Paja en la escuela Leido: 1393 veces


Pues hice esto cuando tenía 13 años de edad...
Cursaba primero de secundaria, y siempre fui (y hasta ahora soy) un niño muy caliente, ahora tengo 17 años, y soy bisexual.

Estaba en clase de biología en mi escuela, pero en un salón que se había tornado obscuro ya que ese día haríamos presentaciones en clase con Power Point y se apagan las luces para poder observar el proyector.
Mis amigos del salón me elogiaban mucho porque era el primero en tener vello en la axila y en eyacular semen blanco. La verdad esque de mis compañeros sólo unos se me hacía guapo, mis amigos eran feos, ninguno me atraía para nada. Pues, volviendo, mis amigos ese día me había adulado todavía más, hacían bromas que me tocaban o cosas por el estilo que me prendían, siempre se me paraba (bueno a esa edad, por qué no se te para?). Duraba la clase y para variar, hablando de sexualidad, siempre tenía erecciones.
2 compañeros se pararon para presentar, yo ya estaba que no aguantaba, me la quería jalar, pero para colmo, no me habían dejado ir al baño. Ya no podía, estaba hasta atrás de la fila. Apagan las luces, y yo durísimo, hasta me dolía de lo duro que estaba, no aguantaba más.
En la fila de hasta atrás había puros niños y una niña, pero estaba hasta el extremo y los otros estaban en sus pensamientos.
Comenzó la presentación de mis compañeros y yo, poniéndome el sueter encima, me la comencé a jalar lentamente, nadie se había dado cuenta. Yo estaba ya esperando el máximo orgasmo, xque además lo sentía venir, se me venía una carga de esperma impresionante.
De pronto, mi compañero y amigo que se me hacía guapo, que estaba junto a mí, me dice: Qué haces?
Yo de pronto, me asusté un poco xque pensé que estaba dormido. Pero para qué le iba mentir, le contesté: Me la estoy jalando.
Hizo una discreta risa y meneó la cabeza como diciendo "este wey".
Así seguí hasta que llegué. Sentí el semen derramándose adentro de mi pantalón, era uno de los orgasmos más ricos de mi vida. De pronto, mi compañero que estaba junto a mí, me dijo: Oye ya te veniste?
Yo le hice un gesto de que sí.
Y así, repentinamente, me hizo una pregunta que al momento me sorprendió: Oye, puedo tocar tu semen?
Yo, aún caliente, acepté de inmediato, y le llevé la mano por debajo de mi pantalón del uniforme. Sentí cómo me acariciaba mi verga y manoseaba mis bolas, tocando el semen que se había desparramado en todo el lugar. Sentí cómo lo agarró, salió de mi pantalón y lo comenzó a probar. Esto me prendió cabrón.
Le dije: Qué te pareció?
Me contestó: Sabe extraño, pero me gustó.
Le dije: Si quieres al rato te vienes a mi casa y saco más.
Éste dijo que preguntaría a su mamá, pero finalmente lo dejaron.
Así, más tarde lo llevé a mi casa y esperé hasta que mis papás se fueran. Yo, ya un poco asustado y olvidándome del asunto, le dije que jugaramos play un rato, él accedió. Me quité la playera del uniforme para cambiarme y me dijo: Wow! Ya tienes pelos en la axila.
Yo asentí, y le dije: También ahí abajo.
Él, haciendose el inocente (supongo) me dijo: A ver.
Yo me bajé el pantalón sin dejar ver mi pene sólo enseñandole los pelos que tenía en el pubis. Los miró, y luego me miró a los ojos. Yo entendí estoy como una señal y saqué mi pene que ya estaba parado y con algo de precum (porque me excitaba que hablaran de mis axilas que ya tenían pelos). Él se quedó así, y me dijo: Es muy grande. Yo me acerqué a él y le levanté la playera del uniforme y empezé a lamer todo su cuerpo. Estaba marcado de tan flaco que estaba, me encantaba, sentía un despertar sexual que jamás había sentido (ya que en ese tiempo yo no me definía como bisexual). Le destapé el pantalón y le bajé el boxer y vi su pene (más chico que el mío y sin nada de pelo) paradísimo. Yo se lo toqué y él, rápidamente, cambió la postura y me dijo: Vente, quiero ver tu semen. Yo, sin que me rogara, me la comencé a jalar. Él me la veía antentamente. Y así, excitadísimo, saqué mucho esperma, mucha leche que me cayó en el torso y parte en mi cama. Él, hizo lo mismo que en la escuela y con su dedo recogió todo el semen y se lo metió a la boca. Imagínense cuánto me excitó ver que mis espermas, mi hijos estaban en su boca. A los pocos segundos me comencé a sentir culpable, yo no quería ser gay ni nada por el estilo. Me subí el pantalón y esperé a que lo recogieran.
No quería tener nada que ver con él, aunque seguido me masturbaba pensando en lo que habíamos hecho, todo a partir de una pija en la escuela. Después de eso, no exploré ese lado de mi sexualidad hasta que cumplí 15 con un primo, pero eso ya es otra histora...

Me encantaría conocer gente como yo, entre 13 y 21, soy de México. Escribeme a the-greatest33@hotmail.com

Espero te haya gustado.

Autor: the-greatest33@hotmail.com

Por Alejandro Francisco | 2012-06-19 00:01:16

Puntuacion: - Votos: 0

Regstrate y vota este relato

0 comentarios

Identifcate o Regstrate

Entra o crea una cuenta para dejar comentarios, votar relatos, usar tu avatar, tener tu propio perfil y otras ventajas mas.

Por favor introduce en el campo inferior las 4 letras y/o números de la imagen siguiente:

Actualizar captcha