Los 10 relatos mejor valorados

cojiendo con mi amigo de 11

Hola a todos los lectores de relato...

QUÉ QUIERES QUE TE HAGA

Soy Santandereano y bien conocida e...

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTRO VERGA

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTR...

descocado por mi perro

Descocado por mi perro lobo Hola mi...

Estacionamiento

Hola espero que te guste esta histo...

me iso el amor un san bernardo

Todo comenzo hace un par de años c...

amigas por accidente

mi nombre es karina les cuento este...

Primera vez

Bueno esto que les contare es porqu...

YUYI

Mi nombre es Obdulia... Pero todos ...

Me encantan los machos heterosexuales...

Desde que era un niño, tengo memor...



Ultimos relatos


V elatorio ardorozo ICategoría: Gays

Por Carpi76 | 2014-03-03 17:04:27 | 0 comentarios

VELATORIO ARDOROZO
Armando 26 Isabel 44 Angelita 23

He venido desde mi lugar de residencia de mas de 1000 kms. para acompañar a mi ma-dre y a mi hermana en este momento difícil, ha fallecido mi padre después de una larga enfermedad, por lo mismo los tres ya estamos mas bien conformados, él era un hombre de 62 años, que trabajó a brazo partido, para dejarnos una pequeña fortuna.

Mi madre es una señora pelirroja, de muy buen físico, unos senos generosos sin ser so-bredimensionados, un cuerpo con algunos pocos kilos de mas, lo que la hace mas inte-resante por su encantador y relleno vientre, lo que deja a la imaginación lo que puede haber algo mas abajo, unas piernas encantadoras, largas gruesas, bien delineadas, unas caderas que incitan a la lujuria, de cara alegre, rostro distendido, encantadora, ha sufri-do el abandono obligatorio de los últimos dos años debido a la enfermedad de su mari-do, joven aún en edad de merecer y de querer merecer, está sedienta de horas de impe-tuosos encuentros en pareja.

Soy soltero, vivo lejos, soy profesional en un estudio contable importante con una parti-cipación del 40 %, mis socios me aprecian, soy mas bien atlético, con 1.78, amplias es-paldas, buen tórax, musculoso, fuertes brazos, piernas seguras, robustas, una cara sim-pática, cuello fuerte, de muy bien ver por las femeninas, de las que gusto mas de las pelirrojas, a las que atiendo con sumo placer.

Mi hermana, hace cinco años se casó ante la negativa de mamá, pero fue mejor que lo hiciera antes de que sea la comidilla del ambito social, ahora está en dificultades de las que no tengo referencias, es una mujer bonita, igual que mamá no le falta nada, tam-bién consiguió el pelaje rojizo, es tan linda como mi madre, con unos senos mas reduci-dos, una cola mas aniñada, una cintura bien marcada, sus caderas están en pleno desa-rrollo, y según información está mas necesitada que su madre .

Llegué dos horas antes del sepelio, con mi madre nos retiramos a un reservado para acompañarnos en intimidad del dolor estrechamente abrazados, sin lágrimas, sostuvi-mos unos minutos nuestro recogimiento ante este hecho, luego se sumó Angelita, así estuvimos los tres en la intimidad, mi madre y yo unidos firmemente, Angelita al tratar de besarme lo hizo en los labios, y los sostuvo, esto me agradó, mamá vio este hecho, al abandonar mi hermana mis labios, Isabel me plantó sus labios, pero ella lo hizo con un suave movimiento mediante el cual nuestras narices se rozaron, atornillando sus labios a los míos, lo que me produjo algo que repercutió en la parte baja donde ella se percató de la dureza.

Recobramos la compostura, salimos a recibir saludos, luego llevamos el cajón todo ter-minó en unas dos horas, de regreso a nuestra casa, los tres al llegar Angelita sirvió tres vasos de whisky y bebimos eran aproximadamente las 19 horas.

Nos sentamos en el salón a conversar, mi hermana bebió algo mas, dejó bastante en el vaso, se despidió agachándose, mostró sus senos, me besó en los labios, “mañana vengo hermanito para ponernos al día en nuestras vidas, mamá algo te va a contar, te quiero hermano” “Yo a vos hermanita”

edamos solos, en el sofá doble, nos pusimos a hablar de los dos, ella preguntó si no tenía algún compromiso en mi vida, le dije que no que estaba bien solo, ella aseguró que debía tener alguna compañía, debí reconocer que en oportunidades conviví durante semanas, pero nada llamativo, era mas bien higiénico, -ella miraba de forma extraña, penetrante, con chispitas en los ojos, se levantó tomó mi vaso en ambos, al alejarse mo-vió sus caderas sensuales provocativas, sirvió algo mas en el mío mas que en el de ella, al sentarse lo hizo casi sobre mi pierna izquierda- “estas hermosa mujer, pocas veces vi. mujer tan linda como vos” solo un gesto de agrado, averigüe sobre ella se desató di-ciendo que los últimos tiempos, mas de dos años, ha vivido en completo celibato expli-cando lo que había pasado, de que ella no admitió ninguna participación de terceros a pesar de reiterados ofrecimientos, los que reconocí que debieron existir en virtud de la belleza que mostraba mas la que irradiaba sus presencia, lo que agradeció con un beso, -terminó su bebida- dejó el vaso, recostó su cabeza, corrió algo sus nalgas, se despren-dió tres botones de su blusa mostrando el nacimiento de sus hermosos pechos, su pier-na derecha rozó la mía, inclinó su cabeza hacia mi hombro, seguimos conversando de los negocios de papá, ella levantó su pierna, la subió sobre la mía, apoyé mi mano sobre su rodilla.

Le pregunté de cómo se encuentra ella de salud, respondió que salvo la necesidad fisio-lógica de cualquier mujer estaba bien de salud, al escuchar esto, mi mano se insinuó ba-jando, me miró, le dí a beber un sorbo, lo tomó dijo “amor, no olvides de que soy tu madre” dijo con una sonrisa muy pícara pero abriendo algo mas sus piernas, mi mano seguía bajando por la cálida y suave piel de su muslo interno “por eso mismo cariño, no es conveniente que terceros ajenos a la familia tengan participación” al escuchar esto se sonrió ampliamente, nos besamos, se distendió en el sillón, mi mano bajó decidida-mente, ella levantó su brazo derecho rodeo mi cuello, me atrajo y me besó.


“Todo quedará en familia mi amor” ella se acomodó, mi mano llegó a su prenda intima que está húmeda, la acaricié, se revolvió en su asiento, movió su pubis para arriba, la palma de mi mano cubrió todo su sexo, la apreté con fuerza, gimió, busque su pezón, está duro, sobre la tela lo apreté con mis labios, se retorció, abrió su boca como para morder algo “dale cariño, “ mi mano estiró su trusa, levantó su cola se hizo el espacio mis dedos acariciaron sus vellos púbicos, nos besamos con pasión, detuvo todo el ac-cionar “estoy cansada me voy a bañar y a la cama, vos sabes donde está tu pieza, acos-tate donde quieras” sin mas se levantó y se fue al baño.

No fui lerdo busque mi valija, tome un slip, me dirigí al baño cuando ella entraba a su dormitorio.


En el baño había un agradable perfume íntimo, me bañé rápidamente me dirigí a su pie-za, me recosté, le dije “no queres que vamos a otra cama amor?” “si va a ser mejor”,se levantó nos besamos, nuestras lenguas se encontraron, sus senos están duros, su cadera se pegó a mi pubis, levanté su camisón no hay prenda, mis dedos juegan en sus vulva entre los largos, rizados vellos, levanté su camisón se lo saque sobre la cabeza, me pre-ndí de sus tetas, ella bajó mi slip, no hicimos lugar la recosté en la cama mientras agasa-jaba a sus senos, ella quedó con las piernas colgando, bajé mis labios, mi lengua a lo lar-go de su pecho, su abdomen, su pelvis llegué a su vulva, abrí los labios, separé los vellos di rienda suelta a mi deseo de mimar su vulva, con mi lengua levante su clítoris ya rígido, mezclado con el aroma artificial, percibí la fragancia de la MUJER, mi aparato se incenti-vó, levantó sus rodillas, apoyó los pie, así levantó su vulva, la movi1ó refregándola co-ntra mi boca y mi nariz, se había prendido de mi cabeza gozaba, gemía, gritaba, estaba gozando de su éxtasis, en vos alta dijo “amor, dame todo por favor, necesito calmarme” ya estaba sobre sus labios, ella entró su cuerpo sobre la cama mi palo está en la puerta de su vagina, entró la cabeza, mientras nos besábamos, ella movió su cadera haciendo que se hundiera toda mi verga dentro de su concha con un gran gemido de satisfacción, sus piernas se cruzaron sobre mis nalgas, quedamos quietos su cara quedó sobre mi oí-do, la mía también, escuché “es muy lindo amor, me gusta, está caliente, me gusta chini-to, dame , dame lo quiero todo amor”, movió sus caderas incitándome a cogerla, em-pecé mis movimientos de entrar y salir, me clavó los dedos entre mis costillas, sentía su respiración mas agitada, sus pechos aplastados por mi cuerpo, mis brazos por debajo de los suyos, la sostenía desde los hombros, así le serruchaba delicadamente, “que rico, que lindo como me lo haces, amor, seguí así…… me gusta ”, lentamente fue aumentan-do el accionar corporal, ella comenzó con un sonido distinto entre sufrimiento y placer, era bien sonoro, me excitaba más, luego de unos minutos los movimientos cóitales fue-ron mas vehementes, sus demostraciones también pero mas elevados, hasta que antes que yo, ella dio muestras de estar gozando de sus orgasmos, ahora fueron sus uñas las que se clavaron en mis nalgas, sus caderas acompañaban mis movimientos, le regué su vagina, “que lindo, que tibio”, me mordió mi clavícula, me chupó el cuello, mientras mi rígido cuerpo apretaba su concha para dejar bien adentro mis líquidos.

Agitados, traspirados, jadeantes quedamos encimados, por el morbo de coger a mi ma-dre, creo que fue eso, mi aparato no aflojó, estaba rígido dentro de ella, “que pasa mi amor…. no afloja??” “no te gusta” “estás loco?? dame vuelta cariño” sin sacarlo la di vuelta quedó encima, sus rodillas cerca de mis axilas, me besó, me dio las tetas mientras sus caderas revolvían con mi palo toda su vagina, los líquidos formaron un enchastre mientras ella continuaba gozando de mi palo dentro de su concha, gritaba, levantaba su cabeza sus cabellos desordenados, sobre sus ojos le daban un aspecto de mujer muy caliente que me excitaba mas aún, lo que se ampliaba con su tetas colgando y bailando un ritmo excitante, mi cabeza daba la sensación que se expandía entro de la vagina, gri-taba en forma demasiado caliente, gozo, gozó, gozó, hasta que se terminaron sus fuerza y cayó sobre mi cuerpo, su baba corrió por mi pecho.
Al calmarnos, se calzó su camisón, fuimos juntos al baño, gradué las canillas con agua tibia, se sacó su camisón, estaba desnudo, entramos a la bañeras dejamos correr el agua mientras permanecimos abrazados bajo la lluvia, no besamos, tomó el gel lo derramo en su mano lo espació por mi cuerpo, se arrodillo para lavar bien mis genitales, él está flá-cido, ella lo peló, lo besó, lo limpió prolijamente, lavó mis piernas, me dio vueltas, previo besarme en los labios, sus miradas, sus gestos eran felices, me lavó bien la espalda las nalgas, el ano, luego me dio el gel hice lo mismo con la diferencia que su vulva y su vagi-na estaban cubiertas por la pelambre “vamos a tener que tomar medidas con este mon-te” “lo que quieras amor, es toda tuya, querés pelarla?” “Si me gusta bien lisita” ahora lo hacemos, pero inmediato quiero comer algo tengo hambre.

Nos preparamos dos emparedados cada uno, estamos en la cocina ella con un tohallón de baño, con una toalla de baño cubrí mis partes, comíamos mientras nos mirábamos profundamente, ella no se sentó se recostó por la mesada, serví un vaso de vino tinto, ella tomó dos sorbos, ¡”estuviste muy bien mi amor, me gustó mucho, sos muy suave y cariñoso, me has proporcionado un feliz final a mis abandono sexual, te deseo, no te asombres, te esperaba hace mucho tiempo” me beso “como que me esperabas” esta-ba colgada de mi cuello “si cariño, tenía fantasías a tu respecto, te deseo hace mas de cinco años, él no me satisfizo no podía pensar en nadie mas, tu figura –estaba apretada contra mi cuerpo, me habla al oído- se me presentaba en los momentos mas excitantes y te desee muchas veces- -movió sus pelvis-, vos no pensabas en mi”” “no ma, pero fue una agradable sorpresa tu desenvolvimiento, me arrastraste con suavidad a lo que mas me gusta, hacerle el amor a las mujeres, con vos es muy especial, nunca lo hice con tan-ta vehemencia, con tanto furor y ahora te digo que no conocí nada parecido, mi deseo es algo nuevo –estamos abrazados nos besamos cada momento que lo deseamos, mi amigo tiende a presentarse- ella insiste con su presión, pero es casi imperceptible el cre-cimiento del amigo de mi mamá.

Me llevo al dormitorio prendió la luz del pasillo que dejó un penumbra íntima en la habi-tación, me acostó, al costado de la cama se sacó la toalla, se arrodillo sobre mi pecho, puso su vulva cerca de mi cara, me miró “te gusta cariño, no te da ganas amor’” invirtió su ubicación, dejó a mis vista su hinchada vulva, su ano limpio se dedicó a besar y lamer mi semi erecto falo, sus manos acariciaban mis testículos, la lengua hizo su trabajo y pronto tuvo su satisfacción, mientras de mi parte le acaricié su vulva a través de sus lar-gos vellos, “ahora me podes dar cariño, ella se ubicó nuevamente, se penetró con suavi-dad, mirándome diciendo “es lindo, es mas grueso y largo, me gusta mas me satisface, cariño dame”, se movió le gustaba tenerlo dentro, la paré se sorprendió “que quieres amor” espera mujer, espera, la levanté la hice poner en el borde de la cama, la hice arrodillar, “que vas ha hacer, por atrás no, noooooo” no mi amor por atrás pero por adelante” “como?” me miraba arrodillada, las manos apoyas mi falo lo ubique en el lugar, la tome de la caderas, abrió mas sus piernas, se deslizó por la lubricación sin difi-cultad, gimió fuerte cuando conseguí la total penetración, movió sus caderas, abandoné las caderas y busque sus senos, los sostuve con ambas manos a la vez que los amasaba con suavidad, ella tenía expresiones de placer, bajé la mano al clítoris se lo acaricié con la humedad de su vagina, su cabeza se movía como dislocada, con la misma humedad de su concha lubrique su ano, gimió de gloria, mi dedo siguió hundiéndose comenzó con sus raros gritos, alaridos de placer “voy a probar por el otro lugar” “noooooo “ se la saqué,. lo puse en la entrada, me agaché besándole la espalda, amasando su teta más su clítoris continuaba gimiendo de forma tan extraña, empuje, entro algo, se hizo el silen-cio, “me duele desgraciado, me duele” “después te va a gustar amor, no te tensiones, afloja” se lo hundí otro poco, gritó, le tome de la melena, le levanté la cabeza tirando de él, ahora si se lo enterré todo, fue un grito de dolor, plenamente de dolor, la sostuve desde las tetas, quedé dentro aguardando, así pasaron varios minutos hasta que fue ella la que movió sus caderas tratando de ubicar bien mi verga, movió suavemente en re-dondo dos o tres veces, luego con serenidad levantó su ano, luego lo bajó para empezar a hundirlo y sacarlo, tome parte en la acción dijo en voz alta “me gusta mi amor dale mas fuerte, hasta bien adentro, rómpemelo, cariño dale fuerte asiiiiiiiiiiiiiiii, siiiiiiiiiiiiiiii, te quiero esto nunca lo probé” ya fue todo un desorden de movimientos de gritos, de suspiros, gemidos, alaridos “acaboooooo siiiiiiiiiiiiiiii acabooooooooooooooo mi negro lindo aaaaaaajjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjj, aaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhhh, otra veeeeeeeeezzzzz aaaaaaayyy yyyyyyy, le mordí el lomo, encorvaba su espalda para mas profunda pene-tración, no pude acompañarla pero permanecí firme dando mayor placer, se abandonó, quedo tendida sobre la cama, su vulva esta repleta de secreción, la acomodé sobre el centro de la cama me acosté a su lado, la besé, agasajé sus senos, me preguntó si que-ría tener un hijo, le dije que había que analizarlo, pero que era peligroso, “entonces compra la pastilla del día después estoy en mi período fertil” ella me pidió que me lava-ra, fui al baño me lavé con jabón prolijamente, cuando regresé estaba durmiendo, me acosté y la acompañé. Al otro día a primer hora fui a comprar el medicamento.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 218 veces

Mi marido descubre desliz: protituida y humilladaCategoría: Sexo infieles

Por mundoriki77 | 2014-03-03 16:51:34 | 0 comentarios

Después de mi unico desliz matrimonial, me puse con todas mis fuerzas a preparar el viaje en el que debía reconquistar a mi marido. Contrate un viaje a la isla de Ibiza pensando en pasar los días con mi marido en alguna cala tranquila y allí poder demostrarle lo mucho que lo quería.

Sin embargo, aunque mi marido accedió a realizar el viaje, creo que desde un principio tenía otros planes para mí.

Ya les conté en mi primer relato “Mi marido descubre mi única infidelidad” como mi marido se entero de forma casual de un pequeño desliz que tuve. Llevábamos 6 años casados, pero el no me perdonaba aquello y quería divorciarse, yo por mi parte le quería demostrar que solo fue un desliz.

El viaje seria mi última oportunidad para reconquistarlo, así que estaba dispuesta a todo, en un principio todo iba muy bien. Estamos en un gran hotel, por las mañanas íbamos a las calas de la isla y poco a poco parecía que mi marido iba recuperando la confianza en mí. Durante los primeros días disfrutamos de días de playa, de puestas de sol e incluso en el sexo parecía que habíamos recuperado la pasión de novios.

El tercer día, durante la cena bebimos más de la cuenta y estábamos los dos con el puntito, mi marido estaba muy cariñoso, así que decidimos irnos a la habitación a tener una noche de pasión.

De camino a la misma nos cruzamos con un grupo de 6 o 7 chicos que tendrían entre los 19 y 20 años, iban con botellas para beber antes de salir de fiesta, estaban justo en la habitación de al lado, aunque hacían ruido no nos molestaban porque nosotros tampoco pensábamos dormir por el momento.

Llegamos a la habitación y mi marido comenzó a desnudarme y besarme con pasión, sentía como lo había reconquistado y quise premiarlo, así que tome la iniciativa y comencé a besarle el cuello, el pecho y poco a poco fui bajando hasta su pene. Quería premiarlo ya que desde novios no se la había chupado…pero cuando comencé, mi marido me freno en seco.

Creo que aquello le recordó mi infidelidad con Alex, se puso muy serio y me dijo:

-Ya se me había olvidado que te gusta chupar pollas, verdad??? La de tu marido también te gusta o solo la de otros???

-Porque dices eso, sabes que fue un desliz, haría cualquier cosa porque me perdonaras.

-Cualquier cosa?? Está bien, vamos a ver si eso es verdad. Me prometes que harás lo que yo te diga.

-Lo prometo, sabes que te quiero y haría cualquier cosa por ti.

Mi marido salió de la habitación, se fue a la habitación de al lado donde estaba los chicos reunidos para salir de fiesta y les dijo: “Chicos queréis comenzar bien la fiesta esta noche?, si me dais 5€ cada uno les dejo que le hagan un bukake a mi mujer, hare que os la chupe a todos y luego podéis correros en su cara, pero no quiero ninguna foto ni que nadie se pase de ahi”

Pude escuchar como los chicos ser reían, al principio no se lo creían pero cuando vieron que mi marido iban en serio se pusieron como loco, le dieron los 5€ y pasaron todos a nuestra habitación. Yo estaba muy asustada, como todavía estaba algo bebida no era muy consciente de las ideas de mi marido, no sabía qué hacer, como les dije soy bastante tradicional en el sexo, y jamás se me había pasado algo así por la cabeza. Primero entro mi marido y me dijo:

-Demuéstrame qué harías cualquier cosa por mí, quiero ver como chupas todas estas pollas.

No entendía nada, yo en mi vida solo había chupado la polla de mi marido y la de mi ex novio Alex dos veces, no sabía que quería demostrar con aquello, pero sin saber porque, me arrodille y me puse en el centro de la habitación.

Los chicos se fueron desnudando, se notaba su juventud porque solo bajarse los pantalones ya podía ver todos sus penes empalmados, me fueron rodeando y ayudada por los efectos del vino de la cena comencé a chupársela. Al principio estaban timidos y la cosa iba bien, pero poco a poco la cosa se fue calentado, empezaron a animarme “Vamos puta chupa” “Esta zorra esta buenísima”, me agarraban de la cabeza metiéndome sus pollas enteras dentro de la boca, alguno estuvo a punto de hacerme vomitar.

Yo estaba en estado de de schock, nunca había visito tantas pollas, ni podía imaginar aquella situación, escuche como le decían a mi marido:

-Vaya suerte tío, tener una mujer así de puta, como la chupa tu mujer, ojala mi novia fuera así de puta.

No sé porque pero esa frase en lugar de enfadarme me excitaron y comencé a chupársela a todos con más fuerza, chupaba una y otra polla sin parar, estaba siendo humillada pero cada vez disfrutaba mas con aquello..

Poco a poco todos fueron corriéndose, se notaba su juventud porque alguno se llego a correr dos veces, tuve que tragarme una buena parte de las corridas pero fueron tan abundantes que el semen estaba por todo mi cuerpo, mi pelo, mis ojos, mis tetas…

Al terminar se marchaban dándole las gracias a mi marido y felicitándolo, cuando salió el último se acerco mi marido y me dijo:

-Vamos límpiate, para ser que a mí no me la has chupado en 5 años, la chupas como una puta.

Fui al baño a limpiarme, me sentía sucia pero estaba muy caliente me hubiera gustado que alguna de aquellas pollas me hubiera follado y eso todavía me hacía sentir más sucia y mas puta.

Al llegar a la cama mi marido me dijo: -Ahora termina lo que habías empezado o voy a ser el único hombre al que no se la chupas? Hice lo que me ordeno y comencé a chupársela estaba tan caliente que no podía más

-Cariño follame, métemela por favor, necesito que me folles

Pero el se limito a correrse mientras se la chupaba, se dio media vuelta y se echo a dormir. A la mañana siguiente, ninguno de los dos comentamos nada, fuimos a la playa, por la tarde a la piscina y por la noche salimos a cenar a un restaurante. Durante la cena, no podía más así que le pregunte porque me hacia esto. El me dijo:

-Sandra yo te quiero, pero si quieres que te perdone tendrás que hacer lo que diga estos dos días, lo necesito para poder perdonarte y saber que puedo confiar en ti.

No entendía nada, pero acepte, quería recuperar a mi marido y al día siguiente ya nos íbamos a casa. Además pensé después de chúpasela a 6 chicos, que mas podía pasarme?.

Estuvimos hablando de nosotros, de los planes de futuro, todo parecía volver a la normalidad y al terminar de cenar nos fuimos hacia el hotel, como era ya tarde cogimos un taxi. El taxista era un hombre mayor de unos 55-60 años, pesaría unos cien kilos y creo que tenía algo descuidada la higiene. No hablo en todo el viaje, únicamente al llegar al hotel nos dijo que la carrera costaba 12€, entonces justo cuando yo iba a sacar el dinero para pagarle, mi marido le dijo:

-Jefe que prefiere los 12€ o que mi mujer se la chupe???

-Chaval sabes lo que dices??? Si me la chupa os doy dos vueltas a la isla.

-No hace falta, dormimos en este hotel, pare ahí delante que hay menos luz y mi mujer le pagara la carrera con una buena chupada.

Yo me quede helada, quería gritar y salir corriendo, mi marido se giro con una sonrisa y me dijo:

-Tranquila cariño ya sabes que tenemos un trato..

No sé de donde saque las fuerzas pero salí del coche para sentarme en el asiento del copiloto y como si fuera una puta de carretera baje la bragueta de aquel hombre y comencé a chupársela. Su polla no era como la de los chicos de la noche anterior, le costó ponerse dura, además tenía un olor y sabor muy desagradable, mezcla de sudor y orina..

El taxista me metió la mano por la blusa comenzó a sóbame las tetas, ahora si que hablaba mientras yo seguía chupando: -Vaya puta de mujer tienes, es la mejor chupapollas que he visto. Y que bien educada la tienes, así me gustan a mí las mujeres, putas y obedientes.

Cuando ya se iba a correr me dijo; -Sobretodo puta trágatelo todo no vayas a macharme el taxi y soltó una carcajada. Me lleno toda la boca y tuve que tragarme hasta la última gota.

-Chicos ha sido un placer, si durante estos días quieren ir a cualquier sitio llámenme

Al llegar a la habitación, me di cuenta que poco a poco esto se me había ido de las manos y empecé a pensar que cada vez estaba más lejos de recuperar a mi marido y que el solo quería humillarme, esta idea comenzó a atormentarme pero estaba tan cansada que me quede dormida.

Seria sobre las 4 de la mañana, cuando alguien llamo a nuestra habitación pensé que se habían equivocado, mi marido se levanto y fue hacia la puerta, eran los dos de los chicos de la noche anterior.

-Perdónenos señor no queríamos molestarles, mañana termina nuestro viaje de estudios, somos los únicos del grupo que no hemos ligado y nos preguntábamos si nos dejaría follar a su mujer, si quiere podemos pagarles hemos juntado 80€

Mi marido se echo a reír diciendo: - Sandra mira que dicen esto chicos!! Creo que el otro día les gustaste y además quieren pagarnos, como si fueras un puta. Pasar chicos, creo que ella también se quedo con ganas de que la follarais. Hacemos un trato yo dormiré en vuestra habitación y os dejo aquí con mi mujer, pero me tenéis que prometer que la follareis toda la noche sin descanso, la quiero mucho y quiero que ella disfrute.

-Claro claro se lo prometemos, haremos que lo pase muy bien,

-Estoy seguro, si vuelvo y no habéis aguantado nos pagareis el doble.

Yo estaba resignada, no dije nada, después de lo del taxista esto era lo mínimo que podía pasar. Al fin y al cabo eran dos chicos jóvenes, cuando los vi los recordé rápidamente, si del grupo eran los únicos que no habían ligado era porque no eran muy guapos y además eran algo tímidos. El mas lanzado era algo gordito y el otro todo lo contario estaba flacucho pero tenía el pene más grande que había visto en mi vida. .

En cuanto salió mi marido se lanzaron sobre mí sin apenas decirme nada y comenzaron a besarme como dos locos en celo, yo al principio quise rehuirlos, pero la verdad es que estaba alagada de cómo me besaban y como me repetían una y otra vez lo buena que estaba, eran los únicos que me habían tratado bien en toda la semana.

Empecé a desear que me follaran, me sentía culpable por estar disfrutando con aquello. Primero me la metió el gordito yo mientras le chupaba la enorme polla al flacucho, no podía dejar de pensar en que quería tener aquella enorme polla dentro de mí . En cuanto se corrió el gordito, sin parar ni siquiera para limpiarme me acomode en la cama para que el flacucho pudiera meterme toda aquella polla. Cuando me la metió pese que me iba a partir en dos, creo que hasta mi marido pudo oír los gritos desde la habitación de al lado, me la metido con cuidado y termine con un gran orgasmo. Los chicos se portaban como dos caballeros.

Yo pese que ya había terminado todo, no había sido para tanto y en el fondo había disfrutado con aquello. Pero los chicos no pensaban igual estaban encantados con tener que cumplir el trato con mi marido para no pagar el doble. Su juventud hacia que siempre tuvieran uno de los dos la polla erecta, se iban intercalando y no pararon de follarme en toda la noche, yo no podía más, no se las veces que se corrieron, me follaron de todas la formas, mi coño no paraba de chorrear semen.

Al final cuando ya debían ser las 9 de la mañana entro mi marido, el gordito se había quedado dormido y el más flaco terminaba de correrse por cuarta vez, me vio exhausta con el coño totalmente chorreando de semen.

-Muy bien chicos veo que han cumplido su promesa, seguro que lo habéis pasado mejor que vuestros amigos los ligones de discoteca..

-Cariño seguro que tu también lo has pasado bien, eh??? Bueno haz las maletas que tenemos que irnos para el aeropuerto.

Me duche, hice las maletas y me quede dormida, pero cuando llevaba dormida media hora mi marido me despertó para ir al aeropuerto. Bajamos con las maletas y ya nos esperaba un taxi. Aunque entre medio dormida en el taxi, enseguida pude ver que era el mismo taxista que la noche anterior.

Durante el viaje no hablamos, al llegar al aeropuerto el taxista se giro y le dijo a mi marido:

-Son 40€ pero ya saben chicos, si me dejan que folle a su mujer carrera gratis.

-No gracias, mi mujer ya ha cumplido su promesa, dijo mi marido.

Yo sentí que me quitaba un peso de encima, había pagado por mi infidelidad con creces, pero entonces el taxista insistió:

-Si me deja follarla, les invito a la carrera y les doy otro 100€ mas, esta puta me dejo muy caliente el otro día, nunca me la habían chupado así.

Mi marido se echo a reir, creo que la palabra chupar lo transformaba y me dijo:

-Mira cariño tus chupadas ya son famosas en toda la isla. Está bien aceptamos, verdad cariño?.

-Vayan dentro a la sala de facturación, el aeropuerto nos cede un cuarto a los taxistas y siempre esta vacio, aparco el coche y voy a buscarla

Yo no tenía ni fuerzas para quejarme, pero le dije a mi marido:

-Eres un cabrón, voy a llamar a la policía, yo no voy a follar porque tu me lo mandes. Solo quería recuperarte y tu lo que quieres es convertirme en una puta.

Pero mi marido, siempre sabia que decir:

-Cariño no digas eso, yo te quiero, pero tienes que demostrarme que estas dispuesta a hacer cualquier cosa para recuperarme, lo de ayer fueron dos chicos jóvenes pude oír como disfrutabas con ellos. Si follas con el taxista todo está olvidado y mañana empezaremos en Madrid como si nada hubiera pasado, además solo serán 20 minutos.

Al terminar me dio un beso y sin poderle contestar llego el taxista me cogió del brazo y se me llevo, yo no opuse resistencia solo quería terminar con aquello. En uno de los pasillos había una pequeña sala, solo había una mesa y una cafetera, cerró por dentro y dejo la llave puesta para que nadie pudiera abrir.

Vamos putita, que te pasa??, me has costado 100€ así que vamos a disfrutar, me empezó a manosear, me desnudo y me tiro en el suelo, se puso sobre mi y yo casi no podía ni respirar, olía a sudor, empezó a besarme, yo solo quería morirme.

Me lamio las tetas, y comenzó a lamerme el coño, estaba a punto de echarme a llorar pero el seguía chupando mi clítoris, poco a poco me estaba excitando…Esto me hizo sentirme como una puta, me excitaba con un viejo de 60€, me habría convertido en un puta??? Me sentía culpable por disfrutar con aquello, me excitaba pensar como aquel hombre me comía el coño chupando mis fluidos mezclados con el semen de los dos chicos. Esto me puso muy caliente.

Despue de un rato, me dijo:

-Bueno putita, ahora si que estas caliente, ahora te toca a ti.

Decidí tomar la iniciativa a ver si se corría pronto y terminaba con aquello, me subir sobre el me coloque su polla en mi coño y comencé a cabalgarlo, pero a su edad no fue tan rápido como esperaba y tuve que estar tanto rato hasta que se corrio.

Cuando se corrió me levante y comencé a vestirme, pero el me agarro del brazo y me dijo.

-Dónde vas puta, todavía no hemos terminado me ha dicho tu marido que tengo 1 hora hasta que embarquéis, ahora quiero follar tu culito.

Mi marido me había vuelto a engañar, yo corrí hacia la puerta para salir pero el me agarro y me tiro sobre la mesa, me tenia de pie con la mitad del cuerpo reclinado sobre la mesa, me puso la mano sobre la espalda para impedir que me incorporara. Con la otra mano abrió mis piernas, yo comencé a suplícale que dejara mi culo, que era virgen, nadie había penetrado mi culo.:

-Como una putita como tu va a tener el culo virgen? Eso hay que solucionarlo ahora miso.

Me metió un par de dedos en mi coño, los unto con el semen que aun chorreaba y comenzó a hidratar y estimular mi ano, poco a poco me introdujo uno de los dedos. Yo seguía intentando levárteme pero el tenia demasiada fuerza, el estaba disfrutando con aquello.

-Tranquila putita, seguro que tu marido me lo agrade, ya verás como te gusta.

Siguió estimulando mi ano y metiéndome el dedo, pensé que no me dolía tanto como había imaginado, pero justo entonces saco su dedo y de un solo golpe me metió todo su polla. Creí morir del dolor, empezó a empujar poco a poco.

Yo gritaba de dolor y el seguía empujando, no sé cuanto rato estuvimos así, pero poco a poco aunque el dolor continuaba comencé a sentir algo de placer. No me lo podía creerme estaban fallándome el culo y comenzaba a disfrutar.

Sin saber porque me lleve la mano a mi clítoris y comencé a estimularlo al mismo tiempo que me follaba el culo, el taxista se dio cuenta y aflojo las mano de la espalda.

-Ya te dije que te iba a gustar, conozco a las putas como tú.

Estas palabras me excitaron, el comenzó a follarme más y más rápido y al mismo tiempo me daba cachetes en la nalgas mientras me gritaba.

-Vamos puta muévete, voy a romperte el culo, haz que me corra. Vaya culazo tienes!!!

En medio del dolor, llegue al orgasmo disfrutaba de sentirme penetrada, note como su polla se hinchaba más y soltaba todo el semen dentro de mi culo. Saco su pene, estaba todo manchado de una mezcla de heces, semen, y sangre, al el parecía no impórtale, se limpio un poco con un pañuelo y mirando el reloj me dijo:

-Vamos puta termina de limpiármela, ahora si hemos terminado ya puedes vestirte rápido y sal corriendo porque si no vas a perder el avión y tendrás que quedarte conmigo hasta el siguiente vuelo.

Me obligo a chupársela déjensela bien limpia, me vestí y salí corriendo, llegue a al embarcar de milagro, no había podido ni limpiarme, al llegar mi marido me dijo:

-Qué pasa?? Le has dado propina al taxista?? Casi no llegas.

Yo no conteste, solo quería llorar, no cruzamos ni una palabra más en todo el viaje. Llegamos a nuestra casa, cenamos y nos fuimos a la cama. Mi marido me dijo:

-Cariño por mi parte esta todo olvidado y la infidelidad esta perdonada.

Yo no le conteste, había conseguido que me perdonara, pero a un precio muy alto. Yo tenía la sensación de haberme convertido en una puta.

Al dia siguiente fuimos a trabajar, como si nada hubiera pasado, al regresar por la tarde vi que las cosas de mi marido ya no estaban y sobre la mesa había una carta, que decía:.

“Cariño te quiero mucho porque he visto que harías cualquier cosa por mí, incluso convertirte en una verdadera puta, pero entenderás que no puedo seguir viviendo con una puta. Estas hecha toda una profesional y no dudes que si quieres puedes ganarte la vida con este trabajo.”

Debajo estaban los papales del divorcio y una foto del bukake que había hecho a los chicos, cn una notita que decía: “Firma los papeles del divorcio y estas fotos no llegaran a internet”

Me eche a llorar de lo tonta que había sido, pero con el tiempo me di cuenta que mi marido me había hecho descubrir todo mundo de placer y quizás un nuevo trabajo.

Espero que les haya gustado, chicas y chicos pueden dejar sus comentarios aquí o en mi mail personal mundoriki77@gmail.com, pero aclararles que mundoriki77 es un chico

Puntuacion: 10.00 - Votos: 1

Leido: 332 veces

Mi marido descubre mi única infidelidad.Categoría: Sexo infieles

Por mundoriki77 | 2014-03-03 16:48:33 | 0 comentarios

Me llamo Sandra, llevo felizmente casada con mi marido 6 años y aunque somos una pareja joven 35 y 36 años nuestro matrimonio había entrado en un periodo de rutina. Creo que una buena parte de culpa es mía, porque mi marido si se esfuerza en sorprenderme y buscarme sexualmente, pero por mucho que se esfuerce no consigo verlo con la pasión de antes. Sigo queriéndolo con locura pero llevo un tiempo donde la pasión ha desaparecido. Estando en esa situación, hace unos meses, a la salida del trabajo de camino al tren, me encontré con Alex, un antiguo novio de la universidad que había estado viviendo en el extranjero y que ahora había vuelto a la ciudad.

Me tropecé con el de casualidad ni siquiera sabía que estaba en la ciudad, hacía años que no lo veía, pero estaba igual, seguía vistiendo muy juvenil, era un chico muy atractivo, alto, moreno, llevaba una media melena que todavía le hacía conservar ese aire de juventud que yo si habia perdido. En mis años universitarios tuve una breve relación con el, pero nada serio.

Estuvimos hablando un rato y Alex me invito a un café, nos pusimos al día, yo le conté que estaba felizmente casada y él me conto sus experiencia en el extranjero y como ahora había vuelto para trabajar en una empresa nacional…cuando me quise dar cuenta habíamos estado hablando más de dos horas y había perdido el tren de vuelta a casa. -Perdóname Alex pero me tengo que ir, le había dicho a mi marido que llegaría pronto a casa y ahora he perdido el tren. -No te preocupes, yo he traído el coche y puedo acercarte, además vivo de camino. -Muchas gracias, te lo agradezco porque el siguiente tren pasa muy tarde.

Durante la tarde habíamos hablado de muchas cosas, pero ninguno dijo nada de nuestros años de universidad cuando tuvimos aquella pequeña relación pasajera, junto cuando íbamos en coche y estábamos a punto de llegar a mi casa, Alex me dijo: -Te acuerdas que hace 10 años también te lleve a casa en coche?

Yo me puse roja como un tomate, porque hace años el padre de Alex le dejo el coche, salimos de fiesta y a la vuelta me llevo a casa, cuando paro el coche delante de mi casa, nos besamos y después de que Alex me insistiera varias veces se la chupe, fue mi primer mamada. - Si si me acuerdo como iba a olvidarme...le conteste

Junto en ese momento llegamos frente de mi casa, Alex paro el coche y sin dejarme terminar la frase me dio un beso en los labios...yo me asuste un poco y me gire hacia la puerta para salir, Alex me tranquilizo. -Tranquila Sandra solo quería un beso, de recuerdo nada más.

Cuando estaba a punto de abrir la puerta para salir del coche, algo paso por mi mente que me hizo perder la razón, sin saber porque me di media vuelta, le abrí la bragueta y comencé a chupársela como había hecho 10 años antes. Ahora era Alex el que no sabía que decir.

Su polla reacciono rápidamente, mediría unos 20 ctm, no la recordaba tan grande, supongo que ahora al comparaba con la de mi marido que era bastante más pequeña, me pareció muy grande...casi no me cabía en la boca, pronto note como se mojaba su punta. Estaba en estado de shock, me sentía toda una puta, pero seguí chupando como una loca. Mientras Alex se estremecía, la polla se fue hinchando y cuando parecía que iba a estallar, note como sus fluidos llenaban toda mi boca.

Hacía más de 6 años desde cuando éramos novios con mi marido que no chupaba una polla, continúe dejársela limpia y me trague todo el semen para no machar el coche, Alex seguía inmóvil sin decir nada...Yo estaba exactísima y sin déjale decir nada, le di un beso de recuerdo y salí corriendo del coche.

Al llegar a casa vi que mi marido ya había llegado, estaba en el salón viendo la tele, estaba tan caliente que no me pude resistir y aunque hacía años que no me le insinuaba, me acerque y le di un beso más caliente de lo normal. El sin preguntar nada comenzó a besarme, mi excitación y mi calentura creció al pensar que todavía debía llevar restos de semen de Alex en los labios que ahora besaba mi marido. Yo llevaba falda, así que me quite las braguitas y sin darle tiempo ni para que se bajara los pantalones saque su polla y me senté sobre el, introduje su polla en mi coñito que ya estaba toralmente húmedo y a punto de explotar de placer y comencé a moverme. Mi marido se vino enseguida como siempre, pero esta vez como yo estaba excitadísima también tuve un gran orgasmo.

Levaba años en lo que había perdido todo el interés por el sexo, me había vuelto recatada y evitaba el tema del sexo, sin embargo esa tarde gracias a que me había comportado como una puta recupere todo el interés y el placer de antaño.

Cuando terminamos me fui a dar una ducha para limpiarme un poco, pero me deje el móvil en el salón y mientras estaba en la ducha sonó mi móvil, era un whatsApp que me enviaba Alex: - Lo que me has hecho esta tarde ha sido fantástico me ha sorprendido mucho, ha sido la mejor mamada que me han hecho y esta vez sin pedírtelo como hace 10 años, siento no haberte podido corresponder. Por favor llámame. Cuando salí del baño, mi marido me esperaba en la habitación con el móvil en la mano: -Toma alguien te ha enviado un whatsapp, ha quedado muy contento con tus servicios puta.

Dio un portazo y se fue de casa, a la mañana siguiente intente explicarle que todo había sido un desliz, que jamás lo había engañado, pero no me dijo nada, solo me pidió el divorcio. Yo me quería morir, seguía queriendo a mi marido y no lo quería perder, me sentía avergonzada por lo puta que había sido.

Esa noche se me ocurrió una ida, le pedí que nos fuéramos de viajes los dos solos si la vuelta se quería divorciar no me opondría. Yo pensaba reconquistarlo durante el viaje, pero él tenía otros planes para mí.

Les contare el viaje en otro relato: " Humillada y prostituida. Mi marido se venga de mi infidelidad."

Chicas espero que me dejen sus opciones aquí o en mi mail: mundoriki77@gmail.com (Mundoriki es un chico)

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 333 veces

ALGO ESPECIAL CON MI CUÑADA 3Categoría: Novela rosa

Por VIOLADORNOCTURNO | 2014-03-03 16:23:57 | 0 comentarios

Para los que me han hecho el favor de leer mis relatos anteriores, aquí les platico lo que me ha sucedido con mi cuñada últimamente.

Para recordarles que mi cuñada nos visita más seguido y en algunas ocasiones cuando he tenido oportunidad de "hacer algo" no había pasado más de lo que he intentado hasta este fin de semana.

Bueno mi relato empieza como los anteriores hasta la hora de irnos a dormir los tres juntos, pues mi cuñada y mi esposa no tienen problemas para conciliar el sueño. Mis nervios empiezan al momento de que veo que se acuestan y no tardan mucho en cerrar los ojos, yo mientras aunque estoy algo cansado no me acuesto al instante hago algo como guardar mis cosas o revisar mi ropa para ir a trabajar al día siguiente pues se que si me acuesto en ese momento me dormiré tan pronto ponga la cabeza en la almohada como ellas. Deje pasar unos quince o veinte minutos cuando decidí acostarme esperando tener mejor suerte que las noches anteriores de las cuales no pasaba de acariciarle la cadera o rozarle las nalgas.

Pero esta noche pintaba algo diferente, no sabía bien que era lo que pasaría pero mis nervios me pusieron a temblar. Me acomode para darles más tiempo a dormirse, esperaría unos 30 minutos más y empecé mi faena.

Dado que se facilita mucho el acomodarse un poco más abajo de la almohada de lo que comúnmente lo hago, mi cuñada daba la espalda hacia nosotros y mi esposa dormía de perfil dándome oportunidad de acomodar mi brazo en su pierna izquierda a la misma altura donde estaban las encantadoras nalgas de mi cuñada. Mi faena empezaba, trate de meter mis dedos a la altura de su vagina o tomarla por la cintura y tratar de alcanzar su vientre y acariciarlo pero por mas intentos que hice no pude hacerlo, después intente acariciarle las nalgas pero mi ansiedad me sobrepasaba y trate de tranquilizarme un poco pues no quería que alguna de las dos se despertara y acabaran mi noches locas, pero mi sueño ya era algo pesado para ese momento pues en algunos lapsos sentí como mis parpados se cerraban pero no mis ganas de acariciar a mi cuñada. Continué con mis intentos pero todos en vano, no encontraba la posición perfecta para lograr mi cometido.

Después de casi dos horas de hacer esto me venció mi desesperación y pensé en dejar todo para otra noche que se dieran mejor las cosas. Cuando estaba a punto de acomodarme para dormir mi esposa se movió y levanto la cabeza diciéndome que quería ir al baño por lo que me levante un poco para darle el paso y en cuanto ella salió del cuarto yo me acomode en medio de la cama boca arriba sintiendo la calidez del cuerpo de mi cuñada, esperando que al regresar mi esposa no me dijera que me acomodara en la orilla nuevamente, por lo que trate de disimular que estaba dormido, ella regreso del baño y se acomodó a mi derecha recargando su cabeza en mi hombro derecho.

Con los ojos cerrados, espere pacientemente a que mi esposa nuevamente se durmiera y pudiera yo darme la vuelta para ahora si poder acariciarla a mi cuñada como y hasta donde se pudiera. Pasarían unos quince o veinte minutos cuando mi esposa giro su cuerpo hacia el otro lado y yo me gire a la izquierda, sin hacer movimientos bruscos lance mi brazo hasta encontrar la cintura de mi cuñada, lo cual lo logre en el primer intento, no sabía cómo hacerle para moverme y pegar mi cuerpo al suyo pues había algo de distancia entre los dos, no quería mover mucho la cama para no despertarlas pero se me ocurrió de golpe lanzar más mi brazo para ver si podía hacer algo pero, logre abarcar más llegue hasta el otro lado de su cintura, en ese mismo instante de hacer esto mi cuñada acomodo su cuerpo hacia el mío, mi corazón que ya empezaba a sentirse como caballo galopando en ese momento sentí que toda la cama rebotaba con cada latido de mi corazón.

No quite mi brazo de su cintura, no me moví, deje de respirar por unos segundos esperando que se regularizara mi respiración, cerré mis ojos dejando medio abierto el izquierdo para ver si volteaba a verme pero simplemente acomodo su cuerpecito encima del mío. No lo creía mi verga que ya estaba dura antes de esto y se puso más cuando sintió las suaves y ricas nalgas de mi cuñada, no perdí tiempo y empecé a pegarla más a mí, restregarle toda la verga entre sus ricas nalgas, mi cachondez estaba al máximo, esto me estaba provocando un orgasmo pero me controle para no llegar a eyacular. Mis apretones a su cadera eran fuertes casi como si quisiera hacer de su cuerpo y el mío uno solo, claro está no se puede, pero no me importo lo que intente por más de una hora. En un momento de tanta lujuria en forma algo brusca mande mi mano para acariciarle la vagina pero ella cerro más sus piernas y lanzo un gemido como dándome a entender que no quería eso. No la solté para nada, perdí la noción del tiempo, la apretaba fuerte pero con suavidad hacia mí, no podía perder esta oportunidad pero... mi esposa se giró nuevamente hacia mí, me puso su brazo derecho arriba del mío y me cruzo por la mente que tal vez notaria que el cuerpo de su hermana y el mío estaban completamente pegados, pero solo se acomodó.

Solo con el abrazo para no soltar a mi cuñada, no me moví por un rato, en esto mi cuñada acomodo de lado su cuerpo y no perdí tiempo la abrazaba desde la cintura hasta por debajo de su axila, ella no se despertaba para nada, la veía a totalmente relajada y tranquila, insistiendo para ver si podía acariciarle su vagina solamente pude a la altura de su vientre y lo hacía suavemente. En alguno momento me perdí y me quede dormido pues ya era tarde. Al despertar ya pasaban de las 10 de la mañana, no fui a trabajar pues si llego 10 minutos tarde me rebajan el día ya les inventaría algún pretexto por mi falta. Me acomode para seguir acostado pensando que si mi cuñada se ha dado cuenta de lo que le hago en las noches pues entonces es muy discreta o verdaderamente duerme como oso invernando y la verdad creo que se ha dado cuenta de casi todo lo que le hago pues al día siguiente salimos los tres y andando juntos ella buscaba la manera de hacerse sentir junto a mí, si estábamos sentados se pegaba mucho a mí, lo que noto mi esposa pero no dijo nada y al estar parados aprovechaba cualquier descuido de mi esposa y se ponía de espaldas casi pegada a mí pero de una manera como esperando que la tomara de la cintura, ya de noche y con el sueño del día anterior nos acostamos pero mi esposa me pidió que me acostara en medio de las dos, no puse ninguna objeción y mi cuñada si le molestara por las cosas que le hago tampoco dijo nada solo me metí entre ellas y de rato me quede dormido para no despertar sospechas y reparar un poco el sueño. Ya tarde me desperté como a las 4 de la mañana, vi a mi cuñada, me gire para abrazarla y como si fuera casi una orden ella acomodo nuevamente su cuerpo al mío, de tonto dejo pasar esto y a darle de nuevo sus arrimadas entre sus nalguitas y por primera vez al recorrer su cuerpo pase por sus pechos y al instante reacciono estremeciéndose pero sin decir nada, y así estuve un rato más pues me quede nuevamente dormido.

Espero no le aya aburrito este relato, espero tambien seguirles relatando mas y con el resultado que espero.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 315 veces

Veo la primera cojida en serio (Continuacion del avive, tercera parte ?Categoría: Gays

Por veo la primera cojida en serio ( conituacion de el avive tercera parte ) | 2014-03-03 15:13:27 | 0 comentarios

Las experiencia preadolescentes con Osvaldo, las primeras experiencia sexuales con Ramon , mi avivador, que me habia hecho tener tres orgasmos ya , me habia chupado la pija, y yo habia tragado su leche , la prim,era de mi vida , avanzaba a pasos agigantados en mi vida sexual de preadolescente.

Ademas de ellos otros amigos se van incorporando a la galeria de experiencias sexuales en mi corta vida, uno de ellos era Hector, vivia enfrente de la casa de mi abuela, al igual que Ramon, en unos depertamentos de tipo chorizo, tenia 13 años, y al igual que Ramon trabajaba despues de la escuela , era unos meses mas grande que el. Era alto, flaco, pero musculoso,muy morocho, de pelo largo ondeado, y brillante, sus ojos eran grandes , achinados, de pestañas larguisimas, oscuras y sus pupilas de un negro muy brillante, la nariz aguileña , la boca gruesa, y los dientes blanquisimos y parejos, usaba pantalones cortos todavia , aunque tenia bastantes pelos negros y largos en las piernas.

Apenas llego a" jugar" en lo de mi abuela , donde estabamos Ramon y yo, se le acerco y agarrandole un cachete del culo , le pregunto_ este esta avivado , ya ?_ obviamente por mi

Mirandolo con expresion extraña Ramon contesto _ si yo lo avive.

- Bueno -me dijo_riendose- ahora te voy a dar otra leccion, vas a ver como se usa una putita .

Debo reconocer, que me sorprendio, nunca pense que Ramon, mi mentor sexual, el que me habia avivado, que yo creia un machito hecho y derecho, pudiera ser la putita de otro chico, pero curioso y caliente me sente a ver que pasaba.

Seguia tocando el culo de Ramon, que lo aceptaba sumiso , Hector lo dio vuelta y lo beso en la boca, hundiendo su lengua bien adentro de la boca , y Ramon estiro la mano para acariciar el enorme bulto que se formaba bajo en pantalon.

Hector se corrio para atras y se bajo el pantalon, lo que vi me termino de calentar, como creo que nunca habia estado. Siempre me habia parecido grande la pija de Ramon, un poco mas larga y gruesa que la mia , pero esto si era una poronga en toda la regla , varios cm. mas larga que la de Ramon y por supuesto casi el doble de la mia, no era muy gruesa, pero muy cabezona , renegrida, la piel se corria totalmente, formando un grueso anillo atras de la cabeza, color borravino, estaba muy parada, casi pegada al vientre , las bolas eran grandes, lizas, oscuras y una importante mata de pendejos formaba ya un triangulo sobre la pija.

-Arrodillate y chupale la pija a tu macho, putita¡ _ dijo imperativo.

Cada vez mas sorprendido, vi a Ramon arrodillarse sumisamente y acariciar aquella verga, la lamio, beso y lamio las bolas, lamio la cabeza, y se la metio en la boca, sin dejar de mirarlo a los ojos. Hector lo tomo de las orejas, y de un empujon la metio hasta los pelos, sin importarle el ahogo y las arcadas. Pero obvio, todo esto no solo no molestaba a Ramon , sino que lo calentaba, con una mano acariciaba las bolas de Hector y con la otra se pajeaba.

Hector se movia hacia adelante y atras, en la boca de su amante, hundiendo una porcion increible de aquella barra de carne negra , por fin un suspiro ahogado y una embestida final, la hundio hasta los pelos, y acabo litros de leche que se escapaban por la comisura de la boca, al tiempo que Ramon acababa en su mano.

Hector saco la pija aun dura y brillante de saliva y leche y con ella cacheteo la cara de Ramon _ limpiala ¡¡¡- dijo, y Ramon lamio , chupo la verga, hasta dejarla limpia y nuevamente parada.

Hector lo abrazo, lo beso bien profundo, mientras sus dedos se metian en la raja del culo parado y blanco de Ramon, se agacho le chupo un rato la pija, que se paro de inmediato, y dandolo vuelta, le hizo apoyar las manos en la pared y agacharse, dejando la cola bien abierta y paradita , yo vi por primera ves, el ortito, arrugado , marron de Ramon, Hector le paso la lengua , lamio el culito, metio la lengua y la revolvio adentro, Ramon jadeaba, movia la cola y se pajeaba ferozmente, un dedo, dos tres, se metian en ese culito, abriendolo y revolviendose adentro, los jadeos de Ramon se transformaron en aullidos de placer.

Hector , se paro atras de Ramon, tomano su pija con la mano, la paso por la raya del culo de arriba abajo, se apoyo en el enrojecido agujerito, y empujo para adelante , Ramon pego un grito de dolor, pero Hector lo tomo de la cintura , y empujo por segunda vez, nuevo quejido y mueca de dolor de Ramon , la mitad de esa larga pija se notaba adentro del orto de Ramon, Hector se endrezo, y mostro los dientes , le briillaban los ojos , todo su cuerpo estaba transpirado, salio un poquito y empujo sin piedad, por tercera vez, clavandose hasta los pelos ,en su dominado putito, que grito de dolor , mientras jadeaba a la vez de calentura, dos fuertes nalgadas dejaron los dedos de Hector marcados en las nalgas de su amante , al tiempo que empezaba a bombear cada vez mas rapido, decir que yo estaba caliente, era un palido reflejo de lo que sentia, me sacudia la pija cada vez mas violentamente.

_Move el culo, puta¡- le grito Hector , mientras bombeaba sin piedad- ¿quien es tu macho? ¿ quien hace con vos lo que quiere y cuando quiere?.

_ vos¡¡¡¡¡ - grito Ramon con vos ahogada- sos mi macho , soy tu puta , tu perra, haceme lo que quieras, quiero que me hagas un hijo¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ amor¡¡¡¡¡¡¡.

Hector sonrio con su machismo agrandado, saco todea la pija y la volvio a hundir de un golpe, hasta los pelos, se abrazo por la cintura, se apoyo sobre la espalda de Ramon y le mordio el cuello, y comenzo a acabar, tanto que la leche salia del culo de Ramon, que a su vez acabo nuevamente en el suelo.

Respirando agitado Hector la saco , Ramon se levanto agitado tambien, _ te gusto?- me pregunto.

- Me encanto¡- le conteste - estoy recontra caliente , entonce Hector, se agacho y comenzo al chuparme la pija y acariciarme las bolas, mientras Ramon se agacho por detras y me lamia el culito, mietras jugaba con los dedos , sin meterlos todavia en el ano, tres orgasmos seguidos, me sacaron entre los dos, antes de parar y dejarme laxo y relajado.

Al mirarlos vi su pijas nuevamente paradas, asi que agradecido,me arrodille y comence a chuparlas y a pajearlos alternativamente, por fin Hector le ordenos a Ramon que me chupara la pija , este obedecio, se arrodillo y comenzo a trabajar mi pija con la boca , mientras Hector me tomo de la nuca y hundio su pija en mi boca. Tenia un gusto y un olor fuerte, pero exitante , teniendome de la nuca y el cuello se movia rapido en mi boca haciendome doler la mandibula , pero la calentura era tan grande que valia esa pequeña molestia . Por fin me tomo de las orejas y se hundio hasta mas alla de la campanilla, y me lleno la boca de leche , en una cantidad impresionante, era mas amarga y espesa que la de Ramon, pero era muy exitante y la trague hasta el final incluido lo que salia de mi boca, y la lami hasta dejarla bien limpita .

Esa fue mi primera sesion de sexo fuerte , si bien la mayor parte como expectador, empece a pensar que era la hora de aplicar lo que estaba aprendiendo , pero eso es otra historia.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 201 veces

mi primera vez y mi primer gangbangCategoría: Gays

Por alejandro | 2014-03-03 13:00:38 | 0 comentarios

hola tengo 24 años soy un joven atractivo y bien apuesto soy de mente abierta aveces me calentaba cuando estaba solo y me masturbaba para sentir placer, me colocaba vestuario femenino y me hacia sentir una pu tita y era solo para masturbarme puse un aviso en Internet buscando a un hombre que quisieran penetrarme por primera vez asi fue llamaron muchos pero no era lo que buscaba un dia me contacto un tipo tenia 47 años atractivo bien alto y de buena situación me invito para conocerme me llevo a su casa nos tomamos unos tragos conversamos y yo quería con el y el también comenzó a tocarme llevo mi mano a sus pene sentí bajo del pantalon un pene si que era super dotado me digo si lo quería chuparlo acepte nos sacamos la ropa me calentó ese tipo estaba su disposición me puse su pene en mi boca y empece a mamar me deci eres un as con esa boca me vas a ser que me corra a si fue se corrió dentro de mi boca y de que manera un poco de semen lo trague y lo demás corría por un lado mientras lo seguía mamando me digo te pasaste hiciste que me corriera y no te lo e metido todavía pasamos a un salon saco una ropa interior femeninas consolador lubricante y pelotas me vestí queria verme mientras se recuperaba quiero verte como una putita ta muy rico me decia teni un culo de miedo parece demina y yo mas me tocaba y me calentaba a todo esto espor eso tengo buen cuerpo y buen culito apretadito y bien parado pa cualquier hombre le encantaria tenerme sabia que si me calentaba estaria a su disposición y si fue luego me dice si me gustaria tener mas hombres a mi lado agamos algo bien rico le dige bueno pero cuando a hora me digo llamo y en 5 minutos estan aki son mis vecinos ya bueno ientras seguia metiendo unas bolitas en mi ano con mucho lubricante para dilatarme a si llegaron 5 tipos todo como el todo hombres ejecutivos todo elegante se desvistieron nunca pense tener 6 tipos y que hombres todos dotados empesaron a tocareme sentia unosa dedos en mi ano mientras sus penes en mi boca uno metio la punta de la botella de lubricante en mi ano y la apreto echo la mitad adentro sentia un liudo muy suabe adentro uno me puso en cuatro me decia esto te va a encantar m lo metio hastal fondo no podia moverme me teia de la cintura tonado sabia como asr lo para que no me moviera salio un grito d mi haaaaahahhhaaaaaaaaaaaaahh uno me puso su mano en mi boca sentia dolory mucho pero placer cuando lo saca salio un chorro de liquido por mi ano lo sentia relajante te gusto si ta rico a si el otro isolo mismo en varias posicione luego me sugetanron los brazos e dieron de azote me metiean su pene hasta el fondo de la boca era tan rico queria mas y bien duro unodigo veo que te gusto siiiii sii dale bien duro me gustaba el dolor uno se recosto en la alfombra con su pene erecto y bien gruso media uno 23 cm era enorme me decia sientate en mi garrote lo senti hasta el fondo me me tomo de cuello y me beso en ee momento senti otropene en mi culo tratando de entrar mas lubricante uno me tenia de cuello el otro me tomo los brazos y me dieron bien duro y asi se turnaron por pareja mientras a los otros mas mamadas gemia de placer uno digo no doy mas me corro mierda termino dentro de mi ano otro lr gustaba que me atragantara con su polla y lugo siento que se corre otro dentro d mi ano y cutro terminaron en mi culo uno me dice no lo botes todavía los otros dos se corrienron en mi boca corria mucho semen me lo trage todo uno trago una bandeja de vidrio boto el semen que tenia en mi culo me lo puse en mi boca para tragarlo me sentia bien lo disfrute mucho me qued con 3 tipo hay enla csa la noche lo esimos en la madrugada me encanto aserlo con varios a la ves este tipo nos esimos amigos el le buscaba jovencitos a estos tipos asi bui a otra junta hay avia de todo empresarios politicos ejecutivos una sensacion muy rica tener fiestas de sexo a hora me dedico a su servicios pero siguiendo una vida normal con los que mas e estado solo teniendo relacionesas ido con 19 tipos hay esa ves paso de todo me trajeron 4 negros para que sus señoras me vieran como tiraba con ellos esto lo tomo como un placer y me encanta

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 286 veces