Los 10 relatos mejor valorados

descocado por mi perro

Descocado por mi perro lobo Hola mi...

Estacionamiento

Hola espero que te guste esta histo...

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTRO VERGA

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTR...

amigas por accidente

mi nombre es karina les cuento este...

Kim: Mi primita... Mi putita (V)

" Despues de una buena temporada fu...

DISPUESTO A EXPERIMENTAR UN TRIO

Ya tenía varios años de relación...

EXCURSION FALLIDA QUE SALIO MEJOR DE LO ESPERADO

Tenia unos meses en esta nueva ciud...

la puta de mi esposo séptima parte

Agradecer vuestros correos fotos pr...

la puta de mi esposo Sexta parte

Holaaaaaaa continuó con mi histori...

la puta de mi esposo cuarta parte

Continuó Después de la orgía de ...



Ultimos relatos


Las cosas que ha aprendido mi primita...Categoría: Sexo en familia

Por Anónimo | 2015-09-10 00:08:17 | 0 comentarios

Mi nombre es Marco. Lo que les contaré pasó hace 4 años. Yo tenía 15 años, y tenía una prima de 8 años, Llamada Sofía. Siempre nos hemos llevado bien, ya que en la familia yo era el único que jugaba y pasaba el tiempo con ella, por el hecho de que es hija única y de que sus padres trabajaban todo el tiempo, así que se la pasaba la mayoría del tiempo en mi casa.
Todo era normal, yo asumía la responsabilidad de entretenerla, ella hacía juegos, y yo nada más le seguía el rollo. Aclaro que nunca se me había pasado por la cabeza deseos sexuales e incestuosos con ella, simplemente era mi pequeña prima, casi una hermanita menor.
Antes de continuar, debo ponerlos en contexto, o de lo contrario, todos dudarán de la autenticidad de la historia.
En el curso de mi prima, todos los chicos sabían lo que era el sexo, la excitación, y todo sobre ese tema. Por lo tanto, en esa clase todos los chicos eran unos depravados. No sé cómo sabían todo eso, pero así era. Todo eso afectó a mi prima, y le hizo sentir curiosidad sobre el tema de la sexualidad.
Ya puestos, empezamos.
Todo comenzó un día como cualquier otro. Sofia y yo estábamos solos, ya que mis padres habían ido a hacer las compras para el hogar, así que me dejaron a cargo de cuidarla.
Los dos estábamos en traje de baño, porque acabábamos de salir de la piscina de mi casa. Yo estaba recostado en mi cama, viendo televisión, y Sofía estaba en el cuarto de mis padres, entreteniéndose con sus caricaturas.
De repente ella viene a mi habitación, y se acuesta a mi lado, con una dulce sonrisa. Yo no despegaba mis ojos de mi programa.
-Oye, primo... - Dijo de improviso.
-¿Qué pasa? -
-Me duelen las piernas,  ¿me haces un masaje?
Al principio me extrañé por esta petición, pero recordé que Sofía solía quedarse en su colegio a un taller deportivo, así que pensé que un dolor de piernas era normal. Asentí con la cabeza.
Ella sonrió de forma muy entusiasta y de recostó boca abajo. Yo, sin dejar de mirar la televisión, comencé a masajear sus piernas, subiendo poco a poco, llegando a sus muslos, y finalmente a su trasero. En ese punto, aunque no lo crean, aún no sentía ningún tipo de deseo sexual, ya que ella seguía siendo mi prima, y en el fondo, mi hermana.
Luego de unos 10 minutos me detuve, ella me agradeció y se puso a ver televisión conmigo.
De repente, ella abrazó mi pierna, sin motivo aparente, dejando su cara recostada en mi entrepierna. Lo único que separaba su boca de mi pene era la delgada tela de mi traje de baño. Ésto no me causaba nada, aún no. Luego de tantos años, prácticamente viviendo con ella, ya me había acostumbrado a tener todo tipo de contacto físico con Sofía.
Se quedó así otro rato, abrazada a mi pierna, mientras me observaba como si estuviera esperando algo.
-Primo, tengo hambre- Dijo luego de un rato en esa posición
-Hay galletas en la cocina, toma las que quieras-
-Yo no quiero galletas- Replicó
-¿Entonces qué quieres? -.
Hubo un momento de silencio
-Te diré, pero cierra los ojos- Me dijo, con una extraña mirada.
Dudé un poco, pero acabé por hacerlo. Siempre le seguía el juego, de todas formas.
Siento que lentamente se acerca hacia mi, y en un rápido movimiento me baja el traje de baño, dejando mi miembro al descubierto. Abrí los ojos, la miré, estaba paralizado, ella toma mi pene con sus manos, me mira por un segundo, sonrió de forma pícara, y se dispuso a meterse su nuevo juguete en la boca. Yo me dí cuenta de sus intenciones, así que me levanté rápidamente, estaba asustado, solo atiné a subir mis shorts y correr hacia el baño.
Me quedé ahí, en estado de shock, pensando "¿Dónde aprendió esas cosas?", inmediatamente me respondí sólo: "Sus compañeros de clase".
De repente, algo cambió en mí. Comencé a notar cosas de mi prima en las que nunca había pensado. Ya no la veía como la hermana pequeña e inocente a la que debía cuidar y proteger, sino a una pequeña y caliente zorrita, que quería comerse mi pene de un solo bocado.
Ésto me llevó a pensar en su cuerpo, y en lo bello que era; Sus piernas, tan tiernas y suaves. Su traserito, el cuál, a pesar de su corta edad, ya está bien redondo y formado, sus pechitos, los cuales habían empezado a desarrollarse, y que ya se marcaban en su ropa como dos pequeños y hermosos bultos. Su pelo, oscuro y largo hasta las caderas. Su sonrisa coqueta, con unos lindos dientes blancos. Todo su cuerpo, el cuál, de forma inocente, ya había tocado en su totalidad una infinidad de veces mientras jugábamos al Doctor o a las Cosquillas.
Pensar en todo eso, más lo que acababa de ocurrir, me llevó a tener una gran erección, de la cuál me avergonzaba completamente.
No aguanté las ganas, y con mucho remordimiento, comencé a masturbarme dentro del baño, pensando en aquella pequeña niña.
Cuando estaba por acabar, Sofía abre la puerta de golpe. Yo me subí el short rápidamente. La pequeña me mira sorprendida, pero luego sonríe de forma pícara.
-Te pillé, primo-
Yo no sabía que decir.
-Vamos,  primo, ¿me dejas hacerte esas cosas?
-¡Por supuesto que no!- Respondí rápidamente. Estaba caliente, pero no loco
-Entonces le diré a todo el mundo lo que hacías- Dijo, burlesca.
Si hubiera sido otra chica, me habrían dado igual esas palabras, pero Sofía era muy traviesa, y era capaz de contarle a todos que me estaba masturbando; a mis amigos, compañeros de clase, mi familia, incluso profesores.
Me asusté, y le pedí que no le dijera a nadie.
-Entonces... ¿me dejas?
Sabía que estaba mal, pero si no accedía, toda mi dignidad se iría al traste.  Así que me acerqué aS Sofía, y me quedé frente a ella, dando a entender que aceptaba. Sonrió abiertamente, y me bajó los pantalones rápidamente, y sin pensarlo dos veces, comenzó a chuparme el miembro. Era inexperta, se notaba.
-¡Cuidado con los dientes! - Dije mirando hacia otro lado. No quería mirarla a los ojos
Ella se detuvo, y luego continuó con más cuidado, utilizando su lengua. No les voy a mentir, me estaba gustando, pero aún tenía consciencia de que no estaba bien, y quería apartarme. Pero las consecuencias no me lo permitían.
-Vamos arriba- Me dijo
Yo la seguí, sin saber que más hacer.
Ya en la habitación de mis padres, me recostó en la cama matrimonial, y allí siguió chupando, tomándome el pene con una mano. Busqué la otra mano con la mirada, y noté que se estaba frotando su vagina por debajo de su traje de baño.
Paró de mamármela, se acercó a mi rostro, y me besó, mientras con la mano me acariciaba el pene.
-Te amo- Me susurró al oído.
Llevó mis manos a su culo y me indicó que lo acariciara, y así lo hice.
No podía creer lo que pasaba, estaba teniendo sexo con mi pequeña Sofía, y encima, me estaba gustando.
Luego ella quería probar la penetración, al principio me negué, pero me recordó lo que pasaría si no le seguía su jueguito. Accedí.
Intenté penetrarla, pero se me hizo imposible, Así que me limité a frotar mi pene contra su sexo, el cuál luego me hizo lamer.
Me sentía humillado, mi prima llevaba las riendas de esta extraña relación incestuosa.
Mi prima insistía en que la penetrarla, así que después de mucho intento, conseguí meter sólo la cabeza de mi glande, así que la empecé a meter y a sacar lentamente.
Ya no podía controlarme, estaba demasiado caliente, llegué al punto de perder la consciencia de lo que hacía, dejé la razón a un lado y comencé a seguir el instinto.
Puse a mi prima boca arriba en la cama, y empecé a lamer sus pequeños pechos, a tocarlos, ella gemía de placer. Finalmente no aguanté más, volteé a mi prima,  y me corrí en su culo, que era mi parte preferida de ella.
Nos limpiamos, y ella quedó tirada en la cama, aún agitada, exhalando pequeños gemidos, y yo me fuí al baño, a mojarme la cara. Me avergonzaba de lo ocurrido, pero me gustó, y mucho, pero ells era mi prima, con la que había pasado la mayoría del tiempo esos últimos años.
Volví a mi cuarto, y ahí me quedé un rato, hasta que entró mi prima, ya recompuesta, pero aún estaba ruborizada.
-Fué muy rico lo que hicimos,  ¿cierto, primo?-
No dije nada, sólo la miré, estaba sonriendo ampliamente.
-Hagámoslo otro día- Me dijo.
¿Qué otra opción tenía? Me estaba chantajeando, pero muy en el fondo, me gustaba lo que estaba pasando, aunque nunca se lo he dicho.
Desde entonces hemos tenido relaciones incestuosas cuando nos vemos.
De repente,cuando venía a mi casa, iba donde estaba yo, y me acariciaba, y hacía que yo la tocara a ella, e inevitablemente,acabábamos haciendo el amor como ella quisiera. Hasta el día de hoy, cuando estoy sentado en mi habitación, viene ella, ya con 12 años, se sienta en mis rodillas, rodeando mis caderas con sus hermosas piernas, y comienza a frotarse en mi entrepierna, a besarme y lamerme el cuello, como una verdadera zorra.
-¿Me dejas hacerlo, primito? - susurra en mi oído, sonriendo de la misma forma que la primera vez, hace cuatro años. La miro, y asiento, con una sonrisa en el rostro.
-Te amo mucho, primo-
No sé cuánto durará ésto, y la culpa me sigue pesando, pero en el fondo...  Me encanta y me calienta el culo de Sofía.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 1053 veces

Olvidando tu amor... de cama en cama (Iván, el reencuentro)Categoría: Sexo infieles

Por Dannae Sosa | 2015-09-09 04:34:14 | 0 comentarios

Hola Nuevamente compartiendo una de mis más recientes experiencias... El siguiente relato pasó hace unos días y es continuación de mi segundo relato (Olvidando tu amor de cama en cama, Iniciando el año con Iván)....

Como recordaran en mi último relato compartí con ustedes la experiencia que tuve con Ernesto el día de su cumpleaños, habíamos intentado iniciar una relación formal, lamentablemente él no ha podido superar su anterior relación, motivo por el cuál continuamos conociéndonos en plan de amigos a pesar de haberme clavado con él...

Durante las vacaciones me había comprometido con mi hermana a ayudarle a atender su pequeño negocio de papelería, por el inicio de clases el trabajo había estado de lo más intenso, y no había tenido oportunidad de salir a distraerme un rato, decidida a olvidar lo que siento por Ernesto entré nuevamente al chat después de varios meses sin hacerlo, eran las 8:30 de la mañana y estaría por el centro de la ciudad como las 11:00 am, por lo que mi primer mensaje fue solicitar un chico con lugar para una buena sesión de sexo, habían pasado solamente unos minutos de haber publicado mi mensaje cuando recibí contestación....

?: Hola yo estoy disponible y tengo lugar para la 1 de la tarde...
Yo: Me parece genial!
?: Es seguro que vienes? porque ya me han dejado plantado varias veces...
Yo: Sí, es seguro que voy, sólo dime donde te veo...
?: me das tu teléfono y te marco para ponernos de acuerdo?
Yo: está bien...
Le dí mi teléfono y salí del chat para irme a bañar y estar lista para salir en cuento pudiera, me marcó pero no pude contestar su llamada, por lo que le envié un mensaje disculpándome, a los 5 minutos volvió a marcarme y contesté, nos pusimos de acuerdo y quedamos de vernos afuera de un OXXO, para ser precisos en la jardinera, le indiqué como iba vestida para que me reconociera y le dí mi nombre.

Salí de la casa con media hora de anticipación por el tráfico y esas cosas ya que aquel lugar se encuentra retirado de mi casa, eran las 12:45 cuando volvió a marcarme, contesté y me dijo que lo esperara donde quedamos, que a la 1 pasaba por mi para irnos a su casa, nuevamente le indiqué como iba vestida y el me dijo como lo reconocería, llegué y me senté en la jardinera, llevaba puestos los audífonos y escuchando música, los minutos pasaron rápido, comencé a ponerme nerviosa cuando vi a uno de los vecinos de mi hermana parado a escaso metro y medio de mí, me hice la que no lo había visto pero por su cara y su actitud era inútil negar que no me había reconocido, ya eran la una en punto cuando apareció en el estacionamiento un chavo con las caracteristicas que me habian dado, no podía creer que estuviera viendo a Iván acercarse a mí, lo reconocí inmediatamente cuando lo ví y voltee para otro lado como haciendo que no lo conocía, continuó su camino pasando cerca de mi, "no puede ser que después de varios meses haya visto a Iván" pensaba mientras seguía esperando al chico de la cita, solo habian pasado unos minutos cuando aquella voz me hizo voltear...

Iván: Danna? Cómo estas?
Yo: Hola!, Bien gracias!!
Iván: Que bueno!, disculpa que te haya hecho esperar... pero no pensé que fueras a llegar antes de la hora... Ven vamos a la parada... íbamos a ir a mi casa pero... está mi madre ahí, pero no te preocupes me hicieron el favor de prestarme una casa... ahí estaremos mejor...
Yo: sí, claro...
para esta ocasión me puse un short de mezclilla en color gris, una blusa negra y mi bolsa cruzada, no soy una mujer de tacones por lo que me puse unos tenis que hacían juego con mi ropa, recogí mi cabello en una sencilla coleta, nada provocativa para lo que íbamos a hacer. Subimos al taxi y continuamos la conversación...
Iván: la casa está un poco retirada, tienes tiempo?
Yo: Sí, no hay problema
Iván: y como te ha ido? sigues estudiando?
Yo: bien gracias! Sí, mi semestre está por empezar...
IVán: que bien!, conoces el lugar donde vamos? por cierto estás más delgada..
Yo: gracias... No, es la primera vez que voy...
Iván: Ok, es la casa de mi hermana, le dije a mi madre que olvidé algo ahí y me dió las llaves... no te preocupes no hay nadie en casa a esta hora...
Yo: Ok....
Había comenzado a llover en aquella zona que se encontraba afuera de la ciudad, para cuando bajamos del taxi ya solo quedaban pocos rastros de lluvia, caminamos hacia la casa abrió la puerta y entramos, era un casa pequeña en un fraccionamiento lejos de la ciudad, tranquilo, lleno de paz... me ofreció agua y el tomó primero de mi vaso y luego me lo dió... No podía creer que nuevamente tendría una sesión de sexo con mi amado Iván. Dejamos nuestras cosas en el comedor e inmediatamente comenzamos a besarnos, nuevamente sabía el sabor de sus labios, sus manos subian y bajaban por mi cuerpo, nos sentamos un rato en uno de los sillones de la sala donde continuamos besandonos, de repente se paró me agarró la mano y me llevó a la habitación de su sobrina, ahi comenzamos a desnudarnos, estaba más nerviosa que la primera vez que estuve con él, su cuerpo se mantenia intacto, quedamos completamente desnudos frente a frente... listos para lo que iba a suceder.
Se recostó en la cama y yo encima de él, comenzó a frotarme su verga entre mis nalgas poniendome al mil, no quería dejar pasar la oportunidad de perderme entre sus besos y sus brazos que me abrazaban fuertemente, esos besos cada vez mas largos y que nos dejaban sin aliento, sus movimientos como si estuviera penetrandome, besaba mi cuello y su barba hacia maravillas en mí, nuevamente esa sensacion de placer y locura, gemía y besaba su cuello mientras sus manos jugaban con mi cuerpo, solo me abracé a él y acaricié su espalda que me hacía alucinar ahora más que nunca.. besaba mis pechos y mordía mis pezones mientras su mano jugaba con mi vagina..
Iván: quiero que me mames la verga...
bajé lentamente hasta su verga y me la metí toda en la boca, la metía y la sacaba lentamente, lamía sus testículos de arriba a abajo, gemia cada que mi lengua hacia eso...
Iván: así, nena mássss, hazlo otra vez.... que ricooooo!
estuvimos asi varios minutos... hasta que me tocó mi turno de sentir más placer...
me acostó boca arriba y comenzó besando mi boca, pasó por mi cuello y mis pechos su lengua subía de mi vientre hasta los pechos, haciendome temblar de placer... me acostó boca abajo y su lengua y sus labios besaban mi espalda, mordía mis hombros y mis nalgas, besaba mis orejas y las mordia
Iván: no aguanto más te la voy a meter... pero chupamela antes de hacerlo...
accedí a su peticion y continué mamandosela mientras él jugaba con mi vagina, metiendo y sacando un dedo, me acomodó sobre la cama se puso mis piernas en sus hombros y comenzó a penetrarme...

Iván: Ohhh mami! que rica estás!!! pensé que nunca más te la volveria a meter, oohhhh ahhhh
Yo: si amor cogemeeeee más que rico (mientras yo jugaba con mis pechos y los pellizcaba
Iván: Te gusta?
Yo: Sí la tienes bien rica ahhhhhhh
Iván: quieres ponerte de perrito?
Yo: si hasmelo en todas las posiciones que quieras
me sacó su verga y me puse en cuatro sobre la cama, se acomodó rapidamente y me volvio a penetrar, esta vez de una forma mas salvaje en cada embestida se agarraba de mis hombros, besaba mi cuello, mis hombros, nuestros gemidos eran cada vez mas fuertes cogimos en esa posicion por varios minutos hasta que cambiamos de posicion y me pidio que lo cabalgara, estabamos al borde de la locura el ruido de nuestros cuerpos de oia hasta la sala, yo subia y bajaba de su verga me movia en circulos, mientras Iván gemia de placer estaba de venirse cuando me detuvo me abrazó y el comenzó a embestirme más rapido hasta venirse por completo dentro de mi,
Iván; ahhhhhhh me vengoooooooo que ricooooooo ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh
terminamos yo encima de él besándolo de manera dulce y tierna, quería dejar mi huella en sus labios e impregnarme de su perfume. después del orgasmo me acosté a su lado nos tomamos de la mano y estuvimos así un buen rato, sin decir una palabra... nos levantamos entramos al baño y nos limpiamos bien nos arreglamos y continuamos la platica...

Iván: Danna me encantas!...
Yo: de verdad?
Iván: te gustaría que nos viéramos mas seguido? que día puedo verte?
Yo: Solo puedo los viernes y en algunos casos los sábados...
Iván: Yo puedo entre semana y viernes me parece perfecto... me gustó volver a verte...
Yo: también me dió gusto verte...
Iván: ahora si ya tengo como localizarte, tengo tu número te marco el jueves para ponernos de acuerdo...
Yo: Claro me parece genial...

Acomodamos todo tal y como estaba antes de salir de la casa, en el trayecto de regreso a la ciudad platicamos de otras cosas, se bajó en el mismo sitio donde tomamos el taxi de ida y yo continué mi camino a casa con la promesa de volvernos a ver y repetir estas experiencias...

¿Será que volveremos a coger este viernes?....

Saludos!!!
un besooo....
Hasta la proxima....

dannae.sosa@hotmail.com

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 344 veces

Merkel, Doris Y 40 años de diferencia (1)Categoría: Sexo Maduras

Por Alex merkel | 2015-09-08 03:23:59 | 0 comentarios

Hola, soy alex merkel y les vengo a contar de mi vicio por las maduras... Doris es una amiga de la familia, me lleva 40 años de diferencia, no los aparenta, todos los dias se hace mascarillas, se pinta el cabello de negro y algunas lineas rojas, bajita 1.60 de estatura, sus senos son medianos, llenita y tiene un culo XXL eso ponía la marquilla de su ropa interior las veces que de fisgón me había metido a su habitación a revolver su ropa interior disimuladamente, muy recatada y señorial en su actitud como buena dama de clase alta, estirada y dominane como todas... Pero en la cama ...en la cama era la mas sumisa perra y puta que se puedan imaginar, nunca me dijo que no a nada, insatisfecha por su marido 10 años mayor, llevaba sin sexo muchos años, pero deseándolo y masturbandose varias veces a la semana según supe después... Pero bueno, nuestra primera vez comenzó un poco extraña, tenia 15 años y estaba en ultimo año de colegio y solía escaparme para hacer el vago en las tardes y tomar una que otra cerveza, ese día tuvimos que aguardar a que dejara de llover en un bar donde de pronto se hizo una pelea, sin mas remedio salí corriendo para que no me golpearan entre la lluvia no podía llegar a casa pues se enfadarían por salirme del colegio... Así que sin mas remedio llegue a la casa de Doris, una casa bastante grande de 3 plantas, y 7 habitaciones para 2 personas ya mayores, "la casa del placer". Toqué el timbre varias veces hasta que salio Doris

Doris: pero mirate, pasa rapido no te mojes
Yo: Gracias doña Doris

Ya dentro de la casa, Doris me facilito una toalla para secarme aunque con la ropa empapada daba igual, Doris me pregunta que hacia y tuve que mentir, para que no dijera nada a mis padres, pregunte por el señor José (su esposo) y me responde que estaba en otra ciudad trabajando y que no regresaría hasta el fin de semana.
Doris al verme con la ropa empapada me dirigió hasta si habitación y me dijo que tomara ropa de su esposo para cambiarme, mientras ella calentaba café. Me tenia mucha confianza, le había ayudado algunas veces durante las vacaciones así que no desconfiaba de mi... Vaya error cometió Doris, en fin, buscando la ropa de don José, me tope con el cajón de las bragas de Doris, vaya sorpresa, no eran de señora de 55. No, eran tanga, hilos, encajes, y cacheteros como de 20 añera. No lo había imaginado nunca, no había visto a Doris de esa manera hasta ese día, la imagen de Doris usando tanga e hilos en ese tremendo culo me la había puesto dura, (no tengo mucho para presumir 15 cm pero los se usar), me cambie rapidamente y baje a la cocina, al llegar no podia apartar la vista de su trasero, era enorme y entre la sudadera que llevaba puesta intentaba adivinar que clase de ropa interior traía puesta, tal vez fue la por ver el cajon de su ropa, o por que aun sentia el frio de la lluvia, o las cervezas que habia bebido, quiza por la tener que correr hasta la casa, pero estaba listo para saltar sobre Doris y penetrarla contra la pared de la cocina, asi, que me fui acercando decido a tomarla por la fuerza si era necesario, solo quería coger, coger ese enorme culo del que apenas me enteraba, cuando estuve cerca de rodearla con mis brazos Doris volteo con la taza de café caliente y me lo derramo encima por accidente.

Doris: perdona, perdona, perdona. Decia muy alterada, mientras agarraba un trapo para secarme el café de la camiseta.

La cocina estaba a oscuras, solo un poco de luz entraba por una ventana al otro lado de la habitación.

Yo: cómo te atreves a tirarme el café encima. Le dije mientras fruncí el ceño enfadado, y Doris me miraba asustaba y decia "Lo siento" en voz baja.
Yo: !pues lo vas a sentir mucho más!, dije mientras le tomaba con fuerza de un brazo, y le daba una nalgada en sus gigantescas nalgas, a lo que ella soltó un fuerte quejido y una mira de incredulidad, mientras yo volvía a nalgearla dejando mi mano en su culo buscando su ano con mis dedo por encima de la tela, Doris habia empezado a mover el culo para que la siguiera masajeando, para mi sorpresa, no había opuesto resistencia, parecia saber que hiba a pasar, asi que decidi apretarla contra la pareded y decirle.

Yo: esto es un castigo putita, no tienes porque disfrutarlo. Mientras atinaba a poner mi verga en la raja de su culo, que aun meneaba.
Doris: ummm, papi, papi me va a castigar con esa cosota?? Papi, digame que si me va a castigar con esa cosota.

Habíamos pasado un minuto en esa posicion y ya sentía que me venia...quería partirle el culo ya, no queria nada mas, solo partirle el culo. Mi verga sobaba esas enormes nalgas, asi, que la solte del brazo, rapidamente la tome de la cintura, baje sus leggins hasta el piso, desabroche mi poantalon mientras ella se recostaba contra la pared de la cina levantando su tremendo culo blanco y se lo abria con una mano, dejandome ver su vagina bastante seca, ni ella ni yo habiamos lubricado bien, asi que cuando atine a penetrarla con todas mis fuerzas sentimos un dolor desgarrador, que despues de varias embestidas se fue convirtiendo en placer. Yo disfrutaba la escena un poco oscura por la falta de luz, pero aun asi se alcanzaba a distinguir su tremendo cuazo que al ser tan blanco brillaba con la poca luz de la habitacion, mientras sus carnes chocaban contra mi s piernas. Gritaba tanto pero estaba seguro que nadie nos escucharia debido a la fuerte lluvia, después de 3 minutos en la misma posición ambos habíamos aumentado el ritmo de las embestidas hasta el punto en que no aguantabamos mas y terminamos por corrernos ahí, en la mitad de la cocina, ella termino jadeando y cansada, mientras se subió de nuevo los leggins y las tangas rosas que llevaba, en silencio me vestía.

Doris: Creo que es hora de que te marches.

Me presto un paraguas, que mientras ella buscaba, me había pues nuevamente el uniforme, me entrego el paraguas y salí a la calle con rumbo hacia mi casa, no se aparto de la puerta hasta que me yo había girado en la esquina, antes de girar la había visto una vez mas.. Que había sido todo eso?, un rato de sexo o algo mas?...

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 586 veces

Bañándose sin permisoCategoría: Trios

Por Julen | 2015-09-05 06:26:54 | 0 comentarios

Esta historia es totalmente verdadera. Soi Julen, 23 años, 187cm 88kg moreno ojos azules, un gran cuerpo y bien dotado 24cm. Había salido a pasear komo todos los días y al volver me lleve una sorpresa. Dos peregrinas del camino de Santiago estaban bañándose en la piscina. Se llamaban Maider(19 años, 176cm, 65kg, rubia, ojos azules, 120 de pecho y buen kulo) y Ainhoa(19 años, 175cm, 64kg, morena ojos verdes, 120 de pecho y un kulito respingón). Me dijeron ke kon el sol ke había caminar era un infierno y cuando vieron la piscina, ke no podían esperar a ke llegara yo y ke se habían metido. Me dijeron haber si les podía dejar pasar unos días en mi kasa ke les había gustado mutxo. Les dije ke sin problemas pero kon una condición ke ellas eran mis esklabas, a lo que accedieron sin problema. Me acerce a la piscina y me doi cuenta de ke están desnudas yo también me kite todo y me metí junto a ellas. Me puse entre las dos y note ke una mano me agarro seguido la polla y empezo a agitarla arriba y abajo. Salimos de la piscina le pregunte a Maider si nunka le habían echo sexo oral y dijo ke no, entonces la hice sentar en mi cara para ke lo supiera lo ke es y puse a Ainhoa a mamarla. Lance una pregunta al aire haber si alguna es virgen de algún sitio, a lo ke dijeron ke les apetecía probar pero ke nunka se atrevieron. Al acabar fuera, ahora tocaba ir a mi cama y me las lleve de una en una. Primero fue Maider, la tumbe me puse de rodillas sobre su pecho, mas o menos, ke mi polla kedara en el kanalillo para acer una buena cubana, me iba a correr y la sake antes, ahora me tumbe yo e hice ke ella me kabalgara komo una loka asta ke me korri dentro de ella. Hice pasar a Ainhoa, y komo ya no la tenia dura se la metí en la boca y tuvo una segunda ereccion. La puse a 4 patas y empeze a metérsela primero por la vagina y lomo no tenia kondon antes de korrerme la sale y se la metí por el culo.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 804 veces

mi primer amor ( el regreso)Categoría: Gays

Por angel | 2015-09-05 01:51:52 | 0 comentarios

Me extrañaron bueno soy yo angel makrat vaya mas de 4000 personas leyeron mi primer relato vaya vuebo biene la 2 parte

Ya eran vacaciones y claro las iba a pasar con mi novio jaja estaba tan feliz al fin nos alegariamos de todos los envidiosos eln el relato anterior me hice novio fe gerardo ese rubio
el y yo fuimos a un campamento de exploradores obvio no me interesaba pero a gerardo si
Cuando llegamos elegimos la cabaña mas apartada de les demas para hacer cositas ricas y teniamos tirmpi sin hacerka y bueno al llegar ala cabaña ibamos a pegar las camas para estar guntitos pero por desgracia era una cabaña de tres camas y lel tercero ya jabia llegado se llamaba antoni aaa claro me enogmje pero gerardo no estaba mas contentno lo pofia creer y gerardo voltea y me dice eso que nadie y cuando me doi cuenta se estaban besando *O* me quede paralisado con lagrimas en los ojos 5 meses por la Ccuando gerardo voltea a verme me dice qie este es su ptimo *O* y salho corriendo al bosque donde nadie me viera llorar x lo q habia bistosegui corriendo y veo a gerardo y antoni siguiendome corri tan rapido y llege a un arroyo cuando volvi a voltear no estaban en el arrollo havia una cascada y me meti a bañar me sentia a morir estuve ayi x horas y horas pasanso la triteza cuando suena la alarma de que era hora de cenar yo no queria ir pero tenia hambre me puse mi ropa y fuy al campamento cuay veo a gerardo y antoni buscandome pero tome mi comifa y fui a la cabaña comi muy poco y llegan gerardo y antoni seme acerca y me dice x q te fuiste estubimos biscandote todo el doa pero yo no queria hablar estaba molesto con ese par de ratas haci que tome mi cama y la separe de ellos a una esquina legana lo mas legana posible
g:angel dime que te pasa x q no me nabla hise algo malo o t estas molesto
Lo deje hablar solo hasta que se durmio en mo cama osea yo dormido con la cara a la pared y rl hacia fuera y ae durmio al iguadia diguiente
Angel hablame dime que hise y te pedire perdon te dare florea o lo que pidas me dijo con los ohos llorosos peeo mi enoji era maa y nada de lo que me ofresiera me haria cambiar de opinion hasta que antini le dijse a gerardo que baya por flores y el desesperado va antoni se acerca y me dice oye estas molesto con gerardo por lo dque me perdones no debi besarlo bo saboa quevean novios el me habla de ti todo el tiemoi y ai ay alguien con quien debes molestarte ese soy yo y no el te pid que lobperdones porfavor el te ama y no sabes cuantoblo hace enserio

Fin mandenm sus solisitudes de facebook termino

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 395 veces

Una aventura en el cineCategoría: Gays

Por cheko ivan | 2015-09-05 01:46:28 | 0 comentarios

Hola soy Ivan Un Chavo 100% divorciado de 50 años

Hace un par de meses me fui al cine arcadia de Morelia, sala exclusiva para adultos, me fui a la fusión del medio día y encontré un chico de 27 años, que estaba masturbándose el cual dejo caer su pantalón para que yo pudiera verlo el cine estaba completamente solo en la parte de atrás solo había gente de media sala hacia delante.

Rápidamente me acomode en la última fila, por lo que le chavo se me acerca y me baja el cierre yo me paro y me recargo en la pared y se pone se puso en cuclillas y me la empezó a mamar, él se venía mucha experiencia pues era realmente muy bueno, pasaron los minutos y algunos que entraban se nos quedaban viendo por un rato y se iban hasta que entró otro chavo de unos 30 años muy afeminado y con blusa y pantalón muy untado y con muy buen culo.

Él joven nos contempló y de la excitación saco su pene, era tamaño promedio, por lo que yo le saque el pene de la boca al que me la estaba mamando, para él y yo acercamos nuestros penes y el otro chavo empezó a meterse ambas vergas a la boca, mientras el otro y yo nos besábamos.

Después de un rato el otro que estaba besándome. Le acerca su verga al otro chavo y me saca mi verga de su boca por lo que observé como sacaba un condón de su bolsillo, el chavo que me estaba besando.

Y me lo puso en mi pene para que lo penetrara, pero como estaba algo estrecho le costó trabajo, el apretaba tan rico mi verga que rápidamente empecé a gemir, no acostumbro hablar al hacerlo, pero… le pedí que no parara de mover su culo y le dije que me gustaba mucho!

Estaba mucho muy excitado en parte por estar viendo también a los que nos veían.

Un par de minutos después le dije que ya me venía y de inmediato se sacó me quito el condón y los dos de inmediato se incaron y les aventé toda mi leche es sus caras y parte en sus bocas para después limpiarme mi pene con sus bocas, pude ver en ellos una linda sonrisa y yo también lo hacía, nos separamos y ambos nos retiramos sin duda alguna fue una gran experiencia eso. Espero y te haya gustado esa experiencia qué opinas de eso.

Algún interesado en probar mis 15 cm contactarme chekoivancito65@hotmail.com

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 728 veces