Me follé a mi hija y a mi nieta Leido: 969 veces


No me resulto sorpresivo lo que veía..en cierto modo esperaba que eso sucediera..ó era eso ó recriminaciones de su parte, veía a mi hija desnuda boca arriba aguantando los embates desesperados de su hijo; mi nieto la penetraba, estaba teniendo sexo con su madre, los mire exitado..sabia porque lo hacían, el porque mi hija se acostaba con su propio hijo, era el ejemplo que yo le daba, porque yo también me acostaba con mi hija..me pregunte con cierto morbo si mi nieta; tomaría la misma desicion de su hermano y en lugar de recriminarnos el sostener una relación incestuosa a mi hja y a mi..decidiría hacer lo mismo que su hermano y acostarse conmigo, una idea que me deleito.

Mi hija se acababa de separar, tiene 38 años, es una mujer común, sencilla, tranquila, de temperamento apacible, alta y bastante gordita, pasada de peso, tiene unas enormes y pesadas tetas, un voluminoso abdomen y unas amplias y anchas caderas..una señora gruesa, no es fea, pero tampoco bonita..común en realidad, nada que la haga atractiva sexualmente para la mayoría de los hombres.
Yo nunca en la vida vi con morbo a mi hija, ni con deseo, nada de eso..siempre fuimos una familia normal, decente, como todas las demás, pero no se que paso cuando ella regreso a vivir a mi lado con sus dos hijos adolescentes, un fin de semana cuando mis nietos se fueron con su papá y nos quedamos solos mi hija y yo..platicando y tomando una copa, a los dos nos gano el sentimiento de soledad, tengo 55 años y arios ya solo..esa noche dormimos juntos, hicimos el amor durante horas, el alcohol nos des inhibía de un modo..fue la noche mas placentera de mi vida, recorrer el cuerpo desnudo de mi hija, besarla, tocarla como nunca imagine tener la oportunidad, sentirla entregarse a mi de una manera desesperada, ansiosa, ella a pesar de los años de matrimonio..parecía ingenua, incluso algo tímida e inexperta y al igual que yo, estaba muy desatendida..al otro día y con mas calma, al recapacitar sobre lo que habíamos hecho, nos prometimos olvidar el asunto, hacer de cuenta que no había sucedido nada, que solo había sido in sueño..por el bien de todos..nos disculpamos mutuamente y prometimos nunca volver a estar juntos..pero ni uno de los dos lo cumplió..esa misma noche aprovechando aun la ausencia de sus hijos, Ángeles se entrego de nueva cuenta a mi..ahora ambos en nuestro juicio, lo disfrutamos todavía mas..fue mas rico aun que la noche anterior..y cuando sus hijos de nueva cuenta se integraron a nuestras vidas..esperábamos el momento a solas para entregarnos a nuestra pasión insana, incestuosa.

Una noche..no aguante mas, éramos discretos para que nadie sospechara lo que ocurría entre ella y yo..mi hija me había dejado bien caliente y exitado, yo me sentía joven y viril de nuevo..potente como si fuera un jovencito, ellos veían una pelicula y mi hija tendía la ropa en la parte trasera de la casa, lejos de sus miradas..me acerque y la abraze por la espalda, besando y mordiendo su nuca al tiempo que una mano le sobaba con deleite la vagina gorda sobre el delgado vestido, atravez de la tela del vestido y de la pantaleta podía sentir sus gruesos y abundantes vellos púbicos bien apretados por la tela, le sobaba exitado el conejito mientras que con la otra mano bajo la tela y el brassiere le sobaba las gordas y aguadas tetotas, mi hija tiene unas tetotas enormes, dado su peso..ella gemía pero me pedía queme quedara quieto, que sus hijos podían vernos y que explicación les daríamos si nos vieran..pero yo estaba muy caliente, mi hija me tenia muy obscesionado, le restregaba contra las amplias nalgotas mi verga bien parada, bien dura, bien potente, ella nerviosa pero parando las nalgas me pedía queme calmara..pero yo no podía, el placer de lo prohibido me enardecía aun mas..la lleve tras de unas sabanas tendidas y me saque la verga, mi hija mirando nerviosa tras de mi se hinco, no necesitaba tampoco que le rogara mucho, los últimos años de matrimonio había estado demasiado desatendida tal igual que yo..que de pronto el poder tener sexo a cualquier hora y en cualquier lugar la tenían siempre bien caliente, nunca imagine que Ángeles fuera así..con su aspecto tan apacible y serio, era una fortuna que mi hija fuera tan caliente y golosa.
Sus dedos sujetaron mi verga..no es grande, es pequeña debo decirlo, apenas 15cm y delgada..pero gracias a eso mi hija cuando me la mama puede meterla por completo a su boca..también debo decir que Ángeles al igual que yo con ella, puede hacer lo que nunca hizo, por reprimida ö por falta de oportunidad..ella no solía tener mucho sexo, decía que era aburrida en la cama, de modo que por alguna razón ó quizá porque soy su padre..pero conmigo se libera y da rienda suelta a su verdadera forma de ser.
Y ahí estábamos mi hija y yo..escondiéndonos de sus hijos, hincada frente a mi..mirándome mientras yo acariciaba su cara, sus mejillas, su papada de buen tamaño, el largo cabello y ella golosa y gustosa se metía por completo mi verga dentro de su boca, los carnosos y gruesos labios oprimían mi carne, llenándola de su saliva, mis guevos rozaban su barbilla..nunca se habían tragado toda mi verga de ese modo, Ángeles tampoco había disfrutado tanto el sexo oral como ahora conmigo, era como si de pronto tanto ella como yo..fuéramos dos personas completamente diferentes, sujete de la cabeza a mi hija y moviéndome despacio le metía la verga en la boca suavemente a mi hijita linda..ella miraba a mis espaldas continuamente para ver que nadie nos sorprendiera..la emoción de ser descubiertos hizo que yo acabara pronto, hasta ese momento nunca había eyaculado en la boca ó cara de mi niña..pero ese momento era tan especial y diferente, le pedí me dejara eyacular en su cara, ella sonrió y asintió complaciente..ella dio una arcada cuando sintió dentro de su garganta el primer chorro de caliente y espeso semen que yo solté..se la saque de la boca y ella misma apretando mi verga y jalandomela dirigiéndola a su rostro entrecerrando los ojitos, dirigió los siguientes chorros de crema espesa hacia su carita..que enorme placer sentía al salpicar don mi semen caliente el rostro de mi propia hijita, que linda se veía, que rica y cachonda se veía mi Angelita con su cara salpicada de la leche de su padre..sobre sus labios cerrados, apretados exprimí el ultimo chorro de semen.,le tallaba la verga en la cara, en las mejillas, la barbilla, una gota de semen le había caído entre los enormes pechos y se deslizaba entre ellos bien rico..con voz baja me dijo que nunca había hecho eso de recibir el semen en el rostro, que era la primera vez en su vida que tragaba la leche..con un dedo limpie su cara, pero solo para metérselo en la boca, ella me miro traviesa y lo chupo, probando y saboreando mi semen..todo el semen que derrame en su cara lo limpie e hize que se lo tragara, cosa que Angelita hizo gustosa, probando por primera vez según ella la lefa..

Entramos a la casa, mis nietos seguían entretenidos viendo la TV..por eso esa misma noche y olvidando todas las precauciones, la visite en su alcoba..yo quería mas de mi hija..su recamara esta contigua a donde duermen sus hijos..ella me pidió esperar a la mañana que ellos no estarían..pero yo estaba bastante caliente, tendí en el suelo una sabana para que el ruido del colchón no los despertara..Ángeles me siguió obediente y caliente, le exitaba también tener sexo y sus hijos al lado..que rica cogida le di a mi hija, cada vez era mas placentero estar con ella, cada vez me exitaba mas su voluminoso cuerpo, que estuviera bastante gorda no le impedía tener flexibilidad y dejarse acomodar a mi antojo y dejarse tomar como yo quisiera..aunque intento apagar, ahogar sus quejidos, sus grititos..no fue lo suficiente, en ese momento no lo sabíamos, pero mis nietos escuchaban perfectamente lo que sucedía en la recamara de su madre, imaginaban lo que estaba pasando entre ella y yo..lo ocultábamos según nosotros, pero ellos ya no son unos niños..Alejandro tiene ya 18 años y Pamela 16..ya sabían ö sospechaban lo que ocurría entre su madre y yo..el trato entre nosotros era ya evidente, Ángeles me trataba como una mujer trata a un hombre, no como una hija debería ser con su padre, las miradas que nos dirigíamos y sobre todo..la nueva felicidad que demostraba Ángeles, había dejado incluso de regañarlos continuamente, habíamos cambiado mucho de la noche a la mañana y no nos habíamos dado cuenta de eso ni mi hija ni yo..habían notado que su madre ya se arreglaba al esperarme, en su piel blanca habían notado aunque ella los cubría con ropa ó maquillaje..los chupetones que yo dejaba marcados en su cuello al poseerla apasionado..

No dije nada..eso si..sentí una especie de celos al ver a otro, aunque fuera mi nieto..gozar con el cuerpo de la mujer que ya consideraba como mía..como solo mía, verlo besando y acariciando esas tetotas que yo también disfrutaba, esas piernas, ese cuerpo..pero mas celos sentí, de verla a ella, tratarlo amorosa, acariciar su cabello como acariciaba el mio, apretarlo contra ella, besarlo, tocarlo...y quejarse..quejarse profundamente del placer que recibía, de verla menearse como lo hacia conmigo, de retorcerse y gritar como conmigo, mi nieto la embestía apresurado, torpe..pero con potencia, podía ver en los gestos de ella que estaba gozando lo que ocurría..en ese momento volteo hacia mi y me sonrió, estaba exitada lo veía en sus gestos, en su expresión..no se inmuto, ni se apeno, como si fuera lo mas normal del mundo..alzo los hombros y con voz entrecortada del placer me dijo..que ya lo sabían sus hijos, que ya sabían lo que sucedía entre nosotros, que no les molestaba pues era feliz de nuevo..pero que solo hacia lo que yo...hacer feliz a su hijo como yo lo hacia con ella, mi nieto si se apeno al verme y desvío la mirada..los deje que continuaran, preso de celos..pero sabia que tenia razón..el tenia el mismo derecho que yo a disfrutar de su madre..así había actuado yo..no podía recriminarle nada..me tumbe en mi cama, imaginado lo que ellos hacían en la otra cama y pensando cada vez mas exitado..si mi nietecita, si mi linda Pamelita actuaría del mismo modo que Alejandro..y esa idea me paraba la verga.
Llego Pamela..cenamos normalmente, pero ellos intercambiaban miradas de complicidad, mi nieto tenia una cara de felicidad imposible de ocultar de modo que Pamela supo en ese momento lo que había sucedido, ellos lo habían platicado y hecho sus planes sin tomarnos en cuenta..veíamos la TV en un silencio incomodo, Alejandro y Pamela platicaban en susurros intercambiando risillas y Pamela me miraba de una manera bastante incomoda para mi.,la idea exitante de al principio de follarme a mi nieta había desaparecido..me sentía turbado e incomodo..pero ellos rompieron el silencio al decir que ya se irían a dormir...Alejandro como si nada se dirigió a la recamara de su mamá, mi hija me beso en la mejilla...era obvio que entre ellos se entendían mucho mejor..es su madre y quien los ha cuidado toda la vida..me dio las buenas noches y al oído me pidió que tratara bien a Pamela, pues para ella seria su primera vez y estaba bastante nerviosa..se levanto y al entrar en su recamara la cerro...
Pamela me miraba tímidamente, sonriéndome tierna...suspiraba, así se veía mucho mas chica de lo que es..le sonreí y la tome de la mano temblorosa..."vamos hija..es hora de ir a la cama mi amor" .... Pamelita me siguió dócil, sentía como temblaba ligeramente al contacto mio, cerré la puerta, ella me miraba tímida y nerviosa, acaricie su carita..sus labios temblaban ligeramente al mismo ritmo que sus diminutos senos subían y bajaban, los acaricie delicadamente..acaricie esas pequeñas tetitas..ella suspiraba.." tienes miedo Pamela?..quieres hacer esto mi amor?..yo..yo no estoy seguro.,eres mi nieta..digo..no es lo mismo que estar con tu madre..es..es diferente..lo que pasa entre ella y yo..ella es ya una mujer adulta y sabe lo que quiere..pero tu mi amor?..aun eres una niña..te parece bien si ..si..lo pensamos mejor mi amor?.." pero no dejaba de sobar sus tetitas, ella suspiraba y me miraba don timidez..no dijo nada, solo rodeo mi cuello con sus brazos y me ofreció su boca, sentí su aliento cálido en mi cara, me miraba de un modo extraño cuando empezó a besar mi boca de un modo delicioso, no era inexperta para besar como imagine, unto su esbelto y menudo cuerpo al mio..pude sentir su delicado sexo restregarse contra mi, la rodee de la cintura y la atraje hacia mi exitado.,era obvio que Pamela no estaba dispuesta a quedarse atrás de su hermano...esa noche la estrene, desvirge a mi nieta..y por los dos lados, mi flaquita resulto bastante precoz..inexperta, pero queriendo demostrar que era mucho mejor que su madre a pesar de su inexperiencia.,cuando la empine y la penetraba con unas ganas inmensas..le pregunte si me dejaría algún día disfrutarla por detrás, si me dejaría don el tiempo gozarla por su delicado y pequeño ano..ella volteo a verme..me dijo que yo podía hacer don ella lo que quisiera, para eso ya era mi mujer..y si era tan placentero como lo era por su vagina dolorida..que se lo hiciera igual por atrás..
Ya les contare con detalle..esa noche.

Autor: Alejandro

Por Alejandro | 2013-10-25 11:52:07

Puntuacion: - Votos: 0

Regstrate y vota este relato

0 comentarios

Identifcate o Regstrate

Entra o crea una cuenta para dejar comentarios, votar relatos, usar tu avatar, tener tu propio perfil y otras ventajas mas.

Por favor introduce en el campo inferior las 4 letras y/o números de la imagen siguiente:

Actualizar captcha