Mi tia Vero me regala sus nalgas y .... (1) Leido: 1198 veces


….
Como encontré el placer de una fogosa tía que después de encontrarnos apasionadamente, se volvió una asfixiante hembra que gusta del sexo diario

Hola me llamo Gabriel , tengo 25 años y esta historia paso cuando tenía 14 años vivía en Tlaxcala cuando en la vecindad donde vivía con mis padres llego a vivir una tia por parte de mi madre, Vero era una güera pecosa de ojos color miel, unos pechos medianos que hacía notar con escotes ajustados y una cintura de avispa, pero lo que más llamaba la atención era su vientre planito y unas nalgotas grandes , ya que siendo veracruzana , poseía el culo digno de varias erecciones a su disposición.
Sus hijas ivan por el mismo rumbo estaba Katia de 13 años y Sofia de 16 las cuales seguían muy de cerca los pasos de su madre, la cual tenía la fama de ninfómana en nuestra familia, cuando llego se mostro de lo más educada y coqueta con mi padre; el cual note tenía muchas ganas de cogérsela.
Se instalaron en la pieza delante de nosotros, y yo jugaba con mis primas todo el tiempo, era curioso para mi la manera en que se vestia con entallados pantalones que mostraban el hambre de sexo , y sus blusas escotadas que hacían voltear indiscriminadamente a los vecinos , los cuales se comían con la mirada a mi tía. Una
Un día mi tia tuvo una fiesta a la cual asistieron mis padres, donde yo por mi parte me permanecí jugando con mis primas, a ratos nos asomábamos para ver que hacían los adultos, escuchábamos sus anécdotas sexosas cubiertas por doble sentido, donde el alma de la fiesta era mi tia que tenia puesto un vestido floreado hasta las rodillas que aunque cubrían su carnoso cuerpo eran notables las pretuberancias que explotaban por cada rincón de su ser.
Mis padres, por su parte terminaron su jerga como alas 11 de la noche ya que se disponían a trabajar al dia siguiente, y no querían que me quedara mas tiempo en ese lugar, a lo cual a mi me produjo enojo ,y fue tanta mi insistencia que mi padre me dejo quedarme jugando en los campos de la vecindad y quedarme a dormir con mis primas. Pasaron cerca de media hora cuando mis primas se quedaron dormidas en la pieza de una vecina que solo tenía 1 hija mientras ella se metió al cuarto de uno de los vecinos.
Mi tia por su parte al verme solito en el patio, me indico que iban a comprar tacos a la esquina a lo cual gustoso fui , durante el trayecto veía como 2 vecinos le tocaban el gran trasero mientras caminaban hacia los tacos, fue mi enojo ante la falta de respeto que me acerque por atrás y abrace la cintura de mi tia . los vecinos me miraron con enojo y exclamaron no tener interés en ir a comprar tacos asi que regresaron a sus cuartos, alo cual mi tia decepcionada regreso conmigo a la pieza.
Me indico que me quedara a dormir en su casa ya que mis papas habían cerrado a lo cual acepte, así que me dirigí hacia el sillón, pero mi tia trajo una colchoneta y la extendió en la sala para que pudiera dormir mejor. Pasaron unos minutos y yo no podía conciliar el sueño , entonces vi como alguien se acercaba entre las sombras y pensé que era mi prima Sofia ala cual tenia unas ganas inmensas de meterle la verga en su culo respingón.
Deje entonces que la silueta se acostara conmigo y yo me recosté de lado, fue entonces que sentí una mano recorriendo por mi pantalón y bajando hacia mi entrepierna donde sostuvo mi ya entonces erecto miembro y lo acaricio , me sentía excitado de sobremanera al sentir los pechos pegados a mis espalda mientras esas boca suspiraba en mi cuello. De pronto me dejo y se volteo, dejándome totalmente caliente a lo cual opte por realizar la misma acción , estaba tan oscuro que solo mis manos guiaron mi excitación por ese culote y esos pechos grandes y hermosos, entonces saque mi verga para frotarla en ese culote grandote a mi disposición, lo restregué cerca de 10 minutos hasta que la mano de aquella silueta tomo mi pene erecto y lo introdujo en su sexo, una concha tan húmeda como caliente la cual chorreaba jugos, fue una sensación tan rica que me recosté hacia arriba y fue entonces que la mujer se monto en mi verga , haciendo remolinos en miverga , jadeaba con una locura propia de una perra lujuriosa, tardamos 20 minutos antes de que aquella silueta comenzara a arañarme mi pecho con sus manos , teniendo su primer orgasmo.
Cuál fue mi sorpresa cuando se acerco a mí y me dijo:
-Te gusto mijo, te gusto la panocha de tu tia?-
Fue entonces que ante tal escena de calentura, salte de la colchoneta y corrí hacia mi casa despavorido y con miedo de que mi tía le contara a mis padres.
Al dia siguiente mis padres salieron a trabajar y dejaron la puerta abierta para que mi tia dispusiera de víveres u otras cosas que quisiera, claramente yo no quería verla ala cara me sentía apenado y avergonzado. Me hallaba en mi cama semidormido cuando mi tia entro sin avisar y se acerco a la puerta de mi cuarto , su mirada era lasciva y malévola, porque al verme con las sabanas con mi erección a todo lo que da ;brinco a mi cama y me destapo para que asi pudiese bajarme los shorts que tenia y comenzara a propinarme una tremenda mamada , que me hizo eyacular en su boca que me dejo desconcertado y temeroso.
Entonces sin dejar de masturbar mi pene me miro por primera vez sonrojada y con brillo en los ojos mientras me decía:
-Papi me gusto mucho tu verga, ¿Por qué me tienes miedo?-
-Porque eres mi tia , y no debí hacerle eso-
-Entonces porque lo hiciste, ¿acaso no te gusto?-
-si me gusto, pero ¿porque yo?-
-Porque eh estado ansiosa de una verga joven que me coja diariamente y tu serás en adelante mi noviecito-
-Pero no podemos-
-Mira chamaco o me coges cuando te lo diga o le digo a tus papis que me violaste y me dejaste embarazada-
Me quede helado ante su declaración y no me quedo otra mas que aceptar sus condiciones, ella sonrio ante mi respuesta, mientras bajaba su pantalón rojo ajustado, dejando su cuerpo escultural ante mi vista , entonces ; me indico que le chupara su panocha encima de su tanga negra , no tuve tiempo de responder cuando poso su enorme culote en mi cara para que la chupase.
Después de lamerle su clítoris, y que llovieran jugos en mi cara se monto nuevamente en m iverga, dándome la espalda para que pudiese admirar su enorme figura mientras me succionaba mi pene , volteo hacia mi y me dijo palabras que cambiaron mi vida.
-Voy a pervertirte chamaquito, veras lo rico que es coger con una señora-

Autor: PERVEJOCOSO

Por PERVEJOCOSO | 2013-07-08 02:22:13

Puntuacion: - Votos: 0

Regstrate y vota este relato

0 comentarios

Identifcate o Regstrate

Entra o crea una cuenta para dejar comentarios, votar relatos, usar tu avatar, tener tu propio perfil y otras ventajas mas.

Por favor introduce en el campo inferior las 4 letras y/o números de la imagen siguiente:

Actualizar captcha