos, mientras. Solo nombre y apellido y edad.
—Bien dijo Hermione cruzándose de piernas sobre la silla. Me llamo Hermione Granger y tengo quince años de edad.
—Muy bien—dijo Emma, copiando los datos en una libreta—. Como regalo por tu inscripción se te concede un masaje gratis. ¿Lo aceptas?
Hermione estaba emocionada por saber quién sería su masajista seguro sería un chico alto y atlético, pensó. La idea la excitaba y se le hizo la piel de gallina.
—Pasa por esta sala que dentro de dos segundos voy.
El rostro de Hermione cambió rotundamente. La idea de que un chico lindo le haría masajes se desvaneció y comenzó a sentirse insegura.
Ingresó en la habitación continua donde había una camilla para masajistas con varias toallas y batas blancas.
—Vendré en un segundo, tú mientras quítate toda la ropa, acuéstate boca abajo que ya comienzo— dijo Emma, asomándose por la puerta.
Hermione comenzó a quitarse las zapatillas negras, se soltó el pelo que llevaba recogido en una cola de caballo y continuo desvistiéndose. Sentía una sensación rara, en unos segundos una mujer la tocaría, eso la excitaba, pero a la vez la asustaba y continuó desvistiéndose con esa idea en su mente. Sintiendo las manos de Emma recorrer todas sus curvas sensualmente y lentamente.
Comenzó a quitarse el top negro deportivo sumamente corto que tenía, que le llegaba más arriba que el ombligo. Al quitarlo dejó al descubierto un corpiño negro también. Luego continúo con su pollera deportiva color blanco, que realzaba su cola. Al quitársela, tenía una tanga sumamente pequeña del mismo color.
Muy lentamente y con algo de pudor, Hermione se despojó de su ropa interior, dejando a la vista unas tetas sumamente redondas, duras y paradas con los pezones rozados; y una cola chica, en comparación con sus tetas, pero también sumamente parada y redondita. Su rajita estaba depilada y era sumamente rosadita.
Se acostó sobre la camilla y aguardó la espera de Emma.
La muchacha que se había cambio el atuendo deportivo, por una bata rozada se acercó a Hermione. Tomó una de las toallas y la colocó sobre las nalgas de la joven que esperaba una relajante sección de masajes.
—Comenzaré por masajearte la espalda y tus piernas. Tu solo relájate y déjame trabajar a mí.
Hermione cerró los ojos y comenzó a relajarse. Sentía las suaves manos de su masajista en cada centímetro de su hermosa piel, desasiendo nudos y contracturas y haciendo sentir a Hermione muy satisfecha.
—Realmente me sorprendes— dijo Hermione—. Eres muy buena masajista.
—Gracias— respondió Emma—. Pero relájate, esto recién comienza.
Emma tenía razón. A medida que pasaban los minutos la muchacha investigaba, y masajeaba con mayor interés, los sitios en donde Hermione sentía una terrible excitación. Su piel se erizaba y su cuerpo parecía poseído por Emma que aprovechaba cada oportunidad para tocar los pechos de Hermione.
Luego descendió hacia las piernas, sumamente estilizadas de Hermione. Y como antes, Emma acariciaba suavemente y a través de roces la rajita de la muchacha. Hermione sufría esto, ya que su respiración se agitaba y su pecho se alzaba más de lo normal. Continuó así durante otros minutos, luego comenzó a usar cremas y geles para que los masajes sean más eficaces. Los utilizó en la cola durita de Hermione.
—Bueno ¿qué te parecieron los masajes? —preguntó Emma, acariciando y presionando una de las nalgas de la muchacha, cosa que a Hermione le pareció excitante.
—Muy buenos— respondió la muchacha, con la respiración agitada.
Nunca le habían hecho masajes, y menos una mujer, asique unos cuantos minutos después continuó así, con la respiración agitada.
—Me alegro que te hallan gustado, porque ahora viene la segunda parte del masaje, pero necesito tu aprobación para ello.
Hermione escuchaba atentamente a Emma, mientras la observaba y pudo ver que se había despojado de su jean, dejando al descubierto una tanga roja sumamente pequeña y se había colocado un corpiño mucho más chico en talla que realzaba sus pechos. (Su bata de arriba se encontraba desabrochada unos botones para realzar su escote).
—Necesito que te voltees para que masaje toda tu delantera preciosa. ¿Estás dispuesta? — preguntó, tocándose uno de sus pechos ocultos tras su escote.
—No hay problema— respondió Hermione. La idea le interesaba
Asique la muchacha se volteó y dejó a la merced de Emma sus perfectos pechos, con sus pezones duros mirando al cielo. Hermione observaba fijamente a Emma, la cual se mordía el labio inferior como signo de aprobación y placer.
La muchacha le colocó un almohadón en la nuca y comenzó a untar con gel, ambos pechos de Hermione.
Comenzó a masajearlos, apretujándolos y presionándolos, mientras se oían los leves gemidos de Hermione. Se colocó detrás de su cabeza y pasó las manos afuera de ella, para continuar el masaje. Hermione pudo observar el excitante escote que tenía su joven masajista, tras continuar con los gemidos.
Luego Emma se dirigió a las piernas de la muchacha y continúo el masaje, centrándose en su entrepierna. Hermione tenía los ojos cerrados y no se dio cuenta de lo que ocurría. Emma masajeaba levemente sus labios vaginales, disimuladamente. Lo estaba haciendo bien, ya que la muchacha habría sus piernas lentamente, como signo de aprobación y para que continuara.
En ese momento Emma quedo completamente desnuda y se acercó a su rajita, comenzándola a chupar.
Hermione abrió sus ojos, la idea la había sorprendido. Emma continuó chupando y saboreando los jugos de la muchacha que poco a poco salían. De vez en cuando, mordía un poco el clítoris, suavemente, pero sin dejar de utilizar su lengua.
Hermione gemía sin parar, su espalda se arqueaba y su pecho se alzaba, debido a la excitación que sentía. Se encontraba transpirada y despeinada, pero completamente entregada a la merced de su masajista.
En ese momento Emma se subió a la camilla con ella, y se dirigió hacia su boca, buscándola, rastreando los generosos labios de la boca de Hermione, que esperaban un beso. Y llegó.
Hermione comenzó a abrir su boca mientras ambas se besaban y empezó a investigar la boca de su compañera, buscando su lengua, para jugar con ella, hasta entrelazarlas.
En ese momento Hermione, no era la chica de siempre había cambiado, porque en ese instante volteo a Emma sobre la cama, quedando la castaña sobre ella. Continúo besándola.
Luego se dirigió a los pechos de la masajista. Con sus 17 años, tenía las tetas, más grandes que Hermione, con unos pezones duros, por la excitación y una aureola pequeña. Hermione comenzó a chuparlos, mientras metía dos dedos dentro de la vagina de la muchacha.
Luego se dirigió hacia la rajita, y comenzó a chuparla y de vez en cuando a meter un dedo, o dos.
—Ahora pagaras por lo que me hiciste hermosa— dijo Hermione, antes de empezar a chupar y morder, con su inexperiencia en el lesbianismo, la rajita y el clítoris de Emma.
—Siii, soy tuya Hermione… no paress… mmmmmm— dijo Emma, entre gemidos.
Hermione comenzó a lamer con más velocidad y utilizó 3 dedos para penetrar la vagina de la muchacha.
Emma se arqueaba y se movía sin parar. Y eso a Hermione le encantaba, y continuó aumentando la velocidad durante unos minutos hasta que…
—Me corro, me corro, preciosa— dijo Emma.
Y se corrió en la boca de la muchacha. Hermione, trovó sus jugos y se acercó a su portadora para que los probara. Volvieron a besarse.
Hermione quería experimentar lo mismo, asique colocó su trasero en el rostro de Emma y formaron un 69 perfecto.
Ambas chupaban y mordían los labios de la otra, buscando el clítoris y dedicándole un rato de su tiempo. Emma, al ser mas experta se atrevió a meter dos dedos en el ano de Hermione, la cual al ser inexperta, no decidió probar en Emma. Al cabo de unos minuto…
—Que bien que lo haces Emma— dijo Hermione entre gemidos—. Eres excelente.
—Gracias hermosa.
—Me corro, me corro— dijo Hermione.
—Yo también—dijo Emma.
Y ambas se corrieron en la otra, en una abundante corrida.
Volvieron a besarse. Hermione sabía que estaba acabando el masaje.
—Será mejor que te vayas hermosa— dijo Emma, con rostro triste, mientras continuaban besándose—. Mi madre no tarda en venir, y si te ve aquí, tendré problemas.
—Está bien— dijo Hermione, separándose de ella, pero aun acariciándola.
—Cuando quieras repetimos, preciosa, ya sabes dónde encontrarme.
Y Hermione se dirigió a su casa muggle con una sonrisa. Una sonrisa de felicidad, algo había cambiado en ella. Ya no veía a las mujeres como amigas, le gustaban, le atraían, más allá de los chicos. Y ya sabía cuál sería su siguiente objetivo, que se encontraba en la Madriguera… Ginny Weasley.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 356 veces

Ángeles..mi hermosa hija.Categoría: Sexo en familia

Por Antonio | 2014-01-31 10:30:25 | 0 comentarios

Mejor ahora que de joven estoy disfrutando en plenitud mi vida sexual..mi hija Ángeles; desde siempre fue tan cariñosa, tan tierna, tan sumisa, jamas dio problemas, tranquila, apacible..obediente...
Detrás de ella,sujetándola de esas sabrosas lonjitas suyas, viendo como sus espléndidas y aguaditas nalgotas temblaban bien rico cada que chocaba contra ella, la embestía con fuerza, con cierta rudeza que provocaba que mi linda hijita gritara tan rico con esa hermosa voz suya, ella aguantaba mis arremetidas, apretaba el cuerpo..pues aun no se acostumbra por completo, a pesar de sus 38 años, mi hija nunca había practicado el sexo anal..yo la estrene, yo..su propio padre fui el primer hombre que disfruto de su sabroso ano..y exitado veía mi gruesa verga hundirse en ese rico culito, ese apretado, obscuro y arrugado fundillito que tan rico me traga..Ángeles pujaba, gritaba dulcemente, su cuerpo se mecía atrás y adelante a causa de las embestidas que le metía..podía ver perfectamente como los pliegues arrugados se separaban para dar paso a mi verga, esa dura, caliente y gruesa verga que yo le metía con tanto afán..
La sujete del largo, lacio y teñido cabello rubio, es de piel blanca y le gusta usa el cabello teñido..como una rica rubiecita..y alze su rostro para poder verlo por el espejo del tocador frente a nosotros, nos miramos a los ojos, en su mirada podía ver el placer que le provocaba lo que su propio padre le hacia, al principio había sido algo difícil para ella tener que satisfacerme sexualmente, es mi hija y eso la conmocionaba, pero ya no..ya sabe que es mi mujer y que puedo hacer con ella lo que me venga en gana..
Ver su rostro congestionado, sus ojos entornados, como abría la boca para quejarse, para pujar, para gritar..me exitaba como nada en la vida, podía ver sus enormes tetotas colgando aguadas y meciendose al ritmo de las metidas de verga que le estaba dando, mis dedos la recorrían desde la nuca, bajando por la espalda, cubriendo la pronunciada curva de sus caderas, las amplias nalgotas, las piernas gruesas, sabrosas, la tela de las medias de red que traía mi hija puestas le daban un aire, una textura deliciosa a sus muslos, los pies calzaban unas altísimas y cachondas, provocativas zapatillas transparentes que yo mismo le compre..la lencería y las tangas, las zapatillas y botas altas que ahora usa yo se las compre, así como todo su nuevo guardarropa..como ahora es mi mujer la visto como a mi me gusta..
Antes, desde siempre..mi hija había vestido de modo muy recatado, muy serio..ahora ya no, me gusta pasear por ella en la calle y que luzca ese hermoso cuerpazo suyo, alta, algo llenita sin verse demasiado gorda, al principio le daba pena mostrarse en jeans demasiado entallados, vestidos untados, faldas cortas..ya no, ahora disfruta mucho ser una mujer provocativa.

Orgulloso le sacaba toda la verga, el sonido que hacia al salir de ese rico ano era tan delicioso, le tallaba la verga, la hinchada cabeza en sus arrugas y volvía a meterlo, a hundir mi verga de un solo empujón en su ano..viendo como las arrugas se expandían para recibirme de nuevo, los 18cm de gruesa verga se los hundía completos, hasta los guevos que al mecerse rozaban tan rico esos gruesos y carnosos labios vaginales suyos, tan ricamente peluditos..penetrándola, sometiéndola, culeandomela no dejaba de repetirle lo rica que esta, lo sabrosa y buenota que esta, lo puta que es al darle las nalgas a su padre, la nalgueaba duro dejando marcas en su piel blanca, mi hija sometida aceptaba de buena gana que le llame puta, ramera, piruja..le gusta que la insulte, que le hable sucio..
La puse boca arriba..ella complaciente se dejo acomodar, sujete sus tobillos y lamiéndo sus zapatillas volví a hundir, a penetrar su rico ano tan deliciosamente apretadito, así metiendosela con fuerza, podía ver sus lonjas, su estomago, las enormes tetas que le colgaban ahora a los costados, brincando, saltando, meciendose al ritmo de las metidas..como me gusta su rostro, a pesar de su edad conserva todavía ese aire de inocencia, de ingenuidad, es bonita..muy bonita, acariciaba su rostro, la piel ya empezaba a marcar el paso del tiempo en ella..recorrí sus mejillas, la espléndida papada que temblaba a las arremetidas..pasando los brazos por detrás de sus rodillas me tumbe sobre ella, a pesar de su sobrepeso es bastante flexible, se quejo dulcemente cuando al flexionarlas sus rodillas quedaron justo oprimiendo sus enormes tetotas, busque su boca y nos besamos apasionadamente, golosos, cachondos..que rica es la boca de mi hija, con esos labios tan carnosos, tan jugosos, nuestras lenguas se enroscaban dentro de nuestras bocas, ella se quejaba dentro de mi boca, por el doble esfuerzo..de recibirme por su ano y por estar así flexionada..pero se aguantaba, sabia bien que yo no tardaba ya en correrme..y así fue, besando, mordiendo sus labios y llamándole puta sabrosa deje salir mi espesa, caliente y abundante carga dentro de su ano, bañando su recto delicioso..bufando de placer y embistiendo furioso..soltaba chorros de espeso semen que depositaba en ese rico recto, su esfínter al apretarlo me ayudaba a ordeñarme, sacándome la leche..no hay placer que se compare al de eyacular dentro de tu propia hija y yo puedo disfrutarlo enormemente.

Le saque la verga toda batida de semen, la monte poniéndome a horcajadas sobre su pecho..mi obediente hijita se metió mi verga a la boca, sabe que me exita mucho que me chupe la verga hasta dejarla limpia, me exita que Ángeles chupe y trage mi semen mezclado con su sabor y olor, no se detubo hasta que limpio porcompleto mi macana..me regalo la mejor de sus sonrisas al terminar, me tumbe a su lado, la bese, la abraze, ella se hundió en mi lecho satisfecha, mas que padre e hija nos hemos convertido en una verdadera pareja sentimental, nos amamos mas alla del amor filial..me miraba con infinita ternura y amor en sus ojitos, nos besamos largo tiempo ya de modo mas tranquilo, disfrutando lo sucedido una vez mas.,nos acariciábamos mutuamente..era domingo, sus hijos que cada 15 dias lo pasan con su papà regresarían esa tarde, solo esos dias mi hija y yo podemos disfrutarnos libremente, pasear desnudos en la casa y hacer el amor donde se nos antoje, claro cuando ellos salen a la Escuela, también lo disfrutamos..pero no es lo mismo que cuando tenemos ese fin de semana para nosotros.

Nunca vi con deseo ó lujuria a mi hija, si bien es cierto que desde muy adolescente su cuerpo se desarrollo muy bien, a pesar de eso jamas, nunca la vi con morbo..pero ahora, al divorciarse y regresar a vivir conmigo, todo cambio, llevaba mucho tiempo solo yo también y de pronto tener la compañía de mi hija, saber la soledad que ella sentía, lo vulnerable que era, al principio fue sin malicia, queriendo que ella sufriera lo menos posible su reciente separación, salía con ella, al cine, a tomar un cafe..en fin, salíamos mucho hasta que me percate que esas salidas las disfrutaba mas como hombre que como padre y una idea sucia empezó a crecer dentro de mi..la idea de seducir a mi propia hija.
Ese viernes sus hijos se habían marchado ya a casa de su padre..le compre un vestido muy bonito, entallado, ajustado y con un amplio escote, le compre zapatillas muy altas, coquetas, provocativas..medias de lickra, sabia que ella no solía usar, al menos de modo frecuente tangas de hilo dental, al estar comprando esas prendas para mi propia hija me tenia sumamente exitado al imaginar como luciría así vestida, le di las ropas y le dije que se arreglara muy bonita pues deseaba llevarla a cenar..se veía espléndida Ángeles ya arreglada, con morbo me di cuenta que estaba usando alguna de las tangas que le había comprado, ella estaba sonrojada, con evidente timidez..al regresar de cenar y después de divertirnos..no hubo preámbulo, no di explicaciones..ella sabia muy bien lo que esperaba de ella y dócil, sin preguntar nada me siguió a su recamara tomados de la mano, cerré la puerta, no era necesario..no había nadie, pero significaba que pasaría la noche con ella.
Mi hija solo me miraba sonrojada, respirando nerviosa, agitada..cuando la estreche contra mi untando mi macana tiesa sobre su vientre y bese sus labios, ella solo cerro los ojos permitiendo que mis dedos comenzaran a desnudarla..
Que rico me cogí a mi hija esa primera noche, era nuestra primera vez..ella comprendió sin que yo lo dijera..que no seria la ultima vez que tendría que satisfacerme sexualmente..

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 682 veces

Tuve sexo con la profesora de pre-escolar de mi colegioCategoría: Sexo primera vez

Por anderson soto | 2014-01-31 00:02:41 | 0 comentarios

Yo estaba en decimo grado cuando conoci a la nueva profesora de pre-escolar del colegio en el que estudiaba ella era rubia tenia ojos cafes y un culo hermoso cuando llego todos en mi curso sentiamos atraccion por ella. Ese año mi mejor amigo y yo nos hicimos buenos amigos de ella y nos hablaba mucho, mi amigo perdio el año asi que solo quedaba yo,al año siguiente yo me graduaba y ella al inicio del año me dijo que ya tenia mi regalo de grado yo me emocione demasiado y le preguntaba mucho sobre ello.
al terminarse el ultimo periodo academico ella me dijo que me daria el regalo antes asi que me esperaba en el salon de ella al final de la jornada, al acabar el dia escolar subi al salon en el que ella dictaba clase y me dijo que me esperaba en la casa de ella una hora despues yo le dije que si.
cuando llegue a la casa ella me entrego un paquete pequeño y me dijo que lo abriera cuando lo abri note que era un paquete de condones y le pregunte que por que condones?
ella me dijo que desde que me habia conocido vio que habia crecido que era mas maduro y era obvio que tendria relaciones sexuales pronto los guarde en mi billetera cuando le iva a agradecer me dio un beso y me dijo que tenia muchas ganas de conocerme del todo yo estaba muy excitado y ella lo noto al ver mi pantalon yo le dije que desde hacia mucho le tenia ganas y ella me dijo que sacara los condones y me pusiera uno. caundo me baje los pantalones para ponermelo ella me quito el condon y lo lanzo de manera muy excitante me dijo que queria al natural yo le dije que era virgen pero ella dijo que asi era mejor.
me empezo a besar y se quito la camisa dejándose solo en bracier yo cada vez tenia mas ganas de penetrarla ella constantemente me daba besos y yo cojia fuerte su enorme culo cada vez con mas ganas, ella me mostro su senos y me dijo que lamiera sus pesones cosa que hice con mucho gusto ella gemia demasiado y yo me excitaba mas, cuando ella se quito los pantalones y vi su culo me excite del todo ella vio mi verga y me decia que queria que la penetrara pero yo estaba muy nervioso y jeimy lo noto (asi se llamaba)
para que tomara mas confianza ella tomo mi pene y me empezo a hacer la paja yo estaba a punto de venirme cuando empezo a mamarmelo lo metio todo en su gargana cuando de un momento a otro me vine y ella me mostro el semen en su boca y lo paso yo quede muy sorprendido de lo puta que era, Jeimy me dijo que era momento de que la penetrara asi que se acosto en la cama y se abrio de piernas cuando me puse encima ella tomo mi verga y se la puso en su vagina yo empece a metercelo pero me dolia demasiado ella gemia y decia con una forma apasionada que sentia que estaba perdiendo de nuevo su virginidad que hace mucho no sentia eso, yo me senti bien al escuchar eso asi que empece a metercelo con mas frecuencia yo se lo metia y se lo sacaba para que gimiera y gimiera cosa que logre cuando ella me dijo que se lo metiera y lo dejara hay pero que la besara lo hice y cuando la bese me dijo que lo sacara cuando lo saque ella tuvo un orgasmo y se mojo demasiado, despues de eso me dijo que queria probar algo nuevo asi que se puso en cuatro frente a la cama y tomo mi verga mientras se metia el dedo en el culo yo quede impactado al ver eso y tenia ganas de metercelo por hay asi que se lo dije -Jeimy quiero meterlo por tu culo- ella accedio y me dijo que queria sentirse muy bien y que si se lo metia por el ano lo haria asi que en el primer intento no puede me dolia demasiado y ella me dijo que queria que yo fuera el primero en meterselo por el ano asi que me emocione y lo volvi a intentar en ese momento senti un dolor muy grande pero despues sentia como si me lo estuvieran mamando dos al tiempo se sentia muy bien asi que empece a hacerlo mas rapido ella gemia y gemia yo cada vez estaba mas emocionado asi que empece a darle palmadas en el culo hasta que le quedo rojo, le dije que estaba a punto de venirme y me dijo que lo hiciera en el ano yo quede muy sorprendido pero encantado de hacerlo antes de venirme logre aguantar 5 minutos mas ella no paraba de gemir y me daba mucha satisfaccion, cuando me vine ella gimio bastante fuerte y dijo que mi leche estaba caliente.
A pesar de que me habia venido ya dos veces queria seguir y ella tambien cada vez estaba mas excitado ella estaba sorprendida por que no penso que yo aguantaria tanto y me lo dijo.
Me propuso que comiéramos algo y volviéramos a hacerlo, mientras comiamos llamo a mi papa y le comento que le estaba haciendo un favor, mi papa y ella se conocian de antes ya que el le dicto clase a ella y jeimy le pidio permiso para que me quedara en su casa y mi papa para sorpresa mia accedio.
cuando terminamos de comer ella me dijo que le ayudara a alzar los platos asi que los lleve al lavado en eso ella por detras mio me bajo los boxers yy me empezo a hacer la paja de nuevo yo la puse encima de la mesa y le lamí por primera vez la vagina ella gemía demasiado y tuvo otro orgasmo yo estaba excitado y me dijo que era hora de que se lo metiera y me viniera dentro de ella asi que la penetre y cada vez gemia mas fuerte cada vez me movia mas rapido y ella gemia mas y mas fuerte le avise que me iva a venir para sacarlo y venirme de nuevo en su boca pero ella me dijo que no que queria que me viniera en su vagina yo cada vez intentaba recistir mas para que no se acabara pronto pero no aguante mucho y me vine en ese momento ella gimio demasiado fuerte y gritaba que se lo siguiera metiendo mas y mas fuerte yo no podia mas pero no se me volveria a presentar una situacion asi, por esa razon se lo segui metiendo cuando lo saque el semen escurria de su vagina y me dijo que nos ducharamos junto en la ducha solo nos besamos y le agarraba su enorme culo, para sorpresa mia me dijo que ese no era todo el regalo completo y que el final de regalo seria hay mismo el dia de mi grado pero esa es otra histora. Casi tan excitante como esta.
Me decia que esperaba que no dejara de complacerla asi que esperaba que fuera seguido a penetrarle el culo mientras me enjabonaba mi excitado pene.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 456 veces

Mirada turquesa.Categoría: Novela rosa

Por Amandalovejoyful | 2014-01-30 01:07:37 | 0 comentarios

Todo comenzó una noche mientras hablaba con Marco. Lo había conocido tiempo atrás en una sala de chat y comenzamos a frecuentar textos al grado que le he pasado mi número móvil para estar en contacto más seguido por Whatsapp.
Sabía que era diferente a los demás, su foto de perfil delataba una mirada deleitante para cualquier mujer: Un par de ojos color azul que de recordar, no puedo evitar mojarme los labios en este momento. Es un poco mayor que yo y eso me encanta... aparte de ser mucho más maduro, puedo mantener pláticas con él bastante interesantes sobre arte y cultura que hace mucho no tenía con nadie menor de 40 años.
Me decidí a conocerlo en persona un Lunes después de la Uni, no tenía mucho que hacer y quedamos de vernos en un punto intermedio entre su depa y mi escuela.
Para ese momento habíamos sostenido pláticas intensas sobre nuestras perversiones sexuales y ambos sabíamos que nos deseamos desde entonces. En su foto de perfil parecía un chico algo gordito, pero me había contado tanto de su dulce verga que no pude evitar asistir puntual a la cita.
Cuando llegué, quedé sorprendida... No era un chico gordito como lo imaginaba, estaba bastante cuero y como me encantan: alto y de brazos fuertes.
Me invito a platicar a su depa, pronto comenzamos a charlar de temas bastante intelectuales pero yo no podía dejar de mojarme poco a poco con cada palabra...
Cabe mencionar que en estos momentos estoy leyendo la novela de Sasha Grey, a mi parecer no es tan buena pero no pude evitar identificar a Marco con el personaje nerd de dicha novela. Cada perversión sexual que he leído, la he fantaseado con él cada vez que me masturbo.
En silencio, escuchando cada palabra y debatiendo todo lo que decía, temblaba internamente con ganas de arrancarme la ropa y cogérmelo en ese momento sin parar como bestias hasta no poder más.
Comenzó a acercarse a mí poco a poco, mi ropa interior estaba empapada y la temblorina se hizo tan evidente que no pudo evitar preguntarme si estaba nerviosa. solté una risilla ahogada y le dije que no podía ponerme más nerviosa. Para cuando terminé esta frase, Marco se había abalanzado sobre mí y estábamos envueltos en caricias y besos desenfrenados esperando el momento de que estuviéramos piel con piel.
Oh Marco... me vuelves loca.

Me llevó a su habitación sin darme tiempo siquiera de apagar el cigarrillo que estaba fumando antes del acercamiento, yo no podía evitarlo... su mirada turquesa sobre mí preludiando la fiera que se convertiría al arrancarme la ropa. Me tumbó sobre su cama y restregó su cuerpo sobre el mío, pude sentir su falo tan masculino y grande alzándose en cada pulsación más y más. Mentiría si dijera que todo ha sido neumático y estéril como esperan, fue bastante gentil y dulce al quitarme la ropa, me atrevo a decir que incluso algo torpe al irnos desvistiendo.
Me quitó el sostén y sostuvo mis dos pechos entre sus manos, para besarlos locamente mientras yo respondía corporalmente haciendo que mis pezones rosas se erizaran por completo. Su pene estaba tan duro... no pude más, le dí la vulta y le arranque los botones del pantalón sin pensarlo dos veces y me puse a la altura de su verga. Como poseída por esa mirada, comenzé a chuparla de forma lenta, subiendo el ritmo cada vez hasta que esto se tornó completamente desquiciado. Derrepente lo oía gemir de placer y mi conchita estaba lista para recibir la estocada con gusto. Estaba a punto de quitar mi boca de su falo... la succionaba de la punta, jugando con la punta entre mi paladar y mi lengua, recorriendo de arriba a abajo todo ese delicioso pedazo que estaba a punto de meterme, la metió tan al fondo de mi garganta que podía lamerle las bolas mientras su punta abría lo más profundo de mí..separé los labios y en cuanto le dí la última lamida antes de sacarla, sentí como toda su leche escurría dentro de mí. se había corrido a chorros y su leche era deliciosa. Paramos unos minutos.

Pronto me tumbo a su lado y comenzó a jugar con mis pechos, mojó uno de sus dedos y lo acercó a mi rajita haciendo círculos. Clavó su dedo dentró de mí y se escapó un delicioso grito de placer de mi garganta aún llena de su semen. Comenzó a tocar los puntos correctos y cuando estaba a punto de venirme la puerta de su piso sonó; Su Roomie Isaías acababa de llegar. Marco se apresuró a asomar la cabeza por el pequeño espacio que hizo en su puerta. Isaías se quejó de que hago mucho ruído y que mis gemidos se escuchaban desde dos pisos abajo. Esa noche terminó en ello.
De eso hace dos semanas... Ayer le ofrecí mi culo cual puta después de haberle dedicado una masturbada minutos antes. El mandó un diablillo y quedamos en vernos hoy.
En cuanto llegamos a su piso, Marco no pudo evitar besarme aún con más ganas que la vez anterior, esta ocasión la ropa voló sin fijarme donde había quedado mi coordinado que compré pensando en él.
Marco poseso... con esa mirada tan peculiar tan llena de sexo.
No pude evitar repetir saborear su trozo y es que vaya trozo! Es tan grueso como cuatro dedos míos, tan largo y tan dulce que para variar un poco, saqué de mi "reserva especial" un condón sabor uva, el cual puse en su durísima verda y comenzé a succionar hasta que ya no pudo. El sabor a uva se había ido, solo que había olvidado que su verga al ser tan grande, necesitaba un condón a su medida y el pequeñito que había traído, le lastimaba. me puso de tetas sobre la cama... sentí su poderosa cerca de mí... estaba a punto de terminar lo que dejó inconcluso por lo inoportuno que fué su compañero de cuarto la última vez. Clavó su prodigiosa verga en mis entrañas y yo me sentí completa y plena. Comenzó un movimiento suave pero veloz y cambio a un movimiento agresivo y pausado. yo solo pude aferrarme a su almohada y hundir el grito de placer en cada embestida. Marco es un prodigio! me volteó y me apretó del cuello. Ambos disfrutamos del Sadomasoquismo suave, así que primero me arañó la espalda y al ver que gemía del placer decidió ahorcarme poco. Estabamos a punto de terminar chorreados cuando oímos un golpe de la puerta, lo que causó que el gran e imponente falo se redujera. Mi molestia no pudo ser más grande al descubrir que había sido la puerta del piso de enfrente y que la hermosa erección que bailaba entre mis piernas había desaparecido en balde. Tomé su pene entre mis manos y comencé a darle una felación igual de rica que la vez pasada, tanto que yo solita sin que me tocara más, me chorreé sobre su piso de madera.
Su mirada era tan furiosa y llena de sexo que no necesito más para disfrutarle.
Poco después terminamos en un delicioso 69 que no voy a olvidar. Nos vestimos y casi de inmediato llegó su roomie de nuevo.
Me he quedado prendada de él... no quiero coger con otro que no sea él con su mirada tan fuerte y varonil que me hace desearlo a cada momento.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 250 veces

como mantuve relaciones con mi nieta desde sus 3 añosCategoría: Sexo en familia

Por mariano | 2014-01-29 23:33:07 | 0 comentarios

vivía una vida normal. por razones de comodidad yo dormía en una habitación y mi esposa en otra. teníamos una nietita de 3 años recién cumplidos que se quedaba muchas veces a dormir con nosotros y dormía en la cama de su abuela desde que tenía un año. un día pidió dormir conmigo. yo protesté porque pateaba mucho, pero la abuela insistió y vino a dormir. miramos un poco de tv. al rato se durmió e hice lo propio. al otro día me entero que los padres debían viajar a México por 20 ds. nuestra nieta se quedaría con nosotros. yo estaba de vacaciones y mi mujer trabajaba en un estudio de abogados unas 10 hs diarias. era complicado pero asumí la responsabilidad de cuidarla todo el día.
cuando llegó la hora la bañé, perfumé, vestí y dejé lista para salir a pasear. mientras yo me duchaba entró al baño diciendo que quería hacer pis. estaba la cortina de la ducha así que no había problemas. en forma imprevista corre la cortina y quedo desnudo ante sus ojos. lo primero que hizo fue preguntar que porqué tan grande. que ella conocía el pitito de un compañerito pero era chiquito. le dije que cuando uno crece el pitito también y la invité que salga. me dijo que quería quedarse. me di vuelta por pudor y terminé de bañarme. salí de la ducha, me seque y salimos a pasear. por la noche se acostó con la abuela. cuando ésta se durmió se paso a mi habitación y se acostó conmigo. me dijo que quería verlo. le dije que no. insistió y rápidamente metió su mano en mi ropa y lo agarró. sentí mucho placer con esa mano chiquita apretando mi pene. pasaron segundos en silencio. no quería que la soltara y al mismo tiempo le pedía que lo hiciera. en el forcejeo la sacó y quedó a la vista, ya grande y con el glande bien rojo y húmedo. ella estaba como encantada. me preguntó si le podía dar un besito. le grité casi que no. se arrimó y lo besó. me preguntó que tenía que estaba mojado. no alcancé a contestarle que me lo chupó. dijo que tenía gusto salado pero era rico. le saqué la mano y la llevé a la cama de la abuela, donde se durmió.
al otro día desperte y la encontré en mi cama. yo destapado, con el calzoncillo bajo y mi pene erguido. ella sujetándolo y queriendo meterlo en su boca. yo tenía una calentura padre por todo. dudé que hacer e hice lo más placentero. lo puse un poco en su boquita. me lo chupo en forma exquisita. acabé en su boca. le gustó y se lo tragó todo. mientras me habían dado deseos de tocar su conchita. la desnudo y la acaricio. luego se la chupo y noto que hay un goce grande que no creía podía suceder en una nena de 3 años. así estuvimos todo el día. nos bañamos juntos. yo la sequé y luego jugamos a que era el bebé y me secaba ella. por Dios, que asqueroso goce experimenté.
al poco tiempo los padres fallecieron en un accidente de aviación y nos dieron la tenencia.
cuando cumplió los 12 años se había empezado a desarrollar y ya tenía vello púbico y pequeñas tetitas. era hermosa y con pelo largo. se paseaba desnuda ante mí y desnuda se sentaba en mis piernas. me acariciaba y me calentaba y sabía lo que hacía: cojer conmigo por primera vez. le digo que no puedo porque soy su abuelo. me recuerda que hemos hecho de todo menos metérsela y que eso no es de abuelo-nieta. cambio de tema y me voy a bañar porque teníamos que ir a hacer trámites. me baño y me dirijo al dormitorio para cambiarme. estoy empezando a vestirme y me siento en la cama. de pronto una mano sale de entre las frazadas y me agarra el pene. era ella que se había metido en la cama y tapado totalmente. qué placer. se sienta y me da un beso tremendo por primera vez. me paralicé. me agarró y me tiró desnudo encima de ella. y me colmó de besos y caricias. no aguanté más y largué rienda suelta a mis instintos. lo hicimos un par de veces en una hora. costó pero tenía gel lubricante y con la ayuda de los dedos primero logré penetrarla. gozó como una perrita y yo no les digo nada.
hoy tiene 18 años y lo seguimos haciendo. yo quedé viudo así que se transformó en mi nieta-mujer y dice que no me dejará nunca. lo hacemos casi a diario...

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 1003 veces