Los 10 relatos mejor valorados

descocado por mi perro

Descocado por mi perro lobo Hola mi...

Estacionamiento

Hola espero que te guste esta histo...

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTRO VERGA

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTR...

amigas por accidente

mi nombre es karina les cuento este...

Kim: Mi primita... Mi putita (V)

" Despues de una buena temporada fu...

DISPUESTO A EXPERIMENTAR UN TRIO

Ya tenía varios años de relación...

EXCURSION FALLIDA QUE SALIO MEJOR DE LO ESPERADO

Tenia unos meses en esta nueva ciud...

la puta de mi esposo séptima parte

Agradecer vuestros correos fotos pr...

la puta de mi esposo Sexta parte

Holaaaaaaa continuó con mi histori...

la puta de mi esposo cuarta parte

Continuó Después de la orgía de ...



Ultimos relatos


CON SUS PECHOS APOYADOS EN EL CRISTAL DE SU VENTANACategoría: Lesbianas

Por isabela | 2015-07-21 00:47:36 | 0 comentarios

Dedicado a las chicas de “El club de las bragas rosa.”

Yo la vi pegada a su ventana, ella estaba esperándome, con su pecho apoyado en el cristal de la ventana y sus nalgas apuntando hacia donde yo me hacía presente, traía encima ese top cortito y transparente que la hacía ver tan sexi, le quedaba tan ajustado que resalta deliciosamente sus senos. Cuando me escucho entrar puso la cabeza a un costado como mirándome de reojo, levantó los brazos por sus costados juntando sus manos por encima de su cabeza y apoyándolas en el cristal al igual que sus pechos, con todo su cuerpo apoyado sobre la ventana, elevó sus redondas y carnosas nalgas hacia arriba, como traía puesta únicamente su tanguita rosa sus nalgas se veían completas.

Ambas nalgas al ir para arriba se abrieron un poco, dejándome ver en medio, la tela de su tanga que cubría su ano y más abajo su vagina, eso me excitaba demasiado. La veía sonriendo y con sus ojos en dirección a sus nalgas como sugiriéndome que le siga viendo ahí. De pronto la vi darse vuelta para dejarme ver su hermoso cuerpo de frente.

Sus muslos eran tan firmes, su abdomen tan esbelto, y cubriendo por encima sus redondos senos ese top tan pegado a su cuerpo; ella había apoyado sus manos en sus caderas y me miraba con esa sonrisa que tanto me encantaba, me miraba fijamente a los ojos, movía levemente la cabeza y no paraba de sonreírme, hasta que, levantando los costados de su tanga con sus manos, puso sus dedos por debajo de las delgadas tiras de tela de su tanga elevándola más hacia arriba, haciendo que se pegara más la parte que cubre su vagina.

Ese pequeño pedazo de tela que apenas cubría su pubis quedo tan pegado que se marcaron sus ricos labios vaginales, y delataron su excitación al humedecerse del centro con sus fluidos vaginales. Sintiéndose excitada a más no poder, elevó la cabeza hasta quedar mirando hacia el techo, yo me quede contemplando su sensual cuello que tanto me atraía, ya quería pegarme a su cuerpo y bajar por su cuello humedeciéndoselo a besos.

Luego jalaba hacia arriba con sus manos ambos costados de la tanga, suspendiendo y separando de su piel la prenda, cuando jalaba el costado derecho más arriba que el izquierdo, sacaba la cadera hacia el costado y curveaba su cuello hacia ese costado, y viceversa cuando hacía lo mismo con el borde izquierdo de su tanga.

Después de un rato de estar jugando con los costados de su tanga, la soltó y agarró su top por los costados para ir desprendiéndose de él lenta y sensualmente subiéndolo por sus costados, liberando sus senos y dejando que caigan ligeramente con su peso suspendidos aun por su sostén, era un sostén de encaje que hacía resaltar sus voluminosos senos. Termino de sacarse el top por arriba liberando sus brazos y su cabeza, lo tiro al piso y me dejo contemplarla de cuerpo entero en ese sexi conjunto de ropa interior que traía encima.

Sus hombros eran tan seductores que quería besárselos con mi boca abierta sellándole mis dientes levemente, su pelo rubio y corto terminando en un copetito parado hacia adelante y su espalda tan perfectamente marcada, sus caderas eran tan bien hechas, tan redondas que quería tenerlas en mis manos, sus senos se dejaban ver entre la tela de encaje que los cubría y despuntaban sus sabrosos pezones. Quería comérmela.

Dio unos pasos hacia mí y volvió a voltearse para mostrarme sus nalgas, esta vez agachándose levemente para que sobresalieran hacia mí, sensualmente movió su cabeza y acomodo su copetito hacia un costado, definitivamente era la mujer más sexi que había tenido. Sus nalgas firmes puestas delante de mí eran una tentación a la que no podía resistirme, como se había agachado habían quedado levemente separadas dejándome ver una vez más esa delgada tira de tela que apenas cubría su ano. Y hacia abajo sus cautivadores muslos que por detrás eran tan tentadores como por delante.

Ella ya iba bajando de su hombro el tirante de su sostén, me hacía desear una vez más su exquisito hombro, la tentación de su piel ponía inquieta mi boca, de su hombro dejo que el tirante cayera sobre su brazo, puso sus manos en sus costados y apoyando bien sus piernas levemente abiertas meneo sus caderas a ambos lados, me encantaba como se meneaban sus nalgas con ese meneo. Ella aún me miraba poniendo su rostro de costado. Y para agarrar sus caderas desnudas, metió los dedos de sus manos bajo los costados de su tanga una vez más, se agarró las caderas extendiendo sus pulgares hacia atrás y sus demás dedos por delante y volvió a menear sus voluptuosas caderas.

Sus anchas y carnosas nalgas eran exquisitas, ahora que había metido sus manos por los costados de su tanga y que ésta había quedado aún más arriba, podía apreciar en todo su esplendor aquellas nalgas tan firmes y redondas, sin embargo aún quedaba cubierto su ano.

Saco una de sus manos del costado de su tanga y la subió hacia arriba por su espalda, esa espalda tan bien formada que en medio se había esculpido tan bien, su mano avanzaba hacia arriba acariciando su piel, y de pronto escuche que soltó los broches de su sostén juntando los dedos en medio, entonces vi como por los costados de sus brazos saltaron como un par de resortes los lados de su sostén, aquellos que se cerraban en su espalda y que ahora quedaban liberados.

Para que el sostén no cayera hacia abajo ella flexionó los codos y con las manos sujetó su sostén por las copas, luego se dio vuelta, sus caderas bien formadas traían de frente su hermoso cuerpo, ella fue liberando lentamente su sostén y poco a poco salieron hacia adelante sus redondos senos, pero rápidamente cubrió ambos pechos con una de sus manos y su antebrazo, dejándome ver uno de sus pechos saliendo por debajo de su mano, un pecho redondo firme y bien formado del cual quedaba cubierto por su mano extendida de su pezón hacia arriba, me excitaba pensar que en medio de la palma de su mano había ido a dar su pezón y que ella lo sentía. Y su antebrazo cubría su otro pecho casi completamente pero de él también me dejaba ver la parte de abajo de su seno que era carnoso y grueso.

Mientras tenía cubiertos sus senos, jalaba hacia arriba el costado de su tanga para dejar descubiertas por completo su cadera y su cintura. Entre sus piernas separadas despuntaba su sexo cubierto por su tanga y a los costados quedaban desnudas sus entrepiernas, esas entrepiernas jugosas de las que se desprendían sus muslos bien formados y hacia arriba se formaba una zona intima lisa y perfecta que daba paso a su vientre esbelto, de piel firme en el que se elevaban hacia arriba los delgados costados de su tanga. Una mujer con una zona intima por demás excitante.

Yo acudí con mi mano a tocar esa su zona intima, encajaba su tanga en medio con mis dedos metiéndola en su raja, podía sentir su humedad como salía encima de la prenda íntima, a medida que iba metiendo más mis dedos entre sus pliegues vaginales encima de la tanga ella se inundaba de placer y deseo, su delicioso aroma impregnaba mis dedos, sus muslos se sentían calientes, casi y sentía como se cerraban esos muslos mientras movía las entrepiernas.

Ella no aguanto más su excitación y liberó sus senos, los dejo libres para que yo tomara uno de sus pezones con mi otra mano y comenzara a jalar su pezón, a la vez ella se puso a besarme intensamente en la boca, otra demostración de la enorme excitación que sentía, y no era para menos, yo tenía una de mis manos jalándole uno de sus pezones y mi otra mano dedeando su vagina encima de su braga rosa.

Su seno era enorme, cuando abrí mi mano para tocarlo todo, apenas y me alcanzaba la mano, pero como me gustaba sentir lo redondo que estaba en toda la palma de mi mano y mientras rozaba ese su seno, podía sentir como se iba hacia arriba ese su pezón en medio de mi mano, era algo realmente excitante sentir ese pezón tan dócil que se dejaba llevar y seguía el movimiento de mi mano sobre su pecho. Luego pase a su otro pecho, también se los acaricie poniendo mi mano encima y fui acariciando por todos lados hasta llenarme la mano con esa piel tan firme, como ese pezón oscurito y tan despuntado.

Tan redonda era su teta que mi mano resbalaba con facilidad de su redondez y así fue a dar a su abdomen, por ahí seguí un sendero que me llevaba por el centro hacia abajo, mi mano continuaba resbalando por ese abdomen tan bien definido y esbelto. Continuara…

Este relato es parte de mi último libro digital “EL CLUB DE LAS BRAGAS ROSA” que lo distribuyo gratis a través de correo electrónico, las interesadas en leerlo completo sólo deben pedírmelo a: isabela.4102@gmail.com
No olviden pedirlo por el nombre del libro y por favor solo chicas.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 457 veces

La nueva Luli parte 2Categoría: Sexo infieles

Por Luli | 2015-07-20 22:47:11 | 0 comentarios

YO: _ NACHO YA TE TENES QUE IR, CAMBIATE Y RAJA A TU CASA
NACHO: _ UU CIERTO SE PASO LA HORA, DISCULPE PROFE
YO: _ PERDON??? TE ACABAS DE GARCHAR A LA ESPOSA DE OTRO TIPO DURANTE UNA HORA Y AHORA NO ME TUTEAS?? JAJA ES DE NO CREER
NACHO: _ PERDON ES LA COSTUMBRE, NO VOLVERA A PASAR.
ME DIO UN LARGO BESO Y SE FUE, YO CERRE LOS OJOS Y EMPEZE A RECORDAR TODO LO QUE ACABABA DE SUCER, METI UNO DE MIS DEDOS EN MI VAGINA Y PUDE NOTAR LOS RASTROS DE SEMEN QUE ME HABIA DEJADO NACHO COMO ”REGALITO”, ME DISPUSE A CAMBIAR Y CUANDO ME LEVANTE DE LA CAMA Y EMPEZE A BUSCARLA ROPA, MIRE QUE TODA LA PIEZA ESTABA ECHA UN DESASTRE, EL CUBRE CAMA POR UN LADO LAS SABANAS POR OTRO, LA SABANA QUE CUBRE EL COLCHON SUELTO DE UN LADO, LA ALMOHADA QUE CASI TIRA A LA MIERDA EL VELADOR, PARECIA QUE HABIA PASADO UN HURACAN. CUANDO ME IVA A CAMBIAR ME DI CUENTA QUE ME FALTABA MI TANGUITA, Y ME DIJE “ESTE GUACHO SEGURO SE LA LLEVO, LO VOY A MATAR CUANDO VENGA”. ME TIRE DE NUEVO EN LA CAMA UN POCO ENOJADA, NO ES QUE ME MOLESTE QUE ME FALTE UNA TANGA, PERO SI ME LA HUBIERA PEDIDO SE LA HUBIERA DADO SIN PROBLEMAS. CUANDO MIRO FIJAMENTE EL VENTILADOR DE TECHO, NOTO UNA COSITA ROJA COLGANDO EN UNA DE SUS ALETAS; ERA MI TANGUITA, COMO CARAJOS LLEGO VALLA UNO A SABER.
EL RESTO DEL DIA FUE CASI NORMAL, SALVO POR EL PEQUEÑO DETALLA DE MI VECINA HINCHANDO LAS GUINDAS OTRA VES SI HABIA VISTO O NO EL GATO, ASI QUE LE TUVE QUE AYUDAR. CENE ME DUCHE OTRA VEZ, Y MIENTRAS ME CAMBIABA DECIDI LLAMAR A MI MARIDO, LE CONTE QUE LO EXTRAÑABA MUCHO QUE LO NECESITABA CERCA PARA RECIBIR SUS MIMOS.
RAUL: _ MAÑANA ESTOY VIAJANDO PARA ALLA, ASI QUE ESTA PREPARADA PORQUE NI BIEN TE HAGARRE TE LLEVO A LA CAMA Y TE PARTO AL MEDIO JAJA_
YO: _ SII MI VIDA, ESTOY TAN SOLITA QUE NECESITO QUE ME ATIENDAS AHORA MISMO_
RAUL: _ AGUANTA QUE FALTA POCO PARA QUE VUELVA_
MIENTRAS POR MI CABEZA, ESTABA REPAZANDO TODO LO QUE HABIA ECHO HACIA ALGUNAS HORAS CON NACHO, ME TIRE A LA CAMA Y LAS SABANAS AUN OLIAN A SEXO, LARGUE UN PROFUNDO SUSPIRO.
RAUL: _ TE ESTAS PAJEANDO?
YO: _OBVIO, SI DESDE QUE TE FUISTE NO TUVE CON QUIEN DIVERTIRME_ PUDE NOTAR EN MI UNA SONRISA MALICIOSA _ MIENTO, SOLO MIS DEDOS TUVIERON ESE PRIVILEGIO.
RAUL: _ NO ME DIGAS ESO QUE ME MUERO DE ENVIDIA JAJA, TE CORTO PORQUE ME LLAMAN A CCOMER, BESOS TE AMO MI REINA.
YO: _YO TE AMO MÁS
AL DIA SIGUIENTE NUEVAMENTE TENIA A NACHITO TOCANDO LA PUERTA, LO ESPERE CON UNA BLUSA BLANCA SIN MANGAS Y CON ESCOTE, Y CON LA MISMA FALDA DEL OTRO DIA. NI BIEN ENTRO ME HAGARRO Y ME ENCAJO UN BESO.
YO: _ NONO CHIQUITO, TENES QUE ESTUDIAR, LO DE AYER FUE UNA SOLA VES Y NO VA A PASAR MAS. ASIQUE PONETE A TRABAJAR._ ME MIRABA SORPRENDIDO
ESTUBO HACIENDO TODOS LOS PROBLEMAS Y NI BIEN TERMINO, LO CUAL LO HISO EN TIEMPO RECORD YA QUE NUNCA LO HACIA TAN RAPIDO, ME LOS DIO PARA QUE LOS CORRIJA, MIENTRAS ME PUSE A REVISARLOS EL SE PUSO DETRÁS MIO Y ME EMPEZO HACER UNOS MASAJES, YO ME DEJE HACER.
YO: _ TODOS MUY BIEN PERO HAY UNO QUE ESTA MAL, SENTATE Y VOLVE HACERLO_ NACHO DE NUEVO ME MIRO SORPRENDIDO.
NACHO: _ IMPOSIBLE, ESTOY SEGURO QUE LO HICE BIEN._ SE SENTO Y LO EMPEZO A REVISAR
YO ME LEVANTE Y ME FUI HACIA MI HABITACION, ME EMPEZE A DESABROCHAR LA BLUZA Y LA TANGUITA, ME ACOSTE EN LA CAMA Y ESPERE AQUE VINIERA MI MACHITO.
NACHO: _ SE EQUIVOCO PROFE, ESTA BIEN LA CUENTA. DONDE ESTA??
YO: _ ACA ESTOY EN MI PIEZA_ LE CONTESTO
NACHO ENTRA Y CUANDO ME VE EN ESA POSICION ME DICE
NACHO: _ APAA, AHORA ENTIENDO PORQUE ME HICISTE CREER QUE HABIA ECHO LA CUENTA MAL, SOS UNA PROFESORA MUUUY MALA, ESAS COSAS A LOS ALUMNOS NO SE HACEN
YO: _ PERO ADMITI QUE ESTAS APRENDIENDO, LOS HICISTE RAPIDO Y SUPISTE QUE TE HABIA ENGAÑADO. ASI QUE VENI PARA ACA PENDEJO, QUE TENEMOS POCO TIEMPO EN UNA HORA LLEGA OTRO ALUMNO.
NACHO: _ MEJOR ASI TE ENFIESTAS CON DOS._ ME DECIA MIENTRAS SE SACABA LA REMERA
LE ABRI BIEN LAS PIERNAS Y ME LEVANTE LA FALDA, PARA ENSEÑARLE QUE ERA LO QUE TENIA QUE HACER PRIMERO. SE SUMERGIO Y COMENZO A COMERME LA CONCHA CON MUCHA HABILIDAD, YO LE HAGARRABA LA CABEZA PARA QUE ME METIERA SU LENGUA LO MAS PROFUNDO QUE PUEDA Y CADA TANTO LE ARAÑABA LAS ESPALDA
“MMMM SIII BEBE QUE RICO LA CHUPAS”
SUS MANOS COMENZARON A SUBIR HASTA MIS TETAS, YO ME RETORCIA DE PLACER. METIO UN PAR DE DEDOS EN MI VAGINA Y COMENZO A LANGUETEAR MI CLITORIS; ARQUE MI ESPALDA PARA EXPLOTAR EN UN GRAN ORGASMO, CUANDO TERMINE NACHO SACO SU CABEZA DE ENTRE MIS PIERNAS Y SU CARA ESTABA TODA MOJADA, NO DUDE UN SEGUNDO Y NOS BESAMOS COMO DOS ENAMORADOS. LE SAQUE LOS PANTALONES Y EL BOXER Y ME SUBI ENSIMA DE EL, APUNTE SU PIJA EN MI CONCHITA Y ME LA METI DE UNA
“AAAAAAAAAAA!!!!! MMMMMMM QUE DELICIA VOLVERLA A SENTIR”
ME EMPEZE A MOVER DESPACIO, HAGARRE SUS MANOS PARA QUE HICIERA LO QUE QUIERA CON MIS PECHO, NO DUDO NI UN SEGUNDO, LOS APRETO, PELLISCO MIS PEZONES ARRANCONDOME GRITOS DE PLACER, LUEGO ME LOS EMPEZO A LAMER Y A CHUPAR COMO UN BEBE. YO SEGUIA MOVIENDO DESPACIO, PERO NO HABIA MUCHO TIEMPO ASI QUE COMENZE A MOVERME MAS RAPIDO, PUSE MIS MANOS EN EL RESPALDAR Y ACELERE MIS MOVIMIENTOS, SUBIA Y BAJABA DE ESA PIJA COMO PERRA EN CELO.
“ASIIII SIIII AAAAAAA AAAAA DALE MI AMOR SEGUI COMIENDOME LAS TETAS MMMM AAAAAA, QUIERO QUE ABAES DENTRO MIO, AAAAAAA”
YO VOLVI A ESTALLAR EN OTRO GRAN ORGASMO Y NACHO COMENZO A LLENARME DE LECHE, ME QUEDE QUIETITA PARA SENTIR LOS ULTIMOS CHORRITOS DE SEMEN QUE ME DABA. ME BAJE Y SE LA EMPEZE A CHUPAR.
“MMM QUE DELICIA, HAY QUE LIMPIAR ESTE HERMOSO TESORO”
MIENTRAS ESTABAMOS HACIENDONOS MIMOS LE PROPUSE QUE SI HACIA TODO BIEN EN EL ESTUDIO IVA A TENER ESTA CLASE DE RECOMPENZA.
NACHO: _ TRATO ECHO, HACEMOS OTRA RONDA??
YO: _ NOOO YA LLEGA EN 10 MINUTOS EL OTRO CHICO
NACHO: _ UUUU QUE AGUAFIESTA QUE SOS JAJA. PERO BUENO SINO QUEDA OTRA, CHE TE MOLESTA SI VENGO MAÑANA A LA MAÑANA.
YO: _ MAÑANA ESTA MI MARIDO ASI QUE IMPOSIBLE DALEE LEVANTATE, CAMBIATE Y ANDATE RAJANDO DE ACA.
CUANDO SE FUE NUEVAMENTE PODIA NOTAR EN EL AMBIENTE DE MI HABITACION EL OLOR A SEXO PROHIBIDO, LLENO DE LUJURIA Y DE PLACER, PERO VOLVI A LA REALIDAD UN NUEVO ALUMNO TOCABA MI PUERTA.
DE MAS ESTA DECIR QUE DESDE ESE DIA HASTA QUE RINDIO COJIMOS VARIAS VECES MAS, CUANDO LLEGO EL DIA DE LOS EXAMENES ME MOSTRO LA PRUEBA DE QUE NO SOLO APROBO MATEMATICAS SINO OTRA MATERIA QUE DEBIA, ASI QUE ESA TARDE “FESTEJAMOS” A LO LOCO. FUE MI AMANTE ESCLUSIVO POR CASI UN AÑO, SE DIO EL LUJO DE HASTA QUEDARSE TODO UN FIN DE SEMANA ENTERO EN MI CASA CUANDO MI MARIDO HACIA SUS VIAJES, LO DISFRUTE Y EL ME DISFRUTO COMO QUISO. ME DESVIRGO EL CULO, LO DEJE PORQUE TENIA LA PIJA PERFECTA PARA ESE TRABAJO, NO ME ARREPIENTO DE NADA.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 473 veces

Me vuelve loca el semenCategoría: Orgias

Por Trixy | 2015-07-20 18:49:04 | 0 comentarios

Hola soy una mujer de 24 años, tengo novio y me vuelve loca todo lo relacionado con semen. Mi pareja nunca se deja ir dentro de mi y eso me frusta mucho. Quedo con otros hombres para que se corran en mis bragas y despues me las llevo puestas todo el dia.
A veces me imagino rodeada de hombres desnudos que por turnos se corren dentro de mi.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 933 veces

LA REINACategoría: Sexo infieles

Por alondra | 2015-07-20 15:22:47 | 0 comentarios

. Sé que estaba haciendo mal. Estaba engañando a mi marido, un buen hombre que se había esmerado en cuidarme, protegerme, mantenerme, ayudarme a criar a los hijos y darme una vida cómoda… me daba todo, menos sexo. No se le paraba, y ni intentaba solucionar el problema.
Yo tenía necesidades que mi marido ya no era capaz de satisfacerme, asi que estaba en mi derecho de buscar por fuera, lo que no recibí dentro de mi casa. La idea era buscarme un amante, dejar a mi marido e iniciar una vida nueva…. pero mi mejor amiga Irma, lo cambió todo.
Ella tenía un marido impotente como el mío pero, en vez de buscarse un amante, se buscó muchos. Siempre me hablaba de su hiper-activa vida sexual, lo planteaba como su renacimiento total, sentirse mujer por primera vez en la vida, y cuando le conté mis planes, me invitó a probar su estilo. Iríamos a una fiesta con los hombres que ella frecuentaba, yo probaría la infidelidad por primera vez en mi vida, y después ya veríamos.
La fiesta fue en la cabaña de veraneo del marido de mi amiga, fuimos en su Caravan y pasamos a buscar a los invitados: 4 muchachos que estaban terminando la universidad, entre 23 a 26 años. Irma sabía elegir muy bien a los jovencitos: altos, de rostros cuadrados, rasgos firmes y expresión muy viril, de ojos claros, labios sensuales, espaldas y pectorales anchos, brazos y piernas gruesas y poderosas, abdominales bien marcados como tableta de chocolates, culos gordos y redondos y paquetes muy notorios.
Bebimos, nos emborrachamos, bailamos e Irma y yo nos follamos a todos: primero uno por uno, luego de dos en dos y terminamos recibiendo a tres chicos a la vez. Eran auténticos potros: hermosos, dotados con penes grandes, duros, tersos, gordos y muy largos, , llenos de energía, resistentes, violentos, nada de tratarme como una dama, sexo brutal y duro… maravilloso.
Irma tenía razón: fue el mejor sexo de mi vida, nunca había gozado así, me sentía mas feliz y mas viva, había vuelto a nacer como mujer, mi cuerpo estaba vibrante, mi piel brillaba, sabía que estaba mal, me sentía sucia, me sentía puta… y estaba fascinada.
Decidí dejar al impotente de mi marido, en el curso de mi octavo orgasmo. Lo dejaría así, sin mas, ya no valía la pena estar a su lado. Me quedaría con la mitad de todo, y gracias a la pensión alimenticia, podría vivir a costillas de él, mientras me concentraba en probar la mayor cantidad de vergas jóvenes
Frecuentando a éstos chicos, comenzamos a conocer a sus amigos, y pronto nos empezamos a acostar con aquellos que estaban entrando a la Universidad, chicos de la edad de mis hijos mayores, entre 18 a 20 años, aunque igualmente potentes.
Ya había pasado unos meses en esos trotes, cuando desperté al lado de un muchachito precioso y de aspecto muy tierno. No recuerdo su nombre, pero si recuerdo que me dijo su edad: 16 años. Era la primera vez que me acostaba con un menor de edad, y se me vino a la cabeza la cárcel, la condena social y todo lo demás … pero el sexo con ese chiquillo había sido excepcional: me dio duro toda la noche,… sin parar.

Desde entonces que desarrollé un gusto intenso y extraño por muchachitos de esa edad, me preocupaba la corta edad que tenian, pero amaba el aguante y la pasión exacerbada con que me follaban... continuara

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 524 veces

AÑOS SUCIOSCategoría: Gays

Por ALONDRA | 2015-07-20 15:18:51 | 0 comentarios

_ Desde que era muy niño supe que me gustaban los hombres. Primero descubrí lo rico que se sentía tocarse uno mismo

y después mi padrastro me descubrió. Aprovechando mi calentura, el tipo me enseñó a hacer de todo, desde besarnos hasta

dejar que me penetrara. No me gustaba, era gordo y feo, pero era un buen maestro para enseñar el sexo, tenía paciencia,

control y sabía mucho, preocupándose por mi placer. Eso, hasta hoy, se lo agradezco. Como ya lo hacía con él, creí que

podía hacerlo con todos, y comencé a tocar a mis compañeritos de clases.


_Los niños de mi edad reaccionaban mal ante mis insinuaciones pero, supongo que le contaron a sus hermanos mayores.

Un dia, uno de ellos me vio jugando con su hermanito y me llamó para su pieza. Se llamaba Luis, tenía 14 años y, a diferencia

de mi padrastro, éste muchacho si me gustaba: alto, de piel blanca, pelo trigueño claro, rostro fino y atractivo, ojos color

miel, labios sensuales y cuerpo fibroso. Una vez en su pieza me besó como lo hacen los adultos, me sacó el pene y me dió una

paja suave y rica, para después darme una tranquila y larga chupada, hasta que obtuve mi orgasmo y eché mis fluidos seminales

en su boca. Ya que su hermanito andaba muy cerca, no pudimos hacer mas ese dia.


_ Luis me llamó un dia para que vaya a su casa, me aclaró que estaría solo por varias horas, asi que yo sabía muy

bien a lo que iba. Apenas llegué nos fuimos a su pieza y nos besamos rico, a mí se me paró rapidito, me quitó la ropa

y me dió otra rica chupadita.Esta vez él tambien se quitó la ropita. Tenía un miembro normal para sus 14 años, como de unos

12 cms y mucho mas delgado que el de mi padre. No esperé a que me pidiera que se lo chupara, apenas lo ví, me lancé sobre él

con ambas manos. Lo dí muchos besitos tiernos, lo lamí desde los huevos hasta la cabezota, lo mordisquié en la punta y metí

mi lengua en el orificio donde esperaba que saliera su lechita, me lo tragué todo lo que pude, lo escupí, lo babeé

completito, le dí una buena paja a dos manos, sin sacármelo de la boca, sorbeteaba con morbo y, finalmente, obtuve lo

que buscaba: un espeso, caliente, saladito y abundante chorro de semen. El pobre Luis se revolcaba en la cama con los últimos

estertores de su orgasmo mientras yo, seguía chupando y chupando.


_ Lo dejé descansar un rato, volvimos a besarnos y a excitarnos e hicimos un lento, largo y fabuloso 69. A esas

alturas yo gemía de caliente y rogaba porque me lo metiera por el culito, asi que desarmé el 69, me puse boca abajo y

me abrí el culo con ambas manos. Luis no se hizo de rogar, se subió sobre mí, acomodó su glande en la rosa de mi ano y me lo

enterró lentamente, sin detenerse, hasta que sus 12 cms estuvieron dentro de mí. Como todo buen adolescente, se corrió a los

pocos segundos de penetrarme, pero su pene seguía duro como un palo y me seguía bombeando. Así estuvimos como media hora,

hasta que su quinta corrida lo dejó exhausto y, jadeante, se tendió a mi lado.




_ Después de reposar unos minutos, volvió a mirarme y me preguntó que se sentía estar penetrado. Le dije que dolía un

poco, que al comienzo ardía, pero que después se sentía muy rico. "Métemelo", me pidió en un susurro y se tendió boca abajo,

abriéndose el culo. No lo pensé mucho, me acomodé tras él, agarré mi penecito y se lo metí de un solo golpe. El sintió

mi verguita penetrarle unos 5 cms, pero no se quejó ni nada, agarró su verga y comenzó a hacerse una vigorosa paja. Poco a

poco, sus jadeos se hicieron mas ruidosos, movía su culito haciendo lo posible para que se lo metiera mas y mas, yo estaba

que me moría del gusto, su culo se sentía muy rico , hasta que no aguanté mas y exploté dentro de él. El eyaculó pocos

segundos despues.


_Lo hicimos muchas veces despues de ese dia y, supongo que Luis se lo contó a su mejor amigo, y éstos a sus menjores

amigos. Pronto, muchos adolescentes lindos me buscaban para culear conmigo. Yo estaba feliz, lo único que quería era conocer

chicos bonitos, que me llevaran a lugares solitarios y sentir como sus vergas ricas me partían el culo y me lo llenaban

de lechita caliente. Me había convertido en la putita del pueblo.


_ Pasados ya unos meses, yo me había ganado cierta fama dentro del colegio, y algo de eso debió llegar a oidos de mi

profesor de Matemáticas,Dian, un solterón de 40 años, moreno, de cuerpo delgado, rostro agradable, con la mirada mas tierna y

triste que he visto en mi vida, muy serio y correcto. Un dia, me llamó a su oficina, hablamos sobre los rumores de mi

homosexualidad y se lo confirmé. Me preguntó si alguna vez lo había hecho con un adulto y cuando le dije que sí, se me acercó

y me plantó un largo y delicioso beso. Me sorprendió que un profesor fuera gay y que besara tan rico. Se me puso duro y él lo

notó, pronto sus manos se apoderaron de mi miembro y me hicieron una buena paja, y de la paja pasó a chuparmelo.


_ Cuando le eché mis liquidos seminales en su boca, el sacó su pene... y era ASI de grande. La verdad me aterré del

tamaño y quise huir, pero el me retuvo a viva fuerza, me puso encima de su escritorio, me abrió las nalgas con sus manos,

escupió sobre la rosa de mi ano y metió su duro y caliente glande, comenzando a bombearme lentamente.Como yo chillaba de

dolor porque, el tipo me estaba, literalmente, partiendo el culo, me tapó la boca con sus manos, medio asfixiándome en el

proceso. Dian no lo metía como el resto, lo metía y lo movía en círculos dentro de mí, tocando puntos que otros no habían

tocado jamás y, del dolor, pasé a un placer desconocido e intenso. El profesor, sí sabía culear.


_ Sobra decir que, me hizo gozar como una puta. Encima de eso era muy resistente ya que en media hora no se corrió

nunca, en cambio yo, me corrí unas 6 veces. Cuando se salió de mí, me preguntó si me había gustado y le contesté que me había

encantado. A los pocos dias después, me llevó a su casa y dentro de ésta, desató su lujuria. Me sacaba fotos desnudo posando

en forma obscena, grababa videos dándole sexo oral o penetrándome, lo hacíamos en su casa, el auto o en lugares públicos,etc;

debo decir que a pesar de ello, me gustaba su forma de culear y de tratarme. Me convertí en su perrita, sabía que estaba mal

sabía que era sucio... y me fascinaba.


_ Cuando íbamos a su casa, me pasaba a buscar en su auto y, un dia, en el auto iba otro hombre. Un poco mas alto,

pero mas fornido y con bellísmos ojos color avellana. Me saludó y me presentó a su amigo, que se llamaba Raúl. Poco tardó

Raúl en demostrar sus intenciones, ya que a las pocas cuadras se sacó su pico duro y se empezó a hacer una paja, mirándome

directo a los ojos. Ni siquiera tuvo que decirme que se la chupara, agaché la cabeza feliz. Escuché que Dian le decía que yo

era una putita super caliente y que los dejaría secos en menos de dos horas.

_ Al llegar a la casa, Dian me quitó la ropa y comenzó a darme órdenes. Que bésalo a él, ahora besémonos los tres,

que los pajeara uno en cada mano, que ahora junta los picos y pajéalos a la vez, que aprovecha y métete los glandes a la

boca, que chupa como una putita, que mira a la cámara, sonríe y dí que te gusta el pico, que tírate al piso y ábrete el culo,

que cuando Raúl te lo meta tú me lo vas a chupar a mí, así, dale, ¿te gusta, no?, cambiemos, ahora yo por el culo y tu en su

boca, que corrámonos en su carita los dos a la vez, etc.


_ Eran dos cerdos calientes, saciándose con mi culito y yo, en medio, recibía feliz sus vergas. A veces se corrían al ´
unísono, llenándome la boca y el culo, y entonces yo me corría por el puro morbo y la calentura.Después de varias horas

follando y descansando, con el culo bien abierto, rebosante de semen y con la boca pasada a sexo, terminamos la que fué mi

primera orgía. Dian tenía razón: los dejé secos.


_ Otro día, en el auto de Dian apareció una mujer, cosa que me extrañó y que me molestó, porque supuse que no

tendríamos sexo por culpa de ella. Se llamaba Ema y tenía 40 años. Vestía un vestido largo de color azul eléctrico que

remarcaban un cuerpo que no era nada feo: tetas grandes y turgentes, un abdomen con una pancita que no la afeaba, caderas

anchas, piernas morenas dotadas de mulos gruesos y bien torneados, un rostro que no era hermoso pero sí bastante agradable a

la vista, con grandes ojos oscuros, con una mirada tierna y muy maternal. Sorprendido noté que me ponía duro y, recién me

dí cuenta, que si estaba en el auto de Dian, no era por algo muy santo.


_ Dian cambió la ruta y fuimos a para a un solitario mirador, en un parque urbano, en horas de la mañana. En el

trayecto Ema comenzó a jugar con vestido, mientras miraba hacia afuera la calle y, de paso, me miraba de reojo. Sus dedos

comenzaron a rodear el contorno de sus tetas y de sus pezones, logrando que éstos se pusieran duros. Con la excusa

de que hacía calor, sus dedos comenzaron a bajar su ya escotado vestido y pronto asomaron sus oscuras aureolas.

Arremangaba su vestido y cruzaba sus espléndidas piernas, mostrándome con toda generosidad su ropa interior blanca.


_ Al llegar al mirador, Dian se bajó y se aseguró de que no había nadie en los alrededores, después sacó del auto su

infaltable videograbadora. A esa señal, Ema se bajó del auto y me ordenó que la siguiera. Esperamos a que Dian instalara el

trípode, éste dió una señal con la mirada y Ema me tomó de la mano y me llevó hacia el mesón que estaba en el borde del

mirador, con la vista de la ciudad de fondo. Allí me tomó de la cara y me dió un beso. Para mí no fué cualquier beso, era la

primera mujer que me besaba. Y me gustó. Mas suave y delicada que los hombres, con un aliento fresco y con olor a menta, sus

labios gruesos rozaban con ternura los míos, y su lengua bailaba fuera y dentro de mi boca, mientras ella gemía despacito.

Aquello de verdad me calentó mucho, conocí la pasión que despertaba una mujer caliente, y me excitó tanto como me excitaba

un hombre.


_ Dian nos dijo que nos apuráramos porque podía llegar gente al lugar. Ema me susurró al oido que fingiera que yo

era su hijo y que le diga mamita en todo momento. Sin dejar de comerme a besos, comenzó a quitarme la ropa. Yo me resistí

un poco, ya que era un lugar público, pero ella comenzó a decirme que no tuviera miedo, que mamita sabía lo que era bueno

para su hijito, que ésto me iba a gustar mucho, que hacerlo así, al aire libre, con el peligro de que nos pillen era mas

rico,que era una buena madre que sólo quería hacer feliz a su hijito lindo, y cosas así. Finalmente, me dejé hacer.


_ Poco tardó Ema en bajarme los pantalones y subirme la camisa. Ella dió un último vistazo a los alrededores y se

quitó el vestido dejándolo caer desde los hombros, después se quitó el calzón. Tenía un culo grande, gordo, redondo y bien

paradito, y una concha depilada, con un clítoris sobresaliente, roja, babosa, coronada por el tatuaje de un conejito

Playboy. Con sus manos se exprimió ambas tetas y después se manoseó la concha, mirando fijo a mi penecito erecto. Después

se puso sobre mi y volvió a comerme a besos, pero ésta ya no solo la boca. La cara, el cuello, mis tetillas, el abdomen, las

piernas y finalmente, mi pico.


_ ¡¡Oh, pero que distinto chupan las mujeres de los hombres!!. Una mujer de verdad, una hembra caliente, es mucho mas

sucia que un hombre. Ema se tragaba todo, incluidos los huevos, una vez dentro de su boca usaba su lengua para masajearme los

huevitos, parte de su lengua presionaba mi penecito contra su paladar y los dientes mordisqueban exquisitamente mi glande.

Poco tardé en correrme a los gritos, retorciéndome de placer sobre el mesón. Dian filmaba todo, desde distintos angulos,

corriéndose una buena paja.


_ Ema no pensaba llegar hasta ahí nada más. Me bajó del mesón, me colocó en la banca del asiento, ella se tendió

sobre el mesón y, abriéndose de piernas se me ofreció, rogándome que se lo metiera, mientras entre gemidos decía cosas como

que le gustaba comerse niñitos, que era una depravada y que le gustaba, que no le importaba estar casada, que no le importaba

que millones de hombres la vieran abriéndose la concha y ofreciéndosela a un niño, que sólo queria pico, que sólo queria

culear, que sólo quería sexo. Se lo metí de un solo golpe.


_ Ahí descubrí la gran diferencia entre el culo de un hombre y la concha de una mujer. La conchita está

hecha para recibir a un pene tieso y caliente. Mas profunda, mas babosa, mas lubricada, mucho mas caliente, mas deseosa,

mas dócil, mas entregada, mas rica. Acabé a los pocos segundos de entrar en ella, pero eso sólo hizo que se me pusiera duro

al instante y sin parar, la seguí bombeando. Mis ojos estaban pegados en sus voluminosas tetas y en su concha abierta de par

en par, con su clítoris duro y erecto. Cuando alzaba la vista veía su rostro deformado por el placer, sus ojos tiernos fijos

en mí, la carita roja, mordiéndose con rabia el labio inferior mientras levantaba todo lo que podía el labio superior. Un

poco mas arriba la ciudad completa, miles de personas debajo de nosotros, inocentes espectadores de nuestro perverso acto.


_ Dian no se iba a quedar contento, sólo con filmar y pajearse. Entre los gemidos y palabras sucias de Ema, mi profe

se puso detrás de mí y me abrió las nalgas y así, sin lubricarme, me penetró por atrás. NUNCA había sentido que me lo

metieran TAN RICO en toda mi vida. El placer se me multiplicó por mil. Mi pene me dolía de tanto rozar y correrse con esa

deliciosa concha de mujer madura, y el culo me ardía de manera maravillosa, recibiendo esa rica verga, tan dura, tan

caliente, tan profunda, tan violenta que en un punto de la culeada, dejé de mover mis caderas ya que, el empujón producido

por las violentas clavadas de Dian, hacía que se lo metiera rápido y fuerte a Ema.


_ Poco tardamos en corrernos una y otra vez, hasta que agotados, sudorosos y satisfechos, con mi penecito y mi culo

adoloridos nos detuvimos. Dian había filmado todo, con lujo de detalles. Nos vestimos rápido y nos metimos al auto, comimos

algo y nos fuimos a casa de Dian.


_ Tengo muchos recuerdos que contar, espero que éstos pocos les hayan gustado. Comenten a ver si me animo a seguir

contándoles.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 584 veces

Sexo con el chico del callejónCategoría: Sexo primera vez

Por Hyster | 2015-07-20 02:11:31 | 0 comentarios

Buenas noches, tardes o días lectores de estos relatos.

Esta ocasión contare un relato que ocurrió hace un poco de tiempo, una vivencia que quizás les agrade.

Mi nombre es Adriana, en aquel entonces solo tenía 18 años apenas cumplidos.

Mi complexión física es la siguiente: Soy una chica pequeña, mido 1.54, tengo una piel de tez morena, soy delgada, no me considero una mujer tan atractiva pero tampoco tan fea, digamos que en el medio, tengo cabello lacio color café, con un corte como de honguito, ojos cafés bastante grandes, pechos talla 32B y piernas pues bastante normales.

Bien, todo comenzó cuando recién había terminado una relación de 2 años con un novio de la escuela, todo se tornó bastante triste y yo estaba sola.

Vivo con mis padres en un edificio y a lado hay varias calles bastante grandes y callejones oscuros.

Bueno, por mucho tiempo cuando iba a la tienda por algún refresco o botana tenía que pasar por un callejón a lado de mi casa, este es bastante grande ideal para hacer fiestas como quince años, bautizos, comuniones, etc. Algo que se acostumbra mucho hacer en México.

Yo pasaba por aquel callejón pero ahí vivía un chico que en aquel entonces tenía 24 años, su nombre era Luis, el era el tipo de chico que vestía como "cholo", con ropa holgada, ya saben, pantalones, camisas y cosas así.

En fin, cada que pasaba por aquel callejón el volteaba a verme, no soy una mujer que se vista "vulgar" siempre ocupo ropa normal, ya saben entubados blusas normales, etc.

Muchas veces note su mirada pesada y ahora que era soltera me veía más y más pero yo no decía nada pues sólo me seguía derecho.

Un buen día iba en la combi y vi que el se subió, en la combi solo estábamos el y yo, entonces de repente me dijo:

-Hola, por mucho tiempo te he visto por el callejón de la tienda y siempre he querido saber tu nombre, como te llamas?

Asustada pues el había llegado de una forma muy repentina le dije:

-Adriana, me llamo Adriana y tu?

-Luis, mucho gusto.

Platicamos todo el camino sobre cosas bastante comunes, gustos musicales, ya saben lo normal, hasta que el se bajó y yo me seguí, claro no sin antes pedirme mi teléfono móvil yo se lo di.

Paso el tiempo, meses y meses y aunque pasaba por ese callejón no lo topaba, ya no me lo encontraba hasta que un día sin más ni más lo vi.

El se acerco y me dijo:

-Adri!, como estas!?, oye quería hacerte una pregunta.

Me quede un poco sorprendida, cual sería esa pregunta, pensaba.

Le dije:

-Hola Luis, si dime que paso?

-Verás, el viernes serán los quince años de una de mis primas, aquí en este callejón, me gustaría saber si quieres ir conmigo?

Yo me quede sin habla pues ni siquiera habíamos hablado y ya me invitaba a una fiesta familiar, yo tenía meses de no salir con un hombre que no fuera mi novio y estaba aburrida pues mis padres de habían ido de vacaciones y estaba sola en casa, así que le dije que si.

Le llame a mis padres para pedir permiso y sin más me dijeron que si pues estaba cerca de mi casa además de una mentira piadosa de que era una fiesta de una de mis amigas.

Día tras día yo estaba nerviosa pues no había salido con un hombre mayor y pues otra de las cosas era que Luis no era un hombre muy agraciado.

Moreno, un poco más alto que yo, un poco panzón, en fin un chico bastante feo.

Cuando llego ese día yo seguía sola en casa y empece a medirme todos los vestidos, zapatillas, brasieres, calzones, maquillaje, todo, no se por que lo hice.

Bien de entré todo lo que use termine poniéndome lo siguiente:

Vestido azul turquesa strapples sin tirantes obviamente.

Brasier strapples color rosa con lunares negros.

Calzón rosa con lunares negros que era parte del juego del brasier que tenía puesto

Zapatillas blancas con un hoyito en la punta.

Y ya.

Esa noche Luis quedo de pasar por mi a las 22:00, yo ya estaba lista desde las 20:00.

Pasaban los minutos y me sentía más y mas nerviosa pues no sabía que sucedería.

Las diez llegaron y puntual sonó el timbre de mi departamento, fui y vi que era Luis vestido igual, pantalón de mezclilla azul marino, tenis cafés arena, y una camisa morada y pues yo me moleste que me tome mi tiempo para arreglarme y el fue todo sucio y le dije:

-Vas a ir así?, deja me cambio entonces.

El dijo:

-Si perdona esque ayudare en la cocina pero después me cambio.

Yo le creí y lo seguí, entonces llegamos a la fiesta y todos bailaban y tomaban alcohol.

El me sentó cerca de la cocina y me dijo que aquí estaría y que el me consentiría esta noche.

Muchos me invitaron a bailar y bailaba, a veces cuando me hacían girar mi vestido de levantaba mostrando mi calzón rosa de lunares pero por alguna razón no me importaba.

Pronto comenzaron a arrimarme su miembro cosa que me molesto y me fui a sentar.

Entonces llego Luis ya un poco mejor vestido y dijo:

-Que pasa Adri?

Le dije:

-Ya me quiero ir esos dos tipos ebrios me arriman su pene.

Luis se molesto pues eran sus amigos y los corrió. Pero le dije que me llevara a mi casa pues me comencé a sentir bastante incómoda.

El accedió y me llevo a casa.

Ya en casa yo traía mucho alcohol encima y pues me estaba calentando un poco.

Llegue a mi departamento y me comencé a marear demasiado hasta el punto de reír y reír sin sentido.

Luis me acompaño a mi casa y le dije:

-oye hace rato perdí mi credencial del IFE me ayudas a buscarla?

Me dijo que si pero era mentira, yo tenía guardada mi IFE en una cajita en mi habitación y lo que yo quería era incitarlo a hacerme el amor.

Entonces yo me agache a sabiendas que si me incaba todo mi vestido de me alzaría mostrando mi calzón.

Entonces dije:

-Creo que se me callo aquí.

En ese momento me empine como si fuera a lamer el piso y note que el me vio mi culo.

Entonces el me dijo:

-Amm, este no se, yo creo que ya me voy.

-Me permites pasar a tu baño?

Le dije que si, que no se apenara que lo dejaba entrar.

La puerta de mi baño no servía así que sólo podía entre cerrarse.

Entonces cuando vi que entro a orinar le vi su pene, moreno, no muy grande y bastante peludo.

Yo me moje al ver una verga tan fea.

Entonces yo seguí empinandome en el piso hasta que el salió y me dijo:

-Ya la encontraste?

Le dije que no pero que podríamos hacer algo mas.

El me dijo que que proponía y le dije que le había visto su verga y que me había gustado.

El se apeno y le dije que estaba bien que si quería irse que se fuera, pero entonces el dijo:

-Si pero hasta que encuentres tu IFE me voy.

Segui empinandome en su cara hasta que sentí una mano y una voz que decía:

-Que rico culo te cargas putilla, si supieras cuantas chaquetas te dedique imaginando que me partía esta cola.

Eso me calentó y no dije nada, sabía que mis padres regresarían hasta el lunes así que teníamos viernes, sábado, domingo y lunes la casa sola.

Le arrime más mi culo a su cara para que el comenzara a besar mis nalgas, a lamerlas, nalguearlas y todo.

Me di la vuelta y le dije:

-Vamos a mi cuarto.

Lo bese de legua y me jaloneo y cargo hasta mi cama aventandome y comenzandome a besar y a meter sus dedos en mi vagina húmeda, decía:

-Ay ricura, te voy a dar una cojida que te va a encantar.

Ya en mi cuarto le dije que se quitara la ropa a excepción de su trusa. Luis se sento en mi cama y yo en frente de el dije:

-Que quieres que haga guapo?

Sus palabras se entrepapelaban pero alcance a distinguir "baila puta"

Y baile, suave y sensual me incaba, caminaba como gatita, les mostraba mi culo, etc.

Entonces comencé a ver que se masturbaba y me empece a excitar muchísimo.

Entonces me hinqué y le dije:

-Ven, quiero chuparte la verga.

El se quitaro el calzón y de inmediato se acerco a mi para hacerme suya.

Yo aún traía vestido y zapatillas, entonces me levanto y me sentó en la cama y me rompió mi vestido. Dejándome solo en brasier y dijo:

-Que tranza que te hago puta?

Me comenzó a penetrar fuertemente haciéndome gemir mientras rompía mis medias, mi calzón y mi brasier, después de hacerme el amor como perra en celo eyaculo en mi boca.

Cuando término dijo:

-Pinche puta, que rica cojida te meti.

Le dije que si quería más y el obio dijo que si. Le dije que si se quedaba a dormir lo haríamos los tres días que iba a estar sola en casa cosa que el de inmediato llamo y le dieron sin más ni más permiso. Casi cuatro días con ese hombre en casa para mi sola.

Me había roto todo a excepción de mis zapatillas, el me pidió disculpas por hacer eso pero que estaba muy excitado y le dije:

-Tu tienes una fantasía que quieras hacer?, la más rara que te parezca cuéntamela.

Entonces el dijo:

-Verás, hace mucho tiempo cuando tenía 18 como tu vi a mi abuelo en su cuarto follandose a una morra como 20 años más joven que el, eso me excito mucho.

Que cosa más rara me dije pero sonaba interesante a lo que yo dije:

-Quieres que le haga el amor a tu abuelo mientras tu nos ves?

El me dijo:

-De verdad lo harías?

Le dije que si, que ahora mismo podía bañarme arreglarme, ponerme ropa nueva e ir por su abuelo y cogérmelo y el dijo que si.

Me bañe y me puse algo distinto:

Blusa escotada color blanca.
Mini Falda color negro.
Brasier color azul con negro.
Calzón del mismo color y tono que el brasier.
Zapatillas negras de gamuza.

Entonces le dije:

-Estoy lista.

Me saco de mi casa llevándome con su abuelo y...

Si quieren saber que siguió comenten este relato :)

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 604 veces