Los 10 relatos mejor valorados

cojiendo con mi amigo de 11

Hola a todos los lectores de relato...

QUÉ QUIERES QUE TE HAGA

Soy Santandereano y bien conocida e...

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTRO VERGA

MI ESPOSO ME CONVECIO DE PROBAR OTR...

descocado por mi perro

Descocado por mi perro lobo Hola mi...

Estacionamiento

Hola espero que te guste esta histo...

me iso el amor un san bernardo

Todo comenzo hace un par de años c...

amigas por accidente

mi nombre es karina les cuento este...

Primera vez

Bueno esto que les contare es porqu...

YUYI

Mi nombre es Obdulia... Pero todos ...

Me encantan los machos heterosexuales...

Desde que era un niño, tengo memor...



Ultimos relatos


somos dos y a veces tresCategoría: Sexo infieles

Por carlos | 2014-03-15 15:55:01 | 0 comentarios

Hola,somos una pareja de 47 años,mi esposa siempre me contaba de su primer hombre hasta que un dia la vida se lo puso en el camino.Yo le pedi que terminara esa materia pendiente que tenia con el,y arreglo para salir una nochede vacaciones en cordoba.cuandovolvio me conto que la llevo a un dpto. y que cuando le vio el pene casi se muere de logrande que era.No se acrdaba ese detalle,asique la cogio por la concha pero no le pudo hacer elculo que es su especialidad.como habían quedado en verse 44 días después,yo aproveche para agrandárselo todos los días y asi fue de vuelta ,pero esta vez si volviocon el culo roto.Soloverselo cuando entro fue hermoso,loteniacolorado y salido para afuera y alabrirlo le salio un poquito de semen,yo no aguante y le puse mi pija que le bailaba en el agujero que le habían dejado.A PARTIR DE ALLI comenzaron muchos juegos entre nosotros sin que el supiera.Yo le llenaba la concha de leche antes de ir,y ella se la hacia chupar y el se creía que estaba mojadisima o ella lo llamaba a la mañana a su depto. y le decía que estaba sola y mientras yo le bombeaba la cola le decía a el que la haga acabar por teléfono etc,.luego comenzó una etapa de traerme fotos y videos en la próxima les cuento

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 265 veces

APRENDIZAJE CUASI INFANTILCategoría: Sexo en familia

Por carpi76 | 2014-03-15 08:13:11 | 0 comentarios

APRENDIZAJE CUASI INFANTIL
Emi 9 Dardo 14 Joana 36

Ma llamo Dardo, estoy finalizando la primaria, antes de llegar a mi casa la veo a Emi sentada en el marco de la puerta de lo que sería una casa, es una vecinita que apareció hace unas po-cas semanas, siempre la saludé, ella me contestó con simpatía, hoy me quedé, me senté a su lado y comencé con mis curiosidad de lo cual supe que vivía con su madre y su pareja, que es-taban ocupando esa humilde vivienda porque la encontraron desocupada, que ella iba a la es-cuela y luego debía espera que regresaran, lo que hacían por la noche cuando traían la comi-da, averigüé y me dijo que no había comido nada desde el mediodía.

La llevé a mi casa, le explique a mi madre, quien también se compadeció y le ofreció una bue-na merienda que devoró, quedamos conversando hasta mas o menos la hora en que regresa-ban. Esa noche mí madre observó la niña, le pareció que contaba mas de 9 años aparecía co-mo de once, buen cuerpito, lindas piernas, cintura y caderas bien formadas, de mujercita ya, se notaba sus incipientes pechos, es linda, falta un poco de educación pero es linda de cara.

Al otro día ocurrió lo mismo, fue a casa comió, charlamos pero ahora permaneció mas tiempo, simpatizamos,

Al cuarto día me esperaba, ya éramos amigos, así que fuimos a casa, merendó y pasamos a mi pieza a estudiar, la guié en lo que pude, ella se acercó demasiado cuando estamos sentados.

Vino el fin de semana, la madre de Emi se acercó a conversar con mi madre para pedir que la cuidara por el fin de semana porque ellos debían viajar y no tenían dinero para afrontar el gas-to de ella, así fue como quedó a dormir desde el viernes a lunes.

La primera noche, previo darle un buen baño, que necesitaba, mamá armó una cama en mi pieza, ella insistió que quería dormir en mi dormitorio, así que esa noche tuve compañía, una compañía que no había imaginado.

Luego de que se apagaran las luces de la casa, sentí que invadían mi cama, ella se recostó jun-to a mi cuerpo y me abrazó, me dijo “sos mi hombre Dardo” me besó en le mejilla, “ya estuvis-te con alguna chica” “Nooooo…… “ “Tampoco yo pero siempre la veo a mamá con sus pare-jas y la pasan muy bien” Hablábamos en secreto. “Queres que te enseñe lo que hacen cariño” No daba crédito a mis oídos, esa niña me quería enseñar. “Bueno y que vamos a hacer” “Lo que hacen los grandes, tu mama y tu papá también lo hacen” “Asíii…”

Me tomo la mano se la llevó a los pechitos “acaricia despacito, no vayas a ser torpe” suave-mente pasé mi mano por sus pequeños, pero con buenas forma, senos “me gusta” escuché que dijo, “a vos no” “Si me dan ganas de besarlos” “Hacelo…. vamos…..toma….” se los aca-ricié con los labios, ella movía sus cuerpo en forma extraña “Dale---- mordelos despaci-to…..despacito cariño” “quien te enseño Emi,” “Veo lo que hace mamá con los hombres,… quiero hacer lo mismo, porque parece que es rico por lo que ella le dice a ellos” “Te gustó Dardo? te gusta lo que estamos haciendo… porque no subís arriba mío?” “Si me gustas mucho Emi, me gustas mas de lo que pensaba, sos mas grande que yo” “Subí, asiiiiii, te gusta estar encima mío amor?”……… “Estoy sintiendo tu aparato en mi pierna,” Entonces sentí que me apretó las nalgas y su cuerpito se empezó a mover debajo de mi, fregaba su cosita contra mi pito, “no te gusta Dardo, a mi siiiiii cariño, me gusta es rico,” gimió largo se aflojó y me dejó con mi aparato bien duro, ella metió la mano me tomó la pito “que dura que la tenes Dardo, es grande para mi, siempre la tenes así” “No ahora se puso así porque vos me acariciaste” “Pero te gustó lo que te hice no es cierto” “Siiiiii”

Se cambió de cama, dormimos, al otro día al levantarse se visitó, se acercó a mi cama me dio un beso en el pómulo, le ayudó a mamá en la casa, mi madre en medio de la tarea le preguntó como había pasado la noche ella le dijo que fue una de sus mejor noche, mi madre algo sor-prendida dedujo que se trató por la cama y la pieza, no obstante ella haber escuchado algunos movimientos.

Inmediatamente de almorzar y limpiar la cocina mi madre debió salir a una reunión social, vol-vería a eso de las 18 o 19 Hz., con mi amiga nos miramos, ella sonrió feliz, con buena voluntad demostrada a mi madre, se dedicó a hacer algunos arreglos y limpieza de la casa, hasta que Joana salió, en ese momento Emi finalizó la tarea ordenó todos y me dijo “Dardo cariño va-mos a recostarnos, no queres??”

No me hice rogar, allí fuimos a mi dormitorio, evitó recostarse en su cama lo hizo en la mía, para inmediatamente enlazar mi cuello, subir su pierna sobre mi pubis friccionando la rodilla en el lugar apropiado con lo que consiguió enardecer mi pito, me beso en lo labios, por prime-ra vez, “nunca besaste una chica, cariño” “No Emi, no” en ese momento su lengua hizo con-tacto con mis labios, sorprendido me retiré, ella se empinó sobre mi, metió su lengua empezó a buscar la mía, sentí la dulce y tibia saliva de esta mujercita, que me provocó que mi cuerpo reaccionara, la estreché por la cintura, así estuvimos besándonos uno minutos.

Mi madre había regresado, una de las integrantes de la junta le avisó que se había postergado la reunión hasta después de las 18, le avisarán la hora exacta, al llegar a casa, no vernos, no sentir ruidos se acercó sigilosamente a mi habitación, el cuadro que se le presentó la sorpren-dió.

Emi luego del beso se acercó al cierre de mi pantalón, lo bajó saco mi pito y comenzó a lamer-lo, a chupar la cabeza “es duro y grueso cariño, el gustito no me gusta mucho, pero así lo vi. Hacer”…… luego de unos minutos de la sensual caricia “Ahora tienes que hacer lo mismo con mi cosita…. vení que te muestro!” ella se sacó su bombacha, sentada en el borde de la cama mostró su vulva lampiña, abrió los labios “aquí tenes que chupar cariño, allí me va a gustar” miraba sin comprender “dame un besito aquí” arrime mi cara olí la fragancia muy tenue de su cosita, arrime mis labios y la besé, quede unos segundos, ahora el olor me agradaba mas así que mi lengua se extendió y rozo los labios, sus manos acariciaban mi cabeza “Así, así me gus-ta, cariño, seguí ….. seguí” continué con mi lengua y mis labios, ella produjo movimientos de arriba abajo, arriba-abajo con sus caderas empezó a suspirar y a quejarse, me detuve, mi ar-ma está descubierta, ella en esa posición, el instinto mandó, ella vio venir la acción siguiente con los pie sobre el colchón se ubicó en la cama, me le eché encima ambos empezamos a mo-vernos, de mi parte subía y bajaba, empujaba y sacaba, ella movía sus caderas, así estuvimos unos minutos encimados hasta que ella se apaciguó, sentí un estremecimiento como cuando estaba en soledad , nos tranquilizamos, agitados, sudorosos quedamos sobre la cama.

Joana no daba crédito a lo que había visto, desde que Emi se llevó el sexo de su hijo a los la-bios, no creía que fuera real todo lo que había visto, era propio del accionar de una pareja mayor, silenciosamente, pero muy húmeda se alejó, entre sus pensamientos afloró el que su hijo se estaba haciendo hombre de forma muy feliz, pero íntimamente no estaba contenta, ambos hacían lo que querían, no tuvieron obstáculos, se los vio muy concentrados, lo de Dar-do la alteró algo, un poco de celos, bronca.

Desde la puerta de entrada gritó “Estoy de vuelta chicos” lentamente se acercó al dormitorio de Dardo, golpeó la puerta la entreabrió allí estaban los dos cada uno en su cama leyendo, ”así me gusta, lean, aprendan, dentro de un rato los llamo para la merienda chicos”

Conmocionada pero sin haber perdido el tino siguió con sus quehaceres, siempre con la idea fija de lo que había visto, sus partes estaban tan mojadas que decidió ir al bidet hacer un lava-do y cambio de trusa. Prenda que al cabo de unos minutos Dardo vino al baño y la vio sobre la ropa para lavar, le llamó la atención la intensidad del color de una de las partes, la tomó olfateo, su cuerpo cimbró ante la fragancia de esa prenda, vibró su pene.

Transcurrió la tarde, Joana no los quería dejar solo y se aproximaba la hora de su reunión en-tonce le propuso que le daría dinero para que salgan a caminar y a tomar un helado, lo que fue aceptado rápidamente por Emi, luego Dardo acepto de buen grado.

Cuando los vio alejarse los miraba desde el visillo de la ventana, le dio mas celos, mas rabia, ella lo tomó del brazo, como si fuera una pareja de novios, así se alejaron ante le inquietud materna. Mas serena, ya mas lejos la parejita, le quedó como una linda figura la de los dos.

Por la noche cenaron pisa con gaseosa, charlaron lo que vieron en su caminata, Joana no sa-caba los ojos de Emi, que indiferente contaba su experiencia la primera en compañía de un “hombre” lo que arrancó carcajadas entre los jóvenes-niños, mientras que mamá tenía los ojos encendidos pero no malditos.

Miramos televisión en la sala los tres, mi madre junto a mi, recostó su cabeza en mi hombro, Emi en otro sofá solita, fue una forma de decirle este hombre es mío.

Finalizada la película dijo “Chicos a dormir, vamos ya es la hora, a pesar de que mañana es domingo, pero no podemos dejar de descansar” Dardo me dio un beso en la cara, ella no qui-so ser menos he hizo lo mismo, esperé a que fueran al baño, por separado ambos se cepilla-ron lo dientes, se pusieron sus prendas de dormir y alaaa a la cama, una vez que estuvieron acostados abrí algo la puerta “hasta mañana, duerman bien” me retiré a mi dormitorio, hice algo de ruido, esperé unos minutos, entorne la puerta de mi pieza.

Emi solo esperó que Dardo se acostara para estar encima de él, había una lámpara chica que él encendió, lo besó con los labios abiertos apasionadamente, “tengo ganas de estar con vos cariño asííí” mientras sus manitas abrían su blusa, abría el pijama de Dardo, sus pechitos se aplastaban sobre el del varón, ella seguía succionando los labios de él, evidentemente ella lle-vaba la batuta en estos encuentros ante la inexperiencia de él, los movimientos no cejaban, cuando desaparecieron estaban los dos desnudos, ella sobre él, lo había desnudado en un santiamén, allí se la veía con sus nalgas expuestas suaves, macizas, su espaldita fresca, su ca-bellera caía a los costados, abrió algo sus piernas bien formadas, las de una señorita ya, movió sus caderas en redondo, “cariño me lo vas a meter, quiero sentirte adentro siiiii papi”

Él no tenía opinión, ella proponía, como no sabía que hacer, aceptaba la propuesta, así fue que ella le dijo “yo abajo y vos arriba mío cariño….. así es mas rico papi” cambian la posición el pito quedó entre los labios de la vulva, se empezaron a mover como si estuvieran realizando el coito, ella lo paró “está afuera mi negro, espera –bajo su manita tomo el pito lo puso en la entrada- ahora despacito papito querido” inexperto pero prudente empujó algo “mas cariño, mas….” otro empujoncito, lo besó en los labios, abrió mas sus piernas “dale, empuja papi da-le” ante la insistencia empujó, ella gimió mas fuerte, le clavó los deditos en la espalda, quedó quieto ante el temor de haber hecho algo mal, luego de unos cuantos segundos “me dolió amor, pero me gusta…. está gordo, duro y caliente” “la tuya está tibia, resbalosa, me aprie-ta” ella le agarro con sus dientes el labio inferior, se lo mordió, lo estiró mientras movía sus caderas, ante esta invitación él comenzó a serruchar, luego de unos segundos la respiración agitada de ambos completaba el entorno de la pieza le susurraba al oído “es rico, es lindo como dice mi mamá, dame maaaaaassss cariño, dameeeeeeeeeeee, assiiiiiiiiiiiiiiiiiii, que ri-cooooo seguíiiiiiiiiiiii. seguíiiiiiiiiiiiiiiii aaaajjjjjjjjhhhhhhhhhhhhhh …………….. aaaajjjjjjjjjjhhhh hhhhhhh en paralelo se escucharon ronquidos Emiiiiiiiiiiiiii Emmiiiiiiiiiiiiii surgió el silencio restando solo los jadeos de ambos cuerpos

Detrás de la puerta una señora se limpiaba su vulva con el salto de cama.

El domingo Joana invitó todo su tiempo en mantenerlos a la vista, en algún momento conver-só con Emi, veladamente se enteró que la mama tenía distintos hombres, que no tenían una residencia fija, que los hombres la llevaba a la mamá, que a ella nunca le habían hecho nada, que ella quería vivir como Dardo, en un linda casa con un papá y mamá.

Por otra parte tuvo un dialogo con su hijo al que le reconvino lo que había hecho con la chica, a lo que él le dijo que ella le había enseñado todo, que era la primera vez que tenía relaciones, que no le había dado tiempo ni a pensar, luego agregó “ma, estamos solos, la pasamos bien, no le hicimos mal a nadie, a vos te molestamos?” “No, hijo no” “entonces mami, que pro-blema hay…” “Pero lo puede haber, cariño –recordó que la nena lo llama así- no usaste nin-gún cuidado en la relación ella puede quedar embarazada” “Tan chica, …. bueno ella lo quiso yo no la forcé”
Llegó la noche comenzó el problema para Joana, se fijó en Internet la posibilidad de embarazo en una niña de esa edad 9 años había manifestado, pero aparentaba mas, los comentarios que leyó no hubo ninguno terminante, siempre dejaban la puerta abierta hasta después de los ocho años, así que su hijo podía engendrar, no supo que hacer, pero viendo lo feliz que lo pa-saban decidió dejarlos hacer, siempre bajo su oculta custodia.

Esa noche con el propósito de que durmieran antes, con la posibilidad de que no lo hagan, de-cidió, Joana, sacarlos a un parque de diversiones. En el que los chicos subieron a algunos jue-gos y en otros la incluyeron, lo cual trajo cierta alegría a su cuerpo, ya que su hijo aprovechó en oportunidades que tuvo a tocar sus senos, sus nalgas, lo que tenía a mano tocó, lo que ella no reprobó en ningún momento, se sintió feliz, ella también formaba parte del cariño de su hijo, para no ser menos en un pasaje oscuro le tomó la entrepierna, el bulto de los genitales, lo apretó por unos segundos sintió como se enardeció su pico, al salir a la luz la mirada sor-prendida de él le arrancó una pícara sonrisa a ella.


+++++++++++++++++++++++++++

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 729 veces

Aprendizaje cuasi infantil 2Categoría: Sexo en familia

Por carpi76 | 2014-03-15 08:10:31 | 0 comentarios

APRENDIZAJE CUASI INFANTIL 2
Joana 36 Dado 14 Emio 9

Esa noche con el propósito de que durmieran antes, con la posibilidad de que no lo hagan, de-cidió, Joana, sacarlos a un parque de diversiones. En el que los chicos subieron a algunos jue-gos y en otros la incluyeron, lo cual trajo cierta alegría a su cuerpo, ya que su hijo aprovechó en oportunidades que tuvo a tocar sus senos, sus nalgas, lo que tenía a mano tocó, lo que ella no reprobó en ningún momento, se sintió feliz, ella también formaba parte del cariño de su hijo, para no ser menos en un pasaje oscuro le tomó la entrepierna, el bulto de los genitales, lo apretó por unos segundos sintió como se enardeció su pico, al salir a la luz la mirada sor-prendida de él le arrancó una pícara sonrisa a ella.


+++++++++++++++++++++++++++

No supo si por su decisión de sacarlos, o por el agotamiento de la tarde, por la excitación de su hijo con ella, tuvo éxito, no tuvieron actividad durmieron tendidos las 9 horas.

Al mediodía la mamá de Emi, vino a agradecer el cuidado de su hija, que estaba muy contenta y feliz de los días que había pasado en casa, a la vez que me informaba que partían enviaje dis-tante donde a su hombre –marido dijo ella- le ofrecieron un puesto de trabajo bueno, así que decidieron viajar.

Cuando Dardo regresó de la escuela ya no encontró su amiga sentada en la puerta, así que al llegar a la casa averiguó si estaba con su mamá, ella le dijo que no pero que no debía preocu-parse porque se encontraba bien, no se percató del sentido de las palabras, así que siguió con sus quehaceres, preparó la mesa para el almuerzo, sin embargo se dio cuenta que su mamá no era la de todos los días, hoy está distinta, bien peinada, la cara limpia, ropa abierta, se le notan los pechos sin sostén, ella está mas sonriente, su pollera es cortita muestra mas del 50% de sus muslos, “que hermosa que estas hoy mamiiiii” para arreglara rápido “bueno siempre eres hermosa pero hoy te has arreglado muy bien, todo es magnífico” estuvo tentada por preguntar “mejor que Emi” pero primó la cordura, “Así que te gusto, bueno será cuestión de tenerte feliz, si así te gusta así será mi amor”

Almorzaron, los ojos de ambos bailaban desde el plato de comida a la vista de cada uno, la de él mirando los hermosos senos de su mamá, que ella al darse cuenta los movía para alegría de su descendiente, que formó un bulto entre sus piernas, al finalizar la comida, como siempre se ayudaron mutuamente, sin embargo hoy fue ella, aprendiendo de la muestra del fin de sema-na, comenzó a provocar, a tocar a su hijo, por principio en un momento en que se cruzaron ella le dio un suave caderazo, ambos sonrieron, en otro momento ella le planto la palma de la mano en la nalga y se la apretó, en ocasión de guardar utensilios se agachó mostrando sus sentadera en plenitud, esos dos hermosos globos, hasta el bulto de su vulva carnosa, para in-mediatamente ponerse en cuclillas con las piernas abiertas mostrando su amarilla prenda ín-tima, al finalizar se acercó a su hijo le enlazó el cuello y le dio un beso en la mejilla, a la vez que le daba un apretón con sus senos mas su pelvis donde descubrió una firme dureza, que la alegró. Él felizmente sorprendido solo le devolvió el beso en el pómulo. Se fueron a descan-sar.

Por la tarde preparó sus materias del secundario, le preguntó a su madre por Emi, ella volvió a decirle que no se preocupara que está bien, finalizada sus habituales tareas averiguó a su madre si la podía ayudar en algo, “por ahora no cariño” “bien voy a la compu, a ver algo de Internet” se entrego a la lectura de algunos artículos y luego se prendió por unos juegos. al rato escuchó que Joana lo invitaba a cenar, se asombró lo rápido que transcurrió la tarde, no la había extrañado a Emi, pero a la hora de la cama veremos.

Durante la cena la madre recordó que su marido hacía ya sesenta días que faltaba de la casa, claro que la empresa todos los fines de mes acercaba gran parte del sueldo del marido, pero ella sigue “seca” de cariño, de afecto, de pasión, Dardo le dijo sabes que el ingeniero no lo deja, que va a venir cuando finalice el recorrido, si es cierto, pero me gustará que permanezca mas tiempo, para disimular, para que comparta con vos alguna actividad. Mamá que activi-dad él solo sabe manejar la camioneta. Entristecida bajó la cabeza, él se dio cuenta que había hecho mal, así que se arrimó, la estrechó le dijo al oído “me tenes a mi para que te acompa-ñe, o no me queres” “Amor, hay hechos de la vida que un hijo no debe llevar a cabo, que na-turalmente no debe ser, pues eso es precisamente lo que mas falta me hace!” Él pensó por unos minutos “nuestra soledad es solo nuestra, nadie mas la conoce, hace mas de tres años que él se maneja así, ………” la madre lo miró detenidamente, sonrió picara, “La verdad es que tienes razón, nuestra presencia no tiene ninguna trascendencia, ni parientes que nos visi-ten y los amigos entran muy poco a esta casa…..”

Juntaron los útiles de la mesa “esta noche no voy a lavar, voy a hacer cambios, ahora me voy a bañar cariño, que vas a hacer….” estaba muy junto a su hijo, su aliento le rozaba la cara, le puso una mano en el pecho . con la experiencia recibida él la atrajo a su vez le preguntó “que me propones ma, para acortar la noche…” “Déjame pensar cariño se me va a ocurrir algo agradable mi amor” su mano estaba restregando los incipientes vellos del pecho de su hijo, su cadera apretó “el lugar” el que a los pocos segundos dio muestras de su gentileza.

Ella se posicionó frene a él, abrió la camisa ahora eran las dos manos rozaban la piel del pecho de su progenie, su pelvis realizaba suaves movimientos de sube y baja contra el aparato de él, estaban muy cerca “así que eso es lo que queres hacer mami” “a vos no te gustaría hacerlo mi amor, no queres hacerle este favor a tu mamita que te necesita cariño” todo dicho en un susurro, en secreto y sus labios se tocaron, una, dos, tres veces, luego se apretaron entre abiertos, sus lenguas se incorporaron al ejercicio, ella se colgó de su cuello, él se prendió de sus nalgas, así estuvieron aplastados sus labios, rozándose sus narices, ella se ponía en puntas de pie y bajaba, sentía cada vez ma fuerte la presencia de aquel aparato en su vulva ya húme-da, excitada, deseosa de recibir “Apretándole la cabeza contra su pecho “Cariño hace un tiempo que necesito un hombre para darle todo mi amor y vos sos el que mas me gusta, si te digo que te deseo mas que a él, ya no quiero que venga, te amo mi amor, las manos de am-bos ya no están en su lugar, él agasajaba las tetas de su madre que se tensaba ante esas cari-cias, la mano derecha de ella estaba abajo ocupada en mimar el miembro viril de su joven hijo, el besaba el cuello de ellas, por momento bajó la mano, levantó la especie de pollera corta que tenía puesta metió sus manos bajo el elástico se agarro fuerte de esos dos globos sólidos “nene vamos al dormitorio mi amor, aquí novamos a hacer nada bien cariño” fueron, al cos-tado de la cama matrimonial él sacó la tanga, bajó la pollera mientras ella retiraba la camisa, aflojó el cinto, el pantalón cayo, ella se sacó la blusa sus magníficos senos quedaron a disposi-ción de sus labios, pero no lo prefirió, se arrodillo metió su cara aplastándola contra el Monte de Venus, la mujer se encorvó haciendo lugar, apretando la cabeza, “nene que vas a hacer mi amor” él solo hizo, la movió, le indicó que se sentara, empujó las piernas para que las abra la fuerte fragancia que hubo conocido a través de aquella bombacha lo invadió, su pito vivió un sacudón se engrosó mas principalmente su ariete de ingreso, buscó con sus dedos separando los vellos y llegó al lugar de los bordes, su lengua buscó, besó, lamió, sin embargo su cuerpo le indicaba que era necesario buscar lugar donde descargar, se serenó como pudo, ella no dijo nada, solo se acomodó en la cama, el entró como gateando, a través de la penumbra observó lo que colgaba, no era extraordinario, pero serviría para satisfacerla, abrió las piernas, bajó la mano y lo acomodó, “papi vas a tener que aguantarte, hacelo despacito mi amor, quiero sentir cuando me entra asiiiiii papitoooooo….. dejalo asiiiiiiiiiiii”, me besó en los labios, buscó mi len-gua, movió sus cadera, sentí como mi pito permanecía rígido dentro de ese ambiente tibio, “me gusta mamiiii te quiero mi amor….. me gusta cogerte, hace mucho que quería que seas mía….” ella solo escuchaba, sus músculos vaginales acariciaban el glande, “ desde cuando so-ñabas con acostarte conmigo papiiiii” “hace mas de tres años mamá…” lo besó largamente movía su cadera, él movía casi imperceptible su pubis, ella metió sus manos le indicó que alza-ra abrió sus labios “Ahora si amor, ahora siiiiiiii “ ella comenzó un suave movimiento circulato-rio de sus caderas, ya no habló, ser mordía los labios inferiores, su clítoris estaba en contacto con los pendejos de él, eso le proporcionaba mayor placer, así pegados, respirando agitados madre e hijo se acoplaron sexualmente, permanecían gozando, ella luego de unos minutos de movimientos comenzó a lanzar alaridos, gemidos ininterrumpidos, levantó sus pierna las con-trajo hasta cerca de sus axilas mientras su hijo dio comienzo a un bombeo frenético “dale pija a tu mama nene, dame pija que me falta amor….. cogeme hijo, seguí cociéndome mi amor, hay que rico papito, las expresiones de sus orgasmos fueron corridos por largos segundos, luego se aflojó, en ese fracción de tiempo Dardo había cargado la vagina de su madre de sus líquidos, quedaron gozosos, encima de ella que lo tenía abrazado desde el cuello y desde la espalda, sintiendo como aquella verga se aflojaba, se retiraba suavemente, era un placer sen-tirla así “estoy muy feliz mi nene querido”, dijo entrecortado por la respiración .

Ella recostó su cabeza sobre el pecho de su hombre, el acariciaba la cabellera, “fue muy lindo Joana”, se acariciaron, se besaron, no cedía el ardor “te gustó lo que te entregó mamá mi amor” ¡”que te parece, no hubo reproches al contrario, fue tan lindo que quiero otra sesión,” bajó la mano y se encontró con el palito está adquiriendo proporciones “yaaaaaa mi amor, que maravilla querido, vamos al baño amor”

En el baño se sentó en el bidet mientras él mostraba su pito orinando en la pileta, ella sonrió, bajó sus manos, él se arrodilló la besó le dio su lengua, metió su mano ella tomó los dedos de él le enseñó a lavar su vulva y su vagina, se separaron se miraron las caricias de él alteraron a su madre que entrecerró sus ojos gozando de las caricias de su amado hijo, están desnudos, lo miró “papi, quiero darte algo que nadie tuvo bañémonos, ella lo hizo rápido, lo secó y fueron al dormitorio ella buscó la crema le tomó el pito lo masajeó hasta lograr la completa dureza, lo que no costó, “ahora pone en el ano mi amor” embardunó el orificio ella se acomodó apo-yando sus manos en la cómoda, se vio al espejo le gustó lo que le mostraba una mujer excita-da un macho detrás preparando la penetración, ella echó mas atrás sus nalgas él abrió las nal-gas vio el orificio de color amoratado fruncido, su pito se engrosó, empujó algo , no era muy grueso así que entró un poco, se dobló acompañando el cuerpo de la hembra y se la hundió “casi no me dolió amor, pero me gusta, dame, empuja mas fuerte empuja mas fuerteeeeee, dale seguí así, ambos espiaron a través de la imagen que se reflejaba vieron esa mujer rubia con cabello vaporosos, sus tetas se bamboleaban, sus ojos bien abiertos, sus labios formaban un O, mientras el se mordía el labio inferior, bajó una mano a las tetas y con la otra tiró del cabello levantando la cabeza de ella, el baile de sus tetas daban un espectáculo maravilloso, los sacudones de la violenta penetración hacían gritar de dolor y placer a Joana, que recibe con satisfacción la nueva, desconocida y placentera acción suexual, así inició la segunda parte en la vida del cumplimiento de sus deseos y ambiciones íntimas.

Esta fue la primer noche de los meses siguientes, hasta que a los cinco se tuvo la noticia de que el hombre había fallecido en un accidente, el ingeniero estaba grave, luego de eso recibie-ron una pequeña fortuna del seguro de vida, mas la pensión de ella que les permitió vivir con comodidad, dándose placer mutuamente por muchos años.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 427 veces

Las tijeras magicasCategoría: Sexo primera vez

Por el dorado | 2014-03-14 19:26:41 | 0 comentarios

Mi verdadero nombre es Alfredo, y en estos párrafos les contaré mi historia.

Soy un hijo "no deseado", por lo cual cuando nací mi papá se metió al vicio del alcohol, con todo lo que conlleva: Le pegaba a mi mamá, a mi me trataba muy mal. Terminaron separándose, mi mamá es una secretaria de oficinas gubernamentales, por lo cual íbamos saliendo económicamente. Pero cuando tenia 8 años mi mamá murió en un accidente automovilístico, por lo cual me quede al cuidado de mi abuelita materna (mis abuelos paternos, y mi abuelo materno fallecieron años atrás), ella se encargo de cuidar y de darme educación. La economía iba cada vez peor, así que no le quedo otra mas que vender la casa de mi mamá, para poder subsistir. Al entrar a la secundaria me hacían burla por que no tenia mamá, pero no les hacia mucho caso, una de esas personas era una chica llamada Sandra, sus papás eran ricos, pero la llevaban a estudiar a una escuela publica para que no fuera tan "engreída". En segundo año de secundaria, cuando tenia 14 años mi abuelita falleció, yo tuve que estudiar y trabajar al mismo tiempo. Llego la crisis económica, yo trabajaba vendiendo chicles en las esquinas de los semáforos, pero ya nadie compraba, tuve que cambiar la casa de mi abuelita por un departamento mas pequeño y una diferencia, la cual me sirvió para terminar mi segundo año de secundaria. Un dia lamentablemente se incendio ese departamento, por lo cual me quedé sin nada. Estaba llorando: Como era posible que me quedara solo, en la calle, barado y sin poder seguir adelante.
Me inscribí a tercer año de secundaria, Sandra me hacia mas burla, pues termine viviendo en un antiguo contenedor de basura, cerca de donde tenia el departamento. Me llenaba de coraje, pues la vida había sido muy cruel conmigo. Pero todo cambió un 20 de diciembre: Estaba lloviendo, y yo estaba en mi contenedor-casa escuchando un viejo radio que había encontrado, se acerco alguien a mi contenedor, vestido de amarillo, con una gorra roja y una sombrilla amarilla, era un señor de la famosa paquetería DHL.
-Se encuentra Alfredo Jimenez?
Soy yo (conteste)
-tiene un paquete (dijo dándome una pequeña caja, envuelta en sus famosas bolsas plásticas amarillas.
Agradeci el paquete y se retiro. Al abrir el paquete me encontré con unas tijeras. Eran unas tijeras de color dorado, muy chiquitas, y tenían un botón, al presionarlo las cuchillas pasaban de medir 3 Cm a 25 cm, y lo curioso es que empezaban a brillar demasiado, podían segarte. Hice a un lado las tijeras y me encontré una hoja doblada que decía:
"Hijo mío, podré ya no estar a tu lado, pero quiero que sepas que te quiero mucho, y que no te pienso dejar solo. Este paquete lo recibirás cuando tu pienses que todo ha terminado, y te cambiará la vida"
No tenia emisor, pobria ser una broma, eso pensé con cierto coraje, pero las tijeras eran bonitas, así que las conserve. Al llegar a la escuela el dia 22 de diciembre me encontré nuevamente a sandra, quien como de costumbre se burlo de mi. Nos sentamos en las butacas y la maestra empezó a comentar cuando regresaríamos a clases entre otras cosas, yo estaba muy aburrido entonces emepce a jugar con las tijeras, las hice grandes, y me asuste muchísimo cuando la pase por mi brazo y lo abrió de la nada, por instinto lo cerré, y mi asombro fue que se cerro la "herida". Tenia que hacer un experimento con esas tijeras.Cuando salí de la escuela fui direncto a mi contenedor, donde una rata y un ratón se iban persiguiendo. Los atrape, y los meti al contenedor. Tenia una hipótesis: Podria meter el ratón dentro de la rata sin hacerle daño. Agarre a la rata y la abrí del lomo con las tijeras, me asombre: no había sangre, ni sus órganos, se veía un hueco enorme, como una especie de infinito. Meti al ratón dentro de la rata, y le cerré la abertura que había hecho. Mi asombro fue que la rata se empezó a mover como loca, y después se quedo quieta, a los 2 minutos empezó a actuar como el ratón. repentinamente apareció la imagen de sandra en mi mente. Queria experimentar con ella, antes volví a abrir la rata, y pude sacar al ratón, al pasar esto, la rata como que se había quedado sin pensamiento, solo respiraba, pero ya no se movía.
Eso era muy extraño, pero me imagine dentro de sandra, sin tener que preocuparme de nada.
Yo sabia que ella se iba a ir de fiesta el dia 24 de diciembre, ademas que sus papas no iban a estar desde el 23 de diciembre hasta el 2 de enero por unos amigos cercanos a ella.
Me meti a su casa el dia 25 de diciembre, a la una de la mañana, toda la adrenalina se movía en mis venas. Me brinque el portón que tenían, y rompí una ventana, la del baño, para poder meterme a su casa. No había nadie. Me dirigí a su cuarto y vi su closet: Estaba lleno de vestidos y tacones, me enamore de su guardarropas, aunque no era mujer.
A las 2 de la mañana oi que un coche se paraba en la calle, y que alguien se bajaba, escuche una llave entrando a la cerradura, y después unos tacones, toc toc toc, cada vez se acercaban mas al cuarto de sandra. Opte por meterme al guardarropas para que no me viera. Ella entró y se acostó en la cama, sin quitarse ni el vestido ni los tacones. Se acostó con la cara hacia abajo, podía ver todo lo que ocurría en el cuarto desde el guardarropas. Pasaron 5 minutos, y ella seguía así, entonces me salí con mucho cuidado, y saque mis tijeras, empece a cortarla desde los pies, empece desde el talón del pie derecho hasta llegar a donde está la cadera, luego fue con el izquierdo, de tal manera que se unieran ambas cortaduras, de allí la subí hasta la cabeza, pasando por su cabellera castaña. Tire las tijeras en el piso y ella volteo asustada. Al verme tuvo mas miedo aun. Cuando volteo su brazo se dio cuanta que estaba abierta, como si fuera un disfraz, me empezó a pedir piedad:
-¡¿Que haces?!. No te vayas a meter dentro de mi, te lo suplico.
+Demasiado tarde
-¡Te doy una casa, dinero, lo que quieras, pero no me hagas daño!.
+Me trataste mal por 3 años, te burlaste de mi, me humillaste, ¿y todavía quieres piedad?
La jale de los cabellos hasta dejarla parada, ella estaba gritando y llorando, me quite los zapatos rotos de golpe, lo mismo con el pantalón y la playera. Empece a meter mis pies dentro de los de ella. Me agache para cerrar el talón, fui subiendo tentamente, hasta llegar a la cadera.
Ella seguía gritando y llorando, pidiéndome perdón, y que abandonara su cuerpo. Intente dar un paso: Sus hermosas piernas respondieron a mi orden. Casi me caigo por los tacones. Al darse cuenta de esto, empezó a gritar: "No puedo mover mis piernas, no las puedo mover", y entró en un mar de lagrimas, estaba desesperada, me quería fuera de ella. Movió sus manos y me dio una cachetada, eso me dio coraje, así que de la misma manera empece a meter mis manos feas y descuidadas dentro de sus manos largas y blancas. Me empezó a dar hambre, pero aun quería hacer sufrir a sandra, así que empece a caminar hasta la cocina, ella gritaba y lloraba mas, pues había perdido todo control de su cuerpo. Saque pan de la alacena, y jamón del refrigerador, me prepare un sandwich y me lo comí. Seguí caminando, cada vez con mas destreza. La sensación de traer puestos unos tacones de 10 Cm era inigualable, me gustaba dicha sensación. Me di cuenta que sandra se había quedado sin voz, lo que me emociono aun mas. Aprovechando que estaba en su cuerpo iba a hacer realidad algunas fantasías que tenia, para posteriormente ser Sandra de forma definitiva.
Sus zapatillas eran unas negras tipo mocasín, con unas tiritas al frente, y con un cierre atrás para quitarlas. Di un brinco a la mesa que esta a un lado del refrigerador y me quite las zapatillas. Agarre del refrigerador un "mus" que llevan los frappes y lo heché dentro de las zapatillas, también embarre bien "mis" pies con ese mus, y me volví a poner las zapatillas. Se sentía bastante raro, pero a la vez que gustaba mucho la sensación. También llene sus senos de Sandra con el mus, ella movía su cabeza de un lado a otro, estaba hecha una fiera. Yo seguía jugando con la lata de mus. Al terminar, me dirigí al baño, abrí al agua tibia y me meti con todo y las zapatillas. Con el estropajo fui tallando cada parte de mi nuevo cuerpo. Al terminar fui a "mi cuarto" y tome una tanguita y un brasier que hacían juego, luego tome un vestido de rayas de colores muy bonito, y unas zapatillas de 13Cm, con un estampado de zebra. Me puse la tanga, el brasier y el vestido, tome ambos tacones y también me los puse, Estaba muy excitado así que tome una zapatilla café de tiritas, con tacón de 12Cm y me la empece a meter muy despacio a la vagina, y me empece a masturbar con el tacón. Sandra estaba enfurecida, pero ya no era su cuerpo, me masturbe hasta quedar dormido. Desperte como a las 8 de la mañana, y lo primero que vi fueron sus senos de sandra. Ella seguía dormida. Me pare y recordé todo lo sucedido, ¡No es un sueño! Grite de la emoción. Desperte a Sandra con el grito, ella me pidió disculpas nuevamente, y me suplico que le devolviera su cuerpo
-disculpa, ya es mi cuerpo, yo soy Sandra, yo soy tu.
Cuando estaba a punto de meter mi cabeza dentro de la de ella:
-¿Y que va a ser de mi? (Preguntó nerviosa y triste)
Cuando meta mi cabeza dentro de la tuya, tu dejaras de existir(dije con un remordimiento de conciencia).
-¿Tanto daño te he hecho como para que me hagas esto?
Pues si, y esta es la oportunidad que la vida me brindó
-Si tu crees que es lo correcto, hazlo (digo con una lagrima en los ojos).
Entonces se me ocurrió otra idea: Probar intentar sacar el cerebro de sandra y meterlo en otro cuerpo, si esas tijeras eran mágicas, ¿por que no podrían hacer eso?
+ Tengo una idea
-¿Cual es?
+Si se supone que voy a estar dentro de tu cuerpo, y yo voy a ser el cerebro de tu cuerpo, ¿Y si meto tu cerebro en otro cuerpo?
-Por que te quieres quedar mi cuerpo
+Se me hace muy sexy, y me gusta lo que tienes, tu ropa, todo, ¡quiero ser tu!.
-Si no hay otra opción, pues me gustaría ser Vanessa (Es una chica que tiene un cuerpo muy delgado, y también es muy bonita, solo que no es muy rica que digamos).
+Hay que llamarle, para que venga.
Sandra le marco a vanessa, diciendole que tenia algunas prendas que ya no le gustaban, y que si no quería alguna, ella dijo que si enseguida, y que en media hora estaría en la casa.
-¿Y como le vamos a hacer?
+Para empezar, me voy a salir de tu cuerpo, y voy a esconderme dentro del guardarropas, vas a meter a vanessa y le vas a vendar los ojos, entonces yo salgo del ropero y con mis tijeras le abro la cabeza, cuando lo haga tu te sientas en la cama para que te saque el cerebro y se lo meta a vanessa.
-Ok, esta bien, aunque es un poco arriesgado.
¡Ding Ding! sonó la puerta, sandra fue a abrirle la puerta a vanessa, y la paso a su cuarto, entonces yo le abrí la cabeza a vanessa y le saque su cerebro, lo mismo hice con sandra. Puse el cerebro de sandra en el cuerpo de vanessa, y puse el cerebro de vanessa en el cuerpo de sandra.
Cerre ambas cabezas, y volví a abrir el cuerpo de sandra, me meti lo mas rápido que pude, y esta vez meti mi cabeza, caí súbitamente. Al despertar vi a "vanessa" gritándome: ¿Estas bien?
Movi mis manos, y me di cuenta que estaba en el cuerpo de sandra. Le dije ¿Vanessa?
-No, soy sandra, creo que si funciono todo.
+Empece a reír, ¡Era sandra!.
Muy bien, ahora yo soy Sandra, y hablame por ese nombre. Tu eres Vanessa, y te hablare por ese nombre.
-Muy bien "Sandra", creo que eres una genio, y no voy a quedarme sin nada, pues vamos a ser mejores amigas.
+Si amiga, seremos mejores amigas.
Estuvimos en silencio un rato, me puse enfrente de "vanessa" y la bese en la boca, primero me rechazó, pero después colgó sus brazos en mi cuello, ese momento fue muy intenso. Al terminar ella dijo:
-Creo que en este instante no es muy bien visto lo que hicimos
+Ya lo creo, pero que importa, quiero ser lesbiana.
-Pues podríamos ser novias, podemos enfrentar a la sociedad.
+Claro que si, y podemos procrear un hijo cuando queramos, solo basta con salirme de tu cuerpo y embarazarte.
-¡Si!, no vamos a tener problemas.
+Pues bueno vanessa, voy a la cocina, quiero hecharle mus a mis tacones.
-Esta bien Sandy (ella me respondió)
Fui a ponerle ese elixir blanco a mis tacones, después de eso, fui rápidamente a la farmacia, me gustaba que todos me vieran al pasar por la calle, al llegar tome unos condones y me dirigí a pagar en caja. Estaba un poco roja. Al llegar a mi nueva casa, vi que "Vanessa" estaba sentada viendo la tv, entonces pude ir hasta dónde había escondido las tijeras.
Al abrirlas, empezaron a brillar, con mucho cuidado fui haciendo un agujero en la parte frontal de Sandra, hasta que salió mi pene y mis genitales. Estaba muy exitado. Entonces me volví a bajar el vestido y fui hacia vanessa, ella seguían en el sillón. La agarre de espaldas y la empece a besar en el cuello, y fui bajando mis nuevas y delicadas manos sobre sus senos. Los apretaba de una forma delicada, eran muy suaves, me percaté que sus pesones se estaban poniendo duros.
le dije:
+ Quiero que lo hagamos, estamos muy exitadas.
- Pero ya no tienes pene, ¿Como le vamos a hacer?
+ Pues... (Lo dije mientras me subía el vestido).
- ¡Wow!, si tienes tu pene.
+ Si, y mira lo que tengo: (Le dije mientras sacaba de mi brassiere la caja de condones). Nos vamos a divertir mucho.
-Vamos a mi cuarto.
+VAnessa si lo olvidasté, ya es mi cuarto.
-Esta bien, vamos a TU cuarto.
Me quité las zapatilas en la sala. Yo traía un vestido color azul marino, muy bonito que me llegaba hasta las piernas, y unas zapatillas tipo mocasín del mismo color. Vanessa por el contrario traía un vestido color verde limón y unas zapatillas de tiritas del mismo color, que tenían un tacón de 14 Cm.
En el pasillo le afloje las zapatillas a vanessa, y encime su pie sobre el mío, de tal manera que estábamos usando los mismos zapatos. Le empece a meter mi pene en su ya húmeda vagina, ella empezó a gemir, al llegar a mi cuarto, nos separamos, nos quitamos los vestidos y los zapatos. Estabamos en ropa interior.
Lancé a vanessa a la cama, dejando sus piernas al borde de la misma. Las tomé, y ya con el condón en mi pene, la penetré como una bestia, estaba muy exitado, pues en ese instante era una mujer penetrando a otra mujer, era como una relación lesbica, pero con un pene de por medio. Sin entrar en muchos detalles, fue la hora mas intensa de mi vida.
Terminamos agotadas. Los días pasaron así: cogiendo como bestias en celo, y besándonos de forma muy apasionada.
Al llegar el dia 2 de enero, "vanessa" se acordó de algo:
-¡Hoy regresan mis padres!, ¿Que vamos a hacer?
+ ¡No se!, no se como debo de comportarme con ellos, ni como moverme....
En eso, empiezan a abrir el cerrojo de la puerta: ¡¡¡Ya habían llegado!!!.
*Ya regresamos Sandra, vamos a ir al súper por unas cosas y luego volvemos.
+Si, yo me voy a bañar (Dije un poco nervioso).
Se escuchó como cerraron la puerta nuevamente.
-Me voy a meter a mi cuerpo, por que puedes hechar todo a perder.
+¡No!, Ahora yo soy Sandra, y hago lo que quiero con MI cuerpo.
-Tranquilo, que si yo hablo, se te acaba la fiesta.
+No si puedo evitarlo
Entonces saque las tijeras mágicas y le abrí en unos segundos la cabeza a "Vanessa", y cayó de inmediato a la cama.
Me quede pensando que haría, pues tenia que regresar a la verdadera vanessa a su cuerpo, y ademas quería quedarme con el cuerpo de Sandra, la mejor idea que tuve fue decirle a sus papas de sandra lo ocurrido, y hacer lo que ellos me dijeran (Finalmente tenia las tijeras mágicas, podria meterme a otro cuerpo si yo así quería).
Al llegar, les pedí hablar un minuto, ellos accedieron. Entonces les empece a comentar:
+Yo no soy Sandra, soy un chico al que siempre Sandra molestaba, me ha ido muy mal en la vida, mis padres murieron, mis abuelos también ... (Les conte toda la historia).
Un dia llego un mensajero y me dio unas tijeras que me permiten introducirme dentro de otro cuerpo, y usarlo.
- Para para, dijo su papá, ¿Entonces no eres Sandra?
+No señor, no lo soy.
>¿Pero por que tomaste el cuerpo de nuestra hija?
+Pues no es justificación, pero ella siempre me molestaba, y pues iba a ser una "venganza" por así decirlo.
-¿Y como lo haces?
+Pues abro a la persona a poseer como si fuera un disfraz, y me meto dentro de ese "disfraz".
>¿Y que es lo que quieres hacer?
+Pues yo no tengo nada, ni a nadie, me gustaría quedarme con el cuerpo de Sandra, pero yo se que la van a extrañar ... (En eso su papá me interrumpió)
-Pues para serte sincero, no creo que extrañemos a sandra, ella es muy grosera, y solo nos busca por el dinero, no sentimos mucho aprecio por parte de ella.
+Yo pensé que solo era así conmigo.
>No es así, ella siempre nos grita, y nos amenaza que se va a ir a las drogas y al alcohol si no le damos dinero, o no la dejamos salir. No creemos extrañarla.
+¿Entonces que debo de hacer?, ¿Salgo del cuerpo de Sandra y que todo vuelva a la normalidad?
-Pues no lo se, ¿Tu que dices Amor?
>No creo que el se porte peor que Sandra, hay que darle una oportunidad.
+¿Entonces me dejan quedarme con el cuerpo de Sandra?
-Pues te vamos a dar una oportunidad, solo que nos gustaría que nos enseñaras como haces eso, y que nos dejaras despedirnos de Sandra.
+Ok señor ... (me interrumpió)
-Pues yo ya no soy un "señor", ahora dime "papá".
+SI papá, solo que antes de todo esto, Sandra me pidió que la pusiera en el cuerpo de una compañera que se llama Vanessa, y les tuve que cambiar los cerebros con las tijeras, me tienen que dejar hacer el cambio otra vez.
-Hazlo hija, vuelvelas a cambiar, pero queremos ir para ver como lo haces.
+Esta bien, vamos a mi cuarto, allí esta vanessa con el cerebro de Sandra.
Saque mis tijeras, y me empece a salir del cuerpo de sandra, después saque el cerebro de vanessa de su cuerpo, para regresarlo a su cuerpo original, y poniendo el cerebro de sandra de regreso a su cuerpo. Después abrí a vanessa, y le ofrecí a mi "mamá" meterse en el.
+"mamá" ¿No te quieres meter en el cuerpo de vanessa para probar que se siente?
>¿Pero como lo hago hija?
+Metete como si fuera un disfraz
Se empezó a meter al cuerpo de vanessa, una vez dentro, lo cerré para que se quedara dentro de el.
Se cayó en la cama, papá se asusto un poco, pero le dije que era normal. Al despertar papá le dijo a mamá ¿Cariño?
>Si mi amor, ¡soy yo!, esto parece magia.
-Wow!, es asombroso, pero hay que despedirnos de sandra antes.
Cerré la cabeza de Sandra, y en cuestión de 2 minutos recobró la conciencia. Se puso nerviosa al ver que estaba frente a mi, vanessa y su papá.
Papá: Hija, es muy divicil tenerte en la casa, eres muy mala, no te comportas como debes, siempre nos tienes a tu mamá y a mi muy preocupados, no sabemos con que vas a salir, y sinceramente tenemos mucho miedo a las amenazas que nos haces constantemente … (Mamá interrumpió)
Mama: No olvides que te queremos mucho, pero no podemos seguir así…
Sandra: ¿Que van a hacer conmigo?
Papá:Pues has sido muy mala con tu compañero alfredo, y también con nosotros, no eres la hija que merecemos. Le daremos una oportunidad a alfredo para vivir tu vida, para que el sea nuestra hija.
Sandra: (Con una lagrima en el ojo), Pero yo soy su hija ¿A caso no me quieren?
Mamá: Si hija, te queremos, solo que no queremos que te pierdas en las drogas o en el alcohol, y tu eso no lo comprendes. Aunque solo te conservemos en cuerpo, pero sana.
Sandra: Pero puedo cambiar (Lo dijo entrecortado, estaba empezando a llorar).
Papá: Es algo que ya tenemos decidido, has tenido mucho tiempo para cambiar, y no lo has hecho.
Mamá: Pues bueno hija, esto es solo una despedida, no vamos a negociar esto.
Papá: Hija (Refiriendose a mi) ya puedes tomar tu cuerpo.
Entonces volví a abrir a sandra como un disfraz, y empece a meter mis manos y mis pies, me acomode bastante bien. Luego empece a cerrar el cuerpo de sandra.
-Muy bien,ya estoy en el cuerpo de Sandra, ¿No quieres salir del cuerpo de vanessa mamá?
>Hija, yo creo que me quedare un rato dentro de el, quiero volver a sentir que es ser joven denuevo. Podemos ir a festejar nuestra nueva hija, y yo me voy como vanessa
+¿Y si le llamo a una amiga y que papá use su cuerpo?
>Me parece muy buena idea hija, hay que hacerlo.

Continuará

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 274 veces

sentir como mujerCategoría: Transexuales

Por Monica Souza | 2014-03-14 11:18:56 | 0 comentarios

Voy a contar algunos de aquellas experiencias que de niño o adolescente marcaron mis sensaciones de hoy, ese indomable deseo de sentirme, de ser una hembra. A mis siete años (creo) un primo mucho mayor que yo, de unos veinte años, nos enseñó a mi hermano de cinco y a mí, el arte de la masturbación. Para ello, estando mis padres ausentes de casa, hizo que yo tomara su pija en mi mano y que la moviera de tal manera hasta verlo acabar. Todavía recuerdo mi sorpresa al ver saltar su leche, sus gemidos de placer, todavía siento en la palma de mi mano la profunda sensación que me produjo tener esa verga caliente, dura pero tierna y suave, la fascinación que me produjo esa visión. Jamás volvió a repetir su visita, pero en mis sueños yo volvía una y otra vez a repetirle esa paja, a repetir ese contacto hermoso de mi mano con su pija.
Poco después a mis once o doce años pude ver en primera fila la transformación de mi hermana, un año mayor que yo, en una hermosa mujer. Dormíamos en la misma habitación y todas las noches yo trataba de irme a dormir un poco antes que ella. Cuando ella venía yo fingía dormir, pero en la penumbra entreabría mis ojos para espiarla mientras se desnudaba para ponerse el pijama. Esperaba a que ella se durmiese para con esa imagen suya hacerme la paja, y el poquito semen que entonces yo tenía lo guardaba en una media que lavaba a escondidas la mañana siguiente. Muchos años después ella me confesó que ella lo sabía, que escuchaba los chirridos de mi cama, y que ella exitada por la situación, retardaba el vestirse para que yo la viese, y que al meterse en la cama ella también también se masturbaba. (Esto me lo dijo algunos años después, cuando ya mayores dejamos de lado nuestras inhibiciones, y nos convertimos en hermanos muy, muy incestuosos. Aclaro que fué y es todavía la mejor amante que tuve en mi vida)
En esa primera época yo comencé a envidiar su cuerpo, su larga cabellera, su aspecto tan, tan sexy. También la espiaba mientras se bañaba, y veía (muchas, muchas veces)como se masturbaba bajo la ducha. (También me confesó después que ella sabía que yo estaba tras la puerta, y que lo hacía a propósito). Yo imaginaba entonces (y hoy también) y le envidiaba el enorme placer de poder acariciarse esas hermosas tetas, su culito, el placer de meterse en su concha el mango de un cepillo. Y ansiaba con todas mis fuerzas poder sentir como ella.
Esa envidia me llevó a, cuando quedaba solo en casa, ponerme toda su ropa interior, sus zapatos de taco, sus medias, sus vestidos, su collares y aros, a maquillarme como ella lo hacía.
Y me encantaba antes y ahora, y seguramente siempre, lo que seguramente nos encanta a todas: salir por ejemplo a la calle con una tanga bajo el pantalón, y sentir como al caminar se nos mete en la raja del culo. Incluso salir con las medias y el liguero escondidas bajo nuestro (falso) atuendo de machos. Sentir el roce de nuestro pantalón sobre las medias me da un placer alucinante. Y en invierno incluso, si salgo con campera, llevar puesto también el corpiño (eso sí, sin relleno), y sentir como su tela me roza los pezones, y los breteles en mis hombros, y los demás no se dan cuenta de cómo voy gozando con todo ello. He llegado incluso a salir con unas bolas chinas con vibrador, metidas en mi culito, y caminar entre las gentes sintiendo ese enorme placer, mío, muy íntimamente mío.
Hoy, mi hermana sabe todo sobre mí, me acepta como lo que soy, me toma como una amante con la que ella tiene una relación lésbica. Y me presta su ropa y me regala lencería y bijouterie para que yo tenga en mi casa. (Ahora vivo solo). Pero en su casa y en la intimidad de la mía vivo a pleno como la hembra que siempre quise ser.
Nunca tuve un hombre para mí, no me he animado a buscarlo, pero últimamente mi hermana tiene un amante (ella necesita claro, un verdadero macho), y me ha prometido que va a tratar de convencerlo para que yo participe, como Mónica claro, de algunos de sus encuentros. Y ahora vivo esperando que al fin se cumpla esa vieja ansia mía: poder convertirme en una hembra, en una verdadera hembra, que tome y otorgue placer, un inmenso placer, a su macho. O sea, la gloria.

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 350 veces

con la hija de un señorCategoría: Sexo en familia

Por juan | 2014-03-13 18:32:04 | 1 comentarios

resulta ser que un dia me puse a tomar a
l otro dia me levante crudo y con ganas de cojer para eso no avia nadie en mi casa cuando de repente tocan y era la hija de un señor que conosco ella tiene como 5 años
bueno abri la puerta y me dise te habla mi papa y le dije ven pasate ella se paso y le dije aver midete esta ropa si te keda te la dejas y me dijo donde aki en la sala en eso me paso ami cuarto y veo x la ventlana ke se kita la ropa rapido abrila la puerta aprobeche en ese momento y me vio y le dije tu cambiate sin pena y le dije aver esperate esa ropa no ella se kedo desnuda y le dije ven a mi cuarto ella se paso ya no podia mas y le dije te enseiio un juego me dijo sii pero no le digas a nadie para eso le dije acuestate en mi cama ella se acosto le abri sus piernas le empese abesar su vagina me dise ke ases te va a gustar asi se la empese a besar la ouse de acuatro le lami sus nalgitas su puchita y su culo ella estaba bn exitada le puse mi verga en su entrada de su culito se la meti y dijo aiii le dije aguantate se la metu poco a poco ella se keria safar pero io la agarre ella llorava me dijo me duele cuando la tenia td adentro de su culo le dije ya paso le dije te la sacare despacio si no te va a dolor pero era metira la acomode bn le agarre sus manos y la empese a cojer ella gritava y llorava pero eso me valio estava tan exitado ke nd me importava la coji lo mas rapido ke pude ella seguia llorando le dava de nalgadas se escuchava como mis bolas pegavan en sus nalgitas de hay la agarre de las greñas la tratava casi como una puta pero yo gosava por ke apretava bn rico mi verga con su anito de hay la puse en varias pocisiones no dejava de llorar pero me valio verga para esole empese a meter mis dedos junto con mi verga adentro de su culito me verga estava adentro y mis dedos se los metia y sacava me dijo me duele me duele le diije ya esperate tantito de hay la carrge con mi verga adentro de su culo me la coji mas rapidoo sin importarme nd de nd estuvimos cojiendo bn rico la deje bn adolorida con sus nalgasg rojas de las nalgadas que le dava la trate cm una puta en fin me vine adentro de ella la carge y le vese su panochita se la keria meter pero dije no x ke se daran cuenta
en fin de despedida ise que me la chupara lo ise y la yene de semen ise que se lo tragara todo le dije no le digas a nadie eso va ser nustro secreto ella dijo sii con sus ojos llorosos se los lipie le puse gotas y kedo como si nd uviera pasado espero les guste mi relato
mi correo es smalving123@live.com

Puntuacion: - Votos: 0

Leido: 597 veces